Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Actividades acuáticas en personas mayores parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.





6. INTERÉS DE LA POBLACIÓN ADULTA HACIA LA PRÁCTICA DE LA NATACIÓN



El interés de los españoles hacia la práctica deportiva es un hecho que crece día a día.
A mediados de los 80 ya era más numeroso el grupo de españoles interesados por el deporte, que los que no sentían ningún interés. Pero si estos datos los comparamos con los de los años 90, encontramos un mayor incremento en ese feudo de mayor interés, que tiende a elevar el deporte a un fenómeno social de relevante importancia.
Pero lo que a nosotros nos interesa realmente, es el hecho de que entre los 20 y 60 años existe un importantísimo sector de población adulta muy interesada por el deporte, y hacia los cuales nos sentimos obligados a atender, máxime cuando observamos que el factor edad es un elemento cada vez menos limitante para la práctica deportiva.
En España, “A comienzos del siglo XXI, los mayores de 65 años, serán de dos millones más que en la actualidad”. Zambrana y Rodríguez, 1992.
De esta afirmación podríamos desprender que existe un grupo de individuos que tienden a gran velocidad a relevar, y a ampliar su sector en la pirámide poblacional. Sin duda nos referimos al grupo de población adulta, que en edades comprendidas entre los 20 y 60 años es un buen campo sobre el que centrar nuestro estudio.
Por tanto es fácil adivinar que nos encontraremos con un gran conjunto poblacional al que atender, y que por otro lado es que más se interesa actualmente por la práctica de la natación, según delatán los resultados del trabajo realizado por J. Castellvi y C. Conde, en el cual se observa como el sector más interesado por la práctica y aprendizaje de este deporte son personas entre 30 y 40 años de edad. Pudiendo corresponder este conjunto con el grupo sobre el que se centra nuestro trabajo.


7. PLANTEAMIENTO PREVIO Y REPERCUSIONES EN LA PERSONA.



El trabajo en el agua implica tener en cuenta una serie de repercusiones y exigencias de la persona que se manifiestan a diferentes niveles :
A nivel físico:
Es necesario adaptar el acto motriz que realizamos  de forma habitual en el medio terrestre , al agua y esto requiere :
Pasar de un desplazamiento vertical a horizontal, lo cual genera una modificación de la orientación en el espacio y del equilibrio. Por otro lado favorece la circulación sanguínea.
Modificar la coordinación de los movimientos para desplazarse, ya que en el agua han de utilizar las piernas pero también los brazos.
Perder las sensaciones plantares, realizar un trabajo muscular diferente y afrontar sensaciones corporales nuevas,  ya que la superficie sobre la que se apoya el cuerpo es móvil.
Interiorizar la sensación de relajamiento muscular y la mayor facilidad para mover las articulaciones, a consecuencia de la flotabilidad, fenómenos que no se experimentan en el medio terrestre.
Modificar los esquemas respiratorios y vivir un proceso de adaptación en este sentido .
A nivel psico-social:
A raíz del miedo y de las tensiones asociadas al agua , resulta dificil ” abandonarse ” en el agua con tranquilidad y seguridad.
Para muchas personas ir a la piscina implica pasar un proceso de superación de tabús corporales 8 ponerse el bañador, enseñar un cuerpo envejecido, establecer contacto corporal con otras personas ).
Se favorece la solidaridad, compresión y aceptación de los otros por el hecho de trabajar en grupo.
Contribuye a crear hábitos higiénicos.
Permite utilizar canales de comunicación diferentes a los habituales y en una situación nueva.
Facilita la autoafirmación por el hecho de descubrir que , a pesar de tener una edad avanzada , se pueden descubrir y adquirir aprendizajes en el agua .

