Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Agenda 2000 parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




3    LA AMPLIACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA


Las futuras ampliaciones de la Unión Europea no serán las primeras que se realicen ya que de los 6 miembros fundadores de 1957 (Francia, RFA, Italia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) pasó a 9 en 1972 con el ingreso de Reino Unido, Irlanda y Dinamarca. En 1981 ingresó Grecia y 5 años más tarde le tocó el turno a España y Portugal.
El único caso de adhesión sin negociación se produjo en 1990, con el ingreso de la RDA debido a la unificación de Alemania.
En 1995 se produjo la última adhesión hasta la fecha con el ingreso de Austria, Suecia y Finlandia.

3.1    CONDICIONES Y CRITERIOS PARA LA ADHESIÓN:



El artículo 49 del nuevo tratado de la Unión Europea (TUE) establece que “cualquier estado europeo, que respete los principios enunciados en el apartado 1 del artículo 6, podrá solicitar el ingreso como miembro de la Unión. Dirigirá su solicitud al Consejo que se pronunciará por unanimidad después de haber consultado a la Comisión y previo dictamen conforme del Parlamento, el cual se pronunciará por mayoría absoluta de los miembros que lo componen”.
Cualquier estado que solicite la adhesión deberá cumplir las siguientes condiciones (Criterios de Copenhague de Junio de 1993):

- Identidad Europea
- Sistema de Gobierno democrático
- Respeto de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales
- Otra serie de condiciones para formar parte de la Unión Europea se refieren a la aceptación del sistema comunitario, es decir, una economía de mercado eficiente  competitiva además de un marco legal y administrativo adecuado en los sectores público y privado.

La integración supone también la aceptación del “acervo comunitario”:

- El contenido, los principios y objetivos políticos de los tratados.
- La legislación adoptada con arreglo a los tratados, así como la jurisprudencia del Tribunal de Justicia.
- Declaraciones y resoluciones adoptadas en el marco de la Comunidad.
- Los acuerdos internacionales y los acuerdos celebrados entre los Estados miembros, relativos a las actividades de la Comunidad.

La integración supone la aceptación del Tratado de la Unión y del “acervo comunitario” sin que quepa ningún tipo de exclusión. Esto impide una integración “a la carta”, es decir, son los estados los que se adhieren a la Unión y no la Unión europea quien cambia para adaptarse a las condiciones de aquéllos.
La adhesión podrá estar sujeta a ajustes técnicos, exenciones temporales (nunca permanentes) y acuerdos transitorios que se definieran durante las negociaciones de adhesión, pero que en ningún caso podrán suponer modificaciones en las normas de la Comunidad.

3.2    PAÍSES CANDIDATOS A LA ADHESIÓN:


104340.gif

Por el momento, han presentado formalmente sus solicitudes de adhesión a la Unión los tres países europeos que aparecen en el cuadro anterior.
La situación de los candidatos antes citados se describe a continuación.

SUIZA:



Quedó en una situación especial, tras el rechazo en el referéndum del 6 de Diciembre de 1992 del Acuerdo sobre el EEE (Espacio Económico Europeo), que aparece como una especie de antesala de la adhesión. La Unión Europea acaba de concluir la negociación de distintos acuerdos de carácter sectorial con Suiza y no parece realista pensar en estos momentos en una negociación de adhesión. La posible apertura de negociaciones con Suiza deberá esperar hasta que su opinión pública supere sus reticencias a la adhesión a la Unión Europea.

TURQUÍA:


En este caso, la Unión Europea reconoce el importante papel de este país en la situación política actual de Europa. Dada la importancia geopolítica de Turquía y su creciente papel como potencia regional, la Comunidad debe dar todos los pasos adecuados para amarrarla firmemente a la futura arquitectura europea. Ello explica el decidido apoyo de la Unión Europea a la Unión Aduanera acordada con este país, en vigor desde el 1 de Enero de 1996, la reanudación de la ayuda financiera comunitaria, y el reforzamiento del diálogo político y sobre cuestiones sectoriales de interés mutuo.
El Consejo Europeo de Luxemburgo de Diciembre de 1997 confirmó, además, la capacidad de Turquía para adherirse a la Unión Europea. Turquía será juzgada conforme a los mismos criterios que se aplican a los demás Estados candidatos. Dado que por el momento no se dan las condiciones políticas y económicas que permitan contemplar negociaciones de adhesión, el Consejo Europeo aprobó una estrategia para fortalecer al cooperación de Turquía con la Unión Europea en todos los ámbitos.

