Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Acuerdos de cooperación parte 8 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




CONCLUSIONES



1. Europa ha jugado siempre un papel relevante en la historia centroamericana.  En los últimos diez años, las relaciones entre ambas regiones se han incrementado a raíz de la institucionalización del diálogo político, como consecuencia de la activa participación de la CEE en los  procesos de pacificación, reinserción de las poblaciones a sus naciones de origen, democratización y, especialmente,  promoción y defensa de los derechos humanos.  Todo lo cual culminó, o se le dio impulso con la suscripción de convenios de cooperación.

2. Sin embargo, y haciendo referencia a la interrogante planteada en la introducción de la presente tesis, los países centroamericanos deben tener claras sus perspectivas frente a las relaciones de cooperación con la UE.  En el fondo, la situación de distanciamiento y desproporción en las relaciones que caracterizó los vínculos entre ambas regiones en el pasado, no ha variado sustancialmente en el presente, A) Porque Europa comunitaria considera que centroamérica tiene un cooperante excelente que es Estados Unidos. B) Europa ve con recelo la influencia norteamericana en América Latina en general, lo cual les puede afectar sus intereses a los europeos. C) Porque centroamérica continúa teniendo la misma mentalidad a la hora de aceptar y poner en práctica un acuerdo de cooperación. Centroamérica continúa ocupando un lugar secundario en  las prioridades europeas y su poder de influencia en las políticas comunitarias, es sumamente limitado, A) Porque prácticamente centroamérica está a merced de la ayuda que la UE le quiera otorgar, B) Centromérica no tiene medios jurídicos para exigirle a la UE que otorgue programas de cooperación. Aún más, nuevas circunstancias permiten anticipar, que ninguna mejoría en dichas perspectivas se visualiza en el futuro, y que la situación, bien podría tender a agravarse, A) Por el destino de fondos comunitarios europeos a otros países, por ejemplo ACP; B) Por pérdida de interés de la UE por culpa de centroamérica; C) Por falta de interés de centroamérica en buscar y tratar de negociar acuerdos con UE.

3. Un  factor que claramente  ha  contribuido  al acercamiento de ambas regiones, ha sido la existencia del proceso de integración en cada una de ellas.  Este elemento le ha dado un carácter novedoso a las relaciones, pero las diferencias entre ambos procesos, a la larga, neutralizan las superficiales coincidencias, ello porque el tiempo que tiene la UE es mayor que centroamérica y ésta difícilmente a mediano plazo logrará una integración plena, ya que los niveles de desarrollo de los 5 países con muy heterogéneos, tanto social, político, económico, educacional, etc..  En     realidad, intereses económicos y sociales, acentúan las diferencias entre sí.

4. El avance del proceso de integración europea, ha tenido efectos indirectos, en su mayoría, negativos en Centroamérica, esto por cuanto Europa deja de lado un poco la cooperación a Latinoamérica por la extensión que busca de sus fronteras y particularmente con la incorporación de los cuatro nuevos países.  La cooperación hacia la región también ha aumentado, pero el volumen de los recursos y los beneficios que su inversión produce en el área, no compensan las repercusiones de las políticas internas de la UE, sobre todo en materia comercial, pues por un lado la UE nos brinda programas de desarrollo en sectores productivos, pero a la vez nos impide por medio de cuotas que exportemos muchos de los productos que nos han ayudado a desarrollar, por ejemplo: café y banano

5. Los convenios de cooperación suscritos entre la UE y CA, establecen un foro para el diálogo político.  Los alcances de este intercambio son limitados.  El espacio abierto carece de los mecanismos operativos, más allá de los indispensables para canalizar recursos de asistencia.  Aunque se mencionan algunos temas comerciales, los enunciados son, en el fondo, simples declaraciones sin mayor eficacia jurídica, valederos únicamente, en el plano moral, es decir, en muchos foros internacionales se habla de la ayuda que UE debe dar hacia los países en vía de desarrollo, pero en muchos casos no se materializa, son solo buenas intenciones.

6. En la lista de prioridades de Europa, los países centroamericanos están antecedidos por los países de Europa Central y Oriental, los países Mediterráneos y los Estados ACP.  Todos ellos reciben beneficios mayores     que los centroamericanos.  Y, dentro de la categoría de países no-asociados, a la cual pertenece Centroamérica, la última categoría en la jerarquía, la región debe competir con otros países por tratamientos especiales que la UE otorga ocasionalmente, siguiendo, incluso, criterios dispares y difícilmente objetivables, que generan un tratamiento desigual.

7. En los últimos lineamientos de la política exterior de la UE, el tema del respeto de los derechos humanos por parte de los países beneficiarios de la cooperación, se convierte en un tema que
merece la atención de toda la región, por los efectos que pueden tener denuncias por violaciones en algunos países.  Este tema, no obstante, no sólo debe merecer la mayor atención por parte de los países de la región por la condicionalidad impuesta por la UE, sino particularmente, en función de la vigencia de esos principios por propia convicción, esto es algo que muy frecuentemente se da en la UE , ésta en muchos de los acuerdos otorgados ha condicionado la suscripción de los mismos siempre y cuando se mejore el respeto de los Derechos Humanos. Por ejemplo el caso particular de Guatemala, el cual tiene un alto índice de violación a los Derechos Humanos.

