Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Andalucía parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




SECTOR PRIMARIO Y SUS SUBSECTORES



La agricultura es una actividad en la que se obtienen productos vegetales al cultivar la tierra. Andalucía es la primera región agrícola de España gracias a su clima favorable y a que sus tierras son muy fértiles, es decir, producen buenos vegetales.
Las plantas necesitan agua para crecer; por eso hay dos tipos de cultivo, según les baste con el agua de lluvia o además necesiten regarse:

- Los cultivos de secano no necesitan riego artificial sino que les basta con el agua de lluvia. Son los que más predominan en las llanuras interiores, en donde se cultiva el olivo, la vid y los cereales, como el trigo y la cebada; también se cultiva el girasol y árboles frutales como el almendro.

agricultura en andalucia

- Los cultivos de regadío necesitan regarse artificialmente. Se extienden por las vegas de los principales ríos y por las costas de Almería, Granada y este de Málaga. Los cultivos de regadío más importantes son el arroz, la remolacha azucarera, el algodón, los frutales y las hortalizas, como los pimientos y los tomates. Gracias a los invernaderos en la costa de Almería, Granada y Málaga se pueden obtener varias cosechas al año.


NACIMIENTO Y EVOLUCION DE LA AGRICULTURA



Desde el principio del periodo neolítico el hombre cultivo los cereales, que utilizo para hacer gachas, pan y bebidas fermentadas; así como las lentejas, el guisante y el lino. En el neolítico se usaba ya una hoz integrada por dientecillos de silex, montados sobre una pieza de madera. Alemania conoció el arado en la edad del bronce; era de madera de roble y consistía en una especia de azada arrastrada, que habría la tierra sin volverla. Este tipo de arado se usaba todavía en Grecia en el siglo VIII a.C. También en aquella época se hicieron ya hoces de bronce. La viticultura debió comenzar en Mesopotamia y Egipto en tiempos prehistóricos, de donde se extendió a Grecia y los griegos la propagaron por Italia, Francia y España. Los arboles frutales no alcanzaron desarrollo hasta la época clásica. Las actividades agrícolas del antiguo Egipto son perfectamente conocidas a través de su arte, su principal avance consistió en las obras de irrigación. Aunque todos los pueblos en la antigüedad fueron buenos agricultores, sobresalieron entre ellos los Caldeos y los Babilonios. Griegos y Romanos la hicieron prosperar, y con ellos surgen los nuevos escritores y tratadistas sobre temas incidentales o, en cierto modo, sistemáticos de agricultura: Jenofonte, Teofrasto y Exiodo entre los primeros, y Caton, M. Terencio Varron, Virgilio, Corumela y Plinio el joven, entre los últimos. Estos conocieron ya el valor del estiércol y perfeccionaron el arado, con la reja de hierro, todavía en uso con la clasificación de romanos. Durante la Edad Media, los grandes monasterios funcionaron a modo de granjas colectivas y dieron la pauta, puesto que los monjes eran los únicos que podían aprovecharse de la cultura escrita del pasado. Luego surgió la propiedad comunal de los pueblos. Los Árabes perfeccionaron notablemente los sistemas de riego y dejaron en el levante y Sur de España, en este sentido, notables huellas de su paso. También tuvieron notables tratadistas. El descubrimiento de América y el de las rutas para la india fue de fecundidad extraordinaria; de América vinieron numerosas plantas como la patata, el tabaco, etc.. y halla se llevaron otras del Viejo Continente. En el siglo XVII Alemania e Inglaterra hicieron prosperar su agricultura, y la ultima también su ganadería; pero el gran progreso fue realizado a partir del siglo XVIII, a consecuencia del avance en las ciencias experimentales. Los nombres de Thaer (1809), verdadero fundador de la agronomia moderna; de Davy (1813), que se ocupo de química agrícola; de Saussure, que estudio la descomposición del anhídrido carbónico del aire por las plantas; de Sprengel (1828), descubridor de la importancia del nitrógeno en la vida vegetal; de Liebig (1840), creador de los abonos artificiales y que sometió a normas científicas la alimentación del ganado y de las plantas; Osborne (1846), que hizo el primer ensayo de mecanización del arado mediante el vapor, cuya utilidad practica demostró Fowler (1858), merecen ser recordados. Posteriormente, los avances de la química hicieron tomar gran incremento al cultivo de plantas, con miras industriales, y aquella ciencia, junto con la bacteriología y la entomología, van dando cada vez mayor sentido científico a la agricultura.
La ganadería consiste en criar, alimentar y cuidar animales, como las vacas, las cabras, las ovejas, los cerdos y los caballos, para obtener productos animales como carne y leche. Tiene menor importancia económica en Andalucía que la agricultura. El ganado se concentra en zonas poco aptas para ser cultivadas, como por ejemplo las zonas montañosas.

- El ganado ovino (ovejas) es el más importante de todos ellos. Se cría en las provincias de Córdoba y Granada.
- El ganado porcino (cerdos) se da especialmente en los encinares de Sierra Morena.
- El ganado bovino (vacas y toros) se cría en el Valle del Guadalquivir.
- El ganado equino (caballos) presenta ejemplares de fama mundial en la provincia de Cádiz.
- El ganado caprino (cabras) se da por toda la región.

La pesca es la obtención de grandes cantidades de pescado para el consumo humano. Nuestra Comunidad es la segunda región pesquera de España por la gran extensión de sus costas y por sus buenos puertos y caladeros cercanos. Un caladero es un lugar en el mar en donde abunden los peces que consumimos.
Hay dos tipos de pesca, según se realicen lejos o cerca de la costa.
- La pesca de altura se realiza lejos de nuestro litoral, sobre todo en la costa de África. Se pesca el atún, la merluza y el calamar. En la pesca de altura los barcos están varios días en alta mar.
- La pesca de bajura se practica cerca de todo el litoral andaluz, capturándose boquerones, sardinas y mariscos. En la pesca de bajura los barcos suelen regresar al puerto cada día.
Los principales puertos pesqueros son el de Huelva y Cádiz en el Atlántico y los de Algeciras, Málaga y Almería en el Mediterráneo.


LA POLITICA PESQUERA EN LA COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA.



En el consejo de Ministros de los días 21 y 22 de diciembre de 1995, la Comisión presento su Comunicación titulada “La aplicación de las medidas técnicas en la política común de pesca” (COM(95) 669 final). El documento concluía que las reglamentaciones tácticas actualmente en vigor (para el Atlántico, Báltico y Mediterráneo, respectivamente) no han sido suficientemente eficaces a la hora de reducir las capturas de juveniles y sugería algunos modos de mejorar su eficacia.
A partir de este documento, la comisión se comprometió a presentar, antes del 1 de junio de 1996, propuestas de modificación de las medidas técnicas existentes que mejorasen su eficacia para evitar la captura de juveniles, Este nuevo reglamento, cuando se adopte, sustituirá al Reglamento del Consejo (CEE) nº 3094/86 por el que se establecen determinadas medidas técnicas de conservación de los recursos pesqueros en el Atlántico.
En relación con esta propuesta, cabe considerar dos aspectos fundamentales:
En primer lugar, se proponen dos tipos de medidas para reducir las capturas de juveniles: mejorar la selectividad de los artes de arrastre en relación con la legislación existente y limitar la actividad pesquera en determinadas zonas y periodos en los cuales los juveniles son abundantes.
En segundo lugar, la experiencia obtenida de la aplicación de la normativa vigente demuestra que las normas existentes son complejas, difíciles de comprender (tanto para los gestores como para los pescadores) y difíciles de aplicar. Estas dificultades contribuyen a hacer la reglamentación menos eficaz. Por consiguiente, la propuesta actual incluye disposiciones que pretenden ser simples, comprensibles y aplicables.


La selectividad de los artes de arrastre.



En la selectividad de los artes de arrastre influyen una serie de factores: la dimensión de la malla, el diámetro del torzal, el empleo de determinados mecanismos (redes de arrastre selectivas, paños de red de malla cuadrada), etc. Estas posibilidades no se excluyen entre sí; al contrario, en algunos casos pueden aparecer combinadas. Sin embargo, es sabido que la única manera verdaderamente eficaz de mejorar la selectividad de los artes de arrastre es el incremento de la malla. En consecuencia la propuesta se concentra en un incremento general de la dimensión de las mallas, en relación con la situación actual, pero también incluye disposiciones para otras características de las artes de pesca. Al mismo tiempo, el empleo de paños de red de malla cuadrada para incrementar la separación de las especies o para mejorar la selectividad se convierte en obligatorio para las dimensiones de malla más grandes.

Tamaños mínimos de desembarque.


Dado que se armonizan las dimensiones mínimas de malla para los artes de arrastre, también se armonizan los tamaños mínimos de desembarque. Además, los tamaños mínimos de desembarque se tienen en cuenta para aquellas especies que constituyen la parte más importante de la captura y por consiguiente determinar el comportamiento de los patrones del barco. Estos tamaños mínimos de desembarque corresponden, en la medida de lo posible, a la selectividad de la red de arrastre: para las especies demersales grande, el tamaño mínimo de desembarque se ha calculado como el L25 para la dimensión de malla que corresponde a cada una de las especies, si existen datos de selectividad. La medida L25 para una dimensión de malla determinada corresponde a la longitud de un pescado dado, un 25% de cuyos individuos quedan retenidos en la red de que se trate.
Es decir, estos tamaños mínimos de desembarque quedan establecidos de tal manera que el tamaño de malla adecuado para una especie o grupo de especies particular tendera a capturar peces del tamaño correcto.

Estructura y presentación.



Para lograr que el reglamento resulte sencillo, fácil de comprender y fácil de aplicar, la propuesta tiene en cuenta dos aspectos:

Aspectos sustanciales.

