Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Actividad de empresa - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Sea proactivo



¿ Alguna vez ha considerado lo ridículo que sería tratar de improvisar en una explotación agrícola? Por ejemplo, olvidarse de sembrar en primavera, haraganear todo el verano y darse prisa en otoño para recoger la cosecha. El campo es un sistema natural.

Centrar la atención en la técnica es como estudiar en el último momento, sólo para el examen. Uno a veces acaba arreglándoselas, o inclusos puede obtener buenas notas, pero si queremos lograr realmente el dominio de las materias o desarrollar una mente culta, lo que hay que hacer es esforzarse honestamente día tras día.

Uno hace el esfuerzo y el proceso sigue. Siempre se cosecha lo que se siembra; no hay ningún atajo. En última instancia, el principio es igualmente válido para la conducta y las relaciones humanas. En la mayoría de las interacciones humanas breves, se puede utilizar la ética de la personalidad para salir del paso y producir impresiones favorables mediante el encanto y la habilidad, fingiendo interesarse en las demás personas. Hay técnicas rápidas y fáciles que pueden dar resultado en situaciones a corto plazo. Pero los rasgos secundarios en sí mismos no tienen ningún valor permanente en relaciones a largo plazo. Finalmente, si no hay una integridad profunda y una fuerza fundamental del carácter, los desafíos de la vida sacan a la superficie los verdaderos motivos, y el fracaso de las relaciones humanas reemplazan al éxito a corto plazo.

En las manos de todo individuo está depositado un maravilloso poder para el bien o el mal, la silenciosa, inconsciente, invisible influencia de su vida. Ésta es simplemente la emanación constante de lo que el hombre es en realidad, no de lo que finge ser. La mayoría de nosotros conocemos la verdad acerca de lo que somos realmente por dentro.

Necesitamos un nuevo nivel, un nivel de pensamiento más profundo, centrado en principios, motivos y basado en el  carácter, que describa con exactitud la efectividad del ser humano y sus interacciones, es decir empezar por la parte más interior de la persona.

Es decir que si uno quiere tener un matrimonio feliz, tiene que ser el tipo de persona que genera energía positiva y elude la energía negativa en lugar de fortalecerla. Si uno quiere tener un hijo adolescente más agradable y cooperativo, debe ser un padre más comprensivo, empático, coherente, cariñoso. Si uno quiere tener más libertad, más margen en el trabajo, debe ser un empleado más responsable, más útil, más colaborador. Si uno aspira a la grandeza secundaria del talento reconocido, debe centrarse primero en la grandeza primaria del carácter, las victorias privadas preceden a las públicas.

Para romper tendencias habituales profundamente enraizadas tales como la indecisión, impuntualidad, apatía, crítica, egoísmo, ignorancia, desgano, etc., que violan los principios básicos de la efectividad humana, se necesita algo más que un poco de fuerza de voluntad y algunos cambios menores en nuestra vida. El “despegue” exige un esfuerzo tremendo, pero en cuanto nos despegamos de la atracción gravitatoria, nuestra libertad adquiere una dimensión totalmente nueva.

En último término, nadie puede convencer a otro de que cambie, cada uno de nosotros custodia una puerta que solo puede abrirse desde adentro, no podemos abrir la puerta de otro, ni con argumentos ni con apelaciones emocionales.
La libertad de elegir incluye los privilegios que nos singularizan como seres humanos, tenemos voluntad independiente, nuestra conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones. Podemos subordinar los sentimientos a los valores. Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; somos proactivos.

Si bien ahora, somos libres para elegir nuestras acciones, no lo somos para elegir las consecuencias de esas acciones. Podemos optar por ser deshonestos en nuestras relaciones comerciales. Si bien las consecuencias sociales de esa conducta dependerán mucho de que nos descubran o no, las consecuencias naturales para nuestro carácter básico serán un resultado determinado.

