Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Biotecnología parte 4 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




4.    BIOTECNOLOGÍA MOLECULAR.


Los siguientes apartados son una muestra de algunos trabajos que se están desarrollando en investigación en el ámbito molecular.

4.1. Rhizoctonia solani.



4.1.1. Filogenia e identificación molecular del complejo de especies R. Solani.



Rhizoctonia solani es el nombre a nivel de especie de una gran variedad de hongos, definidos a nivel taxonómico con propiedades muy genéricas. Hoy en dia R. solani se divide en doce grupos [grupos de anastomosis (AG)] y alguno de estos grupos se divide en subgrupos. Cada uno de los grupos se considera actualmente como una especie diferente. Las secuencias rDNA-ITS son una buena herramienta para el estudio de la filogenia del complejo de especies R. Solani.
Se ha estudiado la filogenia del complejo AG 2 (utilizando para ello las secuencias rDNA-ITS de sesenta y dos aislados), este estudio permitió la correlación de entidades filogenéticas con subgrupos dentro de AG 2 y con patrones de patogenicidad y origen geográfico. También, y basándose en las secuencias de las regiones ITS, se diseñaron cebadores que permiten la identificación rápida por PCR de este grupo de patógenos de diferentes plantas. Bajo condiciones óptimas de PCR, se han amplificado específicamente aislados de AG 2, de cada uno de los subgrupos, AG 2-1, AG 2-2 y AG 2-3, y el tipo ecológico AG 2-t, amplificandose tanto DNA extraído de micelio crecido en cultivo puro como DNA extraído de plantas infectadas con R. solani AG 2.

4.1.2. Genética básica de R. solani.



Se ha estudiado la genética de varios de los AGs mediante el análisis de la formación de micelio aéreo algonoso (”tuft”) heterocarionte en la zona de contacto entre aislados monospóricos homocariontes. Se ha visto que AG 1 es heterocarionte y bipolar. Para clarificar los mecanismos de incompatibilidad genética, se han estudiado simultáneamente la compatibilidad sexual y la vegetativa para aislados de AG 1, y se ha demostrado que son dos mecanismos distintos que operan de manera independiente. Tambien se ha aplicado AFLPs al estudio de T. cucumeris AG 1, generandose marcadores que segregaban entre la progenie del parental y que demostraron que el micelio aéreo formado al aparear homocariontes de distinto tipo sexual era un verdadero heterocarionte reconstituído, y no solo una mezcla de hifas homocariontes. Mediante dicha técnica también se generaron marcadores relacionados con el tipo sexual, que se utilizarán para futuros estudios destinados a profundizar en el conocimiento de los genes de tipo sexual de T. cucumeris.

4.1.3. Utilización de Rhizoctonia binucleada para control biológico.



En muestreos realizados cultivos de azafrán en Castilla-La Mancha encontramos Rhizoctonia spp. capaces de proteger algunos cultivos del ataque de otros hongos y bacterias patógenos. Obtuvimos 11 aislados diferentes que una vez caracterizados a nivel taxonómico por métodos microscópicos y moleculares resultaron ser Rhizoctonia binucleada. Los aislados binucleados pertenecen al género Ceratobasidium (no al género Thanatephorus como son los aislados de R. solani). Para situar nuestros aislados entre los aislados tipo de cada especie, se realizó un análisis filogenético basado en el alineamiento de secuencias de rDNA-ITS de los aislados con las secuencias de 9 aislados de Ceratobasidium cornigerum (la especie más parecida) y con 4 de Ceratorrhiza cerealis procedentes de colecciones, así como con los aislados patrón de los grupos de anastomosis de Rhizoctonia binucleada y con aislados de Rhizoctonia solani AG 2 algunos de los cuales son patógenos de plantas con bulbo. Los resultados de estos estudios nos permiten proponer que nuestros aislados binucleados constituyen una nueva especie no descrita con anterioridad.

4.2. Bases moleculares de la expresión génica, tropismo, virulencia y protección en coronavirus.



Los coronavirus son virus con un genoma RNA de 28.5 kb, de cadena sencilla y polaridad positiva, que causan infecciones en mucosas respiratorias y entéricas con alto impacto en salud animal.

