Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Agricultura en España parte 3 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




PALOS DE LA FRONTERA



El asunto de la villa, dado la pequeñez de su termino, se basó, desde tiempos históricos, en actividades agrícolas y portuarias. La presencia activa de sus hombres en el mar aportaba recursos sustanciosos y vertebró una rica economía de intercambios. Los palermos solían capturar esclavos en el cabo de Aguer en las costas africanas…, con un conocimiento del régimen de corrientes y vientos que, parece, solo se dominaba en Palos y en el Puerto de Santa María.

Sin embargo, la tantas veces anunciada decadencia del Puerto anuló las expectativas de crecimiento económico, y Palos transitó por el tiempo con una decadencia que casi borra su nombre de los anales de la Historia. Sólo su participación en la aventura colombiana mantuvo vivo el nombre de un rincón perdido en el Sudoeste peninsular.
La crisis industrial invalidó las expectativas de crecimiento y conformó la agricultura como alternativa de desarrollo. Efectivamente, el enrarecimiento del mercado laboral, con altas cotas de paro, hizo que antiguos y nuevos agricultores, siguiendo la experiencia pionera de la Empresa Sur Hortícola, sembrasen fresón. Los palermos extendieron la frontera agrícola y ocuparon los suelos sin uso, hasta los lindes de las fabricas, al mismo tiempo que desbordaban el termino y se extendían por los campos de Moguer. La presión sobre el suelo agrícola y los recursos acuíferos no se hicieron esperar y la especulación obliga a obtener rendimientos elevadísimos por unidad de superficie, que solo la tecnología agrícola más puntera puede permitir. Aterrazamientos, pozos, plásticos, invernaderos, infraestructuras de riego conforman uno de los paisajes agrarios más dinámicos de España.

Desde el predominio de la pequeña propiedad el espacio agrícola ha experimentado diversas vicisitudes acordes con las coyunturas que vivía el municipio. El auge de las actividades industriales, entre los años 1964-75 hizo retroceder las tierras de cultivo, hasta tal punto que, a mediados de los años 70, sólo representaban el 14% del termino. Sin embargo, la crisis industrial revalorizó la actividad agraria, y el espacio labrado aumenta, a costa del bosque de pinos, hasta alcanzar las 1.333 hectáreas actuales, que suponen el 27% de la superficie municipal. Los campos labrados siguen creciendo, a pesar de que alcanzan precios excesivos.

Pero la vuelta a la agricultura no se hace de forma tradicional. Capitales y hombres, con nuevos horizontes se incardinan en una agricultura tremendamente social que, basada en el regadío y en el cultivo de las fresas, alimentan jornaleros de campiñas y sierras andaluzas. El fresón de Palos se muestra como la nueva nave insignia de un pueblo que renace desde sus propias fuerzas internas.

Así pues, agricultura e industria se muestran como netos consumidores y competidores de un espacio que no puede crecer y se resiente. El impacto ambiental de la actividad agrícola se puede observar en la erosión de bancales y vertientes, eutrofización de las aguas del Estero Domingo Rubio, esquilme del acuífero…, pero no es menos la acción que sobre la atmósfera ocasiona el vertido de gases industriales y las emisiones de vertidos contaminantes, que solo en los últimos años se intenta remediar.

LUCENA DEL PUERTO



Lucena  del Puerto se encuentra situada en  el extremo suroccidental de la provincia de Huelva. Al Norte, limita con el termino de Niebla; al Este, con Moguer; al Noreste, con Bonares; y al Sureste, con Almonte.

Sus tierras ocupan una extensión de 6.954 hectáreas que se reparten entre los espacios de la campiña y el litoral, presentando sobre el mapa un aspecto alargado y triangular, ancho en el Norte y estrecho y angosto en el Sur, donde se reduce a un pasillo que fenece en la Torre del Oro, y sirve de separación entre el municipio de Almonte y los de Moguer y Palos de la Frontera.

El “BOOM” DEL FRESON Y EL ESPACION ECONOMICO ACTUAL



La observación de las estadísticas demográficas en relación con la actividad, obliga a retomar el desarrollo pasado y presente de la agricultura sobre la que giran todas las facetas de la vida del lucenero. Y es que el municipio actual es el resultado de las transformaciones de la agricultura en los últimos 25 años, y es aquí donde se encuentran las bases del futuro, tal vez el municipio soñado por todos los luceneros.

El punto de partida se sitúa en los años 50, en un contexto de condicionantes socioeconómicos locales realmente desesperanzadores, que se suman a la ya difícil situación general provocada por el aislamiento internacional y la autarquía de la dictadura. Mas del 70 por 100 de las tierras se encontraban ocupadas por pinar y no eran realmente aptas para la agricultura que sobre ellas se practicaba, rozas de cereal itinerantes y aquellas huertas de naranjas tan características de Lucena. Al tratarse de tierras de titularidad publica, el régimen de tenencia predominante era el colonato, un sistema mediante el cual los agricultores, previo permiso y pago de un “canon”, ocupaban pequeñas parcelas de pinar, que limpiaban y cultivaban hasta su agotamiento definitivo unos años mas tarde.

