Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Seguros aéreos de Pasajeros parte 6 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




2.2.6. Elementos Esenciales del Contrato de Seguro en el Transporte de Pasajeros.



Al igual que en la contratación civil, en la mercantil hay requisitos esenciales del contrato. Debemos señalar que en materia de contratación comercial, el Código Civil suple las lagunas del Código de Comercio, por consiguiente creemos importante citar la norma que especifica los elementos esenciales que son comunes a la contratación, especialmente para nuestro estudio al contrato de seguro aéreo en el transporte de pasajeros.

El Código Civil de panamá en su artículo 1112, señala que es necesario para el nacimiento de todo contrato la concurrencia de tres elementos esencia de los mismos:

Artículo 1112.

“No hay contrato sino cuando concurran los requisitos siguientes:
1. Consentimiento de los contratantes;
2. Objeto Cierto que sea materia del contrato;
3. Causa de Ia Obligación que se Establezca”.

- Consentimiento de los contratantes:

desentire cum consiste en la concordancia de dos o mas voluntades declaradas por las partes que celebren el contrato en otro caso no hay consenso hay disenso no se llaga a forma el contrato. Teniendo en cuenta el consentimiento supone la capacidad jurídica en quien lo presta la capacidad legal exigida por ley para ejercer profesionalmente el comercio sobre todo el comercio al por menor no es la misma exigida para realizar validamente algún acto de comercio.

El consentimiento se manifiesta “por el concurso de la oferta y la aceptación”.23 es todo acuerdo de voluntades sobre un punto de interés jurídico. Dentro del Contrato de Seguro de Transporte de Pasajeros Vía Aérea o dentro de la póliza del mismo, existe la declaración de la voluntad del oferente, la compañia de seguro y la del aceptante, el pasajero, dando lugar al consentimiento, el cual le otorga vida jurídica a este contrato.
El acuerdo de voluntades tiene que ser de dos o mas personas por ser un acto jurídico bilateral o porque en todo contrato hay voluntad de las partes contratantes de tal manera que debemos distinguir el contrato en cual existen las dos partes contratantes.
El consentimiento de las partes tiene que hacerlo recaer sobre el objeto del contrato, así lo señala el artículo 1113 del código civil:

Artículo 1113:

“El consentimiento se manifiesta pro el concurso de la oferta y de demanda la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato.
La aceptación, hecho por carta no obliga al que hizo la oferta sino desde que llego a su conocimiento, en tal caso el contrato se presume celebrado en el lugar donde se hizo la oferta”.

- Objeto Cierto que sea materia del contrato:

Puede afirmarse que el objeto del contrato esta representado por las mercaderías en un concepto mas amplio o en la prestación de determinado servicio.
El objeto el contrato ha de ser cierto de tal modo que tanto uno como el otro contratante sepan sobre que se trata o versa la operación que hayan celebrado.

El objeto del contrato ha de ser licito. Según Benítez de Lugo, nos dice, “Que al estudiar la materia en el epígrafe nos referimos al objeto desde los puntos de vista jurídicos y natural teniendo presente la figura jurídica del objeto, el derecho de obligaciones como un derecho contractual si al hablar del objeto debe entenderse referido a la obligación, puesto que el objeto del contrato es la creación de las obligaciones”. Vemos que en primer término, el objeto del contrato son las obligaciones contraídas y pactadas por las partes a su vez el objeto de la obligación es lo que se debe o sea lo que las partes se obligan recíprocamente a dar o a recibir entre si.

Desde un punto de vista contractual del código civil en nuestro contrato el objeto es cosa persona o patrimonio que se asegura expuesto a un riesgo susceptible de ser cubierto e base a las prestaciones concertadas en la póliza, con lo cual indicamos la unión del objeto contractual con el objeto obligacional por lo tanto deben concurrir tres circunstancias básicas en este objeto del contrato de seguros:
- Que las persona cosa o patrimonio asegurado exista.
- Que este expuesta a peligro o riesgo razón por la cual se asegura.
- Que se trate de un riesgo asegurable.

