Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Ufología - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Ovnis. NASA (National Aeronautics And Space Administration). Extraterrestres. Misiones Apolo. Triángulo de las Bermudas. Roswell



Introducción.



A lo largo de los años en nuestro planeta han sucedido innumerables acontecimientos de carácter misterioso. Para intentar dar explicación a estos hechos han surgido ciencias como la ufología, que se dedica al estudio de seres, naves, hechos, señales, entre otros, relacionados con extraterrestres; entre estas ciencias además está la parapsicología que estudia aquellos hechos no explicables mediante teorías físicas, biológicas o psicológicas. En este trabajo se investigo acerca de la primera de las dos ciencias mencionadas: La ufología.

La ufología ha evolucionado. De escasos avistamientos de luces extrañas en el cielo, hemos pasado a los increíbles contactos, secuestros o abducciones por parte de seres extraterrestres .El mundo de los OVNIS rompió todos los moldes ante la estrepitosa aparición de este tipo de relatos que lejos de menguar, siguen aumentando.

Desde la aparición de todas estas siniestras historias, una gran parte de investigadores no les prestaron atención por considerarlas fabulaciones y embustes, relatos que procedían de histéricos y perturbados o de aquellos que buscaban algo de protagonismo en el “mundillo de la Ufología”. Aún hoy, y aunque pueda parecer extraño, ciertos ufólogos pasan totalmente de todas estas paranoias y centran su atención en los típicos casos de encuentros con humanoides, aterrizajes y, sobre todo, avistamientos de objetos desconocidos que surcan nuestros cielos. Pero no van más allá. Y no lo hacen por una sencilla razón: Tienen miedo al ridículo, pero es completamente lógico. Si ya cuesta bastante que se les tome en serio por estar mirando al cielo con una cámara fotográfica entre sus manos, dudosa reputación adquieren si lo que buscan son respuestas al por qué de los raptos.

Inicios de la Ufología.



Los inicios del fenómeno ovni se remontan hacia el año 1947, precisamente el 24 de Junio, cuando Arnold  Kenneth, un piloto privado, volaba en su pequeño avión en las vecindades del Monte Rainer, Estado de Washington, buscando los restos de un C-46 de carga perdido la víspera y sobre cuya localización se ofrecía una recompensa. Aproximadamente a las 3 de la soleada tarde y sobre el cielo azul, Arnold observó durante algunos minutos nueve brillantes objetos en formación, y que estimó en un tamaño de más o menos 15 metros cada uno, desplazándose frente a su avión a una vertiginosa velocidad de más de 1.000 Km./hora. Cuando relató su experiencia a los periodistas describió el fenómeno como unos objetos plateados en forma de disco y que parecían como platos saltando en el agua. La prensa acuñó entonces la frase “flying saucers” (platillos voladores). Había nacido entonces la era moderna de los Objetos Voladores No Identificados, los Ovnis.

Tal vez este aislado evento no habría sido importante de no habérsele otorgado tanta publicidad, y si no se hubiera presentado un curioso incidente relacionado con otro Ovni unos días después. En la mañana del 3 de julio cerca del pequeño pueblo de Roswell, Nuevo México, el granjero MacBrazel encuentra en sus terrenos los restos esparcidos, en un extenso radio, de un artefacto metálico aparentemente accidentado la noche anterior. El aviso llega a la vecina base aérea de Fort Worth y la zona es rápidamente ocupada por los militares. Lo que siguió fue extraordinario: testimonios de varios testigos sobre las extrañas características del metal encontrado, las sospechas sobre los militares por la sustitución de los restos originales por los de un globo metereológico, y lo más sensacional, la afirmación de varias personas sobre la presencia de cadáveres de extraños humanoides, tripulantes de la nave y, claro está, recuperados por los militares. El incidente de Roswell es uno de los más famosos relacionados con los Ovnis, y cincuenta años después aún da mucho que hablar cuando se revela una polémica filmación de la época que muestra una supuesta autopsia a los cadáveres de la tripulación.

La confusión llegó a tal extremo que la Fuerza Aérea en Estados Unidos inició la primera de las investigaciones sobre el fenómeno Ovni, el denominado Proyecto Signo, que durante 1948 estudió una serie de casos seleccionados para concluir finalmente que estos hechos no representaban ninguna amenaza para la seguridad nacional.

En febrero de 1949 el Proyecto Signo fue reemplazado por el Proyecto Grudge que se concentró en el análisis de 244 casos recientes de Ovnis. Se concluyó que el 32% de los casos tenía una explicación como avistamiento de objetos astronómicos, otro 12% se juzgó como observaciones de globos y balones metereológicos, y un 33% como engaños, fraudes o reportes con descripciones muy vagas. El residuo, 23%, se estableció como “desconocido”.