En las décadas precedentes la viña había servido para consolidar algunas de estas parcelas por la mayor duración del ciclo vital del cultivo, y, al lado de ellas, se habían instalado pequeñas huertas en las zonas más húmedas, que complementaban las menguadas economías campesinas, para las que no parecía haber salida. Sobre ellas, y en este marco, se ensayaron las primeras pruebas de fresas, un cultivo nuevo considerado por muchos con paco futuro por la excesiva fragilidad de la fruta, que impediría cualquier posibilidad de comercialización en mercados lejanos. Por fortuna, se equivocaron, y el cultivo evoluciono favorablemente, hasta el punto que de las 90 hectáreas de la década de los sesenta se pasa a 200 a finales de los setenta; en esta ultima fecha, además, tiene lugar el germen y posterior nacimiento de la primera cooperativa de la provincia dedicada exclusivamente a la venta de fresón, de San Vicente Mártir, primer puntal de la ya más tecnificada y avanzada Cooperativa Costa de Huelva, uno de los actuales pilares de desarrollo del municipio.

El desarrollo posterior del cultivo ya es mas conocido y tiene lugar en la década de los ochenta, cuando las fresas de huerta, casi artesanales, dejan paso al nuevo fresón de carácter industrial con la incorporación de nuevas técnicas y la creación de redes de comercialización propias en los mercados internacionales, lo que supone la maduración lógica de este proceso expansivo de raíz antigua.

En la actualidad se dedican en Lucena a este cultivo unas 400 hectáreas, aproximadamente un 20 por 100 de la superficie cultivada y menos del 6 por 100 de la superficie total, pero el peso especifico sobre la economía municipal es aplastante, generando un volumen bruto de ventas, según nuestras propias estimaciones, cercano a los 3.000 millones de pesetas y unos 280.000 jornales directos/año, sin tener en cuenta los producidos por la manipulación y los inducidos en otros sectores, como el transporte, elaboración de envases, maquinaria, servicios especializados y otros.

Frente al fresón, el resto de los cultivos posee un carácter netamente subsidiario, como los hortícolas, melón, sandia, pimiento… y los frutales, que completan la ocupación de los titulares de explotaciones freseras en las épocas de menos actividad. Especialmente significativo, por su ausencia, es el viñedo, el cultivo más importante en el Condado en los dos últimos siglos, que ahora alcanza solo un valor testimonial de 29 hectáreas, frente a las casi 250 que poseía en el año 1975.

ANALISIS



LA NARANJA



Introducción



El cultivo de los cítricos en Andalucía se viene haciendo desde hace mucho tiempo, siempre se ha caracterizado por ser, dentro de los cultivos arbóreos, el de mayor signo dinámico y expansivo.

Destacan en Andalucía tres especies: naranjo dulce, mandarino y limonero, las otras especies como naranjo amargo, pomelo, etc…, tienen una importancia mucho menor y algunos como el naranjo amargo se encuentra en una importante regresión.

De forma global, jamás ha sufrido una recesión significativa. Hasta solo hace unos años, la expansión estaba un tanto congelada, pero con las nuevas tecnologías, como ha sido el riego localizado, han provocado que se pongan en explotación terrenos, que si bien por el clima y el suelo era idóneos para el cultivo de cítricos, no lo eran por la orografía del terreno.

Esto se ha traducido en un aumento de superficie y un incremento constante de la productividad al ir entrando en producción las plantaciones jóvenes, teniendo en cuenta que estas, además, tienen una mayor densidad de plantas por unidad de superficie.

Los cítricos aportaron, en 1992, a la Producción Final Agrícola 20.080 millones, que suponen el 4,81% de la P.F. Agrícola y el 3,68% de la Producción Final Agraria.

Por todo ello, es por lo que vamos a analizar cual ha sido la evolución del cultivo de cítricos en Andalucía y cual es su tendencia actual.

Estructura Productiva



Estructura de las Explotaciones



Según datos del Censo Agrario de 1989, en Andalucía existen 33.523 explotaciones que tienen cultivo de cítricos, con una superficie total ocupada de 43.524 Ha., que frente a las 190 mil explotaciones y las 277 mil hectáreas  que existen a nivel nacional suponen el 17,60% y 15,70% respectivamente.

La provincia con mayor numero de explotaciones es Málaga (17.256 explotaciones), seguida de Almería (7.566), Granada (3.102), Sevilla (2.540) y Huelva (1.479).

En cuanto a superficie es también Málaga, la provincia con mayor ocupación (15.927 Ha.), seguida de Sevilla (10.256), Almería (6.441), Huelva (5.057), Cádiz (2.163) y Córdoba (1.757).

En relación a la especie cultivada, el 72,05% de las explotaciones, con el 77,24% de la superficie esta dedicada al cultivo de naranjos, el 23,74% de las explotaciones con el 19,51% de las hectáreas a limoneros y el 3,71% y 2,69% corresponden a mandarinos.