Esta estrategia debería consistir en:



- El desarrollo de las potencialidades del Acuerdo de Asociación de Ankara.
- La intensificación de la Unión Aduanera.
- La aplicación de la cooperación financiera.
- La aproximación de las legislaciones y asimilación del acervo de la Unión.
- La participación que se decidirá caso por caso, en determinados programas y en determinadas agencias comunitarias.

En la citada sesión de Luxemburgo, el Consejo Europeo también recordó que la intensificación de los lazos con Turquía depende de la continuación de las reformas políticas y económicas emprendidas, en particular en lo relativo a los Derechos Humanos y al respeto a las minorías. En definitiva, se reconoce la elegibilidad de Turquía a la adhesión, y se propone un reforzamiento de sus relaciones con la Unión.

CHIPRE:



En el caso de Chipre, la Comisión, en su informe titulado “Europa y el reto de la ampliación”, destacó que: “existe inevitablemente una vinculación entre la cuestión de la adhesión y el problema que plantea la separación de facto de la isla en dos entidades, entre las cuales no hay libertad de circulación de bienes, personas o servicios. La Comunidad debe seguir alentando todos los esfuerzos en pos de una solución, especialmente mediante el apoyo a las resoluciones de las Naciones Unidas y a las iniciativas de su Secretario General”.
Chipre está incluido en el grupo de países que han iniciado ya sus negociaciones de adhesión, en el transcurso de las cuales será necesario llegar a una solución al problema planteado por la división de la isla.

MALTA:



El Consejo reconoció en el dictamen favorable que preparó en 1993, la eligibilidad de este país, e invitó a la Comisión a entablar conversaciones para estudiar las reformas necesarias en su economía, facilitar la transición económica y prepararse así en las mejores condiciones posibles para la negociación de adhesión. Posteriormente Malta retiró su solicitud de adhesión, que ha sido reiterada hace unos meses. Ante esta situación el Consejo ha pedido a la Comisión que presente a comienzos del presente año una actualización del dictamen favorable de 1993, como caso previo al comienzo formal de las negociaciones de adhesión.

PAÍSES DE EUROPA CENTRAL Y ORIENTAL:



El Consejo Europeo de Copenhague reconoció, en Junio de 1993, la elegibilidad de los PECOS que hayan firmado Acuerdos Europeos de Asociación para convertirse en miembros de la Unión.
Para ello el citado Consejo Europeo estableció el cumplimiento de los siguientes requisitos, pensados expresamente para la adhesión de este grupo de países:

- La capacidad del país de que se trate para asumir el acervo comunitario
- La estabilidad de las instituciones en el país candidato que garantice la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos y el respeto de las minorías.
- El funcionamiento de una economía de mercado.
- La adhesión del país candidato a los objetivos de la Unión Política, Económica y Monetaria y, por último,
- Su capacidad para hacer frente a la competencia y las fuerzas del mercado en la Unión Europea.
Hay una sexta condición relativa a la capacidad de la Comunidad de admitir nuevos miembros sin perder el impulso de la integración europea.

3.3    PUESTA EN MARCHA DEL PROCESO DE AMPLIACIÓN:



En Marzo de 1998 se puso en marcha un proceso de adhesión que incluye a los diez países candidatos de Europa Central y Oriental y a Chipre. Las negociaciones de adhesión se iniciaron formalmente en Abril de 1998 con Hungría , Polonia, República Checa, Eslovenia y Chipre .Para los otros cinco países se puso en marcha un examen analítico del acervo comunitario (Rumania, Bulgaria, Eslovaquia, Letonia y Lituania ) para agilizar la preparación de las futuras negociaciones con estos países. En definitiva, se ha puesto en marcha un proceso que comprende a los diez países candidatos de Europa Central y Oriental  y Chipre; con una apertura de negociaciones para el grupo de 5+1 y con la posibilidad de reenganche para los restantes.

3.4    EL REFORZAMIENTO DE LA ESTRATEGIA DE PREADHESIÓN:



Las relaciones con los PECOS en la fase previa a su adhesión a la Unión Europea giran sobre tres ejes fundamentales:

- El desarrollo de los Acuerdos Europeos de Asociación.
- La estrategia de preadhesión aprobada por el Consejo Europeo de Essen, de la que forma parte destacada el llamado diálogo estructurado. La finalidad del mismo es establecer una relación fluida y estable entre los países asociados y las instituciones de la Unión Europea, así como acabar con la sensación de vacío político en la que se encuentran los PECOS en la fase previa a la adhesión.
- El programa PHARE.

