Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Campaña de Planificación Familiar y Salud reproductiva en Perú parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Deontología en Comunicación. Programa Sanitario peruano. Bienestar social. Sexualidad sana. Métodos anticonceptivos. Ética publicitaria 



Salud Reproductiva, normas y leyes en el proceso de implementación de una Campaña de Comunicación.



Introducción:



A principios de la década pasada se inicia en el país una intensa campaña de Planificación Familiar y Salud Reproductiva. Según los estudios realizados para entonces la tasa de natalidad se había incrementado casi en un %, motivo por el cual el gobierno empieza a fomentar mediante campañas masivas el uso de métodos anticonceptivos para reducir la tasa de natalidad y los niveles de pobreza que se agudizaban. De acuerdo a las proyecciones oficiales del INEI Cuadro 1, en el Perú de 1995 hay poco más de 6.1 millones de mujeres en edad fértil (de 15 a 49 años) que representan algo más de la cuarta parte de la población total y el 51.5% del total de mujeres. El 55% de mujeres en edad fértil es actualmente unida, pero un 15% adicional, aun cuando no tiene una pareja viviendo con ella, es sexualmente activa; con ello, el porcentaje de mujeres expuestas al riesgo de embarazo representa el 70% del total de mujeres en edad fértil -4.3 millones -, que requieren información, educación y servicios de salud sexual y reproductiva. Esto en lo que se refiere a tasas y programas de salud reproductiva.

En cuanto a leyes, normas o códigos que reglamenten la Comunicación en Salud no existen por el momento algo específico, sin embargo es importante tomar en cuenta los códigos de Radio y Televisión, el código de ética de Publicidad , la Ley General de Salud (L.G. 26842). Cabe citar que el Ministerio de Salud ha publicado la Política Nacional de Comunicación para la Salud, sin embargo esta no es tomada en cuenta por los consultores y todas aquellas personas que trabajan en la creación de programas de Comunicación en Salud.

Es importante para nosotros en este trabajo, el demostrar que aún cuando no existen las normas específicas para estos programas y de no tomarse en cuenta la Política Nacional para la Salud, las personas que realizan campañas de Salud y que trabajan en esta área tienen sus propios parámetros en cuanto a ética y moral.

I. Panorama Nacional


En el Perú los servicios de salud reproductiva deberían - idealmente - incluir información y servicios de planificación familiar, educación y servicios de atención pre - natal, obstétrica y de post - parto, información y educación sobre paternidad responsable, prevención y tratamiento de la infertilidad, de las infecciones del aparato reproductivo y de las enfermedades de transmisión sexual, información y educación sobre sexualidad humana, salud sexual y derechos reproductivos, los mismos que en El Cairo fueron definitivamente consagrados como parte de los derechos humanos reconocidos por las leyes nacionales.

Los derechos reproductivos se basan en la facultad elemental que asiste, sin excepción, a todos los individuos y parejas de decidir libre y de forma responsable el número de sus hijos y el momento de tenerlos, y de disponer de información, consejería y servicios para lograrlo. Los derechos reproductivos se ejercen a través de la planificación familiar, mediante el uso de métodos - tradicionales o modernos - para espaciar o limitar los nacimientos

En el área de Planificación Familiar, la comunicación, aspecto fundamental en la interacción entre personas -que consiste en transmitir y recibir mensajes a través de diferentes medios- permite relacionarnos con mayor armonía, promoviendo el entendimiento entre las partes y con ello la tolerancia y la paz. Sin embargo, por ser el proceso de comunicación bastante complejo -ya que involucra diferentes actores-, se requiere la voluntad de las partes para que continúe hacia una madurez orientada a lograr un bienestar común.

El planeamiento de políticas de población compromete al Estado. En el caso de la Planificación Familiar, la eficiencia de la comunicación es crucial; por el hecho de involucrar la sexualidad, la equidad de género, la salud preventiva, valores religiosos, éticos y culturales, que debemos compatibilizar con los derechos humanos universalmente reconocidos.

