Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Ejecución de naves industriales parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




PLIEGO DE CONDICIONES



1.- PRESCRIPCIONES DE APLICACIÓN CON CARÁCTER SUPLETORIO



En caso de olvidos, imprevisiones u omisiones de las prescripciones correspondientes a determinados factores productivos u unidades de obra que figuren en el proyecto y, hayan de intervenir en la ejecución de obra; se aplicarán, con carácter supletorio, las prescripciones recogidas para los mismos en este pliego; y en su defecto, las prescripciones contempladas,  para otros factores productivos o unidades de obra similares, en aquellos aspectos que les sean comunes o afines.

2.-OBLIGACIONES LABORALES Y SOCIALES.


El contratista estará obligado al cumplimiento de las disposiciones vigentes en materia laboral, de seguridad social y de salud, seguridad e higiene en el trabajo; por lo que, con independencia que haya un estudio de Seguridad y Salud y sea exigible el Plan correspondiente, vendrá obligado a disponer las medidas que para esta materia exijan las disposiciones y normas vigentes en cada momento.
El contratista deberá constituir el órgano necesario con función especifica de velar por el cumplimiento de las disposiciones vigentes sobre seguridad, salud e higiene en el trabajo; y habrá de designar al personal que asuma en la obra las obligaciones correspondientes sobre dicha materia.

3.-TÉCNICOS ADSCRITOS A LA OBRA.



En el supuesto de que las condiciones contractuales exigieran la adscripción a la obra de determinados técnicos, por parte del contratista, de acuerdo con una titulación y “curriculum” profesional definido; deberá ponerse en conocimiento de la Dirección Facultativa, antes de iniciar la obra y cuando, durante el curso de esta, se produzca algún cambio al respecto.
En todo momento la Dirección Facultativa podrá exigir la correspondiente acreditación de dicho personal, a efectos de comprobar si reúne los requisitos establecidos.

4.-ACTUACIONES PREVIAS A LA EJECUCIÓN DE LA OBRA.



4.1-Permisos, licencias y autorizaciones.



Antes de iniciar cualquier tipo de trabajo en la obra, será requisito imprescindible que el constructor tenga concedidos los permisos, licencias y autorizaciones reglamentarias que sean pertinentes.

4.2.-Información y reconocimientos.



Antes de comenzar cualquier trabajo a realizar en la obra, el contratista deberá efectuar las inspecciones y reconocimientos necesarios y recabar la información pertinente de todos aquellos aspectos y circunstancias que pudiera afectar a la ejecución de la obra, tales como:

- Obstáculos o impedimentos.
- Vibraciones, trepidaciones u otros efectos análogos, por actividades o trabajos en el entorno próximo a la obra.
- Estado de las construcciones colindantes, en su caso.
- Redes de instalaciones y servicios que puedan interferir en la obra.
- Estado actual del solar o edificio, según se trate, y en especial de aquellas partes que demanden un tratamiento previo.

De los datos e información recabada, al respecto, se dará conocimiento a la Dirección Facultativa. En caso de que hayan de ejecutarse unidades de obra que pudieran afectar a edificaciones contiguas, no se podrá comenzar ningún trabajo relativo a dichas unidades, hasta que se haya levantado el acta correspondiente entre las partes implicadas, donde quede reflejado, de forma clara el estado de las medianeras, servidumbres, en su caso, y construcciones colindantes. Por lo que el contratista deberá asegurarse de dichos extremos, con carácter previo al inicio de los trabajos de que se trate.

4.3.- Replanteo general.



Antes de comenzar el replanteo general de la obra, se dispondrán de al menos dos hitos o referencias fijas y estables, que permitan comprobar durante el transcurso de la ejecución de la obra, las dimensiones y posición de los elementos constructivos.

5.- ORGANIZACIÓN DE LA OBRA.



Salvo que las condiciones contractuales establezcan determinadas obligaciones al respecto, o que venga exigido por las prescripciones técnicas establecidas para la ejecución de las unidades de obra, la empresa constructora podrá organizar la obra según tenga por conveniente, y emplear los medios que estime oportunos, siempre que no afecten a la correcta ejecución de la obra.

