Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Contaminación por nitratos en las aguas subterráneas parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Distribución del agua subterránea. Acuíferos. Mineralización. Riego



1.    INTRODUCCION



En las ultimas décadas la agricultura, ha experimentado un avance espectacular con la aplicación de nuevas tecnologías, fertilizantes, productos fitosanitarios, semillas híbridas, nuevas técnicas de cultivo, etc. La combinación de todos estos recursos entre otros muchos, han logrado elevar las producciones y el nivel de vida del agricultor aceptablemente.
A medida que los años pasan, los efectos de algunas practicas agrícolas, van dejándose sentir en el medio ambiente, sobre todo en las zonas de cultivo. De sobra son conocidos, los efectos del empleo de muchos productos químicos, para tratamientos fitosanitarios.
Actualmente hay un tipo de contaminación, que ha empezado ha cobrar una alta importancia, es el caso de “la contaminación de aguas por nitrato”. Los excesos de abonado con abonos nitrogenados, y su posterior arrastre, por las aguas de lluvia o riegos, están provocando concentraciones, elevadas de nitratos, en aguas superficiales y subterráneas.
Las aguas con dosis de nitrato altas, puede alterar la salud del ser humano, si son consumidas por este. Otro efecto es el alto crecimiento de las plantas acuáticas, que habitan en aguas, con elevadas dosis de nitrato. Este crecimiento se puede considerar perjudicial, ya que las plantas se pudren y consumen el oxigeno, causando la muerte de los peces, entre otros efectos que ya veremos.
Preocupado por el estado de la calidad de nuestras aguas dulces, el Ministerio de Obras Publicas emprende a principios de la década de 1960 una serie de análisis fisico-quimicos y bacteriológicos en un numero de estaciones de muestreo dispersas por todo el territorio nacional. Estos análisis comienzan a ser publicados anualmente en 1973 en unos volúmenes editados por el propio Ministerio. En la actualidad el numero de estaciones consideradas alcanza las 1000. Aunque los primeros trabajos, en los que se habla de altas dosis de nitratos en aguas subterráneas, datan de principios de los 80.
Prueba de la seriedad del problema, son las normas elaboradas por el Consejo de la Comunidad Europea, en el 91 donde en relación con el tema se dictan una serie de buenas practicas agrícolas, y normas preventivas con el fin de reducir el incremento del nitrato en aguas. Recientemente el Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero sobre la protección de las aguas contra la contaminación producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias, establece una serie de programas y medidas para empezar a frenar la contaminación.

Como apoyo al conocimiento, del problema, numerosas instituciones,  además del M.O.P.T., como son el Instituto Tecnológico Geo-Minero de España, Algunas diputaciones, Universidades, entre otros suman una larga lista de trabajos o estudios en determinadas zonas.
Quizás uno de los factores de mas transcendencia en este tipo de contaminación, es desconocimiento por parte de los sectores implicados directamente y la población en general sobre el problema, lo cual deberá ser tomado muy en cuenta a la hora de elaborar los programas de prevención.
La actual normativa, pone de manifiesto que este es un campo en el cual se va a trabajar intensamente a partir de ahora, ya que debido a la multitud de factores que intervienen en esta situación, hacen necesario la participación de distintos organismos y técnicos de diversos campos, con el fin de profundizar los conocimientos sobre el tema, así como elaborar nuevas practicas agrarias beneficiosas y sistemas de depuración de aguas.
Las concentraciones elevadas de nitratos en las aguas subterráneas, afectan en gran medida a buena parte de la población, ya que en numerosos núcleos urbanos, estas son utilizadas como fuente de agua potable para consumo domestico. La autoridades sanitarias consideran tolerable un nivel de nitratos no superior a 50 mg/l.
Independientemente de los posibles efectos directos sobre la población, las altas concentraciones de nitratos en las aguas subterráneas en España constituye una grave amenaza a la integridad de nuestro patrimonio hídrico, principalmente por su carácter acumulativo.