8. Los beneficios del SGP de la UE, son limitados, porque: A) Los países latinos son los que menos se benefician del SGP ya que los beneficios son mayores para los productos manufacturados, en donde las exportaciones de centroamérica son bajas en comparación con los productos primarios que es más alta, B) El SGP tiene un efecto de inseguridad jurídica, ya que se puede revocar unilateralmente sin previo aviso al beneficiario del mismo y C) El SGP presenta muchas limitaciones a las exportaciones de café y banano, debido a las cuotas impuestas (techos) , lo cual hoy por hoy es el mayor ingreso en C.A..  Este mecanismo no permite desarrollar a largo plazo, una base productiva.  El otorgamiento de los beneficios otorgados a algunos de los países del Pacto Andino, ha tenido efectos beneficiosos relativos para Centroamérica, pero, igualmente, esta medida tampoco facilita el desarrollo a largo plazo.  La oferta exportable de la región a la UE se ha diversificado,  pero ese mercado no ha crecido. Más que obstáculos arancelarios, las exportaciones centroamericanas de sus productos más importantes,continúan enfrentando serias dificultades de acceso a dicho mercado.

9. A pesar de las limitaciones de los acuerdos suscritos y de las características de las relaciones comerciales entre ambas regiones, Centroamérica tiene a su disposición algunas formas para maximizar la cooperación que recibe de la UE.  Debe concentrar las iniciativas de cooperación en áreas estratégicas y procurar incluir disposiciones en materia comercial, como las que contiene el Acuerdo de Cooperación con México.  En definitiva, la región debe conferir mayor reciprocidad    en las relaciones, para obtener un nivel equitativo con la UE y mecanismos operativos y eficaces para la solución de controversias, aunque ello implique paralelamente, concesiones comerciales.  La eventual negociación bilateral de relaciones comerciales más libres para ambas partes, en las que ambos tengan iguales intereses comerciales, podría significar la solución de muchos de los obstáculos que la región     enfrenta, originados, en la mayoría de los casos, en el carácter unilateral y concesional de las relaciones con Europa.


RECOMENDACIONES



PRIMERA RECOMENDACION



Crear una misión permanente ante la Unión Europea en Bélgica con rango diplomático de todo Centroamérica en conjunto y no como hasta ahora se ha hecho de manera aislada cada país por su lado. Esto con el fin de tener personal capacitado de forma permanente que negocie en bloque todo lo relacionado de la UE con la región centroamericana. Se deberá designar personal experto en los temas relativos a la cooperación pero, que estos  no solo estén esperando recibir acuerdos de cooperación, sino lo más importante negociar adecuadamente los mismos. De esta forma quizás C.A. teniendo una voz permanente en bloque logremos la meta de obtener mayores beneficios para la región.

SEGUNDA RECOMENDACION



Centroamérica debe nombrar una comisión ad-hoc a fin de que negocie con la UE lo antes posible, por una parte, que a la región se le otorguen las concesiones de las Convenciones de Lomé, lo cual en la región es exclusivo de los países del Caribe, y por la otra , se debe hacer conciencia en la UE que la región Centroamericana debe ser incluida en los países ACP en cuanto a las políticas propias de la UE hacia la zona. El logro básico que se obtendría con la inclusión de centroamérica en las Convenciones de Lomé es que a UE entraría irrestrictamente y libre de impuestos todos los productos, mientras que con el SGP existen aranceles bajos o no hay del todo aranceles, pero hay restricciones a ciertos productos. Al estar dentro de los países ACP las políticas futuras de la UE hacia C.A. mejoraran al ser mejores las políticas hacia esa zona.

TERCERA RECOMENDACION



En los países centroamericanos se debe eliminar las barreras arancelarias elevadas a los productos importados de la UE y de esa forma lograr que los europeos no vean que solamente ellos nos dan concesiones a nuestros productos, sino que el área también es capaz de aportar su cuota y hacer más equitativa las relaciones comerciales entre ambas.


CUARTA RECOMENDACION



Los países centroamericanos deben abrir una oficina permanente en cada uno de sus países a fin de supervisar y dar seguimiento constante a los acuerdos de cooperación que son canalizados directamente a cada país y no por medio de un organismo determinado; esto con el fin de evitar la distracción de recursos a otros fines no previstos por el acuerdo o en el peor de los casos la sustracción de fondos

Compromisos de la EU a favor de América Central
1990-1993
(en millones de ECU’s)
81371.gif

Fuente: Sieca Mar/93

ANEXO I



LA CONSIDERACION DE LOS DERECHOS HUMANOS EN LAS RELACIONES DE COOPERACION



El 28 de noviembre de 1991 el Consejo de Ministros de la Comunidad Económica Europea adoptó su Resolución sobre Derechos Humanos, Democratización y Política de Cooperación para el Desarrollo, a propuesta de la Comisión.

El respeto a los Derechos Humanos se ha convertido en un tema de prioridad creciente para la Comunidad en muchas áreas de la política.  A pesar que la mayoría de los gobiernos del mundo han ratificado las convenciones internacionales más importantes sobre el tema, en especial, la Declaración de Derechos Humanos, que constituye el paradigma de la Organización de las Naciones Unidas y el principio de no interferencia del artículo 2 de la propia Convención de esa organización internacional, las violaciones a dichos derechos fundamentales persisten.

Algunos países continúan considerando que el tema de los derechos humanos se encuentra dentro de la esfera de la soberanía nacional. Por ello, desde el inicio de las actividades del Parlamento Europeo, en la década de los setenta, el tema ha sido discutido.  Claramente, el compromiso de los Estados Miembros a las garantías del Estado de Derecho y del sistema democrático no permitieron una actitud pasiva frente a las sistemáticas violaciones de los derechos humanos en otras latitudes y ameritaron el pronunciamiento del Consejo en la citada Resolución.