8. PRINCIPIOS GENERALES DEL APRENDIZAJE



A la hora de confeccionar un plan de trabajo con adultos, es conveniente establecer unos principios generales a través de los cuales guiarnos y tenerlos siempre en cuenta.
Principio de individualización educacional.
Cada alumno tiene sus propias necesidades y la labor del profesor debe tender a cumplir esos objetivos.
El profesor debe ser un elemento al servicio del grupo, u dentro de éste, debe ayudar a cada alumno de forma individual. Esto significa que muchas veces es más eficaz, dedicarse a conseguir las metas exclusivamente particulares del adulto, bien sean médicas, recreativas u otras, antes que querer integrarlo en un proceso de aprendizaje deportivo.
Principio de motivación.
Debemos concienciar al alumno de que a pesar de sus limitaciones articulares, musculares, etc., las mejoras que produce la actividad acuática son significativas.
A pesar de que el motivo de esta obra es el aprendizaje de la natación, existen otros objetivos establecidos por el propio alumno, que una vez conseguidos nos sirven de transferencia positiva, hacia el desarrollo del aprendizaje.
Principio de continuidad del aprendizaje.
El aprendizaje debe ser continuado en su práctica. La mejor forma de prender es a través de la repetición y del entrenamiento. La asistencia a clase, aunque no sea de carácter obligatorio, sí es necesaria. La figura siguiente presenta una ficha de seguimiento del alumno de gran utilidad.

ESCUELA DE NATACIÓN PARA ADULTOS


Ficha de asistencia
Profesor……………..    Grupo……………..    Horario………………       Mes………………..

42901.gif

OBSERVACIONES:



Principio de progresión creciente.
Todo alumno tiene un ritmo de aprendizaje distinto que dependerá de sus necesidades, intereses… El técnico deberá conocer las pretensiones y limitaciones de sus alumnos, y adecuar el esfuerzo a sus posibilidades.
Principio de no especificidad.
En muchas ocasiones debemos atender a las propias necesidades del alumno, olvidándonos en parte de la especificidad de la técnica o el movimiento.


9. REQUISITOS PREVIOS A LA SESIÓN .



Debemos disponer de unas infraestructuras y condiciones adecuadas para poder llevar a cabo el trabajo que nos proponemos. Esto pasa por tener una instalación en buenas condiciones, disponer del material necesario y haber hecho un control médico a los participantes.


9.1. LA INSTALACIÓN.



Para garantizar la seguridad de los participantes y una fácil familiarización con la instalación en la que realizaremos la actividad, se ha de cumplir los siguientes requisitos:

9.1.1. El Recinto:



-    Suelo no resbaladizo.
-    Las escaleras, maderas o plásticos del suelo deben estar bien fijados y han de ser uniformes en la superficie.
-    El itinerario desde la calle hasta lo que es propiamente la piscina ha de estar bien señalizado.

9.1.2. La Piscina:



Resulta difícil reservarla , a horas convenientes , para el uso exclusivo de la Tercera Edad . Su acondicionamiento es importante para crear un ambiente a la vez de seguridad y motivación . las piscinas tradicionales no ofrecen siempre las mejores condiciones posibles para la acogida de una clientela de ésta índole . Debe tener escaleras de acceso al agua , buena iluminación y que no haya mucho ruido.

9.1.3. La temperatura del agua:


Es conveniente que sea ligeramente más caliente (28º) que la de las piscinas públicas, sobre todo durante la fase de sensibilización, porque el sistema de autorregulación térmica de las personas mayores se vuelve cada vez más frágil .

9.1.4. La temperatura ambiente:



Debe estar de 3º a  4º por encima del agua, a fin de evitar cualquier riesgo de resfriado camino de los vestuarios.

9.2. EL MATERIAL.



Cuando hablamos del material, nos referimos a todo el bagaje de elementos auxiliares de apoyo, de los cuales puede servirse el alumno para conseguir una mayor flotabilidad y sensación de seguridad, y por otra parte el técnico, puede utilizarlos par introducir en la progresión de aprendizaje ejercicios de tipo analítico, y como útiles de recreación.
Han de ser ligeros  y manejables para facilitar su utilización. Es importante que este material sea flexible, no contundente y de colores vivos para que la familiarización con él sea fácil .