Nuestra conducta deberá ser gobernada por valores, principios, actitudes y carácter. Vivir en armonía con los principios tiene consecuencias positivas; violarlos determina consecuencias negativas. Somos libres para elegir nuestra respuesta en cualquier situación, pero al elegir también optamos por la consecuencia correspondiente, nuestras elecciones a veces tienen consecuencias que preferiríamos no padecer. Si pudiéramos elegir nuevamente, lo haríamos de un modo diferente. A  esas elecciones las llamamos errores, y merecen una consideración más profunda.

El enfoque proactivo de un error consiste en reconocerlo instantáneamente, corregirlo y aprender de él. Esto literalmente convierte el fracaso en éxito.

Pero no reconocer un error, no corregirlo ni aprender de él, es un error de otro tipo. Por lo general sitúa a la persona en una senda de autocondena y autojustificacion, que a menudo utiliza el uso de mentiras racionales para sí y para con los demás. Este segundo error, este encubrimiento, potencia el primero, le otorga una importancia desproporcionada, y causa en las personas un daño más profundo. No es lo que los otros hacen ni nuestros propios errores lo que más nos daña; es nuestra respuesta. Nuestra respuesta a cualquier error afecta a la calidad del momento siguiente.

Empezar con un fin en mente no es solo una frase es todo un concepto y un a forma de vida.

Cada parte de su vida ( la conducta de hoy, la de mañana , la de la semana que viene, la del mes que viene) puede examinarse en el contexto del todo, de lo que realmente a usted le importe más. Teniendo claramente presente ese fin, usted puede asegurarse de que lo que haga cualquier día particular no viole los criterios que ha definido como de importancia suprema, y que cada día contribuya de un modo significativo a la visión que usted tiene de su vida como un todo.

Empezar con un fin en mente significa comenzar con una clara comprensión de su destino. Significa adónde está yendo, de modo que se pueda comprender dónde se está, y siempre dar los pasos adecuados en la dirección correcta.

Es posible estar muy atareado sin ser efectivo, es decir si la escalera no está apoyada en la pared correcta, cada paso que demos nos hará que nos acerquemos al lugar erróneo. Cuando uno empieza con un fin en mente, alcanza una perspectiva distinta.
El hábito de empezar con un fin en mente se basa en un principio de que todas las cosas se crean dos veces. Siempre hay una creación mental y luego una física.
Piense por ejemplo en la construcción de su casa; el inicio es visualizar y la tarea es realizar.
En este punto es conveniente realizar un proceso del pensamiento, en su forma más simple.
El grado con el que uno comience con un fin en mente determinará si se puede o no tener éxito.
En grados diversos, las personas aplican este principio en muchas áreas de la vida. Antes de emprender un viaje, fijamos nuestro destino y planificamos la mejor ruta.
En la medida en que comprendamos al principio de las dos creaciones y aceptemos la responsabilidad de ambas, actuaremos dentro de nuestro propio círculo de influencia y lo ampliaremos. En la medida en que no operemos con armonía con este principio y nos hagamos cargo de la primera creación, reduciremos ese círculo.

En caso de realizar la creación en forma adecuada se correrá el riesgo de que otras personas o circunstancias lo hagan por nosotros. El verdadero líder es aquel que hace las cosas correctas, los demás (administradores) hacen las cosas bien. Tenemos mayor necesidad de una visión, una meta y una brújula, y menos necesidad de un mapa de ruta. Frecuentemente no sabemos como está el terreno que tenemos que atravesar, mucho dependerá del juicio que formulemos en ese momento, pero una brújula interna nos dirá el camino correcto.

Los dos privilegios humanos (adicionales) que nos permiten ampliar nuestras proactividad y ejercer el liderazgo personal son la creatividad y la conciencia moral.
Realiza tu propia misión (de vida).
- Bien o servicio a comercializar
- Mercado a quien piensa dirigirse.
- Deseos o preferencias de los accionistas
- Prioridades de la organización.
- Aportaciones sociales que buscará la empresa.
Ahora proyecta en base a lo anterior tu propia misión de acuerdo a tus necesidades o deseos.
Recuerda que la clave de la capacidad para cambiar reside en la idea constante de lo que uno es, de lo que persigue y de lo que valora. La vida deber{a tener en todo momento finalidad y significado. Lo que haya en el centro de nuestra vida será nuestra fuente de seguridad, guía, sabiduría y poder.

