Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Alfonso XIII y Segunda República Española parte 3 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA:



Introducción:



El periodo comprendido entre el 14 de abril de 1931 y julio del 36, fue un periodo de transición entre una dictadura y otra, la de Miguel Primo de Rivera y posteriormente la
de Franco.  La Republica acabó con uno de la más terribles sucesos que pueden ocurrir en un país, la Guerra Civil, la cual  podría haberse evitado.  A continuación procederemos a analizar cuales fueron los errores de la izquierda en al Gobierno y en la Oposición.

El gobierno de izquierdas prometió a los campesinos 75.000 asentamientos por año, pero en los dos años que duró su gobierno sólo asentaron a 12.500.  Este hecho provocó que el campesinado, el cual aglutinaba a un 50% de la población española, estuviese descontento por la lentitud de la reforma, y consiguientemente diera su apoyo a la derecha. Una de las principales causas de la lentitud de la reforma agraria, era la mala confección de su base principal, el IRA.  Un ejemplo es que el ministro de agricultura Marcelino Domingo era un hombre escasamente dotado en lo referente a lo agrario, era un periodista sin experiencia alguna del problema, incluso Azaña en sus memorias llegó a ratificarlo.

La otra principal causa que provocó la disolución de las Cortes fue el cierre de las escuelas parroquiales sin haberse preparado unas nuevas, este hecho sumado a lo anterior hizo que los electores dieran su apoyo a la derecha.

Estos errores supusieron, que la derecha echase por tierra todo el trabajo realizado por la izquierda en el bienio anterior. Los radicales de la CEDA, politizaron el ejercito y contribuyeron a la preparación de una sublevación contra la Republica.

Si la derecha no hubiese accedido al poder, no se hubiera producido la sublevación y para ello era vital haber tenido contento al pueblo. Eso se hubiera conseguido si se hubieran centrado los esfuerzos en el tema agrario y no se hubiera atacado con tanta fuerza a la Iglesia. Bien es cierto que lo que hizo la derecha contribuyó a calmar a los militares, por eso la reforma militar de la izquierda podría haber sido más moderada.

Cuando la izquierda pasó a la oposición no supo aceptar la victoria de la derecha , esto lo prueba las sublevaciones que se produjeron en toda España en octubre de 1934, la mayoría de ellas encabezadas por sindicatos y socialistas.

Como conclusión los dos principales errores de la izquierda fueron, la ley de congregaciones religiosas y la reforma agraria, increíblemente cuando la derecha accedió al poder en los primeros meses que continuó con la reforma consiguió una número mayor de asentamientos que en años anteriores, e incluso durante el gobierno del Frente Popular y los primeros años de la guerra civil el número de sentamientos y tierras expropiadas aumentó considerablemente.


La II República (1931-1936):



Causas:



- La dictadura  fue perdiendo el apoyo de los diferentes sectores sociales y Primo de Rivera se vio obligado a dimitir.
- La monarquía y el rey Alfonso XIII  perdieron  prestigio por haber colaborado aunque indirectamente con la dictadura.
- Los partidarios de la monarquía estaban desorganizados.
- La dictadura no resolvió las reivindicaciones obreras y nacionalistas que iban adquiriendo mayor fuerza.
- La situación social era problemática. Había grandes tasas de analfabetismo, malas condiciones laborales y de vida.
- El crack de la bolsa de 1929 afecto a todo el mundo y también a España.
Disminuyeron las inversiones, hubo un estancamiento de la economía y subieron los precios.

Todas estas causas provocaron que el gobierno elegido por Alfonso XII convocará elecciones generales para el 12 de abril de 1931. En estas los miembros del pacto de San Sebastián ( agosto de 1930) obtuvieron una importante victoria, y sobre todo una mayoría aplastante en las capitales de provincia y centros neurálgicos de decisión, ya que las otras zonas estaban controladas por los caciques.

Desarrollo:



En la mañana del 14 de abril,  a las seis de la madrugada, los concejales electos de Eibar reunidos en su casa consistorial, proclaman la República.

Romanones, se puso en contacto con el Rey y anunció conversaciones con los republicanos, concretamente con Alcalá Zamora.  A las dos y cinco de la tarde del día 14, Romanones, en nombre del propio Rey aceptó la marcha del monarca.  A las 11 de la mañana, el general Sanjurjo, director de la  Guardia Civil se puso al servicio de la República.