Esta resolución consta de diez puntos medulares:

1. Se reconoce la necesidad del respeto de los derechos humanos, el Estado de Derecho y la existencia de instituciones políticas efectivas y responsables para el completo disfrute de la legitimidad democrática y del desarrollo equitativo. La promoción de los derechos humanos se convierte en piedra angular de las relaciones internacionales comunitarias, en particular en materia de la cooperación.

2. Se parte de la base de la naturaleza universal e imprescriptible de los derechos humanos, así como de la responsabilidad de los Estados para promoverlos. En este contexto, debe tomarse en cuenta un adecuado nivel de gobernabilidad y de gastos militares.  Por ello, la declaración sirve como guía de principios, procedimientos y líneas de acción comunitarios.

3. La cooperación para el desarrollo está diseñada en esencia, para promover, junto con los derechos económicos y sociales, las libertades civiles y políticas como mecanismos del sistema democrático representativo.
4. La Comunidad y sus Estados Miembros se comprometieron a dar alta prioridad a un enfoque que promueva el respeto de los derechos humanos y aliente la democracia.  Sólo a través del diálogo abierto y constructivo, los gobiernos de los países en vías de desarrollo podrán realizar una contribución al respeto de esos principios.  A solicitud de la Comisión o de alguno de los Estados Miembros, la asistencia para los países en vías de desarrollo se puede incrementar si existen cambios sustantivos en mejora de los derechos humanos.

5. Por otro lado, el Consejo recalcó la importancia de una adecuada gobernabilidad de los Estados soberanos. Este nivel alcanza a través de la institucionalización de sus estructuras administrativas, políticas económicas y sociales sensibles, procesos de decisión democráticos, transparencia y responsabilidad financiera, la creación de un ambiente económico en el que el mercado juegue el rol fundamental, medidas que combatan la corrupción, el respeto al Estado de Derecho, el respeto a los derechos humanos, la libertad de prensa y de expresión.

6. En el evento de violaciones graves y persistentes a los derechos humanos, la Comunidad y sus Estados Miembros considerarán la toma de las medidas adecuadas a niveles de los mecanismos de cooperación.

7. En caso de medidas de reacción por violaciones de los derechos humanos, la respuesta comunitaria evitará, en la medida de lo posible, penalizar a las poblaciones en virtud de medidas gubernamentales.  Para ello, en lugar de suspender la cooperación, se procurará primero recanalizar la ayuda para asegurar que los beneficios lleguen  a los sectores más pobres a través de los mecanismos no oficiales, tales como sistemas informales y organizaciones no gubernamentales.

8. El Consejo de Ministros de la UE también reconoció los esfuerzos de muchos países en vías de desarrollo hacia la democracia, y advirtió sobre la gradualidad y el perfeccionamiento a largo plazo de los logros.

9. El Consejo concede vital importancia al tema de los gastos militares, que no solamente reducen los fondos para otros propósitos, sino que también ayudan a agravar las tensiones y las violaciones al Derecho Internacional, la represión y el desconocimiento de los derechos humanos .

El Consejo admitió las dificultades de justificar la cooperación otorgada por países que están igualmente comprometidos a reducir sus gastos militares.  De ahí la importancia de desarrollar mecanismos que reduzcan los gastos militares sin menospreciar las consideraciones en materia de seguridad nacional, para redistribuir recursos en lo sectores sociales, en especial, el educativo y el sanitario.

10. El último término, la Comunidad y sus Estados Miembros hicieron explícita su voluntad para que los derechos humanos se constituyan en una constante en las relaciones con los países en vías de desarrollo.  En este sentido, en el marco de los acuerdos de cooperación para el desarrollo, dicho tema será objeto de discusiones regulares, con el propósito de mejorar los términos de diálogo entre los países y Europa.  Por su parte, la Comunidad se comprometió a aumentar los recursos financieros disponibles para inversiones en promoción de los derechos humanos , tanto en beneficio de los gobiernos como de las entidades no gubernamentales.

A nivel operativo, la Resolución prevé que la Comisión transmita anualmente un informe al Consejo sobre la implementación de las anteriores provisiones.

Posteriormente, algunos Estados Miembros también han puesto en ejecución sus propias condicionalidades en materia de derechos humanos y criterios para medirlas.  Este tipo de razonamiento ha empezado a tener efectos en otros niveles, tales como en las Naciones Unidas, donde se trabaja anualmente en un índice sobre la libertad humana, mediante el cual se evalúan cada uno de los países.

La Resolución declara que su objetivo es para tomar iniciativas de activo apoyo a, por ejemplo:

“… los esfuerzos de los países por establecer estructuras democráticas y a mejorar la eficacia de los derechos humanos; a la realización de elecciones y al establecimiento de nuevas instituciones democráticas y al fortalecimiento del Estado de Derecho; al fortalecimiento del sistema judicial, la administración de justicia…, y a la prevención y castigo de los delitos; a la promoción de las organizaciones no-gubernamentales y de otras instituciones que son necesarias en toda sociedad pluralista; a la adopción de un enfoque descentralizado para la cooperación; y a la garantía de oportunidades iguales para todos…”

Estos principios forman parte también del Programa PHARE, que se analizará con detalle en relación con los países de Europa Central y Asia.

Desde las primeras elecciones directas para el Parlamento Europeo en 1979, la Comunidad adoptó una política ‘ad hoc’ como reacción a los abusos en contra de los derechos humanos en algunos países.