Está comprendido en el interés asegurable lo que pudiese sufrir el riesgo, el mismo deberá ser determinado o determinable; Según el Código de Comercio en su artículo 994 establece:

Artículo 994.

“El Seguro puede tener por objeto todo interés estimable en dinero y toda clase de riesgo, no mediando prohibición expresa de Ia ley”.

La poliza cubre el riesgo, por parte de la compañia de seguro siempre y cuando pasajero, viajero o asegurado por vía aerea al ser transportado sufra algún daño, lesión personal o muerte.

- Causa:

La causa esta constituida por el propio riesgo en si que toma su cargo el asegurador, a cambio de una prima correspondiente o sea que lo constituye la doble prestación que por una y otra parte son prometida: por parte del asegurador de asumir el riesgo y la otra el pago de la prima por parte del asegurado, si el riesgo en consideración del cual el contrato ha sido concertado no existe en realidad o es imposible puedan producirse la obligaciones contraídas se encuentre sin causa, el consentimiento dado no tiene razón de ser y por ello el seguro no existiría la causa de la obligación misma es el motivo que impulsa a contraerla.

La causa de esta clase de contratos es la voluntad de obtener la realización de la prestación que ha sido prometida a cambio. Tal como lo establece el 1125 del código civil.:

Artículo 1125:

“Los contratos onerosos se entiende por causa, para cada parte contratante, la prestación o promesa de una cosa o servicio de la otra parte; En los remuneratorios el servicio o beneficio que se remunera, y en los de pura beneficencia, la mera liberalidad del bienhechor”.
De acuerdo con lo que dispone al artículo 1127 del Código Civil, la causa de los contratantes ha de ser licita y verdadera disposición que le son aplicables en toda la contratación mercantil hay que tener en cuenta que la causa no necesariamente ha de ser expresada en el contrato es lícita y verdadera mientras el deudor pruebe lo contrario.

Articulo 1127.

“La expresión de una causa falsa en los contratos darán lugar a la nulidad, si no se probase que estaban fundamentados en otra verdadera lícita”.

2.2.7. Elementos Subjetivos



Hace referencia las partes contratantes en materia de seguro aéreo, las cuáles estudiaremos a continuación:

2.2.7.1. Asegurador



Es la persona jurídica que se dedica a la explotación del negocio de seguros, constituida o inscrita de acuerdo con las leyes de la República de Panamá, y autorizada por la Superintendencia de Seguros y Reaseguros, que tenga por objeto realizar operaciones de seguros y/o finanzas.

Debe funcionar a través de una compañía de seguros, es decir se exige que el asegurador sea una corporación o sociedad con capacidad económica para asumir los riesgos y que producido el siniestro, queda obligada a realizar la prestación convenida en la póliza, responde del daño fortuito que sobrevengan al asegurado, todo mediante un precio cierto.

El tratadista Benitez de Lugo afirma que el asegurador “Es aquel que mediante un interés o premio que recibe periódicamente o de una sola vez, se obliga a responder a otra persona del daño que pueden causarle ciertos casos fortuitos, a que se encuentren expuestos sus bienes o sus personas”.24
Los elementos personales en el contrato de seguro, se consideran de mayor importancia en el aspecto económico, la figura del asegurador, cobra gran relevancia al referirse a la organización de carácter técnico, compleja y económica, que se hace necesaria para poder celebrar los contratos de seguros y asumir las obligaciones de cubrir los distintos riesgos aeronáuticos; Por esto, se requiere que el asegurador sea una persona jurídica, es decir, una empresa aseguradora con la suficiente solvencia económica para la contratación de éste seguro, al igual que cualquier otro.