Las excepciones a las disposiciones generales se han mantenido en el mínimo.

Aspectos formales.

El lenguaje empleado ha sido lo más directo y claro posible.

Para simplificar el reglamento:

Algunas excepciones que existían en la reglamentación actual no hacen mas que complicarla y ya no están justificadas no son necesarias. Estas excepciones no se han incluido en la presente propuesta.
Algunos requisitos administrativo relacionados con excepciones especificas se han sacado del texto, y serán objeto de Reglamentos de la Comisión.

Para hacer el texto comprensible:

Se propone una presentación y una estructura nuevas y más fáciles de usar. Los artículos se han acortado y se dota de títulos a los capítulos y a los artículos para aclarar su contenido.
Si se introduce una excepción o una disposición o una disposición especial, existe también un “considerando” para explicar las razones que justifican estos casos. La idea es que todas las disposiciones del reglamento estén convenientemente explicadas.
Propuesta de REGLAMENTO (CE) Nº DEL CONSEJO por el que se establecen determinadas medidas técnicas de conservación de los recursos pesqueros.


EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA.



Considerando que el Reglamento (CE)…. del Consejo constituye la versión codificada del Reglamento (CEE) 3094/86 del Consejo, de 7 de octubre de 1986, por el que se establecen determinadas medidas técnicas de conservación de los recursos pesqueros, texto que ha sido objeto de frecuentes y sustanciales modificaciones;
Considerando que la experiencia de aplicación del Reglamento (CEE) nº 3094/86 ha puesto de manifiesto ciertas deficiencias de las que se derivan problemas de ejecución de las normas y que deben ser rectificadas, esencialmente mediante la reducción del numero de características técnicas de las dimensiones de malla, la supresión del concepto de especies protegidas y la limitación del numero de redes con dimensiones de malla diferentes que pueden mantenerse a bordo (articulo 5 y 9); considerando que es por ello necesario reemplazar el Reglamento (CE)… con un nuevo texto, con la excepción del Articulo 11 y parte del Articulo 9;
Considerando que es preciso determinar los principios y procedimientos necesarios para establecer a escala comunitaria las medidas técnicas de conservación de forma que cada Estado miembro pueda gestionar la actividad pesquera en las aguas marítimas bajo su jurisdicción o soberanía;
Considerando que es preciso alcanzar un equilibrio entre la adaptación de las medidas técnicas de conservado a la diversidad de las pesquerías y la necesidad de normas homogéneas de fácil aplicación;
Considerando que el apartado 2 del articulo 130 R del Tratado establece el principio de que todas las medidas comunitarias deben integrar las exigencias de la protección del medio ambiente;
Considerando que, con vistas a la protección de los juveniles del arenque, deben adoptarse disposiciones especiales sobre la captura y el mantenimiento a bordo del espadín;
Considerando que para tener en cuenta la actividad pesquera tradicional de ciertas zonas, es preciso adoptar disposiciones especificas sobre la captura y el mantenimiento a bordo de anchoa y atún;
Considerando que la utilización de redes de cerco de jareta en los bancos de peces que suelen aparecer junto con mamíferos marinos puede producir la captura y muerte de dichos mamíferos; considerando que, no obstante, la utilización correcta de las redes de cerco de jareta constituye un eficaz método para capturar exclusivamente la especie objetivo (articulo 38); considerando que por ello debe prohibirse cualquier maniobra de pesca con artes de cerco sobre los mamíferos marinos.
Considerando que para no entorpecer las actividades de investigación científica, repoblación artificial o trasplante, las disposiciones del presente Reglamento no deberán aplicarse a las operaciones exigidas por las citadas actividades;
Considerando que algunas de las medidas necesarias para la conservación de los recursos se recogen en los Reglamentos (CEE) del Consejo nº 2930/86, 3760/92 y 2847/93 siendo por lo tanto inútil su reiteración;
Considerando que cuando exista grave peligro para la conservación de alguna especie, deberá autorizarse a la Comisión y a los Estados miembros para que adopten las medidas provisionales necesarias;
Considerando que podrán mantenerse algunas medidas complementarias nacionales de carácter estrictamente local, previo examen de su compatibilidad con el Derecho comunitario y de su conformidad con la política pesquera común por parte de la Comisión;
Considerando que cuando sea necesario establecer disposiciones de aplicación del presente Reglamento, deberá procederse con arreglo al procedimiento contemplado en el articulo 18 del Reglamento (CEE) nº 3760/92;

LA ACUICULTURA



Desde tiempos remotos han sido muchos los pueblos interesados en el cultivo de animales acuáticos. Sin embargo, sólo recientemente se ha valorado en su justa medida la importancia de la acuicultura, tanto desde el punto de vista económico como alimentario.

La acuicultura agrupa el conjunto de actividades relacionadas con el cultivo de organismos acuáticos, en especial de animales de interés para el hombre, ya sea como alimento o por los productos de ellos derivados. En muchas zonas de Asia se han venido cultivando desde la antiguedad diferentes especies de peces, tales como las carpas o ciprinos, con finalidad ornamental o como fuente de alimento. Los romanos criaban, asimismo, diversas especies en grandes acuarios y de esta manera abastecían las mesas de sus banquetes. Excepto algunas prácticas esporádicas llevadas a cabo por monjes en la Edad Media en Europa no se registró actividad piscícola alguna hasta el s XVIII. Ya en el s XIX, la piscicultura de salmones y otras especies de agua fría se desarrolló en Francia y en algunos puntos de la costa este de EEUU.
Modernamente esta actividad ha rebasado el campo de la piscicultura y se ha extendido a otras especies animales y vegetales. Para ello se han desarrollado complejas técnicas de cultivo.
Los cultivos acuáticos se pueden efectuar en condiciones muy similares a las naturales, en las cuales los costos disminuyen al requerirse un reducido número de medios tecnológicos; sin embargo, este método tiene el inconveniente de que el control es mínimo. También se puede proceder según el sistema denominado de semicultivo, en el que se parte de larvas capturadas en su medio natural y criadas a continuación en condiciones controladas, o según el llamado cultivo total, en el que se supervisan todas y cada una de las etapas de la vida del organismo, incluida la reproducción.
La práctica de la acuicultura intensiva, en la que se pretende obtener una gran producción en un reducido espacio, dispone de múltiples recursos tecnológicos y precisa de la construcción de instalaciones de la más diversa índole. En las zonas costeras se emplean jaulas flotantes, que son estructuras provistas de flotadores y limitadas por una malla que impide escapar a los animales; bateas, es decir, plataformas de las que cuelgan cuerdas o soportes donde se fijan los moluscos (usadas en la cría del mejillón); estanques en zonas litorales; espacios acotados en albuferas y marismas, etc. En regiones interiores se construyen baterías de estanques dotadas de la infraestructura necesaria para llevar a cabo la producción. Se emplean tanques en los que se separan los individuos por edades y tamaños, y se pueden aprovechar también los cursos fluviales y los embalses.
Las instalaciones cerradas cuentan con sistemas depuradores que eliminan del agua las sustancias procedentes del metabolismo de los organismos, que podrían llegar a alcanzar niveles letales. Asimismo debe disponerse de máquinas y artificios de aireación, tales como saltos de agua y paletas giratorias, y de mecanismos de control de la temperatura, del flujo del agua, del PH y de la salinidad, y de eliminación de eventuales microorganismos patógenos.
Los requerimientos nutritivos de los animales han de conocerse a la perfección para que la alimentación y el crecimiento resulte óptimo.

A) CULTIVO DE MOLUSCOS:



Las principales especies cultivadas son la ostra y el mejillón y, en menor medida la almeja. Estos animales se alimentan de algas unicelulares y de partículas en suspensión que capturan por filtración a través de las branquias. En el caso de las ostras y de los mejillones se disponen de una serie de soportes a los que puede fijarse los especímenes jóvenes. En Japón y Filipinas, las ostras se fijan en cuerdas que cuelgan de plataformas flotantes de bambú. En España, principal productor mundial de mejillones, que se crían en grandes cantidades en las rías gallegas, estos moluscos se colocan en forma de racimos en torno a grandes cuerdas que cuelgan de bateas. El cultivo de moluscos requiere aguas no contaminadas. Cuando los animales alcanzan el tamaño comercial, se recogen y se someten a un proceso de depuración, para lo que se mantienen en grandes piscinas de agua clara con el fin de que se eliminen las partículas de cieno y productos tóxicos acumulados durante la fase de crecimiento.

B) CULTIVO DE CRUSTÁCEOS:


Las especies de crustáceos que más se cultivan son los langostinos, incluidas algunas especies tropicales, la langosta, el bogavante, el camarón y distintos tipos de cangrejo. Todos ellos se nutren con una dieta muy amplia, aunque son básicamente carnívoros. Debido a tales hábitos alimentarios y a que periódicamente mudan el caparazón y quedan desprovistos de toda protección durante cierto tiempo, se dan frecuentes casos de canivalismo.
Por ello hay que mantener a los animales en una densidad de cultivo no muy alta. Es necesario, además, proporcionarles alimento abundante, que consiste en trozos de otros crustáceos, pescados y moluscos. Se cultivan en estanques poco profundos, con una capa de arena en el fondo donde se entierran durante el día, y requieren oxigenación.