ASOCIACIÓN PARA LA ADHESIÓN:



Esta estrategia comprenderá:


- Compromisos concretos por parte del Estado candidato en lo relativo a la democracia, la estabilización macroeconómica, la seguridad nuclear, y sobre un programa nacional de incorporación del “acervo comunitario” sujeto a un calendario preciso y centrado en una serie de prioridades diferentes según cada país, de acuerdo con los resultados del dictamen de la Comisión para cada candidato.
- Una movilización de todos los recursos comunitarios disponibles para la preparación de los Estados candidatos a la adhesión. A este respecto la Comisión propone destinar en conceptos de ayuda preadhesión unos recursos financieros que se sitúan en torno a 3.120 millones de euros al año (a precios de 1999). Para el conjunto de los PECOS candidatos a la adhesión.

3.5    PROBLEMAS DE ADHESIÓN DE LOS PECOS:



- Datos generales de los PECOS:



Habitantes: 106 millones
Representan el 29% de la población y el 33% de la superficie de la Unión Europea. Su PIB supone menos del 4%.
La Unión Europea y sus Estados miembros facilitan el 70% de la ayuda exterior que reciben estos países y también es el principal mercado de los mismos.

- Como se señala en la Agenda 2000: “ésta ampliación difiere de la anterior en que los candidatos son países relativamente retrasados”, por eso hay un riesgo mayor por varios motivos:

a)    La baja renta per cápita de los candidatos.
b)    Pesada orientación de la economía de los PECOS hacia la agricultura.
c)    Inadecuación de las infraestructuras (transportes, telecomunicaciones, energía).
d)    Escasa capacidad administrativa.
e)    Alto índice de desempleo.

Los problemas más relevantes están relacionados con la PAC y la Política Regional. Por ello, a continuación nos referiremos a los problemas a resolver en ambos casos y la consecuencia de la ampliación en otras políticas.

3.5.1    Cuestiones agrícolas:



La agricultura es más importante en los países candidatos que la Unión Europea, tanto por el área que cubre, su porcentaje sobre el PIB y el porcentaje de empleo.

La extensión de la PAC en su forma actual a los PECOS se tropezará con diversos obstáculos:

a)    Diferencia de precios inferiores en los países adherentes respecto a los Estados miembros. A pesar del acercamiento que se hubiera podido producir para el momento de la fecha de la ampliación, los precios de la PAC tenderían a estimular los excedentes de producción, añadiéndose a los excedentes previstos de la Unión Europea de los 15.
b)    La ampliación acarrearía un notable aumento de la carga presupuestaria de la PAC en presupuesto europeo.
c)    Los pagos directos (compensación por la reducción de los precios) no estarían justificados en los casos de los agricultores de los nuevos países. Habría que cambiar la orientación de la PAC haciendo que dependa menos del sostenimiento de precios y más de su apoyo directo a la renta de los agricultores.
d)    Dificultades estructurales en la agricultura de los PECOS: Falta de capital para modernizar la producción y mejorar la infraestructura rural.
e)    Problemas estructurales agrarios (agricultura de subsistencia, reducido tamaño de las explotaciones).
f)    Deficiencias en el sector de transformación (falta de capital y conocimientos técnicos e inadecuación de la economía de mercado).

3.5.2    Política regional:


La Comisión señala que la magnitud de los cambios provocados por la próxima ampliación queda ilustrada por el aumento de la superficie y la población que será similar a la de anteriores ampliaciones. Pero el hecho más importante es la reducción del promedio comunitario de PIB per cápita, de una cuantía sin precedentes. Los diez PECOS con un PIB per cápita que no supera el 32% de la media comunitaria se quedan muy por detrás de los cuatro países más desfavorecidos de la Unión Europea (74%). Entre los países candidatos hay además grandes diferencias que van de un 18% a un 59% de la media de la Unión Europea de los Quince.
La Comisión destaca además que: “con arreglo a los reglamentos vigentes y de acuerdo con la aplicación que de ellos se hizo en el periodo 93-94 la ampliación acarrearía un fuerte aumento de la población enmarcada en el Objetivo 1.

Evolución de la población afectada por los Fondos Estructurales:



104341.gif

También debemos decir que la incorporación de zonas más pobres a la Unión Europea supone que las zonas más desfavorecidas actualmente aumenten su riqueza, con lo que reducirán su participación en los Fondos Estructurales.
Otros problemas de menor incidencia, pero no por ello menos importantes que afectan a los PECOS en cuanto a su adhesión a la Unión Europea los encontramos en materias como la política comercial, mercado interior, medio ambiente, energía, industria y justicia.

