Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Evolución especie humana parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




3. RESUMEN DEL TEMA 2 ( La paradoja humana)



3.1 EL INVENTO



La adaptación del Homo habilis a los ecosistemas despejados y herbosos, las sabanas, no sólo supone un cambio de hábitat, también uno de nicho ecológico, es decir, del papel que la especie juega en la cadena de la vida. Por primera vez la carne y las grasas animales pasaron a formar una parte importante en la dieta de los homínidos.
Tal mudanza de nicho ecológico no parece suponer una modificación esencial en la morfología del Homo habilis, que permaneció muy semejante a los australopitecos. A pesar de todo, hay ligeros cambios en la cabeza, con una cara un poco más pequeña y un cerebro algo más grande.
El aumento de tamaño del cerebro puede tener que ver con la nueva forma de vida. El cerebro ampliado otorgaría al Homo habilis una capacidad adicional para almacenar en el interior de la cabeza la cartografía de un territorio muy amplio, es decir, para hacer detallados mapas mentales y para interpretar las huellas de los animales y otros signos. También para entender los ritmos de la vida y de la tierra, los cambios de las estaciones entre ellos, para adelantarse acontecimientos (previsibles) del mundo natural y planificar a más largo plazo. Si todo esto fuera cierto nos encontraríamos ante un cambio muy significativo. Es muy verosímil ya que los grupos sociales se hicieran más amplios, integrados, cooperativos, y que el incremento de materia gris responda a un aumento de complejidad social.

El primatólogo Robin Dunbar ha estudiado el tamaño del cerebro y de sus partes constituyentes de los primates. Después de muchas hipótesis se quedó con dos: ¿ el tamaño del cerebro se relaciona sólo con el nicho ecológico o, más bien, con el tamaño y complejidad del grupo social? El resultado final es que existe una asociación muy estrecha entre la complejidad social de un primate y el tamaño de su neocórtex, y que no existe ninguna variable ecológica que haga aumentar el tamaño del neocórtex. El neocórtex representa en los humanos la mayor parte del cerebro.
El aumento del neocórtex del Homo habilis sería un fenómeno social. Dado que el incremento del neocórtex afecta a las funciones mentales de asociación y capacidad de análisis habría servido a los primeros Homo habilis para desenvolverse tanto en un medio social muy rico como para ocupar uno totalmente nuevo. Su complejidad social podía ser la clave de su éxito ecológico, y del nuestro posterior.

Por último, se produce un gran invento. Las innovaciones morfológicas que hemos considerado hasta ahora son producto de la evolución, un resultado entre la mutación y la recombinación. Pero ahora la novedad procede de la mente, y por eso se puede considerar el primer invento: la piedra tallada. Los primeros artefactos líticos se han recogido en Gona ( región Hadar, País del Afar “Etiopía”), cuentan con unos 2′5 millones de años de antigüedad. El primer fósil humano asociado a artefactos comprende la parte inferior de la cara ( el maxilar) con el paladar y algunos dientes de 2′33 millones de años, encontrado por el equipo de Donald Johanson en la región de Hadar, el fósil es sin duda de un Homo, pero la atribución a la especie Homo habilis. Los arqueólogos se refieren a esta industria como Olduvayense, o de Modo Técnico I. Se ha dicho que los instrumentos producidos por el Homo habilis eran “instrumentos biológicos”. Sin embargo, desde que los caninos empezaron a reducirse en el Ardipithecus ramidus, los homínidos no disponen de buenas herramientas naturales, por eso, los instrumentos de piedra realmente representaron la llave, o una de ellas, para abrir una nueva despensa.

Es cierto que los chimpancés son capaces de utilizar instrumentos naturales cuidadosamente seleccionados ( y no son los únicos), e incluso los modifican ligeramente para adaptarlos a la función deseada. Sin embargo, no son lo bastante diestros como para confeccionarlas ni tampoco tienen mucha puntería ya que cuando quieren intimidar a alguien arrojan palos u otras cosas de una manera bastante torpe.
Sin embargo, los australopitecos tenían la capacidad mental y biomecánica para confeccionar instrumentos aunque no se han encontrado quizás porque no los necesitasen. Por eso pienso que, pese a lo espectacular de la aparición de los primeros artefactos, no reflejan un salto mental tan trascendental como se ha pensado. Esta manera de tallar no parece reflejar la existencia de un modelo ideal de instrumento, que se impone a la piedra como si se tratase de una plantilla mental, sino que simplemente se pretende la obtención de un filo: se busca un atributo y no una forma. Ésta es la razón de que quizá deba calificar al Homo habilis sólo de “casi humano”, ya que su aparición representa en la evolución humana un paso más importante en lo ecológico y en lo social que en lo cognitivo.