Este Plan de Acción ha sido aceptado por el Gobierno del Perú en el marco de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (Conf. De El Cairo). Así mismo el Ministerio de Salud ha publicado la Política Nacional de Comunicación para la Salud, que es un aporte al tema, y que refuerza la importancia de la salud preventiva y de las acciones de información, educación y comunicación.

En Febrero se oficializa por Resolución del Ministerio de Salud 071-96, el Programa Salud Reproductiva y Planificación Familiar 1996-2000, que plantea misión, objetivos, metas, estrategias, líneas de acción y actividades que el Sector deberá implementar para mejorar el estado de la salud reproductiva de las personas en todas las etapas de su vida, reconociendo su condición de derecho humano y social fundamental. A pesar que el concepto de salud reproductiva (SR) incluye, sin agotarlo, al programa y actividades de Planificación Familiar. El Programa de Salud Reproductiva y Planificación Familiar que forma parte del presente Programa Nacional de Población orienta las acciones intersectoriales que contribuyen al logro del objetivo de salud integral planteado por la política de salud.

Las líneas de acción de este programa son cinco: comunicación, educación y capacitación y evaluación e investigación. Los responsables de ejecutar estas líneas de acción son el Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano (PROMUDEH), Ministerio de Salud (MINSA), Ministerio de Educación, Instituto Peruano de Seguridad Social (IPSS) y organismos no gubernamentales en consulta con las organizaciones de base, especialmente las de mujeres.

A partir de la década del ochenta se han realizado campañas de comunicación en Planificación Familiar en el Perú. Si bien aún hoy se las recuerda, no han significado un esfuerzo sostenido en el tiempo.

APROPO con el apoyo financiero de USAID y la Asistencia Técnica de The Futures Group y la Universidad John Hopkins, viene desarrollando campañas integrales de comunicación en planificación familiar.

Estas campañas fueron presentadas en el Foro de las ONG, como parte de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo, y merecieron el elogio por su carácter positivo y motivador. Fueron seleccionadas con las campañas de Egipto, Zimbabwe e Indonesia como ejemplo a imitar.

A lo largo de estos años, se ha desarrollado campañas genéricas y de marca, cuya combinación ha significado lo siguiente:

- El tema de la sexualidad y la planificación familiar viene siendo discutido ampliamente para dejar de ser un tema tabú.
- Entretenimiento como un vehículo de educación para un acercamiento mayor al público - objetivo.

En el caso de condones “Piel” se lanzó la primera campaña masiva difundiendo la noción de parejas responsables. Las ventas superaron ampliamente las expectativas.

- Incrementar los niveles de recordación de mensajes que aumentan cada año, así como la participación de los medios que evidencia la importancia e interés en esta temática.
- Disminuir mitos y rumores sobre los métodos anticonceptivos y la sexualidad responsable, incrementando el uso de la consejería telefónica y la asistencia a centros y servicios de planificación familiar tanto del Ministerio de Salud como del Instituto Peruano de Seguridad Social y de las ONG, así como algunas clínicas particulares.

La comunicación en población es un tema cuya relevancia no es reconocida del todo, tan es así que solamente ha sido limitada a asuntos menores como folletería, materiales impresos y reuniones - talleres esporádicas.

El programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de las Naciones Unidas (1994) define que “la salud reproductiva es un estado de bienestar físico, mental y social y no de mera ausencia de enfermedades o dolencias, en todos los aspectos relacionados con el sistema reproductivo y sus funciones y procesos”.

Por su parte, la atención de la salud sexual y reproductiva abarca un conjunto de métodos, técnicas y servicios que deben ofrecerse con competencia técnica, en un marco de respeto a la población, eliminando posibles prejuicios socio - culturales y actitudes discriminatorias basadas en el sexo, la edad, el estado civil o el grupo ético.