El tamaño medio de las explotaciones de cítricos en Andalucía es de 1.298 Ha., siendo las explotaciones que tienen naranjos las de mayor extensión media con 1,39 Ha./explotación, y las más pequeñas las de mandarinos con 0,94 Ha./explotación. Las provincias de Sevilla y  Huelva son las que tienen las explotaciones medias de cítricos más grandes con 4,037 Ha. Y 4,028 Has., respectivamente, y la provincia con la explotación media más pequeña, sin contar Jaén, es Granada con 0,328 Ha./explotación, seguida de Almería con 0,851 Ha./explotación.

Por el tamaño de las explotaciones de Andalucía, el 34,24% de las mismas son inferiores a una Hectárea; estas ocupan el 6,83% de la superficie de cítricos. El 42,36% de superficie total de cítricos, es decir, el 76,60% de las explotaciones de cítricos de Andalucía, tienen un tamaño inferior a cinco hectáreas y ocupan el 29,86% de la superficie total de estos cultivos. Por lo tanto, se puede afirmar que nos encontramos ante un sector donde la propiedad esta muy repartida, predominando las pequeñas explotaciones, que por su tamaño bien pudieran considerarse como explotaciones de carácter minifundista.

Córdoba y Huelva son las provincias que menos explotaciones pequeñas tienen (2,00% y 2,08% del total, respectivamente).

Comercio interior


En fresco


El destino principal de la producción de Cítricos española es el consumo en fresco. La industria aunque ha duplicado su volumen de transformación en los últimos seis años, solo representa un 15% de la producción total. La industria española ha tenido siempre un carácter marginal al irse abasteciendo de los excedentes del consumo en fresco.

Con las ayudas comunitarias para la transformación en zumos, la industria ha tenido una evolución al alza, pero siempre manteniendo su carácter regulador del mercado en fresco.

La recolección de las Naranjas se realiza durante casi todo el año con un paréntesis en Agosto-Septiembre. Pero la estructura varietal y la aptitud de algunas variedades para su conservación permite extender la comercialización de cítricos durante todo el año, pero a pesar de ello, la oferta no es constante, pues concentra su mayor volumen en los meses de Noviembre y Enero, que si bien son los de mayor consumo, en ocasiones generan excedentes que dificultan su comercialización.

Podría pensarse en un abastecimiento más regular y continuado a lo largo del año mediante reconversión de plantaciones hacia variedades mas tempranas o tardías; este cambio sé esta haciendo pero algo a ciegas. Las posibilidades en este sentido vienen limitadas también por el consumo de frutas alternativas de huesos y de pepita, y de situación de sus mercados, así como de las eventuales importaciones de cítricos de países del Hemisferio Sur.

El consumo de cítricos en fresco en España se encuentra estabilizado, en torno a 1,4 millones de Tm. Y no parece existir perspectivas de cambio a medio plazo.

En Naranjas el consumo en  España se evalúa en unas 959.000 Tm., siendo la primera fruta consumida con cerca del 29% del consumo total de fruta fresca.

El consumo de Naranjas en España esta en torno a los 30 Kgr.,  por habitante y año, correspondiendo a los hogares el 92% de las mismas, el 5% a la hostelería y el 3% a los establecimientos institucionales.

El consumo de naranjas en fresco se inclina a favor de las variedades tempranas como son las Navelinas y Navels, que coinciden con las que mayor problema presentan a la hora de comercializar por el exceso de oferta.

Del balance se deduce que, si bien la producción no ha crecido significativamente, el sector ha llevado a cabo una importante reestructuración varietal, pues la superficie ocupada por variedades como Sanguina, Sanguinelli y Blancas Comunes se han reducido considerablemente, pasándose un 50% de estas variedades a las de grupo Navel Tempranas y el otro 50% a las tardías.

El consumo de mandarinas, a diferencia del de Naranjas esta mas concentrado en el tiempo, pues su periodo de recolección es mas restringido. Mas del 95% de la cosecha se produce entre Octubre y Enero. Lógicamente en esos meses se encuentran los consumos más importantes que se prolongan un poco en el mes de Febrero. En estos meses el consumo medio esta entorno a 1,4Kgr./persona, siendo la media nacional comprada percapita y año de 6,429Kgr.

El Comercio Exterior



La producción y consumo de productos cítricos, que constituyen esencialmente un fenómeno posterior a la ultima guerra mundial, han influido de forma significativa en el crecimiento sostenido del sector de los cítricos durante los últimos decenios. De la producción mundial de cítricos, casi el 40% se destina a elaboración, sobre todo para zumos de concentración natural y otros tipos de concentrados. El mercado internacional de zumos de cítricos ha experimentado en la ultima década un crecimiento significativo, en gran parte debido a las innovaciones técnicas, con el desplazamiento en el comercio internacional hacia los zumos de Naranja concentrados congelados, para su reconversión en zumos de concentración normal o en otras bebidas en los países importadores, y los continuos avances de la tecnología del envasado. De esta manera se puede ofrecer al consumidor un producto de mejor sabor y calidad.

La mayor parte de los países que cultivan cítricos tienen  plantas de elaboración, pero la mayor parte de la fruta se elaboran zumos, pero como se ha citado antes, la industria, es por lo general un usuario residual de la fruta, cuyo destino principal es el mercado de fruta fresca.