Ninguno de los animales que utilizan instrumentos exhiben semejantes dosis de previsión, y más bien se preocupan de conseguir un instrumento sólo cuando tienen la necesidad de usarlo. Además, nunca van muy lejos a por él, sino que buscan a su alrededor materiales. Si finalmente se probara que los primeros homínidos no se limitaban a producir un filo sino que mantenían largo tiempo en su cabeza la idea de conseguir la piedra, entonces quedaría demostrada la existencia de comportamiento tecnológico consciente más allá de lo conocido jamás en ninguna especie actual no humana.
Una característica del comportamiento de los animales es que sus acciones van encaminadas a conseguir objetivos inmediatos.
Son unos comportamientos totalmente instintivos y por lo tanto preprogramados, y en modo alguno indican perseverancia en la persecución de un objetivo al que se ha llegado como resultado de una toma de decisión. En el caso de los primeros homínidos, si se demostrase que las piedras eran acarreadas desde que se ponían en marcha o, más aún, que los utensilios eran preparados con anticipación, aún estaría más firmemente convencido de su capacidad de planificación, que los homínidos sabían lo que querían hacer. ¿Cómo podría demostrarse tal cosa? En caso de que se encontrasen muchos huesos de herbívoros con marcas de corte o machacados, y en cambio ninguna piedra tallada en los yacimientos, a causa de la escasez de materia prima, que no los abandonaban después de usarlos y se los llevaban consigo.

CONCLUSIÓN:



Mi conclusión sobre este texto me lleva a saber que si una especie cambia de hábitat también cambia su forma de vida y la dieta, no es necesario que cambien morfológicamente; en todo esto estoy muy de acuerdo con el autor.
En el texto dice que el aumento del tamaño del cerebro puede tener que ver con la nueva forma de vida, eso pasó y es cierto, pero sólo porque tenían que adaptarse y hacer funcionar más el cerebro, pero actualmente esto no pasa ya que el cerebro está en su máximo potencial y capacidad.
Aquí dice que el desenvolupamiento del cerebro fue un cambio muy significativo.
La complejidad social de un primate y el tamaño de su neocórtex van relacionados entre sí, ya que creo que un ser se va formando con su propio ambiente y su nicho.

Se produce el primer invento fruto de la evolución; se dice que es el primer invento porque procede de la mente pero yo no estoy de acuerdo con esto, ya que los inventos creados por alguna especie han debido de utilizar siempre el cerebro. Los chimpancés y otros animales son capaces de utilizar instrumentos naturales por sólo necesidad, y no por su capacidad mental. Hace 2′5 millones de años ya se podía encontrar señales que nos hacían comprender que el cerebro había actuado de forma directa, por ejemplo una señal clara fue cuándo las piedras escaseaban los hombres iban en busca de ellas a otros lugares, esto reafirma la capacidad de recordar y tener una mayor capacidad craneal que se mantenían durante un largo tiempo en su cabeza, en este caso la idea de conseguir piedra; esto se llamaría comportamiento tecnológico y nos hace diferentes ya que los animales hacen sus acciones sólo para conseguir un objetivo inmediato.
Todo este comportamiento de programar un objetivo es el resultado de tomar una decisión.
En definitiva, se ha introducido el pensamiento en una especie y eso hace que esa especie se vaya formando cada vez de una forma más humana.

3.2 EL PRIMER HUMANO



Los fósiles más conocidos de Homo ergaster, la siguiente rama del cladograma de la figura 4, son dos cráneos y un esqueleto casi entero procedentes de la cuenca del Lago Turkana en Kenia. El cráneo más completo tiene una edad de unos 1′8 millones de años, y los otros dos fósiles una antigüedad de 1′6.
De ser cierta, el rango cronológico de la especie Homo ergaster se extendería entre algo menos de 2 millones de años y aproximadamente 1 millón de años. Su distribución geográfica podría haber sido muy amplia. Nos encontraríamos ante un homínido identificado tanto en el este de África como en el sur del continente.

