Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Cartografía Parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Mapa. Coordenadas geográficas. Relieve. Escala. Proyecciones cilíndricas, acimutales y cónicas. Exploración cartográfica



Introducción.



En la actualidad es muy común ver un mapa e identificar en él rasgos del territorio que se nos hacen familiares. Pero no siempre fue así, en la antigüedad los primeros seres humanos vieron la necesidad de comunicar a sus familiares en donde poder encontrar agua, alimento, animales de caza y otras características importantes del terreno en donde vivían.

Con el paso del tiempo, hubo necesidad de perpetuar esos conocimientos, comenzaron pintando en las paredes de sus cuevas, pero como tenían necesidad de llevar consigo la forma de llegar a un punto determinado en el terreno, comenzaron a elaborar esos croquis en pieles de animales.

Estos croquis del lugar, fueron haciéndose más precisos con forme avanzaba la ciencia; y conforme crecían las civilizaciones era necesario tener un mapa que tuviera en él la forma que tomaban los territorios de un imperio. A partir de este momento nace la cartografía como ciencia.

Hoy en día, la utilización de estos mapas impresos se hace cada vez más obsoleta y se ve desplazada por nuevas tecnologías, que por su sencillez y facilidad de interpretación facilitan la ubicación de puntos sobre la superficie de la tierra.

Estas tecnologías, la mayoría de ellas vía satélite, han ayudado al hombre desde materias como la milicia o la explotación de recursos naturales hasta el salvamento de personas víctimas de accidentes o desastres naturales.

En pocas palabras, la cartografía ha hecho la vida del ser humano más fácil, ya que con ella los habitantes de una región conocen a la perfección su territorio y pueden de esta manera, saber con seguridad en donde obtener recursos naturales o donde construir viviendas de forma segura.


La cartografía o trazado de mapas es, al mismo tiempo, un conjunto de técnicas y una materia de estudio académico. La realización de mapas en el pasado requería de:



- Saber encontrar y seleccionar la información sobre diferentes aspectos de la geografía a partir de fuentes diversas, para después sintetizar los resultados en un único grupo de datos consistente y preciso.

- Técnicas y habilidades de diseño con el fin de crear un mapa final que consiga representar con fidelidad la información, para que los lectores, que poseen diferentes grados de habilidad en la lectura de mapas, puedan interpretarlo correctamente.

- Destreza manual y técnicas de diseño gráfico para simplificar y dibujar la información mediante símbolos, líneas y colores, de modo que el amontonamiento o el desorden sean mínimos y el mapa resulte legible.

Pero no existe un modo correcto de trazar mapas. El modo depende de las herramientas de las que dispone el cartógrafo, del propósito del mapa y de la base de sus conocimientos. Sin embargo, sí existen diversos métodos empíricos que pueden servir de guía al cartógrafo.


Antecedentes históricos.



En épocas remotas, los mapas que se elaboraban, eran dibujos sobre la tierra por medio de símbolos, estos mapas primitivos daban la localización de recursos naturales y de cómo llegar a ellos. Poco a poco, estos dibujos rudimentarios hechos en la tierra fueron desplazados por dibujos en las paredes de sus cavernas; este fue el primer gran cambio, ya que un mapa podía ser ampliado o modificado sin el temor de perder el dibujo original, además que al utilizar pintura; ese dibujo duraría más.

Los mapas más antiguos que existen fueron realizados por los babilonios hacia el 2300 a. de C. Estos mapas estaban tallados en tablillas de arcilla y consistían en su mayor parte en mediciones de tierras realizadas con el fin de cobrar los impuestos.

También se han encontrado en China mapas regionales más extensos, trazados en seda, fechados en el siglo II a. de C. Parece que la habilidad y la necesidad de hacer mapas es universal. Uno de los tipos de mapas primitivos más interesantes es la carta geográfica realizada sobre una entramado de fibras de caña por los habitantes de las islas Marshall, en el sur del océano Pacífico, dispuestas de modo que muestran la posición de las islas.

El arte de la cartografía también se desarrolló en las civilizaciones maya e inca. Los incas, ya en el siglo XII de nuestra era, trazaban mapas de las tierras que conquistaban.

Se cree que el primer mapa que representaba el mundo conocido fue realizado en el siglo VI a. de C. por el filósofo griego Anaximandro. Tenía forma circular y mostraba el mundo conocido agrupado en torno al mar Egeo y rodeado por el océano.