3.6    EL PROBLEMA INSTITUCIONAL:



De entre las cuestiones concretas a resolver en este apartado, cabe destacar las siguientes:

- Número de comisarios
- Reparto de escaños en el Parlamento Europeo y número total de los mismos.
- Ponderación de votos en el Consejo y umbral de toma de decisiones por mayoría cualificada.
- Funcionamiento de la Presidencia
- Número de jueces en el Tribunal Europeo de Justicia.

4    CUMBRE DE BERLIN



El Consejo Europeo se ha reunido en Berlín los días 24 y 25 de marzo de 1999 y ha llegado a un acuerdo global sobre la Agenda 2000. También se ha aprobado una declaración sobre el nombramiento del Presidente de la Comisión, Romano Prodi. Se ha adoptado dos declaraciones sobre Kosovo, y se ha aprobado otras tres declaraciones sobre el proceso de paz de Oriente Medio, sobre la celebración con éxito del Acuerdo de Comercio y Cooperación con Sudáfrica y sobre la ampliación.
Lo que se pretende con la Agenda 2000 es dotar a la Unión de políticas más eficaces y de los recursos financieros necesarios para llevarlas a cabo con ánimo de solidaridad, garantizando al mismo tiempo un rigor presupuestario en el ámbito de la Unión semejante al aplicado en el ámbito nacional. El Consejo Europeo estima que con las reformas expuestas en las presentes conclusiones y con el marco financiero para su financiación a medio plazo, la Unión estará en condiciones de afrontar los retos de la próxima etapa y de convertir en un éxito su futura ampliación.

4.1    LAS NUEVAS PERSPECTIVAS FINANCIERAS:



4.1.1    PRINCIPIOS GENERALES:



La Unión ha de adaptar sus gastos al imperativo de la disciplina presupuestaria y de la eficiencia, así como a la necesidad de asegurarse los recursos suficientes para poder desarrollar adecuadamente sus políticas en beneficio de sus ciudadanos y hacer frente con eficacia al proceso de ampliación. Las nuevas perspectivas financieras cubrirán un periodo de 7 años, del año 2000 al 2006. En su elaboración se partirá de la hipótesis de que la adhesión de nuevos Estados dará comienzo en el año 2002.

4.1.2    CONTENIDO DE LA REFORMA DE LA PAC:



El Consejo europeo acoge con satisfacción el Acuerdo alcanzado por el Consejo de Agricultura en su sesión del mes de Marzo sobre una reforma equitativa y adecuada de la PAC. El contenido de esta reforma garantizará que la agricultura sea un sector versátil, sostenible, competitivo y extendido por todo el territorio europeo, inclusive en las regiones con problemas específicos, que sea capaz de conservar el entorno rural, preservar la naturaleza y realizar una aportación clave a la vitalidad de la vida rural, además de responder a las inquietudes del consumidor y a sus exigencias de calidad y salubridad de los alimentos, la protección del medio ambiente y la salvaguardia del bienestar de los animales.
El Consejo considera que esta reforma puede llevarse a la práctica en un marco financiero de un nivel medio de 40.500 millones de euros, más 14.000 millones de euros destinados al desarrollo rural y a las medidas veterinarias y fitosanitarias a lo largo del periodo considerado. Ello se ajustaría más a los niveles del gasto real y tendría como objetivo estabilizar el gasto agrario a lo largo del periodo.

A fin de alcanzar el objetivo de estabilizar el gasto agrario real, el Consejo Europeo ha decidido adoptar las medidas siguientes:

- La reforma del régimen de los productos lácteos entrará en vigor a partir de la campaña 2005 - 2006.
- El precio de intervención aplicable a los cereales se reducirá en un 15% en dos fases iguales del 7,5% (del precio de intervención actual) en las campañas de 2000-2001 y de 2001-2002.
- El Consejo Europeo solicita a la Comisión que siga atentamente la evolución del mercado de las oleaginosas y que presente un informe en el plazo de dos años a partir de la aplicación del nuevo arreglo.
- El Consejo Europeo solicita a la Comisión que siga atentamente la evolución del mercado europeo de la carne de vacuno y que, en caso necesario, adopte las medidas pertinentes.
- Se solicita a la Comisión y al Consejo que siga buscando un mayor ahorro para garantizar que el gasto total, excluidas las medidas en materia de desarrollo rural y en el ámbito veterinario durante el periodo 2000-2006 no sobrepase un gasto medio anual de 40.500 millones de euros.