Juan Saucedo Polo, Antiguo Catedrático de Derecho Mercantil, De la Universidad de Panamá, define al asegurador así: “El asegurador es la persona quien asume los riesgos. Por regla general el asegurador es una Compañía de Seguro, la cual funciona bajo la inspección y control de la Superintendencia de Seguro”.25

En este mismo sentido, Luis Benítez de Lugo, al referirse a los elementos personales, nos dice que: “… puede decirse que el primer sujeto es el asegurador, que es quien se compromete a pagar a la otra parte una indemnización convenida en caso de siniestro”.26
Guillermo, Cabanellas nos define asegurador en forma amplia: “El que, mediante un interés o premio que percibe periódicamente o de una sola vez, se obliga a responder a otra persona del daño que puede causarle ciertos casos fortuitos a que se encuentres expuestos sus bienes o su persona. El asegurador es por lo general, una empresa mercantil, una sociedad”.27

Se le llama asegurador a la persona a la persona o personas que se hallan obligadas a pagar una indemnización al producirse un siniestro. La empresa aseguradora se obliga, mediante el pago de una prima, a resarcir un daño o a pagar una suma dinero al verificarse al eventualidad prevista en el contrato así vemos que el asegurador es quien guarda la mayor responsabilidad al verificarse estos contratos.

Nuestro Criterio: conceptualizamos asegurador con fundamentó en los criterios expuestos afirmando que es la parte que en el contrato de seguro aéreo, asume el pago de la indemnización por los daños ocasionados por el siniestro a cambio de la satisfacción por parte del asegurado de la prima o precio del seguro, en la fecha convenida.

A manera de aclaración la calidad de asegurador no recae sobre una persona natural, debido a que dicha actividad es reservada para personas jurídicas. Solo podrán tener el carácter de empresas aseguradoras las que se organicen y funcionen de acuerdo a la ley de seguros.

La ley 59 de 1996 reglamenta la actividad de seguros y nos define a la aseguradora en su artículo 3, numeral 1.

Artículo 3 numeral 1:

“La persona jurídica constituida o inscrita de acuerdo con las leyes de la republica de Panamá autorizada por la Superintendencia de Seguros y Reaseguros que tenga por objeto realizar operaciones de seguro y/o de fianzas…”.

Las compañías de seguros deben estar bajo la fiscalización del Ente Regulador la Superintendencia de Seguros y Reaseguros. El artículo 14 de la ley 59 del 29 de julio de 1996 nos establece una serie de requisitos en cuanto a la autorización y constitución de entidades de seguros, cuya finalidad es lograr que las compañías de seguros puedan realizar gestiones pertinentes a su actividad.

Artículo 14.

“Ninguna empresa o entídad pública o privada que tenga por objeto realizar operaciones vinculadas de alguna manera con el negocio de seguros en o desde el país, podrá iniciar sus actividades mientras no esté debidamente autorizada por Ia Superintendencia”.

Como primer requisito tenemos que deben hacer una solicitud para operar en la actividad de seguros. Dicha solicitud deber ir dirigida a la Superintendencia de Seguros y Reaseguros. Por lo tanto debe adjuntársele los siguientes documentos:

- Poder y solicitud mediante apoderado legal.
- Borrador del pacto social en el cual debe constar nombres, objetivos, directores, dignatarios, representantes legales, domicilio, capital autorizado, emisión de las acciones nominativas, agente residente, subscriptores y demás elementos qué describan las actividades a que se dedicara la empresa solicitante. Si se tratare de compañía extranjera el documento que autoriza la constitución de la sucursal en la república de Panamá deberá estar autenticado por el funcionario diplomático o consular de Panamá en el país de origen. De estar dichos documentos escritos en idioma que no sea el español se presentaran traducidos por un intérprete público autorizado.

- Certificación de los accionistas o socios de la empresas firmadas por el secretario o tesorero de esta. Si los accionistas o socios son personas jurídicas esta certificación se extiende hasta llegar a los nombres de las personas naturales dueñas de la acciones o cuotas sociales. En caso de empresas nuevas la certificación será otorgada por el peticionario.
- La composición de la Junta Directiva con las respectivas hojas de vida y cartas de referencias.

Si se tratare de una sucursal extranjera un certificado de las respectiva autoridad del control de país de origen, donde conste la casa matriz que se encuentra debidamente constituidas en dicho país y que de conformidad con sus leyes a operado en el con entera solvencia por un mínimo de cinco años. Además deberá presentar la certificación de que ha sido debidamente autorizada para operar en una sucursal en la república de Panamá en los ramos a los que dedica a en su país de origen.

