Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Historia de la Tierra parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




SISTEMAS GEOLOGICOS



En el terciario se rompió el enlace de tierra entre América del Norte y Europa y, al final del periodo, se fraguó el que une América del Norte y América del Sur. Durante este periodo, se termina de formar la Patagonia y el levantamiento de la cordillera de los Andes.

ÉPOCA DEL PALEOCENO



El paleoceno es la primera época del periodo terciario (primer periodo de la era cenozoica), y por lo tanto marca el inicio de la esta ultima era. En el paleoceno el clima es cambiante, de templado a frío, desaparecen los mares continentales.
Al extinguirse los dinosaurios y muchos otros reptiles, comienzan a dominar los mamíferos. Prevalecen los marsupiales primitivos, evolucionan los carnívoros primitivos y surgen las aves modernas. Comienzan a dominar las plantas con flor.
De esta época se conocen siete grupos de mamíferos y todos parecen ser originarios del norte de Asia, desde donde migraron a otras partes del mundo. Estos mamíferos primitivos tenían muchas características en común. Eran pequeños y ninguna especie superaba la talla de un oso. Eran todos cuadrúpedos, caminaban sobre la planta de los pies, con cinco dedos cada uno. Es probable que tuvieran una cabeza pequeña con un hocico estrecho y por tanto una cavidad craneal reducida.
Los mamíferos predominantes del periodo fueron los miembros de tres grupos ya desaparecidos: los creodontos, ancestros de los carnívoros modernos; los amblípodos, pequeños pero pesados; y los condilartros, herbívoros de cuerpo ligero y pequeño cerebro. De los grupos del paleoceno, sobreviven los marsupiales, los insectívoros, los primates y los roedores.

GEOLOGÍA DEL PALEOCENO



El fenómeno más importante de esta época consiste en los plegamientos y movimientos orogenicos que dan por resultado la formación de la arruga pirenaica, llamados por esta razón plegamientos pirenaicos.

ÉPOCA DEL EOCENO



Comenzó hace 56 millones de años y termino hace 35 millones de años, siendo su duración de 21 millones de años. El clima era de tendencia más tropical que en la actualidad, creciendo palmeras en latitudes altas. Las plantas con flores dominaban en la vegetación eocénica. Los cambios en la vegetación que tuvieron lugar en esta época respondían a las distintas adaptaciones de las plantas a los cambios climáticos.
En los mares se habían extinguido los reptiles. Surgen los primeros mamíferos acuáticos, antecesores de las ballenas actuales, así como algunas aves, como las águilas, los pelícanos, las codornices y los buitres.
Durante el eoceno aparecen una serie de ancestros que evolucionarían hasta animales de nuestro tiempo. Eran de pequeña estatura, algunos de ellos como caballos, rinocerontes, camellos, roedores y monos. Los creodontos y los amblípodos, continuaron evolucionando durante esta época; sin embargo, los condilartros se extinguieron antes de finalizar la época.


GEOLOGÍA DEL EOCENO



Las cadenas montañosas que se habían formado a fines del Cretáceo siguieron creciendo. La actividad volcánica condujo a la formación de los océanos Atlántico e Indico y se depositaron grandes cantidades de lavas en el fondo de los mares.

EPOCA DEL OLIGOCENO



Dura 15 millones de años y se prolonga hasta hace 25 millones. A lo largo de este período, las masas continentales crecieron a expensas de los mares. Las circunstancias climáticas se mantuvieron cálidas, aunque en algunas partes del mundo se experimentaron temporadas invernales. Esto hizo que las selvas se achicaran, se abrieran enormes espacios con vegetación de praderas, lo que favoreció la evolución de diversos pastos y, como consecuencia de ello, la de mamíferos herbívoros.
Durante esta época desaparecen la mayoría de los mamíferos arcaicos de las primeras épocas del cenozoico. En su lugar aparecen representantes de un gran número de los mamíferos actuales. Los creodontos se extinguen y surgen los primeros carnívoros verdaderos, parecidos a los gatos y los perros.
También vivió un antropoide (semejante al ser humano) en el norte de América que desapareció al final de la época. Dos grupos de animales ya extintos, evolucionan durante este tiempo: los titanoterios, relacionados con los rinocerontes y los caballos, y los oreodontos, que eran pequeños, semejantes a los perros y comían hierba.

