Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Aborto Penalidad Leyes Iglesia parte 3 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




DIAGNOSTICO DEL ABORTO PROVOCADO



Determinar la naturaleza criminal de un aborto, es aportar la prueba de la culpabilidad penal de la mujer y de su cómplice. Es abordar con prudencia la parte esencial de la investigación médicolegal, la cual se desarrolla ante una inculpada o ante un cadáver.
El aborto natural no deberá ser confundido con el aborto criminal, los antecedentes patológicos, como la sífilis, nefritis o los antecedentes obstétricos, tales como el aborto de repetición o la desviación uterina, deben ser buscado en la mujer encausada, pero no son más que elementos de presunción en favor de un aborto. La endometritis decidual, es una causa frecuente de aborto que se reconoce por las membranas engrosadas, desiguales, opacas, rugosas, por la caduca placentaria con manchas blanquecinas, por la placenta de bordes gruesos y tallados a pico.

En la mujer viva:


Las particularidades que distinguen el aborto espontáneo del aborto provocado no son lo suficientemente demostrativas.

(a)

El aborto criminal provoca hemorragias duraderas, persistentes o repetidas y otras veces son bruscamente profusas ( sangría en blanco ), mientras que el aborto natural se acompaña de una sola hemorragia.

(b)

El huevo de menos de dos meses, que ha sido puncionado es expulsado en dos tiempos; hay retención que es fuente de infección; en el aborto espontáneo el huevo es eliminado completamente de una sola vez, abierto o cerrado.

(c)

El aborto no provocado se complica con menos frecuencia de fenómenos infecciosos, por ello, estos tienen mala reputación. Lo mismo ocurre con la diarrea disenteriforme seguida de ictericia, de azotemia elevada, de hemorragia, de contracturas, que orientan al diagnóstico hacia un aborto tóxico.

(d)

La retención prolongada del huevo es un signo de presunción de aborto criminal.

En el cadáver:



El examen del útero no aporta a menudo más que signos de probabilidad; el médico legista debe mostrarse circunspecto. En efecto:
1.-Las equimosis submucosa observada puede proceder del parto.
2.-Las erosiones de los fondos de sacos vaginales o de la mucosa uterina deben diferenciarse de las ulceraciones patológicas.
3.-El desprendimiento y desgarro de las membranas imponen reserva si no hay al mismo tiempo reblandecimiento y dilatación del cuello debidos a un principio de expulsión.
4.-Las lesiones de la placenta hacen pensar en la putrefacción, en la necrosis o en un infarto.
Las substancias caúticas introducidas en el útero como medio abortivo ocasionan lesiones equimoticas y encefálicas, a nivel del cuello; el órgano esta congestionado, violáceo; las zonas de necrosis, están recubiertas de falsas membranas que predominan en el fondo uterino y en el cuello; las trompas, los ligamentos anchos son voluminosos y equimóticos; el peritoneo contiene líquido serosanguíneo lento.
El infarto del útero es significativo de la inyección de agua de jabón, con la condición de eliminar la torsión del aparato genital y el síndrome tóxico e hipertensivo capaces también de engrosarlo.
La infección se reconoce por el examen microscópico, por las infiltraciones leucocitarias de la pared uterina y por los pequeños abscesos intramusculares, mientras que el examen bacteriológico del líquido extraído de la pequeña pelvis puede poner en evidencia estreptococos perfringenes. En fin, la muerte súbita de una mujer encinta es siempre sospechosa. Los signos de certeza se limitan a las siguientes observaciones:
- Presencia en el útero de un instrumento o de un cuerpo extraño. Tales como fragmentos de lápiz, medicamentos.
- Perforación de los fondos de los sacos vaginales, del cuello o del cuerpo uterino.
- Gangrena uterina y perforación gangrenosa en cráter, que constituye la herencia casi exclusiva de los abortos criminales.

EXAMEN DE LOS OBJETOS HALLADOS



El médico legista esta frecuentemente encargado de examinar las piezas del delito: medicamentos, instrumentos, objetos diversos; debe buscar las huellas sospechosas: sangre humana, células uterinas; debe analizar el líquido contenido en ciertas objetos retirados de la cavidad uterina.