Los ejemplos más claros fueron los casos del régimen de Idi Amin en Uganda y del Presidente Bokassa en la República Central Africana.  En total, ha habido más de veinte diferentes ocasiones, desde 1979, en que se ha aplicado alguna forma de sanción en contra de violaciones de los derechos humanos.  Los casos más recientes son Sudán, Malawi, Haití y Zaire, donde la UE ha suspendido los programas de cooperación. En casos menos graves han sidos más discretas, como la suspensión de negociaciones.

En mayo de 1992, el Consejo de Ministros adoptó una declaración adicional sobre el mismo tema, pero dirigida especialmente a los países de Europa Central y Oriental.  En ella reafirma la necesidad de una aplicación armoniosa del respeto de los derechos humanos, los principios democráticos y los principios de economías de mercado, como componentes esenciales de los acuerdos de cooperación y asociación que suscribiera la Comunidad.

Posteriormente, el 18 de noviembre de 1992, el Consejo de Desarrollo acordó el establecimiento de mecanismos de seguimiento de las anteriores resoluciones, sobre la base de informes anuales y reportes puntuales coordinados con las actividades individuales de los Estados Miembros.

El Tratado de Maastricht contempla ya expresamente, la previsión del condicionamiento de la cooperación al cumplimiento con el respecto a los derechos humanos y establece que la Unión deberá respetar dichos derechos como garantía de la Convención Europea.

A pesar que las diferencias más importantes se realizan en materia de cooperación en las esferas de justicia y asuntos domésticos, el Tratado también declara que en materia de política exterior y de seguridad, la consolidación de la democracia, el desarrollo, el Estado de Derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales son objetivos de estas políticas comunes.

Debe destacarse que cualquier medida relacionada con el tema de los derechos humanos en la UE, está sometida al escrutinio parlamentario.  El Parlamento Europeo es responsable de la implementación de estas políticas y de su ampliación. Incluso, en múltiples ocasiones, a través de informes anuales, el Parlamento ha expresado la necesidad de contar con un Comisionado específicamente destacado en el tema de los derechos humanos, tanto para aspectos internos como externos de la Unión. Otras de las recomendaciones parlamentarias ha sido la inclusión automática de cláusulas sobre los derechos humanos en todos los acuerdos con terceros países:

“… Esto se aplica también para acuerdos con grupos de países. En particular, tales referencias deberían figurar en todos los llamados acuerdos de nueva generación. Es importante que estas referencias se incluyan en los artículos y no en el preámbulo y que la Comunidad presione, como ciertamente se ha comprometido a hacerlo (Comunicado del Consejo de Luxemburgo de junio de 1991), para aplicar una cláusula estándar en todos estos acuerdos…”

En sus consideraciones, el informe parlamentario agregó la necesidad de incluir en la Convención de Lomé, un mecanismo operativo para suspender la ayuda si los derechos humanos no son respetados adecuadamente, siguiendo ya los ejemplos de cláusulas en ese mismo sentido en los acuerdos firmados con los países Bálticos y con Rumanía.

De acuerdo con el último informe parlamentario accesible, no se debe asumir de previo, la indisposición de terceros países para incluir la cláusula en ese sentido, debido fundamentalmente, al hecho que gran cantidad de los nuevos países, refiriéndose a los nuevos Estados que han surgido en Europa Oriental, Central y antiguos Estados de la Unión Soviética, han redoblado sus propios esfuerzos para revisar sus políticas domésticas en el mismo sentido que la UE propugna. De hecho, los sistemas legales de todos estos países están en un profundo proceso de reestructuración para abolir las viejas estructuras autoritarias en pro del establecimiento de sistemas democráticos.

El Parlamento Europeo también ha sugerido la inclusión del tema de los derechos humanos en todas las agendas de los Consejos de Cooperación comunitarios y Comisiones Mixtas con terceros países. En los casos extremos en los cuales no sea posible alcanzar algún acuerdo sobre el particular, se recomienda la promulgación de una declaración unilateral que resalte la importancia del respeto de los derechos humanos y la promoción de los valores democráticos, en apoyo de las reformas en los países y la determinación de cambios en función de la equidad, libertad, justicia y el progreso.


REPORTE SOBRE CENTROAMERICA



La Comisión de la UE somete anualmente al Parlamento Europeo, un informe sobre la política de cooperación y el respecto de los derechos humanos, siguiendo las ordenanzas de la Resolución de noviembre de 1991.

Aunque dicho informe no es tan amplio como el que rinde el Departamento de Estado al Congreso estadounidense anualmente, este reporte tiene el mismo propósito. Es un memorándum que detalla las actividades más relevantes en materia de derechos humanos y provee lineamientos útiles sobre medidas a tomar en el futuro.  En el informe al Comité Parlamentario sobre Asuntos Extranjeros y de Seguridad de 23 de febrero de 1993, se incluyen algunos datos sobre la situación centroamericana, particularmente de interés para el presente trabajo.

