Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Andalucía parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL CEMENTO EN ESPAÑA:



La fabricación de cemento “portland” se inició en España a finales del s. XIX. La primera fábrica se instaló en Oviedo. En los primeros años se montaron otras fábricas en el Norte y Cataluña. Las restantes provincias, no productoras, recibían el cemento a precios muy elevados por el coste del transporte a larga distancia.
En 1923 había en funcionamiento 18 fábricas y en 1936 se montaron otras 4, con lo que en dicho año había en España en total 29 fábricas. Entre 1943 y 1949, la capacidad de producción aumentó muy escasamente y solo a partir de 1950 se inició su incremento acelerado.
En los años 1956 y 1958 el ritmo de crecimiento disminuyó notablemente por la dificultad de disponer de las divisas necesarias para la importación de maquinaria, por aquellos tiempos era el dollar la moneda fuerte que se necesitaba para comprar el equipo al extranjero. Mientras en 1960 el cemento se vio afectado por la recesión consecuente al Plan de Estabilización.
A partir de 1962 la industria del cemento se recuperó definitivamente, y ya desde entonces la producción no ha dejado de crecer, hasta el punto en que sen han reducido las importaciones. Sobretodo en el sector andaluz donde se registran las empresas de mayor producción de cemento a nivel nacional.

INTERVENCIÓN GUBERNAMENTAL EN LA INDUSTRIA DEL CEMENTO:



El sector del cemento estuvo oficialmente intervenido, a través de la “Delegación del Gobierno en la Industria del Cemento” (DGIC). Desde su creación en 1941 hasta la disolución de este órgano en 1961, la DGIC, dependiente del Ministerio de Industria estaba encargada dwe fijar precios, cupos de entrega obligatorio por parte de las fábricas, y cupos de adjudicación a las industrias consumidoras, todo ello conforme a un complicado sistema de preferencias.
La intervención se hizo necesaria por dos motivos:
-La escasez de la oferta cementera en los años de posguerra.
-La escasez de productos siderúrgicos obligó a que en la industria española de la construcción pasara a emplear proporcionalmente mucho más cemento por unidad de obra realizada.
La recesión económica del Plan de Estabilización afectó a la industria de la construcción más que a ninguna otra; ello permitió un pasajero equilibrio de oferta y demanda e incluso originó la aparición de excedentes de producción de cemento. Ante esa nueva situación, se fue a la libertad de precios que desencadenó un alza incontrolada de los precios lo cual ocasiona la disolución de la Delegación del Gobierno en la Industria del Cemento, por su incapacidad en la fijación de precios y otras materias.
La reacción oficial fue la Orden del Ministerio de Comercio por la que se aprobó el “Convenio para la ordenación del precio del cemento” con la Agrupación Nacional de Fabricantes de Cemento. Mediante dicho Convenio se acordó elevar el precio del cemento en el 3% para 1973 y el 4% para 1974, junto con el compromiso de los fabricantes de lograr un aumento de la capacidad productiva.

EMPRESAS CONSTRUCTORAS:


Como casi siempre sucede en nuestra economía, es apreciable una fuerte concentración de obra realizada en un número de empresas relativamente reducido. Son éstas las que integran el llamado Grupo de Empresas de Obras Públicas de Ámbito Nacional (geopan), formado en 1971 por 64 sociedades.
Con una cifra equivalente al 10% de la población activa, la industria de la construcción es la primera del país por lo que a empleo se refiere.
Todo lo indicado, más el carácter fuertemente coyuntural de la construcción hace que, una gran parte del personal de las empresas constructoras no tenga el carácter de fijo, llegando la proporción en las grandes empresas al 80% del total. De este porcentaje, la mayoría son peones, personal sin calificar, contratado por períodos que no exceden de 6 meses, ect.
Los problemas de financiación son vitales para las empresas constructoras. Sobretodo en aquellas obras cuya realización requiere un gran volumen de capital que no puede ser reembolsado inmediatamente por las empresas promotoras. En la construcción de viviendas y otras edificaciones, los promotores no disponen casi nunca de tales medios, ya que normalmente ellos deben cederlas en pago aplazado a los adquierentes finales. El estado acude en apoyo de los promotores, facilitándoles créditos a plazos e intereses imposibles de obtener en la banca privada, siendo casi siempre el promotor el Sector Público.
El largo tiempo que lleva la realización de muchas de las obras estatales comporta el grave riesgo de que, desde su comienzo hata el momento de terminarse, los precios de los materiales y de la mano de obra puedan experimentar numerosas modificaciones al alza. El coste final efectivo de la obra puede llegar a ser muy superior al presupuesto inicial, lo que en definitiva plantea difíciles problemas de revisión de precios, en los cuales el Estado se mueve lenta y difícilmente.
En el caso de la construcción de viviendas, gran parte de la financiación corre a cargo de los promotores, que a estos efectos pueden clasificarse en dos grupos:
-Viviendas de iniciativa oficial.
-Viviendas de iniciativa privada.
En el segundo grupo, los promotores más importates son las sociedades inmobiliarias, que para la financiación de las construcciones suelen tomar dinero por adelantado de los compradores de las viviendas. La falta de reglamentación de esta importante forma de obtener recursos financieros fizo proliferar las estafas a los más incautos.
Los bancos comerciales, desde la Orden del Ministerio de Hacienda de 1969, fueron autorizados con carácter genérico a conceder créditos por plazos superiores a los 18 meses. Las cajas de Ahorro, fueron autorizadas por otra Orden Ministerial de 1972, a conceder créditos hasta los 15 años.

EL SUELO:



Es uno de los problemas básicos del precio final de las viviendas. Puede representar entre el 40 y el 50% del precio total (ej: Madrid), frente al 10 y el 24% en países como: Holanda, Canada, Alemania, Suiza o Reino Unido. La ley del suelo de 1956 significó un intento de interés para acometer la solución de toda la problemática especuladora. Llegándose incluso a establecer la posibilidad de municipalización del suelo para crear reservas y a precios razonables de terrenos edificables.
La no publicación del reglamento del la Ley, y el ambiente general de especulación dentro del proceso inflacionista, hicieron que si el índice general del coste de la vivienda aumento en el 100% aprox. entre 1961 y 1969, el valor de los terrenos superó la cota de 700%. Entre 1969 y 1975, esta fue una fase de estudios, con el único resultado de la presentación a las Cortes del proyecto de una nueva Ley del suelo.
Entre 1975 y 1977 lo que imperó fue la incertidumbre y la especulación, sin que aprovecharan las posibilidades de mayor interés de la Ley del suelo de 1956, o de su revisión de 1975.
En los pactos de Moncloa, se trazaron las bases de una política de urbanismo, suelo y vivienda, centrada en una serie de mecanismos concretos:
1.- Formación de un inventario de suelo calificado urbano o urbanizable.
2.- Promoción de suelo público especialmente para cooperativas de viviendas.
3.- Reglamento de expropiaciones y revisión del tratamiento fiscal de los solares y terrenos.
4.- Fomento de la adquisición de suelo urbano o urbanizable por las Corporaciones Locales.
5.- Otras medidas sobre viviendas desocupadas, descentralización administrativa, financiación, ect…

EL PROBLEMA Y LA POLÍTICA DE LA VIVIENDA:



Características:


- La vivienda es un bien de consumo duradero y de primera necesidad.
- Guarda una relación muy estrecha con el nivel de renta. En los países donde la distribución de la renta es muy desigual, un escaso tanto por ciento de la población total vive en amplias y lujosas residencias, y el resto de la población habitan en viviendas de insuficiente capacidad, incomodas e insalubres.
- Es reflejo de las estructuras demográficas, económicas y sociales. En el caso de España, ésta cuenta con importantes corrientes migratorias interiores y tiene una estructura social que imprime a la distribución de la renta un fuerte desequilibrio.
Para resolver los problemas de la escasez de la vivienda se toman una serie de medidas como son:
- Fiscales: mediante la exención o reducción de la contribución urbana.
- Facilidades crediticias.
- Primas o subvenciones a la construcción.
- Garantías de obtención de suministros, en caso de escasez de materiales.


EL PROBLEMA Y LA POLÍTICA DE LA VIVIENDA HASTA 1936:



Este problema surgió después de la guerra civil. Los precios de alquiler de viviendas estuvieron tasados durante los S. XVI, XVII y XVIII. Sin embargo, con la Ley de 9 de Abril de 1842 se estableció la más absoluta libertad, lo que contribuyó a activar la construcción en el período de 80 años posteriores.
A principios de siglo el problema de las viviendas insalubres seguía preocupando a la sociedad. Para resolver este problema, se promulgó la Ley de 12 de Junio de 1911, iniciandose una legislación de “casas baratas”, fomentando así la construcción de viviendas y promoviendo la creación de cooperativas.
Durante el período 1920-1936 se tomaron una serie de medidas sobre inquilinatos y surgiendo así dos decretos:
- El Real Decreto de 21 de Julio de 1920: “Decreto Bugallal”. Éste congeló los precios de los arrendamientos urbanos en poblaciones de más de 20.000 habitantes
- Decreto de 29 de Diciembre de 1931: por este decreto la política de congelación de precios se amplio. Esta congelación de precios fue uno de los factores que más frenaron la construcción de viviendas.
Hay que mencionar también la Ley de 25 de Junio de 1935 (”Ley Salmón”), cuyo propósito era combatir el paro, fomentando la construcción por medio de exenciones fiscales.