- La seguridad representa nuestro sentido de valía, nuestra identidad, nuestra base emocional, nuestra autoestima, nuestra fuerza personal básica (o la ausencia de ella)
- Por guía se entiende la fuente de dirección de la vida, las normas , principios o criterios implícitos que día tras día gobiernan nuestras decisiones y acciones .
- La sabiduría es nuestra perspectiva de la vida, nuestro sentido de equilibrio, nuestra comprensión del modo en que se aplican los diversos principios y partes, y de las relaciones que establecen entre sí. Abarca el juicio, el discernimiento, la comprensión.
- El poder es la capacidad o facultad de actuar, la fuerza y potencia para realizar algo. Es la energía vital para elegir y decidir. Incluye la capacidad para superar hábitos profundamente enraizados y cultivar otros superiores y más efectivos.
Esos cuatro factores (seguridad, guía, sabiduría y poder) son interdependientes. La seguridad y la guía clara otorgan verdadera sabiduría, y la sabiduría se convierte en la chispa o el catalizador que libera y dirige el poder.
Cuando esos cuatro factores están presente, armonizándose y vivificándose entre sí, dan origen a la gran fuerza de una personalidad noble, un carácter equilibrado, un individuo hermosamente integrado.
Cuando estos cuatro factores son débiles, dependemos de las circunstancias o de otras personas; cosas sobre las que no tenemos ningún control directo. En el límite superior el control es nuestro.

Centros alternativos.



Todos tenemos un centro, aunque no lo reconozcamos como tal. Tampoco reconocemos sus efectos omnímodos (que lo comprende todo) e incide en todos los aspectos de nuestra vida.
Ejemplos de ello son :
Centrarse en el cónyuge: si nuestro sentimiento de valía proviene de manera primordial de éste.
Centrarse en la familia: Tradición, cultura y reputación familiares.
Centrarse en el dinero: cuando mi sentido de mérito personal proviene de mi patrimonio soy vulnerable a todo lo que pueda afectar a dicho patrimonio. Pero el dinero y el trabajo por sí solos no proporcionan sabiduría ni guía, y sólo un grado limitado de poder y seguridad. Bastará una crisis en mi vida o en la vida de un ser querido para hacerme comprender las limitaciones de centrarse en el dinero.
Las personas centradas en el dinero suelen dejar a un lado a la familia o a otras prioridades, dando por sentado que todos comprenderán que los requerimientos económicos ocupan el primer lugar.
Centrarse en el trabajo: soy licenciado, doctor, escritor. Etc. Su sabiduría y su poder se centran en las áreas limitadas de su trabajo, dejándolo inefectivo en otras áreas de la vida.


Centrarse en las posesiones.



Centrarse en el placer. Creer en la gratificación instantánea es algo muy publicitado en nuestra época siendo lo más falso. La persona centrada en el placer, que siempre acaba aburriéndose con cada uno de los sucesivos niveles de diversión constantemente reclama más y más. De modo que el nuevo placer tiene que ser más y mejor, con una cima más alta. Una persona en ese estado se vuelve casi enteramente narcisista, e interpreta toda su vida en los términos del placer que le proporciona aquí y ahora.
El camino del menor esfuerzo son cosas que erosionan gradualmente una vida. De ese modo las capacidades permanecen dormidas, el talento no se desarrolla, la mente y el espíritu se aletargan y el corazón sufre insatisfecho.
Centrarse en amigos o enemigos. La dependencia emocional en exceso respecto de individuos es altamente dañina entre amigos y enemigos, siendo estos últimos los que de repente forman el centro de la atención de un individuo depositando en él su total atención, de allí que se diga que es más fácil enamorarse de un enemigo(a) que de uno(a) que no lo es; dicha enemistad surge de manera más palpable en tanto el individuo es más inestable emocionalmente y más inmaduro y centra aparente “fuerza” de su real flaqueza (dependencia emocional)
Es decir en lugar de conducir proactivamente su existencia, la persona centrada en el enemigo reacciona con contradependencia a la conducta y a las actitudes de un enemigo percibido.
El individuo centrado en amigos o enemigos no tiene una seguridad intrínseca. Su sentimiento de los propios méritos es volátil, está en función de los estados emocionales o de la conducta de otras personas. La guía proviene del modo en que percibe que responderán los demás y la sabiduría está limitada por la óptica social o por una paranoia centrada en el enemigo. El individuo no tiene ningún poder. Otras personas manejan los hilos.