4.2.1. Expresión génica en coronavirus.



Para el estudio de la biología molecular del virus se está construyendo un cDNA que codifique un RNA viral infectivo. Como etapas intermedias se han aislado genomas defectivos del virus que son replicados en trans con alta eficiencia por un virus complementador (minigenoma) o que tienen la información para autorreplicarse (replicón). Se están estudiando las secuencias mínimas necesarias para la replicación de estos minigenomas, las secuencias que regulan la transcripción (TRS) y las señales de empaquetamiento del genoma viral.

4.2.2. Desarrollo de vectores basados en minigenomas defectivos derivados de coronavirus para la expresión específica de tejido.



Se ha obtenido una nueva familia de vectores basados en minigenomas defectivos de coronavirus. La estructura de estos genomas se ha determinado y se ha clonado un cDNA a partir del cual se han rescatado minigenomas RNA virales sintéticos. Estos genomas se han modificado para la expresión de genes heterólogos y se han encapsidado con la ayuda de virus complementadores. Se han desarrollado tres sistemas de expresión. El primero es dependiente de un virus complementador y consta de dos componentes: un minigenoma en el que se clona el gen heterólogo y el virus complementador. El segundo prescinde del virus infectivo para mayor seguridad biológica y consta de un replicón RNA y células empaquetadoras. El tercero consta de un virus atenuado en el que se introduce por recombinación dirigida el gen heterólogo.
Los tres sistemas de expresión se están utilizando en el estudio de la función de los genes virales y para obtener un sistema de expresión específico de tejido de interés en el diseño de vacunas y en terapia génica Estos vectores se están utilizando para la expresión de antígenos o moléculas interferentes, tales como anticuerpos recombinantes, para proporcionar protección en superficies mucosas frente a infecciones por virus.

4.2.3. Estudio de las bases moleculares del tropismo y virulencia en coronavirus relacionados con el VGPT.



Previamente hemos demostrado que el tropismo del VGPT depende del reconocimiento de la glicoproteína S del virus y que hay dos requerimientos para que la infección tenga lugar: la interacción del virus con el receptor celular (aminopeptidasa N) y un segundo factor, posiblemente la interacción con un co-receptor que interacciona con un dominio de la proteína S situado en torno al aminoácido 219. El cambio de un único aminoácido en la proteína S es responsable de la pérdida del tropismo entérico del VGPT, tal como se ha demostrado caracterizando genética y fenotípicamente una colección de recombinantes del VGPT. Ello ha permitido la modificación del tropismo de los sistemas de expresión por ingeniería genética. Actualmente, estamos trabajando en el cambio de la especificidad de especie de los coronavirus.

4.2.4. Estudio de la estructura antigénica y arquitectura del VGPT y la interferencia con el ensamblamiento del virus.



Se ha definido la estructura antigénica del VGPT y se ha correlacionado con su estructura física. Se ha demostrado la existencia de una cápsida interna que envuelve a la nucleocápsida helicoidal, lo que ha supuesto un cambio notable en la concepción de la estructura de los coronavirus. En la actualidad se está estudiando la estructura de la nucleocápsida y la interferencia con su ensamblamiento, mediante la obtención de mutantes dominantes negativos.

4.2.5. Obtención de animales transgénicos que proporcionan resistencia a infecciones por coronavirus.



Se han obtenido animales transgénicos que expresan en la leche durante la lactancia anticuerpos monoclonales recombinantes que neutralizan al VGPT. Anticuerpos quiméricos con isotipos IgG o IgA porcino se expresaron bajo el control de los promotores de proteínas abundantes en la leche, tales como la proteína ácida de la leche (WAP) o la ?-lactoglobulina (BLG), respectivamente. La expresión del transgén fue dependiente del sitio de integración e independiente del número de copias integradas. Los niveles de expresión se aumentaron de cien a mil veces por la co - integración de los módulos de expresión con secuencias de unión a la matriz proteica nuclear (secuencias mar) o DNAs genómicos del gen BLG. Los animales transgénicos obtenidos produjeron en la leche títulos de anticuerpos recombinantes superiores a 106, que pueden ser suficientes para proteger a la progenie frente a infecciones por el VGPT mediante la lactancia. En la actualidad estamos interesados en el desarrollo de animales transgénicos como modelo experimental para el estudio de vectores de expresión utilizables en animales de granja y en el hombre.