En primer término, en lo que al proceso de democratización se refiere, el informe declara:

“A pesar del surgimiento de nuevos conflictos y problemas, no hay duda que el final de los ochentas y los primeros años de los noventas han sido testigos de un sustancial progreso hacia el reconocimiento de normas sobre los derechos humanos en lugares del mundo donde antes éstas fueron ignoradas.  Los eventos ocurridos en Europa del Este en 1989, los cambios en América Central y Sur América y en Africa reflejan la creciente concientización y madurez de los pueblos frente a sus exigencias relacionadas con los derechos humanos…  Gran parte del progreso hacia la democratización proviene del colapso del liderazgo soviético en el Este europeo y la subsiguiente disolución de la propia Unión Soviética.  Como resultado directo, el involucramiento militar en El Salvador, Nicaragua y en otros países latinoamericanos cesó, y el apoyo al Gobierno cubano ha ido disminuyendo…”

Durante la Reunión Ministerial de Managua, celebrada en 1991, los Ministros europeos de Relaciones Exteriores recalcaron la importancia de programas multianuales para la promoción de los derechos humanos. De hecho, uno de los programas pioneros en el financiamiento de la democracia, fue establecido con los países centroamericanos para el apoyo del proceso regional.  Estos programas se dirigen fundamentalmente a aquellas personas que ocupan puestos de responsabilidad pública, iniciándose con los cuerpos policíacos, las fuerzas de seguridad y el personal de la administración de justicia, a los cuales se les da cursos de entrenamiento e información práctica sobre los derechos humanos.

En términos regionales, Latinoamérica ha sido quizás la región donde mayor progreso se ha alcanzado durante el período que el informe comprende (1991-1992).  El suelo latinoamericano ha resultado terreno fértil para grandes progresos en materia de los derechos humanos, sobre todo si se compara con otras regiones, como la asiática, que carece de las estructuras y mecanismos  sobre los cuales se afianza el adecuado respeto de los derechos humanos.  En el marco del sistema interamericano, la Comisión de los Derechos Humanos lleva bastantes años funcionando .  No obstante, el informe destacó,  que al igual que la Convención africana sobre Derechos Humanos, la Convención Interamericana tampoco es vinculante para los Estados, como debería serlo, y no ha sido sino hasta años recientes en que se ha venido aplicando más sistemáticamente.

El informe menciona los positivos avances logrados en el proceso de democratización centroamericana.  Después de un largo período de guerras civiles, las cuales, sólo en Guatemala, de acuerdo con fuentes oficiales, produjo ciento cincuenta mil muertes, cuarenta mil desapariciones, doscientos cincuenta mil huérfanos y más de un millón de personas desplazadas, los esfuerzos de superación son destacables.  No obstante, los logros han sido mayores en El Salvador, aunque se han logrado avances, en menor medida, también en Guatemala.

Las instituciones comunitarias en su conjunto, apoyaron entusiastamente, la firma de los acuerdos de pacificación del Gobierno salvadoreño, con el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, de 16 de febrero de 1992.

También se menciona el Acuerdo de Querétaro, México, entre el entonces Presidente guatemalteco, Jorge Serrano y la Unión Revolucionaria Guatemalteca (UNRG), que estableció las bases de un Acuerdo de Paz para la Democratización y la búsqueda de la paz por medios políticos, para poner fin a treinta y un años de conflictos internos.  El otorgamiento del Premio Nobel de la Paz a la guatemalteca Rigoberta Menchú, simboliza el reconocimiento al trabajo realizado en pro de los derechos de los pueblos indígenas.

No obstante lo anterior, el Parlamento Europeo también reiteró sus preocupaciones en relación a las persistentes violaciones en gran escala, de los derechos humanos en Guatemala.  Mencionó que se debían realizar esfuerzos serios para garantizar los derechos fundamentales a la vida y la libertad, y hacer posible el retorno de los refugiados a su lugar de origen.  Asimismo, que se debían crear las condiciones que hicieran posible el retorno a sus hogares de cuarenta y cinco mil ciudadanos guatemaltecos.  La Procuraduría de los Derechos Humanos ejemplifica, expresa el informe, el tipo de instituciones cuyas labores deben expandirse, ampliando su cobertura a todos los ámbitos de la vida nacional.  El establecimiento de un sistema judicial independiente y de actos administrativos y políticos impugnables, son ingredientes indispensables para asegurar una paz duradera en ese país centroamericano.

ANEXO II



LOS ACUERDOS EUROPEOS



Los acuerdos suscritos con Polonia, la República Checa, Hungría, Slovakia, Rumanía y Bulgaria , fueron reemplazados por acuerdos más amplios, comúnmente denominados “Acuerdos Europeos”, cuyo fundamento legal es el artículo 238 del Tratado de Roma.  Este fundamento jurídico permite establecer asociaciones con estos países y proveer las bases para relaciones bilaterales enteramente nuevas.

Las drásticas reformas políticas y económicas de estos países europeos centrales y orientales, han sido una muestra de su deseo por reincorporarse en Europa.  La Comunidad, respondiendo a esta actitud, ha suscrito estos acuerdos como soporte a la democracia y a los principios de una economía de mercado.

Hasta el momento, estos acuerdos están a la espera de su debida ratificación, por parte de las partes signatarias, aunque algunas cláusulas relacionadas con el comercio entre los países han entrado en vigencia “ad interim”.

Estos acuerdos son heterogéneos en su contenido y cubren áreas de competencia de la Comunidad.  En algunos casos, también abarcan sectores de competencia de sus Estados Miembros.  En adición a la cooperación comercial y económica, proveen apoyo para prácticamente todos los aspectos de las actividades económicas, el diálogo político y la cooperación financiera y cultural.  Estos acuerdos tienen vigencia indefinida, aunque también incluyen períodos iniciales de transición por diez años, para facilitar una eventual incorporación de estos países a la Comunidad.