La salud sexual y reproductiva es un derecho fundamental de varones y mujeres y un requisito básico para lograr el desarrollo humano, el progreso socioeconómico y el desarrollo sostenible.

En este sentido, el Programa Nacional de Población 1997- 2001 tiene como objetivos específicos y metas el promover, a través de la información y educación, la participación de la pareja en el auto cuidado  de la salud materno perinatal, y el acceso al control prenatal, parto y puerperio con personal calificado, la definición de Salud Reproductiva de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo de El Cairo (CIPD) que ratificó la concepción de salud de la OMS. En esta conferencia se definió la salud reproductiva como:

“Un estado general de bienestar físico, mental y social, y no de mera ausencia de enfermedades o dolencias en todos los aspectos relacionados con el sistema reproductivo y con sus funciones y sus procesos.” (Cap. 7.2)

Se ha reconocido oficialmente la existencia de los derechos reproductivos, como parte importante de los derechos humanos:

“el derecho básico de todas las parejas e individuos a decidir libre y responsablemente el número de hijos, el espaciamiento de os nacimientos y el intervalo entre estos, y a disponer de la información y de los medios para ello y el derecho a alcanzar el nivel más elevado de salud sexual y reproductiva. También incluye su derecho a adoptar decisiones relativas a la reproducción sin sufrir discriminación, coacciones ni violencia.”( Cap. 7.3).

Este concepto de salud reproductiva engloba por tanto, el derecho a tener relaciones sexuales gratificantes y enriquecedoras sin coerción, sin temor de infección o de embarazos no deseados; la posibilidad de regular la fecundidad sin el riesgo de efectos secundarios peligrosos; el derecho a un embarazo y un parto seguros; y el derecho a dar a luz y criar niños saludables.

Asimismo, el concepto de salud reproductiva incluye el de salud sexual, cuyo propósito es el realce de la vida y de las relaciones personales y no simplemente la consejería y cuidado relacionado con la reproducción y las enfermedades de transmisión sexual.

En consonancia con las anteriores definiciones, la atención de la salud reproductiva es definida por el CIPD como:

“El conjunto de métodos, técnicas y servicios que contribuyen la salud y bienestar reproductivos al evitar y resolver los problemas relacionados con la salud reproductiva. Incluye también la salud sexual, cuyo objetivo es el desarrollo de la vida y de las relaciones personales y no meramente el asesoramiento y la atención en materia de reproducción y de enfermedades de transmisión sexual.” ( Cap. 7.2)

La Plataforma de Acción de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, se reconoce que “La mujer tiene derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud física y mental. El disfrute de este derecho es esencial para su vida y su bienestar y para su capacidad de participar en todas las esferas de la vida pública y privada. La salud de la mujer incluye su bienestar emocional, social y físico; contribuyen a determinar su salud tanto factores biológicos como el contexto social, político y económico en que vive.”

II. Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo. El Cairo 1994.



III: Ley General de Salud: (Ley N º 26842)



Titulo 1. De los derechos, deberes y responsabilidades concernientes a la salud individual.



Artículo 5: toda persona tiene derecho a ser debida y oportunamente informada por la Autoridad de Salud sobre medidas y prácticas de higiene, dieta adecuada, salud mental, salud reproductiva, enfermedades transmisibles, enfermedades crónico degenerativas, diagnostico precoz de enfermedades y demás acciones conducentes a la promoción de vida saludable. Tiene derecho a recibir información sobre los riesgos que ocasiona el tabaquismo, el alcoholismo, la drogadicción, la violencia y los accidentes.

Así mismo, tiene derecho a exigir a la Autoridad de Salud a que se le brinde, sin excepción de causa, información en materia de salud, con arreglo a lo que establece la presente ley.