En cualquier caso, con carácter previo a su  implantación o ejecución, el constructor deberá informar a la Dirección Facultativa, por si ésta tiene que hacer alguna observación al respecto, de sus intenciones sobre:

- Ubicación y características de la maquinaria, equipos y medios auxiliares a emplear.
- Emplazamiento y características de las instalaciones y construcciones provisionales.
- Personal técnico y administrativo y mandos intermedios a adscribir a la obra.
- Subcontratistas que han de intervenir en la obra.
- Lugares previstos para acopio de materiales.
- Accesos, circulaciones interiores y delimitaciones de la obra.
- Relación de oficios y categorías del personal que ha de intervenir en la ejecución de la obra, con indicación de los trabajos asignados a los mismos.
- Programa de trabajos previstos.
- Evacuación de escombros y residuos.

Si durante el curso de la obra el contratista estima convenientemente modificar las previsiones iniciales, en relación con los aspectos anteriores, deberá, con carácter previo, dar conocimiento de ello a la Dirección, a los efectos referidos.

6.-INSTALACIONES Y CONSTRUCCIONES PROVISIONALES.



6.1.-Oficina de obras.



El contratista deberá instalar antes del comienzo de las obras y mantener durante la ejecución de la misma una oficina de obras en el lugar que considere mas apropiado, previa conformidad de la Dirección Facultativa.

En dicha oficina el contratista deberá conservar hasta la recepción de la obra, el libro de ordenes, el libro de Control de Calidad, una copia del proyecto aprobado y, en su caso una copia del programa de trabajo vigente.

6.2.-Locales y servicios complementarios.



Los locales y servicios complementarios a oficinas, talleres auxiliares, laboratorios, almacenes u otros análogos que se instalen en la obra, serán de construcción segura y firme, debiendo poseer la estabilidad, estanqueidad y confort apropiados al tipo de utilización y estar debidamente protegidos contra incendios.

Las características técnicas que habrá de reunir los materiales, aparatos, instalaciones y unidades constitutivas de los mismos, serán establecidas por las normas y disposiciones de obligado cumplimiento.

Estarán dotados de los elementos, equipos, mobiliario e instalaciones necesarias para que puedan llevarse a cabo las funciones y usos a los que cada uno de ellos va destinado.

6.3.-Instalaciones y suministros provisionales de la obra.



Se deberán disponer en la obra de instalaciones de acometidas y tendidos provisionales de agua y electricidad que sean necesarios para la realización de la misma, y para realizar las pruebas de servicio correspondientes.

Dichas instalaciones deberán efectuarse de acuerdo con las normas y disposiciones obligatorias y habrán de ser regularmente verificadas y mantenidas en buen funcionamiento. Así mismo, quedarán identificadas y claramente indicadas.

7.-MAQUINARIA.



7.1.-Características.



Las máquinas a utilizar en la obra serán adecuadas a los trabajos que hayan de realizar, no pudiéndose emplear para otros usos que los previstos por el fabricante.

7.2.-Manejo.



Las máquinas deberán ser manejadas por personal específicamente cualificado y autorizado para ello.

7.3.-Recepción.



Todas las máquinas se identificarán por medio de una placa de características en la que, al menos, figurarán los siguientes datos:

- Nombre del fabricante.
- Año de fabricación y/o suministro.
- Tipo y número de fabricación.
- Potencia.
- Contraseña de homologación si procede.

Así mismo, será preciso acompañar a la máquina, certificado de montaje y prueba, certificado de revisión anual, en su caso, y manual de instrucciones extendido por el fabricante; en el que figurarán las características técnicas, condiciones de instalación, uso y mantenimiento y normas de seguridad.

7.4.-Normas de aplicación.



Las máquinas a utilizar en obra deberán cumplir con las normas y disposiciones que le sean de aplicación en cada momento.

7.5.-Conservación y mantenimiento.



Los trabajos de reparación, transformación, mantenimiento y conservación deberán ser realizados por personal especializado, debidamente cualificado.

Durante su permanencia en obra deberán llevarse a cabo las revisiones y operaciones de manutención, mantenimiento y conservación, según las instrucciones del fabricante y de acuerdo con las disposiciones vigentes.

Diariamente, se deberá comprobar el estado de funcionamiento de los órganos de mando y elementos sometidos a esfuerzos.

Deberá disponerse un libro de mantenimiento, donde se anoten los datos relativos a revisiones efectuadas, incidencias observadas en su conducción, instalación, mantenimiento y reparaciones, y comportamiento de las pruebas realizadas, una vez reparada la máquina.

8.-MEDIOS AUXILIARES.



8.1.-Plataformas de trabajo.



Sus elementos constitutivos se fijarán a la estructura portante, de modo que no pueda darse basculamientos, desplazamientos u otros movimientos.