En varios países de Europa, la industria de bebidas esta abastecida por grandes importadores que se hayan concentrados en los 80, cuando Brasil comenzó a hacer envíos a granel a las zonas de almacenamiento y distribución de Bélgica y los países Bajos.

La comercialización de zumo de naranja concentrado y congelado, se hace generalmente con un producto de 60º Brix. Los grados Brix, indican el contenido de sólidos solubles expresado como porcentaje de sacarosa, es decir, miden el grado de variedad, estación de la cosecha y zona de producción, pero normalmente un zumo de naranja natural tiene alrededor de 12 grados Brix y para obtener un litro de zumo se necesita alrededor de 2,5Kgr de naranjas. No obstante entre los datos estadísticos sobre zumos concentrados, a veces se incluyen también datos relativos a productos de menor concentración.

La producción española de cítricos genera una exportación líder a nivel mundial para los productos en fresco. Los 2.500.000 de Tm. que España exporta superan ampliamente las de cualquier país exportador de cítricos, tanto del Hemisferio Norte como del Hemisferio Sur. El 85% de nuestras exportaciones se dirigen a la C.E.E., una zona de elevado poder de compra y que hasta ahora ha absorbido casi toda nuestra producción exportable.

LA FRESA


Historia de la fresa.



Prehistoria.



Creemos que el origen de la planta de la fresa es muy anterior al del hombre. Una teoría sostiene que procede del lugar que hoy es Sri Lanka (Ceilán), cuando Europa, Asia y América formaban una sola masa continental. Después, los continentes se separaron y los frescales se dispersaron al mismo tiempo.

Estudios arqueológicos han demostrado que en Parma (Italia)  ya consumían fresas los habitantes de los palatinos.

Desde la Edad Media hasta hoy.

Durante la E.M., las fresas fueron un tanto olvidadas, aunque los ermitaños hacían gran consumo de ellas, obteniendo de sus frutos defensa y fortaleza. De sus hojas obtenían un doble beneficio: las utilizaban en tisanas y, colgándolas de su cintura, se protegían de las serpientes, a las que su olor ahuyentaba.

En Francia, en el S. XIV, las demás de la nobleza se hacían traer fresas por los campesinos y las comían con crema o nata de leche, endulzándolas con azúcar o miel, preparación que encantaba a la golosa Catalina de Medicas. Creían que era la fruta ideal para la mujer embarazada, por la fuerza, energía y vitalidad que confería al nuevo ser.

Fue en 1600 cuando franceses e ingleses trajeron a Europa la fresa de Virginia para cultivarla y utilizarla en la fabricación de mermeladas. Este aprovechamiento lo aprendieron probablemente de los indios de las praderas americanas, que las trituraban y cocían comiéndolas a modo de dulce. Las conocían con el nombre genérico de “Su”. Los indios de Nueva Inglaterra la llamaban “wutthaim-neeash” y, mezclándola con harina, fabricaban una especie de pan. Los iroqueses la tomaban con miel de brezo llamándola “glipsit”.

La fresas en Europa gozaron de un impulso decisivo gracias al rey de Francia Luis XIV y a su esposa María Teresa de Austria que, entusiastas de esta fruta, la hicieron cultivar en los jardines de Versailles (1682), prodigo suntuosos banquetes, que por su esplendor llamaron la atención de sus contemporáneos, en los que las fresas tenían un gran protagonismo. A partir de entonces, las fresas fueron de cultivo obligado en jardines y granjas reales y de la nobleza, siendo muy apreciado su aroma y sabor por los paladares más exquisitos.

Las excepcionales condiciones climáticas concurrentes en Ambato (Ecuador) permitían recoger todos los días frutos de gran tamaño y excelente gusto.

En Aranjuez, con condiciones menos privilegiadas, el fardinero y botánico Claudio Boutelon, autor del “Tratado de la huerta” (1813), explica como se fuerza el cultivo de fresas en camas calientes y estufas. El “tren de la fresa” circulaba en la época de recolección entre Madrid y Aranjuez. Por cierto, que el marques de  Salamanca vendió esta línea de tren al Estado en 1852.

La producción comercial de fresas deta del año 1806, gracias a los avances logrados por el genetista ingles Michael Keens. En los años siguientes, entre 1810 y 1860, las variedades mas famosas eran la “Reina Victoria”, “Princesa Real”, “Vizcondesa de Thury” y “Archiduquesa Eleonora”.

En Estados Unidos, la producción de fresas se vio considerablemente incrementada con la puesta en cultivo de la variedad “Wilson”, que  se desarrollo en 1851 y era muy adecuada para viajar. Después de la guerra de Secesión, se enviaban regularmente estas fresas desde Norfolk (Virginia) a los mercados de Nueva York.

En 1874 se revoco en Inglaterra el impuesto sobre el azúcar, con lo que se desarrollo rápidamente la producción de mermeladas y, con ella, la importunación de naranjas amargas de España y de fresas de Francia, al tiempo que se incremento el cultivo de grosellas y arándanos.

Como Curiosidad diremos que una de las numerosas variedades cultivadas a mediados de nuestro siglo se llamaba “Pocahonta”, en honor de la bella hija de jefe indio Powathan, que en 1609 salvo de la muerte al capitán Yanqui John Smith, y cuyo nombre ha sido popularizado por una de las ultimas películas de la factoría Disney.