Todo los Acuerdos Europeos comparten el mismo marco de referencia, aunque existen algunas variaciones entre los acuerdos firmados con cada país.  En síntesis, incluyen los siguientes elementos:

- Diálogo Político:



Reuniones regulares incluyendo a los más altos niveles políticos para todos los asuntos de interés mutuo, tales como la voluntad de promover reformas más comprensivas y converger en asuntos de política extranjera.


- Comercio de Bienes:



Se prevee la concesión de tratamiento comercial preferencial y eventualmente, se establecería un área de libre comercio, pero implementada asimétricamente, extendiéndola en el sentido que la Comunidad accedería, antes de otorgar libre comercio.  Se contempla la abolición de la mayoría de las barreras comerciales para un importante porcentaje de las exportaciones de estos países a la Comunidad y en un período de cinco años, la derogación de las barreras para las exportaciones de productos industriales con la excepción de textiles, para los cuales se otorga un año adicional de protección.  En todo caso, el resto de las barreras que permanezcan, quedaron sujetas a los resultados de las negociaciones en la Ronda de Uruguay.

Estos objetivos se alcanzarán en siete años en el caso de Polonia, con excepción de los vehículos, para los cuales el plazo se extendió a diez años.  En el caso de Hungría el plazo es de nueve años.

Asimismo, los Acuerdos Europeos incluyen el otorgamiento del sistema generalizado de preferencias para las importaciones de estos países y algunas concesiones recíprocas para productos agrícolas.  Los sectores pesqueros y de algunos productos agroindustriales específicos tienen un tratamiento diferenciado.

- Otros asuntos comerciales:



Los Acuerdos Europeos incluyen una serie de cláusulas comunes, tales como el compromiso del status quo,  que prohíbe la inclusión de nuevas restricciones comerciales; la cláusula de salvaguardia y medidas para establecer derechos compensatorios en el caso de “dumping” y la definición de reglas de origen.  En forma excepcional, los países de Europa Central están autorizados para derogar el compromiso del status quo para proteger, en condiciones claramente especificadas, industrias nacientes y sectores en procesos de reestructuración.

- Movimiento de trabajadores:



Los Acuerdos incluyen la intención de mejorar la situación de los trabajadores legalmente contratados.  Se insta a los Estados Miembros de la Comunidad que todavía no han suscrito acuerdos bilaterales, a abrir el acceso a sus mercados laborales.


- Derecho al establecimiento:



Se ha acordado en principio, que la Comunidad y los países firmantes de los Acuerdos Europeos, otorgarán el “tratamiento nacional” (no discriminatorio a extranjeros), para el establecimiento de nuevas actividades económicas y profesionales en sus respectivos territorios.  La Comunidad se compromete a otorgar dicho tratamiento con la entrada en vigencia de los Acuerdos, mientras que los países de Europa Central y Oriental tienen plazos transicionales para ello.  Durante estos períodos, los países pueden derogar el tratamiento nacional ya otorgado a compañías y a nacionales, con el fin de proteger industrias emergentes o sectores en proceso de reestructuración.

- Servicios:



Se acordó permitir progresivamente, el suministro de servicios entre las diversas fronteras.  Algunas reglas especiales existen en materia de servicios de transporte.


- Pagos y transferencias financieras:



Las partes firmantes se comprometieron a autorizar la libre convertibilidad de monedas y de cualquier pago, relacionado con el movimiento de bienes, servicios o personas, así como de las transferencias financieras relacionadas con las inversiones, incluyendo la repatriación de capitales o de las utilidades generadas en inversiones.

- Competencia y otras provisiones económicas:



Los Acuerdos Europeos incluyen reglas en materia de competencia, similares a las negociadas con otros países asociados con la Comunidad.  Sin embargo, se reconoce que los países de Europa Central y Oriental, son países de bajos ingresos y de acuerdo con el Tratado de Roma, pueden autorizar subsidios para el desarrollo.  Existen algunas reglas particulares para aplicar dichas ayudas a los sectores del carbón y del acero.

Los países asociados tendrán cinco años, a partir de la entrada en vigencia de los Acuerdos, para proveer niveles adecuados de protección a la propiedad intelectual, industrial y comercial, en relación con los estándares existentes en la Comunidad.  También se contempla la garantía de acceso no-discriminatorio en los procedimientos licitatorios.


- Compatibilización jurídica:



Se reconoce que la compatibilización jurídica entre los países asociados a la Comunidad, es una de las más importantes precondiciones para garantizar una efectiva integración.  Los países se comprometen a modificar sus sistemas jurídicos en ese sentido y la Comunidad se compromete a proveer asistencia jurídica con tal propósito.  Se mencionan algunas áreas de convergencia:  regulaciones aduaneras;  legislación mercantil, especialmente en el área societaria;  derecho bancario;  regulaciones contables y tributarias;  protección a la propiedad intelectual;  protección a los derechos de los trabajadores;  servicios financieros;  regulaciones sobre competencia;  protección a la salud y a la vida humana, animal y vegetal;  protección al consumidor;  impuestos indirectos;  regulaciones y estándares técnicos;  transporte y protección al ambiente.

- Cooperación económica:



Uno de los objetivos fundamentales de la cooperación, es permitir que los países asociados logren reestructurar sus economías y alcancen niveles de competitividad al final del período de transición.  Para ello, la cooperación económica versa sobre áreas de interés mutuo, en particular, en lo concerniente con el desarrollo industrial y estándares de calidad;  promoción y protección de las inversiones;  educación y capacitación;  ciencia y tecnología;  desarrollo agrícola;  energía y seguridad nuclear;  protección ambiental y manejo del agua;  transporte y telecomunicaciones;  servicios postales y servicios transmisión de los medios de comunicación social;  banca, seguros otros sectores financieros;  lavado de dinero;  desarrollo regional;  asuntos sociales;  turismo;  desarrollo  de pequeñas y medianas empresas;  información y comunicaciones;  aduanas;  estadísticas económicas;  administración pública; y, finalmente, drogas.