En el mes de marzo de 1952 el Proyecto Grudge se reorganizó bajo el nombre de Proyecto Libro Azul el cual se concentró en el estudio de casos en Estados Unidos durante 20 años, hasta 1969, período en el que el Proyecto revisó 12.581 reportes de fenómenos de Ovnis.


Casos Destacados.



A lo largo de los años en nuestro planeta han sucedido innumerables acontecimientos de carácter misterioso; desapariciones, como el triángulo de las bermudas; contactos con seres de otros planetas, como el “Caso Valdés” o “Roswell”; Señales sin razón o causante, como los círculos en los campos de Inglaterra, entre tantos otros hechos sin explicación.

Los recién nombrados son algunos de los casos más relevantes e intrigantes en el mundo de la ufología, por lo cual, se da a continuación un informe de cada uno de ellos.

Triángulo de las Bermudas.



El Triángulo de las Bermudas siempre ha sido una zona peligrosa y de misterio, ya que las desapariciones de marineros, pilotos y turistas nunca han sido resueltas.
Los elementos de información en torno a esta zona son intrigantes: es una parte del océano Atlántico occidental, de forma más o menos triangular, comprendida entre las Bermudas, Florida y el meridiano 40, han venido desapareciendo durante los últimos treinta años numerosos aviones y barcos sin dejar ningún rastro de lo que pudo ser de ellos, ya que jamás se han hallado restos ni supervivientes.
Los mensajes de algunos aviones, antes de su desaparición, no daban alguna indicación de anormalidad; en efecto, en un momento dado todo estaba marchando normal y al siguiente minuto, todo había desaparecido sin la menor advertencia. El número de desapariciones sin hallazgo es completamente impresionante y aterrorizador.
Lo más misterioso es que no pudieron ocurrir por un huracán o ciclón porque la mayoría de las desapariciones se dieron en buen tiempo.
Según los relatos de los días de la navegación a vela, las Bermudas y la zona más al sur fueron ciertamente evitadas durante cientos de años por la desaparición de navíos cuya suerte pasó a llenar la larga lista de barcos extraviados en el océano, desapariciones habitualmente atribuidas a piratería, tempestades o motines.
Un buen número de tan misteriosas desapariciones afectaban solamente a los pasajeros y tripulantes; por lo demás, los navíos abandonados parecían estar perfectamente en orden, con sus diarios a bordo, botes salvavidas, cargamento e, incluso, efectos personales en su sitio.

La comunidad ufológica mundial, distintos investigadores y científicos han llegado a las siguientes teorías:

-Población extraterrestre que secuestra naves y personas a fin de averiguar como somos los humanos.
-Que la Atlántida está sumergida en la zona del Triángulo y, a causa de ello, son los “atlantis” quienes podrían disponer de una energía más poderosa que la conocida por nosotros con la que “succionan electromagnéticamente” a las embarcaciones.
-Existencia de ciertas partículas que sugieren la presencia de materia antigravitacional de naturaleza totalmente distinta a las conocidas en este planeta.
-Erupciones volcánicas subterráneas que posiblemente abran fisuras en las profundidades inexploradas. La presión creada por los gases calientes del núcleo terrestre, entonces, expulsaría restos de un material radiactivo densamente magnético que se movería a una velocidad descomunal. Como consecuencia un avión situado dentro del campo magnético de tales rayos se vería afectado junto a todos sus instrumentos eléctricos, incluidos los sistemas de ignición de los motores. Y el hecho de que las desapariciones se produzcan en forma discontinua, confirmaría que son cíclicas, al igual que las erupciones volcánicas.
-Los análisis menos fantasiosos apuntan a que las fuertes corrientes y la profundidad de las aguas podrían explicar la ausencia de restos, subrayando que varias de las desapariciones atribuidas al triángulo de las Bermudas en realidad ocurrieron a 600 kilómetros de distancia. En cuanto se perfeccionen las técnicas de inmersión en aguas profundas es probable que se recuperen la mayoría de los barcos perdidos.

Además, naves civiles y militares atraviesan la región todos los días sin contratiempos. Aun así, es probable que el misterio del triángulo de las Bermudas permanezca durante mucho tiempo aún en la imaginación.

“Círculos en los Campos” (crop circles)



Hay referencia sobre estas marcas en los campos desde 1978, e incluso de más atrás, pero es mediada la década de los años 80 cuando el fenómeno llegó a ser conocido mundialmente, debido a la aparición de forma misteriosa en Wiltshire (Inglaterra), de enigmáticos círculos de origen desconocido en los campos sembrados de trigo, formando diseños complejos.

Varios de estos diseños circulares, de diferentes tamaños, aparecían por uno y otro lado, siguiendo todos ellos un mismo patrón.