- Pólizas y planes de seguros, notas técnicas actuariales que sustenten las tarifas de todos los ramos de seguro en que operara; los valores garantizados de los seguros de vida y la descripción de los procedimientos del cálculo de la reserva matemática y cualquier otro elemento relacionado con los productos que venderá la empresa.
- El programa de reaseguro con la que la empresa solicitante inicia operaciones.
- Un estudio de factibilidad que comprenda un análisis del mercado y que proyecte los objetivos de la empresa solicitante a corto, media y largo plazo.
- Cheque certificado por la suma de Dos mil (B/.2,000.00) Balboas para sufragar los gasto de investigación del solicitante, cualquier otro requisito que establezca la ley, reglamentos o el consejo técnico.

La Superintendencia de Seguros y Reaseguros puede denegar la solicitud hechas por cualquier solicitante en base a las siguientes causas:

- Por no presentar adecuadamente los documentos exigidos en el artículo 14 (documentos señalados con anterioridad)
- Que exista infracción grave a las disposiciones legales
- Si las acciones de las aseguradoras a las obligaciones del asegurador no están garantizadas de manera completa y duradera
- Si algún hecho por parte de la compañía aseguradora que constituya delito.

Esta ley en su artículo 16 fija normas para la inversión para el capital mínimo pagado, a los depósitos de garantía y las reservas técnicas. Citamos la norma.

Artículo 16:

“A partir de la vigencia de esta ley, las empresas que soliciten autorización para operar o que estén operando como compañías de seguros, deberán constituir en efectivo un capital mínimo de dos millones (B/.2,000,000.00) de balboas. Las sucursales de compañías extranjeras también deberán consignarlo en efectivo y conforme a las disposiciones de esta ley. El Órgano Ejecutivo podrá, por previa autorización por el Consejo Técnico de Seguros revisar cada cinco (5) años el capital mínimo. El capital mínimo pagado deberá mantenerse en todo momento libre de gravámenes con el fin de garantizar debido cumplimiento de sus obligaciones”.

Las compañías de Seguros autorizadas para operar en el país con anterioridad a la vigencia de esta ley tendrán cinco (5) años para cumplir con lo dispuesto en el presente artículo en base a cuotas anuales mínimas de veinte por ciento (20%).

De manera que una vez cumplidas con todas estas estipulaciones que deben reunir las empresas aseguradoras, Compañías de Seguros, se requiere además, respecto a la contratación de seguros aeronáuticos la aprobación de la Autoridad de Aeronáutica Civil, esta es pues, la forma como a las personas jurídicas mercantiles, empresas aseguradoras, Compañías de Seguros, se les otorga la capacidad para operar en nuestra República.

2.2.7.2. Asegurado



Es la persona natural o jurídica del interés asegurable, es la persona quien traslada el riesgo al asegurador. Es quien tiene la obligación de declarar sus circunstancias para la evaluación del riesgo que asumirá el asegurador.

El asegurado es aquel que está obligado a pagar la prima y de cumplir con las cargas que le impone la ley. En el contrato de seguro en general, las partes (elementos personales) que intervienen son, la empresa aseguradora, Compañía de Seguros y la otra, el asegurado, tal como se desprende del concepto legal del contrato de seguro en general, que nos da el artículo 1483 del Código Civil anteriormente trascrito.

El profesor Dulio Arroyo conceptualiza el asegurado como : “La persona que en virtud del contrato de seguro queda libre del riesgo, esto es, las personas cuyos bienes o cuya vida, o integridad física, están expuestos al riesgos”.28

Sobre el mismo aspecto, veamos como nos define este concepto Cabanellas: “Asegurado: La persona que, mediante el pago de una cantidad denominada prima, adquiere el derecho a que otro le responda de las pérdidas y daños que se produzcan en las cosas objetos de un contrato de seguro”.29
El Dr. Juan Saucedo Polo, define específicamente el asegurado como “Lla persona quien sufre el riesgo. Para ser asegurado se requiere por una parte, capacidad general para contrata y obligarse; y por la otra, tener interés en la contratación del seguro. La capacidad: el seguro se mira como un acto de administración y así el mandatario puede asegurar los bienes del mandante”.
El seguro de cosas puede ser contratado por cuenta propia o por cuenta de otro. La persona que hace un seguro se considera que ha contratado para sí, no expresando la póliza que ha sido hecha por cuenta de un tercero.