EL PROBLEMA Y LA POLÍTICA DE LA VIVIENDA DESDE 1939 HASTA 1954. LA LEGISLACIÓN DE VIVIENDAS “PROTEGIDAS” Y “BONIFICABLES”.


El Estado trató de fomentar la construcción de viviendas mediante la concesión de viviendas denominadas “protegidas”, “bonificables”, de “tipo social”, de “renta limitada” y “subvencionadas”.
Con la Ley de 19 de abril de 1939 se creó el Instituto Nacional de la vivienda, instrumento básico de la política de la vivienda. Al mismo tiempo se fijaron los beneficios otorgados a las “viviendas protegidas”, como son:
- Exenciones del pago del 90% de la contribución urbana durante 20 años.
- Concesión de préstamos sin interés y hasta el 40% del presupuesto de la construcción.
- Primas de hasta un 20% del mismo a las cooperativas de viviendas en los que los socios hiciesen prestaciones de trabajo personal.
Sin embargo, en el caso de “viviendas bonificables” los beneficios eran más amplios que en el caso de “viviendas protegidas”. Los préstamos otorgados por el Instituto de Crédito para la Reconstrucción Nacional podrían alcanzar hasta un 60% del presupuesto, con un interés del 4% y vencimientos a largo plazo y reembolsables. También se concedían facilidades en los suministros de materiales y se dejaba libertad a la venta por pisos de las casas contruidas.
Sin embargo, desde la perspectiva de la política social, el Estado estuvo financiando la construcción de viviendas que solamente podían comprar las clases con ingresos altos.
Pero el problema de la vivienda seguía durante 1944 y 1955 ya que aunque en este período se construyeron 112.105 viviendas, esta cifra era insuficiente.

EL PROBLEMA DE LA VIVIENDA A LA LUZ DEL CENSO DE 1950:



Según el censo, existían en España en esa fecha 5.442.640 edificios, de los que 4.599.050 estaban destinados a alojamientos, totalizando 6.370.280 viviendas. En cuanto al estado y comodidad de los edificios destinados a vivienda, del censo se desprendía que un 25 por 100 debía considerarse insalubre por sus condiciones higiénicas.
La publicación del Censo puso de manifiesto los efectos de las leyes de congelación de los contratos de inquilinato. De las viviendas arrendadas en 1950, el 79 por 100 rentaba menos de 100 pesetas al mes y el 92 por 100 menos de 200 pesetas. En este sentido, bien podía afirmarse que el sector de la vivienda fue el único en el cual los que ya tenían casa alquilada pudieron apreciar los efectos favorables a ellos de una medida contra la inflación, pero que naturalmente tuvo toda clase de contraindicaciones para las sucesivas generaciones que se iban incorporando a la sociedad como unidades familiares, y que tenía que hacer frente al pavoroso problema de la vivienda.
Con el Censo de 1950, también se puso de relieve cómo la desigual distribución de la renta incide en la vivienda. Mientras una buena parte de la población vivía hacinada en alojamientos exiguos, de una y dos habitaciones, una proporción muy reducida de familias habitaban muy excesivamente amplias; numéricamente expuesto este contraste: mientras 414.310 familias compuestas de cinco a diez miembros vivían en casas de una y dos habitaciones (las cocinas se computaron en el censo como habitaciones), 606.250 familias de uno a tres miembros residían en viviendas de cinco a diez habitaciones.
A partir del Censo, lo más urgente era determinar el déficit real de viviendas. Para su cálculo, el ICH (Instituto de Cultura Hispánica) partió de la cifra del déficit inicial, estimado según los datos del Censo y del criterio “una familia, una vivienda”. A esa cifra se sumó el número de viviendas que fueron construidas entre los años 1951 y 1957. Sumados, por tanto, el número de viviendas disponibles en 1950 y el de las construidas entre los años 1951 y 1957, y referido el total a la población en 31 de diciembre de 1957, resultó un “déficit carencial” de 652.452 viviendas. Para obtener el déficit total hubo que agregar al “carencial” el déficit de “reposición” de las 415.000 viviendas declaradas “definitivamente insalubres” por la Fiscalía de la Vivienda, y cuya destrucción estaba aplazada en 1957 por falta de las viviendas necesarias para sustituirlas. Sumados ambos déficit parciales, el carencial y el de reposición, el déficit total en 1958 lo cifraba en 1.067.452 viviendas.
Las necesidades a cubrir venían dadas inicialmente por el déficit existente, frente al cual lo primero a que se debía aspirar era a evitar su aumento. Para eso era preciso que el número de viviendas edificadas cada año satisfaciese por lo menos las necesidades impuestas por el normal crecimiento vegetativo, calculables en 70.950 viviendas por año. De esa cifra se colige, que durante el período 1951-1955 el problema de la vivienda no dejó de aumentar, puesto que lo construido apenas cubrió las necesidades provenientes del mero crecimiento vegetativo.

LA LEY DE VIVIENDAS DE RENTA LIMITADA Y EL PRIMER PLAN NACIONAL DE LA VIVIENDA (1956-1960):



La experiencia que proporcionó la política seguida en la construcción de las viviendas protegidas y bonificables, y el conocimiento más exacto del problema que hizo posible el Censo de 1950, permitieron al Estado iniciar una nueva fase de su política de vivienda, en la que -a eso se aspiraba al menos- se evitasen los inconvenientes surgidos en la anterior. Esta nueva fase se inició con la publicación de la Ley de 15 de julio de 1954 sobre construcción de viviendas de renta limitada.

La Ley dividía las viviendas de renta limitada en dos grupos:

1°- No recibía ayuda directa del Estado y que tenía como único auxilio la preferencia en el suministro de materiales, se fijó un alquiler máximo de 1.500 pesetas la mes, no existiendo prácticamente limitaciones en la venta por pisos.
2°- Aquellas a las que el Estado prestaba auxilo, y que se dividían en tres categorías, según la superficie en metros cuadrados.
Los beneficios que a las viviendas de renta limitada concedía la Ley eran:
a) Exenciones y bonificaciones tributarias.
b) Anticipos sin interés reintegrables a largo plazo.
c) Preferencia en el suministro de materiales.
d) Derecho a la expropiación forzosa de terrenos edificables.

Pero a pesar de las tres clases de legislación sucesiva de viviendas con ayuda del Estado -protegidas, bonificables y de renta limitada-, el panorama del alojamiento era cada vez más desolador. Por todo ello, y con base en un precepto anterior que disponía que “el Instituto Nacional de la Vivienda formulará los planes generales de construcción de viviendas de renta limitada”, por Decreto de 1955 se aprobó el Plan Nacional de la Vivienda para construir, en cinco años, un total de 550.000 viviendas, a un ritmo de 110.000 por año.
El Plan Nacional de la Vivienda, 1956-1960, formulado en un año en el que los estrangulamientos en el mercado de materiales de construcción eran aún muy importantes, llevaba implícita una gran ambición. No es extraño, pues, que el Plan no pudiera ser enteramente cumplido, lo que no quiere decir que la expansión que se propuso fuese exagerada.
Desde el nuevo Ministerio, se auspició la Ley -13-XII-1957- estableciendo un plan de Urgencia Social para Madrid, que dispuso la construcción de 60.000 viviendas subvencionadas en el plazo de dos años. Los beneficios de la nueva modalidad de protección se extendieron pocos meses después a todo el ámbito nacional. Esta nueva clase legal de viviendas, en el momento de su apoyo inicial en 1957 contaban con los estímulos siguientes: exenciones tributarias, preferencia en el suministro de materiales, subvención de 30.000 pesetas por unidad, y renta fijada en función de la superficie útil y adaptada cada año a las variaciones del coste de la vida mediante Decreto del Consejo de Ministros, con aplicación automática del índice fijado por la Dirección General de Estadística.


EL SEGUNDO PLAN NACIONAL DE LA VIVIENDA 1961-1976:



Terminado el Plan Nacional de la Vivienda para 1956-1960, a finales de 1961 se aprobó un nuevo plan para el período 1961-1976. Cabe destacar el excesivo optimismo del ministerio de la vivienda al planear a 16 años vista, lo que implicaría revisiones periódicas y modificaciones frecuentes. Se estimaron las necesidades de viviendas para el período en torno a los 4 millones (3.713.900).
En 1966 el plan general de la vivienda fue objeto de una profunda revisión por parte de la comisión de la vivienda del segundo plan de desarrollo y desde 1973 quedo abandonado el programa de vivienda 1961-1976.
Las diferencias con los países europeos eran importantes en lo cualitativo; en europa una elevada proporción de la vivienda se construyen en edificio de una o dos unidaes, ej: 75% en Reino Unido. En España solo un 9,4% de las viviendas presentaban estas características, esto se explica por la insuficiencía de suelo urbanizado provocado por la deficiente actuación de los organismos públicos y por la especulación reinante en este campo, es decir, las viviendas se construyen cada vez más en enormes bloques de gran altura, donde la mayoría carecen de espacios verdes y presentando baja calidad las construcciones.
El segundo Plan de Desarrollo al ocuparse de esta cuestión solo se lamentaba de la situación; las barriadas periféricas (construídas en este período) resultan aisladas, desintegradas de la vida urbana convirtiéndose en poco tiempo en auténticas estructuras suburbiales. Este aislamiento se intento paliar con la intensificación de su “vida interna”, pero fue un intento fallido debido a las dificultades económicas y al alto precio del suelo. La mayor parte de las viviendas se destinaron directamente a la venta debido a la continua desvalorización de la peseta por el bloqueo parcial de los arrendamientos urbanos y por la tendencia española de una vivienda para toda la vida, significando todo esto una dificultad adicional para el acceso a la vivienda.