GEOLOGIA DEL OLIGOCENO



Este periodo es la continuación directa del eoceno. Litológicamente el oligoceno se caracteriza por la abundancia de elementos detricos, sobre todos conglomerados, procedentes de las primeras y más intensas denudaciones de las cordilleras formadas en la segunda mitad de la época anterior, derrubios que llenan las depresiones situadas al pie de las nuevas montañas, como ocurre en la base del pireneo.
En el oligoceno se formaron grandes masas de conglomerados por la erosión de las grandes cordilleras recién plegadas, aunque puede estar plegado, donde se hayan dejado sentir los efectos de la fase sávica.
Por otra parte, a los mares nummoliticos siguieron en muchas partes depósitos salinos y lacustres que, al concentrarse las aguas, originaron potentes formaciones de yeso y de sal común. En la zona alpina, prolongándose hacia el este del mar Egeo, existe una potente deformación detrica denominada del Flysch, constituida por areniscas deslenables y margas arcillas pizarrosas.


EPOCA DEL MIOCENO



Ocurre entre los 25 y los 11 millones de años pasados. Poderosos movimientos de la corteza terrestre produjeron la retirada de los mares y la formación de cadenas montañosas como los Himalayas y los Alpes. Intensas lluvias originaron fuertes procesos erosivos. Los climas se hicieron muy variados sobre la faz de la Tierra.
En los mares, se desarrolló una gran diversidad de peces óseos y también de tiburones. En Africa Central aparece un antropoide primitivo, el Procónsul - primer antecesor conocido de la especie humana - que se dispersa lentamente hacia Asia y Europa.
El desarrollo de los mamíferos durante el mioceno, estuvo relacionado de forma directa con un importante avance evolutivo en el reino vegetal, la aparición de las gramíneas. Estas plantas, ideales como forraje, contribuyeron al crecimiento y desarrollo de los animales herbívoros, como los caballos y los rinocerontes, que abundaron en el mioceno.
El mamut (mastodonte) siguió evolucionando y se generaliza la presencia del Dryopithecus (un animal parecido a los gorilas, evolucionado a partir del procónsul), en Europa y Asia. Algunos carnívoros, como los gatos y una especie de perro-lobo, se extendieron por varias partes del mundo.

GEOLOGIA DEL MIOCENO



Durante el mioceno se producen grandes levantamientos de las principales cordilleras del planeta, denominados alpinos. Estos comprenden el himalaya, en Asia; y los carpatos, los Balcanes, los Alpes, y los Apeninos en Europa. En América también se alzaron las montañas rocosas y los Andes. Como deposito característico de esta edad, debe citarse la formación del Schlier, o sea, de arcilleras salíferas en relación con depósitos petrolíferos, inmensa formación terrigena que se extiende, rodeando al mar Caspio, por Iraní gran parte de Europa Oriental, Galitza (Polonia) y Rumania, formación compleja de mares en desecación.

EPOCA DEL PLIOCENO



Comenzó hace 11 millones de años y duró por 10 millones de años. Los continentes y océanos comenzaron a configurar sus formas actuales. Los climas también eran similares a los de ahora.
Hay gran variedad de herviboros, como los tapires, mamuts, camellos, elefantes y rinocerontes lanudos. Viven el Pliohippus, antecesor del caballo actual, y el tigre dientes de sable, enorme carnívoro de caninos superiores muy largos. Aparecieron los australopithecus, los Homo Habilis y Homo Erectus. Persisten las plantas con flor.
Declinó la variedad de mamíferos terrestres, con excepción de los monos, que no sólo vivían en los bosques. El Australopithecus, un antropoide que marchaba bípedo y erguido por las praderas, pero aún sin desarrollo de la inteligencia- es considerado otro antecesor del hombre.


GEOLOGIA DEL PLIOCENO



Grandes movimientos de descompresión se realizan una vez terminados los enérgicos plegamientos Alpinos, registrándose hundimientos y, por contragolpe, elevaciones en masa de compartimentos terrestres. Así en el mediterráneo Occidental se originan los llamados óvalos mediterráneos que contornean las costas. Hundimientos intensos se producen también en la parte oriental del mismo mar, o sea, el Egeo.