El que contrata de esta forma, deberá dejar consignado claramente en la póliza que así lo hace, ya que de lo contrario se considera contratado el seguro para sí. De manera que al contratar un seguro en virtud de un mandato, el mandatario al asegurar los bienes de su mandante, debe establecer claramente en la póliza, que lo hace en nombre y representación de aquel, y de no hacerlo así, puede acarrear la anulación del contrato, según lo que establecen los artículos 1108 y 1110 del Código Civil.

Artículo 1108:

“Los contratos solo producen efecto entre las parte que lo otorga y sus herederos, salvo, cuando estos, el caso en que los derechos y obligaciones se proceden del contrato no sean transmisible, o por su naturaleza o por pacto, o por disposición de la ley.

Si el contrato contuviere alguna estipulación a favor de un tercero, este podrá exigir su cumplimiento, siempre que hubiese hecho saber su aceptación al obligado ante que haya sido aquella revocada”.

Para gestionar un seguro por cuenta de otro es necesario para que mismo tenga validez:

Artículo 1110:

“Ninguno puede contratar a nombre de otro sin estar por este autorizado o sin que tenga por la ley su representación legal.

El contrato celebrado a nombre de otro por quien no tenga su autorización no representación legal, será nulo, a no ser que lo ratifique la persona a cuyo nombre se otorgue antes de ser revocado por la otra parte contratante”.

El asegurado es la otra parte contratante del seguro. El asegurado o tomador adquiere un derecho frente al asegurador; Y su obligación primordial es la de pagar la prima.

En términos generales la contratación de la póliza puede ser negociada tanto por el asegurado como por un tercero, así queda establecido por el inciso primero del artículo 1003 del Código de Comercio al establecer:

Artículo 1003:

“El seguro de cosa puede ser contratado por cuenta propia o por cuenta de otro”.

En caso de que el contrato sea gestionado por un tercero, éste debe tener un interés real con respecto a la cosa asegurada, en todo caso el riesgo sobre la cosa asegurada recaerá sobre el tercero. El asegurador deberá recibir el pago de la prima otorgada por el acreedor privilegiado, el acreedor hipotecario o prendario o cualquier otra persona que tenga interés en la continuación del contrato de seguro o como asegurado en su propio interés.

Dicha situación de desprende del articulo 1005 del Código de Comercio que dice:
Artículo 1005: “Puede contratar el seguro sobre una cosa no solamente el propietario sino todo aquel que tenga sobre ella un derecho real o una responsabilidad cualquiera en la conservación de la misma”.

En el Contrato de Transporte de Carga el Seguro puede ser tomado por el propietario de la carga o por el transportista en este caso hay un tercero con interés que toma la póliza de seguro.

En todo caso se aseguran intereses desiguales, pero en otros caso se trata de intereses iguales, cuando un pluralidad de interesados se aseguran debido a que concurren las mismas circunstancias en cuanto al riesgo; Tal puede ser el caso de seguro de grupos de viajeros o los copropietarios de una nave.

En lo que respecta al seguro de vida de los pasajeros (estos asegurados por un tercero), se incluyen los riesgos de contratación entre las empresas aseguradoras y las empresas aéreas. Nuestra legislación contempla la responsabilidad del transportistas en los daños ocasionados al pasajero, garantizando la indemnización mediante la contratación de seguros de responsabilidad civil.

En la actualidad se ha desarrollado la contratación directa de un seguro de vida entre el pasajero y la empresa aseguradora. Éste seguro no tiene relación con el seguro de transporte aéreo, ya que este es obligatorio y el primero es opcional.