2.    FUENTES DE CONTAMINACIÓN



Las principales fuentes de contaminación de las aguas superficiales y subterráneas por nitratos, son la agricultura, ganadería, aguas residuales urbanas e industriales, no estando así clasificándolas por ningún orden de importancia a la hora de evaluar sus secuelas en la naturaleza. En raras ocasiones el nitrato puede proceder de los minerales del suelo.
Debemos de tener dos conceptos claros para entender mejor el tema:
Lixiviación: La lixiviación o lavado del nitrato es el arrastre del mismo por el agua del suelo que percola mas abajo de la zona radicular. Este proceso es el que produce la contaminación de las aguas subterráneas por nitrato, ya que, en general, una vez que deja de estar al alcance de las raíces, continua su movimiento descendente hacia los acuíferos sin apenas ninguna transformación química o biológica.
Arrastre por escorrentia: La escorrentia del agua en los suelos agrícolas es el flujo del agua sobre la superficie del suelo, de modo que no se infiltra en el campo, sino que fluye normalmente hacia terrenos mas bajos o cursos de superficiales de agua. Se produce como consecuencia de lluvias o riegos excesivos y puede arrastrar cantidades variables de N. En general, estas perdidas de N del suelo son pequeñas, excepto cuando la escorrentia se produce poco después de un abonado nitrogenado.
Para la mejor compresión de este punto, será necesario hacer una distinción, según su origen y distribución espacial, que nos permitirá claramente distinguir los distintos casos, a la hora de evaluar las fuentes de contaminación:


2.1    FOCOS PUNTUALES



2.2    FOCOS  NO PUNTUALES O DIFUSOS



2.1    Puntuales:

el foco de contaminación esta muy localizado afectando a una zona concreta, y son fáciles de identificar. La contaminación de origen puntual se genera frecuentemente en vertidos urbanos o industriales. Los vertidos de aguas residuales urbanas, tienen una media aproximada de 12-15 grs/persona/día de nitrógeno.
En las plantas depuradoras de aguas residuales urbanas o industriales se produce la transformación del nitrógeno orgánico o amoniacal en nitratos.
Estas aguas se vierten para su dilución en la mayoría de los casos, en curso de agua superficiales o zonas costeras. Es por ello que este tipo de contaminación afecta principalmente a ríos, lagos, embalses y aguas próximas a la costa en zonas marinas. Este tipo de contaminación afecta mas a las aguas superficiales, no obstante en ocasiones pueden verse afectadas  las subterráneas donde la conexión hidráulica facilite la contaminación.
En localidades pequeñas y núcleos aislados, estos vertidos se realizan
directamente a los cauces, son los vertidos no controlados.
Como foco puntual, se debe señalar también las instalaciones de ganado estabulado, que también son amplios productores de residuos orgánicos, con altas concentraciones de nitrógeno.
En este tipo de focos las medidas preventivas y correctoras, aunque no siempre posibles no son tan complejas, como lo pueden ser en los focos difusos, entre los que se encuentra la agricultura.

2.2    Fuentes no puntuales o difusos:

este tipo se caracteriza por una parte por los numerosos puntos de entrada en el terreno, además de la dificultad de localización precisa que presentan, a la hora de su evaluación.
La agricultura de regadío es la fuente potencial de este tipo, el empleo de grandes dosis de abonado, excesiva en muchos casos y los grandes volúmenes de agua, que facilitan el lixiviado del nitrato, favorecen ampliamente el aumento en nitratos de las aguas cercanas.
En este caso, la dificultad de control aumenta notablemente, como veremos mas adelante en el presente trabajo, ya que controlar las dosis de abonado que utiliza el agricultor es poco posible. Conviene tener en cuenta muchos factores además, como son el tipo de riego, tipo de suelo, cultivos, clima, etc. ( Servicio Geologico 1991 )

3.    NITRATO Y SALUD



Como consecuencia de los métodos actuales de aplicación de abonos en Europa se consumen productos vegetales con exceso de algunos elementos ( especialmente fósforo y potasio ) y defecto de otros ( magnesio, calcio, sodio ). Estas modificaciones en la composición de los alimentos
( tanto de origen vegetal como de origen animal ) influyen sobre la salud del hombre. El progreso de ciertas enfermedades, tales como cáncer, caries dental, trastornos endocrinos, cardiopatias, etc., parece que tienen como causa principal una alimentación desequilibrada. Por tanto podríamos decir que la salud del hombre depende en cierto modo del suelo, debido a la influencia que este ejerce sobre la calidad de los alimentos.
En el caso de los nitratos, las fuentes principales de nitrato en el hombre son vegetales, conservantes y agua. En cada caso el aporte relativo varia sensiblemente. En estudios llevados a cabo en Estados Unidos se ha estimado que la cantidad media diaria ingerida, incluida todas las fuentes, es de 100 mg, en los que el agua representa menos del 1 % del total. La fuente principal ( 86 % ) son vegetales, y la segunda en importancia carnes con conservantes ( 9 % ). Independientemente de la variabilidad de estas cifras en función de una serie de circunstancias, parece evidente que la dieta es el factor clave en la ingestión de nitratos y nitritos, si además de los vegetales, se consume agua con un alto nivel de nitratos, la ingestión de estos aumenta considerablemente.