PERIODO CUATERNARIO



Se llama también antropozoico, esta denominación alude en que sus estratos se han encontrado los restos indudables de antecesores del genero humano, correspondientes a diversas especies. Se viene discutiendo hace tiempo la presencia del hombre durante el terciario y sobre todo en el plioceno. Los últimos datos parecen indicar que en aluviones de esta época se han encontrado pedernales tallados de modo intencionado, denominados eolitos, que deben haber sido lascados, para utilizarlos, por un ser humano. Pero hasta el presente, los restos esqueléticos del hombre, considerados sin discusión como tales, corresponden todos al cuaternario.
Se divide en dos épocas:

a)Epoca del Pleistoceno
b)Epoca del Holoceno.

Los restos fósiles ponen de manifiesto que hubo muchos tipos de prehumanos primitivos en el norte y sur de África, en China y en Java, en el pleistoceno bajo y medio; pero los humanos modernos (Homo sapiens) no surgieron hasta el final del pleistoceno.

El periodo Cuaternario esta caracterizado por tres circunstancias:

1. Profundo cambio climático, que originó las épocas glaciares.
2. Presencia de fauna, que inmediatamente ha precedido a la actual.
3. Aparición del hombre, suceso más importante.

GEOLOGIA DEL CUATERNARIO



Capas de hielo continentales intermitentes cubrieron gran parte del hemisferio norte. en este periodo, los humanos cruzaron al Nuevo Mundo a través del estrecho de Bering. Las capas de tierra retrocedieron al final y empezó la edad moderna. Se inicia el descenso y retroceso continental desde el estrecho de Magallanes hasta las Antillas y se generan ríos y lagunas.

EPOCA DEL PLEISTOCENO



Comenzó hace un millón de años. Mantos de hielo cubrían grandes extensiones en varios ciclos de glaciaciones. Los profundos cambios de clima ocasionaron la desaparición de muchas especies de plantas y animales. La fauna y la flora cambiaba con las oscilaciones climáticas En los periodos glaciares vivían en Europa bisontes, buey almizclero, gamuzas, mamut, oso de las cavernas, etc., mientras que en los periodos interglaciares había jirafas, hipopótamos, elefantes, etc., es decir, animales de la fauna africana.
El pleistoceno se caracterizó por la abundancia de grandes mamíferos, de los cuales aún perviven la mayoría. Algunos de ellos son los búfalos, los elefantes y los mamuts o mastodontes. Estos últimos se extinguieron antes de finalizar la época. En Europa hubo antílopes, leones e hipopótamos, carnívoros como los tejones, zorros, linces, nutrias, pumas, mofetas, así como otras especies desaparecidas, como el gran tigre dientes de sable.
En el norte de América surgieron los primeros osos, debido a las poblaciones que migraron desde Asia. El armadillo y el perezoso terrestre migraron desde el sur al norte del continente americano, y el buey almizclero se extendió hacia el sur desde las regiones árticas.
Aparecieron los primeros hombres dotados de inteligencia, lo que les fue permitiendo, muy lentamente, utilizar herramientas para hacer más fácil su existencia.

GEOLOGIA DEL PLEISTOCENO



En el pleistoceno se produjeron cuatro glaciaciones que invadieron con sus hielos las altas montañas, parte de Europa, Norteamérica y Asia del Norte.
El tremendo peso de los glaciares excavó fiordos en Noruega y en el sur de Chile. Las glaciaciones se conocen como Gunz, Mindel, Riss y Wurm. Entre estos periodos fríos se intercalaban los períodos interglaciares y húmedos. Estos cambios climáticos ocasionaron ciertos movimientos eustáticos de los continentes, con la deposición de sedimentos morrénicos, y el desarrollo de terrazas fluviales y marinas. El loess es otro deposito continental de origen eólico, característico del pleistoceno.

EPOCA DEL HOLOCENO



Comenzó hace unos diez mil años, vivimos actualmente en esta época. En el Holoceno termina la ultima glaciación continuando la retirada de los hielos. La topografía era semejante a la actual. Los climas se fueron equilibrando, se vuelven cálidos y se produjo una creciente sequedad en el ambiente terrestre.
Los territorios se cubrieron de bosques y de selvas. La vida en el mar era muy parecida a la actual (pero sin contaminación). Comienza el dominio de la especie humana, el Homo Sapiens Sapiens (el hombre) aprendió a cultivar la tierra y a domesticar los animales. Desarrolló las ciudades.
También aprendió a usar armas terribles, a fabricar millones de artefactos innecesarios. A comunicarse al instante con todos los rincones del mundo. A explorar el espacio. La Tierra se le hace chica. ¿Qué vendrá luego?.