Algunos de estos materiales son :


- La tabla :



La tabla es el elemento más utilizado y conocido por el alumno, cuando se trata de aprender a nadar. Es normalmente un rectángulo de corcho o espuma prensada de unos 15-20 mm de grosor . Las utilidades que se pueden dar a éste material son enormes, podemos utilizarla como elemento para apoyar los brazos durante la acción de las piernas, podemos trabajar como elemento de fricción con el medio, colocándola vertical sobre el agua  etc.

- El pull-boy:



Es un elemento que se utiliza normalmente para el trabajo de fuerza de brazos , o para el trabajo analítico de las acciones propulsivas de los brazos .
Consiste en dos rodillos de espuma unidos por una cuerda .

- El gancho del profesor :



Este es el elemento que se utiliza preferentemente en los niveles iniciales del aprendizaje. Consiste en un cilindro largo, en uno de sus extremos tiene un triángulo sobre el cual puede agarrarse el alumno, apoyar la cabeza o pies, para ayudarse en su aprendizaje.

- Los manguitos :



Este tipo de material sólo debe utilizarse con alumnos que presenten una marcada hidrofobia, o cuando existe una escasísima capacidad de flotación .
Cuando se trabaja en piscina poco profunda con adultos, no se debe utilizar los manguitos, ya que las posibilidades de poder de poder ayudar a el alumno en su progresión de aprendizaje, bien por parte del profesor dentro de la pileta, o bien por parte de otros alumnos al trabajar por parejas, pueden sustituir de forma preferencial a este tipo de material .


- Colchonetas gigantes :



Podemos servirnos de estos tapices para el trabajo de patada en grupos (8-10 alumnos simultáneamente). También sirve como soporte para realizar juegos de transporte, o simplemente para relajarse sobre ellas .

9.3. EL CONTROL MÉDICO DEL DEPORTISTA.


Antes de iniciar la actividad, es necesario que las personas que se integrarán pasen un control médico, con el objetivo de saber si hay alguien a quién le sea contraindicada la práctica de esta actividad. No hemos de olvidar que, generalmente nos encontraremos con personas que nunca han hecho una actividad deportiva o hace muchos años que no la hacen, y esto es un elemento de riesgo. A pesar de todo, también es cierto que la actividad en el agua no acostumbra ha estar prohibida a nadie, exceptuando personas con problemas dermatológicos, otorrinos o del sistema nervioso .

10. LA SESIÓN.



10.1. LA CONSTITUCIÓN DEL GRUPO.



Cuando iniciemos la primera sesión de nuestro programa, podremos comprobar que estamos trabajando con un/os grupo/s de personas muy heterogéneo/os. Esta heterogeneidad- individual nos condicionará la forma de trabajo. Es posible, teniendo en cuenta las motivaciones que animan a los principiantes, dividir a estos en tres grupos distintos:
1.    El grupo de aquellos que no buscan en el agua más que sus efectos sedantes Esta preocupación mayor , por otra parte es debida a su estado físico y a las dificultades que sienten al moverse normalmente fuera del agua. Lo que buscan, sobre todo es una sensación de comodidad, de bienestar y de alivio  que les libere momentáneamente de los dolores  y de la ansiedad que padecen normalmente. Negándose en un principio a querer aprender a nadar, se dejarán sin embargo, seducir por la aventura después de un tiempo más o menos largo.
2.    El grupo de aquellos que quieren aprender o volver a aprender a nadar, y cuyo ardor combativo hay que frenar la mayoría de las veces. Preocupados por demostrarse así mismos y a los que le rodean que sirven  todavía para algo.
3.    El grupo de aquellos que quisieran aprender pero que no se atreven y se refugian en una prudente expectación. Con éstos, conviene redoblar la vigilancia y dejar que se familiaricen de forma progresiva con el agua, sin parecer preocuparse demasiado de lo que les pueda ocurrir.
Siendo el agua un medio ansiógeno, muy revelador de las ansiedades del adulto, se recomienda multiplicar los ejercicios por pareja, permitiendo además esta fórmula que el animador no personalice demasiado sus intervenciones, con el peligro de dar la impresión de que favorece a tal o cual   practicante bajo bajo el pretexto de que tiene más dificultades que los demás.
El número de participantes en las clases de actividades acuáticas para personas mayores oscilará entre las 15-20 personas, ya que un número más elevado nos llevaría a no poder dar la atención suficientes a cada uno de ellos .
Los grupos serán mixtos no debiendo hacer, a priori, diferencias por sexo a no ser que las personas mayores lo pidan porque se sienten más cómodas.


