Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Acciones humanas sobre el medio ambiente Contaminación - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




3.3.1.- CONTAMINACION POR EL TRAFICO



Contaminación debida al exceso de circulación rodada y provocada sobre todo por la quema de combustibles fósiles, en especial gasolina y gasoil.
Los contaminantes más usuales que emite el tráfico son el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno, los compuestos orgánicos volátiles y las macropartículas. Por lo que se refiere a estas emisiones, los transportes en los países desarrollados representan entre el 30 y el 90% del total.

También hay compuestos de plomo y una cantidad menor de dióxido de azufre y de sulfuro de hidrógeno. El amianto se libera a la atmósfera al frenar. El tráfico es también una fuente importante de dióxido de carbono.

El monóxido de carbono es venenoso. A dosis reducidas produce dolores de cabeza, mareos, disminución de la concentración y del rendimiento. Los óxidos de nitrógeno y azufre tienen graves efectos sobre las personas que padecen asma bronquial, cuyos ataques empeoran cuanto mayor es la contaminación, pues además estas sustancias irritan las vías respiratorias, si bien aún no hay una explicación médica precisa. Entre los compuestos orgánicos volátiles está el benceno, que puede provocar cáncer, al igual que el amianto, aunque su efecto sólo está claramente establecido a dosis más altas que las debidas al tráfico. Las macropartículas son partículas sólidas y líquidas muy pequeñas que incluyen el humo negro producido sobre todo por los motores diesel y se asocian a una amplia gama de patologías, entre ellas las enfermedades cardíacas y pulmonares. El plomo dificulta el desarrollo intelectual de los niños. El dióxido de carbono no siempre se clasifica como contaminante, pero sí guarda relación con el calentamiento global.

La mayor preocupación por la contaminación que produce el tráfico rodado se refiere a las zonas urbanas, en donde un gran volumen de vehículos y elevadas cifras de peatones comparten las mismas calles. Ciertos países controlan ya los niveles de contaminación de estas zonas para comprobar que no se sobrepasan las cifras establecidas internacionalmente. Los peores problemas se producen cuando se presenta una combinación de tráfico intenso y de calor sin viento; en los hospitales aumenta el número de urgencias por asma bronquial, sobre todo entre los niños. Las concentraciones son más elevadas en las calzadas por donde circulan los coches, o cerca de éstas (es probable que el máximo se alcance de hecho dentro de los vehículos, donde las entradas de aire están contaminadas por los vehículos que van adelante) y se reducen con rapidez incluso a poca distancia de la calzada sobre todo si sopla el viento. Sin embargo, aparte de los efectos directos sobre la salud de las personas que respiran los humos del tráfico, los productos químicos interactúan y producen ozono de bajo nivel, que también contribuye al calentamiento global, así como lluvia ácida, la cual tiene efectos destructores sobre la vida vegetal, aun en países alejados de las fuentes de emisión.

Los catalizadores limpian parte de las emisiones, pero no así el plomo, el dióxido de carbono ni las macropartículas. Hay plomo porque se añade a la gasolina para mejorar el rendimiento del motor. Es posible reducir su empleo aplicando diferenciales de precios. El dióxido de carbono es inevitable en los combustibles fósiles; su reducción depende de la utilización de otros combustibles, de mejorar la eficacia del combustible o de reducir el volumen de tráfico. En muchos países, reducir la contaminación que provoca el tráfico es una de las grandes prioridades y, en la mayoría de los casos (aunque no siempre), se reconoce que ello puede pasar por restringir en cierta medida el aumento del volumen total de tráfico, ya sea con medidas de urgencia durante algunos días, cuando la contaminación es demasiado alta, o mediante políticas más completas a largo plazo. La calidad del aire es uno de los motivos de políticas como la implantación de zonas peatonales en el centro de las ciudades, la limitación del tráfico y la creación de autopistas de peaje

3.4.1.- CONTAMINACION POR TOXICOS



Los residuos tóxicos son los materiales sólidos, líquidos o gaseosos que contienen sustancias dañinas para el medio ambiente, para el ser humano y para los recursos naturales. Los principales componentes que dan a los residuos su carácter peligroso son: metales pesados, cianuros, dibenzo-p-dioxinas, biocidas y productos fitosanitarios, éteres, amianto, hidrocarburos aromáticos policíclicos, fósforo y sus derivados, y compuestos inorgánicos del flúor.