FÓSILES



LA NOCION DE FOSIL

Hasta comienzos del siglo XIX, momento en el que se establecieron los principios básicos de la geología moderna, no se conocía la verdadera naturaleza de los fósiles. Desde el siglo XVI, los eruditos debatían sobre el origen de los fósiles. Algunos ya postulaban la concepción moderna de que los fósiles eran restos de animales y vegetales prehistóricos, aunque otros los consideran rarezas de la naturaleza o creaciones del demonio. Durante el siglo XVIII se creía que los fósiles eran reliquias del diluvio universal, citado en la Biblia.

Actualmente se entiende por fósil a los restos de organismos cualquiera (o sus huellas), de un animal o vegetal incluidos en las capas terrestres y que haya vivido antes del comienzo de la época actual, llegando a nosotros.
Es posible la existencia de fósiles constituidos por un animal entero, incluso con sus órganos y partes blandas y putrescibles, como acontece con los insectos encerrados en las masas de ámbar o succino. Se explica esta inclusión, por que al brotar la resina de los troncos de coníferas de la época Terciaria, y escurrirse por la corteza en estado viscoso, aprisiono los insectos. Al cabo de los tiempos la resina se fosilizó y se convirtió en ámbar, y dentro quedo el insecto encerrado. Es una sustancia fosilizada aprisionando a un fósil, y aunque aquí se han producido ciertas transformaciones se le considera un proceso de fosilización completo.
Aun es más sorprendente el caso de corpulentos animales, como por ejemplo, algún rinoceronte de especie hoy extinguida, encontrado entero y bien conservado en los depósitos naturales de petróleo de Starunja, en Galitzia (Polonia), este caso se puede considerar como una momificación, ya que los tejidos han variado al reaccionar con la sustancia.

Como ejemplo de grandes animales conservados enteros, con su carne, piel, etc., pueden citarse los cadáveres de Mammut y de rinoceronte lanudo, de los tiempos del cuaternario, enterrados desde aquella lejana época entre los aluviones de la desembocadura de los grandes ríos siberianos en el mar Artico, en los que su conservación se ha debido a un proceso de congelación. . Ya a fines del siglo XVIII, el celebre viajero y naturalista alemán Piter Simon Pallas (1741-1811) dio cuenta de estos singulares hallazgos, hechos a raíz de un viaje que hizo a Siberia como miembro de la comisión encargada de estudiar en aquellas latitudes el paso de Venus por el Sol. Se cita el caso de algunas expediciones posteriores en que los perros encontraron algún mamut desenterrado por las aguas del río y se alimentaron con esta carne que databa de varios milenios. La abundancia de estos fósiles es tal, que incluso ha sido objeto de comercio el marfil de las defensas de los elefantes fósiles de Siberia.
Se explica la existencia de tales cadáveres desde tan larga fecha, porque arrastrados por los ríos en las crecidas fueron sepultados entre los aluviones, constituidos por una masa de arena. Esta fue cementada por el hielo formando a expensas del agua de infiltración, pues en la costa siberiana el terreno a cierta profundidad permanece helado perpetuamente. Los animales incluidos en la roca de arena y agua sólida, permanecieron intactos, congelados, hasta que las acciones posteriores de la intemperie destruyeron el aluvión y los cadáveres quedaron al descubierto.
Por ultimo, Pudiera creerse que la noción de fósil corresponde tan solo a los organismos ya extinguidos, pero el concepto esta fijado sobretodo por el carácter que le da su antigüedad, con independencia de que las especies a que correspondan sean vivientes en la actualidad o hayan desaparecido por completo de la faz de la tierra. Gran numero de especies de moluscos que vivieron en las épocas remotas de la historia terrestre, han pasado a través de los periodos del Terciario y Cuaternario y han llegado a los tiempos actuales. Precisamente las denominaciones que el geólogo británico Charles Lyell (1797-1875) estableció para los periodos del terciario, están fundadas en la proporción de especies de moluscos vivientes en aquellos tiempo que han llegado hasta el presente. Las denominaciones de Eoceno, Mioceno y Plioceno quieren significar aurora, mitad y plenitud de especies de moluscos actuales que aparecieron en aquellas épocas. A los moluscos encontrados entre los estratos del Terciario, hay en todo caso, exista o no la especie en el presente, que considerarlos como fósiles, pues, como se ha dicho, el carácter fundamental del fósil consiste en su antigüedad.