El asegurado esta cubierto por cualquier riesgo que ocurra de un siniestro, que sufra la muerte comprobada, o sufra lesiones personales o pérdidas de extremidades.

La concurrencia del siniestro debe ser ajena a la voluntad del asegurado. Si el asegurado es responsable por culpa grave o por dolo del accidente, el asegurador será exonerado de pagar la indemnización por daños ocurridos al asegurado; Tal como señala el artículo 1001 del Código de Comercio, artículo 156 y 166 de la ley 21 del 2003 por la cual se regula la aviación civil en Panamá.

Artículo 156

“El transportista será exonerado de responsabilidad por daños a los pasajero , equipaje de mano, equipaje o carga facturada cuando :
- El transportista pruebe que tanto el como sus dependientes tomaron las medidas necesarias para evitar los daños o que le fue imposible tomarlas.
- Si se prueba que la persona lesionada fue la productora del daño o contribuyo a el, o si se prueba que las perdidas o daños de las cosa se dieron por su propia naturaleza o vicios propios de ellas”.

El artículo 166 nos habla de excepción de responsabilidad del transportista :

Artículo 166:



- “Si el transportista prueba que la negligencia y otra acción u omisión indebida de la persona que piden indemnización de la persona de la que proviene sus derechos, causo el daño o contribuyo a el, quedara eximido total o parcial mente de su responsabilidad con respeto a la reclamante, en la medida que esta negligencia u otra acción y omisión indebida haya causado el daño o contribuido a el.”
- Cuando una persona que no sea el pasajero piden indemnización por razón de lesión o muerte de este ultimo.
- Esta disposición se le aplicara a todas las demás disposiciones de responsabilidad de esta ley”.

Las pólizas de Seguros para Pasajeros cubre los riesgos personales desde el momento que este aborda la aeronave para efectuar el viaje, hasta el momento que desborda la nave, inclusive si la aeronave ha realizado aterrizaje forzoso.
El 8 de marzo 1971, en Guatemala, por medio de protocolo se modifica el Convenio de Varsovia de 1929, introduciendo la responsabilidad del transportista la exoneración de reparar daños al pasajero, cuando la muerte o la lesión personal se debe exclusivamente al estado de salud del pasajero. Dicho convenio sirvió de base a nuestra legislación sobre la aviación nacional, al incluir dentro de la ley la responsabilidad civil del transportista por daños a pasajeros, y garantiza el derecho a indemnizar por medio de la contratación de un seguro.
En cuanto a la capacidad del asegurado es necesario que este goce de capacidad legal para contratar y de obligarse; Pero, además de ésta capacidad general, debe existir, para la validez del contrato, otra especial, cual es un interés legitimo de la operación del seguro.

La capacidad especial para asegurar, está determinada bajo el principio de quien asegura un objeto debe estar interesado en su conservación, corriendo un riesgo personal con ocasión de la cosa asegurada, ya que de otro modo se desvirtuaría la esencia del contrato de seguro, convirtiéndose en una fuente de beneficio, y que en realidad este tipo de contrato tiene como objeto únicamente repara o indemnizar perdidas o daños ocasionados al asegurado.

Nuestro Criterio:

El asegurado es aquella parte, que en el Contrato de Seguro Aéreo se obliga a pagar el precio o prima al asegurador como contraprestación para recibir a cambio la cobertura del riesgo y ser indemnizado por los daños que el siniestro le ha causado.

2.2.8. Elementos Formales



Son considerados los requisitos de forma que la ley comercial exige y que son esenciales tanto como medio probatorio y como integrante del contrato de seguro aéreo de pasajeros.

2.2.8.1. Póliza



El contrato de seguro aéreo para el transporte de pasajeros es de carácter solemne, además del consentimiento, requiere la entrega de la póliza , documento que contiene el conjunto de obligaciones y derechos que las partes contratantes asumen.

La relación jurídica entre el asegurado y asegurador descansa en el contrato de seguro.

La palabra pólìza es un vocablo de origen italiano Pólizza con el cual se señalaba a todo aquel documento probatorio que no requeria adoptar una forma solemne.