Si se realizan con madera, esta será sana, sin nudos ni grietas y con tablones de 5 cm de espesor mínimo, trabados entre sí, dispuestos de forma que no dejen huecos y encajados a la plataforma perimetral de apoyo.

Si son metálicas, deberán tener una resistencia suficiente al esfuerzo que van a ser sometidas en cada momento, protegiéndose contra la oxidación.

8.2.-Andamios.



8.2.1. Condiciones generales:


Antes de su primera utilización se efectuará un riguroso reconocimiento de cada uno de sus elementos y, posteriormente una prueba a plena carga.

Diariamente y antes de comenzar los trabajos, deberá realizarse, por persona cualificada, una inspección de los distintos elementos, tales como, apoyos, plataformas de trabajo, barandillas y, en general, todos los elementos sometidos a esfuerzos.

Las dimensiones y características de las diversas piezas y elementos auxiliares, serán suficientes para soportar las cargas de trabajo a las que vayan a estar sometidas.

8.2.2. Andamios de borriquete:



Para alturas mayores de 3 m no podrá emplearse sin arriostramiento.

La máxima altura permitida en este tipo de andamios será de 6 m.

Para alturas comprendidas entre 3 y 6 m, se emplearán borriquetes armados de bastidores móviles arriostrados.

Una tercera parte, como mínimo, de los tablones que formen el piso del andamio, deberán estar apoyados, como mínimo, cada 2.5 m de longitud.

No se emplearán andamios sobre borriquetas superpuestas.

8.2.3. Andamios colgados:



Los pescantes serán perfectamente vigas de acero autorresistentes de hormigón armado, con la sección y características suficientes para soportar los esfuerzos a que han de estar sometidas. Si se emplean vigas de madera, se utilizarán tablones pareados dispuestos de canto y con un espesor mínimo de 5 cm, sin nudos ni grietas.

La fijación de cada pescante se efectuará anclándolo al forjado y, cuando este sea unidireccional, quedará fijado, al menos, sobre tres nervios. El elemento de anclaje estará dispuesto de manera cruzada y perpendicular a los nervios del forjado.

Si el sistema anterior no fuera factible, se podrá utilizar contrapesos de hormigón sólidamente unidos entre sí y con los pescantes. En ningún caso se permitirá el uso de sacos ni bidones rellenos de tierras, grava u otro material.

Los cables o cuerdas portantes serán resistentes a los esfuerzos a soportar y estarán, en todo momento, en perfecto estado de conservación.


8.2.4.    Andamios metálicos tubulares:



El número de perfiles que constituyen el andamio, su sección, características, disposición y separación, así como las piezas de unión entre perfiles, arriostramientos, anclajes a fachadas y apoyos sobre el terreno, se determinarán dé forma que quede asegurada la estabilidad y seguridad del conjunto.

Los apoyos en el suelo se realizarán sobre zonas que no ofrezcan puntos débiles, por lo que se utilizarán durmientes de madera o bases de hormigón que repartan uniformemente las cargas y mantengan la horizontalidad de las plataformas de trabajo.

Se dispondrá un número suficiente de juntas de anclaje para conseguir la estabilidad y seguridad del conjunto, distribuyéndose por cada por cada cuerpo de andamio y cada planta de la obra.

Todos los cuerpos del conjunto deberán disponer de arriostramiento del tipo de “Cruces de San Andrés”.

El piso de los andamios se sujetará a los tubos o perfiles metálicos mediante abrazaderas o piezas similares adecuadas, que impidan el basculamiento.

El apretado de las mordazas será uniforme, de forma que no quede flojo ningún tornillo.

El apoyo de las cabezas de los tubos o perfiles metálicos en zonas resistentes se hará con la interposición de una base con taladros, para pasar las puntas o tornillos de sujeción a los apoyos.

No se podrán dejar plataformas sueltas y sujetas a los tubos por su propio peso, debiendo usarse contravientos apropiados en el sentido longitudinal y transversal.

Todos los elementos metálicos deberán estar protegidos contra la oxidación, debiéndose tomar las medidas pertinentes para su conservación.

El montaje y mantenimiento del andamio se deberá realizar por personal especializado, siguiendo las instrucciones del fabricante o suministrador.

8.3.-Castilletes de hormigonado.



Estarán formados por una estructura de cuatro angulares de acero laminado, pies derechos, arriostrados mediante “Cruces de San Andrés”, apoyados en bases firmes.

9.-MANO DE OBRA.



9.1.-Descripción.