Pueden estar contenidos en recipientes que son destinados al abandono o se utiliza la eliminación mediante vertido controlado que es el método más utilizado. El resto de los residuos se incinera y una pequeña parte se utiliza como fertilizante orgánico. En cuanto al reciclado, se prevee que para el año 2000 se reciclará la mitad de los residuos domésticos. Los residuos peligrosos no se elimina, se almacena dentro de contenedores en lugares protegidos. Se han estado almacenando en fosas marinas, pero este método no permite recuperar lo depositado ni controlar el estado de los contenedores. Otros métodos más adecuados son su almacenamiento en silos de hormigón o en formaciones geológicas profundas, aunque ninguno es del todo fiable a largo plazo.

Los residuos más peligrosos son las sustancias biológicas, los compuestos químicos tóxicos e inflamables y los residuos radiactivos.

Las sustancias radiactivas son peligrosas porque una exposición prolongada a su radiación daña a los organismos vivos, y porque las sustancias retienen la radiactividad durante mucho tiempo.

Algunos de los peores tóxicos de nuestros tiempos:
POP el tóxico peor de nuestro ambiente se conocen hoy como POP, o agentes contaminadores orgánicos persistentes. Estas sustancias son generalmente extremadamente tóxicas en cantidades pequeñas, y porque viajan las largas distancias vía corrientes de aire, ponen en peligro la gente y la fauna todo concluído el mundo. Ahora también sabemos que POP son llevados por la atmósfera hacia los ambientes polares donde, en las condiciones frías, condensan y se depositan. Este mecanismo ahora se cree para explicar las concentraciones asombrosamente altas de POP presente en ambientes árticos, y en la gente indígena que vive allí.

El otro definir, y extremadamente la preocupación, característica de POP es que no pueden ser analizados fácilmente por procesos naturales - en otras palabras son persistentes. En algunos casos, cuando ocurre la ruptura, crea los productos químicos que son aún más peligrosos que las sustancias originales. Dioxin, un subproducto de la combustión procesa la participación de la clorina, es uno del POP más venenoso sabido a la ciencia

El PVC (suave y duro) es uno de los tipos lo más extensamente posible usados de plásticos. **time-out** él ser utilizar para empaquetar adentro aferrar película y botella, para consumo producto tal como crédito tarjeta y audio registrar, para construcción en marco y cable, para imitación piel, y alrededor del hogar en tubo, suelo, papel y en persiana. Es utilizado por los fabricantes para los interiores del coche, en los hospitales para los materiales desechables médicos… y muchas más cosas.
Durante la producción del PVC, se crean los dioxina, algunos de los productos químicos más tóxicos sabidos. Concluído su curso de la vida, los productos del PVC pueden escaparse los añadidos dañosos. Además, en el final de su curso de la vida, los productos del PVC deben ser quemados o ser enterrados. El quemarse crea y más dioxina y otros compuestos con clorina que contaminen nuestra pista y los canales. Las tentativas de reciclar el PVC han probado difícil, tanto de él terminan para arriba en terraplenes.

Los productos químicos, tales como phthalates, se agregan al PVC para hacerlo suave y flexible. Los estudios del laboratorio en animales muestran que algunos de estos productos químicos están conectados al daño del cáncer y del riñón y pueden interferir con el sistema y el desarrollo reproductivos. Además, la prueba reciente por varios gobiernos concluye que los niños pueden injerir productos químicos peligrosos de los juguetes del PVC durante uso normal.

Los gobiernos y la industria están tomando la acción para eliminar la amenaza del PVC. Los gobiernos daneses y suecos están restringiendo uso del PVC.

Los centenares de comunidades alrededor del mundo están eliminando el PVC en edificios. Y muchas compañías tales como NIKE, IKEA y el departamento de cuerpo han confiado a eliminar el PVC de todos sus productos.