C) CULTIVO DE PECES:



El cultivo de peces, o piscicultura, fue la primera actividad practicada por el hombre en el campo de la acuicultura y constituye la faceta más desarrollada en este ámbito, tanto por la importancia de la producción como por la variedad de las especies cultivadas. Entre ellas se hallan peces de agua dulce, como el salmón común o la trucha, que son carnívoros y de aguas frías; las percas y carpas, herbívoras, o las tilapias, peces tropicales que también se habitúan a vivir en aguas saladas. Se explotan peces de mar, como la lubina y las doradas, que son carnívoros y de alta mar, y los peces planos como el lenguado y el rodaballo, que viven semienterrados en los fondos arenosos de las zonas costeras. Otras especies son tanto de agua dulce como salada, caso de la anguila, carnívora, y el mújil, herbívoro; ambos soportan aguas con cierto grado de suciedad.
En la mayor parte de las especies mencionadas se realiza el cultivo integral y se controla la reproducción en cautividad. Una vez obtenidos los individuos reproductores, se establecen las condiciones idóneas para que se produzca la ovulación en las hembras, los óvulos se extraen presionando el abdomen y se mezclan en una serie de bandejas con los espermatozoides del macho, con el fin de que se produzca la fecundación. Los huevos se incuban en bandejas agrupadas en pilas alargadas. Para que el proceso se desarrolle de forma satisfactoria, el agua debe contar con una adecuada oxigenación.
Los huevos muertos, que se reconocen porque flotan en solución salina se retiran. Al eclosionar las larvas se colocan en pilas especiales y durante cierto tiempo se alimentan de las sustancias de reserva de la vesícula vitelina, especie de bolsa situada en la parte inferior del animal. Poco a poco el tamaño de la vesícula se reduce y se desarrolla el tubo digestivo: el pez joven, denominado alevín, empieza a alimentarse por sí mismo. A partir de este momento, los ejemplares son trasladados a sucesivos estanques de engorde, hasta que alcanzan el tamaño comercial, tras lo cual se recogen con mangas o redes de mano y se transportan a los puntos de comercialización.
El régimen alimenticio puede obedecer a diferentes pautas. La nutrición natural se basa en diversos productos vegetales o algas unicelulares, si se trata de peces herbívoros, o en pescado, crustáceos y moluscos troceados, si son carnívoros. El sistema artificial, por su parte, se basa en la administración de piensos compuestos.
Los peces se ven afectados por numerosas enfermedades producidas por bacterias, virus, hongos o protozoos. Tiene gran importancia la prevención de las mismas para lo cual es necesario observar y controlar los síntomas precoces que sean indicativos de infecciones: cabe mencionar, por ejemplo, las manchas en las aletas o la piel, la desescamación o el desequilibrio del animal que nada ladeado. La falta de oxígeno se pone de manifiesto cuando los animales suben con frecuencia a la superficie y saltan fuera del agua.
La minería es la obtención de piedras de cualquier mineral que sirva para transformarlo en metal. Los minerales se obtienen de minas que están al aire libre o en el interior de la tierra. Estos minerales son arrancados manejados por los mineros que trabajan en las minas.
Andalucía posee importantes yacimientos mineros en la Cordillera Penibética y en Sierra Morena, aunque la mayoría no se explotan en la actualidad. Destacan las minas de carbón de Peñarroya (Córdoba), las de plomo de La Carolina (Jaén) y las de cobre de Riotinto (Huelva).
Las materias primas minerales son recursos naturales que se extraen de la corteza terrestre y que son transformados mediante la actividad industrial. Mineral es cualquier elemento o compuesto químico que se encuentra en forma natural. Entre ellos podemos encontrar elementos formados por la descomposición de materiales orgánicos, como por ejemplo el petróleo y el carbón, aun que estos no son considerados estrictamente minerales y por otra parte también podemos encontrar en su mayoría elementos químicos y compuestos formados por procesos inorgánicos. Actualmente podemos encontrar mas de 3000 especies de minerales distintos, los que pueden caracterizarse por su composición química, su estructura y sus propiedades físicas. Además podemos clasificarlos por su composición química, tipos de cristal, dureza y apariencia.
La mayoría de los minerales que se encuentran en la naturaleza son sólidos, aun que existen 2 únicas excepciones el agua y el mercurio.
La minería es una de las actividades más antiguas del hombre. Nace casi junto con la edad de piedra hace 2,5 millones de año o más y desde ese entonces ha sido la mayor fuente de materiales para la fabricación de herramientas; es una de las actividades más antiguas realizadas por el hombre, cuya evolución se ha producido de manera paralela a los avances de la humanidad. Puede decirse incluso que la minería surge cuando los predecesores del hombre empezaron a recolectar distintos tipos de rocas para tallarlas y fabricar herramientas En un principio la minería fue una actividad muy sencilla que consistía en desenterrar el sílex, pero a medida que estos yacimientos se acababan en la superficie, las excavaciones empezaron a ser cada vez mas profundas.
Todos los materiales empleados por la sociedad moderna han sido obtenidos mediante minería o necesitan al menos de estos productos para su fabricación. Prácticamente todas las actividades de que disponemos en la actualidad, nos vienen dadas directa o indirectamente por esta práctica, como construcción de viviendas al utilizar hormigón, hierro, ladrillos, industria farmacéutica, industrias petroquímicas, etc. Es por eso que la minería es la industria más importante y necesaria de la humanidad.
Son un recurso no renovable, lo que significa que la cantidad de la que disponemos de ellas, es limitada, por lo que se pueden agotar. La rentabilidad es la causa de que las explotaciones mineras de superficie se encuentren muy extendidas en todo el planeta, en comparación con aquellas otras en que es preciso excavar galerías verticalmente. Más del 60% de los materiales extraídos en todo el mundo lo son mediante esta modalidad de minería, es por ello que las altas inversiones que se realizan en minas profundas se ven normalmente compensadas por el valor o calidad del material extraído. Por ejemplo, en algunas minas de Sudáfrica se realizan extracciones de oro a profundidades de hasta 3.500 metros. España es un país con escasos recursos mineros, por lo que la producción de minerales es deficitaria. La riqueza mineral de materias primas y dados los conocimientos que de ella se tienen, es irrelevante a efectos económicos.

A)Tipos de materias primas de origen mineral



Los minerales metálicos



Son los más importantes para las sociedades industrializadas. Entre la producción de minerales metálicos en España destacan: los de hierro, pirita, plomo, cinc, cobre, mercurio, volframio y estaño. Los minerales metálicos se utilizan sobretodo en las industrias básicas, en la metalurgia y en la química, así como en las industrias de transformación.

Los minerales no metálicos



Entre los más importantes por su producción destacan las sales potásicas, la sal común, las arcillas especiales, el caolín y el cuarzo.

Los minerales no metálicos se utilizan básicamente en la construcción y en la industria química. La localización de su producción es bastante dispersa en todo el territorio español.

Las rocas industriales



La producción española de rocas industriales se centra sobre todo en las calizas, que se encuentran en todo el territorio, y en pizarras, granito, mármol y yeso. Las rocas industriales se utilizan sobre todo en la construcción.

B) Formas de extracción según la obtención de recursos naturales



Explotación subterránea.

La agresividad de la minería subterránea es, en líneas generales menos grave que la de superficie. Tiene sin embargo mayor incidencia en lo que se refiere a enfermedades profesionales conocidas desde antiguo como la silicosis, la asbestosis, el saturnismo y el mercurialismo.

Explotación superficial.

La extracción en las minas de superficie se realiza avanzando horizontalmente sobre la cubierta terrestre, y se denominan de diferentes formas según el tipo de material extraído:

Minas a cielo abierto:

se asemejan a terrazas dispuestas en grandes fosas anchas y profundas. Las nuevas tecnologías para esta modalidad de minería consiguen remover o demoler en poco tiempo muchos m3 de roca, que pueden ser incluso triturados en el lugar y retirados en camiones de gran tonelaje o mediante cintas transportadoras. Los mejores rendimientos en la velocidad de extracción y procesamiento del mineral, acrecientan los problemas medioambientales que ya de por sí nos dejan este tipo de minería, pues los materiales de desecho no revierten normalmente en la recuperación del lugar. Tras la extracción del mineral y eliminación de la cubierta vegetal, queda atrás un paisaje desolado, desnudo y ausente de recursos vivos.

Explotaciones al descubierto:

son modalidades de minería de superficie utilizadas preferentemente para extraer carbón y lignito. Es probablemente la menos agresiva con el medio ambiente, pues el material de desecho extraído no se deposita en zonas de vertidos, sino que retorna de nuevo al vacío que ha quedado tras extraer la veta de carbón. Estas minas, al contrario que las de cielo abierto que se hacen progresivamente más grandes, llegan en poco tiempo a su tamaño máximo, sin embargo avanzan lentamente, pues se debe levantar la cubierta vegetal y la roca superior, recuperar el carbón y volver a cubrir con los materiales previamente reservados, en un intento de que la superficie recupere el aspecto original. Obviamente, las características originales tardarán un tiempo en recuperarse, en tanto no se desarrolle la sucesión vegetal, no obstante ya existirá un daño probablemente irreparable en lo que a fauna se refiere; tras la destrucción de su hábitat muchas especies arraigadas morirán, y otras adaptables y con movilidad serán desplazadas forzosamente.

Canteras:

son minas de superficie muy semejantes a las minas a cielo abierto, pues el resultado final de su explotación es un paisaje desolado, consistente en profundas zanjas entre anchos escalones. El destino de las extracciones es la industria y construcción, y prácticamente no se desecha ningún tipo de material, pues casi la totalidad de ellos puede ser utilizado o transformado en algún tipo de producto. El resultado final de estas explotaciones es obviamente una excavación de grandes dimensiones, pues no existirá ningún tipo de material reservado para cubrir la cavidad abierta.

La agresión al medio ambiente que por sí misma genera este tipo de minería, se agrava por la necesidad de que estas explotaciones se encuentren próximas a las zonas urbanas, pues es la forma de que la reducción en los gastos de transporte las hagan rentables. Se produce indirectamente nuevos problemas añadidos al medio ambiente, pues las excavaciones realizadas adquieren valor como vertederos urbanos.