No obstante para adultos, en condiciones normales, la proporción correspondiente a alimentos es mucho mas alta que la correspondiente al agua. Así en dietas bajas en vegetales y carnes curadas la ingestión de ambos compuestos será muy reducida.
En algunas cosechas los niveles de nitrato pueden alcanzar hasta los 100 mg/kg. Algunas hortalizas, tales como coles, lechugas y espinacas, contienen altos niveles de nitrato aunque solo pequeñas cantidades de nitrito.
El metabolismo de los nitratos ingeridos por el hombre no esta totalmente claro; sin embargo, parece probado que tanto nitratos como nitritos se absorben rápidamente por el organismo. La reducción de nitrato a nitrito ocurre en la saliva y en otras partes del organismo incluyendo el estomago. La intensidad de esta transformación es inversamente proporcional a la acidez del medio.
En los lactantes, en los que la acidez del estomago es normalmente muy baja, se favorece la proliferación de bacterias que reducen el nitrato a nitrito. En determinadas circunstancias, se puede producir una alteración conocida como metahemoglobinemia, originada por la reacción del nitrito con la hemoglobina de la sangre, con formación de hierro ferroso y generación de metahemoglobina, que imposibilita el transporte de oxigeno, pudiendo dar lugar a un proceso de consecuencias fatales.

El contenido normal de metahemoglobina en el hombre esta comprendido entre 1 y 2 %. Un nivel superior al 3 % se considera como metahemoglobinemia. Se observa, no obstante una elevación consistente de la concentración de metahemoglobina en mujeres embarazadas a partir de la 14ª semana.
La primera manifestación clínica del proceso  es la cianosis, que se presenta cuando la metahemoglobina alcanza el 10 % de la hemoglobina total. Concentraciones entre el 30 % y el  40 % dan lugar a signos de anoxia
( cefalea, astenia, disnea, taquicardia y vómitos ), pudiéndose producir un coma con cifras superiores al 40 % . (Servicio Geológico 1991)
También existen estudios que parecen indicar que los nitratos tienen una relación directa con la anemia, decrecimientos del contenido en vitamina A en el hígado. Además los nitratos y nitritos participan en la formación de compuestos carcinogenos con relación en el cáncer de estomago. (Grabek 1993 )
La susceptibilidad de los lactantes a los nitratos ha sido atribuida a la ingestión de dosis elevadas en relación con el peso del cuerpo, a la presencia de bacterias reductoras del nitrato en el estomago y a la mayor facilidad de oxidación de la hemoglobina fetal, característica de los primeros meses de la vida del niño. La presencia de coliformes acelera la conversión de nitratos a nitritos debido a la evaporación.
La causa mas común de esta dolencia infantil es el alto contenido de nitratos en el agua utilizada en los biberones. El hervir este agua puede exacerbar el problema al aumentar la concentración de nitratos debido a la evaporación.
En España, los casos documentados de metahemoglobina son muy escasos. Cabe destacar el brote, iniciado en julio de 1980, que afecto a nueve lactantes catalanes, con la aparición de cianosis en tres de ellos. El análisis del agua del pozo que ocasiono la contaminación de los lactantes dio como resultado 76 mg/l de nitratos.  Al sustituir dicha agua por otra embotellada cuyo contenido era de 3 mg/l, desapareció la cianosis en todos los casos al cabo de 24-72 h.

En Polonia un estudio destinado a evaluar la concentración de nitratos en algunos productos alimenticios, y muestras de agua potable recogidas en la región de Krakow, a la vez que se comparaban con los casos aparecidos de metahemoglobinemia.
Entre los años 91-93, 91 muestras de comida, 288 muestras de agua de grifo, y 399 muestras de pozos en el campo de Kradow, fueron analizados para determinar las concentraciones de nitratos.
En las muestras de comida y agua de grifo no se encontraron concentraciones elevadas de nitratos en la mayoría de los casos. No obstante en el agua de los pozos se encontró un elevado porcentaje de muestras con elevados niveles de nitratos, que excedían el nivel permitido por la ley sanitaria.
En el Hospital Materno Provincial durante los recientes 14 años, 8 niños fueron tratados de un diagnostico de metahemoglobinemia, todos los caos estaban conectados con la contaminación del agua.