La mayoría de los fósiles del Homo habilis tienen 1′8-1′9 millones de años, aunque el rango cronológico de la especie se puede extender hasta los 2′33 millones del fósil de Hadar y de otros restos aún menos completos procedentes de río Omo.
El Homo ergaster era muy diferente de todos los homínidos anteriores en muchos sentidos importantes. Para empezar su cuerpo había cambiado adquiriendo una talla y unas proporciones semejantes a las nuestras, y bien diferentes de las de los australopitecos y primeros Homo.
Por otro lado, se produjo un aumento importante del volumen encefálico en Homo ergaster, alcanzando los cráneos mejor conservados dos valores de 804 cc, 850 cc y 900 cc este crecimiento del cerebro en Homo ergaster se produce al mismo tiempo que un incremento del tamaño y peso corporal, por lo que en términos relativos no representa un avance demasiado grande con respecto al Homo habilis.

CONCLUSIÓN:



Para hacer mi conclusión de este texto me oriento gracias al cladograma de la figura 4, ya que aquí podemos identificar los fósiles de las diferentes especies.
Con este texto hay diferentes puntos de vista: el primer punto de vista nos enseña a saber quien fue el humano siempre dependiendo de los autores, el segundo punto de vista nos indica que una especie no tiene porque coincidir con la extinción de una y en eso estoy totalmente de acuerdo ya que pueden aparecer mientras otras aún estén sobreviviendo.
Cuando la especie desciende y la antecesora está en un mismo hábitat pueden convivir juntas ya que tienen muchas cosas en común y se entienden mucho más, pero también puede pasar al contrario, entonces como muy bien dice en el texto la antecesora desaparecería ya que es más antigua y tiene menos recursos.

En conclusión de esta pequeña explicación diré que el primer humano surgió en África. En este texto se expone que si una especie aumenta su tamaño corporal cabe esperar que también lo hagan todos los órganos del cuerpo incluido el cerebro pero yo creo que puede aumentar la capacidad de este mismo pero no el grado de inteligencia, yo planteo al explicar esto, la siguiente pregunta: ¿ Una persona más alta es más inteligente que otra más baja?

3.3 LOS BIFACES



Hace 1′6 millones de años aparece en África un tipo nuevo de instrumentos de piedra ( ahora sí son instrumentos porque los objetos a los que me voy a referir sin duda fueron confeccionados para ser utilizados como herramientas). Se trata de los bifaces, unos utensilios de gran formato tallados por las dos caras con una perfección y simetría evidentes pueden ser de varios tipos: hachas de piedra, hendedores o picos.

Por su cronología, se piensa que los bifaces fueron fabricados por el Homo ergaster. Para entender correctamente la diferencia que existe entre la evolución biológica y los cambios culturales, es importante destacar el hecho de que los primeros fósiles de Homo ergaster  pertenecen al ciclo tecnológico del Modo I. La invención y extensión del Modo II no representa un cambio biológico hacía una mayor inteligencia en otras palabras hace 1′5 millones de años algunos Homo ergaster utilizaban una tecnología más elaborada que sus antepasados o que los miembros de otras poblaciones de la misma especie.
Se ha demostrado que existe una relacion muy estrecha entre el conjunto de los primates entre la duración del ciclo vital,es decir:de los diferentes periodos de la vida,y el tamaño del cerebro.

CONCLUSIÓN:



En África se encontró un nuevo tipo de instrumento y ahora ya se denomina por instrumento ya que fueron confeccionados para ser utilizados como herramientas.
Según Marcel Ote son todos los efectos sin excluir que además de ser funcional también tiene una función estética; esto ya está hecho por una mente más elaborada.
Es muy cierto lo que nos expone este texto, ya que una industria muy compleja no es compatible con una mente muy simple ya que un ser humano con poca inteligencia no puede hacer un invento revolucionario.

En una parte de la novela de Julio Verne se lee: En cuanto al microcéfalo, del que se quiere hacer un tipo intermedio entre el hombre y el mono, pero yo creo que esto no existe porque las especies no son intermedias.
El Homo ergaster es diferente a las otras criaturas por su asombrosa inteligencia, capacidad de reflexión y plena conciencia de sí mismos en todos sus actos, y es lo que pasa pero en mayor grado ahora con los humanos y los demás criaturas vivientes.
Y en hecho muy importante es lo que hace menos de 2 millones de años sucedió, en lo que consiste la evolución humana pasó de ser un fenómeno localizado en un único continente sino que se fue expandiendo.