COMERCIO TÓXICO: Greenpeace ha documentado centenares de los casos donde los países industrializados han negociado o transferido problemas de la basura tóxica nuevamente a industrializar países. Más bien que la recepción de las tecnologías limpias, industrializando demasiado a menudo nuevamente países recibe la basura tóxica, productos tóxicos y tecnologías tóxicas. **time-out** no solamente ser este tipo comercial inmoral y ambiental destructivo país y su gente, pero él también prevenir desarrollar país invertir en verdadero solución contaminación, y desarrollar futuro mercado en más apropiado tecnología o producto. Greenpeace ha buscado una interdicción en este tipo de comercio tóxico y la ha alcanzado con un tratado internacional llamado la convención de Basilea. La prioridad siguiente es promover la producción limpia y parar la producción y el comercio de productos tóxicos tales como la lista de UNEP de los agentes contaminadores orgánicos persistentes docena sucia y parar tóxicas tecnologías.

3.4.2 CONTAMINACION INDISTRIAL



Entendemos por contaminación industrial a la emisión de sustancias nocivas, tóxicas o peligrosas, directa o indirectamente de las instalaciones o procesos industriales al medio natural. Estas emisiones pueden ser:
· Emisiones a la atmosfera
· Vertidos a las redes públicas de saneamiento
· Vertidos directos al suelo o a cauces de aguas superficiales
· Almacenamientos o disposición de residuos industriales
· Ruidos en el entorno
En estas emisiones quedan incluidas las que se derivan de los productos o subproductos que las industrias ponen en el mercado. Por ejemplo, la contaminación de dioxinas que pueden producir la combustión de productos de PVC en vertederos y por incineración o la destrucción de la capa de ozono estratosférico por gases clorofluocarbonados (familia CFC). En estos casos, la mejor política preventiva es la prohibición pura y simple de la utilización del compuesto dañino, como ha sido el caso de los CFC en el Protocolo de Montreal y el Acuerdo de Londres.

En el caso del PVC hay una gran polémica, con argumentos a favor, por parte de los fabricantes, y campañas en contra de los grupos ecologistas que han conseguido la prohibicion de paises como Dinamarca(para los juguetes), pero no en otros ya que, efectivamente, el PVC es un producto que tiene grandes ventajas para determinadas aplicaciones (construcción…).

Por regla general, hasta ahora, la principal política seguida contra la contaminación industrial ha sido la de los métodos correctivos o de final de tubería con la aplicación de tecnologías como el filtrado de humos y gases, la depuración de vertidos o el confinamiento en depósitos de seguridad de los residuos tóxicos. Este tipo de métodos no eliminan la contaminación, sino que la trasladan de un medio a otro.

3.4.1.- LA LLUVIA ÁCIDA



Los óxidos de nitrógeno y azufre se producen, principalmente, por la combustión de carburantes fósiles que tiene lugar especialmente en los núcleos industriales y en las centrales térmicas, los cuales utilizan estos carburantes para la obtención de energía eléctrica, que a su vez es suministrada a los propios núcleos industriales y a las poblaciones.

Estos gases se combinan con el vapor de agua presente en la atmósfera para formar los correspondientes ácidos, los cuales precipitan en la tierra con las lluvias, produciendo las llamadas lluvias ácidas. Estas lluvias acidifican los suelos, fijando elementos como el calcio y el magnesio, que son importantes para el metabolismo de los vegetales, e impidiendo su crecimiento y desarrollo. El mecanismo completo de su toxicidad sobre los vegetales aún no ha sido concretado con exactitud, pero se reconocen efectos negativos sobre su nutrición, y se especula sobre otros efectos perniciosos sobre las hojas, que, finalmente, conducen a la muerte de árboles y plantas. Se calcula que buena parte de los bosques del hemisferio Norte están gravemente afectados por la lluvia ácida, peligrando la supervivencia de las ya escasas masas forestales presentes en este hemisferio.

Por otra parte, la lluvia ácida es recogida por las aguas superficiales, y transportada hasta los lagos. Tanto en ríos como en lagos, las especies animales y vegetales que los habitan están adaptadas a límites de acidez muy estrechos, lo que ha conducido a la práctica desaparición de plantas y peces en su seno, encontrándonos con lagos de aguas extrañamente transparentes… y faltas de vida.
Además, la lluvia ácida no solamente afecta a los seres vivos, vegetales y animales, sino que también altera los materiales con los que están construidos los edificios y los monumentos que el hombre ha erigido. Los ácidos presentes en este tipo de contaminante reaccionan con la piedra, en su mayor parte de naturaleza granítica o calcárea, destruyéndola y tornándola más frágil, con lo que se amenaza la pervivencia de las edificaciones.