Operarios que llevan a cabo de manera directa la ejecución de las unidades de obra y los que, en su caso, colaboran o ayudan a estos de forma directa.

9.2.-Cualificación.



Los operarios que participen o intervengan de forma directa en la ejecución de las unidades de obra, deberán estar cualificados y capacitados profesionalmente para realizar, de acuerdo con las normas de buena construcción, con las prescripciones de ejecución establecidas y con las instrucciones recibidas, los trabajos propios del oficio o especialidad a que se refiera cada unidad de obra.

A los efectos anteriores, los conocimientos mínimos que habrán de reunir, según sea requerido por el trabajo de que se trate, serán los siguientes:

- Interpretación de instrucciones gráficas, medidas y cotas.
- Replanteo y preparación del tajo.
- Utilización y manejo de las herramientas de trabajo adecuadas.
- Correr niveles y plomos.
- Trazado de ángulos y alineaciones.
- Colocación de tirantes, miras y reglas.
-   Aplicación, distribución y ordenación de los elementos constructivos de la unidad de obra, de acuerdo con los despieces, trazados y disposiciones constructivas establecidas.
-   Montaje de los medios auxiliares necesarios para la ejecución de la unidad de obra.

Los operarios que manejen o conduzcan, según se trate, las máquinas de producción directa y las de utilización múltiple, así como los que, intervengan en el mantenimiento de las mismas, deberán estar debidamente cualificados y autorizados para la utilización de la máquina de que se trate.

La Dirección Facultativa podrá rechazar la ejecución de las unidades de obra si, durante el proceso de ejecución, se detectan deficiencias o anomalías constructivas imputables a la falta de cualificación requerida para los operarios ejecutores.

9.3.-Acreditación.



La categoría profesional, oficio o especialización deberá acreditarse mediante experiencia contrastada, formación profesional, carnet o autorización, en su caso, según el oficio de que se trate.

La Dirección Facultativa podrá exigir al contratista, en cualquier momento, la acreditación de la cualificación o especialización de los operarios que participan en la ejecución de la obra.

10.-JEFES DE OBRA, ENCARGADOS Y CAPATACES.



10.1.-Descripción

.

Personal que realiza funciones de control, organización, distribución de tareas, vigilancia, comprobación y otras análogas.

10.2.-Cualificación.


Salvo que las condiciones contractuales establezcan mayores exigencias, el constructor deberá adscribir permanentemente a la obra, al menos, a una persona con los conocimientos, cualificación, capacitación y atribuciones suficientes para desarrollar correctamente las siguientes funciones:

- Interpretación de planos, tanto de conjunto como de detalles.
- Interpretación de definiciones, descripciones y prescripciones de cualquiera de los documentos del proyecto.
- Realizar los replanteos generales y parciales.

Transmitir las instrucciones pertinentes de acuerdo con el proyecto y las órdenes de la Dirección Facultativa, a los trabajadores que realicen las diferentes tareas, sobre la ejecución, organización y puesta en obra de las distintas unidades.

- Interpretar las órdenes e instrucciones impartidas por la Dirección Facultativa.
- Instruir a los operarios sobre la ejecución de las distintas unidades de obra.
- Interpretar las medidas adoptadas, en los documentos y normas correspondientes y las órdenes recibidas al respecto, sobre salud, seguridad e higiene en el trabajo, así como trasmitir a los trabajadores las instrucciones pertinentes sobre dicha materia.
- Organizar la ejecución de la obra y ostentar la representación del contratista.

11.-PRODUCTOS.



11.1.-Procedencia y características.



Salvo que para un determinado producto se prescriba una procedencia concreta que atienda a un origen geográfico, industrial o tecnológico; el constructor podrá proveerse del mismo de los lugares o puntos que tengan por conveniente, siempre que reúnan las condiciones exigidas en este pliego.

Los productos a emplear en la obra habrán de cumplir las características cualitativas y cuantitativas prescritas para los mismos, pudiendo el contratista utilizar las marcas modelos o denominaciones comerciales que estime conveniente, siempre que reúnan tales características y hayan sido previamente por la Dirección Facultativa.

Las tolerancias especificadas en las prescripciones establecen los límites a partir de las cuales la Dirección Facultativa podrá tomar la decisión de rechazo.

Cuando no se especifique una tolerancia concreta para una determinada característica, se entenderá que, de no cumplir la misma, el producto de que se trate podrá ser rechazado.

11.2.-Recepción.