ESTUDIO MEDICOLEGAL EN EL SUMARIO



El estudio médicolegal del sumario es a menudo una necesidad judicial. Consiste en pasar por la crítica médica las declaraciones a veces fantásticas de los inculpados y de los testigos.
El médico legal debe responder a una serie de interrogantes antes de llegar a una conclusión, tales como: Si la mujer ha tenido relaciones sexuales, si ha estado encinta, si hay aborto, si éste se a producido por maniobras abortivas, si los objetos hallados han servido para practicar el aborto, si las maniobras fueron practicadas por la mujer encinta o por un profesional, si fue por una inyección intrauterina, si el medicamento tenía un efecto abortivo o podía prescribirse a una mujer embarazada.


CAPITULO VI



JURISPRUDENCIA SOBRE EL ABORTO



En numerosos fallos judiciales se reconoce de manera explícita ” La vida del que está por nacer ” y como objeto de tutela es frecuente.
Corte Suprema, 1963
Corte de Apelaciones de Santiago, 1953

En relación con el concepto de aborto.



Como en Chile no existe texto legal alguno que altere la definición gramatical y clásica del aborto, es necesario concluir que , para que exista aborto consumado, es indispensable la expulsión prematura del producto de la concepción.
Corte Suprema.
RDJ, LX, 1963, pp.82 ss.

Por aborto debe entenderse el hecho de la interrupción del proceso natural del embarazo que produce la muerte del feto o producto de la concepción.
Corte Suprema, 1948 y 1955.
G.T.,2, 66-378.
RDJ,LII-198.

….según el Diccionario de Escriche, hay aborto siempre que el producto de la concepción se expela del útero antes de la época determinada por la naturaleza; pero agrega, la ley no entiende por aborto sino la expulsión provocada o premeditada del producto de la concepción antes del término natural de la preñez. Hay aborto natural o espontáneo y aborto voluntario o provocado, que es efecto de algún medicamento que se tomó o de alguna operación que se hizo con el objeto de provocarlo.
Corte Suprema, 30 de Agosto de 1943, considerando 12.
G. 1943, 2 sem., pág.140.

….el delito de aborto no esta definido en el Código Penal, el que se limita a castigarlo en los distintos casos de que se tratan sus art.342 a art. 345, y que aunque por la etimología de la palabra con que se designa, lleva envuelta la idea de separación del feto en relación con el cuerpo de la madre, idea que corrobora su definición según el diccionario de la Lengua y algunos autores, el sentir de muchos tratadistas de Derecho Penal y medicina legal, corresponde a un concepto más amplio, que comprende toda maniobra destinada a interrumpir el embarazo. impidiendo que él llegue a su término natural, cual es el nacimiento del producto de la concepción.

En relación con el Bien Jurídico protegido.



La tendencia moderna del Derecho Penal, es considerar el aborto no como un delito contra el Orden de las Familias y la Moralidad Pública, como lo hace nuestro Código Penal, sino como un delito contra la vida y sancionar de igual manera el aborto y el feticidio; pero como en Chile no existe texto legal alguno que altere la definición gramatical y clásica del aborto, es necesario concluir que para que exista aborto consumado es indispensable la expulsión prematura del producto de la concepción.
Corte Suprema, 9 de Abril de 1963.
R.T.60, parte, secc., 4ta, pág. 82.

….el aborto interesa al juez en cuanto es delito, vale decir, en cuanto es el resultado de una conducta humana prevista por la ley. En otras palabras el aborto no interesa mientras es un simple proceso biológico ajeno a la conducta humana. El aborto, delito ( normal ), debe ser resultado de una conducta externa del hombre, típica, antijurídica y culpable.
Corte de Apelaciones de Santiago, 18 de Junio de 1985, considerandos 5 y 6.
Gaceta Jurídica Nº 60, pág. 99.


En relación a la comprobación del cuerpo del delito.