4.3. Transcripcion y replicacion del RNA del virus de la gripe.



Se ha estudiado la funcionalidad de mutantes de deleción de la proteína NS1 respecto de su localización intracelular, su capacidad de unión a RNA, su capacidad para retener mRNA en el núcleo y para inducir la traducción de mRNAs virales. Los resultados obtenidos muestran que la mitad N-terminal de la proteína es suficiente para obtener un fenotipo silvestre. Por otra parte, mediante experimentos de co-inmunoprecipitación se ha demostrado que la proteína NS1 se asocia a las ribonucleoproteínas virales en la célula infectada. Todas las subunidades de la polimerasa y la NP se encuentran asociadas a NS1. Respecto de los RNAs virales, tanto el vRNA genómico como los mRNAs se asocian a la proteína NS1.

4.3.1. Interacción de la proteína NS1 con factores celulares.



Las interacciones de la proteína NS1 con factores celulares han sido estudiadas por dos aproximaciones experimentales: Rastreo genético mediante el sistema del doble híbrido en levadura y coinmunoprecipitación.
El primer abordaje ha dado lugar a la identificación de la proteína humana homologa de Staufen de D. melanogaster (hStaufen). Esta proteína se asocia a NS1, medido por ensayo de doble híbrido, por co-localización en células co-transfectadas y por co-inmunoprecipitación a partir de células infectadas por el virus (R.M. Marión y A.M. Falcón, resultados no publicados). El cDNA de hStaufen ha sido clonado a partir de una genoteca en ? y secuenciado. La proteín hStaufen contiene 4 dominios de unión a dsRNA, homólogos a los presentes en la proteína dStaufen y, de hecho, une dsRNA con gran afinidad, tal y como se ha determinado usando proteína purificada a partir de E. coli. En células humanas en cultivo hStaufen se localiza en el retículo endoplásmico y se asocia a polisomas (Marión y cols, en prensa), mientras que en neuronas se localiza en dendritas, pero no en axones (Kiebler y cols., en prensa).
Mediante experimentos de co-inmunoprecipitación se ha detectado la interacción de NS1 con el factor eIF4G, componente del factor de iniciación eIF4F. Esta interacción es específica, ya que no tiene lugar con el factor eIF4E, y se puede detectar usando proteínas purificadas (T. Aragón y cols, resultados no publicados).

4.3.2. Mapeo de las interacciones en el complejo de la polimerasa del virus de la gripe.



Resultados anteriores de nuestro grupo permitieron localizar los dominios de interacción entre las subunidades de la polimerasa viral. Más recientemente se ha delimitado con mayor precisión el dominio de la proteína PA que se une a la proteína PB1 (amino ácidos 464-716) y se ha puesto a punto un ensayo de interacción in vitro con las proteínas purificadas (Y. Fernández, resultados no publicados).
Por otro lado, se ha estudiado la interacción de la subunidad PB1 con el vRNA genómico del virus mediante ensayos de interacción in vitro con sondas marcadas y ensayo Northwestern. Los resultados indican que la unión es específica y tiene una constante de disociación del orden de 1 x 10-8M. Se han identificado dos dominios de interacción, localizados en el extremo N-terminal y en la región C-terminal de la proteína y se ha determinado que PB1 reconoce primordialmente la secuencia 5′-terminal del vRNA, aunque tiene mayor afinidad por la estructura “panhandle” 5′+3′ (González y Ortín, en prensa).

4.3.3. Análisis funcional de la subunidad PA de la polimerasa viral.


La subunidad PA de la polimerasa induce actividad proteolítica cuando se expresa a partir de cDNA. Mediante estudios de marcaje in vivo e in vitro, así como por análisis electroforético bidimensional, se ha determinado que la subunidad PA de la polimerasa está fosforilada. Esta fosforilación tiene lugar en resíduos de serina/treonina y podría ser relevante para la actividad de la polimerasa.