Los productos, a su llegada a la obra, deberán poder identificarse, según las condiciones establecidas para ello en las prescripciones correspondientes y de acuerdo con las descripciones de definiciones de los mismos.

Sólo podrán emplearse los productos en la obra previo examen y aceptación de la Dirección Facultativa. A tales efectos, ésta fijará aquellos productos para los que deberán presentarse muestras, por parte del contratista, determinando el número de las mismas. Debiendo habilitarse un lugar en la obra para guardar las muestras aceptadas, cuya custodia corresponderá al contratista.

Los materiales acopiados y sus respectivas muestras, cuando proceda, deberán quedar identificados de manera indeleble en correspondencia con el resto de la documentación del suministro.

La recepción de los materiales por la Dirección no examinará al contratista de su responsabilidad en el cumplimiento de las características exigidas, para los materiales, en el presente pliego.

Deberán retirarse de la obra inmediatamente los materiales que hayan sido rechazados.

Todos los aparatos y equipos de origen industrial deberán venir con las garantías e instrucciones correspondiente del fabricante o suministrador, relativos a ejecución, montaje, instalación, conservación, mantenimiento y uso, que serán custodiados por el contratista hasta su entrega, con la recepción de obra.

En los productos con distintivos de calidad se deberá disponer en obra, a la recepción de los mismos, de la acreditación correspondiente, siendo obligatorio acreditar la vigencia de la homologación o certificación de conformidad con los requisitos reglamentarios para todos aquellos productos a los que les sea exigido por las disposiciones que regulen la materia.

En la documentación del suministrador deberán indicarse las condiciones de almacenamiento y conservación, en su caso.

11.3.-Normas de aplicación.



Los productos utilizados en la obra deberán ajustarse a las normas relacionadas en las prescripciones correspondientes a cada uno de ellos, sin perjuicio de las características especificas establecidas para los mismos.

11.4.-Conservación, almacenamiento y manipulación.



Se deberán llevar acabo los cuidados y protecciones necesarias; adoptando las medidas pertinentes y siguiendo, en su caso, las instrucciones del suministrador para mantener y conservar las condiciones de recepción exigidas a los productos, hasta su incorporación en las unidades de obra, a cuyos efectos, el contratista deberá instalar en la obra los espacios y almacenes precisos para asegurar la conservación de los materiales, siguiendo las prescripciones establecidas y las instrucciones que reciba al respecto de la Dirección.

La colocación y manipulaciones a que han de estar sometidos los productos en las operaciones de carga, descarga y apilado o almacenaje y en los movimientos y transportes desde los lugares de acopio hasta los de aplicación, se realizarán dé forma que no alteren las características que ha de reunir.

12.-UNIDADES DE OBRA.



En el caso de unidades de obra complejas formadas por trabajos objeto de unidades simples para las que ya se hayan establecido las prescripciones correspondientes, dichas prescripciones serán de aplicación a las unidades de obra complejas, en los mismos términos.

12.1.-Descripción y componentes.



Los componentes y las características cualitativas y cuantitativas de cada unidad de obra; serán las descritas en las prescripciones correspondientes; complementadas y completadas, en cualquier caso, con lo definido en la descripción de los precios unitarios y con lo especificado en los planos de conjunto y detalle, debiendo entenderse que todos los materiales que sean necesarios para la correcta ejecución y acabado de cualquier unidad de obra y se encuentren comprendidos en los conceptos de material complementario y piezas especiales o pequeño material, se consideraran incluidos en la misma, aunque no figuren mencionados de forma expresa en la descripción y relación de componentes.

12.2.-Requisitos previos.



Con independencia de los requisitos previos exigidos para cada unidad de obra en las prescripciones específicas correspondientes, con carácter general, antes de iniciar la ejecución de cualquier unidad de obra, se cumplirán los siguientes:

- Los lugares de trabajo deberán estar limpios y libres de restos.
- Estarán realizados los replanteos y definidos los trazados, despieces y referencias correspondientes.
- Se dispondrá de toda la información que pueda afectar a la ejecución.
- Estarán instalados los medios auxiliares que sean necesarios.
-  Se habrán ejecutado las unidades de obra requeridas, según el proceso constructivo.
- No se podrán comenzar los trabajos, si se dan las condiciones meteorológicas adversas que puedan afectar a la ejecución.

12.3.-Prescripciones de ejecución.



La ejecución de las unidades de obra, se llevará a cabo con las prescripciones establecidas para las mismas, con las normas aplicables relacionadas, con las normas tradicionales de buena construcción y con las ordenes e instrucciones que, en interpretación del proyecto, dicte la Dirección Facultativa.

