Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Contabilidad Conceptos parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Objetivos de auditoría relacionados con los riesgos del negocio    



Efectuamos evaluaciones preliminares del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos en la fase de análisis de procesos del flujo de trabajo de auditoría.
Las implicaciones para los estados financieros relacionadas con los riesgos del negocio normalmente son subjetivas, menos susceptibles al control y más sujetas a la influencia de la gerencia. La gerencia puede desarrollar estimaciones contables para cubrir las implicaciones de los riesgos de negocio.

Las estimaciones contables son aproximaciones de los montos o partidas de los estados financieros. Las estimaciones contables miden los efectos de transacciones del negocio o eventos anteriores, o la situación actual de un activo o pasivo. Con frecuencia no existe una manera precisa de medirlas, debido a que:

- la medición o valuación de algunos montos es incierta, y depende del resultado de eventos futuros;
- no es posible acumular de manera oportuna y de costo beneficio, la información relevante sobre eventos que ya han ocurrido.
Las estimaciones contables se originan como asientos contables dentro de la entidad. Ciertas estimaciones contables son rutinarias y otras no son rutinarias.
Por ejemplo, las estimaciones contables rutinarias incluyen las estimaciones para los impuestos sobre la renta y el gasto de depreciación que se asignan al costo de los activos fijos durante sus vidas útiles estimadas. Las estimaciones contables no rutinarias incluyen estimaciones para la provisión para pérdidas por demandas legales pendientes y provisión para reducir el inventario y las cuentas por cobrar a su valor estimado de realización.

El riesgo inherente puede ser alto con respecto a los objetivos de auditoría relacionados con las implicaciones de los riesgos del negocio en los estados financieros, debido a una o más de las siguientes razones:

- los principios contables con respecto a las estimaciones contables pueden no estar bien definidos, ser confusos y estar sujetos a diversas interpretaciones;
- los juicios requeridos pueden ser subjetivos, complejos y requerir presunciones sobre los efectos de eventos futuros;
- los juicios pueden pasar por alto o interpretar erróneamente los acontecimientos actuales.

Por ejemplo, los juicios pueden pasar por alto los efectos de un ambiente tecnológico en constante evolución sobre las estimaciones de las vidas útiles que se requieren para calcular el gasto de depreciación.
Las estimaciones contables normalmente se basan en información derivada de las transacciones rutinarias procesadas por los sistemas de información por computadoras de la entidad. Los controles puede que sean efectivos con respecto a la integridad, existencia y exactitud de dicha información subyacente.
Por ejemplo, la información sobre las ganancias de los empleados que se use en los cálculos de las pensiones puede ser provista por la información derivada de las transacciones de la nómina procesadas de manera rutinaria.
Puede que sea más difícil para la gerencia establecer controles que sean efectivos para prevenir o detectar y errores e irregularidades relacionadas con los juicios que se requieren para abordar las implicaciones de los riesgos de negocio en los estados financieros. La dificultad puede aumentar debido a que los juicios han de modificarse cuando ocurran cambios en las circunstancias económicas y de la industria.

El riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos con respecto a las implicaciones de los riesgos del negocio en los estados financieros aumenta a medida que:

- aumenta el número de factores que influyen en la estimación contable o en la decisión sobre presentación y revelación;
- las presunciones se hacen más complejas o subjetivas;
- se dispone de información insuficiente o menos relevante o confiable para calcular la estimación o preparar el material apropiado de presentación y revelación.

El riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos puede ser también mayor si las presunciones fundamentales que se usen, confían demasiado en las condiciones económicas actuales para pronosticar los eventos futuros.
Por lo tanto, cuando planeamos y efectuamos nuestros procedimientos de auditoría para respaldar nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos, consideramos los factores tanto subjetivos como objetivos involucrados con una actitud apropiada de escepticismo profesional.
Efectuamos nuestra evaluación preliminar del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos con respecto a los objetivos de auditoría relacionados con las implicaciones de los riesgos del negocio en los estados financieros, al obtener un entendimiento de:

- los riesgos residuales del negocio de la entidad, es decir, después de considerar los controles de negocios
- el proceso para abordar las implicaciones de los riesgos residuales del negocio en los estados financieros.

Esto incluye considerar:

-    la calidad de la información usada;
-    el prejuicio de la gerencia;
-    el grado de competencia y complejidad;
-    la exactitud histórica.

Objetivos de auditoría relacionados con las clases significativos de transacciones



Efectuamos evaluaciones preliminares del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativas en la fase de análisis de procesos del flujo de trabajo de auditoría.
Las transacciones rutinarias registran las operaciones comerciales diarias de la entidad con el mundo externo, tales como sus ventas, compras, pagos en efectivo y entradas de efectivo habituales. Las transacciones rutinarias generalmente:

- son numerosas;
- son recurrentes;
- pueden medirse objetivamente y requieren muy poco o ningún juicio para determinar el monto a registrar;
- se procesan de una manera similar cada vez que ocurren.

A pesar de esas características, si se carece de controles efectivos, el riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos con respecto a muchas transacciones rutinarias puede ser alto. Muchas transacciones rutinarias son clases de transacciones que implican:

- entradas o desembolsos de efectivo;
- partidas negociables;
- transacciones o partidas que son susceptibles al robo: o a conversión en efectivo indirectamente por medio de artificios, tales como: acuerdos de pagos ilegales o transacciones ficticias con empleados, vendedores o clientes.

Normalmente, la gerencia establece controles efectivos con respecto al registro, procesamiento y emisión de informes de las transacciones rutinarias para proveer una certeza razonable sobre el logro de los objetivos correspondientes a las operaciones, la emisión de informes financieros y el cumplimiento de las leyes y regulaciones.
Si el riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos es bajo, normalmente se debe a que los controles son eficaces para prevenir o detectar y corregir un error e irregularidad significativo.
En todas las auditorías, obtenemos un entendimiento del diseño de los controles establecidos por la entidad para enfrentar sus riesgos. Planeamos pruebas de control para obtener evidencia de auditoría sobre el diseño de los controles, es decir, si están debidamente diseñados para prevenir o detectar y corregir un error e irregularidad significativo. Las pruebas de diseño pretenden determinar si el control es adecuado, si funciona efectivamente, y si puede prevenir, o detectar y corregir, un error e irregularidad significativo en la(s) aseveración(es) relacionada(s) de los estados financieros y si la entidad usa el control.
Basados en nuestras pruebas, cuando determinamos que los controles están debidamente diseñados, evaluamos el riesgo de que ocurran errores e irregularidades como bajo o moderado. Entonces planeamos pruebas de control para obtener evidencia de auditoría sobre la efectividad de la operación de los controles a través del período sujeto a auditoría.