Artículo 6: toda persona tiene el derecho a elegir libremente el método anticonceptivo de su preferencia, incluyendo los naturales, y a recibir, con carácter previo a la prescripción o aplicación de cualquier método anticonceptivo, información adecuada sobre los métodos disponibles, sus riesgos, contra indicaciones, precauciones, advertencias y efectos físicos, fisiológicos o psicológicos que su uso o aplicación puede ocasionar.

Para la aplicación de cualquier método anticonceptivo se requiere del consentimiento previo del paciente. En caso de métodos definitivos, la declaración del consentimiento debe constar en documento escrito.

Artículo 14: Toda persona tiene el derecho de participar individual o asociadamente en programas de promoción y  mejoramiento de la salud individual o colectiva.

IV. Artículos aplicables a las Campañas de Comunicación en Salud (Salud Reproductiva)



1. Código de Ética Publicitaria.


Artículo 3: Los anuncios deben ser juzgados teniendo en cuenta que, por lo general, el consumidor se ve influido por el mensaje publicitario debido a que lleva a cabo un examen superficial del mensaje.

Artículo 9: todo anuncio debe caracterizarse por el respeto a la dignidad de la persona y a su intimidad, al núcleo familiar, al interés social, a la moral, credo y buenas costumbres, a las autoridades constituidas, a las instituciones públicas y privadas y a los símbolos patrios.

Artículo 10: Los anuncios no deberán favorecer o estimular la discriminación sobre la base de raza, religión, sexo, orientación sexual, nivel cultural o económico, limitaciones físicas, etc. La decencia de los anuncios será evaluada tomando en cuenta el contexto, el medio, la audiencia, el producto o servicio y los parámetros de decencia, cultura y moral que prevalezcan el lugar y momentos correspondientes y en determinada comunidad.

Los anunciantes deberán tomar en cuanta la sensibilidad pública antes de emplear material que pudiera resultar ofensivo.

El hecho de que un producto o servicio en particular pueda ser considerado indecente para algunas personas deberá ser revisado en dad caso, no significa que ello será suficiente para objetar su validez.

Artículo 14: Los artículos deberán emplear un lenguaje acorde con las buenas costumbres y el sentido de la decencia. No podrá emplear término soeces ni expresiones que afecten la susceptibilidad del público. Se evitará, en la medida de lo posible, el maltrato del idioma.

Artículo 27: Los testimonios deberán ser absolutamente genuinos y no deberán contener ninguna alegación o presentación visual que induzca a engaño. Los testimonios ficticios no podrán ser presentados como si fueran testimonios reales.

Los testimonios no constituyen por sí solos prueba de la veracidad de las opiniones vertida en el anuncio. Las opiniones deberán sustentarse, en la medida de lo posible, con pruebas independientes sobre su exactitud.

Artículo 62: Los anuncios deberán especificar en que consiste la enseñanza, los alcances de sus programas y las limitaciones de los mismos.

Artículo 66: Los anuncios de aquellos productos y servicios, que no están regulados específicamente en los artículos anteriores, serán evaluados a partir de los principios generales consagrados en este Código y por aplicación de analogía.

Artículo 67: La vigencia del cumplimiento de las normas de conducta establecidas en este Código descansará en el Consejo de Autoregulación Publicitaria (CONAR). El anunciante, la Agencia de Publicidad o el Medio de Comunicación que tome parte en el planeamiento, creación o difusión de un anuncio, debe considerarse responsable del cumplimiento de las normas de este Código.

Esta responsabilidad abarca todo el anuncio en toda su forma y contenido, incluyendo testimoniales, afirmaciones o declaraciones y presentaciones visuales originadas en otras fuentes.

2. Código de Ética de la Radiodifusión Peruana.



Artículo 9: La Radiodifusión cuidará por propia iniciativa el buen gusto en la información comercial al público en general, auto regulando su contenido y el tiempo de sus espacios dedicados a transmitirlos.

V. Entrevistas:



Entrevista a Marilú Wiegold


Entrevistador.- En algún momento entra la ética del financista para la elaboración de proyectos?