Hay que reseñar también que, para evitar la deposición de las partículas en suspensión en las cercanías de los focos productores, se construyeron chimeneas de decenas de metros que inyectaban los humos en las capas altas de la atmósfera. Una vez en éstas, debido a las corrientes de convección, las partículas son transportadas a lo largo de centenares de kilómetros, antes de que se depositen por la acción de la lluvia, y haciéndolo en lugares muy alejados de sus puntos de origen. De este modo, los problemas de la contaminación de la atmósfera y el de la lluvia ácida se han convertido en cuestiones que exceden las fronteras de los países, obligando a la adopción de tratados y directrices internacionales, lo que, sí bien es beneficioso en cuanto toma de conciencia global respecto al problema, entorpece la toma de decisiones y la implantación de soluciones.


3.5.1.- EL AGUJERO DE LA CAPA DE OZONO



El ozono es un gas contaminante a nivel de la superficie pero que nos protege a nivel de la estratosfera. Este nos protege de las radiaciones ultravioletas que emite sol actuando como un filtro, lo cual resulta de vital importancia para la supervivencia de la vida en nuestro planeta. Estas radiaciones actúan sobre el ozono descomponiendo sus moléculas, es decir rompiendo los enlaces entre átomo y átomo de oxígeno. Hoy en día en nuestra sociedad, aunque ha disminuido la producción de los aerosoles gradualmente, sobretodo de CFC, que son gases que liberan cloro cuando absorben rayos ultravioletas del sol, el cual reacciona con el oxígeno, para formar CLO. Esta liberación de cloro se produce en el Antártida y cuando aparece la luz solar el cloro produce una serie de reacciones químicas que provocan el deterioro la capa de ozono, es decir, la destruye. De esta manera se ha producido el actual agujero de la capa de ozono que hay en la Antártida. La destrucción de la capa de ozono provoca la llegada de los rayos ultravioletas a la superficie terrestre provocando efectos no deseados y muy perjudiciales para la vida en la tierra.

Hay gran cantidad de consecuencias por la perdida de ozono tales como:
Mutaciones a nivel celular, provocando una alteración en el ADN, lo que origina el peligroso cáncer de piel. Además, provoca otras enfermedades como la herpes, tuberculosis y debilitación la visión, pudiendo llegar a la ceguera en algunas personas.
Contaminación de la atmósfera con radiaciones y compuestos químicos perjudiciales para la salud humana, provocando sobre las personas dolor de pecho, problemas en el aparato respiratorio y perjudica seriamente nuestro sistema inmunológico.

Además de afectar seriamente a nuestro organismo afecta a los animales y a las plantas, por lo tanto resulta evidente decir, que afectara también a nuestros alimentos y por consiguiente a nosotros. La producción de CFC prácticamente ha desaparecido, ya que se ha prohibido su producción para el año 2000, pero esto no nos deja libres de todos sus efectos malignos, ya que los CFC tardan 7-9 años en llegar a la atmósfera, pero tienen un periodo de vida de unos 90 años aproximadamente, lo cual quiere decir que hasta dentro de unos 90 años la atmósfera no volverá a alcanzar un estado normal y por tanto seguiremos afectados por efectos negativos de los CFC. Parece evidente que los efectos negativos que el hombre produce sobre la tierra por razones económicas y ambiciosas se vuelven en su contra, pudiendo llegar a producirle la muerte.