En Cataluña, a las dos menos veinte de la tarde, Luis Companys (líder de Ezquerra Catalana)desde el balcón del Ayuntamiento de la ciudad, anunciaba el nacimiento de la República e izaba la bandera tricolor.

En la tarde del 14 de abril, se celebró el último consejo de ministros de la Monarquía en el Palacio de Oriente.  Tan solo un ministro se resistió a que Alfonso XIII abandonase el poder, a las nueve y cuarto de la noche, el rey emprendió viaje a Cartagena, para desde allí embarcar a Marsella.

En la Puerta del Sol de Madrid a las nueve de la noche, Niceto Alcalá Zamora, desde el despacho del Ministro de la Gobernación proclamaba la República a todo el País a través de las ondas de la radio.

De esta forma por primera vez en la historia de España un nuevo régimen quedo instaurado sin derramamiento de sangre.

El 12 de abril de 1931 como hemos mencionado anteriormente se convocaron elecciones y ganó la izquierda.

Establecido el gobierno provisional, formado por: presidente, Niceto Alcalá Zamora (derecha liberal republicana), ministros de partidos de centro izquierda, por el PSOE, Largo Caballero, Indalecio Prieto, por Acción republicana, Manuel Azaña, y por el partido radical de centro Alejandro Lerroux.

Este gobierno provisional tiene como objetivo formar una asamblea nacional constituyente y . la redacción de un texto constitucional. Así el gobierno provisional convoca para el 28 de junio de 1931 elecciones a cortes constituyentes. Elaboran la Constitución del 9 de diciembre de 1931, que definía España como una “República de trabajadores de toda clase” en expresiva alusión a las contrapuestas percepciones de la realidad nacional, y fue fruto de un laborioso consenso. En ella se pronunciaba la  defensa de la democracia representativa y de las libertades (soberanía popular, sufragio universal masculino y femenino, aconfesionalidad del Estado, derechos individuales y sociales).

Aquí observamos un cuadro con las principales características de la constitución y su diferencia con las demás.
10059.gif

El gobierno provisional pretende dar respuesta a los 4 grande problemas de España, agrario, militar, autonómico y religioso.

Este nuevo gobierno comenzara con:



Bienio de izquierdas o bienio transformador (1931-1933):



El problema agrario:



Situación:



En 1931, el país era fundamentalmente rural, alrededor de 3.900.000 personas tenían su empleo en el campo, aproximadamente el 45% de la población activa, que estaba cifrada en unos 8.500.000 habitantes. De estos 3.900.000, unos dos millones eran  obreros agrícolas sin tierras (jornaleros) y el resto pequeños propietarios minifundistas.

Hay que tener en cuenta que junto con sus familias esta masa social constituía el 50 % de la población (censada en 23.5 millones en 1931).

Características de la agricultura española:


1.    Existía una mala distribución de la tierra, que apenas había experimentado transformaciones.
2.    Fuerte concentración de latifundios en Extremadura, Andalucía occidental, La Mancha y Salamanca. La mayoría de la propiedad estaba en manos de la nobleza. En esta zona hay un coeficiente muy elevado de asentamiento de propietarios.
3.    En el resto de España hay una gran fragmentación de la tierra ( minifundios) y un menor grado de asalariados.

Medidas adoptadas durante el bienio de izquierdas:


El gobierno provisional decide adoptar medidas inmediatas para paliar el ansia del campesinado, el cual estaba secularmente olvidado. Para ello elabora 6 decretos básicos (1931):

1.    Decreto del Ministerio de Justicia, 29 de abril: Los contratos de arrendamientos quedaron congelados.
2.    Decreto del Ministerio de Trabajo, 19 de mayo: Se da prioridad a las agrupaciones de obreros en el arrendamiento de grandes fincas.
3.    Decreto del Ministerio de Trabajo, 1 de julio: Se reduce la jornada de trabajo en el campo a 8 horas, con una consecuente elevación de los jornales.
4.    Los jurados mixtos de la dictadura, pasaron a ser instituciones de arbitraje para los conflictos colectivos, negocian los salarios, las condiciones laborales y vigilan las normas laborales.
5.    Decreto de 28 de abril, conocido como de “términos municipales”, según el cual los propietarios agrícolas no podían contratar trabajadores de otros municipios si en el suyo había desempleados. Este decreto venía complementado con la norma de “turno riguroso”, según la cual los propietarios debían de contratar a los trabajadores según el orden con el que se habían inscrito en las oficinas de colocación.
6.    Decreto del Ministerio de Economía, 7 de mayo, o “laboreo forzoso”: Los propietarios agrícolas debían seguir  cultivando sus tierras como en años anteriores, de lo contrario serían expropiadas.