El delito de aborto es un hecho complejo y cuya comprobación exige el establecimiento de las diversas circunstancias que señala el artículo 134 del C.P.P., existencia de la preñez, época del embarazo, signos demostrativos de la expulsión del feto y las causas que lo hubieren determinado.
Corte Suprema, 11 de Julio de 1969.
R.,T.66, 2da parte, secc. 4ta, pág.151

No habiéndose acreditado en el proceso que efectivamente, en el caso de autos, se produjo un aborto, ya que no arroja el expediente elemento de convicción valedero para darlo por establecido y que éste pudiere ser el resultado de una conducta extrerna del hombre, típica, antijurídica y culpable, los sentenciadores de segundo grado llegan a la conclusión que ambas procesadas deben ser absueltas del delito por el cual se les acusa.
Corte de Apelaciones de Santiago, 18 de Junio de 1985, considerando 15.
Gaceta Jurídica Nº 60, pág.101.

Que, si bien se ha establecido que la reo encontrándose embarazada de 11 semanas, presentó síntomas de aborto, los que determinaron su hospitalización y posterior intervención médica a la expulsión del feto, no lo es menos que no se acreditado que tales síntomas se deberían a la práctica de maniobras abortivas, ya fueran éstas de la misma probada en autos, la existencia del cuerpo del delito de aborto que se ha investigado.
Corte de Apelaciones de Santiago, 13 de Diciembre de 1985, considerando 9.
Gaceta Jurídica Nº 66, pág.85.

Aunque esa fue la intención de la reo, y los medios empleados eran idóneos para obtener lo que se proponía , la falta de objeto material del delito de aborto hace que el hecho no sea típico.
Corte de Apelaciones de Santiago, 1963.
RDJ, LX secc.Cta., año 1963, pág.77.

No procede admitir la existencia de una figura de cuasidelito de aborto, puesto que los tipos penales rectores de conductas culposas son aplicables al restringido ámbito de los delitos contra las persona…. La conducta del reo que produce desprendimiento de la placenta y obliga a una intevención cesárea de urgencia, que finalmente produce al cabo de tres horas la muerte del feto así extraído, por bronconeumonía o inmadurez pulmonar, no obstante el sufrimiento que le ha producido, no constituye ni un cuasidelito de homicidio ni un cuasidelito de aborto, atendida la ubicación de esta figura dentro de nuestro Código Penal…
Corte de Apelaciones de Santiago, 1987.
RDJ, LXXXIV Nº1, sec, cta.,año 1987, pág.33.

En relación con el aborto seguido de muerte.



Si la mujer tuvo un aborto por los golpes que le propinó su marido, a quién no podía menos que constarle el embarazo de ésta, que además era notorio, el marido es reo del delito de aborto forzado, pesar que la mujer falleció como consecuencia de las complicaciones derivadas del aborto.
Corte de Apelaciones de Concepción , 18 de Junio de 1931.
Gaceta Jurídica de 1931, pág.469.

El aborto seguido de muerte constituye un delito preterintencional, mezcla de dolo y culpa que, de acuerdo con el art.75 del C.P. debe castigarse con la pena asignada al delito más grave.
Corte Suprema, 1955, 1959 y 1960.
RDJ., LII 1955, p. 198.
RDJ., LVI, p.279.
RDJ., LVII, P. 60.

En relación con el aborto y el estado de necesidad.


Quien comete un delito de aborto en estado de necesidad, es punible, pero se beneficia de la atenuante contemplada en el artículo 11 Nº 5 del C.P., pues obra por un estímulo tan poderoso que naturalmente ha debido provocar arrebato u obcecación.
Corte de Apelaciones de Santiago, 14 de Abril de 1970.
R., de C.P.T. 29 Nº 1, de 1970, pág.69.

En relación con el facultativo que obra abusando de su oficio.



Obra imprudentemente en el ejercicio de la profesión de matrona aquella que interrumpe sin fines terapéuticos un embarazo, toda vez que el art. 226 del Código Sanitario prohibe, en general, la interrupción de un embarazo sin fines de esa naturaleza y en especial prohibe, a las matronas intervenir en curaciones ginecólogas u obstétricas, si no es bajo la dirección inmediata de un médico.
Corte de Apelaciones de Santiago, 1960.
RCP,XIX, Nº 1, 1960, pp. 81ss.
PENALIDAD DEL ABORTO

El Código Penal en sus artículos 343, 344 y 345, contempla las penas para quienes cometen un aborto.



Artículo 343 C.P.