4.3.4. Reconstitución de ribonucleoproteínas activas del virus Thogoto.



El virus Thogoto es un miembro de los Ortomixovirus que infecta garrapatas. Dado que se encuentra evolutivamente alejado de los virus de la gripe, se ha usado como término de referencia en nuestros estudios de la replicación y transcripción viral. Para ello, se han usado los cDNAs de los genes correspondientes a la nucleoproteína y las tres subunidades de la polimerasa para co-expresar dichas proteínas, junto con un RNA viral modelo que contiene el gen CAT en orientación negativa enmarcado por los extremos de los RNAs virales. Así se ha conseguido rescatar RNPs virales activas que son capaces de expresar actividad CAT. Usando este sistema se ha podido demostrar un elevado grado de especificidad en los sistemas replicativos de los virus de la gripe A, B y virus Thogoto, intercambiando los RNAs genómicos por una parte o bien cada una de las proteínas integrantes de la RNP.

4.4. Biología molecular de Birnavirus.



El virus de la bursitis infecciosa del pollo (infectious bursal disease virus, IBDV) es el agente causal de una enfermedad, caracterizada por la inmunosupresión de las aves afectadas, de gran repercusión económica para la industria avícola. El IBDV es el miembro prototipo del género avibirnaviridae perteneciente a la familia Birnaviridae que agrupa a virus cuyos genomas constituidos por dos moléculas de RNA bicatenario. Nuestro trabajo se centra en el estudio de la biología molecular del virus y el desarrollo de nuevas estrategias para el control de esta y otras enfermedades virales.
Obtención de cápsidas vacías de IBDV. Los viriones de IBDV tienen un diametro aproximado de 60 nm, poseen simetría icosaedrica (T=13) y carecen de envuelta. Las proteínas que conforman la cápsida (preVP2, VP2, y VP3) se generan mediante procesamiento proteolítico de una poliproteína de 106 kDa codificada por el segmento A del genoma viral. El cDNA correspondiente a la región de la poliproteína fue clonado mediante RT-PCR e insertado en diferentes vectores plasmídicos, a partir de los que se han obtenido recombinantes tanto de virus vacunal como de baculovirus. El trabajo realizado con los virus recombinantes nos ha permitido desarrollar una metodología para la obtención de cápsidas vacías (VLPs) de IBDV. Los resultados obtenidos demuestran que la inmunización con VLPs induce una protección total frente a la infección experimental con cepas virulentas de IBDV. Estos resultados abren una nueva vía para el desarrollo de vacunas y sistemas de diagnóstico para el control de la enfermedad.

El desarrollo de sistemas de expresión capaces de producir VLPs de IBDV ha abierto la posibilidad de estudiar a nivel molecular la morfogénesis del virus. La utilización de mutantes de la poliproteína viral, generados mediante mutagenesis dirigida, nos ha permitido determinar con exactitud los sitios de procesamiento proteolítico. Una estrategia similar está siendo utlizada para caracterizar funcionalmente la proteasa viral (VP4). Hemos demostrado que la incorporación de la RNA polimerasa viral (VP1) a la cápsida se produce mediante su interacción con la proteína VP3 y no requiere la presencia del genoma viral. Actualmente, se está trabajando en la localización y caracterización de los dominios de interacción de ambas proteínas. El análisis comparativo de la estructura tridimensional de los viriones, cápsidas vacías y cápsidas conteniendo la polimerasa viral, obtenidas mediante crío-microscopía electrónica, nos permitirá determinar la topología de los diferentes elementos estructurales del virión. Utlizando una aproximación similar, hemos comenzado la caracterización estructural del virus de la necrosis pancreática infecciosa, otro miembro de la familia Birnaviridae que infecta a una gran variedad de peces.