Centrarse en la iglesia.


Centrarse en uno mismo.



Estos son algunos de los centros más comunes a partir de los cuales la gente enfoca su vida. Suele ser siempre más fácil reconocer el centro en la vida de otro que verlo en la propia.

Identificando su propio centro.



La mayor parte de los individuos son en gran medida el resultado de una variedad de influencias que inciden en sus vidas. Según sean las condiciones externas o internas, un centro en particular puede activarse hasta que queden satisfechas las necesidades subyacentes. Entonces otro centro se convierte en la fuerza emergente.

Un centro de principios.



Al centrar nuestra vida en principios correctos, creamos una base sólida para el desarrollo de los cuatro factores sustentadores de la vida.
Los principios son verdades profundas, fundamentales, verdades clásicas, denominadores comunes. Son hebras estrechamente entretejidas que atraviesan con exactitud, consistencia, belleza, y fuerza la trama de la vida. Somos limitados, pero podemos hacer retroceder los límites . la comprensión del principio de nuestro propio desarrollo nos permite escoger principios correctos con la confianza de que, cuanto más aprendamos, con mayor claridad podremos enfocar la óptica a través de la cual vemos el mundo. Los principios no cambian; la comprensión que tenemos de ellos, sí.

El poder personal que surge de la vida centrada en principios es el poder de un individuo autoconsciente, inteligente, proactivo, no limitado por las actitudes, conductas y acciones de los demás ni por muchas de las circunstancias e influencias ambientales que coartan a otras personas.

Debemos tratar de:



- Que no actúen sobre nosotros otras personas o las circunstancias. Debemos elegir proactivamente lo que determinamos como mejor alternativa.
- Tomar decisiones efectivas basadas en principios con resultados predecibles a largo plazo.
- Decidir fortaleciendo valores vitales profundos.

Cómo redactar y usar un enunciado de la misión personal.



Cuando penetramos profundamente en nosotros mismos y reorganizamos nuestros paradigmas (modo en el que vemos el mundo, no en los términos de nuestro sentido de la vista , sino como percepción , comprensión, interpretación.) básicos para ponerlos en armonía con principios correctos, creamos al mismo tiempo un centro efectivo que nos da poder y una óptica clara a través de la cual podemos ver el mundo. Podemos entonces centrar esa óptica en el modo en que nosotros, como individuos únicos, nos relacionamos con ese mundo.

No se trata de inventar sino de detectar nuestra misión en la vida. Todos tenemos una conciencia moral, que nos permite percatarnos de nuestra singularidad y de las contribuciones específicas que podemos realizar. En palabras de Víctor Frankl toda persona tiene su propia vocación  o misión específicas en la vida…En ellas no puede ser remplazada, ni su vida puede repetirse.  De modo que la tarea de cada uno es única como su oportunidad específica de llevarla a cabo.

Cuando procuramos dar expresión verbal a ese carácter único, de nuevo recordamos la importancia fundamental de la proactividad y del trabajo dentro de nuestro circulo de influencia . buscarle a nuestra vida algún significado abstracto en nuestro círculo de preocupación equivale a abdicar de nuestra responsabilidad proactiva, poner nuestra primera creación en manos de las circunstancias o de otras personas.

Nuestro significado viene de adentro. El hombre no debe preguntar cuál es el significado de su vida, sino reconocer que él mismo es el interrogado.  En una palabra, cada hombre es interrogado por la vida, y solo puede responder a la vida respondiendo por su propia vida; a la vida sólo puede responderle siendo responsable.