Señala ” Será castigado con presidio menor en sus grados mínimo a medio, el que con violencias ocasionare un aborto, aun cuando no haya tenido propósito de causarlo, con tal que el estado de embarazo de la mujer sea notorio o le constare al hechor.”

Presidio menor en sus grados mínimo a medio, va desde 61 días a 3 años.

Artículo 344 del C.P.



Establece ” La mujer que causare su aborto o consintiere que otra persona se lo cause, será castigada con presidio menor en su grado máximo.”
Si lo hiciere para ocultar su deshonra, incurrirá en la pena de presidio menor en su grado medio.

Presidio menor en su grado máximo, va desde los 3 años y un día a 5 años.
Presidio menor en su grado medio, es de 541 días a 3 años.

Artículo 345 C.P.



Reza ” El facultativo que, abusando de su oficio, causare el aborto o coopere a él, incurrirá respectivamente en las penas señaladas en el artículo 342, aumentadas en un grado.

Encierro en Penitenciaría de 10 años y 1 día a 15 años.
Encierro en Penitenciaría de 5 años y 1 día a 10 años.
Encierro en presidio de 3 años y día a 5 años.

CAPITULO VII



ABORTO EN EL DERECHO COMPARADO



En la actualidad existe una tendencia a permitir el aborto, en un serie de situaciones que hace algún tiempo no se habrían aceptado. Hoy se castiga sólo en los casos que indica la ley en forma expresa; hay mayor libertad, incluso han nacido los llamados ” Movimientos Abortistas”.
En los países donde el aborto esta prohibido, es tipificado como un delito que atenta contra la vida, contra las personas, contra la integridad o como en nuestro país que es un delito que atenta contra el orden de la familia. Pero el aborto no ofende necesariamente el orden de las familias ya que es igualmente punible el aborto de una menor que el de una adulta, el de una mujer casada que el de una soltera; la verdad es que en una concepción puritana podría argumentarse que la vida sexual fuera del matrimonio es también un atentado en contra del orden de la familia.
El Código italiano de 1932 incluyó al delito de aborto en el epígrafe de los delitos contra la integridad y la sanidad de la estirpe y al decir de Antolisei, se trató de una situación sistemática, en estricta dependencia con la ideología política del régimen vigente en la época de emanación del Código, la mentalidad fascista.
En cuanto al Derecho alemán, la sistemática del aborto bajo el nacionalismo, postuló la inclusión del aborto entre los atentados contra la raza y la herencia. Una manifestación de la grotesca consecuencia a que llevó esta concepción fue la Ordenanza del 9 de Marzo de 1943, según la cual las personas de origen no alemán quedaban exceptuadas la prohibición del aborto.
El Código Belga, que sirvió de base en esta materia a nuestro Código, dio un tratamiento al aborto fuera de la protección de la vida, quedando incluido mediante una ligazón común con todo lo que concierne a la seguridad de la familia y el respeto a las costumbres.
Algunos sostienen que el aborto provocado dentro de los tres primeros meses de embarazo, no debería ser punible ya que sólo se esta en presencia de un embrión que no es ser humano ya que su cerebro no registra actividad bioeléctrica y su electroencefalograma es plano y silencioso; después habría actividad eléctrica registrable.
Hay legislaciones que expresamente describen el aborto como dar muerte al feto, como en Alemania, con lo que se evita, entre otras cosas, la eventual discusión sobre si se trata de un delito de lesión o de peligro o aun un delito con elemento subjetivo del tipo: delito de resultado cortado.
Sin embargo, la mayor parte de las legislaciones no identifican explícitamente aborto con feticidio, pese a lo cual la doctrina dominante se ha inclinado por la equiparación.
En Italia aunque tampoco el aborto es definido por la ley, se lo interpreta por la mayoría de los autores como matar al producto de la concepción.
Una opinión minoritaria, sin embargo, representada por Contieri y también por la jurisprudencia de la Corte Suprema italiana, se satisface para afirmar la existencia del aborto con la interrupción del proceso fisiológico de la gravidez.
En el Código italiano también esta previsto como tipo más grave el aborto sin consentimiento, y la propia ley especifica entre los casos que el consentimiento carece de valor en que éste provenga de una menor de catorce años o de una inimputable o si ha sido arrancado con violencia, amenazas, sugestión o engaño.
En el Derecho alemán, el aborto consiste en matar ( abtòten ) al feto y dentro de tal voz es posible incluir la no evitación de la muerte. En cambio, en Chile la ley usa la fórmula ” causar un aborto, ” lo que sugiere la idea de que el agente desencadena el proceso causal.
En relación con el aborto causado mediante violencia, podemos señalar que el Código Penal de la R.D.A., además de la muerte o grave daño causado culposamente a la mujer embarazada, está previsto un tipo calificado, que incluye, fundamentalmente, ya la conducta de emprender el hecho sin el consentimiento de la mujer encinta, ya el de inducir a ésta, mediante malos tratamientos, fuerza o amenaza, a causarse el aborto. Como se ve en ambos casos hay un abuso de la libertad de la mujer, que va desde la simple ignorancia de parte de ésta hasta las formas de influjo mediante coacción.
También en España, la doctrina dominante, en armonía con la jurisprudencia; define el aborto como ” Muerte del producto de la concepción humana, sea que se lo prive de vida intrauterina, bien cuando se llega al mismo fin por medios que provocan la expulsión prematura ” hasta conseguir muera al exterior por falta de condiciones de viabilidad.”
En España, a partir de 1985, la ley declaró expresamente no punible la práctica del aborto en los casos de riesgo para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada,delito de violación o de presunción de que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas.
El Código español, en su art. 411, distingue entre aborto sin consecuencias y con consentimiento, y agrava la pena si se emplea violencia, intimidación, amenaza o engaño, para realizar el aborto en el primer caso o para obtener el consentimiento en el segundo.