Se está trabajando en el desarrollo sistemas para la obtención de pseudoviriones de IBDV con genomas quiméricos, no infectivos, capaces de dirigir la expresión de genes heterólogos en células susceptibles a la infección con el virus. La estrategia experimental se basa en el empleo de vectores que expresan la poliproteína y la RNA polimerasa viral en conjunción con vectores que permiten la obtención de RNAs estructuralmente similares a los RNAs de polaridad positiva producidos mediante transcripción del genoma viral. Además de las posibles aplicaciónes biotecnológicas de los pseudovirones, confiamos en que este proyecto nos permita obtener un modelo experimental para estudiar aspectos fundamentales de la biología de IBDV como la transcripción, traducción, y encapsidación del genoma viral.

5.    ALIMENTOS TRANSGÉNICOS.



5.1. Aplicaciones para ingredientes y procesamiento de alimentos.



Además de la manipulación genética de alimentos animales y vegetales enteros, se pueden diseñar microorganismos con el objeto de mejorar la eficiencia de las fermentaciones y de otros procesos básicamente enzimáticos, y así producir ingredientes alimenticios naturales. Los métodos biotécnicos pueden producir materiales alimenticios con mejor valor nutricional, características funcionales, estabilidad en anaquel y/o características sensoriales; técnicas de procesamiento más eficientes; técnicas analíticas más sensibles para control de calidad y seguridad en los alimentos; y técnicas de bioremediación que conviertan los subproductos en combustible, productos químicos u otros materiales que se tengan alguna utilidad.
Se ha empleado la ingeniería genética con microbios a fin de producir aminoácidos para la síntesis del aspartame. Por otra parte, las células vegetales que crecen en los fermentadores pueden producir sabores tales como la vainilla, reduciendo la necesidad de extraer los compuestos de las vainas de vainilla. El procesamiento de alimentos se ha visto beneficiado de la quimosina que se produce con métodos biotécnicos (cuajo) y que se utiliza en la elaboración de queso; la alpha amilasa, que se utiliza en la producción de jarabe de maíz alto en fructosa y la cerveza seca, así como la lactasa, que se agrega a la leche con el objeto de reducir el contenido de lactosa en aquellas personas que tienen intolerancia a esta sustancia. La FDA ha afirmado el estatus GRAS (Generalmente Reconocido como Seguro) de la alpha amilasa y la quimosina que producen microorganismos genéticamente modificados, permitiendo así su utilización como sustitutos de las fuentes convencionales de estas enzimas para la elaboración de hidrólisis de almidón y queso. Las enzimas que se obtienen a través de la ingeniería genética son más fáciles de producir que las enzimas que se aíslan de sus fuentes originales y son preferibles a las sustancias químicamente sintetizadas, puesto que no crean subproductos ni sabores atípicos en los alimentos.

5.2. Aplicaciones para la seguridad de los alimentos. 



La biotecnología ofrece técnicas efectivas a fin de solucionar las preocupaciones del consumidor en lo referente a la contaminación microbiana de los alimentos. Los métodos biotécnicos se pueden emplear con el objeto de reducir el tiempo necesario para detectar patógenos, toxinas y contaminantes químicos que puedan estar presentes en los alimentos, así como para incrementar la sensibilidad de detección. Las enzimas, anticuerpos y microorganismos que se producen utilizando las técnicas de rDNA también se emplean para monitorear la producción de alimentos y los sistemas de procesamiento, con el fin de lograr un mayor control de la calidad. A nivel experimental se están usando sondas microbianas y biosensores con base en contenido de trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés) como indicadores de contaminación bacteriana. Se están investigando biosensores para detectar enfermedades en animales, alteraciones en la calidad del producto o abuso de temperatura. Estos desarrollos ofrecen el potencial de reducir el costo y de mejorar la seguridad del abasto de alimentos en forma oportuna.

5.3. Aspectos bioéticos y jurídicos de la utilización de alimentos transgénicos.



¿Cuál es la perspectiva bioética de la producción y utilización de los alimentos transgénicos? En el contexto bioético hay que tener en cuenta dos aspectos: el sanitario y el ecológico.