Wiegold.- Yo no creo que se pueda hablar de la ética de la financiera, yo creo que es un compromiso de las dos partes del mostrador, es decir, si habláramos solamente de la ética de la agencia que financia el proyecto y no se hablara de la ética de la institución que lleva a cargo el proyecto, estaríamos hablando de una institución no ética que se hace cargo del proyecto

Nosotros hemos trabajado, bueno cuando yo gerencie todo el proyecto de APROPO se trabajaba con financiamiento de la agencia para el desarrollo internacional del Gobierno de los Estados Unidos, AID, evidentemente AID es una agencia del Estado Norteamericano interesada en promover la planificación familiar, pero fundamentalmente interesada diría yo en promover las necesidades de población de cada uno de los países en los que interviene y evidentemente la propuesta de AID era coincidente con la propuesta de APROPO, en términos de trabajar todo el tema de la Planificación Familiar desde una perspectiva mucho más cualitativa, mucho menos demográfica, en donde el objetivo es propiciar la decisión de las personas para decidir cuando y cuántos hijos quiere tener y el propiciar mecanismos de información para que las personas en edad reproductiva puedan tomar esas decisiones.

Entrevistador.- En el momento de propiciar las campañas, hasta dónde se puede llegar en lo de mostrar al público de un condón,  porque generalmente se ve en la publicidad una pareja joven  y nada más.

Wiegold.-  Estamos hablando de los límites y las responsabilidades, yo creo que hay medios y medios, contextos y contextos, es decir, a mí si me parece totalmente útil agarrar en una charla de capacitación, un plátano y mostrarle a un grupo de jóvenes cómo se coloca el condón sobre un pene erecto, porque evidentemente muchos de los problemas que tiene el condón, mucha de la tasa de falla del condón, en muchos casos está referida al mal uso; es decir, si tú no te colocas bien el condón, el condón pude romperse, el condón puede salirse; entonces a mí si me parece lícito y válido que se muestre como usarlo.

No me parece lícito y válido mostrarlo a través de un medio masivo porque puede caer, porque el mensaje le puede llegar a una persona inapropiada, es decir, el mensaje le podría llegar a un niño y el niño podría no entender de qué se trata o los padres o las madres de esos niños podrían sentir que se está vulnerando de alguna manera el conocimiento que tiene el niño, entonces me parecería inapropiado hacerlo a través de un medio masivo.

Por eso digo yo, creo que cuánta información se dé depende del medio o del canal que se elija.

Si estamos trabajando con un medio tan masivo como es la Televisión, yo creo que no es propio mostrar el uso de un condón, salvo que estemos muy seguros de que audiencia es la que nos va a ver; porque podría quedar un poco desfasado en términos de audiencia.

Entrevistador.- Se supone que uno debe respetar el derecho y la libertad de las personas hasta donde comienza el tuyo;  ¿el Gobierno es tan libre de proponer campañas como la ligadura de trompas y la esterilización masculina?

Wiegold.- Bueno yo estoy en total desacuerdo con lo que ha hecho el Gobierno.

Mira a mí me han tocado vivir momentos en los que el tema de la Planificación Familiar estaba totalmente debajo de la mesa, yo recuerdo haber lanzado la segunda campaña de Planificación Familiar cuando se iba un Ministro y llegaba otro,. En su despacho nosotros habíamos puesto unos folletitos sobre métodos anticonceptivos en donde se incluía la ligadura y la vasectomía, llegó un asesor del Ministro saliente y retiró todos los folletitos de las carpetas que entregábamos a los periodistas; yo me acerqué al señor este a preguntarle que por  qué  y me dijo que ellos no apoyaban los métodos definitivos y que los folletos apoyaban los métodos definitivos, entonces yo le dije que se incluían los métodos definitivos como uno más de la gama de los métodos y hubo un pequeño altercado; entonces de alguna manera un señor vinculado al Opus Dei totalmente en contra de los métodos anticonceptivos.

