Bioética. Medicina



Medicina. Ética médica. Avances técnicos. Moral científica. Modificación genética. Clonación



Avances científicos que aún no han podido ser asimilados y cuyas repercusiones éticas plantean graves cuestiones.

Este tema que vamos a tratar presenta las claras  dificultades que son inseparables de la temática de las Nuevas Tecnologías. Podríamos hablar de cientos de temas, como por ejemplo:

- Nuevas Tecnologías Reproductivas.
- CONTRATOS DE SALUD. CONTRATO DE ASISTENCIA MEDICA.
- PSICOANÁLISIS Y SIDA.
- EL GENOMA HUMANO Y LOS CONTRATOS DE SEGUROS.
- LA ADMINISTRACIÓN SUSTENTABLE DE LA BIODIVERSIDAD.
- PREVENCIÓN DEL DAÑO AMBIENTAL. ASESORAMIENTO Y EDUCACIÓN.
- PROYECTO GENOMA HUMANO.
- PRUEBAS GENÉTICAS: SU APLICACIÓN Y CONSECUENCIAS EN EL ÁMBITO LABORAL.

Pero el trabajo que aquí nos acontece hoy es sencillamente un intento de crear una visión global de la problemática que todo esto conlleva.
Empezaremos haciendo mención a los avances por ejemplo científico-tecnológicos, médicos, jurídicos, enfoques filosóficos y religiosos, la posición ética, la política actual, la apreciación económica, etc…
Una temática tan compleja requiere de una previa documentación, por eso recurrimos a Internet y a libros (pero que no sirvieron de mucho).

Los avances actuales empiezan a formar serios problemas de donde no los había, por ejemplo, el conocimiento total del genoma humano es algo ya patente en nuestros días, y en una sociedad como la actual que está movida por valores económicos, hemos empezado a poner precio a la vida. Empezaron poniendo precio a los nuevos genes descubiertos, de los cuales podrían fabricarse medicamentos mejores, posteriormente la clonación se hizo una realidad, hoy se está estudiando mejorarnos a nosotros mismos, y puede que en un futuro el hombre decida crear una raza obrera adaptada a las condiciones de trabajo más infrahumanas para no tener que hacer nosotros absolutamente nada, y si profundizamos más vemos que esto sería una realidad si el cambio climático que estamos provocando no fuese frenado a tiempo. Nos veríamos obligados a marcharnos del planeta o incluso aislarnos o genéticamente mejorarnos…

¿Todo esto es ético?, ¿Que pasaría si algo tan básico como el bienestar y la salud del individuo dejase de ser más que un mero servicio para aquellos que pudieran pagarlo?, ¿Que diría el planeta si nos pudiese hablar?, ¿Desde qué punto de vista ve la iglesia, la sociedad e incluso las teorías de la ciencia acerca de la reproducción natural y el equilibrio de la naturaleza de la reproducción artificial?… Hemos llegado al punto en  el que ya no sabemos dónde está el final de lo lógico y moral, la diferencia entre lo correcto y lo que no es posible desde la ética. El planeta y toda la vida no está preparada para lo que acontecerá al planeta, a la humanidad en sí, si no hacemos lo que es éticamente correcto.
El problema quizás sea que hoy en día tenemos opiniones para todos los gustos, éticamente hablando. Nos movemos en plataformas electrónicas que nos hacen ver lo que queremos ver.
La televisión, la prensa, las redes,… En todas esas superplataformas actuales cualquiera puede dar su punto de vista, desde esos nuevos medios que hemos creado diariamente se nos lava el cerebro con nuevas informaciones que han sido manipuladas para que sean de nuestro agrado, siendo esto una realidad, ¿Cómo frenar a la masa caprichosa que se mueve por valores egoístas?, La conclusión es que únicamente por la ética del individuo podría lograrse.
La bioética nació en el siglo XIX, y no precisamente en la moral cristiana, nació porque en esa época había un desorden moral y científico que de alguna forma debía finalizar; los que lo iniciaron fueron a causa de los descubrimientos de Mendel y Berg.