Disposiciones legales relativas al aborto en el Derecho Comparado



El artículo 345 del Código Penal de Colombia, establece:

” La mujer embarazada como resultado de acceso carnal violento, abusivo o de inseminación artificial no consentida que causare su aborto o permitiere que otro se lo cause, incurrirá en arresto de cuatro meses a un año. En la misma pena incurrirá el que causaré el aborto por estas circunstancias.”


El artículo 333 del Código Penal de México, dispone:

“No es punible el aborto causado sólo por imprudencia de la mujer embarazada, o cuando el embarazo sea resultado de una violación.”

El artículo 86, inciso 2 del Código Penal Argentino, prescribe:

” Incurrirán en las penas establecidas en el artículo anterior y sufrirán, además inhabilitación especial por doble tiempo que de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperen a causarlo.”
El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer embarazada, no es punible: Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto.

El artículo 417 bis del Código Penal de España, declara:

” No será punible el aborto practicado por un médico, o bajo su dirección en centro o establecimiento sanitario público o privado, acreditado y con consentimiento expreso de la mujer cuando concurran alguna de las circunstancias siguientes:

Que el embarazo sea consecuencia de un hecho constitutivo de delito de violación, del artículo 429, siempre que el aborto se practique dentro de los doce primeras semanas de gestación y que el mencionado hecho hubiese sido denunciado.

Que se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas, siempre que el aborto se practique dentro de las veintidós primeras semanas de gestación y que el dictamen, expresado con anterioridad al aborto, sea emitido por dos especialistas de centro o establecimiento sanitario, público o privado, acreditado al efecto y distintos de aquel por quien cuya bajo dirección se practique el aborto.
En los casos previstos en el número anterior, no será punible la conducta de la embarazada aun cuando la práctica del aborto no se realice en un centro o establecimiento público o privado acreditado o no se hayan emitido los dictámenes médicos exigidos.

El artículo 128 del Código Penal de Brasil anota:

” No se reprime el aborto provocado por médico, si el embarazo es resultado de estupro y el aborto esta precedido del consentimiento de la embarazada, o si fuere incapaz, de su representante legal.

El Código Penal de Ecuador, en su artículo 447, prevee:

” El aborto practicado por un médico, con el consentimiento de la mujer, de su marido o de familiares íntimos, cuando ella no estuviere en posibilidad de prestarlo, no será punible: Si el embarazo proviene de una violación o estupro cometido en una mujer idiota o demente. En este caso, para el aborto se requerirá el consentimiento del representante legal de la mujer.
El artículo 441-B del Código Penal de Cuba, prescribe: ” Si lo hiciere para ocultar su deshonra o por causa de su miseria, incurrirá en una sanción de privación de libertad de
un mes y un día a ocho meses.”