Los efectos sobre la morfología del terreno es quizá el impacto más negativo de las canteras pero no el único. Además de la destrucción de la superficie fértil del suelo y la penosa imagen resultante de la explotación, pueden quedar afectados los acuíferos y canales o cursos de agua del lugar.

- Minas de placer:

para minerales y metales pesados, generalmente oro y plata, pero también platino, hierro, cromo, titanio, cobre, estaño, plomo, cinc…, e incluso metales nucleares como uranio radio y torio.

LA MINERÍA EN ESPAÑA



España ha sido un país con abundantes recursos minerales, explotados ya desde la Antigüedad por los fenicios, los griegos y los romanos. Desde la caída de Imperio Romano, la explotación de materias minerales decayó, hasta la mitad del siglo XIX, cuando comenzó una explotación intensa de éstas.

Las minas era propiedad del Estado, pero a partir de 1868 algunas de las más importantes, como la de aquí de Huelva, en Riotinto, fueron vendidas a compañías particulares extranjeras, sobretodo inglesas y francesas. Por esta razón, las materias minerales fueron exportadas en su gran mayoría, debido ala gran demanda de minerales que existía en los países europeos más industrializados, en plena Revolución Industrial, por lo que no contribuyeron a la transformación industrial española. El sector minero español, desde el hierro vizcaíno al cobre onubense pasando por el carbón asturiano, dejó escritas páginas en la historia del movimiento obrero ibérico.

En la actualidad, la explotación minera española ha decaído considerablemente a causa del agotamiento de los yacimientos, la fuerte competencia exterior y las dificultades de la extracción; ya que las explotaciones mineras generalmente pequeñas, no pueden invertir en la modernización de la maquinaria y no son rentables. Todas esas causas provocan un desequilibrio entre la producción y la demanda por lo que se deben importar minerales. Por esta razón, la balanza comercial es negativa.

LA MINERÍA EN ANDALUCÍA



Ya la Biblia alerta de la gran riqueza mineralógica de Andalucía. En la antigüedad, todas las grandes civilizaciones del mediterráneo han glosado la variedad y la abundancia de los criaderos minerales del sur y sureste peninsular, comenzando por los metales nobles más codiciados, como el oro y la plata. Si Castilla tuvo un río de oro (el Duero), Andalucía pudo presumir de otro tanto (el Darro). Y la plata nativa almeriense trascendió las fronteras de Sierra Almagrera en los albores de la historia.

Siglos más tarde, se pondrían en explotación en Andalucía algunos de los mayores yacimientos metálicos del mundo, tales como los de sulfuros de la Faja Pirítica (Río Tinto), o los de hierro del Marquesado del Zenete (Alquife). Y tampoco faltan yacimientos excepcionales referidos a minerales no metálicos, como el de estroncio de Montevives (Granada), posiblemente el de mayor tamaño del planeta. Pese a todo, la minería andaluza no goza de buena salud en los últimos tiempos, lo que no invalida un ápice lo dicho en lo relativo a una riqueza minera que ha pervivido durante milenios. Y si la minera es grande, la mineralógica posiblemente la supere. En Andalucía se han descrito cientos de especies mineralógicas, de todos los grupos conocidos. Incluso algunos minerales han sido descritos aquí por vez primera. Curiosamente no es el caso de la andalucita, que pese a su nombre fue encontrada por primera vez y descrita para la ciencia extramuros del territorio andaluz. No es raro encontrar en ciertas colecciones mineralógicas de museos geológicos algunas piezas consideradas excepcionales de algunos minerales, cuya procedencia es andaluza. Hay algunas porciones de Andalucía que son auténticos museos mineralógicos in situ, como ocurre con los yacimientos de sulfuros metálicos del noroeste onubense, en la Serranía de Ronda, en Sierra Nevada, Sierra Almagrera o en el distrito minero de Linares - La Carolina, entre otros muchos lugares clásicos entre los mineralogistas.

Debe hacerse una referencia específica al sector minero andaluz, compuesto tanto por las explotaciones extractivas como por las industrias de primera transformación de sus productos. En las últimas décadas, como consecuencia de los cambios en los mercados internacionales de materias primas, la posición histórica de Andalucía en la minería ha ido declinando en ciertas producciones, a la vez que otras han pasado a ocupar un lugar estratégico en el conjunto nacional (rocas ornamentales, áridos). Todo ello configura un subsector sometido a importantes transformaciones y en un proceso de evolución aún no concluido. En esta evolución participan factores tanto físicos, derivados del medio natural, como económico-sociales.

El principal factor natural es el derivado de la situación de los recursos naturales del subsuelo y su distribución geográfica, que introduce fuertes condicionantes por cuanto, al tratarse de recursos no renovables, este factor es susceptible de imponer limitaciones físicas a la demanda, aunque el progreso técnico puede salvar, de manera parcial, dichas restricciones. Un factor importante en la situación del recurso es su distribución territorial, dado que tiende a concentrarse en determinadas zonas, (cuencas mineras) en las que la minería tiende a convertirse en columna vertebral de la economía. De esta forma, debe tenerse en cuenta que, aunque el peso de la minería en la producción total andaluza sea comparativamente reducido, en términos territoriales su significación puede ser muy grande, con un enorme peso en la vertebración económica y social de ciertas provincias.

En 1998, según el Sistema de cuentas económicas de Andalucía (Marco Input-Output), la producción medida a precios básicos representaba el 0,52% del total y su aportación al Valor Añadido bruto suponía el 0,28% (frente al 0,43% en 1995). Respecto al total nacional, según datos de la Estadística Minera del Instituto Geológico y Minero de España, el valor de la minería andaluza suponía más del 14%, sólo superada por Castilla-León, Asturias y Galicia, aunque en producciones como las metálicas ocupan la primera posición.

En cuanto a los recursos humanos utilizados, el empleo directo en el conjunto de la minería andaluza ascendía en el año 2000 a 6.027 trabajadores. El número de trabajadores se sitúa en torno a 12.000, con una repercusión en el empleo determinado del orden de 20.000 trabajadores más, es decir, unos 32.000 trabajadores ocupados.

Andalucía cuenta actualmente con 1.495 explotaciones mineras de las que 1.150 se encuentran a cielo abierto. Por provincias, Almería es la que concentra un mayor número de explotaciones, seguida de Granada. Por el contrario, Málaga y Sevilla son las provincias con un menor número de explotaciones.

La caracterización del sector minero en Andalucía puede realizarse a partir de tres grandes categorías: minería metálica, minería energética, y rocas y minerales industriales.

- La minería metálica

cuenta actualmente con unas 14 explotaciones, la mayoría de ellas en la provincia de Huelva, y emplea a unos 1.300 trabajadores. Esta rama de la minería se ha visto especialmente afectada por la nueva estructura de los mercados mundiales, con predominancia de operaciones a gran escala y bajo coste. En este sentido, las empresas que operan en Andalucía han realizado un importante esfuerzo para reducir sus costes mediante el incremento de la racionalización, lo que ha supuesto una reducción significativa de la mano de obra empleada. En el caso de Andalucía ha provocado que las empresas andaluzas que operan en ella hayan perdido la mayor parte del mercado de pirita, con el consiguiente cierre de gran parte de las minas de la provincia de Huelva. Pese a ello, actualmente parece existir un punto de inflexión marcado por el inicio de la explotación del yacimiento de Aguas Teñidas y la posible explotación futura del yacimiento de cobre “Las Cruces”, así como el desarrollo del proyecto minero de Salomón-Quebrantahuesos, operaciones cuya viabilidad está en gran medida condicionada a una tendencia favorable del precio de los metales en los mercados internacionales.

- La minería energética

en Andalucía está concentrada geográficamente en la provincia de Córdoba, y en la cuenca del Río Guadiato, donde se ubican 10 de las 11 explotaciones andaluzas existentes, con un empleo de 460 trabajadores y una gran influencia en el tejido productivo y social de la zona, pudiéndose hablar de “dependencia del carbón”. La continuada situación de crisis en esta rama de la minería, que ha afectado a varias regiones españolas y ha dado origen a sucesivas reconversiones, que han condicionado históricamente las posibilidades de desarrollo económico alternativo de la Comarca del Alto Guadiato. La minería del carbón se encuentra inmersa en un severo plan de ajuste que establece un sistema de apoyos, entre los que están las ayudas institucionalizadas en el marco de la Unión Europea y que, de manera regresiva en el tiempo, persiguen la consolidación de un esquema de producción competitivo en el ámbito europeo.

- Dentro del subsector de productos de canteras, nos encontramos con rocas y minerales industriales, los minerales de construcción, cuya extracción se efectúa principalmente en canteras, se utilizan fundamentalmente en la construcción de carreteras, edificios y ferrocarriles, y la fabricación de cemento, cal, yeso y en los procesos de fabricación de otros productos como el vidrio y la cerámica. A diferencia de las ramas anteriormente mencionadas, los minerales de construcción han experimentado un crecimiento constante en los últimos años debido, por una parte, al favorable comportamiento del sector de la construcción en estos últimos años y, por otra, por el aumento de las exportaciones hacia mercados exteriores, siendo la Comunidad Autónoma de Andalucía un productor de importancia en todos los minerales de este grupo. La producción anual de rocas ornamentales asciende a 0,9 millones de toneladas. En términos generales, debe destacarse la importancia en el ámbito mundial de la producción de rocas ornamentales y de yeso, ya que la producción de estas dos sustancias minerales significa el 5% de la producción mundial. Los mercados de minerales de construcción se abastecen, por lo general, dentro de una zona limitada ya que la distancia entre las explotaciones y los lugares de utilización constituye un factor de coste clave. Por consiguiente, los costes de transporte limitan la competencia exterior en materias primas de construcción a granel. Por el contrario, la piedra natural, debido a su elevado valor, es un importante producto de exportación, que tiene como principales mercados a Europa y Norteamérica. La importancia actual de la producción de piedra natural en Andalucía, básicamente mármoles, viene atestiguada por su peso respecto a la producción nacional (más de una cuarta parte de la misma) y mundial (con el 4% de la producción de mármoles y calizas marmóreas). En España, existen explotaciones de piedra natural, ubicándose en Andalucía 262 de las mismas que emplean a 1.345 trabajadores en el sector extractivo y a unos 4.500 en el transformador. Almería es la provincia andaluza en la que dicho subsector goza de un mayor peso, concentrando el 64,12% de las explotaciones andaluzas y el 39% de la producción nacional. No obstante, la excesiva concentración de explotaciones en torno a la Sierra de Maca provoca ciertos problemas. El minifundismo minero que caracteriza a esta área, además de impedir una mejor gestión del recurso, agrava los impactos ambientales (97 canteras se sitúan en poco más de 10 km2). Todos los elementos susceptibles de impacto analizados en esta área se encuentran afectados de manera destacada.