LA POLÍTICA DE LA VIVIENDA DESDE 1973-1980:



Con la supresión del plan dejó de funcionar la planificación que se había venido aplicando a partir de junio de 1973.
El 12 de junio de 1973, gobierno de Carrero Blanco, fue designado ministro del ramo José Utrera Molina, quien asume el compromiso de erradicar el chabolismo de las grandes ciudades, lo cual no llego a conseguir.
El 5 de enero de 1974 la cartera de vivienda paso a Luis Rodriguez de Miguel, quien brilló por su escasa actividad previsora y racionalizadora. No esbozó ninguna nueva política, se acentuaron los rasgos de privatización de la política de vivienda, perdida de iniciativa del INV y INUR, se convocaron los primeros concursos de urbanismo concertado y se abandonó la política de descongestión de las grandes ciudades.
En 1974 y 1975 por la inercia del boom económico de 1972 y 1973 la construcción de viviendas alcanzó sus más altas cotas 358.460 y 374.391 unidades terminadas. En 1976 caería hasta 319.825 y en 1977 se mantendría la tendencia con 324.384.
El 12 de diciembre de 1975 la cartera de vivienda pasó a Francisco Lozano Vicente, quien emprende la llamada política de “viviendas sociales”, que supuso un paso más en el proceso de privatización de la promoción de viviendas. Se fijaron las condiciones mínimas de los aspirantes. Articuló un sistema de crédito a los futuros beneficiarios y más tarde a los promotores. Tales expectativas no se vieron realizadas en la práctica.
El 4 de julio de 1977, el gobierno de Suarez, desaparece el Ministerio de la Vivienda y todas sus actividades se transfirieron al MOPU, lo que fue un error debido a que la problemática de la vivienda difícilmente podría tratarse en un macroministerio super burocratizado. Otro error importante consistió en la liberalización indiscriminada del sistema financiero, como consecuencia las cajas de ahorro decidirían más libremente sus inversiones, lo que llevo al definitivo fracaso de la política de Lozano de viviendas sociales.
En los pactos de la moncloa el MOPU desarrollo un serie de directrices a la que habría de ajustarse la política de vivienda. El gobierno se comprometió a orientar la política de la vivienda en una doble vertiente: hacía el establecimiento de mecanismos que garanticen la financiación de la vivenda y hacia la construcción de viviendas para los sectores más necesitados. Pero posteriormente surgieron problemas como la penuria de recursos financieros y la no existencia de un plan de viviendas con suficiente horizonte temporal y con medidas adecuadas para estimular el ahorro privado y mejorar los circuitos financieros,
Durante 1978-1979 prosiguió el declive de la industria de la construcción, según estimaciones del banco de Bilbao el sector decreció su nivel de actividad en términos reales en un 2,5%, lo que condujo a un aumento del desempleo que engrosaba una lista en torno a los 400.000 obreros parados en el sector de la construcción.
En 1980 se agudizó toda la problemática con el encarecimiento de las viviendas sociales. Planteándose soluciones legislativas para los próximos años: revisión de la Ley de Arrendammientos Urbanos y una nueva Ley de la Vivienda de protección ofi

EL SECTOR SERVICIOS



El Turismo constituye, sin lugar a dudas, dentro del escenario económico de la Comunidad Autónoma la actividad primaria y más dinámica, generadora de un volumen importante de ingresos, tanto por sí misma, como por su capacidad para la potenciación de sectores productivos complementarios de carácter industrial y terciario.
Y ello debe inducir a su consideración como sector económico de primera magnitud, superando actitudes de carácter residual que consideraban al Turismo como un mal menor mientras se esperaba, en actitud anhelante, a la industria como panacea para la solución de los problemas económicos de una comarca o región.
En el caso del litoral gaditano el turismo se ha constituido en uno de los pilares básicos para el sostenimiento económico de gran parte de la población, habiendo venido a suplir, al menos parcialmente, la decadencia de los sectores tradicionales de la economía local. En Tarifa en particular, ese proceso de sustitución ha alcanzado tan notables proporciones que incluso se ha convertido en la opción dominante en el conjunto de las actividades.
Tal situación no presenta visos de cambio radical en un horizonte a medio plazo, la evolución de las variables económicas regionales en los últimos diez años y el curso seguido por las políticas de desarrollo regional no parecen orientar la transformación de la economía andaluza hacia la recuperación de producciones tradicionales ni hacia opciones de reequilibrio intersectorial.
Con esta perspectiva, la actual importancia de las actividades turísticas tiene una evidente significación tendencial como base económica de Tarifa que obliga a considerarlas con especial atención, no sólo desde las políticas municipales sino también desde las políticas estatales y autonómicas.
Por consiguiente, las reflexiones sobre la actividad turística deben adquirir una dimensión estratégica que abarque tanto aspectos relativos a su producción, comercialización, márketing y fomento de la imagen para la captación de demanda, como la planificación de una oferta equilibrada, diversa y cualificada y permita la localización de los escenarios adecuados para su implantación.
En lo que respecta a las políticas municipales, el Plan General se reconoce como un instrumento fundamental para implementar esa política. Se ha de redactar, por tanto, un Plan para un municipio cuyos responsables apuestan por el turismo, y ello significa una expresa convicción de que el desarrollo de las actividades turísticas, pasado y futuro, constituye una base esencial para la mejora de las condiciones de vida de la población residente del municipio. La actividad turística no sólo constituye una fuente de riqueza y empleo para la población residente, con fuerte dinámica de crecimiento, sino que crea un marco construido que amplía sus oportunidades y, en definitiva, puede contribuir a mejorar la calidad de su hábitat.
Puede y debe, por tanto, apostarse por un futuro sin renuncias, se puede y se debe formular una opción estratégica por la cualificación de la oferta en su conjunto, y para ello se requiere, como objetivo fundamental, la diversificación de la oferta. Ello no puede conseguirse si no es fomentando abiertamente un incremento de la producción turística, hacer más y mejor que lo que ahora existe, que seguramente implicará hacer menos y distinto.
El crecimiento no puede, por consiguiente, constituir ni un objetivo en sí mismo ni adoptarse a cualquier precio. El crecimiento debe ser un objetivo instrumental: se ha de crecer para algo. En nuestro caso será necesario crecer para conseguir la cualificación necesaria de lo que ya hay mediante la complexión, complementariedad, diversificación y sustitución de parte de la oferta existente.

Los aspectos claves sobre los que se considera necesario incidir a este respecto son los siguientes:

· Ordenación turística del territorio. Se trata de promover en el marco urbanístico, figuras y directrices que recojan la especificidad del suelo de vocación o uso turístico. Entre las medidas previstas para el desarrollo de esta línea de actuación se deben señalar el rediseño de zonas con expectativas turísticas.
La imagen de satélite revela la concentración de la población en la Península Ibérica, donde la ocupación masiva del litoral (especialmente significativo en el litoral mediterráneo) nos ayuda a entender la capacidad del turismo como actividad, no solo generadora de un importante volumen de recursos, sino también, incentivadora de una determinada dinámica de ocupación del territorio.
· Resulta necesario definir la intensidad de uso de los espacios turísticos (edificabilidad y densidad turística) introduciendo las necesarias dosis de flexibilidad que demandan las mutantes condiciones del mercado turístico, de forma que su contenido urbanístico no provoque la invalidación de ofertas promocionales diversas.
· Unido a ello se trata de incidir en la homologación del producto, mediante la instrumentación de unos parámetros que aseguran la calidad espacial y medioambiental del resultado final. El carácter productivo de estos espacios recomienda referir estos parámetros al concepto de “plaza turística” y no al de unidad residencial, estableciendo, al tiempo, unos índices de conversión entre aquella y la oferta turística extrahotelera (apartamento turístico y vivienda unifamiliar como opciones de empleo recurrente). En definitiva se trata de primar la oferta hotelera como forma de alojamiento turístico prioritario y predominante.
· Mejora de la infraestructura de transportes y accesibilidad a las zonas turísticas. Es necesario poner de manifiesto ante las administraciones competentes, dos obstáculos que impiden el desenvolvimiento de actividades turísticas, para que prioricen las inversiones públicas e infraestructuras viarias y de transportes en las zonas turísticas.
· Mejora de los servicios públicos de uso cotidiano y de los entornos turísticos urbanos. Entre las medidas de esta línea de actuación pueden señalarse la limpieza y dotación de servicios de playa, el abastecimiento de agua potable, la depuración integral de aguas residuales en el medio litoral, la mejora de instalaciones y servicios de energía, y la limpieza, la señalización y mantenimiento de carreteras, la mejora de la recogida y eliminación de los residuos sólidos urbanos, la eliminación de vertederos y escombreras, y la rehabilitación de las edificaciones urbanas. Estas medidas, además de mejorar la imagen del producto turístico que se ofrece, contribuirán a mejorar el nivel de bienestar de los habitantes de las zonas.
· Definir una oferta dotacional amplia y diversa como oferta complementaria de la actividad de alojamiento, entendida desde la perspectiva del consumo de ocio que caracteriza este tipo de espacios. Otro aspecto a considerar especialmente en relación con la actividad turística en Tarifa es la actitud sobre el territorio del término municipal. El territorio es el obligado soporte físico de toda actividad productiva. No obstante, más allá del suelo que literalmente se use como soporte de la actividad, el territorio considerado en términos más amplios cobra importancia diferente según cual sea la actividad predominante de la base económica y según se afronte ésta. El territorio en su conjunto cobra especial relevancia como recurso económico en la medida en que la actividad sea el turismo: El territorio no es sólo soporte del turismo, sino su objeto y también sujeto de la actividad turística.
El atractivo del territorio de Tarifa ha sido la causa y origen del desarrollo de la oferta turística y es también la base de las oportunidades que se abren para un futuro mejor. Territorio, como fondo y marco de la implantación turística, territorio como paisaje en parte natural y en parte construido, en una imbricación y armonización de ambos que en algunos enclaves se ha roto sin alcanzar su completa transformación en medio urbano, en contraste con el medio natural circundante.
Y por último, es necesario subrayar que, la industria turística en Tarifa sólo será competitiva en la medida en que lo sean las empresas que componen el sector. Esto quiere decir que, aún reconociendo que las Administraciones Públicas, y entre ellas la Administración Local, juegan un papel significado en la configuración y eficiencia del producto turístico, el resultado final dependerá de la competitividad en el mercado turístico nacional e internacional de las empresas. En definitiva, la Administración debe cumplir el papel de incentivador de los procesos de cualificación del turismo, así como asumir su responsabilidad en la configuración del producto, como titular de servicios e infraestructuras públicas generales, claves del entorno turístico. No cabe duda de que la promoción exterior, la ordenación de los recursos naturales o la mejora de las infraestructuras básicas, son ciertamente condiciones necesarias para el logro de ventajas competitivas, pero resultan insuficientes para generarlas por sí mismas.
Aportar al espacio turístico una oferta complementaria al alojamiento debe constituir un criterio básico de intervención.
En consecuencia, por importante que sea el esfuerzo público, para que el turismo de Tarifa sea competitivo es necesario que los prestatarios directos de los servicios turísticos, empresarios y trabajadores, asuman que la modernización de la oferta y la elevación de los niveles de calidad constituyen actualmente las condiciones determinantes para el desarrollo del sector.
Se trata, por tanto, de provocar desde el planeamiento la activación de políticas selectivas y estratégicas tendentes a producir una oferta y generar una demanda cualificadas, singulares y diversas. No se trata tanto de aplicar el criterio de competitividad por precio como el de competitividad por calidad, teniendo en cuenta que, hoy en día, tal y como expresan algunos autores, los niveles de exigencia del usuario de los espacios turísticos no afecta tanto a los niveles de confortabilidad del propio alojamiento como al de la calidad del escenario donde se inserta el producto turístico. Ello supone, entre otras cosas, superar la concepción exclusiva del recurso al binomio sol/playa y la puesta en valor de otros recursos endógenos del territorio de carácter natural, paisajístico, científico o cultural, provocando una ampliación significativa del ámbito territorial de ordenación, más allá del propio espacio litoral.
En otro orden de cosas, el Plan más allá de la definición del modelo, quiere asumir la responsabilidad de reflexionar sobre los modelos espaciales de urbanización y edificación del espacio turístico. Y ello pasa ineludiblemente por desterrar definitivamente la tradicional asimilación que se realiza del espacio turístico con el espacio residencial.
Dentro del debate de última generación acerca de la ordenación de los espacios turísticos uno de los objetos principales de reflexión se centra en la definición del propio uso turístico en relación con la eterna dialéctica existente con el uso residencial. Y ello porque, entre otras consideraciones, la asimilación de un producto turístico a un área residencial genera implícitamente una demanda dotacional, en aplicación de Reglamento de Planeamiento que, en la mayor parte de las ocasiones, no se corresponde con las necesidades y demandas de los usuarios de estos espacios. De ahí que en la actualidad la práctica urbanística sea cada vez más proclive a asimilar el uso turístico con el uso terciario, aplicando el criterio de que la caracterización de la urbanización turística hay que entenderla más desde su consideración como actividad económica, es decir, como un producto que poco tiene que ver, pues, con las constantes espaciales, morfológicas y funcionales de un área residencial.
En el espacio turístico la población no reside sino que se aloja, lo cual introduce una singularidad y especificidad a estos espacios. Ello va a implicar, según expresan Damián Quero y Eduardo Leira en su artículo “Otra práctica de la urbanización turística” que el argumento principal para la ordenación y el uso social de estas áreas no es la vivienda sino las actividades: el equipamiento se hace aquí espacialmente dominante, mientras el alojamiento, diríase, es el equipamiento del equipamiento, el uso secundario para mantener las actividades de recreo. Y esto último es lo que sobre todo debe ser entendido: que el espacio turístico ha de ser usado, vivido, figurado arquitectónicamente y sentido de forma diferente al de la ciudad cotidiana; que sus usuarios proyectan sobre él otras fantasías y desarrollan otros comportamientos, y que por tanto ha de ser organizado de otra forma. No toma prestado apenas nada de la ciudad preexistente. Y, por tanto no admite un modo de crecimiento inercial, mimético, respecto de ella. Una implantación turística no es un barrio; debe responder al concepto de producto destinado a satisfacer una demanda muy articulada y organizada, en un marco formado por otros productos alternativos acabados y compitiendo por adecuarse a las fantasías de tiempo libre de los turistas. Las concepciones del crecimiento contínuo, programado, ordenado según piezas urbanas deducidas de previsiones generales, son radicalmente inapropiadas aquí.
La superación del recurso recurrente al binomio sol-playa, como activo exclusivo y reclamo predominante de la implantación turística, debe articularse desde un profundo conocimiento de las características urbano-territoriales de Tarifa, que permita la diversificación de la oferta/reclamo potenciado otros recursos endógenos de carácter cultural (arqueológica, valoración del Conjunto Histórico), natural y PAISAJÍSTICO (Parque Natural de los Alcornocales, Parques litorales relevantes, estribaciones serranas prelitorales,…).
Del texto podemos extraer una serie de conclusiones que van a ayudar a modelar una actitud proyectual adecuada y coherente para con el carácter de estos espacios.
En primer lugar destacaría un hecho cierto. Si bien la intervención en la ciudad fluctúa, en palabras de Colin Rowe extraídas de su libro Ciudad Collage, entre la recuperación y valorización de sus preexistencias y la creación y experimentación de nuevos modelos, es decir entre su consideración como Teatro de Memoria y como Teatro de Profecía, los espacios turísticos, desprovistos de preexistencias urbanas con las que dialogar, obligados a coexistir dialéctica y escenográficamente con elementos naturales en claves paisajísticas, se constituyen en verdaderos y auténticos Teatros de Profecía donde escenificar nuevas formas espaciales y nuevas figuraciones arquitectónicas. Artefactos, pues, de nueva condición urbana.
En segundo lugar, la predominancia en estos espacios de la oferta complementaria frente al alojamiento, hace que la unidad de alojamiento no se constituya en la célula básica en la conformación del tejido. El orden espacial adquiere una nueva dimensión y la edificación debe pasar de ser considerada como parte constitutiva de la textura del espacio a adquirir dimensión propia como objeto. En esta afirmación se están comprometiendo los dos modelos ya clásicos de ciudad: la ciudad de la calle apantallada y el trazado como rito espacial, y la ciudad racionalista donde, como expresa Solá Morales la visión del trazado no ha de ser la alineación de las fachadas, sino el orden del espacio vacío. Y este orden no tiene porqué ser un eje rectilíneo, ni un gálibo simétrico ni una figura unitaria. Si dejamos que la edificación se busque la vida, la imagen de lo colectivo se reconoce por su pura fuerza visual, artística, desprovista de toda la carga funcional de movilidad, de circulación o de actividad.

Como imagen mental.



Esta reflexión, además, debe desterrar definitivamente los modelos tradicionales de espacios turísticos que gravitan, entre la recuperación banal y anacrónica del tradicional pueblo andaluz, dando lugar a áreas que ni son pueblo, ni andaluz ni nada que se le parezca, sino más bien ejercicios dionisíacos de la febril imaginación compartida de promotores privados y profesionales indulgentes; la adopción fiel y disciplinada de modelos suburbanos de ciudad jardín o la aplicación perversa y tergiversada de los principios urbanos del Movimiento Moderno. En definitiva conglomerados de camas, cuya organización urbanística no requiere más instrumental que el mismo de los barrios dormitorio de las periferias urbanas una vez asegurado el sol y la playa como único argumento diferente para la captación de demanda. A ellos se les une, como modelo de última generación, la proliferación de amebas urbanas informes y subliminalmente de similar carácter especulativo que aquéllas, que están floreciendo alrededor del recurso golf como oferta complementaria cualificada.
La adopción de modelos urbanos, pretendidamente tradicionales, asociados a una imagen falseada de pueblo andaluz, es una de las opciones mas comúnmente empleadas para el diseño de los espacios turísticos
El modelo urbano de la ciudad jardín, cimentado en el empleo exclusivo de tipologías de vivienda unifamiliar aislada, conforma espacios urbanos anónimos y faltos de identidad, además de provocar una alta ocupación antrópica del territorio.
La aplicación perversa y tergiversada de los principios del Movimiento Moderno genera, en la mayor parte de las ocasiones, espacios excesivamente densificados, insensibles con el territorio circundante y con el propio frente litoral.