En ese momento trabajar Planificación Familiar, no estoy hablando de muchos años atrás, estoy hablando del año 94, primer semestre del año 95; trabajar Planificación Familiar era, digamos dentro de la dirección de Planificación Familiar era fácil, pero uno se topaba con algunas instancias institucionales en donde había rechazo al tema de promover la Planificación Familiar a través de métodos modernos.

A partir del año 95, el 28 de julio, Fujimori sale con un discurso donde se comienza a promover de manera abierta el tema de la Planificación Familiar desde mi punto de vista muy positivo en términos generales, muy negativo en términos de que, según mi juicio el gobierno de alguna manera lo que pretendía era trabajar el tema de lucha contra la pobreza incorporando el tema de Planificación Familiar, es decir,  disminución de la tasa global de fecundidad para que hayan menos pobres; desde mi punto de vista filosóficamente hablando, es una concepción demasiado demográfica.

Yo insisto y creo que los derechos de las personas no deben vulnerarse y cada persona es libre y soberana sobre su vida reproductiva, es decir, yo decido cuantos hijos quiero tener, lo que hay que hacer es darle a las mujeres y a los varones también los mecanismos necesarios para que ellos tengan elementos para tomar la decisión; empoderar a las mujeres en un contexto como el peruano donde hay un grupo de personas que tienen poca información, bajo nivel de escolaridad, etc., no sé si podemos hablar de decisiones libres y soberanas, hay que dar información, hay que de alguna manera empoderar a estas mujeres par que sean capaces de tomar decisiones que son importantes y que afectan a su vida no solamente reproductiva sino a su vida en general.

Si  bien yo estoy de acuerdo con el Gobierno, apoyo el tema de la Planificación Familiar; no estoy de acuerdo con los mecanismos que ha llevado; si creo que los métodos definitivos son una opción, pero son una opción para mujeres multíparas, para mujeres que no desean tener mayor fecundidad y para mujeres informadas o para varones informados y aquí lo que se ha hecho es una cuestión absolutamente compulsiva con metas que el Ministerio y los prestadores del servicio tenían que cumplir porque el Gobierno se trazó una reducción de la tasa global de fecundidad para el año 2000; entonces, cómo haces eso, generando esta cosa totalmente compulsiva; contra eso estoy en absoluto desacuerdo porque vulnera la libertad y la capacidad de decidir libre y soberanamente sobre tu vida. Yo creo que ha habido una fuerte lesión a los derechos sexuales y reproductivos de las personas en esta campaña.

Entrevistador.- ¿Para usted en las campañas no se deben mostrar ciertas cosas porque los  niños pueden llegar a mal interpretar el mensaje?

Wiegold.- Yo no creo que sea porque los niños puedan mal interpretar , sino  porque los niños no conocen la información; no todos los niños manejan el mismo nivel de información, creo que hay que respetar eso, a eso me refiero; ahora, yo si creo que es importantísimo que los niños, los chicos, las chicas tienen que manejar información sobre sexualidad pero ese es otro rollo. Lo que pasa es que si yo como madre o como padre decido que  este nivel de información lo voy a postergar, un medio de comunicación no puede vulnerar tu decisión, creo que hay ciertos límites.

Entrevistador.- Es un poco el criterio del que hace la campaña y los medios para poder difundir la información

Wiegold.- Yo creo que es un problema de medios, de contextos y de formatos; creo que a través de una charla o de comunicación interpersonal se puede hablar muchísimo más, si yo estoy en una consulta y tú vienes a pedirme información sobre como se usa el condón, perfecto, yo saco un plátano o saco un modelo de pene y entonces te enseño a usarlo; pero no necesariamente el medio televisivo es el medio más adecuado; entonces es un problema no de reducir la información sino de ubicar a través que medios y de que canales se da la información; no es solamente una perspectiva ética, sino es una perspectiva también de eficiencia  y el mostrar a través de un medio masivo una cosa así, tal ves puede generar un fenómeno de evasión y puede ser finalmente pernicioso sin perjuicio del tema ético.