Recuerda que tu eres el programador. Como personas proactivas, podemos empezar a dar expresión a lo que queremos ser y hacer en nuestras vidas. Podemos redactar un enunciado de nuestra misión personal.

Usando la totalidad del cerebro.



La imaginación y la conciencia moral son básicas para formular tu misión en la cual debes experimentar libertad, regocijo, compromiso claridad y organización entre otras. Este ejercicio pondrá a trabajar a nuestro hemisferio derecho, mismo que debemos usar más y mejor.

En caso de que quieras saber que hemisferio manejas fundamentalmente, elige cuatro renglones que describan preferentemente lo que más realizas por sobre las demás descripciones.

1.    Analítico
2.    Administrativo.
3.    Conceptualizar.
4.    Expresar ideas
5.    Integrar
6.    Escribir/ fluidez.
7.    Facilidad técnica
8.    Ejecutar.
9.    Planear
10.    Aspectos interpersonales
11.    Resolución de problemas
12.    Innovador
13.    Enseñar / aprender.
14.    Organizado
15.    Ideas creativas
16.    Áreas financieras

La identificación de los roles y metas.



Cada uno de nosotros tiene cierto número de roles diferentes en su vida, diferentes áreas o capacidades en las que puede ejercer cierta responsabilidad. Uno de los principales problemas que aparecen cuando las personas trabajan para ser más efectivas en la vida consiste en que no piensan con la suficiente amplitud, pierden el sentido de la proporción y el equilibrio. Observe su rol profesional. Puede que usted se dedique a las ventas. ¿Qué persigue en esa área? ¿Cuáles son los valores que lo guían? ¿Qué persigue con esos roles? ¿Qué es importante para usted? Además piense en los roles que desempeña junto con lo profesional como ser padre, madre, esposo(a), hijo(a) etc.

Después de revisar todos sus roles estará en posibilidad de pensar en las metas que a largo plazo desea alcanzar en cada uno de ellos. Utilice la imaginación, la creatividad, la conciencia moral y la inspiración. Aterrice sus valores más profundos, sus talentos singulares y la idea de su misión.

Recuerde que una meta efectiva se centra primordialmente en los resultados más que en la actividad (esto aplica no solo en lo personal sino en lo laboral o en cualquier ámbito de la vida)
Las metas identifican el lugar en donde uno quiere estar, y mientras tanto identifica el lugar en el que nos encontramos. Proporciona información importante de cómo llagar, y nos dice que hemos llegado, cuando llega el momento. Unifica los esfuerzos y la energía. otorga significado y propósito a todo lo que se hace. Y finalmente puede traducirse en actividades diarias, de modo que uno sea proactivo, esté a cargo de su propia vida, y día tras día logre que ocurran las cosas que le permitirán cumplir con su enunciado de la misión personal.

Identifique las diversas áreas de su vida y los dos o tres resultados importantes que cree que tiene que conseguir en cada área para avanzar.

Del cerebro:



Bajo condiciones normales, los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho están en estrecha comunicación mediante el cuerpo calloso y trabajan de manera conjunta como una unidad coordinada. No obstante se cuenta con evidencia que sugiere que los hemisferios cerebrales no son equivalentes. Por ejemplo las lesiones cerebrales del hemisferio izquierdo suelen producir severos problemas de lenguaje, mientras que una lesión similar en el hemisferio derecho rara vez tiene ese efecto.  Las áreas de domino del hemisferio izquierdo(entre otras) son el contacto y movimiento de la mano derecha, el habla, lenguaje, escritura, mientras que el hemisferio derecho domina el contacto y movimiento d la mano izquierda. Imágenes no verbales, construcción espacial (imaginación o creatividad).