El museo de la fresa de Wurzen, en la región alemana de Sajonia, reúne 450 tipos distintos de fresas, algunas de gran antigüedad. Además de ser admiradas por los visitantes, se utilizan como deposito de genes para la obtención de nuevas especies.

Variedades de fresa. Particular referencia a su cultivo en Huelva.

Breve historia de la evolución varietal en Huelva.



Es bien conocido como la introducción de variedades de día corto de origen californiano fue uno de los pilares del éxito del cultivo de la fresa en España y en particular en la zona de Huelva. La introducción de “Tioga” en 1965, de “Douglas” en 1982, de “Chandler” en 1985 y de “Oso Grande” en 1990, supuso una cadena de cambios varietales que se penso seria positiva tanto en aspectos de productividad como de calidad de frutos. Sin embargo, no había datos concretos sobre la estructura varietal de Huelva, sino solo ciertas deducciones basadas en el material multiplicado en los viveros de altura y en estados de opinión de técnicos y agricultores altamente cualificados de la zona, Así, en las campañas de 1993-94 y 1994-95 se producía una rápida sustitución de la variedad “Chandler” por la variedad “Oso Grande”, de modo que en esa ultima campaña podemos estimar que mas del 75% de utilización correspondía a esta ultima variedad, mas del 15% a “Chandler” y el resto correspondía a “Tudla” y otras variedades minoritarias.

La situación en las ultimas campañas.



Los agricultores sustituyeron una variedad por otra al darse cuenta de la mayor productividad y facilidad de cosecha de “Oso Grande” respecto a “Chandler”; a esta variedad se le atribuía, con razón, la creciente presencia de inflorescencias con frutos secundarios y terciarios, que provocaba un sensible incremento del porcentaje de frutos comerciales de segunda categoría y un incremento del coste de la mano de obra de recolección. Sin embargo, la controversia sobre el complejo y difícil concepto de calidad tomo gran importancia en la campaña de 1995 al observar gran parte del sector como en numerosos lugares de Europa, incluso dentro de España, se criticaba la calidad de la variedad “Oso Grande” junto a una paralela bajada de Precios. A “Oso Grande” se le achacaban un excesivo tamaño, falta de color interior y un escaso sabor y aroma a fresa.

Este dilema varietal tuvo una importante consecuencia, la elección de las variedades dejaba de ser pacifica y la confianza ciega en “Oso Grande” desaparecía. Además, en 1994-95 aparecieron en el mercado español numerosas novedades varietales procedentes de los principales objetores mundiales de material adaptable a las condiciones mediterráneas. Así la universidad de California lanzaba en España su nueva gama formada por “Camarosa”, “Carisbad”, “Cuesta”, “Laguna” y “Sunset”; Planasa lanba su gama cart (”Cartuno”, “Cartdos”, etc.); la Universidad de Florida lanzaba su variedad “Sweet Charlie” y los principales objetores italianos (ERSO y CIV) comenzaban a lanzar condiciones del sur de España, como “Clea”, “Nike” y “Miranda”.

En la pasada campaña de 1996, como consecuencia de la labor de marketing de los licenciarais y objetores y de los primeros resultados experimentales públicos y privados, se inicia un ligero cambio de la estructura varietal de Huelva. Sin embargo, la situación es muy similar a la estimada para 1995. Pero ahora, los datos son casi exactos; en efecto, un magnifico estudio sobre el sector de la fresa en la provincia de Huelva, campaña 95-96, realizado por la Empresa Publica para el desarrollo Agrario  y Pesquero de Andalucía, muestra que un 77 % del material petenera a la variedad “Oso Grande”, un 12 % a “Camarosa”, un 4% a “Chanciller”, un 3% a “Tupida” y el resto a otras variedades minoritarias. Realmente el porcentaje de “Oso Grande” se había mantenido igual a la campaña anterior y el descenso definitivo de la variedad “Chandler” comenzaba a cubrirse con la variedad “Camarosa”. Todo ello es matizable según arreas de cultivo y tamaño de explotaciones.

Durante la campaña de 1996, aparecen nuevas variedades en la zona; “Arena” y “Cegnidarem” (Planasa), “Andana” (INIA-IVIA-Junta de Andalucía) y “Eris”, “tethis” y Selene” (CIV), principalmente. Además, se sigue la ampliación del conocimiento del comportamiento agronómico y comercial de las principales novedades de 1995: “Camarosa” y “Cartuno”. Tras una mala campaña agrícola y comercial, con algo de retraso, una parte muy significativa del sector parece haber apostado definitivamente por “Camarosa”, lo que obliga a los viveristas a eliminar parcelas de “Oso Grande” y sustituirlas rápidamente por “Camarosa”, hasta bien entrado el mes de junio, para poder atender la inminente alta demanda de dicha variedad de 1997 en Huelva, los datos oficiales publicados por la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla-León sobre superficies declaradas en vivero para la campaña 1996-97 indican una previsión de mas del 34% de utilización de “Camarosa”, un descenso de “Oso Grande” hacia un 40% de utilización, un mantenimiento a niveles similares de anteriores campañas para “Tupida” y una subida apreciable hasta un 5% de utilización para “Cartuno”. Estas cifras son meramente indicativas, las denominadas “modalidades de aplicación de la extensión de normas en la circunscripción económica de la fresa en la provincia de Huelva”, varietal en la campaña recién comenzada.