DEFINICIÓN DE TURISMO


Las actividades que realizan las personas durante sus viajes o estancias en lugares distintos al de su entorno habitual por un periodo de tiempo consecutivo inferior a un año con fines de ocio negocio u otros motivos.
- Efecto multiplicador
Demanda de los bienes o servicios producidos por un sector genera demanda de bienes o servicios procedentes de otros sectores.
- Destinos turísticos
África, América, Asia Oriental y Pacífico, Oriente Medio y Asia del Sur.


FORMAS DE TURISMO



- Visitante de día
- Turista
- T interno
- T receptor: no residentes que viajan por el país dado
- T emisor

Combinando estos tipos de turismo tenemos diferentes categorías de turismo:

- T interior=interno+receptor
- T nacional=interno+emisor
- T internacional=receptor+emisor

CLASIFICACIÓN SEGÚN:



- La duración del viaje
- Turismo de estancias o residencial: mucho tiempo de estancia en relación al tiempo del viaje
- Turismo itinerante
- La capacidad económica
- De masas
- De elite
- Al lugar al que se viaje
- Rural
- Sol y playa
- Montaña
- Urbano
- La motivación
- Salud
- Balneario
- Cultural
- Ocio (pt)
- Activo (dep.riesgo, caballo,eventos,pesca)
- Gastronómico
- Folklorico
- Sexual
- Congresos/ferias
- Agroturismo
- Aventura

CARACTERÍSTICAS COMUNES DEL EMPLEO DEL TURISMO



Dentro del sector tco. Coexisten diferentes tipos de empresas que facilitan servicios turísticos.
El empleo en el turismo forma parte del sector servicios, por lo que tiene unas características:
- Es la primera industria del país, generando mucho dinero en determinados momentos genera muchos puestos de trabajo.
- Se mueve fundamentalmente en épocas que otros sectores descansan, (estacionalidad). Se trabaja cuando los demás no.

Para evitar esto (desestacionalizar) se
- Buscan mercados tcos emisores que estén descansando en otras épocas, diferentes mercados, como el sudamericano
- Buscan grupos que viajen en otras épocas, 3ª edad

EMPRESAS TURÍSTICAS



AGENTE



- Formación
- Empatía
- Conocimiento mercado/asesorar
- Dialogante


DIRECTOR



- Capacidad liderazgo/motivación
- Formación
- Experiencia

DPT. COMERCIAL



- Formación
- Empatía
- Negociador
- Conocimiento mercado
- Organización

En una agencia se venden viajes, billetes, hoteles, restaurantes, y se asesora al turista.

HOTELES



Ofrecen servicios de alojamiento y restauración básicamente, aunque dependiendo del tipo de hotel pueden ofertar también alquiler de sala de reuniones, banquetes o servicios de animación, siempre remunerado.

EQUIPO DIRECTIVO



- Director, subdirector, ayudante de dirección:
1. Definir políticas de empresas y objetivos
2. Gestión rrhh
3. Organizar y coordinar
4. Comercialización
5. Control de sistemas de seguridad y calidad
6. Controlar

PISOS



- GOBERNANTA



1. Organizar y repartir tareas
2. Control pedidos y stock (lencerías)
3. Realizar horarios personal
4. Introducir datos estadísticos
5. Comunicación

- CAMARERAS DE PISOS



1. Tareas de limpieza
2. Control de habitaciones y minibares
3. Comunicación incidencias inmediato superior

- Jefe recepción
1. Organizar y controlar las tareas propias del dpto
2. Elaborar horarios personal
3. Gestión de quejas
4. Comunicación interdepartamental
5. Organizar reuniones y levantamiento de actas
- Recepcionistas
Atención al cliente

MANTENIMIENTO



Especialistas en mantenimiento

RESTAURANTE



- Maitre
1. Organizar y controlar dpto
2. Horarios personal
3. Toma comanda
4. Planifica menús y cartas
5. Pedidos
6. Organiza room-service
7. Organiza reuniones entre dptos.

CONVENCIONES



1. Reservar, organizar, todo lo relacionado con reserva de salones para convenciones y material a subcontratar.
2. Organizar reuniones y levantamiento de actas
3. Comunicación interdepartamental

DPTO. COMERCIAL



Mecanismos y políticas de comercialización en todas las áreas del hotel

ANIMACIÓN



1. Buena comunicación con recepción
2. Subcontratación otras empresas si necesario
3. Acondicionar las instalaciones
3. Empresas de transporte turístico:
- Líneas de cruceros
- Autocares
- Ferrocarril
- Alquiler de coches
4. Guías turísticos
5. TO
6. Parque temático
7. Consultorías turísticas
Suelen se de medioambiente, calidad, prevención de riesgos…asesoran a empresas turísticas.
8. OPC. Traductor.
9. Cruceros
10. Actividades de turismo activo
11. Oficinas de turismo
No son empresas como tal pero son lugares en los que se trabaja para dar una buena información al turista. Sin ánimo de lucro, lo que pretenden es llevar a turistas a empresas
12. Centrales de reserva
comercializan generalmente hoteles
13. Alquiler de coches
14. Hostelería.
En 3 grandes grupos: AAVV (TO, OPC), alojamiento y transporte.


CARACTERÍSTICAS DEL SECTOR TURÍSTICO



En el sector turístico hay:
- Empresas
- Productos
- Servicios
- Tipos de empleo
- Personas

ASPECTOS COMUNES:



Ofrecen un producto (servicios + derechos de uso) a través del puesto del trabajo.
- No es tangible
Lo suplen técnicas de comunicación, idiomas, dominio de técnicas de comercialización
- No se puede almacenar
Grandes dotes de vendedor, buen gestor de situaciones límites (overstocking), buen gestor en toma de decisiones, gran conocimiento del producto y profesionalidad.
- No se puede probar ni devolver
Dar calidad de servicio. Conociendo las necesidades del cliente para darle un servicio por encima de lo que él espera.
Empatía, seguridad, fiabilidad, tangibilidad, capacidad de respuesta (powerment)
- Se adquiere un derecho
- Contacto con el cliente

LO QUE NO SE DEBE HACER



1. Apatía
2. Sacarnos de encima al cliente
3. Condescendencia: hacerle creer que sabemos lo que él quiere
4. Frialdad
5. Robotización
6. Transferencias
7. Hacer caso siempre a los libros de reglas


APROXIMACIÓN A LA INFORMACIÓN TURÍSTICA



La información tca se define como el conjunto de servicios que se ofrecen al turista con el objetivo de informarle, orientarle, facilitarle y atenderle durante su viaje o estancia vacacional en oficinas de información turística través de informadores turísticos o a través de guías, intérpretes, correos de turismo, acompañantes de grupo, videotex…

DEFINICIÓN DE OIT



Aquellos servicios públicos dependientes por regla general de organismos públicos o instituciones que tienen como misión informar facilitar y orientar al turista durante su estancia vacacional o viajes facilitando gratuitamente información.

Información sobre Recursos y actividades culturales



- Monumentos
- Museos
- Espacios rurales
- Ferias, congresos, festivales
- Lugares de interés turístico
2. Información y orientación sobre actividades turísticas
- Culturales
- Recreativas
- Deportivas
- Ocio o esparcimiento
3. información y orientación sobre oferta turística
- servicios
- servicios de interés (transportes, hospital, tlfonos)
4. facilitar material de propagan o informativo
- folletos
- carteles
- guías, mapas
- planos
5. facilitar datos informáticos (video-tex)
6. elaborar estadísticas
7. participar en comercialización de empresas de su ámbito de información
8. poner en marcha proyectos de información, encuentro, debate, e incluso asesoramiento para las empresas de su ámbito de gestión. (bolsas de trabajo, mesas de contracación TO, empresas)

OBJETIVOS FUNDAMENTALES OIT


- Prestar un servicio público
- Mejorar calidad como destino tco de un lugar, ciudad, región o país
- Hacer mas fácil la estancia a los potenciales turistas
- Aumentar la llegada de más turistas facilitando y haciendo más cómoda sus futuras reservas, estancias y recorridos por el radio de acción de dicha OIT

TIPOS DE OIT



- Permanentes, temporales
- Locales, regionales, nacionales, internacionales
- Generales del estado

POLÍTICA TCA EN ESPAÑA



Área especializada de la política que se encarga de establecer las directrices de ordenación, planificación, promoción y control de la actividad tca de un país, los organismos públicos que la llevan a cabo se convierten por ello en agentes tcos.
En España el máximo responsable es el director general
La Secretaría General de Turismo depende del ministerio de Industria comercio y turismo. Turiespaña (gestor de paradores), Paradores, DGPT, EOT.