104006.jpg

Este patrón era el siguiente: círculos que parecían dibujados en los campos; estos “dibujos” estaban formados por las plantas del cereal, que sin sufrir ningún daño, estaban mayormente inclinadas y aplastadas en el sentido que giran las agujas del reloj (aunque algunos había en sentido contrario) y a las plantas de los alrededores no les afectaba el fenómeno bajo ningún concepto. Solían aparecer en campos cultivados con trigo y cebada durante el verano, y eran realizados en el transcurso de la noche debido a que los dibujos solían ser descubiertos al amanecer en lugares donde el día anterior no había nada anormal.

104007.jpg

La prensa difundió ampliamente estos casos y sobre el año 1989 y debido a la enorme cantidad de fenómenos registrados ese año, produjo tal interés en el público que inclusive llegó a la misma Isabel II (reina de Inglaterra), la cual se ocupó personalmente de examinar toda documentación relativa a estos hallazgos.

Algo que podría extrañar es que los ideogramas se han ido haciendo más complejos desde que empezó el fenómeno, hasta la actualidad.

Así, los primeros eran simples círculos, más tarde, estos círculos llevaban unidos “brazos” y “curvas”, hasta llegar a encontrar verdaderos jeroglíficos.

Aún así se pueden clasificar en tres tipos, según las formas:

- Triplets: Un juego de tres círculos, formados por uno central más grande y otros dos, uno a cada lado.

- Quíntuplets: Un círculo grande central rodeado de cuatro satélites rodeando al central separados 90 grados.

- Boxes: Diversas bandas regulares, de forma particular, formando ideogramas.

En los inicios, Pat Delgado un ingeniero de la región, se ocupó de estudiar desde el principio el extraño fenómeno. Pensando que era durante la noche cuando se realizaban los “dibujos”, montó guardia con cámaras infrarrojas, binoculares y grabadoras sensibles para registrar cualquier posible actividad inusual. Pero nada ocurría, y a la mañana siguiente algunas huellas habían aparecido.

No se hallaron sustancias químicas ni registros de actividad electromagnética alguno, incluso las mediciones geiger (estudio de la radioactividad) resultaron negativas.

Las formas, durante los siguientes años, seguían apareciendo unas semanas antes de cada cosecha, y cuando se creía resuelto el problema con alguna teoría que explicaba el singular fenómeno, el enigma se profundizaba, cosecha tras cosecha, y lo que había empezado como grupos de círculos se tornaron en figuras geométricas mucho más complejas, dibujos de tamaños colosales que tiraba por los suelos esa última teoría.

Las teorías que intentaron explicar estos hechos, fueron:

1-Agrícola:



Los investigadores a favor de esta teoría piensan que la formación de los círculos es debido al abuso y uso indebido de fertilizantes químicos en los cultivos de cereales.

2-Anillos de Hadas:



Así se denomina a un fenómeno producido por el hongo “micelium anular” y que raramente puede provocar ciertas formas geométricas en diversos tipos de plantaciones de pasto o alimento para animales.

3-Animales:



Quien propuso esta teoría, argumentaba que en época de celo, los machos de los topos y erizos al danzar alrededor de las hembras, creaban estas formas circulares.

4-Meteorológica:



Algunos casos pueden solucionarse con esta teoría, aunque las formas creadas por el viento, no tienen la perfección geométrica de la mayoría de los dibujos analizados.

5-Helicópteros:



Se pensó que los helicópteros fueran los culpables de la formación de las figuras debido a la rotación de las aspas de estos, aunque al igual que en la hipótesis meteorológica, estas formas son irregulares.

6-Artística:



Es la teoría con más adeptos debido a que unos ingleses de avanzada edad reconocieron haber realizado algunos círculos, aunque no todos y que cobraban un dólar por entrar en su terreno para poder verlo.

7-Ovnis:



Durante las guardias y posteriores seguimientos, se han detectado la presencia de unas extrañas y pequeñas esferas de plasma que corren tranquilamente por la superficie de los campos de cereales.
Son numerosos los testigos que han visto y filmado estas bolas blanquecinas merodear por los campos de cultivo tal como ocurre por otras partes del mundo.

Si bien se hace difícil pensar que las marcas sean realizadas por un vortex magnético, un par de jubilados, un torbellino de viento o incluso la gran cantidad de dibujos descubiertos (más de 2000), tampoco hay una evidencia ovni lo suficientemente contundente como para creer que este es el causante del fenómeno, pero es una de las teorías a tener en cuenta a falta de otros argumentos más sólidos.

Actualmente existe un controvertido video obtenido por un hombre que montaba guardia, y que tuvo la oportunidad de filmar el momento en el que unas pequeñas esferas luminosas recorren el sembrado y crean un dibujo en cuestión de segundos.