5.1.- MEDIDAS PARA PERVENIR PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES



Para la protección del medio ambiente han sido adoptadas numerosas iniciativas de todo tipo. Las más extendidas son las disposiciones de tipo legal, que permiten tomar medidas restrictivas o punitivas contra los que con sus acciones degradan el medio ambiente, por ejemplo, mediante la contaminación. Numerosos países han promulgado leyes en defensa del medio ambiente : existen leyes que imponen el uso de combustibles con bajo contenido de azufre para la calefacción ; otras establecen que las aguas residuales procedentes de centros de producción de centros habitados no pueden contener determinadas sustancias en cantidad superior a los límites fijados. En España la normativa legal está contenida en la ley de protección del medio ambiente atmosférico, de 22 de diciembre de 1972 (desarrollada por decreto de 6 de febrero de 1975), en la ley de espacios naturales protegidos, de 2 de mayo de 1975, en la ley de aguas (1985) y en la ley de residuos tóxicos y peligrosos (1986); se recogen asimismo disposiciones relativas a la protección del medio ambiente al regular a las actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas en la ley del suelo , de 9 de abril de 1976 (planes especiales de urbanismo , aguas residuales, minas , etc.). Por otro lado el artículo 45 de la constitución recoge el derecho a disfrutar del medio ambiente y el deber de conservarlo, así como la obligación de los poderes públicos de velar por su utilización racional, protección, restauración y desarrollar por ley las sanciones y reparaciones a quienes lo quebrantan. Asi, tras la reforma del código penal de 1983 se castiga con pena de arresto mayor y multa a quienes, contraviniendo las leyes o reglamentos protectores del medio ambiente, provoquen o realicen emisiones o vertidos de cualquier clase en la atmósfera, el suelo, las aguas terrestres o marítimas, que pongan en peligro grave la salud de las personas, o puedan perjudicar gravemente las condiciones de la vida animal, los bosques, los espacios naturales o las plantaciones útiles en el orden internacional. Para prevenir todo esto podemos utilizar una serie de alternativas a los problemas medioambientales, como:

A) Las energías alternativas (energía geotérmica, solar, eólica, hidráulica, maremotriz, biomásica, etc.)
B) La depuración de las aguas: (Los desechos transportados por el agua requieren de un tratamiento eficaz en plantas depuradoras para destruir los elementos contaminantes, antes de ser vertidas a los ríos y al mar.
C) Las repoblaciones forestales
D) El reciclado de los residuos sólidos:
El reciclado es un proceso que tiene por objeto recuperar, de forma directa o indirecta, los materiales que contienen las basuras domésticas y los desechos industriales y agropecuarios.
Una alternativa para el aprovechamiento de los residuos orgánicos de las basuras urbanas, es el Compost que es el método más utilizado en España para la recuperación de residuos.


5.1.2.-MEDIO AMBIENTE Y LOS ACUERDOS INTERNACIONALES



Es imprescindible para el medio ambiente que aunamos nuestros esfuerzos para evitar su degradación. Por ello los acuerdos internacionales se han convertido en una herramienta fundamental para la conservación del medio ambiente. A continuación detallaremos algunas de las restricciones al comercio que se han tomado de mutuo acuerdo entre los países y que más trascendencia han tenido.

- PROTOCOLO DE MONTREAL (1987):

En este tratado se prohibe las exportaciones de sustancias controladas (principalmente los CFCs) provenientes de cualquier país signatario hacia cualquier otro Estado que no forme parte del Protocolo. A su vez, los países comprometidos por el Protocolo no pueden importar ninguna sustancia controlada de ningún Estado no signatario. El propósito de estas medidas es asegurarse de que la producción de CFCs y de otros componentes químicos que afectan a la capa de Ozono no migre hacia países no signatarios y por lo tanto su uso fraudulento esté fuera de control y por otro lado intentar desincentivar la producción de estos productos intentando que la prohibición a la compra de estos productos sea lo más extensiva posible.

- PARÁMETROS DE LONDRES SOBRE AGENTES QUÍMICOS:

En este tratado se intenta atajar uno de los grandes problemas sobre el control del medio ambiente como es la falta de información sobre daños, costes, emisiones, etc. En el ámbito internacional se acentúa este problema por lo que la necesidad de intercambio de información se hace más imprescindible. Se establece que todos los países firmantes de este acuerdo que prohiba o restrinja severamente un agente químico específico notifique a todos los demás países acerca de esta acción, esto es, daño específico, coste económico y medio ambiental, etc. De esta manera los demás países pueden evaluar estas acciones y decidir si seguir el ejemplo o si bajo las características su territorio no es necesario este tipo de medidas. Implícitamente estas medidas requieren un intercambio de transferencia tecnológica en el manejo y tratamiento de sustancias peligrosas para el medio ambiente.