El artículo 1013 preceptúa la orden de hacer constar por escrito el contrato de seguro:

Artículo 1013:

“El contrato de seguro, para su validez, debe constar por escrito, y lo constituirá la póliza de seguro”.

Afirma Garriguez afirma que la póliza es: “El documento en que generalmente se otorga el seguro llamase póliza”.31

La escritura del contrato de seguro no es un acto solemne, sino un acto de probar la relación entre las partes. En la actualidad la modernización de los medios de comunicación hacen que en la practica el contrato de seguro se perfeccione con el consentimiento de las partes contratantes, y aún mas, la característica de estos contratos los convierten en un acto de adhesión, en la cual ni el asegurador ni el asegurado entran a negociar las cláusulas del contenido del contrato de seguro, y que se perfeccionan al aceptar el asegurado el contenido y estampar su firma para que produzca sus efectos.
La redacción por escrito tiene como finalidad dejar constancia del contrato de seguro y de sus reformas y adiciones. Lo esencial para la prueba del contrato, que esté redactado por escrito, ya que en nuestra legislación no es aceptada la confesión de existencia de un seguro tal.
En cuanto al otorgamiento del contrato hemos plateado con anterioridad, es necesario que el contrato de seguro conste por escrito. Su importancia es que dicha redacción del contrato sirve como medio de prueba de la relación jurídica entre el asegurado y asegurador, así queda establecido en el artículo 245 del código de comercio:

Artículo 245:

“Cuando la ley mercantil requiera como necesidad de forma del contrato, que conste por escrito, ninguna otra prueba de él será admisible y a falta de título escrito, el contrato se tendrá por insubsistente”.

La ley impone al asegurador la, obligación de hacer por escrito el contenido real del contrato de seguro, en donde conste claramente los derechos y obligaciones de las partes; El documento es conocido como póliza, y el asegurador lo deberá entregar al asegurado como constancia de sus relaciones. En caso de perdida o destrucción o extravío de la póliza, el asegurado podrá pedir al asegurador una copia del contrato.

En la práctica de la contratación de seguro aéreo, las empresas aseguradoras siguen ciertas uniformidades internacionales, en la cual incluyen ciertos requisitos de contenido que nuestra legislación no exige, y que en realidad son necesarias para el asegurador. El contenido de la póliza en cuanto al contenido de la póliza de seguros es el siguiente, según nuestro Código de Comercio en su artículo 1016: que transcribimos.

Artículo 1016:

“La poliza de seguro ademàs de las estipulaciones no prohibidas por la ley, enque las partes convengan, deverà necesariamente contener:
1-. El nombre de la compañía aseguradora, su nacionalidad, el domicilio y cualquier otro dato;
2-. Si en caso de que se actúa por representante las generales de este y constancia de su representación;
3-. El nombre completo del asegurado, nacionalidad, domicilio y cualquier otra circunstancia
4-. Expresión del lugar, día y hora en que se celebro el contrato;
5-. El objeto del contrato y su valor;
6-. La cantidad asegurada; y el lugar y modo de pago de ocurrir el siniestro;
7-. La prima que cobra el asegurador y el lugar de pago y modo de hacerlo
8-. El riesgo o riesgos cubiertos y el termino en que se principian o terminan
9-. Todas las circunstancias necesarias para el asegurador o el asegurado
10-. Firma de las partes contratantes o sus representantes”.

La póliza establece los limites de cobertura. Por lo tanto la cobertura es sinónimo de garantía. Es el compromiso aceptado por el asegurador, en virtud del cual se hace cargo, hasta el limite estipulado, de las consecuencias económicas derivadas de un siniestro.

Con fundamento en lo anterior, la cobertura del seguro aéreo en el transporte de pasajeros, varia en cada país, pero siempre hará énfasis en el riesgo cubierto y las pólizas que se negocian en Panamá están debidamente aprobadas por la Superintendencia de Seguros y Reaseguros. .

Nuestro Criterio:

La póliza es el documento sine qua nom, no se puede probar el vinculo que une a las partes contratantes y que establece los derechos y obligaciones que deben cumplir recíprocamente.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License