La creciente complejidad de las marcas ha ido descartando cada una de las hipótesis que pretendían darle una solución racional al misterio.
Toda respuesta natural parece quedar relegada ante la creciente simbología de los dibujos, evidencia de algo más que un complejo fenómeno físico.

“Roswell”.



El 14 de junio de 1947, el granjero W.M. Brazel descubre dentro de su campo - 75 millas al noroeste de Roswell - restos de un misterioso aparato. No les da mucha importancia; de hecho, alerta al sheriff 3 semanas después, cuando le llegan las primeras noticias sobre platos voladores. El sheriff da parte al Oficial de Inteligencia de la Base Grupo Bombarderos 509, Mayor J. Marcel y, el 4 de julio, recoge los fragmentos. El 8 de julio, W. Haut - portavoz de la base - anuncia que el Ejército del Aire “había capturado un disco volador”. Tres horas después, el General R. Ramey aclara que el material pertenecía a “un globo meteorológico”.
Después de 30 años de silencio, los ufólogos S. Friedman y W. Moore redescubren aquella vieja noticia e interpretan la desmentida del General como un “operativo de encubrimiento”… El mundo asistía al nacimiento de la Conspiración Roswell.
Tuvieron que pasar entre 40 y 45 años (desde el suceso inicial) para que aparecieran humanoides asociados al caso. El primer ufólogo que escribió sobre esto fue L. Stringfield, que en su libro recogía información sobre personas que afirmaban que en la nave había vida extraterrestre.
104008.jpg

Posteriormente a estos sucesos iniciales, apareció la famosa película en la que unos médicos-forenses realizaban una autopsia a unos supuestos extraterrestres, pero como comprobó la realidad no fue esa.
La citada película no resiste el más mínimo análisis:
Para empezar, resulta extraño que los médicos que examinan el cadáver alienígena en la tienda de campaña no lleven ningún tipo de protección y trabajen bajo la débil luz de un candil; y que los forenses que practican las necropsias en Fort Worth porten un traje de protección totalmente inadecuado, que parece hecho para ocultar la identidad de los “actores” más que para protegerlos de las posibles radiaciones (por desgracia no existen imágenes de dichos médicos).
104009.jpg

Además, como se puede comprobar en esta foto (al igual que en la anterior), los métodos y utensilios utilizados no son los más apropiados.
Hubiera sido más lógico que un hecho de este tipo (investigación de un supuesto ser de otro planeta) se hubiera realizado en unas condiciones más apropiadas, con una “mesa de operaciones” más grande, material más sofisticado, una grabación mejor; ya que de la forma que se realizó no era la óptima.
Los expertos que han visto la película no tienen ninguna duda: se trata de un burdo montaje. Además, no hace falta ser un experto en la materia para fijarse un poco y comprobar que la rigidez de los cuerpos es demasiado exagerada, más bien parecen muñecos de plástico, que seguramente es lo que eran.

104010.jpg

Pero, ¿porqué se simuló la autopsia de unos “extraterrestres”?, ¿porqué permitió el gobierno americano semejante farsa?, ¿eran o no realmente seres de otro planeta?
La única respuesta clara de este tema la tiene la última pregunta: no eran humanoides, todo fue un montaje. Pero, ¿por qué?

“Caso Valdés.”


Este caso trata sobre la experiencia del cabo Armando Valdés Garrido del  ejército chileno, que según como él relata en su libro, tuvo un encuentro cercano con seres de índole extraterrestres. El extraño suceso ocurrió en el desierto de Atacama, durante la madrugada del lunes 25 de abril de 1977.

“Eran las 03:40 de la madrugada, pese a la impenetrable oscuridad del desierto, los jóvenes conscriptos Pedro Rosales y Juan Reyes corrían hasta donde se encontraban sus compañeros de patrulla: “¡Dios mío, qué es eso! ¡Miren la luz brillante que hay en el cerro!”

Alertados por los gritos de Rosales, los soldados reunidos en torno a una fogata lo miraron sorprendidos, y de seguro deben haber pensado que bromeaba. Pero la cara de espanto que tenían los agitados conscriptos, no dejó lugar a dudas que “algo” estaba ocurriendo.

Con estas palabras, el joven soldado daba comienzo a uno de los casos de presencia extraterrestre más discutidos a nivel mundial.

En esos momentos una de las luces avanzó directamente hacia ellos, mientras el otro objeto se mantuvo a distancia. El cabo Valdés miró su reloj, el cual marcaba, las 03:45 del amanecer. Valdés se puso en posición de combate junto a sus hombres. “¡Si algo pasa que nos pase a todos!”, dijo el cabo.
Todos víctimas de un pánico, le sacaron el seguro a sus armas. Valdés decidió avanzar a la luz q se encontraba a unos 500m. de distancia. Caminó hacia el OVNI y atemorizado exclamó: “¡Alto ahí, identifíquense!”.