Uno de los mapas más famosos de la época clásica fue trazado por el geógrafo griego Eratóstenes hacia el año 200 a. de C. Representaba el mundo conocido desde Gran Bretaña, al noroeste, la desembocadura del río Ganges, al este, y hasta Libia al sur. Este mapa fue el primero en el que aparecieron líneas paralelas transversales para señalar los puntos con la misma latitud. En el mapa también aparecían algunos meridianos, pero éstos tenían una separación irregular.

Hacia el año 150 de nuestra era, el sabio griego Ptolomeo escribió su Geographia que contenía mapas del mundo. Éstos fueron los primeros mapas en los que se utilizó de forma matemática un método preciso de proyección cónica, aunque tenía muchos errores como la excesiva extensión de la placa terrestre euroasiática.

Tras la caída del Imperio romano la cartografía europea casi dejó de existir; básicamente sólo permanecían aquellos trazados por los monjes, cuya preocupación principal era teológica (presentaban Jerusalén como el centro del mundo) y no les importaba tanto la exactitud geográfica. Sin embargo, los navegantes árabes realizaron y utilizaron cartas geográficas de gran exactitud durante el mismo periodo.

El erudito árabe Al Idrisi realizó un mapa del mundo en 1154. Los navegantes mediterráneos, de entre los que destacaban los mallorquines, comenzaron aproximadamente en el siglo XIII a preparar cartas marítimas, generalmente sin meridianos o paralelos pero con unas líneas que mostraban la dirección entre los puertos más importantes. Estos mapas se denominaban portulanos.

En el siglo XV se imprimieron en Europa los mapas de Ptolomeo que, durante varios cientos de años, tuvieron una gran influencia en los cartógrafos europeos.

Se considera que el mapa realizado en 1507 por Martín Waldseemüller, un geógrafo alemán, fue el primero en designar con el nombre de América a las tierras transatlánticas recién descubiertas. El nombre de América es un reconocimiento a la labor de Américo Vespucio, quien comenzó a trazar los mapas de sus viajes por el continente una vez instalado en Sevilla (1508) al servicio del rey Fernando. Tanto Solís, Pinzón, Juan de la Cosa como Vespucio contribuyeron con sus expediciones al trazado de los primeros mapas de los que se tiene conocimiento sobre el continente americano.

Los llamados planisferios de Salviatti y de Castiglione, ambos aproximadamente de 1525, son importantes documentos de la cartografía de la época en la cual se basaron mapas posteriores. El planisferio de Castiglione fue regalado a éste por el emperador Carlos V. El mapa de Waldseemüller, impreso en 12 hojas separadas, fue de los primeros en el que se separaban con claridad Norteamérica y Sudamérica de Asia.

En 1570, Abraham Ortelius, un cartógrafo flamenco, publicó el primer atlas moderno, Orbis Terrarum, que contenía 70 mapas. En el siglo XVI, muchos cartógrafos elaboraron mapas que iban incorporando la creciente información que aportaban los navegantes y los exploradores.

Gerardo Mercator sigue considerándose como uno de los mayores cartógrafos de la época de los descubrimientos; la proyección que concibió para su mapa del mundo resultó de un valor incalculable para todos los navegantes.

La precisión de los mapas posteriores aumentó mucho debido a las determinaciones más precisas sobre latitud y longitud y a los cálculos sobre el tamaño y forma de la Tierra. Los primeros mapas en los que aparecían ángulos de declinación magnética se realizaron en la primera mitad del siglo XVII, y las primeras cartas que mostraban las corrientes oceánicas se realizaron hacia 1665.

En el siglo XVII se establecieron los principios científicos de la cartografía y las inexactitudes más notables de los mapas quedan constreñidas a las partes del mundo que no se habían explorado.

Hacia finales del siglo XVIII, cuando decayó el espíritu explorador y comenzó a desarrollarse el nacionalismo, un gran número de países europeos comenzó a emprender estudios topográficos detallados a nivel nacional. El mapa topográfico completo de Francia se publicó en 1793, con una forma más o menos cuadrada y con una medida de aproximadamente 11 m de lado. El Reino Unido, España, Austria, Suiza y otros países siguieron su ejemplo.

En 1879 se organizo en los Estados Unidos el Geological Survey (estudio geológico) con el fin de realizar mapas topográficos de gran escala en todo el país. En 1891, el Congreso Internacional de Geografía propuso cartografiar el mundo entero a una escala 1:1.000.000, tarea que todavía no ha concluido.