A la luz de las decisiones señaladas, el Consejo Europeo estima que los importes de las perspectivas financieras no deberán exceder de:
104342.gif

El Acuerdo Interinstitucional deberá incluir una disposición en virtud de la cual las partes deberán respetar el límite máximo de las perspectivas financieras para la agricultura.
El Consejo Europeo reconoce la magnitud de los esfuerzos realizados para moderar el gasto presupuestario y aplicar rigurosamente la Política Agrícola Común, según se ha decidido en el marco de la Agenda 2000. El esfuerzo realizado en términos, sobre todo, de reducción de los precios de apoyo, constituye una aportación fundamental por parte de la Comunidad Europea en favor de la estabilización de los mercados agrarios mundiales. El Consejo Europeo considera que las decisiones adoptadas en relación con la reforma de la PAC en el marco de la Agenda 2000 serán factores esenciales a la hora de definir el mandato de negociación de la Comisión para las futuras negociaciones comerciales multilaterales en la OMC.


4.2    ACUERDOS SOBRE ACCIONES ESTRUCTURALES:



4.2.1    Intervenciones estructurales:



- Dotar a los Fondos estructurales y de Cohesión de más eficacia para alcanzar el objetivo de la cohesión económica y social consagrado en el Tratado constituye un elemento básico de las reformas de la Agenda 2000. Este objetivo ha de mantenerse en el futuro, conforme sigan evolucionando las prioridades en una Unión más variada, teniendo presentes las metas de la concentración de la ayuda estructural, la mejora de la gestión financiera de los Fondos estructurales y la simplificación de su funcionamiento y administración.

- La mayor concentración de la ayuda de los Fondos estructurales en las zonas más necesitadas se logrará mediante una reducción sustancial del número de objetivos a tres en total. Al promover la cohesión económica y social mediante la persecución de estos objetivos, la Comunidad promoverá asimismo el desarrollo armonioso, equilibrado y sostenible de la actividad económica, el desarrollo del empleo y de los recursos humanos, la protección y mejora del medio ambiente, la eliminación de desigualdades y la igualdad entre hombres y mujeres. La Comisión y los Estados miembros velarán por que las operaciones financiadas por los Fondos sean acordes con lo dispuesto en el Tratado y los instrumentos adoptados en virtud del mismo y coherentes con otras políticas e intervenciones comunitarias.

Nivel global de dotaciones:



- El Consejo Europeo considera que el importe total de los Fondos estructurales y de Cohesión deberá ser, en total, de 213.000 millones de euros a lo largo del período considerado, desglosados de la siguiente manera:
104343.gif

- Este volumen global de gasto permitirá a la Unión mantener el gasto estructural en los niveles actuales de concentración de la ayuda y, por consiguiente, consolidará el esfuerzo global realizado por la Unión en este ámbito.


4.2.2    Fondos estructurales:



- El Consejo Europeo considera que el nivel adecuado de los créditos de compromiso que hay que consignar en las perspectivas financieras para los Fondos estructurales, incluidos el apoyo transitorio, las iniciativas comunitarias y las acciones innovadoras, deberá ser de 195.000 millones de euros, desglosados de la siguiente manera:

104344.gif

- El 69,7% de los Fondos estructurales se asignará al Objetivo 1 e incluirá un 4,3% para apoyo transitorio (es decir, un total de 135.900 millones de euros). El 11,5% de los Fondos estructurales se asignará al Objetivo 2 e incluirá el 1,4% para apoyo transitorio (es decir, un total de 22.500 millones de euros). El 12,3% de los Fondos estructurales se asignará al Objetivo 3 (es decir, un total de 24.050 millones de euros).

4.2.2.1    Criterios de ayuda



Objetivo 1



- El Objetivo 1 consistirá en la promoción del desarrollo y ajuste estructural de las regiones de desarrollo más lento. Durante el período 2000-2006 podrán acogerse a este Objetivo:

a)    las actuales regiones NUTS de nivel II cuyo PIB per cápita sea inferior al 75% de la media comunitaria
b)    las regiones más remotas (departamentos franceses de ultramar y las islas Azores, Madeira e Islas Canarias), todas ellas por debajo del umbral del 75%
c)    las zonas del Objetivo 6 en el período 1995-1999 en virtud del Protocolo n.º 6 del Acta de adhesión de Finlandia y Suecia.