10.2. EL PAPEL DEL PROFESOR.



La labor fundamental del profesor es la de dar confianza a el grupo, orientarlo, ayudarlo a resolver problemas y dar seguridad a todas las situaciones que surjan durante el desarrollo de la sesión. Para conseguir esto es necesario:
-    Ser un gran observador.
-    Tener a su cargo un grupo reducido.
-    No adoptar actitudes protectoras, pero si seguras.
-    Saber respetar el ritmo de cada alumno.
-    Integrarse plenamente en el grupo.
-    Saber garantizar la buena dinámica de grupo.
-    Tener capacidad de comunicación.
-    Ser coherente, paciente y dinámico .
Lo más importante a tener en cuenta para trabajar en el agua con gente mayor es que exige al profesor un nivel de tensión elevado. El control de la evolución de todas y cada una de las personas que integran el grupo, la dificultad de transmisión de la información y la dificultad de organización, son elementos que contribuyen a ello .


10.3. DURACIÓN, HORARIO E INTENSIDAD DE LA SESIÓN.


Normalmente cada jornada tendrá una parte principal, y en torno a ella se desarrollará el resto de la sesión.
Las sesiones de 45 minutos son las que mejor se adaptan bajo una perspectiva temporal a las posibilidades del alumno, ya que la sesión de 30 minutos nos obliga a reducir bastante el tiempo dedicado a la parte principal de la sesión. Por otro lado la clase de 60 minutos en ocasiones puede producir fatiga en el alumno, pérdida de atención, falta de concentración, etc., que la mayoría de las veces nos lleva a finalizar la sesión con 5 o 10 minutos de antelación, lo cual nos lleva a pensar en la tarea de 45 minutos como el tiempo idóneo de trabajo con este tipo de alumnos.  Con los grupos iniciales, la clase de 45 minutos al principio puede parecer algo prolongada, pero cuando el alumno se adapta al medio y comienza a trabajar con cada uno de los estilo le resulta suficiente. Si bien es cierto siempre encontraremos al alumno que nunca le es suficiente con 45 minutos, pero pensamos que es mejor dejarle con un “buen sabor de boca”, que llegar a la fatiga.

Esquema de la sesión:


1.    Calentamiento………………….. 5 minutos.
2.    Adaptación ……………………… 5 minutos.
3.    Parte principal …………………. 30 minutos.
4.    Fase de descarga ………………. 5 minutos.

El Calentamiento:



Durante estos 5 minutos trabajaremos ejercicios de desplazamiento bien dirigidos por el profesor, o a elección del alumno para conseguir una disposición corporal de cara al desarrollo posterior de la sesión. Normalmente es bueno dictar al alumno el tipo de trabajo y la intensidad de la sesión con el fin de que conozca algunos datos sobre el tipo de calentamiento que deberá practicar. En las primeras sesiones, y hasta que el nadador se adapte al nuevo profesor o grupo, el calentamiento deberá se dirigido, para evitar que el alumno no lo ejecute debidamente, y lo que es más importante, que el aprendiz conozca ejercicios que le predispongan para el trabajo posterior. En ocasiones y con alumnos que presentan algún tipo de lesión o limitación, es conveniente realizar el calentamiento en seco, así como con aquellos que sufran constantes calambres en las piernas como en los pies.


Adaptación:


Con este apartado queremos conseguir que exista una mayor adaptación o disposición por las partes implicadas. Haciendo hincapié en aquellos grupos musculares que más nos interesan. Lo que se pretende con este apartado, es llevar al alumno no a una máxima estimulación tanto térmica, como circulatoria y nerviosa de las musculaturas que nos interesen movilizar en la parte principal.