En el siglo XX, la cartografía ha experimentado una serie de importantes innovaciones técnicas. La fotografía área se desarrolló durante la I Guerra Mundial y se utilizó, de forma más generalizada, en la elaboración de mapas durante la II Guerra Mundial.

Los Estados Unidos, que lanzaron en 1966 el satélite Pageos y continuaron en la década de 1970 con los tres satélites Landsat, están realizando estudios geodésicos completos de la superficie terrestre por medio de equipos fotográficos de alta resolución colocados en esos satélites.

Pero a pesar de los grandes avances técnicos y de los conocimientos cartográficos, quedan por realizar estudios y levantamientos topográficos y fotogramétricos de grandes áreas de la superficie terrestre que no se han estudiado en detalle.

La base de un mapa moderno es un estudio detallado que proporcione las localizaciones geográficas y las relaciones entre una serie de elementos del área a cartografiar. En la actualidad, la información obtenida de los levantamientos fotogramétricos aéreos complementa la información proporcionada por el tradicional método de los levantamientos topográficos del terreno.

Los primeros mapas producidos por instituciones cartográficas oficiales, a comienzos del siglo XIX, suponen un archivo de información de vital importancia sobre la evolución del paisaje hasta nuestros días, ya que muestran industrias olvidadas y antiguas líneas de ferrocarril o caminos hoy abandonados. Estos mapas proporcionan pruebas sobre tierras que pueden estar contaminadas debido a la utilización que de ellas se hizo en el pasado.

La realización de mapas y las circunstancias en que se efectuaron son temas de estudio académico, ya que pueden explicar ciertos aspectos de la mentalidad de esa época histórica.

Algunos de estos mapas históricos, han sido encontrados en excavaciones hechas en México, que han sido fechados en la época prehispánica en mesoamérica. Esta forma especial de cartografía mejor conocida por códices, los cuales, pueden contener datos históricos, cartográficos, religiosos, genealógicos (referentes a la descendencia de una persona o familia), económicos o etnográficos (referente al estudio descriptivo de las razas humanas).

Códices, como el de Kingsborougth, el Mapa de Santa Cruz de la Ciudad y Valle de México, los del Códice Xólotl y el Plano en Papel de Maguey, son los más importantes, ya que gracias a ellos se ha logrado identificar el lugar exacto en donde se establecieron cada una de estas “altas culturas”.

Pero no todos los códices cartográficos han sido traducidos por completo, uno de los más importantes para conformar la historia del centro de México es Mapa de Coatlíchan, en el cual aparecen viarias localidades importantes identificadas hasta el momento como Mexicapán, Culhuacán y Tlalnáhuac; pero, por desgracia, el contenido de este códice no ha sido interpretado.

Existen numerosos de estos códices que cubren zonas como Oaxaca, área del Centro de México, Tlaxcala, Puebla, Guerrero, Morelos, Veracruz e Hidalgo.

La antigua cartografía floreció tras la invención de la imprenta. Durante cinco siglos los cartógrafos diseñaron los mapas sobre papel. Los métodos con los que creaban la imagen que iba a ser impresa evolucionaron, desde el grabado sobre arcilla y cobre hasta los trazados en plástico y la creación de las máscaras de color por medio de sofisticadas técnicas fotográficas.

En los últimos treinta años, y sobre todo desde 1990, la situación de la cartografía ha cambiado de forma radical debido a la introducción de ordenadores (computadoras). Los primeros trabajos de este tipo los realizaron meteorólogos y biólogos en Suecia, Gran Bretaña y Estados Unidos. Pero los trabajos más importantes los llevaron a cabo británicos y estadounidenses durante el periodo de 1968 a 1973, extendiéndose más tarde a todo el mundo.


Toda esta labor de investigación dio lugar a cambios significativos que han transformado definitivamente la cartografía. Podemos señalar los siguientes:



Los mapas se realizan ahora, generalmente, a partir de las bases de datos informatizadas. La computadora ya no se utiliza sólo para automatizar las técnicas cartográficas de trazado tradicionales, sino que se ha convertido en un instrumento que controla la cantidad y calidad de los datos, los fusiona, selecciona aquellos que puedan resultar de mayor interés y refleja los resultados del modo en que desea el usuario.