Las formas, dimensiones, trazados, disposiciones constructivas, despieces y emplazamientos de las distintas unidades y partes de obra serán especificados en los planos de conjunto y detalle.

La instalación, montaje y puesta en obra de los productos que han de quedar integrados a la unidad de obra se realizará dé forma que no alteren las características de los mismos.

La mano de obra que intervenga en la ejecución, deberá reunir los requisitos de formación y cualificación exigidos para el trabajo de que se trate.

Cuando las condiciones climatológicas sean tan adversas y desfavorables que puedan afectar a las características que hayan de reunir las unidades de obra, se suspenderán los trabajos correspondientes.

El incumplimiento de las prescripciones de ejecución establecidas por cada unidad de obra, podrá ser causa de rechazo de la misma. No obstante, el hecho de haber examinado y reconocido, durante la ejecución, las unidades de obra, no significa que si en el momento de la recepción final de la obra, no cumplen con las prescripciones exigidas para la mismas, hayan de ser aceptadas.

Terminada la ejecución de cualquier unidad de obra, no presentará defectos, manchas, deterioros o irregularidades, deberá quedar con las dimensiones especificadas en los planos y habrán de cumplir las funciones para que se destinen. Así mismo, el tajo deberá quedar limpio y habrán de retirarse los escombros, restos, materiales sobrantes, los equipos de herramientas y medios auxiliares utilizados, salvo que sea imprescindible mantener algunos de estos últimos.

12.4.-Conservación y mantenimiento.


Una vez terminadas las unidades de obra, no podrán utilizarse para otros distintos que los definidos en el proyecto.

A los efectos de mantener las unidades terminadas, se realizarán inspecciones de forma sistemática, al menos, una vez al mes, y cuando varíen las condiciones iniciales y cuando lo indiquen, en su caso, las condiciones de uso y mantenimiento.

Los daños o deterioros producidos por cualquier causa, una vez terminadas las unidades de obra, deberán ponerse en conocimiento de la Dirección Facultativa para su reparación en el momento adecuado, previa autorización expresa de esta.

No almacenarán ni depositarán materiales u otros elementos en los espacios o unidades terminadas que puedan alterar las características prescritas para los mismos, ni se someterán a esfuerzos o solicitaciones para los que no han sido previstos.

En el caso de condiciones climatológicas adversas que puedan dañar o perjudicar las unidades terminadas se inspeccionará y revisarán las mismas adoptando las medidas necesarias.

13.-CONTROLES, PRUEBAS Y ENSAYOS.



La Dirección Facultativa podrá llevar a cabo, por sí misma, o con la colaboración de entidades acreditadas en las áreas correspondientes; de acuerdo con las disposiciones vigentes sobre materia, los ensayos, controles, pruebas de materiales y unidades de obra que estime pertinente, debiendo el contratista facilitar dichos cometidos, proporcionando los medios materiales que sean necesarios para su desarrollo, tales como medios auxiliares, productos, energía y agua.

El contratista podrá realizar a su costa los autocontroles que estimen pertinentes, debiendo dar conocimiento, en su caso, a la Dirección Facultativa de la planificación prevista a tal efecto.

El contratista deberá disponer en un lugar apropiado, habilitado al efecto en la obra, los instrumentos de medida de dimensiones, temperatura, humedad y velocidad del viento; que habrán de mantenerse en condiciones para cumplir sus funciones.

Los aparatos de medida dispondrán de los patrones o elementos de contraste que permitan comprobar, en cualquier momento, su correcto funcionamiento.

En los controles a efectuar, el error máximo admitido por los procedimientos de medida, será inferior al 50% de la tolerancia establecida.

La Dirección Facultativa, podrá aceptar, si lo estima oportuno, determinados productos, mano de obra y unidades de obra, sin necesidad de someterlos a ensayos u otros controles, cuando se acrediten sus características mediante las garantías y certificados pertinentes, siempre que estos cumplan los siguientes requisitos:

Documentos de garantía del suministro:



- Certificación de conformidad con los requisitos reglamentarios. Se podrá admitir en la forma que cada reglamento de aplicación especifique.
- Certificado de conformidad con la norma. Se podrán admitir en los expedidos por organismos de certificación legalmente autorizados de acuerdo con el R.D. 2200/1995.

- Declaración de conformidad con los requisitos exigidos:



a)    Declaración del suministrador:

Se podrá admitir los presentados según lo especificado en la norma UNE 66514-91.

b)    Certificado de ensayo.