En el centro de información toxicología, de este pais durante los últimos 14 años ha sido consultados 239 casos de metahemoglobinemia, de los cuales el 90 % correspondían a niños pequeños intoxicados a causa de la contaminación ambiental.
En Berkeley,  Estados Unidos, este año, se ha estado relizando pruebas con hámsters, ratas, conejos y demás animales para determinar la relación entre el consumo elevado de nitratos y la relación con procesos carcinogenicos, pero los resultados no son muy esclarecedores en este campo.
En los casos de intoxicación, por agua el cambio de la fuente de abastecimiento de agua, es la medida mas eficaz. En aguas de abastecimiento que han sido sometidas a cloración, los niveles de nitratos son prácticamente inapreciables. Los niveles altos en aguas de abastecimiento se encuentran generalmente en fuentes de mala calidad.
( Lutynski 1996 )

4.    ACTUAL LEGISLACIÓN SOBRE EL PROBLEMA REAL DECRETO 261/1996, DE 16 DE FEBRERO SOBRE PROTECCIÓN DE LAS AGUAS CONTRA LA CONTAMINACIÓN PRODUCIDA POR LOS
NITRATOS PROCEDENTES DE FUENTES AGRARIAS.



La contaminación de las aguas causada, en determinadas circunstancias, por la producción agrícola intensiva es un fenómeno cada vez mas acusado que se manifiesta, especialmente, en un aumento de la concentración de nitratos en la aguas superficiales y subterráneas, así como la eutrofización de los embalses, estuarios y aguas litorales.
De hecho, entre las fuentes difusas que contribuyen a la contaminación de las aguas, la mas importante actualmente es la aplicación excesiva o inadecuada de los fertilizantes nitrogenados en la agricultura.
Para paliar este problema, la directiva 91/676/CEE de 12 diciembre relativa a la protección de las aguas, contra la contaminación agrícola, impone a los Estados miembros la obligación de identificar las aguas que se hallen afectadas por la contaminación por los nitratos de esta procedencia, cuyas concentraciones deberán ser vigiladas en una serie de estaciones de muestreo.
Por otra parte, establece criterios para designar como zonas vulnerables, aquellas superficies territoriales cuyo drenaje da lugar a la contaminación por nitratos. Una vez determinadas tales zonas, se deberán realizar y poner en funcionamiento, programas de actuación, coordinados con técnicas agrícolas, con la finalidad de eliminar o minimizar los efectos de los nitratos sobre las aguas. Por ultimo, la Directiva establece la obligación de emitir periódicamente informes de situación sobre este tipo de contaminación.
Asimismo, el Reglamento (CEE) 2078/92, del Consejo, de 30 de junio, ha establecido las normas sobre los métodos de producción agraria compatibles con las exigencias de protección del medio ambiente y la conservación del espacio natural. Para aplicar las medidas contenidas en el mismo se han dictado los Reales Decretos 51/1995, de enero, por el que se establece un régimen de medidas horizontales para
fomentar dichos métodos; 632/1995, de 21 de abril, por el que se establece un régimen de medidas a aplicar en las zonas de influencia de los parques nacionales y de otras zonas sensibles de especial protección, para fomentar el empleo de dichos métodos, y 928/1995, de 9 de junio, por el que se establece un régimen de fomento del uso, en determinados humedales, de dichos métodos.
Mediante el presente Real Decreto se incorpora a nuestro ordenamiento la Directiva 91/676/CEE, de conformidad con las competencias atribuidas al Estado por el articulo 149.1.13ª., 22ª. y 23ª. de la Constitución, en materia de planificación general de la economía, legislación sobre recursos hidráulicas cuando las aguas discurran por mas de una Comunidad Autónoma y de legislación básica sobre protección del medio ambiente,  respectivamente.
En la elaboración del presente Real Decreto se ha consultado a las Comunidades Autónomas y a los sectores afectados.
En su virtud, a propuesta de los Ministros de Obras Publicas, Transportes y Medio ambiente, y de Agricultura, Pesca y Alimentación, de acuerdo con el Consejo de Estado, y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 16 de febrero de 1996.