Entrevistador.- ¿Hay algún tipo de restricciones por ejemplo para mostrar o no mostrar un plátano o un modelo de pene en una campaña?

Wiegold.- No hay restricciones, yo creo que son restricciones que se impone la lógica y la ética de quienes producen los mensajes y quienes dirigen las estrategias y tiene que ver un poco con la onda que quieres comunicar.

Por ejemplo en el caso de Piel, yo creo que Piel fue absolutamente revolucionario, se lanzó en el mundial de fútbol, a nosotros nos criticaron mucho, ¿cómo se habla de condones en un mundial de fútbol?, es decir, todos los niños, los jóvenes, todo el mundo  lo ve.

Nuestro mensaje fue un mensaje absolutamente positivo, primero con un posicionamiento como responsabilidad de parejas, protección de parejas responsables, se lo pone el hombre, lo usan los dos; había una novedad en términos de posicionamiento, de responsabilidad sexual de a dos, de hombre y de mujer; segundo, no se muestra el condón más que en un sobrecito en determinado momento y de una manera muy light, lo que se busca con el comercial de Piel es generar una atracción; es absolutamente atractivo, hacer el amor es totalmente maravilloso, hay gente linda haciendo el amor; pero hay que hacerlo de manera responsable; yo creo que no ameritaba mostrar como se usa un condón, hay otros espacios de educación formal o no formal para capacitar en el uso específico, aquí lo que se buscaba era reconocer el producto como un producto válido para tener sexo sin el peligro de un embarazo no deseado.

Entrevistador.- Era una campaña más de lanzamiento de un producto que de salud reproductiva.

Wiegold.- En el caso de Piel, el objetivo de la marca era lanzar un producto, lanzar un condón que además se posesionara como el líder del mercado y nosotros logramos tener 38% de participación en el mercado, (líder indiscutible) por un conjunto de razones que tienen que ver con el mercado, nos interesaba tener el líder para de alguna manera determinar el precio de la competencia, nos interesaba blanquear el uso del condón, nos interesaba tener el líder para que los Sultanes y Play Boys de alguna manera vayan desapareciendo del mercado.

En el caso de las campaña de Planificación Familiar “Los tromes”, lo que nos interesaba era básicamente la  promoción de una actitud responsable y también la derivación a los servicios.

Son dos casos totalmente diferentes.

Entrevistador.- Dado el caso que la campaña tuviera otros objetivos ¿hubieran tenido problemas en cuanto a leyes, si se optaba por mostrar cosas que ustedes no mostraron o decir cosas que no se dijeron?

Wiegold.- Hasta donde yo sé hay un INDECOPI que tiene la capacidad de defender al consumidor, capacidad para tratar aquellas cosas que se consideran lesivas a la moral y a las buenas costumbres.

Nosotros de hecho hicimos un vídeo en el que se mostraba como se usaba un condón y lo mostramos en talleres de capacitación en salas de consulta y en una oportunidad lo pasamos a través de un programa de televisión, el programa de Yuli en donde se anunció y se sabe que hay amas de casa y se fue anunciando durante el programa lo que se iba a pasar, entonces: “Guerra avisada no mata gente”.

Entrevistador.- ¿Es ofensivo mostrar un pene colocándose un condón?

Wiegold.- Para mí no es ofensivo, pero si podría ser molesto para alguna gente, por todo el rollo del pudor.

Por ejemplo cuando las mujeres de los sectores populares hablan de sus partes, no son capaces de mencionar que tienen senos o busto, o que un hombre tiene pene, esto tiene que ver con la cultura y yo creo que la cultura hay que respetarla, si te enfrentas a mujeres que te hablan de sus partes, entonces, no tienes por que hablarles de penes y testículos.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License