Se podrán admitir los presentados por un laboratorio oficialmente reconocido, propio o ajeno al suministrador, expedido según norma UNE 66803-89.


Documentos de aptitud de operadores, instaladores y aplicadores:



- Licencias y certificados de competencia.

Se podrá admitir los documentos de aptitud personales y en periodo de vigencia, emitidos por organismos oficialmente reconocidos.

- Reconocimiento de instalador o aplicador.

Se podrán admitir los documentos emitidos por el fabricante sobre un determinado proceso o elemento constructivo a favor de una organización o persona física, aceptados por ésta. Debiéndose indicar el ámbito de competencia y las condiciones de ejecución reconocidas al instalador o aplicador.

14.-RECEPCIÓN DE LA OBRA.



Si en la recepción de la obra se detectasen unidades de obra no ejecutadas de acuerdo con el proyecto, que no hubieran sido autorizadas, o se observasen defectos y deficiencias de ejecución impugnables al contratista, la Dirección podrá rechazar las obras y ordenar las correcciones oportunas. Debiendo seguir el contratista las instrucciones que, de acuerdo con las prescripciones del proyecto, le dicte la Dirección.

La obra deberá entregarse, por el contratista, limpia y libre de escombros, residuos, materiales, medios auxiliares, maquinarias e instalaciones y construcciones provisionales.

En el acto de la recepción deberán entregarse por parte del contratista:

- Las instrucciones, manuales de uso, mantenimiento, conservación y garantías, en su caso, de los equipos, aparatos y máquinas instaladas.
- Relación de suministradores y subcontratas que han intervenido en la obra.
- Los permisos y autorizaciones necesarios para el uso y puesta en servicio de las instalaciones que los requieran.
- Cualquier otra documentación o exigencia que venga impuesta por las condiciones y acuerdos contractuales.

15.-CRITERIOS DE MEDICIÓN.



15.1-Normas generales.



Al efectuar las mediciones para el abono de la obra, se tomarán las dimensiones de lo realmente ejecutado, cuando sean inferiores a la que figuran en los planos y las cotas de planos. Cuando las correspondientes a la obra realmente ejecutadas sean mayores, salvo que, se trate de modificaciones que hayan sido expresamente autorizadas, en cuyo caso se tomarán las dimensiones reales.

En cualquier caso, cuando para determinadas unidades de obra se establezcan el criterio de medición sobre dimensiones teóricas de planos, se tomarán estas, salvo que sean mayores que las de la obra realmente ejecutada.

En ningún caso servirá de base o referencia, para realizar las mediciones de la obra ejecutada, los errores, excesos, omisiones, imprevisiones o criterios equivocados que pudieran presentar las mediciones del proyecto.

En ningún supuesto se considerarán los excesos de medición que se originen por irregularidades o errores de ejecución, obras defectuosas o por refuerzo de éstas.

Para las partes de obra cuyas dimensiones y características hayan de quedar posterior y definitivamente ocultas, el contratista deberá avisar a la Dirección Facultativa con la antelación suficiente, a fin de que ésta pueda realizar la correspondiente mediciones y toma de datos.
Cuando la empresa constructora proponga a la Dirección Facultativa la ejecución de cualquier unidad de obra, con mayores dimensiones que las fijadas en el proyecto, por juzgarla benéfica para ella; y la Dirección Facultativa estimase aceptable, aunque no necesaria la mejora propuesta, se efectuará la medición de las partidas, de que se trate, según las dimensiones del proyecto.
Cualquier modificación en la ejecución de unidades de obra que presuponga la realización de distinto número de aquellas, en mas o menos, de las que figuran en el proyecto, deberá ser reconocida y autorizada, con carácter previo a su ejecución.

15.2.-Formas de medir.



Las unidades de medida a adoptar y los criterios a seguir para la medición de las distintas unidades de obra, con vistas al abono de las mismas, serán los que figuran en las prescripciones correspondientes a cada una de ellas, de acuerdo con los significados y desarrollos que se desglosan a continuación:

CAPITULO 02.   ACONDICIONAMIENTO DEL TERRENO.



- Medido en perfil natural



La medición se referirá al estado del terreno, antes de realizar la excavación.

La forma de efectuar la medición obedecerá a tomar las dimensiones de longitud, latitud y altura fijadas en planos, salvo en el caso de dimensiones en obras menores que en planos que se tomarán las de la obra.