La extracción de los minerales industriales también se lleva a cabo en canteras, con escasas excepciones. Constituyen materias primas fundamentalmente para las industrias de fabricación de sustancias químicas y de abonos, así como para la producción de cerámica, vidrio, papel, pinturas y plásticos. Existen 208 explotaciones mineras, que generan un empleo directo de 826 trabajadores, produciendo 17,1 millones de toneladas de 20 productos diferentes, entre los que destacan: el sulfato de estroncio (en el que la producción andaluza supone el 40% de la mundial, siendo este producto el que se utiliza para la fabricación de pantallas y tubos de televisión en color); el yeso, en el que la producción andaluza es de 4,9 millones de toneladas que suponen el 25% de la producción europea, estando presente en su extracción las principales compañías multinacionales que se dedican a la extracción de esta materia prima y, finalmente, las calizas y margas dedicadas a la producción de cemento en las importantes factorías andaluzas.

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL FORTALECIMIENTO DEL SECTOR MINERO



Conocimiento geológico minero del país.
Investigación y estudios para la penetración en mercados nacionales e internacional de minerales.
Legislación minera, tributaria y ambiental estables e internacionalmente competitivas.
Investigación de posibilidades existentes para usos actuales y futuros de los minerales.
Infraestructura y equipamiento adecuados para la competitividad del sector.
Mayor descentralización.
Apoyo y fomento gremial, fortalecimiento empresarial e impulso a alianzas estratégicas.
Voluntad política para sacar adelante los planes y proyectos.
Gestión de concertación con otras entidades del sector.
Resolución de conflictos sociales y políticos en regiones minera.

LA MINERÍA EN EL MEDIO AMBIENTE:



Impactos ambientales y Restauración



Toda actividad que realiza el hombre, por pequeña que sea, genera un impacto al medio ambiente. El aprovechamiento de los recursos mineros es causal de importantes alteraciones a la naturaleza ya que la carencia de tecnologías apropiadas de explotación puede afectar el suelo generando fenómenos de inestabilidad con graves consecuencias como la pérdida del horizonte fértil y la alteración abrupta de la topografía del terreno.

Los impactos ambientales producidos por las minas se dividen en:

Contaminación por emisión de:

- Atmosféricos



Las partículas sólidas se producen en las aperturas de huecos (voladuras) y transporte de menas y estériles (parte del subsuelo que no contiene material explotable), fundamentalmente. Solamente son molestas para personas con problemas respiratorios y para los árboles.

Para paliar este impacto, se debe tener la zona en estado ligeramente húmedo. Para ello se ha de proceder a una re-vegetación rápida de las zonas que se abandonan las actividades de forma permanente o temporal y la formación de pantallas arbóreas que capten el polvo en las proximidades de los focos de producción.

Gases, generalmente compuestos de azufre, que se advierten fundamentalmente en las explotaciones abandonadas.

Ruidos, debidos a las voladuras, camiones, tractores, escabadoras, etc. Evidentemente, los que más sufren sus efectos son los propios trabajadores de la cantera, ya que la lejanía de las minas con respecto a los núcleos de población, hace que desde éstos los ruidos sean imperceptibles o que lleguen muy amortiguados por la distancia. Para eliminarlos lo principal es introducir barreras sónicas con pantallas naturales o artificiales.

- Paisajísticos



Debidos a la modificación de las formas naturales del terreno, apareciendo pendientes muy pronunciadas e incluso una gran frecuencia de paredes verticales, así como la destrucción o profunda modificación de la cobertura vegetal.

Un cambio de coloración, frecuentemente hacia tonos más rojizos, causados por una más intensa oxidación que la que presentan los suelos de la zona.

El arranque de considerables volúmenes de materiales estériles obliga a la acumulación con la correspondiente ocupación de terrenos y afeamientos del paisaje. Estos materiales son inestables por su falta de cohesión, lo que les expone fácilmente a la erosión y arrastre por las aguas y por el aire.

- Hidrológicos



Las actividades mineras llevan consigo una modificación de los cauces. Producen importantes cambios en el balance de agua entre infiltración y escorrentía debido a la modificación del suelo y vegetación que lleva consigo una mayor capacidad erosiva y que son responsables de los paisajes descarnados y con una morfogénesis específica.

Las escombreras se convierten en peligrosos focos de contaminación para las aguas superficiales y subterráneas, produciéndose pérdida de su calidad por procesos de salinización, alcalinización, incremento de la turbidez, concentraciones anómalas de metales pesados, etc.

- Faunísticos y florísticos



Los impactos más importantes son debidos a la eliminación o alteración del hábitat de muchas especies, la ruptura de las cadenas tróficas, así como la introducción de sustancias nocivas en la biosfera. Las medidas a tomar pasan por la regeneración de la calidad de la atmósfera y, sobre todo, de los suelos y aguas de modo que pueda instalarse la vegetación.

- Edafológicos



Es donde los impactos son más notorios. Se producen como consecuencia de la eliminación o modificación profunda del suelo para la explotación.

Los suelos que quedan tras una explotación minera son todo tipo de materiales deteriorados, productos residuales de las extracciones, escombreras de estériles, etc., por lo que presentan graves problemas para el desarrollo de una cubierta vegetal.

Resumiendo, las actividades mineras causan intensas modificaciones en los suelos que conllevan frecuentemente a su total destrucción, dejando los materiales con unas limitaciones tan severas que generalmente se han de tomar medidas correctoras para recuperar, por lo menos en parte, la capacidad productiva.

La definición de restauración en sentido estricto, implica reproducir las condiciones exactas anteriores a la explotación, después que ésta concluya. Debido a que muchos valores son perdidos de manera irreversible (por ejemplo, los minerales extraídos), la restauración completa es prácticamente imposible. Más realista es contemplar el término restaurar como sinónimo de recuperar o rehabilitar. En el contexto de la minería de superficie, el término de rehabilitación es más adecuado que el de restauración o recuperación, no obstante el término de restauración es el recogido por la legislación y es el que se mantendrá en el presente trabajo.

- Recuperación.

Se trata de que el lugar afectado sea modificado mediante diferentes técnicas, de modo que se vuelva habitable a organismos originalmente presentes en el área, u otros organismos cercanos a los originales.

- Rehabilitación.

Es una modificación del espacio minero, de forma que vuelva a ser rentable, para algunos de los tipos de uso aunque sean distintos a los anteriores a la explotación minera.

La restauración incluye, por tanto todos los aspectos del medio ambiente y engloba a un plan integrado de distintas disciplinas: botánica, edafología, hidrología, geología, etc.

El Plan de Restauración debe estar basado en el conocimiento de los impactos existentes, del material a restaurar, así como de todos los elementos o factores naturales y antrópicos que puedan afectar al proceso de restauración.

Proceso de restauración



Una actividad preventiva para conservar el material edáfico es el “capaceo” que consiste en retirar la capa de suelo antes de iniciar cualquier excavación, explanación o nivelación, para poderlo sustituir una vez acabadas las obras.
Según Macias (1996) la secuencia seguida en la mina As Pontes (Galicia) ha sido la siguiente:

Eliminar los riesgos de accidentes y de impactos exteriores. Lo que implica señalización, corrección de áreas peligrosas (cortes, taludes inestables,…) Construcción de canales perimetrales que desvíen las aguas de arroyos y de escorrentía superficial.

Control de formas o geometrías.

Reducir y/o eliminar los riesgos de erosión, diseño de taludes y pendientes estables, …

Control y tratamiento de aguas.

Se debe realizar a través de canales que eliminen el agua rápidamente, disminuyendo su tiempo de residencia en los materiales de la mina y llevándola a los lugares adecuados para su almacenamiento temporal y posterior tratamiento.

Para mejorar la calidad de las aguas y la riqueza y diversidad paisajística y biótica del área restaurada son interesantes las formaciones de pantanales y humedales. Plantas tales como typhas, musgos, juncos… pueden vivir en condiciones físicoquímicas extremas y realizar un importante papel depurador o fijador de sustancias tóxicas. Estos pantanales fomentan la creación de ambientes reductores donde muchos de los problemas derivados de las explotaciones mineras, como la acidez de las aguas y la presencia de concentraciones anómalas de metales, pueden ser controladas por los cambios que se provocan por los procesos redox. El ambiente reductor evita la oxidación de los sulfuros hacia sulfatos, con lo que se evita que aumente la acidez. Si las aguas de mina se incorporan a los recursos superficiales, debe garantizarse su calidad mediante los tratamientos de depuración necesarios y el mantenimiento de un seguimiento de las condiciones ecológicas y de la calidad del agua.