EL ESTUDIO DE LOS FOSILES



Los paleontólogos consiguen la mayoría de la información mediante el estudio de los depósitos de rocas sedimentarias que forman estratos y que se han ido sucediendo durante millones de años. Además, la mayoría de los fósiles se encuentran en estas rocas sedimentarias. También se utilizan los fósiles, así como otras características de las rocas, para comparar los estratos de distintas zonas del mundo. Gracias a esta comparación, se puede determinar si los estratos se depositaron durante el mismo periodo de tiempo o bajo las mismas condiciones ambientales. Toda esta información ayuda a realizar un análisis global de la evolución de la Tierra. El estudio y comparación de los estratos geológicos se llama estratigrafía.
Los fósiles proporcionan muchos datos útiles para poder comparar los estratos. Algunos de ellos, llamados fósiles indicadores, son de gran importancia debido a su amplia distribución geográfica y al escaso margen de aparición sobre la Tierra. Representan, por tanto, especies que estuvieron muy repartidas y que vivieron en periodos breves de tiempo. Los mejores fósiles indicadores son los organismos marinos.
El estudio de los fósiles es difícil, en cuanto se trata de determinar las especies de organismos que corresponden y los grupos biológicos en que deben incluirse. En efecto, el paleontólogo no tiene entre sus manos sino restos precarios de tales seres, reducidos, en el caso más favorable, al esqueleto, y muchas veces tan solo porciones o restos incompletos, en estado de moldes o de huellas con los cuales hay que rehacer mentalmente el animal o vegetal a que corresponden. Sin embargo, la mayor parte de los organismos fósiles encajan en el plan biológico y en los grupos taxonómicos de los seres hoy vivientes, si bien otros corresponden a grupos ya extinguidos, como los graptolites, trilobites, peces placodermos, etcétera, y muchas familias de géneros de reptiles, aves y mamíferos, cuya colocación exacta en el árbol genealógico de las especies es una de las aspiraciones de la paleontología.

El orden que se va seguir en la descripción de los grupos fósiles es el biológico. Comienza por la descripción de los organismos de constitución más sencilla terminando por los de organización mas complicada; orden motivado por ser precisamente este el de su aparición. Así, de las tres eras o grandes periodos en que se divide la historia de la tierra, la Primaria o Paleozoica es la del dominio de los invertebrados, por lo que se estudiara primero, la Secundaria o Mesozoica es llamada de los reptiles, por el predominio de esta clase de vertebrados; y la terciaria o Cenozoica es la del dominio de los mamíferos y al final de ella aparece el genero humano.

PRINCIPIOS Y LEYES EN QUE SE BASA EL ESTUDIO DE LOS FOSILES



Anatomía comparada: Nos permite establecer diferencias y analogías entre seres actuales y los fósiles, de forma que, por ejemplo, podemos clasificar a los gasterópodos sólo en base de sus conchas; esto trae consigo que cuando se encuentre una concha fósil de gasterópodo podamos clasificarla por su analogía con la actual.
Cronología relativa: Este principio se basa en que el orden de superposición de estratos sigue una pauta cronológica, es decir, que se depositaron los más antiguos debajo y los más modernos encima. De esta forma, los fósiles contenidos en un estrato serán anteriores en el tiempo a los contenidos en los estratos superpuestos a él y, por consiguiente, posteriores a los que se encuentran en los subyacentes a él.
Actualismo: El actualismo paleontológico establece que los organismos, cuyos restos hallamos fosilizados, se regían por las mismas leyes biológicas que los seres vivos actuales.
Principio de 1a selección natural: Enunciado por Darwin, marca una pauta importante en la Paleontología y, a partir de su enunciado, en él se basa toda la lógica de la Paleontología moderna.

Darwin tuvo en cuenta:

1. Todos los seres cambian de padres a hijos y éstos, entre sí, se diferencian en algo.
2. Si el número de individuos de una población fuese proporcional a los que aparecen en cada generación, la población crecería desmesuradamente; pero el hecho que la población no aumente se rige por el principio de la selección natural, que establece que entre los individuos de una generación no todos tienen las mismas características y las mismas condiciones de supervivencia, siendo los que quedan los que transmiten sus caracteres a sus descendientes.