Todos estos decretos fueron atacados por la derecha, y los dos últimos causaron graves problemas y complicaciones burocráticas, no obstante la rapidez con la que se dictaron cumplió su propósito de calmar a las masas campesinas.

Tras la elaboración de estos decretos se comenzó a elaborar la reforma agraria, así en mayo de 1931, tras descartada la vía de realizar la reforma por decreto, se nombró una comisión técnica, a fin de elaborar un proyecto que se presentaría a las Cortes.

La comisión estaría formada por Felipe Sánchez Román como presidente, y como otros miembros destacables Antonio Flores de Lemus, y Pascual Carrión.

La resolución de la comisión sería presentada al Gobierno provisional el  20 de julio de 1931, seis días después de abrirse los debates a cortes constituyentes.

Se puede resumir en los siguientes puntos:



- Limitación de la reforma a las zonas latifundistas.
- No se procedería a la expropiación, sino a la ocupación temporal  de las tierras, para proceder de inmediato a su cesión a los campesinos en forma de arrendamientos con pago de rentas bajas.
- Se procedería al arrendamiento a las tierras por encima de las 300 hectáreas, o de más de 10.000pesetas de líquido imponible por propietario. Las tierras arrendadas debían ser técnicamente aprovechables. Sólo se procedería a la ocupación cuando los exigiese el número de trabajadores sin tierras.
- Las tierras ocupadas temporalmente podrían ser explotadas en parcelas individuales o de forma colectiva, según el deseo de los campesinos.
- La meta de la comisión era el asentamiento de entre 60.000 y 75.000 trabajadores por año, margen que venía refrendado por los recursos financieros, que se estimaban en no mas de 250 millones por año, un 6% del presupuesto nacional.

El proyecto cayó en manos de la prensa antes de que el gobierno pudiese ojearlo con detenimiento. Los grandes propietarios fundaron en julio de 1931 la “Agrupación Nacional de Propietarios de Fincas Rústicas”, el partido agrario se mostró contrario al proyecto, los radicales atacaron el proyecto,  los republicanos conservadores lo encontraron muy avanzado y el PSOE no lo encontró satisfactorio. Por todo ello el presidente del gobierno decidió reelaborarlo.

El nuevo proyecto fue presentado por Alcalá Zamora a las Cortes el 25 de agosto de 1931. En este se limitaba el área de reforma a tres clases de tierras: zonas de regadío no puestas en riego, tierras en arrendamiento; y tierras que pasaron a ser de la nobleza a partir de 1811 (tras la supresión de los señoríos jurisdiccionales).

Otra cambio era la expropiación directa con indemnizaciones, en lugar de la ocupación temporal. (algunas tierras de la nobleza se confiscaron) De todos modos se mantenía la meta del asentamiento de entre 60.000 y 75.000 campesinos.

Cae el gobierno de Alcalá Zamora y el 31 de octubre se forma el gobierno de Azaña, el cual vuelve a discutir el proyecto de ley. Había dos propuestas, una se basaba en expropiar las tierras adquiridas por la nobleza después de 1811, y la segunda aceptaba la indemnización a precio de 1830. Finalmente los socialistas consiguen someter a debate simultaneo ambos textos, y así el 26 de noviembre se presento el nuevo proyecto.

Este era más avanzado que el del 25 de agosto, y recogía gran parte de las enmiendas de la comisión.

El 14 de diciembre de 1931 se formó el nuevo gobierno de Azaña, en el cual quedaba fuera el partido radical de centro y su líder Lerroux. Se presentó por tercera vez a las Cortes el proyecto de la reforma agraria, esta visión era más moderada que la segunda, y finalmente el 9 de septiembre de 1932 se sometió a votación y fue aprobado con 318 votos a favor y 19 en contra.


La ley de la reforma agraria de 1932:



Constaba de 23 bases y tenía los mismos objetivos que anteriormente, la redistribución de tierras y el asentamiento de campesinos.