El mismo Código en el artículo 443 , consigna:

” Esta exento de responsabilidad criminal:

a)El que provocaré o llevaré a cabo, con su anuencia un aborto, cuando la gestación hubiere sido ocasionada por haberse cometido sobre la grávida, el delito de violación, rapto no seguido de matrimonio o de estupro.
b)El que provocaré llevaré a cabo, con la anuencia de los padres, cuando el propósito sea evitar la transmisión al feto de una enfermedad hereditaria o contagiosa de carácter grave.

ABORTO LICITO Y DERECHO COMPARADO



Señala Maurach que la justificación consagrada en la ley y en el derecho consuetudinario para la interrupción de un embarazo, en los casos en que éste sea necesario para evitar un serio peligro para la vida o la salud de la mujer embarazada y en lo que ella consiente, corresponde a un principio que ha suscitado dificultades en su delimitación.
En Chile, el problema quedó planteado ya desde el momento mismo de la redacción del Código, cuando en la sección 160 se intento excluir de la incriminación por aborto al ” médico que necesita causar el aborto para salvar la vida de una enferma en peligro”.
Se sostiene en la doctrina extranjera que está permitido el aborto si éste constituye el único medio para evitar un serio y directo peligro para la vida o salud de la mujer embarazada. Una parte de la legislación extranjera aborda el problema del aborto terapéutico con arreglo al régimen general del estado de necesidad, por ejemplo en Italia el aborto terapéutico es abordado con ese criterio en el art. 54 de su C.P. , cuando se pone en peligro la vida de la mujer o cuando exista el peligro de una grave enfermedad. Encuentra su apoyo dogmático en el régimen legal del estado de necesidad porque se alude al ” daño grave a la persona “. Solución que no es aplicable en nuestro sistema, en que esa justificante la del ( art. 10 Nº 7 del Cód. Penal ) tiene un alcance muy restringido, que sólo se extiende al daño en la propiedad ajena.
En la República Federal Alemana se suscitaron algunos problemas por la subsistencia en algunos Estados, de la llamada Ley de esterilización de la época del nazismo ( 1933-1935 ), en que se contenía una previsión explícita de la justificación del aborto si éste es realizado por el médico, con arreglo a las normas de su arte, para la impedición de un serio peligro para la vida o la salud de la mujer, supuesto el consentimiento de ésta. En los Estados en que fue derogada la jurisprudencia le reconoció una justificación supralegal.
En España, reconoce la doctrina predominante que el aborto terapéutico es obviamente impune, basta que se destruya el feto para salvar la vida o evitar graves riesgos en la salud de la madre. Los límites de la exención de responsabilidad se determinan con arreglo al fuero de la conciencia y del deber deontológico.
Suecia admite desde 1938 la interrupción del embarazo si hay peligro para la salud de la madre o para prevenir su agotamiento cuando, dadas sus condiciones de vida, el parto y los cuidados que ha de dar al hijo pueden dañar su salud física o mental.
En Suiza, se considera que no existe aborto en sentido legal cuando se práctica por un médico diplomado con el consentimiento por escrito de la mujer embarazada y al parecer conforme de un médico diplomado para evitar un peligro imposible de soslayar de otro modo para la vida de la madre o que amenace seriamente su salud.
En Estados Unidos, ha ganado el llamado ” Movimiento Liberalizador”, con una decisión en 1973 del Tribunal Supremo Federal, según el cual el aborto es la total responsabilidad del médico y la madre durante los tres primeros meses del embarazo; entre el tercer y sexto mes, el Estado puede intervenir para asegurar que la operación se realice en condiciones que no pongan en peligro la vida de la madre, y a partir del sexto mes de gestación el Estado puede prohibir la interrupción del embarazo, salvo que ponga en peligro la vida de la embarazada.
Códigos Penales de diversos países Latinoamericanos como, Argentina, México, Costa Rica, se refieren en forma expresa a este tipo de aborto.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License