DISPONGO:



4.1    ARTICULO 1.



Objetivo.


El presente Real Decreto tiene por objeto establecer las medidas necesarias para prevenir y corregir la contaminación de las aguas, continentales y litorales, causadas por los nitratos de origen agrario.


4.2    ARTICULO 2.



Definiciones.



Nota: ” Como en la anterior normativa, sobre el tema, aprobada por la directiva del Consejo Europeo y publicada en el Diario Oficial de las comunidades Europeas, se incluye una lista en el articulo 2. donde
se definen los términos técnicos o procesos, que se citan en los siguientes artículos”. Dicho punto no será desarrollado aquí, ya que en el presente trabajo se incluye un glosario al final donde se encontraran estos términos, además del resto de los empleados en el trabajo.

4.3    ARTICULO 3.      



Aguas afectadas por la contaminación por nitratos.



1./    El Ministerio de Obras Publicas, Transportes y Medio Ambiente, en el caso de aguas continentales de cuencas hidrograficas que excedan del ámbito territorial de una Comunidad Autónoma, y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas, en el resto de los casos determinaran las masas de agua que se encuentran afectadas por la contaminación, o en riesgo, de estarlo, por aportación de nitratos de origen agrario.

2./    Dicha determinación se efectuara sobre aquellas masas de agua que se encuentren en las circunstancias que se indican a continuación:

a)  Aguas superficiales que presenten, o puedan llegar a presentar si no se actúa de conformidad con lo establecido en el articulo 6 de la presente disposición, una concentración de nitratos superior a los limites fijados en el anexo numero 1 del Reglamento de la Administración Publica del agua y de la Planificación y de la Planificación Hidrológica, aprobado por Real Decreto 1541/1994, de 8 de julio.
b)  Aguas subterráneas cuya concentración de nitratos sea superior a 50 mg/l. o pueda llegar a superar este limite si no se actúa de conformidad con el articulo 6.
c)  Embalses, lagos naturales, charcas, estuarios y aguas litorales que se encuentren en estado eutrofico o puedan eutrofizarse en un futuro próximo si no se actúa de conformidad al articulo 6.

3/    Al valorar las situaciones indicadas en el apartado anterior también deberán tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

a)  Características limnologicas de los ecosistemas acuáticos y factores ambientales de las cuencas alimentadoras y, en especial, las emisiones puntuales de nitrógeno, tales como vertidos de aguas residuales y su contribución al contenido de nitratos en las aguas.
b)  Conocimiento cientifico actual sobre el comportamiento de los compuestos nitrogenados en los medios acuático, atmosférico, edafico y litológico.
c)  Conocimientos actuales sobre las posibles repercusiones de las medidas previstas en el articulo 6 de este Real Decreto.

4/    Cuando la determinación de las aguas afectadas por la contaminación haya sido llevada a cabo por el M.O.P.T. y el de Medio Ambiente, este le pondrá en conocimiento de los órganos competentes de las Comunidades Autónomas territorialmente afectadas, a efectos de la declaración de zonas vulnerables y la consiguiente elaboración de lo programas de actuación, de acuerdo con lo establecido en los artículos 4 y 6.

4.4    ARTICULO 4.



Zonas vulnerables.



1/    En el plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor de este Real Decreto, los órganos competentes de las Comunidades Autónomas designaran como zonas vulnerables en sus respectivos ámbitos, aquellas superficies territoriales cuya escorrentía o filtración afecte o pueda afectar a la contaminación por nitratos de las aguas contempladas en el articulo anterior.

2/    Las zonas designadas como vulnerables deberán ser examinadas y, en su caso, modificadas o ampliadas por los órganos competentes de las Comunidades Autónomas, en un plazo adecuado y como mínimo cada cuatro años a fin de tener en cuenta los cambios o factores que no hubiesen sido previstos en el momento de su designación.

3/    En el plazo de cinco meses a partir de la designación, los órganos competentes de las Comunidades Autónomas pondrán en conocimiento de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente y Vivienda del M.O.P.T. y Medio Ambiente la relación de las zonas vulnerables designadas, para su comunicación a la comisión Europea. Asimismo, en idéntico plazo y con los mismos efectos, comunicaran, en sus caso, las zonas modificadas o ampliadas.