- Cooperación cultural:


Las partes se comprometen a desarrollar la cooperación
cultural para la mejor comprensión entre sus pueblos.  En este sentido, los Acuerdos incluyen la cooperación para promoción de la industria cinematográfica europea, para citar un ejemplo.

- Cooperación financiera:



Para alcanzar los objetivos de los Acuerdos, los países asociados son beneficiarios de asistencia financiera transitoria, en forma de donaciones y préstamos.  Esta asistencia incluye la continuación de los fondos, que actualmente, el Banco Europeo de Inversiones ha dado en créditos y el Programa PHARE.  Igualmente, la Comunidad se ha comprometido a analizar la posibilidad de otorgar apoyo macroeconómico en condiciones limitadas.  En general, la asistencia comunitaria se canalizará en forma coordinada, también a través del G-24 y de instituciones financieras internacionales.

- Mecanismos institucionales:



Los Consejos Europeos crean los Consejos de Asociación a nivel ministerial.  Su función, es monitorear la puesta en marcha de los Acuerdos y tienen poder de decisión en determinadas áreas.  Los asisten los Comités de Asociación, a los cuales se les delega la mayor proporción de trabajo operativo.  También se crean los Comités Parlamentarios de Asociación, entre los Parlamentos de los países y el Parlamento Europeo, para reunirse e intercambiar puntos de vista.  Estos están legitimados para solicitar información a los Consejos de Asociación y formular las recomendaciones del caso.  Los Consejos de Asociación, están obligados a informar a los Comités Parlamentarios de Asociación, sobre todas las decisiones que toman.

2.  Intercambio comercial



Los resultados de las concesiones unilaterales de comercio, que la Comunidad otorgó, a partir de 1990, a los países de Europa Oriental y Central, se hicieron evidentes a partir de 1991.  Las importaciones comunitarias de los seis países centrales europeos (Polonia, Hungría, Rumanía, la República Checa, Slovakia y Bulgaria), se incrementaron 24%, hasta alcanzar 16.1 mil millones de ECU.  También las exportaciones comunitarias crecieron considerablemente (46%), hasta alcanzar 17.5 mil millones de ECU, fundamentalmente, por grandes compras de equipo de transporte que hizo Polonia.  Esta tendencia aminoró durante 1991 y 1992, al extremo que las exportaciones comunitarias a ese país, decrecieron 5% durante esos años.  En 1992, las importaciones comunitarias crecieron 17%, mientras que las exportaciones decrecieron 14%.

Resulta importante destacar, que las relaciones comerciales varían notablemente entre los países.  Por ejemplo, las dos naciones sucesoras de la antigua Checoslovaquia, concentran cerca del 51% del total de las exportaciones comunitarias, mientras que Rumanía sólo exporta cerca del 9% del total de sus exportaciones a la Comunidad.

Durante los primeros ocho meses de 1992, la participación de estos seis países en el comercio total de los países comunitarios,  se incrementó 3.7%, y las exportaciones comunitarias crecieron  4.6% en relación con el total de las exportaciones al resto del mundo.

Los productos agrícolas constituyen el principal rubro de importación comunitaria de los países de Europa Central, oscilando alrededor del 16%.  Le siguen los textiles en un 15% y los productos metálicos en el mismo porcentaje, y la maquinaria y equipo, en un 10%.  Sin embargo, en los últimos años, estos rubros han crecido notablemente, mostrando una tendencia clara a superar las exportaciones agrícolas.

Por su parte, el 28% de las exportaciones europeas a esos países, son de maquinaria y equipo eléctrico.  En segundo término, se encuentra el equipo de transporte (13%); textiles (10%) y algunos productos agrícolas en un 10%.  Resulta interesante destacar que cerca la mitad del comercio de textiles entre ambas regiones, es reexportado a la Comunidad, luego de ser procesado en los países de Europa Central y Oriental (maquila).  El equipo de transporte tiene la tasa más alta de crecimiento de los sectores de exportación, en el orden del 155%; le siguen los textiles en un 38%.

Finalmente, es interesante notar que entre los países de la OECD, la participación de la Comunidad en las importaciones de los seis países de Europa Central, se incrementó, de un 69% en 1989 a un 75% en 1991; mientras que la participación del resto de los miembros de la OECD (EFTA, EEUA y Japón), decreció.

* FUENTE: Oficina de la Unión Europea, San José, Costa Rica


BIBLIOGRAFIA



Acuerdo de Cooperación entre la Comunidad Económica Europea, por una parte y, por la otra, los países partes del Tratado General de Integración Económica Centroamericana y Panamá (1985)

Acuerdo Marco de Cooperación entre la Comunidad Económica Europea y el Acuerdo de Cartagena y sus países Miembros, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela

Acuerdo Marco de Cooperación entre la Comunidad Económica Europea y las Repúblicas de Costa Rica,El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Acuerdo Marco de Cooperación entre México y la Comunidad Económica Europea

Aranzadi, Claudio. La Comunidad Europea y América Central
Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992

Barón, Enrique. Interacción entre la Política Europea de Cooperación y la Política Externa de la Unión Europea (1992) Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992

Brandford Colin I Jr., Opciones estratégicas para América Latina en los años 90

Cabanellas de Torres, Guillermo. Diccionario Jurídico Elemental. Editorial Heliasta SRL. Buenos Aires, Argentina

Carroll, Patricia M. La Comunidad Europea y la cooperación internacional

Cavero, José. Diccionario de Términos Comunitarios Europeos. Publicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid. 1992

Comisión de las Comunidades Europeas, Derecho Comunitario Europeo Editorial: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, Luxemburgo, 1992. Versión en castellano.