No se considerarán los excesos que, en relación con las cotas aludidas, se pudieran producir por el desarrollo normal de los trabajos o ejecuciones defectuosas. Sin embargo, serían de tener en cuenta las variaciones producidas en obras por ordenes de la Dirección Facultativa. Y los excesos debidos a los taludes naturales del terreno, como consecuencia de excavaciones donde no haya previsto entibación y sea necesario para evitar desprendimientos, siempre que lo autorice la Dirección Facultativa, y los originados, en su caso, por encofrados perdidos con materiales cerámicos de piezas a hormigonar.

- Medido en perfil compactado.



La medición se referirá al estado de las tierras una vez finalizado el proceso de compactación. En cuanto a la forma de efectuar la medición, son extensibles, a este caso las consideraciones indicadas para las excavaciones.

- Medida la superficie en verdadera magnitud.



Medición según las superficies resultantes del terreno una vez compactado o explanado.

- Medida en perfil esponjado.


La medición se referirá al estado de las tierras una vez extraídas. Para ello, la forma de obtener el volumen de tierras a transportar, será la que resulte de aplicar el porcentaje de esponjamiento medio que proceda, en función de las características del terreno.

- Medida la superficie de entibación útil.



Se medirá la superficie que resulte de considerar las dimensiones de los parámetros a entibar. Es decir, las caras de tierras protegidas.

CAPITULO 03.   CIMENTACIONES.



- Medida en peso nominal.



Según los Kg. que resulten de aplicar a las longitudes de barras los pesos nominales que, según el diámetro y tipo de acero, figuren en tablas.

Los solapes de unas barras con otras habrán de ser considerados al efectuar la medición, según las longitudes de los mismos que figuran en los planos, salvo en el caso de las mallas electrosoldadas, que se consideran en el precio unitario, como mayor cantidad.

- Medida la longitud ejecutada hasta la cara superior después del cabezamiento.



Medición de la longitud comprendida entre la punta del pilote, de modo que quede terminada según detalles de plano.

- Medida la superficie ejecutada hasta la coronación después del saneamiento.



Se medirá la superficie resultante de multiplicar la longitud ejecutada por la altura determinada por la base del muro y su cara superior de coronación, una vez ejecutada la demolición y el saneamiento correspondiente.

- Medida la superficie de encofrado útil



Será la que se deduzca de tomar las cotas con las que aparecen grafiadas en planos las piezas resultantes de hormigón, es decir, las partes de las caras de encofrados en contacto con el hormigón.

- Medido el volumen teórico ejecutado.



Será el volumen que resulte de considerar las dimensiones especificadas en los planos. Independientemente que las piezas de hormigón hubieran quedado con mayores dimensiones. En el caso de dimensiones en obras menores que en planos se tomarán las cotas de obra.

- Medida la superficie ejecutada.


Medición de la superficie realmente ejecutada, según planos.

CAPITULO 04.   SANEAMIENTO.



- Medida la unidad ejecutada



Medición resultante de cuantificar el número de unidades de obra una vez ejecutadas.

- Medida la longitud ejecutada.



Se medirá la longitud real de cada ramal de la red, considerando los tramos de cada colector ocupados por piezas especiales.

- Medida entre ejes de arquetas.



Se medirá la longitud real de cada ramal de la red desde eje a eje de arquetas.


- Medida la longitud ejecutada.



Se medirá la longitud real considerando los tramos verticales ocupados por piezas especiales.

CAPITULO 05.   ESTRUCTURAS.



- Medido de fuera afuera deduciendo huecos mayores de 1m3.



Se efectuará la medición de cara exterior a cara exterior de los elementos delimitadores de cada forjado en ambos sentidos (jácenas, muros de carga, zunchos, etc.) descontando solamente los huecos o pasos de forjados que tengan una superficie mayor de 1m2.

En los casos de dos crujías formadas por forjados diferentes, objeto de precio unitarios distintos, que apoyen o se empotren en una jácena o muro de carga común a ambas crujías, cada una de las partidas de forjado se medirá desde fuera o cara exterior de los elementos delimitadores al eje de la jácena o muro de carga común.

- Medido el volumen teórico ejecutado.



Se medirá de la forma establecida en el capítulo de cimentación.

- Medida la superficie de encofrado útil.


Se medirá de la forma establecida en el capítulo de cimentación.

- Medido en peso nominal.



Se medirá de la forma establecida en el capítulo de cimentación, aplicándose, para el caso de perfiles normalizados, iguales criterios que para las barras de acero.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License