- CONVENCIÓN DE BASILEA SOBRE MOVIMIENTOS TRANSNACIONALES DE DESECHOS PELIGROSOS (1989):

Los Estados firmantes de este acuerdo se imponen ciertas exigencias sobre el comercio de este tipo de sustancias, especialmente en el ámbito de transferencia de información. También se impone en este tratado la obligación de prohibir cualquier tipo de exportación de desechos peligrosos sin consentimiento previo del importador.

- CONVENCIÓN SOBRE COMERCIO INTERNACIONAL DE ESPACIOS SILVESTRES DE FAUNA Y FLORA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN(CITES) (1973):

En esta convención se asentó el compromiso de que cada país controlara el comercio transfronterizo de este tipo de especies mediante permisos, al mismo tiempo de que se crea un organismo administrativo y otro científico en cada país. El primero es el encargado de conceder y controlar los permisos, así como de imponer las multas necesarias cuando se infringe la legislación referente a dichos permisos. El organismo científico es el encargado de decretar qué especies están en peligro de extinción (y determinar en qué grado) y cuántos permisos se pueden conceder sobre cada especie. Existen tres tipos de peligro de extinción:
- Especies normalmente no amenazadas, pero que resulta conveniente la cooperación internacional para mantener un registro que controle el comercio de estas especies para que en ningún momento se encuentre en peligro.
- Especies en peligro futuro si no se ajusta el comercio de éstas con los procesos biológicos, por lo que es imprescindible un mercado restringido.
- Especies en peligro real de extinción cuyo comercio debe quedar totalmente prohibido.

- ACUERDOS EN LA CUARTA CONVENCIÓN DE LOMÉ:

En esta cuarta reunión entre la Unión Europea y los países ACP (países de África y Centroamérica) los Estados participantes se comprometieron a no comerciar con sustancias peligrosas y radioactivas, ni siquiera con países que no pertenecieran a la Unión Europea. Hasta el momento este tipo de acuerdos ha tenido un éxito limitado y menor que el esperado.

- CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESAROLLO Y EL MEDIO AMBIENTE (UNCED)(1993):

En esta conferencia se intentó un acercamiento de posturas entre los todo los Estados bajo el marco de las Naciones Unidas acerca del problema del calentamiento global del planeta. También se estudiaron las repercusiones de algunas de las intervenciones gubernamentales planteadas.

- MEDIDAS DE MEDIO AMBIENTE RELACIONADAS CON EL COMERCIO (TREMS) DEL GATT:

A diferencia de los demás compromisos anteriores, los TREMs se hacen bajo el contexto del GATT y las resoluciones adoptadas son valederas para todos los países pertenecientes al GATT, por lo que se puede decir que son medidas globales. Los TREMs afectan principalmente a las exportaciones de sustancias peligrosas o cuando los recursos naturales se ven afectados.

En lo referente a los mecanismos de control de mercado existen dos posibilidades: imponer una restricción vía precios o fijar un nivel concreto de unidades (físicas) que se pueden comerciar. El ajuste vía precios puede ser, a su vez, de dos tipos. Si se impone restricciones a la exportación (mediante algún tipo de pago en la frontera) en principio debe reducir la oferta de esta especie. Pero puede ser un arma de doble filo porque si se aumenta el “precio” de una especie y los derechos de propiedad no son privados se puede dar la situación de que se revalorice la especie y aumente su demanda e incluso puede provocar la aparición de un “mercado negro” paralelo. Sin embargo si el ajuste se produce a través de las importaciones lo que producimos es una disminución de la demanda que reduce la cantidad de equilibrio del mercado de especies en peligro de extinción.