Para llevar a cabo esta ley se creo el Instituto de la Reforma Agraria (IRA), del cual de pendía las juntas provinciales y las comunidades de campesinos. Se le asigno un crédito anual de 50 millones.

Las tierras expropiadas serían las siguientes: Las ofrecidas voluntariamente, las del estado, los señoríos jurisdiccionales, las mal cultivadas, las no regadas pudiendo haberlo sido, las situadas a menos de 1500 metros de los pueblos, las que estaban en régimen de arrendamiento y las mayores de un determinado número de hectáreas.

Las expropiaciones se llevaron a cabo con indemnizaciones que se pagaban de forma inversamente proporcional a la extensión, sin embargo las de señorías y pertenecientes a la grandeza de España eran expropiadas sin indemnización.

Las tierras expropiadas pasaban a el IRA, que las entregaba a las juntas provinciales, las cuales a su vez las entregabas a los campesinos, los cuales decidían si el régimen de explotación era colectivo o individual. En caso de ser individual las fincas se parcelaban.

Conclusión: Durante los dos años que tuvo vigencia la ley (21 de septiembre de 1932 a 31 de diciembre de 1934) sólo se consiguieron 12500 asentamientos de los 75000 previstos por año. Las causas fueron diversas, de la presión ejercida por los terratenientes, a la complejidad de la ley, pasando por la mala dirección del Instituto de la Reforma Agraria.

El problema militar:



Situación:


- Existía una grave macrocefalia, es decir un exceso de oficialidad; en el Anuario Militar de 1930 había en España 566 generales y 21.966 oficiales, para tan solo unos 100.000 soldados.
- España contaba con 2 ejércitos, el ejercito de Marruecos, y el Metropolitano, este último aun siendo más numeroso era más débil que el primero.
El ejercito metropolitano contaba con 16 divisiones, en las cuales regía una gran falta de eficacia y además su armamento era anticuado (fusiles de 1893, transporte no motorizado, Marina deficiente, y escasa Aeronáutica)
- La mayor parte del ejercito eran partidarios de la monarquía, por lo tanto reacios a la república, aunque había un sector republicano que se agrupaba en la “Asociación Militar Republicana”.


Medidas adoptadas durante el bienio de izquierdas:



Nada más comenzar la república se creo  la Guardia de Asalto, con la intención de   no utilizar  el ejercito en la medida de lo posible.
El protagonista central que va a llevar a cabo la reforma militar es Manuel Azaña, Ministro de la Guerra en el gobierno provisional. Su objetivo principal será el de reducir el papel del ejercito en la política y para ello se plantea como meta principal la de reducir el número de oficiales.
Para llevar a cabo estos objetivos introdujo los siguientes decretos.

1.    Decreto de 25 de abril de 1931, o “Ley de Azaña”: Se dio un plazo de 30 días para que todos los generales y oficiales que así lo desearan pasasen a la segunda reserva, ( casi el retiro definitivo) conservando su sueldo integro. Prácticamente un 50% se acogió a esta medida.
2.    El 8 de mayo de 1931 las 16 divisiones anteriormente mencionadas se redujeron a la mitad, una por cada región militar. Al frente se situó a un comandante militar (general de división).
3.    El Ministerio de Guerra y sus servicios fueron centralizados. Se reorganizo el Estado Mayor Central y se suprimió el Consejo de Justicia Militar.
4.    Marruecos comenzó a ser desmilitarizado. La administración militar paso a ser una civil.
5.    Además de estas 4 medidas a corto plazo, Azaña se fijo otras a largo plazo que se centrarían en una reforma del ejercito en profundidad.
a.    Posibilidad de ascender de suboficial a oficial de complemento tras unas pruebas de aptitud. La oficialidad de complemento eran los reclutas de mayor nivel de instrucción y Azaña los consideraba una de las piezas básicas de la reestructuración militar.
b.    El 29 de junio de 1931 el Ministerio de Guerra decide cerrar la academia militar de Zaragoza, por considerarla como el principal foco antirrepublicano del ejercito español. Además de esta medida se fijaron otras dos; los que desearan seguir la carrera militar debían servir 6 meses como soldado antes de ingresar en las academias militares. Antes de la graduación los oficiales estaban obligados a cursar un año en una Universidad.
c.    Se modificó el régimen de reclutamiento. Los reclutas universitarios y bachilleres sólo debían pasar por un servicio militar de 4 semanas, el resto, por un periodo de un año; de todos modos a partir de los 8 meses podrían ser licenciados si su aprovechamiento fuera optimo. Asimismo, podían licenciarse en 6 meses los que aviniesen a pagar una cierta cantidad.
6.    La reorganización de la industria  de armamentos fue concentrada. Se suprimieron los periódicos de carácter militar con carga ideológica y política.