3.4 LA RAMA CORTADA


Antes de salir del continente-cuna hay una rama muy notable de la evolución humana: la de los parántropos. Estos eran unos homínidos corporalmente muy parecidos a los australopitecos, hasta el punto de que muchos los incluyen dentro de ellos; también son superficialmente similares al Homo habilis, que por lo que sabemos hasta ahora no representaba ninguna novedad en cuanto a la forma del cuerpo. En cambio los parántropos experimentaron una especialización muy notable en su aparato masticador, que desarrollo extraordinariamente para poder procesar grandes cantidades de productos vegetales duros y fibrosos, muchos muy abrasivos. Las especies de parántropos posteriores son el Paranthropus boisei, ( también esteafricano), y el Paranthropus robustus, encontrado en algunas cuevas sudafricanas ( Swartkans, Kromdrai y Drimolen).

Una duda es donde injertar a los parántropos en el árbol de los homínidos. La mayoría de los autores la entroncan a la altura del Australopithecus afarensis, que sería un antepasado común de los parántropos y los humanos. El otro antepasado que tiene que ver con las dos ramas  puede ser la del Australophitecus anamensis, una especie muy semejante ( a decir verdad, y por lo que sabemos, el Australophitecus ofarensis y el Australophitecus anamensis son también dos especies muy parecidas entre sí).

CONCLUSIÓN:



Básicamente mi conclusión se basa en la aparición de una rama evolutiva descendiente directa del Australophitecus afarensis y del Australophitecus anamensis, hablamos de los parántropos. Desarrollaron un aparato masticador gracias a un cambio climático que les hizo adaptarse de forma directa.

3.5 EL POBLAMIENTO DE ASIA



Hasta llegar aquí ha sido una historia exclusivamente africana, como la de los gorilas y chimpancés. El Ardipithecus ramidus, los australopitecos y el Homo habilis nunca conocieron otros paisajes ( ni otros animales y plantas) que los que se dan en las cálidas tierras del continente que ha sido nuestro primer hogar. Para ello, la evolución le ha dotado en las herramientas que precisa, y no solo en su morfología, sino también en su fisiología, y en su comportamiento. Hay especies que son poco tolerantes a los cambios de su ambiente; viven siempre en condiciones muy estables, en una especie de burbuja ecológica que constituye todo su mundo.
Otras especies animales son ecológicamente más flexibles, más tolerantes a las variaciones en las condiciones del ambiente, tanto del medio físico, como en el medio biológico. Estas especies tienen áreas de distribución geográfica mucho más amplias. Hay mamíferos que se han adaptado a vivir todo el tiempo en el mar, y otros que pasan toda su vida en el aire.

Los homínidos que hemos tratado antes del Homo ergaster pertenecen sin excepción al tipo de las especies de hábitat restringido. Unos homínidos, los primeros vivieron en el bosque, y otros posteriores en la sabana, aunque unos y otros lo hicieran en África. Pero llegar, hasta los confines de Asia supone un gran cambio ecológico, y colonizar Europa uno aún mayor. Para adaptarse a las nuevas y variadas situaciones ecológicas que los humanos encontraron fuera de África no se produjeron modificaciones morfológicas ni fisiológicas espectaculares; la flexibilidad ecológica se la proporcionó un único órgano: su cerebro.


CONCLUSIÓN:



En todas las anteriores conclusiones hablamos solo de la historia africana ya que los Ardipithecus ramidus, los australopitecos y el Homo habilis no conocieron otros paisajes, es decir, que eran “sedentarios” y con poca capacidad de adaptarse a otro medio pero ahora esto cambiara.
Las especies se adaptan a su ecosistema, y eso se nota en su fisiología, en su morfología y en su comportamiento, eso se puede demostrar de forma argumentada ya que ahora la gente que vive en los pueblos de montaña tiene diferente aspecto que la gente que vive en ámbitos urbanos.

Cuando hay una especie que cambia de hábitat se producen pequeñas variaciones que tienen que llegar a ser muy fuerte para que se produzca una nueva línea evolutiva a la anterior.
Para que los homínidos se pudieran a una serie de cambios de lugar tuvieron que tener flexibilidad ecológica que le proporcionó el cerebro.
Se puede apreciar cierta opinión que nos dice que nadie cree que haya habido chimpancés del pasado más bípedos o más inteligentes que los actuales. Lo que nos dice el autor es que se necesita formas de algún modo intermedias, es decir “eslabones perdidos” en la retórica tradicional, o dicho aún más claro: “hombres-mono”. Remarco que los homínidos fósiles se han situado entre los chimpancés y el ser humano. Basándonos en la perspectiva podemos saber que las cuatro especies de homínidos fósiles ocupan realmente el lugar de los largo tiempo buscados “eslabones perdidos”, aunque los eslabones no sobreviven en ningún remoto lugar, sino que se perdieron en el tiempo, un lugar al que es mucho más difícil ir a buscarlos.