La adaptación de los resultados a las demandas de los clientes potenciales es algo corriente. Así, en algunos países se ha conseguido que el cliente pueda seleccionar en la pantalla de una computadora un área que le interese y que el mapa adopte la forma que él desee. El mapa se imprime en papel y su contenido dependerá de la elección del usuario y de la escala que escoja entre unos límites aproximados de 1:100 a 1:5.000.

Los mapas virtuales son algo común hoy en día. Estos mapas se visualizan en la pantalla y no pueden imprimirse en papel.
Los programas de computadora y los datos para realizar este tipo de mapas son cada vez más accesibles al público. Debido a todas estas razones existen ahora más mapas que nunca, y estos mapas los realizan a menudo personas que no tienen ninguna preparación cartográfica.

Algunos de estos mapas se alejan mucho del antiguo estilo de mapa lineal. Las distorsiones geométricas de la fotografía aérea y de las imágenes de satélite pueden corregirse ahora con programas informáticos y obtener una resolución excelente para algunos lugares en los que los mapas anteriores se habían quedado anticuados, por no reflejar los cambios producidos, o para ciertos tipos de paisajes como estuarios y otros humedales.

Cartografía Prehispánica.



Uno de los rasgos de las culturas indígenas de la región conocida como Mesoamérica es la escritura jeroglífica. Aunque no se sabe con exactitud cuando se inicio en Mesoamérica la practica de hacer libros; se cree que la practica de pintar manuscritos data del período Clásico.

Desgraciadamente sólo ha sobrevivido un pequeño numero de códices prehispánicos y un grupo más numeroso de códices coloniales. Los manuscritos pictóricos que contienen calendarios y datos religiosos son de incalculable valor para interpretar las antiguas practicas religiosas; los que contienen anales prehispánicos y coloniales sirven para reconstruir la historia de México.

Como la practica de elaborar libros por los indígenas estaba muy arraigada, estos continuaron aun después de la conquista española. Estos libros eran útiles para las autoridades civiles españolas, a las cuales les interesaba disponer de registros históricos, administrativos y de tipo económico, así mismo eran importantes para la iglesia que deseaba conocer el paganismo para erradicarlo mejor.

En la elaboración de los códices se utilizaron variados materiales, entre los que destacan el papel obtenido del ámate y quizá de otras fibras vegetales. También se pintaban sobre pieles curtidas de animal y probablemente sobre lienzos de algodón.


Los manuscritos mesoamericanos realizados en la época prehispánica y en los comienzos de la época colonial tenían las siguientes formas:



- La tira. Como su nombre lo indica es un pedazo, o varios pedazos unidos relativamente estrecha. Esta se podía encontrar doblada o enrollada.

- El biombo. Es un manuscrito pintado sobre una tira doblada a manera de pliega o biombo. Este es el formato más característicos de los códices prehispánicos.

- El lienzo. Es un pedazo o varios pedazos cosidos de tela, a menudo de grandes dimensiones. Este es la forma mas común de representar registro de áreas, la historia y los límites de los pueblos.

- La hoja. Como su nombre lo indica se refiere a un manuscrito pintado sobre un solo pedazo de material, sin uniones. En ocasiones una hoja que se ha desprendido de u códice extraviado se incluye en esta categoría.

Como en el área Maya era la una parte que tenia una escritura jeroglífica, los sistemas de los códices prehispánicos del área de Oaxaca y del Centro de México no llegan a ser verdaderamente escrituras ya que no puede recobrarse la totalidad del lenguaje.

Para su estudio y clasificación, los códices se han dividido por sus periodos de elaboración y las características que tienen en sus materiales y técnicas, se clasifican como sigue:



- Códices prehispánicos. Datan de antes de la conquista y se han encontrado cerca de 14 de ellos.

- Códices coloniales indígenas. Fuero hechos durante los siglos XVI y XVII, contienen principalmente contenidos religiosos.

- Códices coloniales mixtos. Estos fueron hechos a partir del siglo XVI y sus contenidos son muy variados, entre los que destacan los económicos, históricos y genealógicos así como mapas y planos de propiedad.

En lo que concierne a los códices cartográficos, haremos un recuento de los que existen, en que material fueron hechos, a que zona pertenece y cual es su contenido:



- LIENZO DE ZACATEPEC NUMERO 1.



Manuscrito en tela, mide 325 por 225 centímetros.
Area de Oaxaca.
Contenido cartográfico e histórico.


- CODICE MIXTECO POSTCORTESIANO.



Manuscrito realizado en papel europeo, mide 85 por 87 centímetros.
Area de Oaxaca.
Contenido cartográfico e histórico.