Restauración de los suelos y la cubierta vegetal. Como hemos visto anteriormente, los suelos de mina, prácticamente materiales originales deteriorados, presentan unas características físicas y fisicoquímicas muy limitantes para el desarrollo de la vegetación, estas se deben corregir mediante técnicas de mejora y fertilización, entre ellas podemos destacar:

a) Incorporación de residuos orgánicos de todo tipo (estiércoles, etc) debido a que incorporan C y otros elementos biogénicos, suministran productos metabolizables para la fauna que comienza a colonizarlos al tiempo que se evita el daño que podrían causar al acumularlos en otros lugares.

b) Introducción de plantas que tengan posibilidad de fijar nitrógeno atmosférico, como altramuces, tréboles…

C) Cuando las condiciones del medio son extremas, es necesario encontrar las especies adecuadas. Así en medios fuertemente ácidos tenemos especies como salix, o juncus, algunos pinos, eucaliptos, etc. Las denominadas plantas de mina, son capaces de acumular grandes cantidades de metales pesados y por tanto se podrían introducir en estos ambientes.

Recuperación de las comunidades faunísticas. La fauna representa uno de los principales valores naturales de un espacio y un importante mecanismos de reciclaje de nutrientes.

Recuperación paisajística. Todas las fases anteriores deben de estar orientadas de modo que se vaya avanzando en el logro de una integración paisajística.

Sin embargo, aunque un espacio no se consiga integrarlo en el paisaje puede tener otros valores que lo hagan más útil para la sociedad. Así las minas pueden tener un alto valor didáctico como aulas / museo naturales o canteras de granito con valores ornamentales y paisajísticos (Porriño, Pontevedra) Una alternativa para su recuperación es la rehabilitación como “anfiteatros” (Marbella, Málaga)

EL SECTOR INDUSTRIAL



Parques tecnológicos


Andalucía está atravesando en estos momentos un proceso de cambio revolucionario que pasa, como no podía ser de otra forma, por modernizar su tejido productivo dotándolo de instrumentos y espacios tecnológicos que presten a las empresas aquellos servicios que demandan, en un mercado cada vez más globalizado y competitivo. Para ello, el Gobierno andaluz está desarrollando la Red Andaluza de Innovación y Tecnología (RAITEC) que convertirá a la comunidad en la región con más espacios tecnológicos de España, ligados a los sectores productivos pujantes y emergentes. Estos espacios se presentan como lugares de excelencia para desarrollar la actividad empresarial y que disponen además de programas de ayuda específicos para las compañías que allí se instalen. Con carácter general estos programas financian entre un 30 y un 50% de la inversión realizada y son gestionados e impulsados por la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico de la Junta de Andalucía, como promotora de esta red de espacios tecnológicos.

Parques consolidados



Para ordenar su actuación y su presencia en la comunidad se han clasificado normativamente según sus características, de forma que la Junta de Andalucía y las empresas que allí operen tengan la garantía de que se trata recintos de excelencia con fuerte base tecnológica y/o científica, que ofrecen una serie de servicios según su tipología y que aspiran a trasladar sus avances al tejido productivo.Andalucía cuenta ya con dos parques tecnológicos que son referencia en el contexto nacional y europeo: Cartuja 93, en Sevilla y el Parque Tecnológico de Andalucía, en Málaga. También está ya operativo Aerópolis, el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía de Sevilla, que acoge a las empresas del sector aeronáutico de especial influencia en la comunidad. Igualmente, el Gobierno andaluz impulsa, en colaboración con el tejido empresarial, las universidades y las entidades financieras, una veintena de espacios ligados a sectores productivos emergentes y que se encuentran actualmente en distintas fases de desarrollo.

La industria



Las materias primas


España ya no es rica en minerales, pero tiene el nivel de autoabastecimiento más alto de la UE.

Sectores mineros 4 grandes sectores:


-Minerales energéticos: carbón, hidrocarburos y uranio
-Minerales metálicos: los más importantes. Hierro, cobre, cinc, plomo,…
-Minerales no metálicos: producciones importantes mundialmente. Arcillas, sulfato sódico, caolín,…
-Productos de cantera: pizarras, granitos, mármoles,…

Zonas geográficas mineras 7 zonas:


-Oeste: Extremadura, Salamanca y Zamora. Estaño, níquel, wolframio,…
-Noroeste: Lugo, Asturias y Palencia. Hierro y carbón.
-Sierra Morena: recursos metálicos; cobre, plomo y mercurio
-Vasco-cántabra: Hierro, en el lado izquierdo de la ría del Nervión.
-Sudeste: Granada, Almería y Murcia. Hierro, cinc, cobre, galena,…
-Cordillera Ibérica: Hierro y carbón.
-Sudoeste: piritas para la obtención del cobre.

Minerales no metálicos:


-Depresión del Ebro: sales potásicas para fertilizantes
-Cantabria y litoral mediterráneo: sal gema, Cantabria (Cabezón de la Sal) para industria química; sal marina por evaporación, Torrevieja (Alicante) y S. Pedro del Pinatar (Mar Menor en Murcia), buena calidad.

Factores humanos y políticos



Factores humanos población activa minera: 0′5% población total, 2′5 población industrial (y en descenso).
Comercio exterior importación de minerales metálicos, muy importante (hierro, cobre, estaño,…) de Brasil o Venezuela. No metálicos (fosfatos y boratos), Marruecos y Turquía. Las exportaciones son no metálicas y para la UE (sales potásicas y sódicas).
Factores políticos institucionales Los yacimientos son administrados por el Estado, y explotados por empresas privadas tras haber entregado un plan. Se crean cotos minerales que favorecen los aprovechamientos. La política de la minería energética carbonera está recogida en el Plan Energético Nacional (PEN); demanda en termoeléctricas y siderurgia. La minería no energética la lleva el Ministerio de Industria y Energía; quiere incrementar la competencia, mejorar el medio ambiente, fomentar la investigación e incrementar infraestructuras. El desarrollo en zonas mineras lo llevan multinacionales. Subsectores no metálicos; rocas y materiales de construcción, plantean una política de fomento y garantizas la calidad de los productos.

Fuentes de energía



Clasificación clasificamos en energía primaria o secundaria; renovable o no renovable:

-Primaria: la que precisa de una transformación al salir del medio natural (petróleo, carbón, uranio,…)
-Secundaria: la que no precisa transformación (luz, calor, energía magnética…)
-Renovables: las que tienen un ciclo de regeneración, inagotables (solar, eólica,…)
-No renovables: sometidas a la disponibilidad de los yacimientos

Consumo y producción de energía el consumo de energía primaria, ha aumentado, pero varía según los sectores. El petróleo es el más utilizado, aumento hasta 1996, y se ha estabilizado; el carbón ha descendido; el gas natural está en aumento; la energía hidráulica presenta diversas fluctuaciones, pues depende de los cambios climatológicos; la energía nuclear va en aumento imparable. En cuanto a la producción interior, antes la más importante era el carbón, seguida de la nuclear, de un tiempo a esta parte se han intercambiado.
Grado de autoabastecimiento La base de la energía nacional es el petróleo, del que existe una fuerte dependencia y no se consigue la suficiente producción interior.

Los sectores energéticos



Sector eléctrico En las fuentes de energía, la electricidad es muy importante, pues hay varias maneras de obtenerla y múltiples aplicaciones, además de que cada vez se utiliza más por el desarrollo económico. En cuanto a la estructura de la producción, destacar que las renovables están en un 4% de la producción, uno de los mejores niveles de la UE. La energía termoeléctrica es una de las bases de la energía eléctrica española, en evolución ascendente; su estructura es variada, carbón o combustibles líquidos; y sobre la localización, está sobre todo en las islas o bien el carbón en Aragón y Asturias y los líquidos en el mediterráneo; suelen tener una producción regular, y su problema es básicamente medioambiental por la contaminación que producen. La energía nuclear ha incrementado muchísimo su producción desde 1970, por lo que se depende menos de la energía externa, pero tienen un gran riesgo de contaminación y seguridad; actualmente hay 8 centrales en España. La energía hidráulica es renovable, y tiene muchas ventajas (instantánea, no contaminante,…), pero también problemas (es muy irregular, depende de la lluvia); ha sido substituida por la termoelectricidad, es complementaria ahora.

Petróleo y gas natural



Petróleo Se introdujo su utilización en España con la industrialización y fue creciendo. Con las crisis del 73 y el 79 se encareció enormemente, y sólo bajó en 1985 con los acuerdos de la OPEP. Tiene mucha importancia en el transporte y la petroquímica. La importación se somete al PEN, que recomendó diversificar las procedencias para evitar conflictos. La mayoría viene de Arabia Saudí, Nigeria, Irán o Libia, y de Reino Unido como suministrador. Sobre el refinado, se produce en la costa (excepto Puertollano, que lo recibe por oleoductos), sobre todo en Tarragona, Algeciras, Sta Cruz de Tenerife y Somorrostro.
Gas natural es relativamente reciente, y va en aumento. Intentan incrementar su uso por el protocolo de gas del Ministerio de Industria y Energía y las principales empresas; objetivos: construcción de gasoductos, almacenamientos subterráneos y plantas, firmas de acuerdos internacionales y conectar la red española con la europea. Consumo de los productos obtenidos: propano (62%), butano (36%) y naftas (41%). Tienen gran diversidad de uso (industria química, textil,… y uso doméstico y comercial). Producción interna: Valle del Guadalquivir, Gaviota y Sarrablo.