5.2.1.- MEDIO AMBIENTE Y LIBRE COMERCIO



Los grupos ecologistas afirman que el comercio es el mayor responsable de la destrucción del medio ambiente y por ello reclaman una mayor atención a los problemas relacionados con el medio ambiente por parte de los organismos encargados de inspeccionar el comercio, especialmente por parte de la OMC (organización mundial de comercio). Hay dos cuestiones principales relacionados con este problema: ¿Son los costes medioambientales menores que los beneficios del comercio libre de restricciones? ; ¿Es la restricción al comercio el mejor camino para solucionar esto?. En relación con la primera cuestión existen diferentes causas por las que el libre comercio puede perjudicar al medio ambiente:

· El libre comercio aumenta la actividad productiva y por tanto se utilizan más recursos para ello. Aunque esto tampoco es totalmente cierto porque también aumenta la productividad de los recursos utilizados (se produce bajo economías de escala), pero en términos absolutos es muy probable que se utilicen más recursos, aunque mejor aprovechados.

· Mediante el libre comercio se reduce la probabilidad de que haya fallos de mercado y por lo tanto se consigue un equilibrio estable en el que no se desaprovecha la producción y por lo tanto los recursos.

· Si se introducen impuestos automáticamente se reduce la producción, por lo que beneficia al medio ambiente pero esto conlleva costes económicos por lo que hay que elegir entre costes ecológicos o costes económicos.

En lo relativo al segundo interrogante, un proteccionismo excesivo puede da lugar a una sobreexplotación de los recursos locales lo que a largo plazo puede ser más perjudicial aún que el libre comercio. La conclusión es que no podemos rechazar de antemano ninguna de las dos fórmulas de comercio ya que habría que evaluar los costes en cada situación particular.

El antiguo GATT (ahora llamado OMC) justificaba las restricciones al comercio como una forma de solucionar el problema que suponen los países “free-riders” en los acuerdos internacionales cuando se trata de alguna externalidad que afecta a todo al planeta de un modo u otro (por ejemplo el problema de la capa de ozono o el calentamiento global de la Tierra). De esta manera parece lógico concluir que las restricciones al comercio son necesarias a la hora de solucionar para compensar externalidades que afectan al medio ambiente.

5.2.- LEGISLACIÓN SOBRE EL MEDIO AMBIENTE



Como ya sabemos, la conciencia acerca de los problemas ecológicos es reciente y por lo tanto la legislación también es reciente y falta mucho por hacer. Pero ¿qué es lo que falta para completar una legislación medioambiental vigorosa?. Se pueden enumerar varias ausencias:

- No existe un organismo similar al GATT para asuntos medioambientales (jugando con las siglas del GATT, podría llamarse GAPE (General Agreement about Protection of Environment)).

- La legislación existente está dirigida hacia la producción (emisiones, protección de animales en peligro de extinción y recursos naturales) y consumo y no al comercio en sí, mucho más fácil de controlar. Como consecuencia las leyes internacionales del medio ambiente tienden a interferir más a la soberanía nacional que con el comercio internacional.

- Al contrario que el GATT la legislación internacional sobre los problemas ecológicos tienden más a basarse en el control directo mediante prohibiciones, cuotas, multas, estándares, etc., que mediante los mecanismos vía precios que se utilizan más frecuentemente en los conflictos comerciales en los que interviene el GATT.

- Falta un organismo que haga cumplir la legislación existente, esto es, la creación administración y adjudicación de las leyes.

Sin embargo existen muchos puntos en común entre las leyes comerciales y la legislación medioambiental:

- Ambas buscan la igualdad de soberanía de Estados, haciendo que las externalidades afecten a todos por igual, como una medida de justicia social entre naciones.

- El objetivo es el mismo para los dos tipos de leyes: Se intenta conseguir un uso eficiente de los recursos y minimizar los efectos de mercado.

- El comercio y las políticas medioambientales originan el mismo conflicto entre productores nacionales y el Estado: Los productores solicitan restricciones con la excusa de crear un proteccionismo “verde” para proteger el medio ambiente (global) frente a la amenaza de los productores extranjeros cuyos productos son más baratos, pero que en sus procesos de producción no se ha tenido en cuenta el daño ecológico

6.-BIBLIOGRAFIA


ENCICLOPEDIA MICROSOFT ENCARTA 98
ENCICLOPEDIA SALVAT
http://www.greenpeace.org
http://www.ecoweb.com
http://www.pollution.com
http://www.ecology.com
http://www.ecoalia.com





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License