- LIENZO DE COIXTLAHUACA NUMERO 1.



Manuscrito realizado en tela, mide 425 por 300 centímetros.
Area de Oaxaca.
Contenido cartográfico e histórico.

- MAPA DE TEOZACOALCO.



Manuscrito realizado en papel europeo, mide 145 por 130 centímetros.
Area de Oaxaca.
Contenido cartográfico e histórico.

- CODICE DE QUIOTEPEC Y CUICATLAN.



Manuscrito realizado en papel europeo, mide 61 por 102 centímetros.
Area de Oaxaca.
Contenido cartográfico e histórico.


- LIENZO DE LA CHINANTLA.



Oleo sobre tela. Palimpsesto, mide 110 por 130 centímetros.
Area de Oaxaca.
Contenido cartográfico e histórico.


- LIENZO DE GUEVARA.



Copia sobre tela, mide 309 por 98.5 centímetros.
Area de Oaxaca.
Contenido cartográfico e histórico.


- MAPA DE LACHIYOO.



Manuscrito realizado en papel europeo, mide 107 por 85 centímetros.
Area de Oaxaca.
Contenido cartográfico.


- MAPA DE SANTA CRUZ, DE LA CIUDAD Y VALLE DE MEXICO.



Manuscrito realizado en piel curtida de animal, mide 78 por 114 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico.


- PLANO EN PAPEL DE MAGUEY (PLANO PARCIAL DE LA CIUDAD DE MEXICO).



Manuscrito realizado en papel indígena, mide 238 por 168 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico.


- MAPA DE COATLICHAN.



Manuscrito realizado en papel indígena, mide 45 por 42 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico.


- CODICE KINGSBOROUGH.



Manuscrito realizado en papel europeo con 72 hojas, mide 29.8 por 21.5 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido histórico, cartográfico y económico (tributos).


- CODICE DE HUAMATLA (FRAGMENTO 5).



Fragmento realizado en papel indígena, mide 242 por 95centimetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.


- PINTURA DE CONTLANZINCO.



Oleo realizado sobre tela, mide 74 por 53.5 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.


- MAPA DE SAN PEDRO TLACOTEPEC.



Oleo realizado sobre tela, mide 74 por 53.5 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.

- MAPA DE CUAUHTINCHAN NUMERO 1.



Manuscrito realizado en papel indígena, mide 113 por 167 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.

- MAPA DE CUAUHTINCHAN NUMERO 2.



Manuscrito realizado en papel indígena, mide 109 por 204 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.


- MAPA DE CUAUHTINCHAN NUMERO 3.



Manuscrito realizado en papel indígena, mide 92 por 112 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.

- MAPA DE CUAUHTINCHAN NUMERO 4.



Manuscrito realizado en papel indígena, mide 113 por 158 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.

- HISTORIA TLTECA-CHICHIMECA.



Manuscrito realizado en papel europeo con 52 hojas, mide 30 por 22 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.


- CODICE DE CHOLULA.



Manuscrito realizado en papel indígena con dibujos en ambos lados, mide 112 por 166 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.


- CODICE DE AZOYU NUMERO 1.



Manuscrito realizado en papel indígena pintado por ambos lados en forma de biombo doblado en 36 hojas, mide 20.5 por 23 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido histórico, genealógico y cartográfico.


- MAPA DE TEPECUACUILCO.



Fragmento realizado en papel indígena, mide 113 por 102 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico.

- LIENZO DE SAN JUAN DE NAYOTLA.



Oleo sobre tela, mide 194 por 236 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.


- LIENZOZ DE TUXPAN, NUMERO 1 al 16.



Manuscrito realizado sobre tela, dimensiones no determinadas.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.

- LIENZO DE JUCUTACATO.



Pintura sobre tela, mide 203 por 263 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.

- LIENZO DE SEVINA.



Pintura sobre tela, mide 125 por 97.5 centímetros.
Area de Centro de México.
Contenido cartográfico e histórico.


Características de los Mapas.



Un mapa es la representación de un área geográfica, que suele ser generalmente una porción de la superficie de la Tierra, dibujada o impresa en una superficie plana. En la mayoría de los casos, un mapa es más una representación del terreno a modo de diagrama que una representación pictórica; habitualmente contiene una serie de símbolos aceptados a nivel general que representan los diferentes elementos naturales, artificiales o culturales del área que delimita el mapa.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License