Las funciones de la dirección general de turismo:
- Ejecución y desarrollo de la política tca del gobierno.
- Ejercicio de las relaciones en materia tca con las admones. públicas españolas y extranjeras coordinadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores.
- Ejecución de acciones de promoción exterior
- Gestión y explotación de establecimientos tcos (Paradores)
- Acción formativa por la OIT
- Realizar estudios sociológicos y estadísticos

ORGANIZACIÓN DE LA POLÍTICA TCA EN EL PRINCIPADO



- Dirección Regional de Turismo:
- SRT
- Infoasturias
- Marca Calidad Casonas Asturianas
- OIT
- Casas de Aldea
- Funciones de la dirección regional de turismo:
- Ordenación de los recursos y la oferta
- Promoción de los recursos y acciones promocionales
- Gestionar ayudas, subvenciones y permisos
- Formación
- Control y vigilancia de la normativa vigente
- Ordenación de las actividades y profesiones tcas
La España Verde, la ruta de la plata, camino de Santiago
- Ámbito local
- SOF, convention bureau (captar congresos), Concejalía de t, OIT. Los ayuntamientos de los municipios también tienen competencias en materia tca:
- Promoción tca del municipio
- Información tca
En algunos municipios existen centros de iniciativas tcas y t privado creados para la promoción turística del municipio. Los centros de interpretación pueden ser compartidos por varios ayuntamientos.

ORGANIZACIONES RELACIONADAS CON EL TURISMO



1. OMT: su objetivo es promover el desarrollo económico, social y cultural del turismo y los viajes a nivel mundial. Cooperación entre países. Elaborar datos estadísticos. Asesora de la ONU. Sede en Madrid.
2. OIAC: organización internacional de aviación civil. Promueve la aviación civil a escala mundial y establece las normas internacionales que la rigen.
3. IATA: sede en Ginebra y montreal, de carácter privado. Forman parte de ella cualquier compañía aérea que tenga de su gobierno autorización para operar de forma regular.
- Establece cooperación entre compañías en cuanto a servicios, liquidación de billetes
- Intervenir y regular el tráfico aéreo
- Establecer códigos de compañías aéreas, aeropuertos, billetes
- Actuar en el campo de la seguridad
- Servir como negociador entre gobiernos
4. FUAAV: sede en Bruselas. Asociación universal de aavv, 81 países
5. AIH: sede en Londres.

- Administrativo
- Crea bases de datos
- Control archivo clientes
- Mailings
- De campo: visita clientes
- Control
- Presupuestos
- Control financiero

RUTA ECOLÓGICA: MARISMAS Y OTRAS ZONAS HÚMEDAS .EL COTO DE DOÑANA Y LAS MARISMAS DEL GUADALQUIVR



- Ambito: Provincias de Huelva y Cádiz, en la comunidad autónoma de Andalucía.
- Se aconseja una duración de un día usando como transporte el automóvil.
- Valores: Paisaje único en toda la península. La marisma sirve de santuario ecológico en donde miles de aves de Europa y África encuentran refugio aquí durante sus migraciones. También posee una fauna y flora exclusiva.
- Partiendo de Sanlucar de Barrameda (Cádiz) atravesamos Lebrija, hinojos, Almonte y El Rocío, acabando como punto final en el Parque Nacional de Doñana.

ZONAS HÚMEDAS INTERIORES



- Ámbito: Provincias de Cádiz y Málaga.
- Valores: Observación de gran número de aves acuáticas: flamenco, pagaza piconegra y la gaviota picofina, tarro blanco, pato colorado, garza real, garza imperial, garcilla boyera, garceta y martinete, malvasía, calamón y focha cornuda.
- Itinerario: Fuente Piedra, Campillos, Olvera, Algodonales, Villamartín, Arcos de la Frontera, Laguna de Medina.

RUTA GEOLÓGICA: TORCAL
EL TORCAL DE ANTEQUERA Y LAS CUEVAS



- Ámbito: Provincia de Málaga.
- Se aconsejan dos días con automóvil.
- Valores: Se alcanzan insólitos paisajes a través de bellos pueblos que conservan toda su riqueza artística y monumental. Encontramos en estos parajes preciosos relieves naturales producidos por el modelo cárstico.
- Partiendo de Málaga se llega a Antequera, El Torcal, La Laguna de Fuente de Piedra, Las gargantas de Chorro, Alora, Coín, Lahaurín el grande y Mijas.

RUTAS POR SIERRAS: ARACENA, SIERRA MORENA Y SERRANÍAS
LA SIERRA DE ARACENA



- Ámbito: Provincias de Sevilla y Huelva.
- Se aconseja sólo un día en automóvil.
- Valores: Bellos pueblos serranos enmarcados en espléndidos parajes desde la costa hasta la serranía. Se encuentra aquí la Cueva de Aracena y la cuna del jamón de Jabugo.
- Partimos de Huelva capital, atravesamos Valverde del camino, Zalamea la real, Jabugo, Aracena (Gruta de las maravillas), río Tinto y Nerva.

RUTA DE LAS SERRANÍAS



- Ámbito: Provincia de Cádiz y Málaga.
- Valores: Distinguimos dos aspectos, el geológico y el ecológico En el campo geológico, las Serranías de Ronda y Cádiz presentan paisajes singulares mediterráneos por sus formaciones pétreas, clima y perfecta integración con los manejos tradicionales. Además destacamos El Torcal de Antequera, los grandes tajos como el de Ronda o el desfiladero de los Gaitanes y cuevas como las de La Pileta o las de Nerja. En el campo ecológico, encontramos gran variedad tanto de fauna (corzo, jabalí, nutria, meloncillo y águilas imperial, real, y culebra) como de flora (pinsapos de Grazalema, los quejigos de la sierra de las Nieves, la vegetación de laurisilva de los Canutos).
- El recorrido es el siguiente: Antequera, El Torcal, Alora, El Chorro, Ardales, El Burgo, Ronda, Atajate, Jimera de Líbar, Montejaque, Benaoján, Grazalema, El Bosque, Arcos, Algar, Charco de los Hurones, Puerto de Gáliz, La Sauceda, El Picacho, Alcalá de los Gazules, Montera del Torero, Los Barrios, Facinas.

SIERRA MORENA



- Ámbito: Provincias de Córdoba y Sevilla
- Valores: Acusado relieve. Repoblaciones forestales de pinos y eucaliptos, explotaciones ganaderas en dehesas de encinas y alcornoques y explotaciones cinegéticas. Abundan los ciervos y jabalíes, junto a otras especies de mamíferos muy amenazadas, como el lince. Respecto a las aves encontramos águilas reales e imperiales y los tres buitres, leonado, negro y alimoche.
- Itinerario: Posadas, Hornachuelos, San Calixto, Las Navas, Constantina, Cerro del Hierro, San Nicolás del Puerto, Alanís, Guadalcanal, Cazalla de la Sierra.

RUTAS POR PAISAJES NATURALES: ALMERÍA
EL DESIERTO DE ALMERÍA



- Ámbito: Provincia de Almería.
- En un día y en automóvil.
- Valores: Paisaje único de Cárcavas y ramblas al interior y magníficas playas en la costa. Arte y arquitectura popular.
- Partimos de Almería capital, pasando por Níjar, Sorbas, Los Gallardos, Tabernas (poblados del Far West), Rioja y Huercal.


RUTAS DE INTERÉS CULTURAL
RUTAS DE ARQUTECTURA POPULAR: CASAS-CUEVAS, PUEBLOS BLANCOS , RUTAS DE LAS CASAS CUEVAS ANDALUZAS



- Ámbito: Provincia de Almería y Granada.
- Un día en cada usando el automóvil.
- Valores: Arquitectura popular de tipo troglodítico con decoración exterior. Paisajes originales y poco conocidos.
- En Granada capital hay una colección de viviendas de este tipo en la zona que va desde el Albaicín al Sacromonte, excavadas en las paredes rocosas de las orillas de los ríos Darro y Genil. En la provincia, destaca Guadix, cuyas cuevas excavadas en terrenos de grava y aluviones de acarreo se superponen a veces como si fueran normales casa de pisos. Alrededor de Guadix, encontraremos Esfiliana y Alcudia de Guadix.
- En Almería, hay cuevas habitadas y en la provincia destacan las cuevas de Almanzora, Vera y Gador.

RUTA DE RONDA Y LOS PUEBLOS BLANCOS



- Ámbito: Por toda la comunidad.
- Se aconsejan cinco días en automóvil.
- Valores: arquitectura popular y señorial andaluza, con núcleos urbanos adaptados al medio geográfico. Magníficos paisajes naturales que contrastan y complementan las bellezas de las Serranías y de las costas.
- Partimos de Ronda, pasaremos por Grazalema, Ubrique, arcos de la frontera, Jerez de la Frontera, Sanlucar de Barrameda, Puerto de Santa María, Cádiz, Chiclana de la Frontera, Conil de la Frontera, Vejer de la Frontera, Tarifa, Algeciras, San Roque, Castellar de la Frontera, Jimena de la Frontera, Gaucín, Algatocín y Benadalid.

RUTAS ETNOGRÁFICAS: LAS ALPUJARRAS Y ARTESANÍA ALMERIENSE
LAS ALPUJARRAS



- Ámbito: Provincia de Granada.
- Se aconsejan dos días en automóvil.
- Valores: comarca que por su aislamiento ha sabido mantener intactas sus costumbres, artesanías y modos de vida, de influencia morisca. Maginficos rincones de montaña con rincones inesperados.
- Partimos de Granada y pasamos por Lanjarón, Orgiva, Bubian, Capilería, Trevelez, Valor, Ugijar.