Las transacciones no rutinarias son eventos que son poco usuales, debido a su tamaño o naturaleza, o que ocurren con poca frecuencia. Las transacciones no rutinarias pueden:

- ser relativamente pocas en su número;
- ser difíciles de predecir;
- requerir juicio para determinar los montos y el período contable de su registro;
- involucrar interrogantes sobre la intención o sustancia económica.

Las transacciones no rutinarias incluyen:

- transacciones del negocio que no son usuales en algún aspecto;

Por ejemplo, transacciones cuantiosas cerca del final del período.

- transacciones del negocio ajenas a las actividades rutinarias de la entidad;

Por ejemplo, adquisiciones, disposiciones, obtención de préstamos y transacciones de venta y retro-arrendamiento.

- asientos contables ajenos al curso normal del negocio.

Por ejemplo, asientos de cierre hechos exclusivamente al final del período u otras fechas de emisión de informes externos.

El riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos con respecto a los objetivos de auditoría relacionados con las transacciones no rutinarias puede ser alto, debido a que:

- el riesgo inherente puede ser alto porque:

Puede haber:

- una mayor intervención por parte de la gerencia para especificar los métodos contables
- una mayor intervención manual en la recopilación y procesamiento de datos
- un mayor juicio requerido para determinar los montos
- cálculos o principios contables complejos
- la naturaleza de las transacciones no rutinarias puede que dificulte a la gerencia la implantación de controles eficaces para prevenir o detectar y corregir un error o irregularidad significativo en comparación con las transacciones rutinarias.

Efectuamos nuestra evaluación preliminar del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos con respecto a objetivos de auditoría relacionados con las clases significativas de transacciones cuando:

- obtenemos un entendimiento de la iniciación, procesamiento y emisión de informes de las clases significativas de transacciones;
- identificamos los controles establecidos para prevenir o detectar y corregir un error e irregularidad significativo;
- efectuamos pruebas de control para obtener evidencia de auditoría sobre el diseño de los controles.

Documentación de nuestra evaluación    



Debemos documentar en los papeles de trabajo de auditoría la evaluación del riesgo de control. NIA .(b)
En la Auditoría de XXXXX, documentamos una evaluación combinada del riesgo inherente y el riesgo de control mediante el concepto del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos. Documentamos nuestra evaluación en nuestros programas de auditoría.
Documentamos nuestra evaluación preliminar del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos como ‘Alto’, ‘Moderado’ o ‘Bajo’, y exponemos una narrativa que respalde nuestra decisión. Dicha narrativa puede incluir nuestra consideración de la precisión de auditoría planeada.

Respaldo de nuestra evaluación



La evaluación preliminar del riesgo de control para una aseveración de los estados financieros debe ser alta a menos que:

- podamos identificar controles internos relevantes a la aseveración que normalmente puedan prevenir o detectar y corregir un error e irregularidad de importancia relativa; y
- planeemos efectuar pruebas de control para respaldar la evaluación. NIA .

Debemos obtener evidencia de auditoría por medio de pruebas de control para respaldar cualquier evaluación del riesgo de control que no sea alto. Mientras más baja sea la evaluación del riesgo de control, debemos obtener más respaldo de que los sistemas de contabilidad y de control interno están diseñados debidamente y funcionan con efectividad. NIA .
Cuando obtengamos evidencia de auditoría de las pruebas de control, debemos considerar la suficiencia y calidad adecuada de la evidencia de auditoría para respaldar el nivel evaluado de riesgo de control. NIA .
En la Auditoría de XXXXX respaldamos nuestra evaluación preliminar del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos, ocasionados por fraude o error, mediante la realización de procedimientos adecuados de auditoría, que incluyan pruebas de la efectividad operativa de los controles. Normalmente, efectuamos pruebas de control antes del fin del período. También obtenemos evidencia de auditoría de que los controles relevantes permanecen efectivos durante el resto del período. Para planear nuestros procedimientos, entendemos el razonamiento que nos permitió establecer nuestras evaluaciones.
Por ejemplo, si el riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos no es alto, consideramos qué reduce el riesgo (riesgo inherente o riesgo de control reducidos), de manera que podamos planear eficazmente nuestros procedimientos de auditoría.

Cuando efectuamos la fase de análisis de procesos del flujo de trabajo de auditoría:

- obtenemos y respaldamos nuestro entendimiento de los riesgos residuales del negocio que tengan implicaciones en los estados financieros;
- identificamos los controles dentro de los procesos del negocio de la entidad que puedan, si funcionan con efectividad, prevenir, o detectar y corregir un error o irregularidad significativo en los estados financieros;
- comprobamos la operación de dichos controles.

Mientras más baja sea nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos, más evidencia de auditoría se requiere para respaldar esta evaluación.
Con base en los resultados de las pruebas de control, debemos evaluar si los controles internos están diseñados y funcionan según se contempló en la evaluación preliminar del riesgo de control. NIA .
En la Auditoría de XXXXX, evaluamos si los resultados de nuestros procedimientos de auditoría respaldan nuestra evaluación preliminar del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos.

Respuesta a nuestra evaluación



Al obtener la evidencia, debemos aplicar juicio profesional para evaluar el riesgo de auditoría y diseñar los procedimientos de auditoría para garantizar la reducción de ese riesgo un nivel aceptablemente bajo. NIA .
Debemos considerar los niveles evaluados de riesgo inherente y de control para determinar la naturaleza, oportunidad y alcance de los procedimientos sustantivos requeridos para reducir el riesgo de auditoría a un nivel aceptablemente bajo. NIA .
Con base en la evaluación de riesgos, debemos diseñar procedimientos de auditoría para obtener certeza razonable de que son detectadas las representaciones erróneas que surjan de fraude o error y que sean de importancia relativa para los estados financieros tomados en conjunto. NIA .

Mientras más alta sea la evaluación del riesgo inherente y de control, más evidencia de auditoría debemos obtener de la ejecución de procedimientos sustantivos. NIA .()
En la Auditoría de XXXXX respondemos a nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos mediante la realización de procedimientos sustantivos apropiados. Mientras más alta sea nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos, más evidencia persuasiva de auditoría requerimos de los procedimientos sustantivos.
Planeamos nuestros procedimientos sustantivos en la fase de análisis de procesos del flujo de trabajo de auditoría.
Cuando tratamos de obtener más evidencia persuasiva de las pruebas de detalles, normalmente planeamos diferentes procedimientos de auditoría, en vez de aumentar el número de partidas que se someten a prueba.
Cuando tratamos de obtener más evidencia persuasiva de los procedimientos analíticos, normalmente aumentamos la intensidad del análisis en uno o más niveles.

