Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Barra - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Juegos y deportes de lanzamiento. Juegos aragoneses. Barrón. Propaleta. Lanzadora



Antecedentes:


El lanzamiento de la barra fue un deporte muy practicado en Aragón. Hoy está virtualmente extinguido y las causas son obvias ya que fue un deporte eminentemente rural practicado por hombres del campo, rudos, de tremenda fuerza, fuerza que les era constitucional, pero también aumentada por las propias faenas del campo, por los trabajos manuales, verdaderos ejercicios de fuerza.

Podemos decir que las actividades físicas humanas existieron siempre en función de las necesidades y aspiraciones de cada periodo histórico.

En la antigüedad griega tenemos una fehaciente prueba del empleo de los ejercicios atléticos y más concretamente del que nos incumbe: El lanzamiento de la barra.


MODALIDADES: Barra, Barrón y Propaleta



Como juego rural, las barras se utilizaban en trabajos de cantería para remover gruesos bloques de piedra, así como en los trabajos propios del campo.

Pero además de la barra se empleaban con bastante frecuencia el barrón y la propaleta.
El barrón era una parte del arado de reja, más delgado y redondo en su parte superior o mango estaba tallado en cuña de dos caras en su extremo inferior; era una herramienta muy pesada.

La “propaletaª puede considerarse como una modalidad mas de la “barra” y el “barrón”; se trataba de una barra de hierro hueco, más ligera, corta y redonda.

Con la “propaleta” se entrenaban los niños en el lanzamiento de la barra a modo de una imitación de sus mayores.


Historia de la barra aragonesa:



Los concursos de la barra fueron actividades tradicionales que tuvieron por objeto un placer sensorial y de alguna manera estética; su origen podemos encontrarlo en las mismas faenas del campo.

Solía jugarse en los días de fiesta y domingos en las plazas de los pueblos, lugares importantísimos al estudiar el elemento lúdico en las funciones culturales más importantes donde se pone de relieve la conexión de la cultura arcaica con el juego; otro lugar de practica son las eras, donde se hacían las faenas de la trilla.

Este juego atraía a gran numero de espectadores, casi todo el vecindario se reunía para presenciar su desarrollo apostando a favor de uno u otro lanzador.

El juego de la barra arraigadísimo en la gente campesina desde siglos atrás, siguió practicándose con fuerza década tras década, pero sobre el 1920 sufre un bajón considerable.

Pese a todo, el lanzamiento de la barra continua con fuerza y es en determinados núcleos donde se practica y compite, núcleo importante es el pueblo Miralbueno en la provincia de Zaragoza, allí es donde en le año 1942 se funda la Sociedad Deportiva “Amigos de la Barra” y es fundamentalmente gracias a la gran labor desarrollada por un grupo de constantes y formables tiradores.

El 10 de noviembre de 1956, la barra aragonesa se integra en la Federación Aragonesa de Atletismo después de varias gestiones del entonces Gobernador Civil de Zaragoza.

En 1968, después de todos los esfuerzos realizados, se compite por ultima vez de forma oficial. Las maracas conseguidas fueron las siguientes:

a1237.gif

Después de esta fecha, las tiradas se efectúan con motivo de las fiestas en diferentes localidades, así como en Zaragoza, en las fiestas de Pilar.


El lanzador de barra



El tiro de la barra era un juego de “pique” y por lo general la apuesta que mediaba consistía en un “bicito” de vino con el que los mozos convidaban a los espectadores. Podemos considerarlo como un juego-espectáculo.

De la importancia en la practica de este lanzamiento nos da fe una copla extendidísima por todo Aragón:

“El mozo para ser mozo,
ha de tirar a la barra,
ha de beber el buen vino
y ha de comer carne asada”

Lanzar la barra era pues sinónimo de hombría, fortaleza, de estar en forma, de ser buen mozo.

En Aragón, los mozos para retar en las manifestaciones de fuerza empleaban la voz “espolón”, que significa desafío, reto, apuesta. Decían sencillamente: “Espolón a la barra”, expresión de prestigio, que busca para el vencedor la categoría del más fuerte, el “campeón”.

a1238.jpg

Reglamentación y medidas del lanzamiento de barra y barrón



El lanzamiento de la barra aragonesa no tuvo en principio una reglamentación establecida, aunque como todo juego estaba sujeto a unas serie de reglas que solían establecerse antes de su iniciación y que variaban de un lugar a otro; si bien permanecían reglas fundamentales, reglas que en líneas generales eran las siguientes:

1ª El lanzador o tirador de barra, barrón o propaleta no podía pasar en su lanzamiento de una delimitación establecida de antemano.
Esta delimitación era marcada por el propio lanzador con su barra haciendo una raya o por el “mainate”, maestro de ceremonias a quien había que pedir permiso para entrar en le juego.

2ª Se consideraba lanzamiento valido cuando la barra lanzada caía de punta.
Según la zona, tanto las medidas como las expresiones del juego variaba. En el Somontano, para el tiro no valido se decía “esclato”
Desde el punto de vista semántico el léxico de los juegos populares también etnográficas de unos pueblos con otros.

3ª El numero de lanzamientos podía establecerse antes, por tirada libre o al que ganara en tres tiradas.
El concurso se podía realizar individualmente o haciendo pareja con otro tirador.

4ª Todos los jugadores debían tirar con la misma barra.

5ª Para medir la longitud del lanzamiento se utilizaba una cuerda o pasos.

6ª El orden de lanzamientos era designado previo sorteo.

7ª El empate se decidía tirando una vez mas.

8ª Se permitía el uso de una piedra en la mano contraria al brazo ejecutor que servia de contrapeso.

MEDIDAS



En un principio el material deportivo para estos juegos era muy sencillo y barato. Las barras no estaban sujetas a reglamentación rigurosa tanto para su peso como la longitud.

Antes de ser establecido obligatorio el Sistema Métrico Decimal las medidas variaban de un pueblo a otro.

a1236.gif

La longitud de las barras oscilaba de media vara a tres cuartos de vara, y para el barrón de vara a vara y media aproximadamente.
El peso de la barra oscilaba de seis a diez kilos mientras que el barrón llegaba a tener un peso de hasta quince kilos e incluso más.

a1235.gif

Autor:

Izuel





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License