En lo esencial, el hemisferio izquierdo es más lógico y verbal, y el derecho es más intuitivo y creativo. El izquierdo trata con palabras, el derecho con imágenes; el izquierdo con partes y detalles, el derecho con totalidades y con la relación entre las partes. El izquierdo analiza, lo que supone dividir y fragmentar; el derecho sintetiza, lo que significa unir. El izquierdo piensa secuencialmente; el derecho piensa de modo simultáneo. El izquierdo está ligado al tiempo, el derecho está exento de tiempo.

Aunque usemos ambos lados cerebrales , por lo general uno u otro tiende a prevalecer en cada individuo. Desde luego que la idea es cultivar y desarrollar una buena comunicación entre ambos, de modo que se pueda advertir primero qué es lo que la situación requiere, y después emplear la herramienta adecuada para abordarla. Pero la gente tiende a quedarse en la zona cómoda de su hemisferio dominante, y a procesar todas las situaciones en concordancia con una preferencia cerebral izquierda o derecha. Un ejemplo sería el comportamiento de las personas que no se esfuerzan por cambiar el mal hábito de perder el tiempo en la oficina permaneciendo por largos periodos en lugares que les parecen “cómodos”, al lado de personas a las cuales les gusta también perder el tiempo y no realizar el verdadero trabajo para el cual se les ha contratado, el resultado de lo “cómodo” y lo que debería de ser, es un mal hábito formado por la falta de educación o incapacidad del individuo para entender su verdadero rol.

Vivimos primordialmente en un mundo en el que domina el hemisferio izquierdo, en el que están entronizadas (colocar en un estado de preferencia) las palabras, las mediciones y la lógica, mientras que el aspecto más creador, intuitivo, sensitivo y artístico de nuestra naturaleza suele estar subordinado. A la mayoría de las personas les resulta muy complicado utilizar su hemisferio derecho.

Cuando tomamos conciencia de nuestras diversas aptitudes podemos emplear deliberadamente nuestras mentes para satisfacer necesidades especificas de modos efectivos.

Dos maneras de utilizar el hemisferio derecho



Cuanto más podamos servirnos de la capacidad del hemisferio derecho, más acabadamente podremos visualizar, sintetizar y trascender el momento y las circunstancias presentes, proyectar una imagen clara de lo que queremos hacer en la vida.

Ampliar la perspectiva:


A veces un experiencia imprevista desactiva el ambiente y las pautas del hemisferio izquierdo y pone a funcionar el derecho. Cuando las personas intentan seriamente identificarse con lo que en realidad más les importa en sus vidas, lo que realmente quieren ser y hacer, su pensamiento empieza a ir más allá del día de hoy y el día de mañana.

Visualización y afirmación.



Recuerden que las cosas son un proceso, no se puede cambiar de la noche a la mañana, todo consiste en mantener en mente la propia visión y los propios valores, y en organizar la vida para que sea congruente con las cosas más importantes. Y en ese esfuerzo, la poderosa capacidad del cerebro derecho puede ser de mucha ayuda para el trabajo cotidiano tendente a integrar en la vida el enunciado de la misión personal.

Una buena afirmación personal tiene cinco características básicas:
- Es personal
- Es positiva.
- Está en tiempo presente.
- Es visual se refiere a imaginar la situación en la que se desea mejorar en situaciones específicas.
- Es emocional.

Ejemplo:

Sería profundamente satisfactorio(aspecto emocional) para mí (aspecto personal) responder a partir de ahora (tiempo presente) con sabiduría, firmeza y autocontrol (aspecto positivo) cuando las cosas en la oficina no me salgan del todo bien.

La visualización se emplea en atletas de alto rendimiento, se ven triunfando, lo ven, lo sienten, y lo experimentan antes de hacerlo realmente, es decir, empiezan con un fin en mente.

Enunciados de la misión.



Enunciados de la misión familiar: muchas familias se desenvuelven sobre la base de crisis, estados de ánimo, arreglos transitorios y gratificaciones instantáneas, y no en principios sanos. Los síntomas suben a la superficie cada vez que crecen la presión y la tensión: las personas se vuelven críticas, cínicas o silenciosas, o bien empiezan a vociferar o a presentar reacciones exageradas. Los niños que observan esos tipos de conducta crecen pensando que los únicos modos de resolver los problemas son la lucha o la evasión.