Comisión de las Comunidades Europeas, Las relaciones bilaterales de la Comunidad Europea con los países de Europa del Este y Central. Editorial: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, Luxemburgo, 1992. Versión en castellano.

Comisión de las Comunidades Europeas, Relaciones Comerciales entre la Comunidad Europea y América Central: Características Generales. Editorial: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, Luxemburgo, 1992. Versión en castellano.

Comisión de las Comunidades Europeas. Relaciones comerciales entre la Comunidad Europea y América Central: Características Generales. Editorial: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, Luxemburgo, 1992. Versión en castellano.

Comisión de las Comunidades Europeas, Reporte: Trece años de  Cooperación al desarrollo de los países de América Latina y Asia. Editorial: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas. Luxemburgo, 1992. Versión en Castellano.

Convenio Marco CE-NAFIN (1991)

Costa Ruda, Podestá. Derecho Internacional Público 1 Tipográfica Editora Argentina. Buenos Aires, Argentina

Datos sobre la evolución de la cooperación de la CEE al Istmo centroamericano, Publicaciones de la SIECA, Ciudad de Guatemala, 1991

Diez-Hochleitner,Ricardo. Asistencia Oficial al Desarrollo de la Unión Europea y sus Estados Miembros (1992) Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992

Díez de Velasco, Manuel. Instituciones de Derecho Internacional Público Tomo I y II Editorial Tecnos, Madrid, España.

Elorza, Francisco Javier. Profundizar y ampliar la Comunidad Europea. Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992

Fernández Castaño, Emilio. La Reforma de la Política Agrícola en la Unión Europea. Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992.

Fernández Ordóñez, Francisco El Nuevo Multilateralismo y los países en vías de desarrollo (1992) Apuntes tomados de los
exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992.

Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y Secretaría Permanente del Tratado General de Integración Económica Centroamericana (SIECA), Elementos para un nuevo planteamiento de Centroamérica a la Comunidad Económica Europea sobre el comercio agropecuario y agroindustrial. (1991)

Instituto de Relaciones Europeo-Latinoamericanas, El Mercado Unico Europeo y América Latina Fotocopias. Cortesía Oficina de la Unión Europea, San José-Costa Rica

Martínez Noval, Luis. La Europa Social. Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992

Méndez, Odilón. La Investigación Científica. Editorial Juriscentro SA. San José, Costa Rica

Montecinos, Verónica América Latina y Europa: El potencial para la cooperación interregional Fotocopias. Cortesía Oficina de la Unión Europea, San José-Costa Rica

Moreno Quintana, Lucio M. Tratado de Derecho Internacional Público Tomo I. Editorial Sudamericana, Buenos Aires. Argentina

Nassar Soto, Ana Lucía. Manual Consular Cortesía Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, San José- Costa Rica

Oppenheim, L. Tratado de Derecho Internacional Público Tomo I volúmen II. Barcelona, España. Traducción al español.

Parlamento Europeo. Reporte del Comité de Asuntos Exteriores y Seguridad en Derechos Humanos en el Mundo. Años 1991-92 (1993) Editorial: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas. Luxemburgo, Versión en Castellano.

Portaencasa Baeza,Rafael. La Comunidad Europea en el Mundo Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992

Proyecto Conjunto al 8 de marzo de 1994 de la Décima Conferencia Ministerial entre los Países de la Unión Europea, Centroamérica y Colombia, México y Venezuela como Países Cooperantes.

Resolución del Consejo de Ministros de la UE y de los Estados Miembros durante la reunión del Consejo de los Derechos Humanos. Cortesía Oficina de la Unión Europea, San José-Costa Rica

Román, Jorge. El Sistema General de Preferencias de la Comunidad Europea. Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992

Solana, Javier. La Cooperación Internacional para América Latina y los proyectos regionales.  Apuntes tomados de los exponentes del Curso: El Mercado Unico. La Europa sin Fronteras Interiores. Madrid, 1992

Solbés, Pedro. Evolución global del comercio entre Centroamérica y Europa a través del S.G.P. Apuntes tomados de los exponentes del Curso: El Mercado Unico. La Europa sin Fronteras Interiores. Madrid, 1992

Solórzano, Orlando. El Comercio entre el Mercado Común Centroamericano (MCCA) y la Comunidad Económica Europea (CEE) 1978-1990 (1991).

Tamames, Ramón. El Futuro de Europa. Apuntes tomados de los exponentes del Curso: El Mercado Unico. La Europa sin Fronteras Interiores. Madrid, 1992

Trejos, Rodolfo Relaciones Comerciales de Centroamérica con la Comunidad Económica Europea. Fotocopias. Cortesía Oficina de la Unión Europea, San José-Costa Rica

Triana, Eugenio . El Sistema Político Europeo de Cooperación. Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992

Westendorp,  Carlos. Ayuda para el justo desarrollo. Apuntes tomados de los exponentes del curso El Mercado Unico, La Europa sin Fronteras Interiores, Madrid, España 1992.

Autor:

Gonzalo Fajardo Lee





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License