Las preferencias de los agricultores de Huelva y las del mercado europeo.



Parece bastante claro que los productores de Huelva desean, en general, variedades de fácil cosecha con porte intermedio, de elevada productividad (mas de 500 gramos/planta/ en cultivo de microtunel y planta fresca) y precocidad (entrada en producción semiforzada en enero); resistentes a Botrytis y otras enfermedades; con frutos medianos a gruesos de forma cónica alargada a casi cilíndrica, constante; de color exterior rojo brillante a rojo sangre y rojo cardenal junto a color rojo interior. Desean, además, frutos de buen sabor, aroma y adecuada proporción azucares/ácidos que sean resistentes al transporte y a las altas temperaturas. Además, hay caracteres en los que no hay pleno acuerdo, algunos valoran una producción precoz muy concentrada y otros prefieren una distribución mas dilatada a lo largo del tiempo de cosecha. Podríamos preguntarnos, entre las dos grandes opciones, “Oso Grande” y “Camarosa”, cual cumple la mayor parte de los requisitos anteriores, porque ninguna de las dos los cumple plenamente; sin embargo, parece bastante obvio que, salvo sorpresas, “Camarosa” puede significar un avance agronómico y comercial frente a “Oso Grande”.

Por otra parte, hay que recordar con insistencia que el mercado europeo parece preferir frutos de calibre medio, cómicos, de color exterior rojo vivo brillante a rojo ladrillo brillante(tonalidades en general mas anaranjadas que las variedades habitualmente cultivadas en Huelva de origen californiano y similares), de color rojo interior sin zonas blanquecinas ni oquedades, fuertemente aromatizados, buen equilibrio en la recalcan azucares/ácidos y una alta consistencia de piel y pulpa. Los franceses tratan de asociar ese concepto de calidad con la variedad “Garriguette” y los holandeses y otros grupos europeos con la variedad “Elsanta”, ninguna de ellas bien adaptada a las condiciones agroambientales del sur de Europa. El tamaño (demasiado grande) y el color exterior de madurez comercial (demasiado oscuro) podrían ser argumentos contrarios para “Oso Grande” y “Camarosa” en el contexto europeo.

Características de las principales novedades varietales.



A continuación se describen con brevedad algunas características de las principales novedades varietales que en los últimos años se han introducido en Huelva, tratando de marcar las diferencias con “Oso Grande”. Todas ellas han sido ensayadas o cultivadas desde la campaña de 1994-95. Durante las dos campañas transcurridas, las condiciones climáticas han sido muy distintas: particular sequía en 1995 y particular régimen de lluvias y nubosidad en 1996.

Camarosa.


Datos californianos afirman que es una variedad sensiblemente mas productiva y precoz que “Oso Grande”. Nuestros datos son coincidentes con dicha afirmación, en particular en la campaña de 1996.

Es una variedad claramente definida de día corto de alto vigor y numero de hojas. Es la mas vigorosa de las variedades importantes llegadas a Huelva, particularmente si recibe demasiadas horas-frio en vivero; ello implica su necesidad de adaptación a nuevos parámetros de cultivo: marcos de plantación mas amplios que los habituales, reducción de los niveles de fertilización nitrogenada y eliminación de aplicaciones de ácido giberelico. Téngase en cuenta que la mayor parte de la experiencia en Huelva se ha realizado en marcos estandarizados para “Oso Grande” de 25 cm de separación entre plantas. Sus objetores defienden marcos de plantación cercanos a los 45 cm entre plantas; de esa forma piensan que pueden obtenerse resultados productivos óptimos en cantidad y calidad (tamaño) de frutos, con menor incidencia de importantes enfermedades. Sin embargo, es probables que esa ampliación de marcos también fuera positiva para otras variedades de alto vigor como “Cartuno” y “Andana”. En el sector fresero de Huelva se piensa en un marco optimo para la plantación próximo a los 35 cm entre plantas (a doble hilera). Los objetores señalan un nivel optimo de 150 unidades fertilizantes de nitrógeno para “Camarosa”.

Los objetores indican que “Camarosa” es mas susceptible de Antracnosis en fruto y menos susceptible a Xanthomonas fragariae que “Oso Grande”. Nuestras observaciones han  mostrado en 1996, con alta pluviometria a principios de campaña y marco de 25cm entre plantas, una alta presencia de Botryti en fruto durante los meses de enero y febrero. Ello puede ser debido a su gran precocidad de floración; en la primera semana de diciembre había floreció el 50% de las plantas, quince días antes que “Oso Grande”.
En campañas menos lluviosas y con marcos de plantación mas amplios este problema puede reducirse considerablemente.