5.3.1. Punto de vista sanitario.



Desde el punto de vista sanitario puede existir un riesgo teórico que supone que el gen que da resistencia a los antibióticos beta-lactámicos (ampicilina) pase a bacterias del tracto intestinal humano directa o indirectamente vía bacterias del tracto intestinal de los animales que se alimenten con el maíz transgénico no procesado. ¿Justificaría ese riesgo potencial con una probabilidad prácticamente nula la prohibición del maíz transgénico con el gen Bt de Bacillus thuringiensis ?. Posiblemente no. Por otro lado, nunca se ha demostrado que un gen consumido por boca haya sido transmitido a una bacteria del tracto intestinal.
Otro aspecto sanitario es el de la aparición de alergias insospechadas por el consumo de alimentos transgénicos. Por ejemplo, se han citado casos de alergia producidas por soja transgénica manipulada con genes de la nuez de Brasil o de fresas resistentes a las heladas por llevar incorporado un gen de pescado (un pez que vive en aguas árticas a bajas temperaturas). En este segundo supuesto, las personas alérgicas al pescado podrían sufrir una crisis alérgica al ingerir las fresas transgénicas.
Las situaciones anteriormente descritas justificarían la petición hecha por organizaciones de consumidores y ecologistas de que los productos elaborados con plantas transgénicas lleven la etiqueta correspondiente (ver Benoit Browaeys, 1997). Y, en efecto, lo consiguieron : el 15 de Mayo de 1997 entró en vigor el Reglamento CE nº 298/97 “sobre nuevos alimentos y nuevos ingredientes alimentarios” aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea el 27 de Enero de 1997. En el Art. 1.2 la normativa dice que el Reglamento se aplicará, entre otros, a:
- “alimentos e ingredientes alimentarios que contengan organismos modificados genéticamente con arreglo a la Directiva 90/220/CEE, o que consistan en dichos organismos” ;
- “alimentos e ingredientes alimentarios producidos a partir de organismos modificados genéticamente, pero que no los contengan”.

Aquí es importante aclarar que, según la Directiva 90/220/CEE, el término “organismo modificado genéticamente” (OMG) implica “un organismo cuyo material genético ha sido modificado de una manera que no acaece en el apareamiento y/o recombinación naturales”. En los términos de esta definición, la modificación genética se entiende producida al menos por el uso de técnicas como : 1) la obtención de moléculas de ADN recombinante mediante la utilización de vectores, 2) la incorporación directa en un organismo de ADN extraño, incluyendo las técnicas de microinyección, macroinyección y microencapsulación, 3) técnicas de fusión o hibridación celular, incluyendo la fusión de protoplastos. Se excluyen, en cambio, de forma explícita otras técnicas como son la fecundación in vitro, la conjugación, transducción y transformación bacterianas y la inducción de poliploides.

Más adelante, en el Artículo 8.1 indica los requisitos específicos suplementarios en materia de etiquetado para información del consumidor sobre:
- a) “las características o propiedades alimentarias (composición, valor o efecto nutritivo, uso al que se destina) en cuanto hagan que un nuevo alimento o ingrediente alimentario deje de ser equivalente a un alimento o ingrediente alimentario existente… En este caso, el etiquetado deberá llevar la mención de estas características o propiedades modificadas junto con la indicación del método por el cual se haya obtenido esta característica o propiedad” ;
- b) “la presencia en el nuevo alimento o ingrediente alimentario de materias que no estén presentes en un producto alimenticio equivalente existente y que puedan tener consecuencias para la salud de determinados grupos de población”, como sería el caso de alergias originadas por los productos derivados de la presencia del gen transferido, tal como se señalaba anteriormente ;
- c) “la presencia en el nuevo alimento de materias que no están presentes en el producto alimenticio equivalente existente y que planteen una reserva de carácter ético”, como podría ser el caso de una planta transgénica que llevara algún gen animal (por ejemplo, cerdo) ;
- d) “la presencia de un organismo modificado genéticamente mediante técnicas de modificación genética”.
Aunque en un principio este Reglamento consideraba (Art. 1.2.) fuera de su aplicación a los productos derivados de la soja y maíz transgénicos, cuya comercialización había sido autorizada con anterioridad, sin embargo el 26 de mayo de 1998 se aprobó el Reglamento (CE) Nº 1139/98 del Consejo por el que se exige el etiquetado de los alimentos e ingredientes alimentarios fabricados, total o parcialmente, a partir de maiz y de semillas de soja modificados genéticamente. Dicho Reglamento entró en vigor a los 90 días de su publicación en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas (3 de junio de 1998). A la vista de los considerandos incluidos en el Reglamento se deduce que la normativa aprobada puede presentar muchos problemas técnicos a la hora de su aplicación.