La Parte Principal:



Éste es el alma o esencia de la sesión. Entorno a éste apartado se orientan y dirigen las dos partes anteriores de calentamiento y adaptación. Ésta es la parte de la sesión que define el tipo de método y de estrategia que se empleará en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
El objetivo principal de la tarea tiene lugar en este espacio de tiempo.

Descarga:



El alumno al final de la tarea va a realizar un nado completo, con el objeto de favorecer una descarga muscular, y una vuelta a la calma de todos los sistemas fisiológicos implicados. En esta fase es bueno introducir ejercicios respiratorios que favorezcan la relajación.
Los estiramientos deben formar parte de la fase de descarga.
Por lo que se refiere al horario, hay dos aspectos importantes a considerar. Por un lado no es aconsejable en absoluto hacer la sesión a primera hora de la tarde porque hay muchas personas mayores que tienen una digestión lenta y pesada. Es muy aconsejable tener horario en el que no haya mucha gente en la piscina .
La intensidad de los ejercicios que realicemos durante la sesión ha de ser baja -moderada  y nunca a de implicar llegar a el límite de las posibilidades del anciano. Por eso, siempre será necesario intercalar ejercicios más intensos con ejercicios poco intensos.

10.4. TIPO DE TRABAJO A REALIZAR.



Podemos considerar dos grandes bloques de trabajo: gimnasia dulce y natación tradicional. Dentro del primero trabajaremos todos aquellos aspectos que están relacionados directamente con los objetivos generales utilizando como medio las flotaciones, inmersiones, desplazamientos, giros… Siempre dirigidos a descubrir y tomar conciencia de las sensaciones que nos aporta el agua.

La flotación:

Demostrar que en el agua uno no se ahoga: naturalmente, sin hacer ningún movimiento, se flota. El equilibrio del hombre, inmóvil en el agua, está sometido a dos fuerzas verticales que se ejercen en sentido contrario:
1.    La fuerza de gravedad, que equivale a el peso del sujeto, se ejerce de arriba hacia abajo y su punto de aplicación o su centro de gravedad está situado a la altura de la quinta vértebra lumbar: se es más denso en la parte inferior.
2.    Las fuerzas de presión derivadas del principio de Arquímides, que equivalen a el peso del volumen de agua desalojado por el sujeto. Se sitúa a la altura de la primera vértebra lumbar: se es más voluminoso en la parte superior.

El enderezamiento: 

   Aprender con la ayuda de un compañero a pasar de la posición de tendido supino a la posición vertical replegando de nuevo las rodillas al pecho e irguiendo la cabeza a fin de provocar un recogimiento del cuerpo con apoyo de los brazos sobre el agua .

La natación de espalda:

Ofrece numerosas ventajas y pueden practicarse con movimientos simétricos de las piernas ( braza ) o alternos ( crol ).

La respiración:

Se hace principalmente por la boca y debe ejecutarse con una breve inspiración y una espiración bastante larga. Su aprendizaje puede hacerse bajo forma de juegos colectivos ( en círculo, por ejemplo ):
-    inspirar y espirar fuera del agua.
-    inspirar fuera del agua y espirar dentro del agua, con la cara sumergida, los ojos abiertos: hacer grandes burbujas.

El deslizamiento ventral:

Hacerlo ejecutar con la cabeza fuera del agua, después con la cabeza dentro del agua, con espiración por la boca. Utilizar tabla y cinturón. Empezar:

-    En posición de pie:

En la piscina infantil, con una pierna doblada y el pie apoyado contra la pared, los brazos estirados y las manos sujetando la tabla; empujar contra la pared y estirarse horizontalmente.

-    De cuclillas:

(en los peldaños de la escalera). Impulsarse con las piernas y extenderse horizontalmente, con las manos reunidas, la cabeza erguida, y luego meterse en el agua.

La propulsión ventral:



Después de haber observado el comportamiento de cada uno, orientar a los practicantes hacia la forma de nadar clásica que mejor se corresponda a sus medios, sin preocuparse de la perfección técnica. Debemos utilizar la técnica de los estilos como punto de referencia, no como un modelo a imitar.