Carbón y energías renovables



Carbón Explotación española; monopolios extranjeros y proteccionismo. Producción actual, no satisface la demanda interna, hay que importar (EEUU, Australia y Sudáfrica). Los principales consumidores son las centrales eléctricas, la siderurgia y la cementera.
Energías renovables La potenciación la debemos a las ventajas medioambientales que ofrece, su contribución al autoabastecimiento, el seguir las recomendaciones internacionales. Principales fuentes renovables:
-Energía minihidráulica: la producida en las hidroeléctricas de menos de 5 Mw
-Energía geotérmica: aprovechamiento de aguas subterráneas.
-Energía por biomasa: aprovechamiento de residuos forestales por combustión o transformación en bioalcohol y biogás.
-Energía eólica: transformación de la energía cinética del viento por aerogeneradores.
-Energía solar: obtenida de la radiación del sol. Puede ser pasiva (en los edificios), térmica (para el calentamiento de un fluido que luego se utiliza para agua caliente, vapor o electricidad) o fotovoltaica (transformación en energía eléctrica). Actualmente existen plataformas en Almería y Guadalix.

Política energética



Plan Energético Internacional Define las líneas de actuación de la política energética actualmente. Tiene 5 apartados: escenario internacional, demanda, oferta, medioambiente e investigación; incluye también el ahorro y la producción. Por sectores: en el eléctrico se invierte para incorporar MW a las centrales; en el gas para facilitar el suministro con menor coste y mayor seguridad; en el carbón se potencia como recurso energético autóctono; en el petróleo para garantizar su aprovisionamiento, proteger el medio ambiente, fomentar su uso racional y mejorar la competitividad.
Perspectivas de futuro establece objetivos medioambientales; la Dirección General de la Energía lleva las funciones de producción, transporte y distribución de hidrocarburos y energía eléctrica, instalaciones de energía nuclear (Consejo de Seguridad Nuclear), promoción y aprovechamiento de fuentes de energía alternativas y el servicio público de gas. A la Dirección General de Minas corresponden las de estudio técnico de los planes presentados y fomento de la I+D

Actividades industriales hasta 1940



España, país industrializado Durante el s.XX se ha producido un proceso de industrialización, elevando empleo y producción en el sector, esto ha tenido repercursiones en todos los órdenes de la vida. Un gran cambio ha sido la aparición de espacios industriales concentrados.
Proceso de industrialización Retraso y peculiaridades: retraso de la industrialización con respecto al resto del mundo Occidental; causas (según Nadal): debilidad del mercado interior, concentración de la riqueza en terratenientes, deficiente estructura empresarial, baja productividad, tendencia al proteccionismo, dependencia del exterior, exportación de minerales. Etapas de la industrialización (1900-1940): 1º aranceles proteccionistas para estimular las inversiones industriales (escasas como efecto de la I GM.); 2º crecimiento moderado de la industria, orientada solo al consumo; 3º 1925, industria textil, alimentaria y de bebidas muy ocupadas, y poco en la industria pesada, de transformación y química, exportaciones industriales mínimas; 4º Guerra Civil, dificultades para el comercio exterior. Participación moderada del Estado hasta 1940.

Desarrollo industrial entre 1940 y 1975



Periodo 1940-59 Franco reforzará el proteccionismo, periodo de autarquía, restringiendo importaciones. Hay un débil ritmo industrializador por el bloque, la falta de materiales y el bajo nivel de adquisición. El Estado creó el Instituto Nacional de Industria (INI) para impulsar los sectores necesarios. Los sectores prioritarios fueron siderurgia, naval, hidrocarburos, petroquímica y automóviles. Empleos industriales sobre todo en Cataluña, País Vasco y Valencia (interior vinculado al sector primario); desequilibrios regionales (retroceso sobre todo en Andalucía).
Periodo de desarrollo industrial (1959-75) Con la entrada en la OECE y el Plan de Estabilización en 1959 llegó una apertura económica e incorporación al sistema mundial. Aparecieron los Planes de Desarrollo:
-Primer Plan de Desarrollo: polos de promoción en Burgos y Huelva y de desarrollo en Coruña, Vigo, Valladolid, Zaragoza y Sevilla.
-Segundo Plan de Desarrollo: de desarrollo en Logroño, Córdoba, Granada y Oviedo.
-Tercer Plan de Desarrollo: atención a turismo, agricultura e industria.

Política territorial y reconversión industrial



Política territorial hasta 1975 1959-75, destinada a reducir desequilibrios, poca eficacia, causas: deficiencias en los polos de desarrollo, escasez de medios financieros, poca planificación. Resultado, más desequilibrio entre periferia e interior. La localización industrial estuvo condicionada por la necesidad de proximidad a los centros del sector terciario.
Crisis y reestructuración industrial (1975-85) Cambio de rumbo, tanto por los problemas internos del país como por la crisis mundial debida a incrementos en los costes de energía y materiales. Reflejo de esta crisis es la alta tasa de desempleo. Aún así, el índice de producción crece gracias a la informatización y la nueva maquinaria. Esta reconversión es desigual en los diferentes sectores, siendo más grave la crisis en el textil, el calzado, la siderurgia, la metalurgia y la construcción naval.

Industrias siderometalúrgicas



Industria siderúrgica producción española, centrada en Asturias y Bilbao, desde 1987 desciende. El consumo interno ha descendido también, y eso supone un problema para la transformación de minerales metálicos como el acero.
Industria metalúrgica encontramos las principales industrias en Asturias, País Vasco, Madrid, Cataluña y Com. Valenciana. Las industrias mecánicas pueden ser mecánicas menores, eléctrica y electrónica, de transporte o maquinaria diversa; todas con gran dependencia de las multinacionales. La construcción naval sufrió mucho la crisis por la reapertura del Canal de Suez, la reducción de las zonas pesqueras españolas y la fuerte competencia de otros países. Así se han cerrado instalaciones en Ferrol, Gijón, Vigo y Bilbao. En el sector aeronáutico solo hay una empresa importante, Construcciones Aeronáuticas SA (CASA). En la automovilística, las empresas extranjeras controlan el mercado.

Industria química y de consumo



Industria química es la que en los últimos años ha recibido más inversiones y más ha crecido, aunque exige una renovación constante; un problema es su alto nivel de contaminación. Localización: química inorgánica de base, Huelva; petroquímica, Puertollano, Tarragona, Castellón y Algeciras; farmacéutica y colorantes y pinturas, Barcelona y Madrid; papelera, P. Vasco; caucho C-León, P. Vasco y Manresa. Fertilizantes, por toda la península. Han tenido una evolución positiva, gran demanda interna, ha aumentado el consumo y la importación.
Industrias de bienes de consumo En las industrias tradicionales de consumo destacamos textil, piel y calzado (caracterizados por la economía sumergida). Hay otras industrias de este tipo; en la construcción tienen rasgos en común: empresas reducidas (con excepciones), muchos empleados, en zonas próximas al mercado de consumo, especialización por provincias, parte de la producción, para exportación. Destacar también los electrodomésticos de línea blanca, la electrónica y la informática.

Nuevos espacios industriales



Revolución tecnológica nos encontramos en la Tercera Revolución Industrial; características: protagonismo de la información y destaca el sector telemático (informática y telecomunicaciones). Se trata de un aumento cualitativo en nuestra capacidad de organizar y transformar nuestro entorno, gracias a las nuevas tecnologías.
Parques tecnológicos están hechos para atraer empresas de alta tecnología y apoyar su reestructuración. Surgen de los precedentes europeos y americanos. Características espaciales: parcelas reducidas, alta calidad de edificaciones, gran oferta en servicios, vinculación con centros de investigación.
Investigación y desarrollo (I+D) consiste en aplicar las investigaciones a las altas tecnologías; se lleva a cabo en el Centro para el Desarrollo de Nuevas Tecnologías (CDTI) para utilizar los recursos públicos en apoyo a proyectos innovadores. El Plan Electrónico e Informático Nacional (PEIN I) fue desarrollado para apoyar la informática y la electrónica; más tarde se crearon el PEIN II y el PEIN III.


Regiones industriales



Regiones industriales en declive litoral atlántico gallego y cornisa cantábrica (incluyendo Navarra). Son zonas industrializadas desde antiguo en sectores básicos o pesados (metalurgia, minería,…), muy afectadas por la reconversión industrial. Galicia, astilleros, automóviles, conserveras y papeleras; Asturias, minería y metalurgia; Cantabria, química y metalurgia; Pais Vasco, siderurgia y astilleros; Navarra, fábricas conserveras, papeleras y metálicos.
Regiones industriales en expansión litoral mediterránea, muy dinámicas. Comunidad Valenciana, industria ligera y de consumo (también alta tecnología y automoción); Murcia, conserveras y petroquímicas; Baleares, industria ligera (calzado, textil y madera).
Regiones industriales de alta concentración concentración en Madrid y Barcelona; producción industrial y multinacionales.
Zonas de urgente reindustrialización (ZUR) consiguieron promover y reactivar la industria española (años 80) y generar más trabajo en las regiones más afectadas. Objetivo, favorecer diversificación industrial y fomentar alta tecnología. En los municipios afectados se les han dado beneficios fiscales y financieros y subvenciones para el I+D.

Industrialización inducida y espacios marginales


Espacios de industrialización inducida Aragón, Castilla y León y Andalucía, tres componentes: Hegemonía de enclaves industrializados (Zaragoza, Valladolid y Burgos, Sevilla, Cádiz y Huelva); existencia de otros núcleos (industria moderna); eclipsa manufacturas regionales tradicionales.
Espacios industriales marginados Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja y Canarias. Debilidad de concentración industrial, persistencia de sectores tradicionales (escasa productividad). Castilla-La Mancha empieza a presentar inserción en el área industrial madrileña; desarrolla industria de demanda urbana; destaca Toledo. En Extremadura y La Rioja predomina la manufactura del aprovechamiento agrario; se encuentran frenadas por otros núcleos mayores próximos, aunque su actividad cobra personalidad y alcanza prestigio.