Los datos californianos señalan un calibre de fruto superior a “Oso Grande”; nuestros datos muestran que es la variedad con mayor tamaño y firmeza de fruto de las que hemos ensayado. Manifiesta de modo bastante constante a lo largo de toda la campaña la forma tronco-piramidal largo o cuneiforme larga, con color extremo muy brillante rojo cardenal que evoluciona hacia rojo vino tinto a lo largo de la campaña, en realidad una coloración similar a “Oso Grande”, quizás demasiado oscura para la moda comercial europea. Su coloración interior es, con seguridad, mas intensa que la de “Oso Grande”; tiene tendencia, quizás por su gran calibre, a mostrar oquedad interior. El mayor problema, señalado por sus propios objetores, es su escaso sabor, desde luego inferior a “Chandler” aunque muy similar a “Oso Grande”; además, es probable que esta aumenten a medida que se vaya afinando una especifica técnica de cultivo para esta nueva variedad.

Cartuno.



Es una variedad de alta productividad, ligeramente inferior a “Camarosa” y superior a “Oso Grande”, según nuestras observaciones. Es de precocidad media, similar a “Oso Grande” e inferior a “Camarosa”. Es una variedad de día corto de alto vigor, superior a “Oso Grande” y ligeramente menos voluminosa que “Camarosa”; se aprecia bastante bien su porte erguido y su floración erecta con gran abundancia de pedúnculos únicos sobresaliente del follaje durante la mayor parte del ciclo de cultivo. Al igual que en el caso de “Camarosa”, la ampliación de los marcos de cultivo, superiores a los establecidos para “Oso Grande”, la limitación del abonado nitrogenado y la eliminación de la aplicación de ácido giberelico podrían ser técnicas adecuadas a esta variedad.

Puede ser una variedad muy sensible a carencias en calcio, por lo que aplicaciones de dolomita en fondo serian aconsejables. Es una variedad que ha manifestado un estado sanitario general muy aceptable, a pesar de las adversas condiciones climáticas de 1996.

El tamaño medio y firmeza del fruto de “Cartuno” son similares a los de “Oso Grande” e inferiores a los de “Camarosa”. Manifiesta de modo persistente una característica forma cónica alargada con un color exterior rojo vivo brillante, tonalidad mas anaranjada que “Camarosa” y “Oso Grande” y mas acorde con la moda europea, aunque dicha tonalidad vira hacia rojo cardenal en la segunda parte del ciclo. Su coloración interior es mas intensa que en “Oso Grande”, manifiesta cierta tendencia a presentar oquedad interior. JA diferencia de “Camarosa” y de “Oso Grande”, se ha mostrado como la variedad mas apetecible por su sabor y por su relación azucares/ácidos de las que hemos analizado. Sin embargo, se han señalado como defectos de sus frutos presencia de decoloraciones en la zona apical y facilidad de desprendimiento de cáliz. Tiene una buena capacidad de conservación Post-cosecha.

Andana.



Aún se encuentra en fase de desarrollo y marketing, es mas conocida por su primera denominación “Caldearon”. Es una variedad de alta productividad, ligeramente superior o similar a “Camarosa”, tanto en micro como en macro tunel, y superior a “Oso Grande”, según nuestras observaciones. Sin embargo, otros ensayos en la zona realizados en 1996, han aportado producciones mas modestas para esta variedad. Es de precocidad media, similar a “Oso Grande” e inferior a “Camarosa”. Es una variedad de día corto de alto vigor, superior a “Oso Grande”  y ligeramente menos voluminosa que “Camarosa”.

Como en las anteriores variedades, la ampliación de los marcos de cultivo, desde luego superiores a los establecidos para “Oso Grande”, la limitación del abonado nitrogenado y la eliminación de la aplicación de ácido giberelico podrían ser técnicas adecuadas a esta variedad.

El tamaño medio del fruto de “Andana” es similar al de “Oso Grande”, pero su firmeza es superior, similar a la de “Camarosa”. La forma de los frutos conico-alargada es similar a la de “Oso Grande”, aunque es frecuente también la forma bi-conica alargada. Su color externo es rojo brillante vino tinto, similar a “Camarosa” y “Oso Grande”, aunque evoluciona hacia rojo cardenal en la segunda mitad de la campaña. Al igual que “Camarosa” manifiesta una coloración demasiado oscura para la moda comercial europea. Puede ser un importante defecto la presencia de cierta irregularidad de color, probablemente debida a su sensibilidad a la falta de iluminación natural en épocas de alto índice de nubosidad; por otra parte, a veces presenta problemas de albinismo. Su coloración interior es, con seguridad, mas intensa que la de “Oso Grande” y similar a la de “Camarosa”, pero a diferencia de esta no muestra oquedad interior a pesar de su elevado calibre. Al igual que “Camarosa”, es de escaso sabor. Esta variedad aun no tiene entidad en el sector fresero de Huelva, pero es por ahora el mayor logro de la investigación publica española.

La fresa de Huelva en Europa.



El comercio de la fresa en Europa podemos actualmente extenderlo a lo largo de diez  meses del año: desde diciembre, con las primeras fresas españolas, hasta octubre, con las ultimas fresas francesas.

En pocos años consideraremos el comercio de la fresa como algo continuo durante todo el año.