La segunda mitad del siglo XX se caracterizo por un desarrollo espectacular de la medicina, psicología, genética, y la pedagogía.
La importancia de estos descubrimientos hace, sobretodo, que seamos orientados hacia un  camino erróneo según la moral cristiana. Por eso, ante la posibilidad de poder modificar las cosas genéticamente(mendel), calificar los espermas y los óvulos, y otros avances científicos hicieron que el hombre se hiciera un ser manipulable. Esto dio el pensamiento a muchas personas de que se podía fabricar un superhombre que pudiera acabar con toda la raza humana que ahora conocemos. Y todo este proceso se ha realizado sin apenas reflexión; solo se ha contado con la cuena voluntad de los científicos. Todos estamos tentados a asumir que todo puede ser modificado, incluso todo lo impensable, hasta la mente.
Esta claro que resultan fascinantes los adelantos, y en general la ciencia de la biotecnología. Pero esos éxitos generalmente aceptados han de pasar necesariamente por la mente de todas las personas, y no todos la aceptan. Los hombres, ante estas situaciones que se les plantea la vida se plantean una serie de preguntas como puede ser:

¿En que consiste la misión de la vida?
¿Hay derecho a tener hijos, sea como sea?
¿Es bueno para la sociedad y para la misma persona que el hijo que nazca sea lo mejor posible?
¿Las personas tienen derecho a tener en la intimidad sus características genéticas?.

El hombre tiene derecho a dudar de las consecuencias de la propia condición de mejor hombre que ha existido(sapiens sapiens). El panorama es contradictorio, poco diseñado. Da lugar al discurso sobre la cultura de la ciencia y como nos pasa factura.
Por si no fuera poco, la opinión jurídica también esta a favor de todos los acontecimientos, para poder dar una respuesta a las preguntas que se no pueden responder.
Así científicos, políticos, pensadores, y la sociedad entera están pidiendo ayuda a las éticas más antiguas y inquietantes: la bioética.
El trabajo de los científicos no lo podemos considerar como que esta libre de cumplir los requisitos de la iglesia éticos, y el desarrollo de la bioética es imprescindible para de alguna forma poder poner unos limites a los científicos para que no  dejen a banda las preocupaciones morales imprescindibles.
Como decía Bertrand Russell “Una apreciación de las finalidades de la vida es cosa que hay que añadir a la ciencia si esta tiene por deber el conducirnos a la felicidad.


LA MANIPULACIÓN GENETICA:



El hombre se ha pasado la vida corrigiendo los hábitos de la naturaleza para hacerla a su agrado, para que le sirva de mas ayuda y que la pueda modelar a su agrado; ha transformado plantas para hacerlas mas útiles para sus cultivos, ha domesticado animales para que les pudieran ayudar con las faenas del campo. En definitiva, que el hombre ha modelado la naturaleza que le rodeaba hasta el punto que nos puede asustar y todo. Pero ya estamos acostumbrados a ver pajaritos enjaulados o peces con acuarios, perritos en las casas, y ya no nos producen ningún tipo de sorpresa.
Podría decirse que el hombre empezó de verdad cuando empezó a dominarlo todo, porque primero tenia necesidad, y luego ya porque tenia ganas o curiosidad sin limites.
Por esto no es extraño que a veces cuando algún científico ha rebasado la barrera ética y se ha adentrado en su propia curiosidad personal, si la sociedad se ha enterado de esto se ha producido una disparidad de opiniones de todos los gustos y colores.
Algunos piensan que los avances están bien, sobretodo la gente llana del pueblo, pero casi siempre la iglesia es la única o una de las pocas que se oponen a estos avances. Pero como una persona de la iglesia tiene mas poder que un centenar del pueblo llano pues siempre sale venciendo la iglesia.
Hay veces que la iglesia se guía no en lo moralmente bueno o aceptable, sino que se malinterpreta las sagradas escrituras y hace que un propósito que  podría servir de mucho en el mundo sea rechazado con el consecuente daño que se hace a todas las personas.
Vamos a dejar un poco de la cuestión de la iglesia para hablar un poco de la sociedad de hoy en DIA, de cómo se alimenta, costumbres, que utiliza para hacerse la vida mas fácil, etc.