APLICACIÓN DEL ESTUDIO DE LOS FOSILES


Casi toda la datación de edades se ha hecho a partir de la presencia de fósiles en una u otra época; para esta datación se ha valido de los fósiles característicos o fósiles guía, que pueden ser especies paleontológicas o grupos sistemáticos de mayor amplitud; se caracterizan por ser propios de un estrato y no aparecen ni en los anteriores ni en los posteriores.
Para que un fósil sea verdaderamente útil en estratigrafía, debe reunir las siguientes condiciones: evolución rápida, área de dispersión extensa y abundancia en los estratos. Tenemos como ejemplo típico a los graptolitos, que caracterizan el Silúrico por no encontrarse ni en el Cámbrico ni en el Devónico.

YACIMIENTOS FOSILES



Se llama biocenosis a una comunidad de vida fósil tal como existió. Lógicamente, un fósil aislado no identificará una época, por lo cual se trata de obtener una abundancia de fósiles o, lo que es lo mismo, un yacimiento de fósiles; en la formación de un yacimiento de fósiles influyen una serie de factores biológicos y geológicos, a cual más importante.

Para la formación de un yacimiento se requieren las siguientes condiciones:

1. Que los restos orgánicos se acumulen en un área de sedimentación.
2. Que la sedimentación se realice con cierta velocidad.
3. Que los sedimentos sean de tal naturaleza que permitan la conservación.

Vamos a explicar cómo se forma un yacimiento fósil.
Cuando los seres vivos están en la superficie terrestre forman una fauna viva o biocenosis, que tiene poca probabilidad de fosilizarse; ahora bien, puede ocurrir que, una vez muertos, haya una acumulación y reunión de cadáveres, tanatocenosis, eliminándose en este proceso las especies raras, poco numerosas, por una simple ley estadística; luego la tanatocenosis tendrá un término medio de la biocenosis, en general, y sólo estarán representadas las formas más abundantes de la biocenosis y las que se acumulen por una serie de causas especiales. La siguiente etapa supone que los restos se depositan en un área de sedimentación, precisándose para la mayoría un previo transporte, en el que se pierden muchos elementos de la tanatocenosis; en realidad, se realiza una verdadera selección hidrodinámica. Así se forma la tafocenosis, en la que elementos propios autóctonos se unen a los procedentes del transporte hidrodinámico.
Las regiones que aparecen vacías de un determinado tipo de fósiles sólo indican la falta de condiciones para la formación de yacimientos. La ausencia también se puede explicar porque no llegaran los restos al área de sedimentación o que no pudieron fosilizar.

LA FOSILIZACION


La fosilización consiste en la transformación del resto orgánico, tanto por acciones químicas como mecánicas.


CARACTERÍSTICAS Y CONDICIONES DE LA FOSILIZACIÓN


Los fósiles constituidos por el animal entero, incluso sus partes blandas, o, por el contrario, reducidos a la huella de su paso, no quedando nada del ser que la produjo, no pueden citarse como norma general. La mayoría consisten en las partes duras del organismo, constituidas por sustancias minerales: sílice, carbonato cálcico, fosfato cálcico, pirita de hierro, limonita, carbonita de estroncio. Así, los esqueletos de los radiolarios, las espiculas de las esponjas silicias, o la frustulas de las algas microscópicas, llamadas diatomeas, se conservan bien, pues todos estos esqueletos son de sílice. Los caparazones de los moluscos y los braquiopodos, el armazón esquelético de los coralarios y los equinodermos, que son de naturaleza calcárea, se fosilizan también con facilidad, constituyendo los caparazones de los moluscos lo que se ha llamado por, analogía, la moneda corriente de la Paleontología.
El esqueleto interno de los vertebrados, o sea, la osamenta, constituida también por carbonato y fosfato cálcico se presta bien para la fosilización. En cambio las piezas esqueléticas de naturaleza cornea, tales como las placas dérmicas de las tortugas, los pelos y las plumas, las pezuñas y los estuches córneos de los rumiantes cavicornios, se descomponen, y rarisima ves se encuentra en estado fósil. Análogamente, el esqueleto externo de los insectos y demás artrópodos, si no esta muy incrustado de caliza, desaparece bien pronto, sin llegar a fosilizarse. La mayor parte de los grupos insectos fósiles, como también el extinguido grupo de los trilobites, suelen conocerse en estado fósil por el molde externo del animal.
Condición esencial para que los restos de los animales y vegetales se conserven, es que no permanezcan largo tiempo a la intemperie pues, de lo contrario, se descomponen y desaparecen. Treinta años es el plazo máximo para que la acción de la intemperie destruya totalmente huesos tan resistentes y fuertes como son los del bisonte. En consecuencia para que la conservación de restos orgánicos se realice con transformación mayor o menor de la sustancia que los constituye, es condición esencial que queden incluidos entre sedimentos, libres de la acción de la descomposición.