Crol:

En cuanto a la mayoría de los principiantes, el aprendizaje de la misma parece ser asunto muy comprometido. Además, para que la propulsión sea eficaz es preciso que el batido de las piernas tenga su origen en la pelvis, lo cual , a nivel articular, pueden causar dificultades en cuanto a las caderas. Debe disponer de una gran flexibilidad de hombros para estirar el brazo por encima de la cabeza a fin de poder girarla de forma enérgica y sacar la boca fuera del agua.
Es posible recomendar como ejercicio preparatorio el dog paddle (nado estilo perrito ).

Braza:

Exige más potencia que flexibilidad, pero permite una progresión menos agotadora desde el punto de vista de la respiración por el hecho de que no implica obligatoriamente  la inmersión de la cara , siendo lo importante aprender a espirar por la boca para no tragarse el agua.

Espalda:

Es con seguridad, la clase de natación más accesible para las personas mayores, en medida que permite que la boca permanezca fuera del agua, lo que facilita la respiración. Como el agua soporta a todos los niveles el peso del nadador tumbado boca arriba, este logra más fácilmente que en el suelo relajarse por completo.
Esta separación del trabajo a realizar en dos bloques no implica trabajar con dos planteamientos básicos diferentes. El objetivo final es conseguir que se establezca una relación de intercambio con el agua, no una relación de enfrentamiento.

De todo el proceso , la fase de introducción a el medio (familiarización) es la primera y más importante . Esta fase supone :
-    Explorar el medio.
-    Superar la tensión psicológica asociada a el agua . La piscina poco honda es idónea para este período del programa y la organización que podemos utilizar es:
· Masiva: básicamente cuando hacemos juegos o formas jugadas.
· Pequeños grupos.
· Parejas.
· individual.
El carácter lúdico que le demos  a todo este trabajo es fundamental para desdramatizar el medio acuático y para crear un ambiente alegre y divertido en el grupo.

11. EFECTOS ANATOMOFISIOLÓGICOS.


- Liberación de la gravedad:

La natación desempeña un papel importante en la prevención y la cura de los trastornos estáticos inherentes a la postura del hombre .Alivia las articulaciones y facilita el relajamiento de la columna vertebral y mejora la amplitud de los movimientos.

- Mejora de la tonicidad muscular:

La inmersión en el agua favorece la regulación tónica. De esta forma, algunos ejercicios de flexibilidad que son difíciles de realizar sobre tierra firme, se ejecutan fácilmente en la piscina.

- Aumento de la capacidad pulmonar:

Los pulmones, que actúan como verdaderas ” vejigas natatorias “, se hinchan al máximo a fin de almacenar la mayor cantidad de aire posible.

- Mejora de la circulación:

La natación constituye una actividad ideal para mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular.

- Tratamiento de las deficiencias físicas:

El agua, debido a las condiciones específicas del medio, desempeña un papel determinante en muchas de las técnicas reeducación y de curación (talasoterapia, reeducación funcional…), y se puede citar como ejemplo a muchos de los minusválidos físicos y motores que han llegado a ser excelentes nadadores, incluso grandes campeones del deporte a nivel internacional.

12.CONCLUSIÓN



La natación, debido a la especificidad del medio acuático, es distinta de las demás actividades deportivas. La aprensión que siente cualquier principiante al contacto con el gua le hace depender más de su entorno y le hace, a su vez, mostrarse más tolerante hacia los demás. El ambiente de las sesiones se transforma a raíz de ello. Por esta razón , el animador debe desarrollar lo que la presencia del agua ha hecho surgir, es decir, este espíritu de solidaridad y de solicitud benévola gracias al cual cada uno puede evolucionar a gusto y progresar a su medida.


BIBLIOGRAFÍA.



Actividad física en edad avanzada. Autores: Jose Antonio Ruiz Caballero, Ricardo Navarro García, Manuel Navarro Valdivielso, María Estrella Brito Ojeda.

Actividades Físicas y Recreación. Autor: D. Coutier - Y Camus - A. Sarkar. Editorial: Gymnos

Natación para adultos. Autor: Alfonso Cabello Prieto. Editorial: Gymnos.

Autor: 

raya





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License