La industria biotecnológica esta lanzando al mercado productos que tienen parecer perfecto, pero son artificiales. Las consecuencias para el planeta y la salud humana son imprevisibles. Ahora se pueden producir tomates más maduros que los anteriores modificados genéticamente, y que maduran mas lentamente que lo normal.
Tendríamos que pensar que pasaría si estos tipos de alimentos fuesen tóxicos para los seres humanos, podrían haber consecuencias terroríficas sobre el planeta. Cuando la artificialidad esta en el tomate, no en la hamburguesa, no es mucha más grande la parte de alimentos agrícolas que diariamente se consumen, frutas, verduras, etc…
Hay que preguntarse si lo verdaderamente toxico no es la hamburguesa a la cual esta destinada la salsa del tomate transgénico. Sea como sea biólogos filósofos y juristas han de continuar reflexionando juntos y sacando conclusiones a la sociedad.
La responsabilidad realmente del científico no es solo dar una investigación transparente, sino también transmitir, con constancia y insistencia la importancia de su investigación científica. Esta será la única forma de conseguir evitar el sensacionalismo de los medios de comunicación y las consecuencias para la sociedad.

“Conflictos ya viejos como los creados por las técnicas de reproducción asistida se presentan casi cuando uno se plantea aquellos que generan los nuevos conocimientos sobre el genoma humano” este comentario de James Peris viene a reflejar el inminente peligro que hay al aceptar los avances y que sean usados con un fin distinto al que se había planteado anteriormente.
Hay veces que se necesita cambiar esas ideas que nos impiden el desarrollo de una manera plena y no limitada. Cuando un modelo no nos sirve para explicar una cosa tenemos que cambiarlo por otro que si que nos sirva para explicar tal motivo, por eso, si no modificamos las ideas éticas puede ser una causa injustificada de que no podamos alcanzar un pleno desarrollo solo por la mera causa de que no sea aceptable moralmente, cuantas cosas se han hecho sin que fueran moralmente aceptables, por ejemplo, en una guerra se matan a personas civiles que no han hecho nada, esto no es moralmente aceptable, pero en cambio la ONU estuvo bombardeando durante varias semanas varias poblaciones, matando a gente indefensa que no había hecho nada, recurriendo al camino de la fuerza, que tenia que ser el ultimo camino, como los animales, recurren a la ley del mas fuerte para ver quien se lleva la mejor parte. Y viniendo otra vez al tema principal, en cambio se permite matar a miles de gente inocente y no se permite clonar a seres, con la repercusión favorable que podría tener en la humanidad al poder volver a tener especies extinguidas de animales que murieron hace tiempo y se conserva algún ejemplar en algún bote, y en cambio esto no es aceptado.

La religión y la filosofía van en contra de todos estos avances que solo son inventados para la comodidad y avaricia del hombre, contra cualquier razonamiento ético. El hombre es casi perfecto con el aspecto que tiene al ser concebido, no tiene por que ser mejorado.
Además, una de las perfecciones del hombre es que no hay dos iguales. Lo cual nos hace a cada uno especiales. El hombre es un animal, y como tal debe temer sus mismas funciones vitales. El hombre no tiene por que manipular a un ser humano, para que sea mejor, hacer clones.
Pero también hay que pensar que no existe nada perfecto, todo llega a su fin, puede que nuestras ansias de mejorar y de comodidad sean las mismas que nos hagan desaparecer, dejando atrás las cosas naturales y la vida no manipulada, para ser todos como maquinas hechas para una serie de tareas concretas y una vida totalmente monótona y planeada, un mundo sin amor, afecto, risas y otras muchas cosas que en nuestro quehacer  diario parecen tan normales delante de nuestros ojos, y sin embargo no lo son.
Bueno, esperando que le haya gustado esta pequeña abreviación de todo lo que hemos leído se despiden cordialmente.

Autor:

Er DeivY