Objetivo 2



- El Objetivo 2 respaldará la conversión económica y social de las zonas que se enfrentan a problemas estructurales. Entre ellas se cuentan las que atraviesan cambios económicos y sociales en los sectores de la industria y los servicios, las zonas rurales en declive, las zonas urbanas con dificultades y las dependientes de la pesca que atraviesan crisis; todas estas zonas se delimitarán en función de criterios objetivos estipulados en los textos legislativos.
- Los Estados miembros propondrán a la Comisión una lista de zonas que cumplan los criterios de los objetivos, supeditadas a un límite de población para cada Estado miembro. Este límite lo determinará la Comisión basándose en la población total de las zonas de cada Estado miembro que satisfagan los criterios comunitarios, así como en la magnitud de los problemas estructurales, estimada en función del desempleo total y del desempleo prolongado fuera de las regiones del Objetivo 1.
- Quedará cubierto por el nuevo Objetivo 2 un máximo del 18% de la población de la Unión. El desglose indicativo de la población comunitaria según los distintos tipos de región del Objetivo 2 será del 10% para las zonas industriales, el 5% para las rurales, el 2% para las urbanas y el 1% para las dependientes de la pesca. Las zonas industriales y rurales que satisfagan los criterios comunitarios establecidos en el reglamento deberán contener al menos el 50% de la población cubierta por el Objetivo 2 en cada Estado miembro, excepto en aquellos casos en que esto resulte objetivamente imposible.
- A fin de que cada Estado miembro contribuya de manera equitativa al esfuerzo general de concentración, la reducción máxima de la población cubierta por el Objetivo 2 en comparación con el actual Objetivo 2/5b) no excederá del 33%. A efectos del cálculo de la reducción máxima de la población para el nuevo Objetivo 2, se tendrán en cuenta las regiones que estuvieran acogidas al Objetivo 2/5b) y que estén contempladas en el Objetivo 1 en el nuevo período. No se tendrán en cuenta las regiones que, habiendo pertenecido al Objetivo 1, reciban apoyo transitorio y cumplan los criterios comunitarios para optar al Objetivo 2.
- En todas las zonas del Objetivo 2 de la Comunidad se aplicará un nivel de intensidad de ayuda per cápita (con exclusión de los créditos correspondientes al Objetivo 3). Por lo tanto, el total de créditos asignados a cada Estado miembro en virtud del Objetivo 2 dependerá directamente del porcentaje que represente dicho Estado en la población total de la Unión que pueda acogerse al Objetivo 2.

Objetivo 3



- Mediante este Objetivo se prestará apoyo a la adaptación y modernización de las políticas y sistemas de educación, formación y empleo. Su aplicación será independiente del Objetivo 1. Cada Estado miembro recibirá un porcentaje de los recursos totales disponibles para el Objetivo 3 en función de su proporción en la población total destinataria de las medidas en la Unión. El Consejo Europeo estima que el promedio de ayuda per cápita concedida en virtud del Objetivo 3 debería reflejar la prioridad asignada al empleo, la educación y la formación.

4.2.3    Fondo de Cohesión



El Consejo Europeo considera que siguen siendo válidos hoy en día los objetivos fundamentales del Fondo de Cohesión, que se creó para promover la cohesión económica y social en la Unión y la solidaridad entre los Estados miembros mediante aportaciones financieras a proyectos relativos al medio ambiente y a las redes transeuropeas. El Consejo Europeo considera que los cuatro beneficiarios actuales deberían poder seguir acogiéndose al Fondo en el año 2000, a saber, los Estados miembros con un PNB per cápita inferior al 90% de la media de la Unión y con un programa tendente a satisfacer los criterios de convergencia económica.
En vista de que se está avanzando continuamente hacia la convergencia real, y habida cuenta del nuevo contexto macroeconómico en el que se inscribe actualmente el Fondo de Cohesión, la dotación global de ayuda para los Estados miembros participantes en el euro se adaptará, con el fin de tener en cuenta el incremento de la prosperidad nacional conseguido en el período anterior.
En consecuencia, el Consejo Europeo estima que el nivel global de recursos disponibles para asignar al Fondo de Cohesión deberá ser de 18 mil millones de euros, desglosados del siguiente modo:

104345.gif

A medio plazo, en 2003, se revisará la idoneidad para acogerse al Fondo con arreglo al criterio del 90% del PNB medio. En caso de que un Estado miembro haya dejado de cumplir los criterios para acogerse a esta ayuda, los recursos del Fondo de Cohesión se reducirán en consecuencia.
El porcentaje de ayuda comunitaria con cargo al Fondo de Cohesión no se modificará, manteniéndose en un valor de entre el 80% y el 85% del gasto público o equivalente. Este porcentaje podrá verse reducido en función de la capacidad de un proyecto para generar ingresos y de la aplicación eventual del principio de que quien contamina paga. El Consejo Europeo toma nota de que la Comisión velará por que los Estados miembros potencien al máximo la eficacia de los recursos del Fondo fomentando el recurso a fuentes privadas de financiación, elaborará procedimientos de desarrollo para la aplicación del principio de que quien contamina paga y, al ejecutarlos, tendrá en cuenta la situación específica de cada Estado miembro beneficiario.

4.2.4    LA AMPLIACIÓN:



A la luz de los resultados de la Agenda 2000 alcanzados los días 24 y 25 de marzo, el Consejo Europeo desea enviar un mensaje de confianza a los países que están negociando la adhesión. La ampliación sigue siendo una prioridad histórica para la Unión Europea. Las negociaciones para la adhesión proseguirán, en cada caso, según su propio ritmo y siempre con la mayor rapidez posible. El Consejo Europeo hace un llamamiento al Consejo y a la Comisión para que garanticen que el ritmo de las modificaciones se mantiene consiguientemente

4.2.5    CONCLUSIONES DE LA CUMBRE DE BERLÍN:



Como conclusión a los Acuerdos adoptados en la Cumbre de Berlín, podemos resumir que: El paquete presupuestario septenal aprobado por los Quince en Berlín, exhibe un enfoque restrictivo, al reducir en términos absolutos la financiación global a las políticas comunitarias; Traduce así una decisión de ahondar menos la integración europea en el próximo septenio que en el que se acaba este año. La reducción del gasto es absoluta en el conjunto de los 4 grandes bloques del gasto europeo, que supone más del 90% del presupuesto, tal y como señala el siguiente gráfico:

( Datos en millones de euros)
104346.gif

La PAC, la estructural o de cohesión, las políticas internas y las externas descienden de 91.235 millones de euros en 1999 a 83.591 en promedio de los próximos 7 años, es decir, la reducción es de un 8%.
Según los dirigentes la reducción del presupuesto (de los actuales 96.929 millones  actuales a solo 92.101) se compensa por un mayor gasto dedicado a financiar el proceso de preadhesión.
La reducción es muy significativa en cuanto a los gastos estructurales, ya que pasan de 39.025 millones de euros a 30.430 millones; es decir, disminuyen el 22%. Dentro de las ayudas estructurales, el Fondo de Cohesión se reduce desde 3.118 millones con que se ha dotado para 1999 a 2.571 millones en el año promedio del próximo septenio, una reducción del 17,5%. Esta reducción es un duro golpe para los países del Sur de la Unión Europea.
El segundo recorte lo padece la política exterior, que pasa de los actuales 5.908 millones de euros a 4.580 millones, perdiendo así una cuarta parte (22,4%) de los recursos con que cuentan hoy. Es una rebaja muy grave para una Unión Europea que pretende hablar con una sola voz ante el mundo.

5    POSICIÓN DE ESPAÑA ANTE LA REFORMA DE LA AGENDA 2000:



España mantiene una posición abiertamente favorable a la ampliación y comparte absolutamente las distintas conclusiones que ha ido aprobando el Consejo Europeo al respecto.
Desde el punto de vista económico, las oportunidades para España son mucho más grandes  que los posibles riesgos. Hay  que tener en cuenta que la exportación industrial de los PECOS a la UE es libre desde el 1 de Enero  de 1998, fecha en la que desaparecieron  las restricciones cuantitativas para el comercio  de productos textiles. Dado que los acuerdos de asociación prevén  un esfuerzo asimétrico de liberalización comercial, el esfuerzo en la apertura de mercado corresponde ahora a los países asociados. No existe por ahora libre comercio para los productos agrícolas. Esa liberalización se producirá a partir de la adhesión y, a esta respecto, hay que tener en cuenta que con la excepción de algunos productos sensibles la agricultura española y las de los PECOS son más complementarias que competitivas. También es este campo son mucho mayores las ventajas que las desventajas.