España ocupa el lugar mas importante dentro del comercio de la fresa fresca en Europa, siendo el primer exportador y manteniéndose en el mercado europeo durante los primeros seis meses del año, concentrándose la mayor parte de la producción en los meses de marzo y abril.

Existen unos países productores y netamente exportadores, como son España, Italia, Benelux, Polonia, Francia y Marruecos. Y otros netamente importadores, como Alemania, Reino Unido, Francia, Austria y Suiza.

Los datos de producción  y comercio se pueden consultar en el primer Anuario de la Fresa, publicado por CyyTA en 1995. Como resumen diremos que la producción mundial es de 2,3 millones de toneladas. Europa es la primera productora con un millón de toneladas; siguen América del Norte con 700.000 toneladas y Asia con 400.000 toneladas.

La Unión Europea produce 650.000 toneladas y, dentro  de ella, España con 220.000 toneladas, Italia con 180.000 toneladas y Francia con 85.000 toneladas son los principales productores.

La competencia de la fresa precoz en fresco en Europa se produce entre España, Italia y Francia, seguida de cerca de Marruecos y otros piases terceros.

El volumen de intercambios de fresas en Europa es de aproximadamente 200.000 toneladas. Con estos volúmenes, Europa es el principal mercado de fresas fresca en el mundo.

España, o lo que es lo mismo Huelva, es el líder indiscutible de la exportación de fresas precoces (Febrero-abril) en todo el mundo, teniendo solo competencia de Marruecos. Ahora bien, mantener este estatus y mejorarlo es difícil y lleva consigo grandes problemas que será necesario superar.

España ha obtenido este liderazgo en base a:

- Un aumento espectacular de producción, con mejoras en rendimiento y reducción de costes en la provincia de Huelva.
- Una mejor organización y tratamiento frigorífico.
- Una mejor utilización de los envases y del transporte frigorífico por carretera.
- Una concentración de la oferta, tanto en espacio como en tiempo.

Los retos que el sector de fresas tiene que afrontar a corto y largo plazo son las limitaciones en recursos acuíferos de la provincia de Huelva, la obtención de variedades adecuadas al gusto del consumidor, la organización del sector productor a fin de que intervenga mas en la distribución de sus productos y en la visión conjunta de ofrecer un producto y un servicio con la calidad deseada por su cliente.

Actualmente el sector de fresas en Europa es bien distinto del de hace tres o cuatro años. Así:

Las grandes superficies, en todos los piases importadores, dominan el mercado minorista y controlan entre el 70% y el 80% del total del mercado.

El sistema de venta en consignación y la estructuración del mercado a través de importadores, preempaquetadores y supermercados, producen en determinados momentos hundimientos de precios que el exportador no puede controlar y que conducen a precios medios cada vez mas bajos, campaña tras campaña.  Esta estructuración de mercado hace que nuestros productos presenten una imagen de calidad peor que la conseguida a la salida de los almacenes del exportador y que el productor-exportador tampoco puede controlar.

El consumidor, según datos obtenidos en diferentes piases, tiene una imagen de la fresa de España: de media calidad y de precios bajos, calidad menos apreciada que las producciones propias, variedades poco conocidas, pero en todo caso no adaptadas a las exigencias del consumidor, por defectos de forma, coloración, poco sabor y perdida de condición muy rápida.
Los consumidores europeos tienen un gran consumo de fresas por tradición y su potencialidad es aun mayor.

Gran numero de clientes conocen la fresa de Huelva y conocen su potencial.

Los productores-exportadores de fresas de Huelva deberían potenciar el consumo de sus fresas en Europa, siguiendo entre otros los siguientes puntos:

Mejorar y adaptar la calidad de la fresa a las exigencias del consumidor en cada mercado. Recolectar solo los frutos aptos para el consumo y disponer de un control de calidad propio, que asegure que esos frutos son los deseados.

Control de calidad de cada empresa y del sector. Este control debería pensarse, no como un control “policial”, sino como un sistema de verificación para poder comprobar que se cumplen los factores previstos anteriormente y, si no se cumplen, ver donde están los problemas para solucionarlos y así ir avanzando en la línea de garantizar tanto la calidad del producto como la calidad del proceso de cada empresa del sector.

Prestigiar la imagen de la fresa española a través de la calidad, organización de los canales comerciales, marcas genéricas amparadas por el sector y campaña de promoción y publicidad.

Organizar una política de ventas planificando suministros, destinos, ofertas conjuntas, interviniendo mas en  la distribución comercial; realizando estudios comerciales concretos y adaptándose mejor a las realidades existentes en cada mercado.

Invertir en investigación dirigida a la producción y al mercado.

Planes a corto y a largo plazo de promoción y publicidad, dirigidas en forma y destino, según estudios comerciales concretos.

Eliminar nuestro peor enemigo, que es la competencia entre nosotros mismos y actuar como sector agrupado en todas direcciones.

El sector productor-exportador de fresas de Huelva debe poder dar al consumidor el producto y el servicio que este desee en cada momento y prever sus posibles cambios en gusto y necesidades para adaptarse a ellos en el futuro. Este servicio solo podrá ofrecerlo si el sector esta bien organizado y unido, aunque sus empresas funcionen independientemente.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License