4/    Cuando las aguas indicadas en el articulo anterior estén afectadas por la contaminación por nitratos de origen agrario procedente de otro
Estado miembro, el M.O.P.T. y  Medio Ambiente, previa notificación efectuada, en su caso, por los órganos competentes de las comunidades Autónomas, lo pondrá en conocimiento de dicho Estado y de la Comisión Europea, a través del cauce correspondiente, a fin de facilitar la actuación concertada entre los Estados miembros afectados y en su caso, con la Comisión Europea, para determinar las fuentes causantes de la contaminación y las medidas que deban tomarse para proteger las aguas afectadas.

4.5    ARTICULO 5.   



Códigos de buenas practicas agrarias.



1/    Los órganos competentes de las Comunidades Autónomas elaboraran, de acuerdo con las determinaciones que se especifican en el anejo 1 y en plazo máximo de seis meses desde la entrada en vigor del presente Real Decreto, uno o varios códigos de buenas practicas agrarias, que los agricultores podrán poner en practica de forma voluntaria, con la finalidad de reducir la contaminación producida por los nitratos de origen agrario. Asimismo, si lo estiman conveniente,  podrán elaborar programas de fomento de la puesta en practica de los códigos de buenas practicas agrarias, que incluirán la formación e información a los agricultores.

2/    Las Comunidades Autónomas remitirán los códigos de buenas practicas agrarias que hayan elaborado al Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, a los efectos de su comunicación a la Comisión Europea, a través del cauce correspondiente.

4.6    ARTICULO 6.   



Programas de actuación.



1/    En las zonas designadas como vulnerables, los órganos competentes de las Comunidades Autónomas establecerán programas de actuación con objeto de prevenir y reducir la contaminación causada por los nitratos de origen agrario. Estos programas de actuación serán elaborados en el plazo de dos años a partir de la designación inicial de zonas vulnerables, o de un año a partir de cada ampliación o modificación complementaria, y se llevaran a la practica durante los cuatro años siguientes a su elaboración.

2/    Se podrán establecer programas de actuación diferentes para distintas zonas vulnerables o partes de estas cuando esta solución sea mas apropiada.

3/    Los programas de actuación habrán de tener en cuenta la información científica de que se disponga en especial, en lo que se refiere a las aportaciones de nitrógeno de origen agrario o de otras fuentes, así como las condiciones medioambientales existentes o previsibles en las zonas afectadas.

4/    Los programas de actuación se revisaran, al menos, cada cuatro años, y se modificaran, si fuera necesario, para incluir en ellos aquellas medidas adicionales que se consideren oportunas a la vista del grado de cumplimiento que, con respecto a la finalidad enunciada en el articulo 1 de este Real Decreto, se haya alcanzado mediante la aplicación de las medidas indicadas en el anejo 2. Para adoptar estas medidas adicionales se tendrá en cuenta su eficacia y su comparación con otras posibles medidas de prevención.

5/    Los órganos competentes de las Comunidades Autónomas aportaran el contenido de los programas de actuación en el procedimiento de elaboración de los planes hidrológicos de cuenca, de conformidad con lo establecido en los artículos 95 y  100.3 del Real Decreto Reglamento de la Administración Publica de Agua y de la Planificación Hidrológica.

6/    Los órganos competentes de las Comunidades Autónomas enviaran a la Secretaria de Estado de Medio Ambiente y Vivienda los programas de actuación elaborados o modificados, a efectos de su comunicación a la Comisión Europea, a través del cauce correspondiente

4.7    ARTICULO 7.



Medidas a incorporar en los programas  de actuación.



1/    Los programas de actuación deberán contener con carácter obligatorio, al menos, las medidas que se indican en el anejo 2.
Asimismo, los programas de actuación incluirán las medidas incorporadas en los códigos de buenas practicas agrarias elaborados por las respectivas Comunidades Autónomas.

2/    Las medidas indicadas en el apartado anterior deberán evitar que la cantidad de estiércol aplicada al terreno cada año incluyendo la de los propios animales existentes en cada explotación o unidad ganadera, exceda de las cantidades especificadas por hectárea establecidas en el anejo 3 de esta disposición.
Los órganos competentes de las Comunidades autónomas informaran a la secretaria de Estado de Medio Ambiente y Vivienda sobre la forma en que estén aplicando lo establecido en este apartado, a efectos de su comunicación a la comisión Europea, a través del cauce correspondiente.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License