Por ejemplo, en vez de analizar las ventas mes por mes, podemos analizarlas por grupo de productos por mes, o ventas por área de ventas, por grupo de productos por mes.
La probabilidad de detectar los errores normalmente es mayor que la de detectar el fraude, debido a que éste normalmente está acompañado por acciones diseñadas específicamente para ocultar su existencia. Identificamos los factores de riesgo de fraude dentro del análisis estratégico, en donde nos concentramos más en el fraude de la gerencia, y dentro del análisis de procesos, en donde nos concentramos más en el fraude de los empleados.

Independientemente de los niveles evaluados de riesgo inherente y de control, debemos efectuar algunos procedimientos sustantivos para los saldos de cuenta y clases de transacciones que sean de importancia relativa. NIA .
Cuando obtenemos evidencia de auditoría de los procedimientos sustantivos, debemos considerar la suficiencia y el grado apropiado de la evidencia de auditoría de dichos procedimientos, conjuntamente con cualquier evidencia de las pruebas de control, para respaldar las aseveraciones en los estados financieros. NIA .

En la Auditoría de XXXXX, siempre efectuamos algunos procedimientos sustantivos con respecto a cada objetivo de auditoría. Nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos afecta la naturaleza, oportunidad y alcance de los procedimientos sustantivos que efectuamos. Con respecto a ciertos objetivos de auditoría, podemos obtener la evidencia de auditoría requerida solamente mediante la ejecución de procedimientos analíticos.
Las pruebas de detalles normalmente son adecuados para obtener evidencia de auditoría sobre las transacciones no rutinarias.
Cuando determinamos que el riesgo de detección, con respecto a una aseveración en los estados financieros, sobre un saldo de cuenta o clase de transacciones de importancia relativa, no puede ser reducido a un nivel aceptable, debemos expresar una opinión con salvedad o una abstención de opinión. NIA .()

El riesgo de detección es el riesgo de que nuestros procedimientos sustantivos no detecten un error e irregularidad que exista en un saldo de cuenta o clase de transacciones que pueda ser de importancia relativa, individualmente o en el agregado, con errores e irregularidades en otros saldos de cuenta o clases de transacciones.

Confirmación de nuestra evaluación



Antes de la conclusión de la auditoría, con base en los resultados de los procedimientos sustantivos y otra evidencia de auditoría obtenida, debemos considerar si la evaluación del riesgo de control está confirmada. NIA .
En la Auditoría de XXXXX, consideramos si nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos está confirmada en los procedimientos de auditoría restantes y en la fase de emisión de informes del flujo de trabajo de auditoría.
Cuando efectuamos procedimientos sustantivos y, subsecuentemente, cuando consideramos si hemos logrado nuestro objetivo de auditoría, puede que nos percatemos de asuntos que pongan en duda nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos. Cuando llegamos a una conclusión sobre nuestros objetivos de auditoría, consideramos si nuestra evaluación está debidamente confirmada como válida o si debemos revisar la evaluación y reconsiderar la suficiencia y el grado apropiado de la evidencia de auditoría obtenida de nuestros procedimientos sustantivos.

Por ejemplo, puede que nos percatemos de información al efectuar los procedimientos sustantivos que difiera significativamente de la información sobre la que originalmente evaluamos el riesgo de que ocurrieran errores e irregularidades significativos. En tales casos, podemos modificar los procedimientos sustantivos planeados basados en una revisión del riesgo evaluado de que ocurran errores e irregularidades significativos.

Obtener evidencia de auditoría   



Debemos obtener evidencia suficiente y adecuada de auditoría para poder llegar a conclusiones razonables sobre las cuales basar la opinión de auditoría. NIA .

Esta sección incluye:

- la suficiencia de la evidencia de auditoría;
- lo adecuado de la evidencia de auditoría;
- las técnicas para obtener evidencia de auditoría;
- cómo seleccionar las partidas sujetas a prueba.

En la Auditoría de XXXXX, obtenemos nuestra evidencia de auditoría a medida que efectuamos las tres fases del flujo de trabajo (el análisis estratégico, el análisis de procesos, los procedimientos restantes de auditoría y la emisión de informes).
Normalmente, la evidencia de auditoría es persuasiva más que convincente. Las aseveraciones incluidas en los estados financieros son de una naturaleza tal que aún un auditor con experiencia rara vez se convence plenamente con respecto a todos los aspectos de los estados financieros sujetos a auditoría.
Sin embargo, si no podemos obtener evidencia suficiente y adecuada de auditoría, debemos expresar una opinión con salvedad o una abstención de opinión. NIA .

Obtenemos evidencia de auditoría con respecto a cada uno de nuestros objetivos de auditoría para:

- respaldar nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos;
Podemos obtener esa evidencia mediante el respaldo de nuestro entendimiento de los riesgos residuales del negocio y la realización de las pruebas de control.
- responder a nuestra evaluación del riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos.

Obtenemos esa evidencia mediante la ejecución de procedimientos analíticos y pruebas de detalles.
Obtenemos evidencia de auditoría mediante la realización de una combinación adecuada de procedimientos de auditoría que incluyen pruebas de control, procedimientos analíticos y pruebas de detalle, así como procedimientos efectuados para respaldar nuestro entendimiento de los riesgos residuales de negocios de la entidad.
Dicho trabajo de auditoría implica aplicar diversas técnicas de auditoría, algunas de las cuales pueden ser ejecutadas con la asistencia de la computadora.

Suficiencia de la evidencia de auditoría  



La suficiencia es una medida de la cantidad de evidencia de auditoría
La suficiencia está relacionada con el alcance de nuestro trabajo de auditoría, con respecto a nuestro nivel de evaluación de riesgo de auditoría.

Juzgamos el alcance requerido de los procedimientos de auditoría mediante la consideración de:

- la naturaleza del saldo de cuenta o clase de transacciones, incluyendo el número y tamaño relativo de las partidas en la población;
- el riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos en las aseveraciones de los estados financieros cubiertos por nuestros objetivos de auditoría;
- la naturaleza y oportunidad de los procedimientos de auditoría planeados;
- la evidencia de auditoría obtenida de otros procedimientos de auditoría.

El grado adecuado de la evidencia de auditoría   



El grado adecuado de la evidencia de auditoría es una medida de su calidad, su relevancia con respecto a una aseveración y su confiabilidad.
El grado adecuado se relaciona con la naturaleza y oportunidad de nuestro trabajo de auditoría.

Naturaleza    



Juzgamos la naturaleza de los procedimientos de auditoría requeridos mediante la consideración de las siguientes generalizaciones:

- la evidencia de auditoría obtenida fuera de la entidad es más persuasiva que la obtenida dentro de ésta;
- la evidencia de auditoría obtenida de terceros no relacionados o creada por éstos es más persuasiva que la obtenida de entes relacionados;
- la evidencia de auditoría obtenida dentro de la entidad es más persuasiva cuando los controles relacionados son efectivos;
- la evidencia de auditoría obtenida directamente al efectuar una inspección, observación o cálculo es más persuasiva que la obtenida indirectamente mediante indagación de otros;
- la evidencia de auditoría en forma de documentos y representaciones por escrito es más persuasiva que las representaciones orales;
- la evidencia de auditoría obtenida de diversas fuentes que sugieren la misma conclusión es más persuasiva que la obtenida de una sola fuente.