Sorpresivamente Valdés desapareció de la vista de la patrulla. El reloj marcaba las 04:15 de la madrugada.

Luego de 15 desesperantes minutos, que se hicieron eternos para los asustados soldados, el cabo Valdés reapareció ante la incredulidad de sus compañeros. Lo levantaron y llevaron a la fogata. Estaba como en trance, con una barba de hace unos 5 ó 6 días, aunque esa misma noche, antes de montar de guardia, se la había rasurado. Comenzó a reírse y tenía la voz cambiada, fue cuando exclamó la célebre frase, que más tarde daría vuelta al mundo entero: “¡Ustedes nunca sabrán quienes somos, ni de donde venimos, pero volveremos!”.

Después de las enigmáticas  palabras Valdés volvió en sí, y sólo repetía una y otra vez: “La luz… la luz… la luz… la luz”. Finalmente se tranquilizó entregándose al sueño.

Su reloj marcaba las 04:30 de la madrugada, hora en que reapareció, pero el calendario indicaba el 30 de Abril.

Sus subordinados no podían dar crédito a lo que veían pero estaban seguros de que habían sido testigos de un hecho único, que les cambiaría la vida para siempre.”1
Algunos científicos y ufólogos explican que estos seres viven en otra dimensión, porque se apoyan en los extraños sucesos que le ocurrieron a Valdés (la barba y el reloj).

1: Relato Caso Valdés, Revista muy interesante Nº, Año, Pág., La NASA, Gobierno USA y La Ufología.

Con el pasar de los años ufólogos y científicos han logrado obtener información confidencial de la NASA, la cual por ser una institución gubernamental integrada solamente por civiles con propósitos netamente científicos, tiene el deber de ser transparente e informar todo lo  relacionado con experimentos realizados dentro del marco Astronómico y semejantes.

La fuga de esta información ha llegado a crear en la opinión pública una idea de que la NASA oculta lo que podría tratarse de tecnología extraterrestre.

Es sabido que el Pentágono por asuntos de “seguridad nacional” o tal vez por asuntos “militares”, encubre evidencia contundente de la existencia de vida extraterrestre.

La hipótesis es la siguiente:    “El Pentágono maneja a la NASA”



Explicando la idea nos queda que el Pentágono como organismo militar, interviene en procedimientos de la NASA, obligando a la institución a permanecer ocultos ciertos datos relacionados con vida extraterrestre. Todo esto se puede respaldar con sucesos muy conocidos: las cuestionadas misiones Apolo y las Áreas “Militares” vedadas a civiles sin autorización “suprema”.

Asociaciones como la CAUS. (Ciudadanos Contra el Secreto de los Ovnis, según sus siglas en inglés) han formulado diversas peticiones jurídicas para que el gobierno norteamericano divulgue toda la información que tiene sobre el asunto OVNI. Claro está ello que el gobierno no lo ha dicho todo, pero sin embargo las distintas fugas de información permiten analizar sucesos como las misiones Apolo o lo ocurrido en Roswell, encontrando evidencias claras de lo que puede tratarse de vida extraterrestre.

Construcciones en La Luna



En 1879 la real Sociedad Astronómica Británica, solicitó a astrónomos miembros informes sobre cualquier observación anómala en la Luna.
En poco tiempo se vieron inundados por más de 2 millones de informes que hablaban de explosiones, erupciones volcánicas y luces que recorrían los cráteres. Ante tantos datos más tarde cancelaron las investigaciones no emitiendo ninguna conclusión.

Desde  el siglo XVI hasta hoy se han venido observando luces en la superficie de la Luna, generalmente blancas y del tamaño de una estrella, que se movían o eran estáticas entre segundos a varios días. Prudentemente la NASA llama a estas observaciones Fenómenos Transitorios Lunares o LTPs.

En 1966, el profesor norteamericano W. Blair accedió a fotos secretas de la NASA correspondientes a la misión Orbiter-2 de Abril de ese mismo año.
En ellas descubrió monumentos de más de 200m de altura distribuidos de forma geométrica por la superficie Lunar. Los astrónomos ortodoxos las atribuyen a “fenómenos geológicos” y desde entonces se les denominan “cúspides de Blair”.

104011.jpg
Asimismo en las fotografías de los astronautas que han pisado la Luna también se pueden observar fenómenos extraños, ya sea al fondo o en el reflejo de sus visores.

Las Fraudulentas Misiones Apolo.