PASEO POR LA ARTESANÍA ALMERIENSE



- Ámbito: provincia de Almería.
- Valor: Cestería de esparto en Fiñana, confección de jarapos (mantas) en Alba hechas a base de harapos; castillo del Conde de la Puebla y la alfarería de origen árabe en Gergal; Centro astronómico de Calar Alto con el mayor índice de luminosidad de Europa.
- El itinerario es el siguiente: Fiñana, Alba y Calar Alto.

RUTAS HISTÓRICAS: VIA DE LA PLATA



- Ámbito: Nacional de Andalucía al Cantábrico.
- Se recomienda una semana en coche.
- Valores: Ruta entre Asturias y el Guadalquivir, llena de riquezas en estilos artísticos y obras monumentales, en capitales, villas, pueblos… Diversidad de parajes en llano y de montaña. Estos valores geográficos y artísticos favorecen la inmersión en la historia, cuando menos desde la época romana hasta el siglo de oro.
- Se parte de Sevilla, pasando por Zafra, Mérida, Badajoz, Cáceres, Trujillo, Plasencia, Bejar, Salamanca, Zamora, Astorga, León, Oviedo y finalmente Gijón.

LUGARES COLOMBINOS



- Ámbito: Provincia de Huelva.
- Un día en automóvil.
- Valores: Evocación histórica del viaje de Colón hacia el Nuevo Mundo y evocación literaria del poeta Juan Ramón Jiménez y su burro Platero.
- Partiendo de Huelva, se pasa por La Rábida, Palos de la Frontera y Moguer.

RUTAS POR CONJUNTO MONUMENTALES: SANTO REINO, DUCALES SEVILLANAS Y RUTA DE LOS OLIVARES , SANTO REINO



- Ámbito: Provincia de Jaén.
- Dos días en automóvil.
- Valores: Urbanismo medieval y contemporáneo. Turismo industrial y de negocios. Arte tradicional y moderno. Cuidad gastronomía. Cultura popular. Campo, playa y ocio. Costumbres y deportes tradicionales.
- Punto de partida, Jaén y pasamos por Baeza, Úbeda, Cazorla, el Parque Natural de la Sierra de Cazorla y Hornos de Segura y Segura de la Sierra.


VILLAS DE CASA-PALACIO SEVILLANAS



- Ámbito: Provincia de Sevilla.
- En un día y con coche.
- Valores: Evocación histórica. Arte desde Roma hasta le Barroco con abundante presencia del Mudéjar.
- Se parte de Sevilla y pasamos por Carmona, Marchena y Osuna.


RUTA DE LOS OLIVARES



- Ámbito: Provincia de Jaén.
- Valores: Arquitectura renacentista de Martos, iglesia mudéjar de San Pedro en Alcandete, alcazaba de la Mota en Alcalá; también cuna del escultor barroca Martinez montañés. Aparte de esto, en el campo ecológico encontramos impresionantes campos de olivares. También destacamos en el campo gastronómico las especialidades de repostería elaboradas en conventos: cuajados de almendras, pestiños, magdalenas y tortas de aceite.
- El punto de partida es Martos, pasando por Alxandete y terminado en Lacalá de la Real.

RUTAS DE OTROS ESTILOS ARTÍSITICOS: ÁRABE
RUTA DEL ÁRABE



- Ámbito: Provincia de Toledo y comunidad autónoma de Andalucía.
- Entre 5 y 6 días en automóvil.
- Valores: Arte hispánico árabe en sus mejores representaciones.
- Partimos de Toledo y pasaremos por córdoba, Sevilla, Málaga, Granada y Almería.

RUTAS LITORALES
COSTA DE LA LUZ



- Ámbito: provincia de Huelva y Cádiz.
- Entre 3 y 4 días en coche.
- Valores: Costa baja y arenosa, excelentes playas bastante urbanizadas. Ciudades interesantes. Visita al parque Nacional de Doñana.
- El recorrido es el siguiente: Ayamonte, Punta Umbría, Huelva, Mazagón, Matalascañas, Coto de Doñana, Sanlucar de Barrameda, Chipiona, Rota, Puerto de Santa María, Puerto Real, Cádiz, Chiclana, Conil, Vejer y Tarifa.

COSTA DEL SOL



- Ámbito: Provincia de Cádiz y Málaga.
- Dos días en automóvil.
- Valores: Es la costa turística más medieval de Europa, especializada en un turismo elegante e internacional. Urbanizaciones de alto nivel.
- Partiremos de Tarifa, pasando por Algeciras, Línea de la concepción, Estepona, San Pedro de Alcántara, Marbella, Calahonda, Fuengirola, Benalmadena, Torremolinos, Málaga, Rincón de la Victoria, Torre del Mar, Nerja, Cueva de Nerja y Mero.

COSTA TROPICAL



- Ámbito: Provincia de Granada.
- De un día a medio día en automóvil.
- Valores: Clima y costa muy cálida, presidida por el arco de montañas de Sierra Nevada. Es la antigua Costa del Sol oriental hoy convertida con acierto en costa Tropical, tanto por su clima como por sus cultivos.
- Partimos de la Playa de la Herradura y los Berengueles, siguiendo con Punta de la mona, Almuñecar, Salobreña, Motril y La Rábida.

COSTA DE ALMERÍA



- Ámbito: Provincia de Almería.
- En dos días con coche.
- Valores: Litoral rico en acantilados, calas y recónditas ensenadas. Playas todavía vacías, paraíso de pesca submarina y ecosistema semidesértico.
- Comenzando en Adra, seguimos por Roquetas de Mar, Aguadíba, Almería, Cabo de Gata, Mojacar, Garrucha, Palomares y Villaricos.

OTRAS RUTAS
RUTAS EN TREN



Una nueva forma de hacer turismo sin automóvil, sin caravanas y sin tráfico es el tren. RENFE ha programado una serie de trenes turísticos cuyo fin es el de promocionar el ferrocarril como medio de transporte confortable, seguro t rápido, y por tanto ideal para hacer turismo. Todos los estos trenes turísticos tienen servicio de guía y ofrecen documentación sobre la visita a realizar, ya sea en autobús o a pie. Se suelen continuar visitas de interés cultural, y artístico con degustación de la gastronomía de la zona y vista a centros de producción artesana. Encontramos dos modalidades, de un día, o de fin de semana:

EL SUDESTE EXPRESS



- Ámbito: Provincia de Almería.
- Un día en tren de vía ancha (de Mayo a Octubre).
- Valores: Contemplación de paisajes insólitos del interior de Almería. Interesantes casas-cuevas.
- El punto de partida es Almería y se alcanza Gador, Gergal y Guadix.

AL-ANDALUS EXPRESS



- Ámbito: Comunidad Autónoma de Andalucía.
- Una semana o fin de semana en el Tren de Vía ancha Al-Andalus (Mayo/Junio y Septiembre/Octubre).
- Valores: Vivir a ritmo de 5 estrellas la magia de Andalucía.
- EL itinerario es el siguiente: Sevilla, Jerez, Málaga, Granada, Linares y Córdoba.

RUTAS EN BARCO Y RUTAS FLUVIALES



En Sevilla encontramos minicruceros fluviales programados, por el río Guadalquivir. Durante una hora de trayecto que concluya en la escuela de la Punta del Verde.

ESTACIONAMIENTO



Además de sol y playa, ofrece la posibilidad de disfrutar de parajes naturales, una gastronomía única y actividades culturales de ocio
Siempre que se habla de la Comunidad Autónoma de Andalucía se suele empezar por el número de kilómetros de litoral que posee -con 836 ocupa el segundo lugar de la Península, después de Galicia-, las horas de sol y las temperaturas suaves. Pero sin menospreciar estos atractivos, qué duda cabe que posee otros igual o más valorados por los que deciden veranear o vivir en la zona.
Algunas de las comidas españolas más conocidas internacionalmente, la romería más universal y la feria más popular también pertenecen a este pedazo de tierra con vistas al mar, a dos mares para ser más exactos: al Océano Atlántico y al mar Mediterráneo.
Disfrutar de una buena gastronomía, actividades culturales, tradiciones centenarias o de una visita a alguno de los 25 espacios protegidos que posee no es algo que desprecien los residentes ocasionales o fijos de Andalucía.
Cada provincia tiene su misterio, que se traduce en una oferta integral turística, como coinciden en destacar los cinco delegados provinciales de Turismo y Deporte de las provincias que tocan mar.
Andalucía no ceja en el empeño de estar a la altura de las circunstancias. Y éstas apuntan hacia un imparable crecimiento urbanístico derivado de la cada vez mayor adquisición de segundas residencias por parte de los foráneos, y hacia la vertiginosa afluencia de nuevos turistas.
Mejores dotaciones, más infraestructuras, viviendas de calidad, pero todo dentro de un crecimiento sostenido que permita seguir disfrutando de los parajes naturales y evitando, en la medida de lo posible, la masificación turística.