Cuando obtenemos evidencia consistente de diferentes fuentes o de ejecutar diferentes técnicas, podemos obtener un grado acumulativo de evidencia mayor que el que contienen las partidas individuales por sí mismas.
Por el contrario, cuando la evidencia de auditoría de una fuente no es consistente con la evidencia de otra, normalmente efectuamos trabajo adicional de auditoría para solucionar la inconsistencia.

Oportunidad


Podemos efectuar pruebas de control o procedimientos sustantivos antes o después del final del período cubierto por los estados financieros.
Ciertos datos contables e información corroborativa están disponibles sólo en formato electrónico en cierto tiempo, fecha o momento. Consideramos el tiempo durante el cual la información existe o está disponible para determinar la naturaleza, oportunidad y alcance de los procedimientos sustantivos de auditoría y, si fuese aplicable, las pruebas de control.
Por ejemplo, el uso de sistemas de información por computadoras de Intercambio Electrónico de Datos(IED) u otras formas de sistemas de procesamiento de imágenes puede no resultar en la creación de documentos fuente o en la retención de ellos. En tales casos, consideramos el tiempo durante el cual la información existe o está disponible para determinar la naturaleza, oportunidad y alcance de nuestros procedimientos.

Efectuar el trabajo de auditoría antes del final del período nos permite considerar asuntos significativos que pueden afectar los estados financieros al final del período y modificar nuestro enfoque de auditoría, si fuese necesario.
Cuando efectuamos el trabajo de auditoría antes del final del período, reconocemos el riesgo potencialmente mayor de que no detectemos un error e irregularidad significativo que pueda existir al final del período.
Reducimos dicho riesgo de auditoría, potencialmente mayor, mediante trabajo adicional de auditoría que abarque el período restante, de manera que provea una base razonable para extender las conclusiones de auditoría hasta el final del período. Normalmente, comparamos la información a la fecha del final del período con la información comparativa a la fecha de nuestro trabajo de auditoría anterior, para identificar montos o tendencias poco usuales. Investigamos dichos asuntos poco usuales.


Efectuar pruebas de control antes del final del período


Debemos considerar si los controles internos estuvieron en uso durante todo el período o no. NIA .
En la Auditoría de XXXXX, consideramos si los aspectos relevantes del control circundante del negocio y los controles estaban en uso durante todo el período.
Normalmente, efectuamos pruebas de control antes del final del período. También obtenemos evidencia de auditoría de que los controles relevantes permanezcan en vigor durante el período remanente.
Por ejemplo, puede que sea eficaz efectuar pruebas de control al mismo tiempo que actualicemos nuestro entendimiento del control circundante del negocio.

Cuando efectuamos ciertas pruebas de control durante una visita interina antes del final del período, no podemos confiar en los resultados de dichas pruebas sin considerar la necesidad de obtener evidencia de auditoría adicional relacionada con el período remanente.

Consideramos factores, tales como:

- los resultados de las pruebas efectuadas antes del final del período;
- la duración del período remanente;
- el impacto del control circundante del negocio sobre el diseño y la operación de los controles;
- los cambios en el control circundante del negocio y los sistemas contables durante el período remanente;
- la naturaleza y el monto de las clases de transacciones o las estimaciones contables involucradas;
- los procedimientos sustantivos que planeamos efectuar y cuándo planeamos efectuarlos.

También podemos considerar la evidencia de auditoría que obtuvimos de las pruebas de control efectuadas en la auditoría del período anterior, al determinar las pruebas de control adecuados para el período actual. Al planear las pruebas de control, consideramos el tiempo transcurrido desde la vez que efectuamos las pruebas de control.
Antes de confiar en los procedimientos efectuados en las auditorías anteriores, debemos obtener evidencia de auditoría que respalde esa confiabilidad. NIA .
Obtenemos dicha evidencia de auditoría durante las fases de análisis estratégico y de análisis de procesos, al identificar los cambios en el control circundante del negocio y los sistemas contables de la entidad desde la vez que efectuamos las pruebas de control. Evaluamos el impacto de los cambios.

Efectuar procedimientos sustantivos antes del final del período



Cuando planeamos efectuar procedimientos sustantivos de auditoría antes del final del período, consideramos si:

- el saldo de la cuenta al final del período puede predecirse razonablemente basado en el saldo anterior con respecto al monto, importancia relativa y composición;
- los procedimientos de corte propuestos por la entidad, tanto a la fecha anterior y al final del período, son adecuados;
- el sistema contable provee información con respecto a los saldos a la fecha del final del período y las transacciones en el período restante, que sea suficiente para permitir la investigación de:

-    transacciones o asientos contables poco usuales, significativos, incluyendo los ocurridos al final o cerca del fin del período
-    otras causas de fluctuaciones, o fluctuaciones significativas esperadas que no ocurrieron
-    cambios en la composición de los saldos de las cuenta;
- las condiciones o circunstancias del negocio son razonablemente constantes;

Por ejemplo, las circunstancias en constante evolución pueden presionar a la gerencia para que incluya errores e irregularidades en los estados financieros en el período restante. Si estamos conscientes de tal presión, podemos juzgar que los procedimientos sustantivos de auditoría diseñados para abarcar el período restante no serían eficaces para controlar el riesgo de auditoría mayor. Por lo tanto, podemos planear auditar las cuentas afectadas de activos y pasivos a la fecha del final del período.

- son de costo beneficio, tomando en cuenta los costos del trabajo de auditoría necesario para abarcar el período restante, y la eficacia del sistema contable relacionado.

Por ejemplo, aplicar procedimientos sustantivos de auditoría principales a los detalles de las cuentas de activos y pasivos a una fecha anterior puede no ser de costo beneficio si los controles no son eficaces para permitirnos limitar el alcance de los procedimientos de auditoría sustantivos requeridos para abarcar el período restante.
Si creemos que el sistema contable puede no ser efectivo durante el período restante, consideramos si se deteriora la eficacia de los procedimientos sustantivos de auditoría requeridos para abarcar el período.
Por ejemplo, si no hubo controles efectivos de los estados financieros sobre la preparación de los documentos con respecto a la mercancía recibida, los procedimientos de auditoría sustantivos que se basan en dichos documentos con respecto al período restante pueden ser ineficaces porque los documentos pueden estar incompletos.
De la misma manera, los procedimientos de auditoría sustantivos aplicados al período restante relacionados con la aseveración de existencia a la fecha del final del período puede que sean ineficaces si los controles de los estados financieros sobre la custodia y traslado físico de los activos no lo son.