Además de lo anterior se puede resaltar lo ocurrido el 20 de julio de 1969, cuando millones de personas en todo el planeta presenciaron el acontecimiento del siglo, la llegada del hombre a la Luna.
Tiempo después comenzaría una polémica que alteraría este evento mundial. Se Acusaba a la Nasa de ¡fraude! Las fotografías tomadas por las misiones Apolo contienen “Anomalías” que han sido descubiertas por expertos en fotografía e investigadores. Existen dos teorías sobre esto: una se apoya sobre un fraude total, es decir, nadie pisó la luna y fuimos engañados a una escala nunca vista por la humanidad, debido a que sólo fue una propaganda para demostrar su poderío frente a la ex Unión Soviética. La otra teoría más creíble indica que el hombre si estuvo en la Luna, pero varias fotos fueron realizadas en estudios de la Tierra, debido a que las fotografías originales contenían ovnis y estructuras lunares extraterrestres. Se sabe que los astronautas estuvieron vigilados allí por ovnis y que usaron un canal de radiocomunicación secreto para coordinar acciones con la base en Tierra.

Otro punto a favor de esta teoría fue la “cuarentena” que sufrieron los astronautas. ¿Por qué tanto tiempo? ¿Les lavaron el cerebro o los utilizaron para realizar las fotografías de encubrimiento? ¿Por qué Amrstrong en las conferencias de prensa o entrevistas, nunca habla de su alucinante viaje? ¿Trauma o información clasificada por el Pentágono y la NASA?
Por ahora no hay respuesta a estas interrogantes, pero como “premio de consuelo” a los ufólogos se han recopilado las siguientes imágenes de las misiones Apolo, que en realidad dejan mucho que pensar y decir.

Fotografía tomada por la Apolo 11:



104012.jpg

Buzz Aldrin está de pie con el sol casi a su espalda. En la luna el contraste entre la oscuridad y la claridad es muy notable, por lo que seria imposible que se vieran tantos detalles del traje espacial.

Según los científicos al no haber atmósfera en la Luna la visibilidad es totalmente nítida, pero en esta foto el fondo del astronauta es borroso. En el casco se observa un Extraño objeto reflejado, del cual no ha podido saberse con exactitud que era.

Fotografía correspondiente al Apolo 11:   



104013.jpg

Se puede observar a Neil Armstrong y Buzz Aldrin colocando la bandera de los Estados Unidos. Esta imagen fue tomada por una cámara de 16mm montada sobre el Módulo Lunar. La sombra de Aldrin (flecha verde) es bastante más larga que la de Armstrong. Como la única luz en la Luna y la única luz empleada fue la del sol, las sombras no deberían ser desiguales.

El Investigador Ralph René, escritor de New Jersey, sostiene que el hombre nunca fue a  la luna. Afirma que las fotos de las misiones Apolo fueron hechas en  un estudio del Gobierno cerca de la ciudad de Mercury (Nevada).

Por otra parte, el británico David Percy, fotógrafo profesional, expone con argumento que la iluminación de las fotografías de las misiones Apolo solo se pudieron conseguir en un estudio de la Tierra. También dice tener un informador de la Nasa, que ha filtrado información sobre el fraude. Otros afirman que la Nasa no contaba con el tiempo suficiente para diseñar la tecnología que podría llevar a los hombres a la Luna. A esto se le suma otra duda: ¿por qué no volvieron a enviar otra misión allí?

Fotografía de la Misión Apolo 12:


El astronauta de la foto es Alan Bean, sosteniendo un contenedor de muestras. En el reflejo del casco se puede observar a Charles Conrad, esto es imposible ya que el reflejo del sol no debería dejar ver absolutamente nada. El traje de Alan puede verse con demasiada claridad lo cual indica que la luz del sol no era la única luz presente. El contenedor de muestras se ve claramente, aun estando de espaldas a la luz.

104013.jpg

Se puede observar a Neil Armstrong y Buzz Aldrin colocando la bandera de los Estados Unidos. Esta imagen fue tomada por una cámara de 16mm montada sobre el Módulo Lunar. La sombra de Aldrin (flecha verde) es bastante más larga que la de Armstrong. Como la única luz en la Luna y la única luz empleada fue la del sol, las sombras no deberían ser desiguales.

El Investigador Ralph René, escritor de New Jersey, sostiene que el hombre nunca fue a  la luna. Afirma que las fotos de las misiones Apolo fueron hechas en  un estudio del Gobierno cerca de la ciudad de Mercury (Nevada).

Por otra parte, el británico David Percy, fotógrafo profesional, expone con argumento que la iluminación de las fotografías de las misiones Apolo solo se pudieron conseguir en un estudio de la Tierra. También dice tener un informador de la Nasa, que ha filtrado información sobre el fraude. Otros afirman que la Nasa no contaba con el tiempo suficiente para diseñar la tecnología que podría llevar a los hombres a la Luna. A esto se le suma otra duda: ¿por qué no volvieron a enviar otra misión allí?