PROCEDIMIENTOS DE FOSILIZACION



Durante el proceso de fosilización existe perdida de nitrógeno (componente de la materia orgánica). Este nitrógeno tarda mucho en perderse, y mientras exista tendremos un subfósil. Podríamos, pues, definir la fosilización como una serie de transformaciones químicas que reemplazan los compuestos orgánicos del organismo muerto por otros minerales. Estas transformaciones dependerán de la composición originaria del resto orgánico y de las condiciones geoquímicas en las que se encuentra durante el proceso. Lo que se fosiliza es normalmente el esqueleto, aunque puede quedar la impresión de las partes blandas.
Hay, de acuerdo con lo anteriormente expuesto dos principales procedimientos naturales de fosilizacion, los cuales son los siguientes:

MOLDEADO



El caso más sencillo de fosilización es el moldeado. Un organismo animal o vegetal, o una parte de este, como, por ejemplo, el caparazón de un molusco, es envuelto por los sedimentos que se adaptan por completo al exterior del resto orgánico. Posteriormente, este desaparece por putrefacción de las partes blandas y disolución de la caliza del caparazón, quedando en el interior de la masa sedimentaria, el molde externo del molusco.
El cieno o la arena arcillosa pueden penetrar en el interior del caparazón del molusco, rellenando la cavidad por completo; al desaparecer la cascara por disolución solo quedara un molde interno. También se da con frecuencia el caso de que la cavidad correspondiente al molde externo se rellene por sustancia mineral, mediante proceso de deposito químico o mecánico, y se origina una reproducción o moldeado.
La incrustación se produce depositando las aguas la caliza que traen disueltas sobre las hojas, ramas, insectos, etc. La sustancia orgánica se descompone mas tarde, y queda un relieve o molde de lo incrustado. Aunque la materia incrustable es, por lo general, la caliza, también hay casos en que lo es la sílice o el carbonato de hierro.

PETRIFICACIÓN



La petrificación es el caso más corriente. Un cuerpo orgánico enterrado entre las capas geológicas, pierde, por putrefacción y descomposición, la materia orgánica; pero si los espacios vacíos son rellenados por sustancias minerales aportadas en la disolución por las aguas que impregnan el terreno, el cuerpo o resto orgánico se habrá petrificado, tranformandose en piedra. En los huesos se reconoce su grado avanzado de fosilización por petrificación, porque son muchos mas pesados que cuando no están fosilizados.
Por lo general, es el carbonato cálcico la sustancia fosilizante. También lo son la sílice, los óxidos y los carbonatos de hierro; más rara vez el azufre, y en algunos casos la pirita y el yeso.
Algunas veces la petrificación se realiza reemplazando la sustancia fosilizante, partícula a partícula, casi molécula a molécula, a la materia constitutiva del resto orgánico. En este caso se puede conservar la estructura microscópica del fósil, pudiéndose estudiar sus tejidos.

CLASIFICACION DE LOS FOSILES



A continuacion se hara mencion de la clasificacion de los fosiles, sin embargo explicar cada una de sus partes seria adentrarse demasiado en el tema por lo que solo mencionaremos su clasificacion de manera superficial.

Los fosiles se dividen en:

1. Invertebrados fosiles
2. Vertebrados fosiles.

A su vez los invertebrados fosiles se dividen en:

1. Protozoos fosiles
2. Foraminiferos
3. Esponjas fosiles

4. Celentereos fosiles
a) coralarios
b) Teracoralarios
c) Hexacoralarios

5. Braquiopodos fosiles

6. Moluscos fosiles
a) Lamelibranquios
b) Gasteropodos
c) Cefalopodos

7. Artropodos fosiles
a) Trilobites
b) Escorpiones
c) Insectos

8. Equinodermos fosiles
a) Equinoideos

Y al igual que los invertebrados, los fosiles vertebrados se dividen en:

1. Peces fosiles

2. Anfibios fosiles
a) Estegocefalos

3. Reptiles fosiles
a) Cotilosaurios
b) Dinosaurios
c) Brontosaurios
d) Ictiosaurios

4. Aves fosiles
a) Diornis
b) Aepyornis

5. Mamiferos fosiles
a) Marsupiales
b) Titanoteritos
c) Deinotherium
d) Mamuts
e) Simios
f) Lemurridos
g) Platirrinios
h) Catirrinios

Estos son los grupos en que se dividen los fosiles hasta ahora encontrados.