En los dos ejemplos anteriores, si concluimos que la eficacia de nuestros procedimientos de auditoría sustantivos puede deteriorarse, procuramos obtener evidencia adicional de auditoría; de lo contrario, efectuamos procedimientos de auditoría sustantivos a la fecha del final del período.
Si encontramos un error e irregularidad en los saldos de las cuentas de fechas anteriores, consideramos si debemos modificar la naturaleza, oportunidad o alcance planeados de los procedimientos de auditoría sustantivos en el período restante, o si debemos efectuar procedimientos adicionales de auditoría a la fecha del final del período.

Al tomar esa decisión, consideramos:

- las implicaciones de la naturaleza y causa del error e irregularidad detectado en la fecha anterior;
- la relación con otras partes de la auditoría;
- las correcciones registradas subsecuentemente por la entidad;
- los resultados de los procedimientos de auditoría que abarcan el período restante, incluyendo aquellos que responden a las posibilidades de que ocurran errores e irregularidades.

Técnicas para obtener evidencia de auditoría



Obtenemos evidencia de auditoría al efectuar una combinación adecuada de procedimientos de auditoría, incluyendo pruebas de control, procedimientos analíticos y pruebas de detalles.

Ese trabajo de auditoría implica una o más de las siguientes técnicas:

- inspección;
- observación;
- indagación y confirmación;
- cálculos.

Podemos usar la computadora como herramienta de auditoría para aplicar algunas de las técnicas de auditoría mencionadas. El uso de la computadora como herramienta de auditoría se conoce como técnicas de auditoría asistidas por la computadora ( TAAC).

Inspección



La inspección implica la lectura de registros o documentos, visual o electrónicamente. A diferencia de la observación, no es necesario estar presentes en el momento en que se efectúe el proceso o procedimiento para obtener evidencia de auditoría.
La inspección también incluye examinar partidas tangibles, tales como una partida del equipo o inventario.
Durante una inspección podemos identificar visual o electrónicamente lo que es igual y lo que es diferente entre dos o más documentos, partidas tangibles o conjuntos de datos (lo que a veces se llama “comparación”).
Normalmente, usamos técnicas de inspección como parte de nuestros procedimientos de seguimiento con respecto a observaciones o indagaciones.

Observación    



La observación implica observar un proceso o procedimiento efectuado por otros.
Normalmente, usamos técnicas de observación para obtener un entendimiento de los controles y comprobarlos.

En esas situaciones:



- observamos y evaluamos la ejecución del control



Observamos la operación del control y lo comparamos con nuestro entendimiento de lo que debe suceder. Siempre existe el riesgo de que cuando observemos un control, se efectúe correctamente sólo porque estemos presentes. Evaluamos este riesgo.

- preguntamos qué sucede cuando se encuentran interrupciones en el control



Un control en los estados financieros funciona al prevenir o detectar y corregir un error e irregularidad. En caso que no exista un error e irregularidad en la información contable, es difícil evaluar la efectividad del control en los estados financieros.

- encontramos casos en que hayan ocurrido errores y revisamos su corrección



Para evaluar la eficacia del control en los estados financieros, investigamos las ocasiones en que el control en los estados financieros haya prevenido o detectado y corregido un error e irregularidad.

- evaluamos lo adecuado de los procedimientos.



Para que un control en los estados financieros sea efectivo, cualquier error e irregularidad detectados deben ser corregidos. Evaluamos tanto la operación de los controles en los estados financieros para prevenir/detectar un error e irregularidad como la acción correctiva subsecuente.

Indagación y confirmación    



La indagación consiste en:

- hacer las preguntas adecuadas a las personas con conocimientos, tanto dentro como fuera de la entidad;
- escuchar y considerar sus respuestas;
- hacer preguntas de seguimiento;
- corroborar la información, según sea apropiado.

Una confirmación externa es una comunicación directa de un tercero en respuesta a una indagación solicitando información.
Las indagaciones y confirmaciones externas pueden ser formales o informales, por escrito u orales.

Indagación  



La indagación es una técnica importante, tanto para obtener conocimiento sobre el negocio de una entidad como para llevar a cabo pruebas de control.
La indagación es algo más que simplemente solicitar información al personal de la entidad o confirmar que ellos han efectuado ciertas actividades.

La indagación implica:

- considerar los conocimientos, la independencia y las aptitudes del individuo que se ha de entrevistar;
- hacer preguntas claras, concisas y abiertas;

Las preguntas abiertas promueven respuestas completas y detalladas. Las preguntas cerradas restringen la respuesta del entrevistado y es preferible usarlas para confirmar un punto.

- escuchar de manera activa y efectiva;

Al escuchar activamente, exhortamos a que se nos provea información. Los individuos que escuchan con atención tienen un atributo poderoso debido a que estimulan a los demás a hablar. Escuchar eficazmente requiere una mente amplia.

- considerar la respuesta del entrevistado y hacer preguntas de seguimiento;

Esto requiere una actitud de escepticismo profesional. No aceptamos las respuestas importantes en su valor aparente; de la misma manera, no las rechazamos automáticamente. Si el entrevistado provee una respuesta aparentemente inapropiada o entiende erróneamente el punto, proseguimos con otra pregunta.

- concluir con un breve resumen de nuestro entendimiento de los hechos.

Esto le permite al entrevistado confirmar nuestro entendimiento.

Efectuar una indagación incluye los siguientes pasos:

- planear la reunión o conversación:
-    lo que se quiere lograr de la reunión;
-    las áreas que pretendemos abarcar;
-    cuál es la mejor persona con quien hablar;
-    concertar la reunión de antemano e informar a los entrevistados sobre el tema a tratar, para que ellos puedan prepararse;
-    considerar las preguntas que se quieren hacer y, de ser necesario, anotarlas como recordatorio;
- hacer preguntas;

Existen dos tipos principales de preguntas que se pueden usar:

-    abiertas.



Las preguntas abiertas exhortan a que se provean respuestas completas. Se usan cuando se quiere obtener información.
Por ejemplo, ‘¿Cómo se determinó la estimación para cuentas incobrables? ¿Cómo sabe que se ha registrado el cobro?’

-    cerradas.


Las preguntas cerradas restringen la respuesta del entrevistado, a un sí o no, o no lo sé. Se usan cuando se quiere confirmar parte de lo que usted ha escuchado.
Por ejemplo, ‘¿Ha calculado usted la estimación para cuentas incobrables mediante el mismo cálculo que se usó en el período anterior? ¿Usa usted las cuentas administrativas mensuales para controlar los ingresos?’