Fotografía de la Misión Apolo 12:



El astronauta de la foto es Alan Bean, sosteniendo un contenedor de muestras. En el reflejo del casco se puede observar a Charles Conrad, esto es imposible ya que el reflejo del sol no debería dejar ver absolutamente nada. El traje de Alan puede verse con demasiada claridad lo cual indica que la luz del sol no era la única luz presente. El contenedor de muestras se ve claramente, aun estando de espaldas a la luz.
104014.jpg

 Fotografía del Apolo 14:



104105.jpg

Cuando este Módulo Lunar se posó en la Luna no produjo ningún cráter entre sus patas, a pesar de la considerable cantidad de polvo que debía haber levantado durante su descenso. Debajo del Módulo hay una pisada, a pesar de que nadie anduvo por esa parte de la Luna antes del descenso del vehículo. A la izquierda del Módulo se ven las palabras: United States, aunque están en la sombra. Buzz Aldrin dijo que no había refracción de la luz, lo que indica que se empleo otra fuente luminosa.
Maria Blyzinky, directora de astronomía del observatorio de Greenwich (Londres), afirma que en la luna, a falta de atmósfera las estrellas son totalmente visibles y tienen mayor brillo. Pero en esta imagen, no se ve ninguna. La Nasa se defiende diciendo que la luz solar era tan intensa que anulaba el de las estrellas.

Área 51 y S-4.



Como se mencionaba anteriormente, se conoce de la existencia  de la mítica área 51, llamada también Dreamland. Esta misteriosa base militar se ubica en medio del desierto de Nevada en los Estados Unidos. Desde hace un tiempo ha logrado convertirse en el blanco favorito de los ufólogos y curiosos; debido a los innumerables testimonios y evidencias obtenidos por los investigadores, que demostrarían que en ese lugar se encuentra una de las tantas áreas cedidas por el gobierno norteamericano a seres de origen extraterrestre, enmarcado en un convenio secreto de intercambio de tecnología y conocimientos. Como secreta, el Área 51, no aparece en ninguno de los mapas oficiales de los Estados Unidos, y solo una vez fue mencionada como Área 51, en un mapa del ejército norteamericano realizado, con motivo de una visita oficial del presidente Jhon F. Kennedy a Nevada, aunque sus instalaciones son perfectamente visibles desde las montañas colindantes.
Sin embrago oficialmente siempre se negó rotundamente su existencia, y no fue, sino, hasta que un satélite espía soviético envío un fotografía donde claramente de apreciaba una base militar secreta a orillas de Groon Lake en el desierto de Nevada, que fue reconocida su existencia como instalación experimental norteamericana en 1994.
Permanentemente acosada desde entonces por ufólogos del mundo entero y convertida en la meca de la ufología, se encuentra altamente resguardada por personal militar que patrulla día y noche el sector movilizados en jeep blancos fuertemente armados y con ordenes de disparar a matar a cualquier intruso que se acerque a los más de 10.000 km2 por los cuales se extiende la base. Además la zona se encuentra vigilada por cámaras de alta sensibilidad dotadas de dispositivos de visión nocturna, micrófonos de largo alcance y sensores de movimiento.
A pesar de contar con extrañas pistas de aterrizaje donde se lee curiosamente “NOT FOR LANDING” (NO ATERRIZAR) todos los vuelos sobre esa zona están prohibidos, y los osados que lo han intentado han sido interceptados por cazas de combate o por los legendarios helicópteros negros que vigilan el espacio aéreo y obligados a descender.