También realzo que la única característica humana que estos homínidos fósiles presentaban ( quizás no todos) era la postura erguida, el bipedismo, la unánimemente considerada menos “noble” de nuestras señas de identidad. La mente era aún de mono, la de un antropomorfo como los actuales chimpancés. En definitiva, pertenecían a nuestra familia, pero no era aún humanos.

4. CONCLUSIÓN FINAL



Una vez acabado el tema nos disponemos a realizar la conclusión final y la enfocaremos de una manera que haga comprender lo que para nosotros ha sido realizar este trabajo.
Ha sido un trabajo muy duro donde hemos dedicado muchas horas de trabajo y esfuerzo pero que a la vez hemos sido recompensados con un amplio enrequecimiento cultural.
Valoramos haber sabido y aprendido conocimientos sobre la evolución de nuestra especie, hemos sabido asociar estos conocimientos con nuestra estirpe actual, hemos comprendido la importancia del ecosistema que nos rodea, de la alimentación de nuestros antepasados, etc… todos estos factores hacen del tema una lección de sabiduría y cultura.

Nos ha impresionado la cantidad de gente que está ahí cada día luchando por avanzar en las investigaciones de lo que para muchos es pasado y nada más. ¿ Como se puede ser tan ignorante? cuando gracias a estas personas podemos comprender porque tenemos tales constituciones morfológicas y fisiológicas, si no fuera así ¿ por qué tenemos 5 dedos o  el porque de la existencia de nuestra estirpe?
Una especie que tiene muchas hermanas y parientes que se han extinguido en el pasado pero que gracias a ellas y a las que aún siguen formando el filum de la humanidad estamos aquí, intentando demostrar a un profesor la comprensión de un tema, pero sobretodo señor Sanza le diremos que nos hemos divertido con el trabajo, que nos hemos infiltrado en el álbum de recuerdos de los homínidos y con trabajo y esfuerzo hemos extraído ( lo que para nosotros hemos considerado más importantes) pequeñas porciones de cada tema intentando hacerle frente a tal grandeza ( como es la trama de nuestros antepasados).

Para finalizar damos la enhorabuena al autor del libro, al señor Juan Luis Assuaga que en todo momento nos ha hecho comprender sus ideas, fundamentos e hipótesis de una manera agradable y siempre utilizando el léxico apropiado en cada momento, de ahí que las conclusiones sean tan difíciles de realizar, ya que para nosotros era todo nuevo y creemos que el tema era profundo, más bien profundísimo.
Por último y para acabar ya definitivamente realzamos de forma omnipresente que casi siempre aparece en el hombre actual no ha sabido corresponderse adecuadamente a la inteligencia de la que somos dueños en toda la cadena de la hominización, a veces llegamos a ser eslabones perdidos éticamente.

5. GLOSARIO



Abismo: Diferencia muy grande entre personas, cosas o ideas.
Matiz: Rasgo o diferencia pequeña.
Estirpe: Todos los antepasados y descendientes de una persona, sobre todo si es noble o ilustre.
Escisión: Separación o división.
Eslabón: Cada una de las piezas o aritos que, enlazados unos con otros, forman una cadena.
Dogma: Cualquier cosa que se afirma sin que sea posible dudar de ella.
Doctrina religiosa: Enseñanza para instrucción de la religión.
Cordado: Tipo de estos animales. Los cuatro subtroncos en que se dividen los cordados son los hemicordados, los urocordados, los cefalocordados y los vertebrados, que son los cordados más evolucionados y mejor conocidos.
Cartografía: Ciencia y técnica de hacer mapas geográficos.
Macaco: Mono de Asia y África, de tamaño medio y cuerpo robusto.
Taxonomía: Parte de la historia natural que trata la clasificación de los seres.
Recóndito: Muy escondido.
Lítico: Relativo a la piedra.

6. BIBLIOGRAFÍA



_ El collar del neandertal Autor: Juan Luis Assuaga
_ Diccionario Escolar de la lengua Española Santillana, Barcelona 1.993
_ Enciclopedia Durvan Multimedia Edición 1997

Autor:

Freestyler12





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License