También estamos conscientes del sesgo, ambigüedad, jerga e imprecisión:

-    sesgo



Evite incorporar sesgo en nuestra indagación.
Por ejemplo, ‘Ustedes verifican la solvencia de las cuentas de nuevos clientes, ¿no es cierto?’

-    ambigüedad



Trate de no ser ambiguo
Por ejemplo, ‘¿Diría usted que sus cuentas administrativas destacarían cualquier problema de importancia?’ Esa pregunta es ambigua, no hemos aclarado lo que es un problema de importancia. Nuestra definición de importancia y la definición de la gerencia pueden ser totalmente diferentes. Además, ¿qué tipo de problemas?

-    jerga



Evite usar jerga debido a que la otra persona puede no entender lo que usted quiere decir. Solicíteles que definan cualquier jerga que usen para evitar malos entendidos.

-    imprecisión



Trate de no ser demasiado impreciso o general con su pregunta.
Por ejemplo, ‘¿Podría explicarme el desarrollo de sus sistemas de información por computadoras y los procedimientos de cambios de programas?’

- escuchar las respuestas;



Exhorte a que se provea información al escuchar activamente. Una vez que hemos hecho preguntas, es necesario que escuchemos atentamente a las respuestas. Los individuos que escuchan atentamente tienen un atributo poderoso ya que estimulan a los demás a hablar. Escuchar no es un proceso pasivo sino que requiere mucho trabajo.

- evaluar las respuestas;



Recopilar evidencia de auditoría es un proceso de dos fases: recopilar los detalles y después evaluarlos. Al efectuar una indagación, tenemos cuidado de no juzgar o desechar detalles al escucharlos sin considerarlos debidamente.
Considere lo que se diga y trate de analizar las respuestas con respecto a inconsistencias, imposibilidades, etc.

- hacer preguntas de seguimiento;



Las preguntas de seguimiento son importantes debido a que:

-    le ayudan a confirmar su entendimiento de lo dicho;
-    le permiten expandir sobre asuntos significativos a medida que surjan;
-    demuestran que usted ha escuchado.

- corroborar puntos clave;



Al evaluar las respuestas de la gerencia, no suponemos que son deshonestos ni tampoco suponemos una honestidad indiscutible. Verificamos las explicaciones ofrecidas en respuesta a las indagaciones sobre asuntos significativos con la información independiente de respaldo, siempre que sea posible.

- tomar notas

.

Es importante que se tomen notas durante una indagación. Las notas sirven para recordar lo que se dijo, como evidencia documentaria de la información recopilada y como respaldo de la evaluación y conclusión. Como mínimo, las notas incluyen asuntos significativos planteados, las respuestas y una referencia a nuestro seguimiento subsecuente.

Confirmación externa   



Esta sección aborda:

- el concepto de las confirmaciones externas;
- las solicitudes positivas;
- las solicitudes negativas;
- las respuestas a nuestras solicitudes de confirmación que no sean por escrito;
- procedimientos alternos de auditoría.

Qué son las confirmaciones externas    



A medida que el riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos aumenta, seleccionamos procedimientos sustantivos para obtener evidencia de auditoría adicional, o diferente, sobre una aseveración en los estados financieros. En esas situaciones, podemos usar procedimientos de confirmación externa en vez de, o en conjunto con, pruebas dirigidas a documentos o entes dentro de la entidad.

He aquí ejemplos de situaciones en las que podemos usar confirmaciones externas:

- saldos por cobrar



Cuando las cuentas por cobrar son de importancia relativa para los estados financieros y cuando es razonable esperar que los deudores respondieran, normalmente debemos planear obtener confirmación directa de las cuentas por cobrar o las partidas individuales en un saldo de cuenta. NIA .

Cuando anticipamos que los deudores no responden, debemos planear efectuar procedimientos alternativos. NIA .

- los saldos de cuenta bancaria y otra información de los banqueros;
- los inventarios en poder de terceros, en almacenes para procesarse o en consignación;
- los títulos de propiedad en poder de abogados para su custodia o como garantía;
- las inversiones adquiridas de los corredores de bolsa pero no entregadas a la fecha final del período;
- los préstamos no garantizados por los prestamistas;
- los saldos por pagar.

Solicitamos confirmaciones de asuntos que, sólo quien responde puede tener conocimiento.
La interpretación de las respuestas requiere precaución. Estas proveen muy poca o ninguna evidencia de auditoría sobre la valuación. Normalmente, son más eficaces con respecto a sobrevaluaciones o subvaluaciones pero no ambas.
Por ejemplo, los que responden a solicitudes de confirmación de saldos por cobrar tienden más a informar sobre sobrevaluaciones que sobre subvaluaciones.
Por ejemplo, los que responden a solicitudes de confirmación de saldos de pasivos de depósito tienden más a informar sobre subvaluaciones que sobre sobrevaluaciones.
También, consideramos si puede haber modificaciones orales a los acuerdos, tales como términos poco usuales de pago o derechos liberales de devolución. Cuando existe un riesgo moderado o alto de que hayan modificaciones orales significativas, en jurisdicciones en las que las modificaciones orales pueden tener efecto legal, indagamos sobre la existencia y los detalles de tales modificaciones a los acuerdos por escrito. Un método de hacerlo es confirmar los términos de los acuerdos y si existen modificaciones orales.
El grado de nuestro escepticismo profesional aumenta cuando obtenemos información que da lugar a preguntas sobre la competencia, los conocimientos, la motivación, la capacidad o la disposición a responder del interrogado, o sobre su objetividad y carencia de sesgo.

En tales circunstancias, también consideramos los efectos de la información sobre:

- el diseño de la solicitud de confirmación;
- la evaluación de los resultados;
- la determinación de si es necesario efectuar otros procedimientos.

Le solicitamos a la gerencia que solicite la confirmación a los interrogados debido a que normalmente se espera que éstos no revelen información (a un tercero) sin el permiso de la entidad. Le solicitamos a los interrogados que nos respondan directamente y mantenemos el control de las cartas de confirmación, los procedimientos de envío por correo y las excepciones notificadas durante el proceso, para minimizar la posibilidad de interferencia por parte del personal de la entidad. Consideramos cualquier riesgo especial relacionado con las respuestas a nuestras solicitudes de confirmación que no se hayan hecho por escrito.

La siguiente secuencia de pasos normalmente es adecuado para las solicitudes de confirmación:

- preparar las solicitudes de confirmación, o solicitarle a la entidad que las prepare;
- verificar las solicitudes y direcciones de confirmación con respecto a su exactitud y enviarlas en sobres que muestren nuestra dirección y contengan un sobre franqueado dirigido a nosotros (con referencia al departamento, en caso que sea apropiado) como destinatario;
- investigar las solicitudes de confirmación que sean devueltas verificando la dirección y procurando obtener evidencia corroborativa de auditoría de que el cliente existe;
- tomar medidas adecuadas de seguimiento con respecto a las cuentas que no respondan; considerar segundas y, a veces, terceras solicitudes (orales o por escrito); si fuese adecuado, efectuar procedimientos alternativos de auditoría.