No son pocos los periodistas, ufólogos o simplemente curiosos que han sido capturados por los guardias que custodian el lugar y que han tenido que pagar altísimas multas o penas de prisión en el peor de los casos, por estar escudriñando en un vasto y desolado paraje desértico que aunque para el gobierno no exista, está prohibido.
Cientos son las personas que afirman que en ese lugar, principalmente de noche, se pueden apreciar luces extrañas que despegan y aterrizan del Área 51 y que su comportamiento no se asemeja a ningún aparato volador convencional, y que más bien corresponderían a naves alienígenas que son capaces de romper toda la lógica aerodinámica conocida con toda clase de maniobras giros y aceleraciones en vuelo imposibles de ser igualados por aparatos terrestres.
Testimonios como el de Bob Lazar hablan del Área 51, pero además se comenta la existencia de otra área, conocida como la zona S-4.
Lazar declaró que él había visto y trabajado en un OVNI en una localidad secreta de Nevada ubicada a 40 Km. al sur del Área 51, también conocida como Groom Lake. El área 51 ha sido utilizada por durante mucho tiempo para vuelos de prueba de aviones supersecretos.
Fue desde Dreamland que Lazar pudo hacer su conexión con la base OVNI conocida como Zona S-4. “Como yo estaba empleado en forma irregular, se me había dicho que debía estar en un lugar específico, a una hora determinada, para tomar un vuelo hacia Groom Lake. Luego debía coger un autobús que llevaba los cristales ennegrecidos, para ir a la zona S-4″.1
Para llegar al Área 51 de Groom Lake, todo civil o militar debía tener autorización de seguridad de alto secreto. Llegar a la zona S-4 era un proceso más difícil todavía, que requería una autorización de nivel superior. Según Bob Lazar, “En la zona S-4 trabajaban veintidós personas. Mi autorización de seguridad era treinta y ocho niveles más alta que la “Q”, máxima autorización civil. Yo tenía un distintivo que llevaba mi foto y una diagonal azul claro y azul oscuro. En la parte superior decía MJ 12, por el nivel de autorización denominado Majestic”. 2

“Había un total de nueve platillos voladores en el lugar, en hangares ubicados en la cavidad de una pequeña montaña. Desde la puerta del hangar se puede ver Lake Papoose, lo que se conoce como Emigrant Valley. La nave extraterrestre sobre la que yo trabajaba parecía nuevecita. Era un disco delgado con una protuberancia superior. Tenía entre diez y doce metros de largo, y cerca de cinco metros de altura. Parecía haber sido sacado a presión de una gigantesca lámina metálica”. Lazar además describió el interior y exterior del  OVNI en el que trabajó. “El interior y el exterior de la nave era color aluminio opaco. Tenía corredores alrededor de la pared interior, las sillas del disco estaban a sólo unos treinta o treinta y cinco centímetros del piso, parecían hechas para niños pequeños”. 4
Según este físico, la meta más alta del proyecto S-4 era la de tratar de ver si podíamos duplicar el sistema de propulsión con la tecnología terrestre. Esto se denomina “back engineering” (ingeniería retroactiva), y describe el proceso de comenzar con un producto terminado para encontrar su modo de construcción: “No ví a ningún extraterrestre por ahí, en S-4. Trato de mantenerme alejado del tema porque es especulativo. Sin embargo, yo diría que los extraterrestres existen, simplemente motivado por la evidencia circunstancial: la información que se lee en los reportes y principalmente el tamaño de los asientos del disco”. 5
Quizá una de las declaraciones más extrañas de Lazar es la de que Estados Unidos practicaba con los discos al anochcer (vuelos de prueba) a pesar de que la fuente de energía y el sistema de propulsión de las naves no ha podido ser duplicado con la tecnología terrestre.

Precisamente, el trabajo de Lazar en S-4 era investigar cómo trabajaba lo que él denomina “el reactor de antimateria del OVNI”: “El combustible no existe en la Tierra y no puede ser sintetizado porque es un elemento inmensamente pesado, se requieren unos 34 grams (átomo-gramo) para mover cada disco. Una de las razones por las que creo que esta investigación militar se mantiene en secreto es por que todo se investiga desde un punto de vista militar”. 6

1, 2, 3, 4, 5, 6: Entrevista a Bob Lazar, www.MysteryLink.com

Conclusiones.



Después de la realización de este trabajo, se ha llegado a la siguiente conclusión:
En una sociedad donde la “información es poder”, es obvio que los medios de comunicación son ciertamente los más eficaces modeladores del pensamiento colectivo, y por ende, las relaciones sociológicas también se ven afectadas.
En la actualidad el fenómeno OVNI es una realidad no asumida por la sociedad. Debido a esto se generan instantes de “roce” entre las diversas creencias. Así la ufología se ve afectada, pero mas que nada los ufólogos.
Nadie se atreve, por ejemplo, a dar explicación a lo ocurrido en Roswell, por miedo a hacer el ridículo, y no es para menos. Las organizaciones gigantes, en comparación a las pequeñas conformadas por ufólogos, tienen los medios y el suficiente poder como para desmentir sucesos mediante la prensa, como se mencionó en un principio.

Bibliografía.


Para la realización de este trabajo se ha recurrido a las siguientes fuentes:
-Páginas en INTERNET:
·www.misterylink.com
·www.metareligion.com
·www.ovnistv.tv
·www.webs.demasiadox.com
·www.alterguia.com
·www.frortunecity.com
·www.elultimosello.iespana.es
·www.editorialbitacora.com
·www.apocatástasis.com
-Revistas / Libros:
· Muy Interesante, Editorial, Nº, Año
· Muy Interesante, Editorial, Nº, Año

 Autor:

Darkangel





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License