En cualquier caso, puede suceder que -a no ser por razones alérgicas o de tipo ético, incluyendo una postura ecologista antitransgénica visceral- los consumidores reaccionen ante el etiquetado transgénico igual que los fumadores que compran las cajetillas de tabaco donde se anuncia claramente que el fumar perjudica seriamente la salud ; es decir, que no hagan ni caso a la advertencia.
En relación con el aspecto de la salud humana es importante poner de manifiesto que desde 1990 organizaciones como la FAO, la OMS y la FDA norteamericana vienen evaluando con rigor los pros y los contras de los alimentos transgénicos y no se han opuesto a su utilización.
El 11 de Agosto de 1998, los medios de comunicación difundían la noticia de que, en una experimentación llevada a cabo en el Instituto Rowett (Aberdeen, Escocia) por el grupo de investigación dirigido por el Dr. Arpad Purtaiz, parecía haberse demostrado que al alimentar ratas durante 110 días (equivalentes a 10 años en la especie humana) con patatas transgénicas portadoras de un gen de otra especie vegetal (judía) se reducía su ritmo de crecimiento y se dañaba su sistema inmunológico. Unos días más tarde, la dirección del Instituto anunciaba medidas contra el mencionado investigador por haber causado de manera imprudente la alarma social antes de haber sido constatadas científicamente sus conclusiones, ya que ni siquiera había sido sometido su trabajo a la revisión crítica de una revista científica. Con posterioridad la prensa (New Scientist/El Mundo) difundió la noticia de que el Instituto Rowett, en una declaración oficial, lamentaba “haber proporcionado información falsa sobre un tema que preocupa tanto al público como a la comunidad científica”. El Doctor Purtaiz, de 65 años, fue suspendido y obligado a jubilarse. De cualquier forma, el daño ya estaba hecho. Una vez más, se pone de manifiesto la necesidad de mantener en todo momento un comportamiento ético.

5.4. Legislación Comunitaria.



- Directiva del Consejo (90/219/CEE), de 23 de Abril de 1990, relativa a la utilización confinada de microorganismos modificados genéticamente
- Directiva del Consejo (90/220/CEE), de 23 de Abril de 1990, sobre la liberación intencional en el medio ambiente de organismos modificados genéticamente
- Reglamento (CE) Nº 258/97 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Enero de 1997, sobre nuevos alimentos y nuevos ingredientes alimentarios
- Directiva del Consejo (Posición Común, aprobada el 26 de Febrero de 1998) relativa a la protección jurídica de las invenciones biotecnológicas (pendiente de aprobación por el Parlamento)
- Reglamento (CE) Nº 1139/98, aprobado el 26 de Mayo de 1998, relativo a la indicación obligatoria, en el etiquetado de determinados productos alimenticios fabricados a partir de organismos modificados genéticamente, de información distinta de la prevista en la Directiva 79/112/CEE (se refiere a la obligación de etiquetado de la soja y el maíz transgénicos).


5.5. Legislación Española.



Ley 15/1994, de 3 de Junio, “por la que se establece el régimen jurídico de la utilización confinada, liberación voluntaria y comercialización de organismos modificados genéticamente, a fin de prevenir los riesgos para la salud humana y el medio ambiente”
El Real Decreto 951/1997, de 20 de Junio, por el que se aprueba el Reglamento General para el Desarrollo y Ejecución de la Ley 15/1994, de 3 de Junio, supone la actualización y puesta en obra de la normativa comunitaria y, además, crea la Comisión Nacional de Bioseguridad, como órgano colegiado de carácter consultivo adscrito al Ministerio de Medio Ambiente.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License