Por ejemplo, con respecto a las cuentas por cobrar, compararlas con las entradas subsecuentes de efectivo, si pueden identificarse específicamente con partidas pendientes a la fecha de la confirmación, o con las órdenes de compra y los documentos de embarque.
La solicitud de confirmación de saldos puede tomar una forma positiva, en la que se solicita a los interrogados que confirmen su acuerdo o expresen su desacuerdo con la información, o una forma negativa, en la que se solicita una respuesta sólo en caso de desacuerdo.
Las solicitudes de confirmación abiertas requieren información al interrogado, en vez de proveer información sobre la entidad para que el interrogado la verifique.
Por ejemplo, solicitudes de estados de cuenta de los proveedores, confirmaciones de inventario o de valores, solicitudes a actuarios, fideicomisarios, registradores de acciones o agentes de transferencias, cuestionarios a entes relacionados y solicitudes a instituciones financieras.

Solicitudes positivas    



Las confirmaciones positivas requieren una respuesta directa de los interrogados sobre información provista por la entidad.
Si no se recibe una respuesta a una confirmación positiva, deben aplicarse procedimientos alternativos o considerarse la partida como un error. NIA .
La confirmación de detalles específicos, tales como facturas individuales, en vez de saldos de cuentas, pueden aumentar el índice de respuestas. Mientras más se adhiera la solicitud de confirmación al sistema de información del interrogado, es más probable que se obtenga una respuesta.
Por ejemplo, confirmar saldos o transacciones registrados o solicitar información como estados de cuenta de los proveedores.
Cuando usamos solicitudes positivas de confirmación, efectuamos un seguimiento con una segunda y, a veces, tercera solicitud a aquellos de quienes no se obtenga respuesta. Procedimientos alternativos pueden ser aceptables dependiendo de los hechos y las circunstancias.

Solicitudes negativas    



Estas son solicitudes que requieren una respuesta sólo si el interrogado está en desacuerdo con la información expresada en la solicitud. No es posible distinguir entre aquellos que no responden que están de acuerdo con la solicitud de confirmación y aquellos que no le prestan atención. Debido a la incertidumbre sobre la evidencia de auditoría provista por las solicitudes negativas, normalmente no las usamos como fuente de evidencia de auditoría.
En caso que se usen solicitudes negativas, consideramos la necesidad de suplir la evidencia obtenida con otros procedimientos sustantivos.
Las solicitudes negativas pueden generar respuestas que indiquen errores e irregularidades y tienen mayor probabilidad de hacerlo si enviamos una cantidad significativa de solicitudes negativas y dichos errores e irregularidades están diseminados. Investigamos la información relevante provista en las solicitudes negativas devueltas para determinar el efecto que dicha información pueda tener en la auditoría. Si nuestras investigaciones indican un patrón de errores e irregularidades, reconsideramos el riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos y el efecto en nuestros procedimientos de auditoría planeados.

Respuestas a nuestras solicitudes de confirmación que no sean por escrito   



Consideramos los riesgos especiales que pueden estar relacionados con medios, tales como mensajes de correo electrónico, respuestas por fax o confirmaciones orales, así como fotocopias de solicitudes originales cuando se usen en el proceso de confirmación. Cuando se usen dichos medios, es posible que se requiera evidencia adicional de auditoría para respaldar la validez de las respuestas.
Por ejemplo, las respuestas por fax implican riesgos especiales debido a la dificultad de determinar las fuentes de las respuestas. Para restringir los riesgos relacionados con las respuestas por fax y considerar las confirmaciones como evidencia de auditoría válida, normalmente tomamos precauciones, tales como verificar la fuente y el contenido de una respuesta por fax con una llamada telefónica al presunto emisor. En adición, normalmente solicitamos al presunto emisor que nos envíe directamente la confirmación original por correo.
Documentamos las respuestas orales de confirmación en nuestros papeles de trabajo. Si la información confirmada es significativa, solicitamos al interrogado que nos envíe directamente una confirmación por escrito de la información específica.

Procedimientos alternativos de auditoría    



Normalmente, aplicamos procedimientos alternos de auditoría cuando no recibimos respuestas a las solicitudes positivas de confirmación.
Sin embargo, consideramos no efectuar procedimientos alternos de auditoría si:

- las solicitudes de confirmación sin respuesta no son significativas, es decir, cuando tomadas en conjunto, no afectan nuestra decisión sobre si los estados financieros carecen de errores e irregularidades significativos aún cuando el % de las confirmaciones sin respuesta fuese erróneo; y
- no existe indicación alguna de características poco usuales de las solicitudes de confirmación sin respuesta.
Los procedimientos alternos varían dependiendo del objetivo de auditoría.
Por ejemplo, los procedimientos alternos aplicados con respecto a confirmaciones sin respuesta sobre cuentas por cobrar pueden incluir verificar las partidas en la solicitud de confirmación con los cobros subsecuentes de efectivo (incluso la inspección de la documentación del cliente en cuanto a las partidas pagadas realmente), los documentos de embarque, u otra documentación de la entidad que provean evidencia con respecto a la aseveración de existencia.
Por ejemplo, los procedimientos alternos aplicados con respecto a confirmaciones sin respuesta sobre cuentas por pagar pueden incluir verificar los desembolsos subsecuentes de efectivo con las cuentas por pagar registradas, correspondencia de terceros u otros registros que provean evidencia con respecto a la aseveración de integridad.
Cuando la gerencia nos solicita que no confirmemos ciertos saldos de cuentas por cobrar, debemos considerar si ésa solicitud está válidamente justificada. Antes de aceptar la negación como justificada, debemos examinar cualquier evidencia disponible que respalde las explicaciones de la gerencia. En tales casos, debemos aplicar procedimientos alternativos a las cuentas por cobrar no sujetas a confirmación. NIA .

Cálculos    



Los cálculos implican verificar la exactitud aritmética de los documentos fuente y los registros contables o efectuar cálculos independientes.

Técnicas de auditoría asistidas por computadora (TAAC)



Las TAAC pueden eliminar gran parte de la rutina mecánica del trabajo de auditoría. Pueden usarse para llevar a cabo las pruebas de control, los procedimientos analíticos y las pruebas de detalles.