El núcleo de toda la familia es lo que no cambia, lo que siempre estará allí ( a pesar de nuestros errores, grados de inmadurez o irresponsabilidad ) un punto de vista y valores compartidos. Al redactar un enunciado de la misión de la familia, damos expresión a sus verdaderos conocimientos. Ese enunciado de la misión se convierte en la constitución de la familia, su norma, el criterio para la evaluación y la toma de decisiones. Le otorga dirección, continuidad y unidad. Cuando los valores individuales se armonizan con los de la familia, todos sus miembros trabajan juntos con fines comunes profundamente sentidos.

Nunca olvide que la calidad en un proceso determina la calidad del producto, así que hágalo bien. En una primera instancia es probable que las demás personas que integran su familia lo consideren un poco “chiflado”, esto se debe a que nunca hemos manifestado de manera abierta, madura y sincera el saber que esperamos de nosotros mismos, menos aún de los demás y por consecuencia de una comunidad y sociedad. A lo largo de la historia latina nuestro grado máximo de razonamiento nos ha llevado solo a pensar que el nivel superior de razonamiento es la individualidad y eso es falso, ya que el nivel superior a ello es la interdependencia; existen muchas frases que representan lo anterior, frases como: mucho ayuda el que no estorba (la verdad es que más ayuda el que coopera).

En el caso de que usted sea un vendedor, deberá vender esta idea a su familia con relativa facilidad (recuerde que es vital para el desarrollo de sus integrantes), de lo contrario no será capaz de venderse a si mismo, menos aún, un determinado producto a alguien desconocido y que no tiene un sentimiento de aprecio o amor por usted.

Enunciados de la misión organizacional:



Existen muchas anécdotas de personas que han llegado muy lejos por seguir con entusiasmo su propia misión, aunada con la de la organización para la cual laboran. De la misión general de la empresa pueden derivarse misiones por áreas o departamentos, mismas que deberán ser formuladas por los integrantes de dichas áreas.

Me daría mucho gusto que realizaras un misión para el departamento de ventas, en ella puedes enunciar características primordiales que deben regir al grupo.

Uno de los problemas fundamentales de la organizaciones (entre ellas las familias) consiste en que las personas no están comprometidas con las determinaciones de otras personas para con sus vidas. Simplemente no las “compran”. No son accionistas morales  de la empresa.
Sin participación no hay compromisos.
Crear un enunciado de la misión organizacional cuesta tiempo, paciencia, participación, habilidades, y empatía. Se necesita tiempo y sinceridad, principios correctos, y coraje e integridad para ordenar la estructura del sistema y el estilo de organización con el modo de ver y los valores compartidos ( en el caso de la familia, recuerde que si de usted dependen los integrantes, tiene la hermosa responsabilidad de hacer hijos ganadores)

Un elemento de la misión organizacional -que verdaderamente refleje el modo de ver y los valores compartidos y profundos de todos los miembros de la organización- crea una gran unidad y un enorme compromiso. Crea un marco de referencia en el corazón y la mente de las personas, un conjunto de criterios o directrices bajo cuya guía habrán de gobernarse. No necesitan que nadie los dirija, controle, critique o registre infracciones. Comparten l núcleo invariable de lo que la organización persigue.

Sugerencias prácticas.


2065.gif

- Dedique a registrar las impresiones que pueda recoger.
- Describa por escrito los roles tal como los ve ¿está usted satisfecho con esa imagen de su vida?
- Dedique tiempo para trabajar a solas con su misión personal.
- ¿Qué principios, valores , conductas y actitudes son prioritarias en su vida?
- Identifique un proyecto que deberá afrontar en un futuro próximo, y aplique el principio de la creación mental. Escriba los resultados que desea obtener, y los pasos que lo conducirán a esos resultados.
- Comparta con su familia o con su grupo de trabajo los principios y proponga que inicien un proceso conjunto de elaboración de un enunciado de misión para la familia o el grupo.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License