Cinco son las provincias que se bañan en los dos mares. Algunas albergan destinos turísticos por antonomasia; otras, empiezan a despuntar. Calas casi vírgenes o playas en las que no cabe ni una toalla, son dos caras de una misma moneda. Para gustos, destinos.
Málaga
“La Costa del Sol representa algo más del 40% del total de la oferta turística de toda Andalucía; el turismo supone casi el 20% del PIB y da empleo a casi 50.000 personas. Con estos datos podemos tener una idea clara de lo que significa el turismo malagueño en el total andaluz. La Costa del Sol, en definitiva, es un referente esencial básico para toda Andalucía, pero también toda la Comunidad Autónoma es un referente básico para la Costa del Sol”. Así explica María José Lanzat Pozo, delegada provincial de la Conserjería de Turismo y Deporte en Málaga, la filosofía de Andalucía sólo hay una.
Está claro que el principal valor de la Costa del Sol es sol y playa, pero como asegura la delegada, “es algo más”. El golf, por ejemplo, es una de las actividades complementarias que han hecho de esta zona la más importante de este deporte no sólo en Andalucía, sino en España entera.
Más de 3.000 restaurantes, parques acuáticos, zoológicos, discotecas e instalaciones deportivas hacen pensar que aún es más que sol, playa y golf. La provincia de Málaga tiene, como curiosidad, el único restaurante andaluz que posee una estrella en la Guía Michelín.
“Está puesto en marcha un mecanismo de apoyo a la calidad y a la diversificación de la oferta turística en Andalucía. Ello ha supuesto la inversión de muchos miles de millones de pesetas en modernización de instalaciones hoteleras, en creación de oferta allí donde no había suficiente y en la puesta en marcha de productos turísticos innovadores”, resalta Lanzat Pozo.
También hay que destacar, que la Costa del Sol ha sido elegida por el turismo de la tercera edad como su lugar o de residencia habitual o de segunda residencia. “En primer lugar, hay un sensible crecimiento de la demanda de este turismo en temporada baja, lo que ha permitido romper con la estacionalidad; y, en segundo lugar, un porcentaje muy elevado de segundas residencias son utilizadas por personas que, una vez jubiladas, han elegido la Costa del Sol como su vivienda habitual”, según María José Lanzat Pozo.
Los principales núcleos de destino de la provincia de Málaga a pie de costa son Manilva, Casares, Estepona, Marbella, Mijas, Fuengirola, Rincón de la Victoria, Algarrobo, Vélez-Málaga, Nerja y la ciudad de Málaga. Sin olvidar la posibilidad de viajar desde estos puntos hasta el interior, a ciudades de gran valor histórico, como son Ronda o Antequera, por ejemplo.
Granada
La costa de Granada crece y los precios, de un año para otro, suben en sus principales núcleos de destino. Almuñécar, Salobreña y Motril acaparan el flujo de turistas, que proceden de diferentes países.
Y es que, aparte de turistas españoles, alemanes, franceses e italianos, en ocasiones hasta japoneses y rusos se acercan a la provincia granadina cada año, para disfrutar al sol que más calienta.
Si bien Granada cuenta con el litoral más pequeño de toda Andalucía (36 kilómetros), sus atractivos no son pocos. La provincia ofrece una combinación perfecta de playa y montaña. En menos de una hora, podemos abandonar la práctica del esquí en Sierra Nevada, a 40 kilómetros de la costa, para entregarnos al disfrute de la playa en alguno de sus municipios costeros. Dotados con buenas infraestructuras, la práctica de windsurf, submarinismo, pesca, vela y equitación sugieren una amplia oferta de actividades.
A esto se suman las posibles visitas culturales, entre las que destaca el Castillo Árabe de Almuñécar. Por su parte, Salobreña cuenta con extensas playas y Motril, centro neurálgico de toda la comarca, además de la Playa de Poniente, ofrece un puerto deportivo y un club náutico. Por último, hay que destacar la Playa de Granada, donde se ubica el único campo de Golf de toda la Costa Tropical. Otros destinos granadinos son Calahonda, Castell de Ferro, La Herradura, La Rábita y Torrenueva, informa Diana Arrastia.
Cádiz y Huelva
Aunque la costa de Cádiz se nutre en buena parte de alemanes e ingleses, lo cierto es que el mayor número de visitas es de españoles. Esta provincia tiene un 80% de su extensión en costa, con lo que no es de extrañar que la playa y el sol, de nuevo, sean uno de los principales atractivos.
“Arena, pero también actividades alternativas como windsurf, vela, piragüismo, remo o la novísima modalidad de fly-surf -tabla con vela-”, dice Maribel Peinado, delegada provincial de Turismo y Deporte de Cádiz. Conil -donde precisamente esta semana se ha izado la bandera azul-, Tarifa o Sanlúcar son algunas de las poblaciones donde se pueden desarrollar estas actividades.
Las infraestructuras deportivas constituyen una alternativa en una provincia que cuenta con algunos de los destinos turísticos más relevantes de Andalucía, como el Puerto de Santa María, pero también con modernas y nuevas urbanizaciones en las que no faltan piscinas, campos de golf y viviendas de lujo, como en Costa Ballena.
“Huelva”, por su parte, “es un destino integral”, resume tajante su delegado provincial de Turismo y Deporte, Miguel Romero. “Posee destinos muy complementarios, unos dentro de otros, siempre respetando el medio ambiente”, añade. Tiene un modelo de crecimiento sostenido, algo que valoran especialmente los turistas.
De los 150 kilómetros de playa, unos 50 aproximadamente son vírgenes. Gastronomía, tradiciones como la del Rocío, vestigios romanos, fenicios, etcétera, invitan a asentarse próximos a sus playas, al menos durante los meses estivales.
Isla Canela, Isla Cristina, Islantilla (un proyecto turístico mancomunado que albergará oferta residencial y hotelera), La Antilla, El Rompido, Punta Umbría, Mazagón, La Rábida, Matalascañas, Ayamonte y el Parque de Doñana, entre otros, ponen, además, la nota verde a tanto azul de mar.
La nueva autopista Ayamonte-Huelva, uno de los proyectos de la provincia, será un revulsivo para la zona, y así Huelva se consolidará como “la nueva frontera turística andaluza”, como la califica Miguel Romero.

Almería, una provincia que despierta



“Almería tiene unas posibilidades culturales, históricas y paisajísticas únicas”, dice Teófilo Montoya, delegado provincial de Turismo y Deporte. Y así lo han visto, parece que de repente, centenares de turistas.
De ser una de las zonas más tranquilas, casi olvidadas, del litoral andaluz, ha pasado a convertirse en uno de los destinos preferidos tanto por familias para pasar las vacaciones en su segunda residencia -en localidades como Roquetas de Mar o Mojácar-, como por jóvenes que acampan a sus anchas en otras más solitarias, como las de San Pedro, Las Negras o Rodalquilar.
Los alemanes son los que parecen que tampoco quieren perderse este paraíso a veces salvaje, a veces desértico, incluso ahora ya, en escasos puntos, masificado. “Las playas del Cabo de Gata ofrecen agua limpia, ocio y deporte. Pero en 15 minutos es posible estar en el Desierto de Tabernas, o en medio de un paisaje verde en La Filabre. O, un poco más lejos, en el Puerto de la Ragua, en el límite con Granada, pisando nieve”, sugiere Teófilo Montoya.

En Almería se apuesta por diversificar la oferta, para que haya donde elegir y con la posibilidad de evadir la masificación.
El modelo turístico que sigue la provincia es de crecimiento sostenido. Es importante el turismo, pero también los tres parques naturales que posee.
Después de la agricultura, el turismo es la actividad más importante. Pero su desarrollo repentino no ha dado tiempo a acompañarlo de las pertinentes infraestructuras. Es la asignatura pendiente y en la que se está ya trabajando.
La autopista A-92 unirá Almería con el resto de Andalucía. El futuro enlace ferroviario con Levante es otro de los grandes proyectos de infraestructuras.
A pesar de estar de moda -sobre todo en Madrid, Cataluña, Alemania y Reino Unido-, la mayoría de sus localidades costeras no están aún masificadas, tanto en las de levante (Níjar, Carboneras, Garrocha), como en las de poniente (Roquetas, Aguadulce, Merimar), como ellos las denominan.
Habrá que aprovechar la tranquilidad, porque después de los Juegos del Mediterráneo del 2005 el panorama quizás no sea el mismo.
El turismo es la actividad más importante de este sector y se ocupa de ofrecer los servicios que necesitan las personas que visitan un lugar: alojamiento en hoteles, visitas a monumentos y museos, organizar actividades de tiempo libre, comidas en restaurantes, etc.
Hay dos tipos de turismo que recibe Andalucía:
- el turismo de sol y playas, que se da en toda la costa.
- el turismo cultural, que se da principalmente en las capitales de provincia visitándose monumentos, museos y lugares de gran interés.
En los últimos años también se está promocionando el turismo deportivo, el turismo rural, etc.

El comercio es la compra y venta de productos. Tiene mucha importancia dentro de este sector. Los principales tipos de comercio son:
- Tiendas pequeñas y especializadas: carnicerías, zapaterías,…
- Grandes superficies comerciales: supermercados, hipermercados, etc. que se sitúan en localidades grandes.
- Almacenes: que suministran productos a las tiendas o grandes superficies.
- Mercadillos semanales, en casi todas las localidades andaluzas.
El transporte es la actividad económica que consiste en trasladar a personas o mercancías de un lugar a otro. Se realiza por tres vías o caminos:
- Vía terrestre. Mediante autobuses, camiones y coches a través de carreteras o autovías. O mediante los trenes utilizando el ferrocarril.
- Vía marítima. Mediante barcos cargueros o de pasajeros. Andalucía tiene importantes puertos marítimos, como los de Algeciras y Málaga entre otros, y el de Sevilla que es el único puerto fluvial de España.
- Vía aérea. Mediante los aviones. Es utilizado especialmente para trasladar a personas a grandes distancias en poco tiempo.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License