Desde el punto de vista de la participación en las políticas comunes, es probable  además que la posición de países como Polonia o Hungría a la hora de tomar decisiones en campos como el mercado interior, el medio ambiente, o la política social, esté más cercana de la de España  que la de otros países más desarrollados de la UE. Es probable por lo tanto que España cuente con aliados a la hora de defender su punto de vista en los distintos Consejos de Ministros sectoriales.
España está dispuesta a sumir su parte en la financiación de las consecuencias presupuestarias que se deriven de la ampliación, y espera que los demás Estados miembros hagan lo propio. Lo que no tendría sentido es intentar financiar la ampliación  sacrificando las actuales políticas comunes, o haciendo recaer el coste de la misma  sobre los países menos prósperos de la Unión, tal como defienden algunos sectores de otros Estados miembros de las discusiones sobre la Agenda 2000.
Conviene recordar, por ultimo, que las negociaciones de adhesión de los PECOS, como cualquier negociación de adhesión, deberán respetar dos principios fundamentales:

- La primera regla de oro de cualquier negociación de adhesión  es la aceptación  del acervo  por los candidatos y  no la adaptación del acervo por los candidatos y no la adaptación del mismo a las condiciones de los nuevos Estados miembros. Lo más  que cabe negociar son periodos transitorios para permitir una aplicación progresiva del mismo.
- Otro principio fundamental de esta negociación debe ser la adicionalidad de recursos. La adhesión de nuevos países no puede hacerse  con el recurso presupuestarios previos a la adhesión. Si se quiere la adhesión de los nuevos Estados  miembros, habrá que pagar por ella, y no disminuir los  pagos que reciben los actuales Estados miembros. Habrá que prever dinero adicional  y suficiente para financiar la participación de los PECOS en las políticas comunes .

6    CONCLUSION



España ha sido la gran beneficiada junto con el  Reino Unido después de los acuerdos alcanzados  en la Cumbre de Berlín  sobre el presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2000-2006. Esto ha sido posible gracias a que Alemania no ha conseguido sus propósitos; de haberlos conseguido los fondos destinados a España se hubiesen reducido drásticamente.
Las ayudas que llegan desde Europa hacia España en forma de política estructural supone para nuestra economía un alto nivel de inversión (10 billones de ptas. en el periodo 89-99). Esto activa la economía, la moderniza, la hace más competitiva y nos acerca a los niveles europeos. Si España no hubiese mantenido estos fondos nuestra economía no podría seguir su camino ascendente.
En cuanto a la ampliación de la Unión Europea, podemos decir que España sigue manteniendo su posición abierta hacia la adhesión de los PECOS  siempre y cuando no se perjudique los intereses españoles en cuanto a política regional. Como estos intereses para el periodo 2000-2006 están asegurados podemos concluir que España es favorable a la ampliación.
Otra razón que justifica esta posición de España ante la ampliación es que el comercio exterior entre nuestro país y los PECOS  se ha multiplicado por cuatro en los últimos cinco años, lo que supone un crecimiento anual del 32%  frente al 16% de los países comunitarios.

La  Comunidad Valenciana  afronta el nuevo periodo con el reto de situarse en niveles de empleo y renta  per cápita entorno al media europea. Esto es factible gracias al mantenimiento de la Comunidad Valenciana como objetivo 1.

El objetivo 1 ha supuesto hasta el 99 unos 200.000 millones de ptas,  lo que ha generado inversiones por valor de 800.000 millones de ptas. . Durante el próximo septenio  se esperan ayudas en política estructural entorno al billón de pesetas, lo que hará de la Comunidad Valenciana una región generadora de riqueza y creadora de empleo. La finalidad de estos fondos es poner en marcha nuevos programas de subvenciones a la inversión, lo cual contribuye a aumentar la competitividad de nuestras empresas y de la economía valenciana en general. También incrementará  aún más los atractivos para la inversión extranjera en nuestra comunidad.

Todo esto no sería posible si la Comunidad Valenciana no hubiese mantenido el objetivo 1, lo que habría supuesto un estancamiento en la economía de  nuestra región.

Por  tanto, podemos decir que las expectativas en los próximos siete años serán muy  positivas tal y como deducimos de los acuerdos alcanzados en Berlín.

7    BIBLIOGRAFÍA



- ICE: Información Comercial Española; Número 776, Febrero de 1999. Revista de   Economía del Ministerio de Economía y Hacienda.
- ” El Papel de las Regiones en la Unión Europea “: Ed Fundación Bancaixa 1998
Vicente Martínez-Pujalte.
- Diario Levante-EMV en páginas económicas desde el 25 al 28 de Marzo de 1999.
- Newsletter Número 10 Marzo de 1999: Comisión Europea.
- Diversas direcciones de Internet

Autor:

Carlos Comes





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License