COMO SE SABE LA EDAD DE UN FOSIL



Para calcular la antigüedad de los fosiles se ha recurrido a pruebas con ciertas sustancias llamadas elementos radioactivos, como el uranio y el carbono.
Estos elementos radioactivos se transforman en otros a ritmo constante, preciso y lento; por ejemplo, la mitad de una muestra de Uranio 238 se transformara en plomo en un lapso de 4500 millones de años.

Hagamos una analogia: imagina un reloj de arena. La arena que esta en la mitad inferior del reloj representa al elemento X (uranio); al voltear el reloj, la arena empieza a pasar por el pequeño orificio central muy lentamente y a un ritmo constante; la arena que pasa al otro compartimento formara la nueva sustancia o elemento Y (plomo). La sustancia X se desintegra para dar lugar a la sustancia Y.

Asi, se calcula la cantidad de uranio y plomo existente en una roca, se sabra, la antigüedad de esta. La velocidad de desintegracion de cada elemento es diferente, pero continua; por lo tanto, cuanto mas antigua sea la roca, tanto menor sera la cantidad de sustancia desintegrada y mayor la cantidad de sustancia que se forma. En en el ejemplo anterior, habra menor cantidad de uranio y mayor cantidad de plomo. Ademas de uranio238 se utiliza el Rubidio87, el Potasio40, y el Carbono14.

De acuerdo a lo anterior tenemos dos formas principales de saber la edad de un fosil, a saber los siguientes sistemas:

SISTEMA DEL CARBONO


Modernamente se usa el sistema de la transformacion del carbono de peso atomico 12 en su isotopo de peso atomico 14, los cuales se encuentran en la materia organica, y se conoce el tiempo de desintegracion. Por tanto, midiendo la cantidad de ambos en cualquier material organico se sabra su edad, siempre y cuando esta no supere los 25000 años, que es el tiempo de desintergracion del C14. Con mediciones del C12 y C13 incluso se puede llagar a tiempos mucho mas lejanos, por ejemplo el cambrico, del cual se ha estudiado l composicion de su atmosfera.

Estableciendo la comparacion con otras epocas, y teniendo siempre en cuenta los espesores de las rocas sedimentadas, puede llegarse al computo en años de las diversas edades geologicas. Sin embargo, los resultados a que llegan los distintos tratadistas que se han ocupado del problema son muy disconformes. Respecto al tiempo transcurrrido desde los primeros depositos sedimentarios, unos la reputan del orden de 67 a 90 millones de años; otros, entre 35 y 70 millones, y otros mas, entre 34 y 80 millones, mientras que tambien se estima en 25 millones los anños transcurridos desde el principio de la era paleozoica, aunque deja sin evaluar el larguisimo periodo de los tiempos de la era agnostozoica.

SISTEMA DEL RADIO


Otro metodo cronologico es el deducido por el tiempo necesario para la acumulacion del radio contenido en un mineral de uranio, encontrado en los gneisis graniticos de Glastonbury. Según el, la base del terreno cambrico, o esa, el comienzo de la era paleozoica, no debe ser inferior a 500 millones de años, cifra, como se ve, muy disconforme con los resultados a que se llega por metodos puramente geologicos. En la actualidad se mide con bastante exactitud la edad absoluta de los terrenos si estos contienen, uranio, pues sabiendo el tiempo que este tarda en transformarse en plomo, y buscando la proporción actual que contiene la roca, se determinan, con en error maximo del 10% los años de las edades geologicas.

Sin embargo lo anterior, la verdad es que no se puede saber la edad verdadera ya que, por ejemplo en el método de carbono se toma a la era paleozoica como de 25 millones y en el sistema de uranio como mayor de 570 millones, siendo muy notable la diferencia, y máxime, tomando en cuenta que los dos son muy exactos.

Autor:

Traviz





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License