Futuro de la industria española tras su ingreso en la UE



Nueva reconversión industrial el proceso de reconversión se aceleró con la entrada en la UE, que exigió también cambios económicos y medioambientales.
Marco de apoyo comunitario (MAC) los estados miembros financian los proyectos industriales con los Planes de Desarrollo Regional (PDR). Objetivos: Zonas de Promoción Económica, regiones poco desarrolladas, teniendo en cuenta la renta per capita y el porcentaje de paro; Zonas Industrializadas en Declive, las más afectadas por el paro y la reconversión; Zonas Especiales Rurales, precisan del desarrollo de industrias agroalimentarias y turismo rural.
Grandes ejes de desarrollo Eje atlántico-gallego, sistema productivo gallego, A Coruña y Pontevedra, con continuación a Oporto; eje mediterráneo, Gerona-Murcia, muy dinámico; eje del Ebro, Bilbao-Tarragona, gran potencial excepto Huesca y Lleida; eje cantábrico, problemas de reconversión; eje Madrid-Levante, gracias a la autovía Madrid-Valencia, que comunica la capital con la Comunidad Valenciana, gran potencialidad; eje Madrid-Andalucía, Sevilla y Cádiz, baja densidad al norte andaluz; eje Madrid-Noroeste, mediana potencialidad por la mala comunicación; eje litoral andaluz, continuación del eje mediterráneo, industria turística sobre todo.

Degradación medio-ambiental



Contaminación atmosférica sobre todo en grandes ciudades, por industria, vehículos y calefacciones; también centrales térmicas, refinerías, siderurgias, cementeras o papeleras…
Residuos sólidos la Dirección General del Medio Ambiente recoge y elimina los residuos, pero la mayoría de las zonas no controla esto totalmente.
Contaminación de aguas continentales agroindustrias generan vertidos y contaminan ríos, pero las grandes ciudades y áreas industriales producen los principales problemas.
Contaminación de aguas marinas problemas espectaculares con los vertidos en la zona atlántica, y un poco menores en la zona de Cádiz, en el Nervión o el Mediterráneo.
Contaminación del ruido ligado al modo de vida urbano-industrial, el ruido puede provocar perturbaciones psíquicas y sordera.
Riesgo nuclear el gran problema es la ubicación de restos radioactivos, pues debe encontrarse un futuro emplazamiento para estos cementerios nucleares.


Peligrosa dependencia del petróleo importado



Los precios récord que se ven últimamente en las gasolineras no deberían ser la única preocupación de los consumidores estadounidenses.
Justo en momentos en que el Levante y Venezuela atraviesan por situaciones de aguda incertidumbre política, nunca en la historia el mercado estadounidense había dependido tanto de productores extranjeros para satisfacer la demanda de combustible.
Un 56.1 por ciento del suministro petrolero en Estados Unidos en el 2003 provino de importaciones, según la Administración de Información Energética, una entidad federal encargada de recopilar datos sobre el sector.
En comparación, las importaciones no llegaron a superar el 44 por ciento durante los peores momentos del embargo petrolero de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) después de la guerra del Yom Kipur de 1973.
Los expertos apuntan al insaciable apetito de combustible del país, unido a una limitada producción nacional de crudo, como el responsable del aumento en las importaciones.
‘’Alguien tendría que calcular cuánto nos costaría una verdadera gran interrupción en el flujo de crudo'’, advirtió Joel Darmstadter, investigador del instituto de política energética Resources for The Future.
La sociedad estadounidenses es la mayor consumidora de crudo del mundo, con 20 millones de barriles diarios, y la cuarta per cápita, con 67 barriles diarios por cada 1,000 habitantes. Sólo el pequeño Singapur y los países productores Emiratos Arabes Unidos y Qata, consumen proporcionalmente más que Estados Unidos.
Por eso, pese a que la importancia del petróleo en la producción económica se ha reducido un 50 por ciento en los últimos 30 años, el consumidor estadounidense está más que nadie en las manos de la OPEP.
Un 25 por ciento de la demanda provino del cartel de productores de petróleo el año pasado, número que sólo se incrementará si tenemos en cuenta que sus miembros –especialmente Arabia Saudita– reúnen el 70 por ciento de las reservas conocidas, apuntaron los expertos.
‘’La producción de la OPEP es el factor más importante en el establecimiento de los precios del petróleo y la gasolina'’, aseguró Melanie Kenderdine, antigua asesora principal en crudo y gas del Departamento de Energía durante la administración Clinton.
Un aumento de $10 del barril sostenido durante un año sería capaz, por sí solo, de reducir el crecimiento del Producto Nacional Bruto en 1 por ciento.
Una buena parte de los expertos apuntan a la reducción de la demanda como el mejor camino para salir de la peligrosa dependencia energética extranjera.
‘’Básicamente, cuanto menos petróleo consumamos, mejor estaremos'’, dijo Darmstadter.
La necesidad de reducir el consumo es aceptada incluso por los representantes de las grandes petroleras, aunque se muestran escépticos de que haya soluciones a corto plazo, y advierten que algunas medidas podrían causar más mal que bien.
‘’Una intervención artificial podría resultar económicamente dolorosa'’, opinó John Felmy, economista jefe del Instituto Petrolero Americano, la asociación nacional de las compañías petroleras nacionales.
‘’Debemos ir con cuidado a la hora de reducirlo. Aún no conozco un auto que pueda impulsarse con energía eólica'’, agregó.
Para Felmy, el primer paso sería aprovechar las bolsas de crudo sin explotar bajo el subsuelo estadounidense, como la polémica reserva hallada en zonas protegidas de Alaska o las que se cree existen en el Golfo de México cerca de la costa de la Florida.
Pero el posible impacto de una mayor producción nacional en el mercado mundial no es visto, ni de lejos, como una solución por muchos. Aunque se lograra extraer 1 millón de barriles diarios, Arabia Saudita sola podría eliminar el impacto en el precio mundial reduciendo los $3 millones de barriles en producción extra que diariamente le sobran, dijo Kenderdine.
Una de las soluciones políticamente incorrectas es aumentar el actual impuesto federal de unos 18 centavos por galón, con el objetivo de forzar a una reducción del consumo y destinar fondos a buscar alternativas a los combustibles fósiles.
En Europa, donde la carga tributaria en la gasolina es más del doble, el consumo per cápita es la mitad que el estadounidense.
‘’El costo del petróleo debería entrar en los cálculos económicos de los consumidores'’, dijo Darmstadter, quien es partidario de aumentar en 7 centavos el gravamen.
Otra vía, mucho más popular pero frenada por la oposición de los fabricantes de automóviles, es una revisión de los estándares mínimos de rendimiento de gasolina por auto que llevan casi una década sin tocarse.
Casi el 45 por ciento del petróleo consumido en el país se destina a transporte.
‘’Necesitamos reducir el consumo de gasolina con vehículos más eficientes'’, sentenció Kenderdine.


LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN EN LA ECONOMÍA NACIONAL:



La industria de la construcción, que abarca desde la materialización de proyectos hidráulicos hasta la edificación de viviendas, es en España el sector de mayor importancía económica. Más concretamente esa importancia del sector viene dada por las siguientes circunstancias:
- En primer lugar, su importancia cuantitativa desde el punto de vista del valor añadido que con ella se genera, desde el punto de vista de los consumos intermedios que demanda, y desde el punto de vista ocupacional.
- En segundo lugar, la escasa dimensión temporal de la mayor parte de las actividades de construcción, ya que las empresas trabajan básicamente con personal contratado por el tiempo de duración de la obra, configura a la construcción como una actividad para la cual el desempleo esporádico de sus trabajadores aparece como algo normal.
- En tercer lugar, la producción de la rama materializa el 58 % de los gastos de inversión de la economía, en respuesta a una demanda muy heterogénea: demandas de obras de infraestructura social y urbana, demandas de vivienda, y demandas de los empresarios. Todas estas demandas determinan una evolución de la construcción en el tiempo muy distinta de la seguida por las restantes ramas industriales, pero que, dado el importante volumen de consumos intermedios, contribuyen de modo notable a amplificar o atenuar el ciclo indutrial “normal”.

LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN EN LA ECONOMÍA ANDALUZA:



En cuanto al sector de la construcción ha vivido uno de sus momentos más dulces en nuestra comunidad autónoma, causa de la fuerte inversión realizada en obras públicas y vivienda. En el capítulo de empleo, el nivel maximo se alcanza en 1990, con 45.000 ocupados más que en 1995. La construcción es el sector más dinámico de la economía andaluza en esta etapa, cumpliendo una doble función de motor del crecimiento y de creación de condiciones favorables para que este crecimiento sea autosostenido a través de la creación de infraestructuras básicas para el desarrollo económico.
Las inversiones se comportaron muy dinámicamente durante los años 1986-1989, con un furte componente en nuevas instalaciones, aunque a partir de esa fecha se dirigieron preferentemente hacia ajustes de la capacidad instalada. El consumo de cemento sigue un comportamiento similar aunque se puede observar una fuerte concentración del consumo en las provincias de Málaga y Sevilla, donde principalmente incidieron las obras realizadas para la Expo´92. Se puede afirmar que el incremento del consumo de cemento en España se debe principalmente al crecimiento del mismo en Andalucía.
Por lo que se refiere a las obras de infraestructura, éstas se realizaron con tres objetivos fundamentales:
1. Conectar Andalucía con el resto de España de forma efectiva. Esto se realiza a través de infraestructura viaria, como la autovía entre Madrid y Sevilla, ferroviaria, como la linea de alta velocidad, y aeroportuaria, como las ampliaciones de los aeropuertos de Málaga, Sevilla y, más recientemente, de Granada.
2. Articular las comunicaciones en la región para asi favorecer un desarrollo equilibrado





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License