Existen muchos factores que influyen en el uso de las TAAC, tales como si:

- la consulta de archivos puede permitir un examen eficiente del cien por ciento de la información;
Por ejemplo, los artículos en inventario o un cálculo de interés pueden ser verificados en forma total, en vez de una muestra.
- la consulta de archivos puede permitirnos definir y seleccionar eficientemente las partidas y la información contable poco usuales y, por lo tanto, conceder más tiempo para concentrarse en investigar y efectuar un seguimiento de dichas partidas (una consulta de archivos que confirme que no existen partidas poco usuales provee información útil);
- la consulta de datos puede permitirnos aplicar procedimientos de auditoría que de otra forma tomarían mucho tiempo, debido al volumen de información a investigar o la complejidad de los procedimientos de auditoría, o una combinación de ambos;
Por ejemplo:
- Podemos producir un informe que muestre todos los artículos en inventario que sean potencialmente obsoletos, con base en la cantidad en existencia en comparación con las ventas del último período. Entonces podemos efectuar procedimientos analíticos adicionales con esa información. Puede producirse una lista de las partidas de alto valor únicamente.
- Al final del período, podemos producir una lista de cuentas por cobrar que compare las entradas posteriores de efectivo con las facturas no cobradas. Entonces podemos clasificar esas partidas por fecha, con la fecha del final del período como fecha de referencia.
- Podemos comparar el precio en este período para cada artículo en inventario con el precio del período anterior y entonces enumerar los artículos que tengan diferencias significativas, si existen. Investigamos esas partidas.
- la consulta de información puede permitir procedimientos de auditoría que no sean posibles mediante métodos manuales.

Por ejemplo, en sistemas de información por computadoras de IED u otros sistemas carentes de papel, puede que la información sólo exista en formato electrónico; puede que no haya pista en papel; o que las transacciones contables detalladas se acumulen antes de pasar el asiento al mayor general y los detalles existan solamente en una base de datos.

Cuando una entidad ha extraído información para que la consultemos, es posible que tengamos que verificar que la información:

- es una copia completa y exacta de la información real de la entidad;
- se ha extraído en el punto correcto del ciclo de procesamiento;
- no se ha manipulado antes de ser presentada a nosotros.

Cuando una entidad ha efectuado las consultas en nombre nuestro, puede que optemos por revisar el procesamiento efectuado para satisfacernos de que se ha realizado apropiadamente.

Selección de partidas sujetas a prueba   



Cuando diseñamos procedimientos de auditoría, debemos determinar los medios apropiados para seleccionar las partidas sujetas a prueba a fin de reunir evidencia de auditoría que satisfaga los objetivos de las pruebas de auditoría. NIA .

Escogemos entre seleccionar:

- la población completa;
- partidas específicas;
- una muestra representativa.

La población completa



Puede que decidamos que será más apropiado someter a prueba la población completa de partidas que constituyen un saldo de cuenta o clase de transacciones, o un estrato dentro de esa población. Esto es poco probable con respecto a las pruebas de control, pero más común con respecto a las pruebas de detalles.
Por ejemplo, puede que sea apropiado someter todo a prueba cuando la población consiste de un pequeño número de partidas de alto valor, cuando el riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos es alto y otros medios no proveen suficiente evidencia de auditoría apropiada.
Por ejemplo, puede que también sea apropiado someter todo a prueba cuando la naturaleza repetitiva de un cálculo u otro proceso efectuado por un sistema de información de computadora lo haga de costo beneficio.

Partidas específicas   



Puede que optemos por seleccionar partidas específicas de una población. Aunque el examen selectivo de partidas específicas de un saldo de cuenta o clase de transacciones normalmente puede ser una forma eficaz de recopilar evidencia de auditoría, eso no constituye un muestreo representativo. Por lo tanto, no podemos proyectar los resultados (es decir, extrapolar) de los procedimientos aplicados a las partidas seleccionadas de esta forma, al resto de la población.
Consideramos la necesidad de obtener evidencia adecuada sobre el resto de la población cuando el resto es significativo.

Podemos seleccionar, como partidas específicas para someter a prueba:

- las partidas clave



Puede que optemos por seleccionar partidas específicas de una población debido a que éstas muestran ciertas características; por ejemplo, las partidas que sean sospechosas, poco usuales, propensas a riesgo o que tengan un historial de contener errores e irregularidades.

- las partidas de alto valor



Puede que optemos por seleccionar partidas específicas de una población debido a que son de alto valor, individualmente.

- las partidas que excedan cierto monto, o antigüedad



Puede que optemos por seleccionar partidas cuyos valores excedan cierto monto. Seleccionamos partidas mayores que el nivel de precisión, o el nivel de precisión asignado.

Puede que seleccionemos partidas para:

- obtener información



Puede que seleccionemos partidas específicas para obtener información sobre asuntos, tales como el negocio de la entidad, la naturaleza de sus transacciones, el control circundante del negocio y el sistema contable.

- comprobar los procedimientos.



Puede que seleccionemos partidas específicas para determinar si la gerencia u otro personal de la entidad efectúa o no un procedimiento.

Muestra representativa  



El muestreo representativo implica seleccionar menos del % de las partidas de un saldo de cuenta o clase de transacciones, de manera tal que todas las partidas tengan la oportunidad de ser seleccionadas. Someter a prueba las partidas de muestra permite formarnos, o nos ayuda a formarnos una conclusión sobre la población completa, en vez de sólo las partidas de la muestra.
Comparamos esto con la selección de partidas específicas en las que no podemos extrapolar los resultados de los procedimientos aplicados a toda la población.
Cuando diseñamos una muestra de auditoría, debemos considerar los objetivos de la prueba y los atributos de la población de la que se tomará la muestra. NIA .
Normalmente, el muestreo representativo es eficiente y eficaz sólo con respecto a poblaciones que contienen más de  partidas.
Al determinar el tamaño de la muestra, debemos considerar si el riesgo de muestreo se reduce a un nivel aceptablemente bajo. NIA .
Normalmente, el muestreo representativo es eficiente y eficaz sólo con respecto a tamaños de muestra mayores de .
Debemos seleccionar partidas para la muestra, con la expectativa de que todas las unidades de muestreo en la población tienen una oportunidad de selección. NIA .
Debemos efectuar procedimientos de auditoría que sean apropiados para el objetivo particular de la prueba en cada partida seleccionada. NIA Debemos considerar los resultados de la muestra, la naturaleza y causa de los errores identificados, y su posible efecto en el objetivo particular de la prueba y en otras áreas de la auditoría. NIA .
Con respecto a procedimientos sustantivos, debemos proyectar los errores monetarios encontrados en la muestra a la población, y debemos considerar el efecto del error proyectado en el objetivo particular de la prueba y en otras áreas de la auditoría. NIA .
Debemos evaluar los resultados de la muestra para determinar si la evaluación preliminar de la característica relevante de la población está confirmada o necesita ser revisada. NIA .
Cuando aplicamos el muestreo representativo en las pruebas de detalles, usamos el Plan de Muestreo de XXXXX.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License