Conclusión:

Se consiguió resolver el problema de macrocefalia reduciendo a la mitad el número de oficiales, con lo cual se consiguió despolitizar en parte al ejercito, ya que quedaron muchos militares de tendencia conservadora.

Todas las medidas tomadas contra el ejercito culminaron en un golpe en 1932 encabezado por el general Sanjurjo, el cual fracaso, tan sólo arraigó en Sevilla, donde se encontraba el general, y en Madrid tan sólo duro una horas. Esto creo un ambiente de celebración entre los republicanos que creían que el ejercito estaba prácticamente republicanizado, grave error por su parte ya que la mayoría de jefes y oficiales antirrepublicanos no apoyaron la sublevación.


El problema autonómico:



Situación:



En España había una gran diversidad regional, y cada una de las distintas regiones tenía unas características históricas, lingüísticas, culturales y económicas específicas.
Principalmente existían dos regiones en el estado español que anhelaban un régimen autónomo. Estos eran Cataluña y País Vasco.
En Cataluña, los deseo autonomistas los abanderaban dos partidos , la Lliga regionalista de Cambó, Prat de la Riba y Ezquerra republicana de Cataluña, cuyos líderes eran Maciá y Luis Companys. Estos dos partidos ya habían disfrutado de una autonomía, la cual había sido suprimida por Primo de Rivera.

En el País Vasco los deseos independentistas-autonomistas se encarnaban en el partido nacionalista vasco (PNV), liderado por José Antonio Aguirre.

Medidas adoptadas durante el bienio de izquierdas:


Los miembros del pacto de san Sebastián se comprometieron a conceder libertad autónoma a todas las regiones que así lo solicitaran, pero eso si, se debían atener a dos normas fundamentales:

1.    Los estatutos elaborados por las distintas regiones y sus funciones no debían operar fuera del marco constitucional.
2.    Las votaciones se deberían hacer por sufragio universal, tanto para las Cortes Constituyentes como para el estatuto.

Estatuto catalán:



El 3 de agosto de 1931 se celebra en Cataluña el primer proyecto de estatuto regional, el cual fue aprobado por un 97%. El texto se denominó “Estatuto de Nuria” y presentaba una línea de pensamiento de la soberanía catalana y del derecho de autodeterminación.

Este fue presentado a Cortes para su ratificación y así el 9 de septiembre de 1932 consiguió unos resultados favorables de 334 votos frente a 24. Finalmente el 15 de septiembre quedó convertido en ley.

La Generalidad, que disponía de facultades legislativas y ejecutivas, se convertía en el organismo de gobierno de Cataluña. Estaba integrada por 3 piezas:

- El parlamento, formado por diputados, que cada uno de ellos representaba 40.000 electores y tenían un mandato de 5 años.( Presidente de parlamento Luis Companys)
- El presidente de la Generalidad, elegido por el parlamento catalán y que tenía funciones ejecutivas y representativas.( Presidente de la Generalidad Macia)
- El consejo ejecutivo, formado por consejeros responsables en  las distintas materias de gobierno y frente a los cuales se situaba el presidente de la Generalidad.

Estatuto vasco:



A Euskadi al contrario de los catalanes no les interesaba un estatuto centrado en lo económico y administrativo, ya que gracias a sus conciertos económicos y los pactos fiscales, sus cuatro provincias gozaban de un grado importante de autogobierno.

Su motivo principal era el religiosa ya que la posición de la República frente al tema Iglesia-Estado no auguraba nada más que un franco separatismo.
Por todo ello los nacionalistas se unen a los carlistas y el 14 de junio presentan en Estella un anteproyecto de estatuto, en el  cual va a defender las relaciones directas con el Vaticano. Pero los problemas ocasionados por la aprobación del articulo de la constitución sobre Estado-Iglesia hicieron que los diputados Vasco-Navarros se retiraran de las Cortes , lo cual ocasionó que se demorara la preparación del estatuto, el cual fue finalmente presentado a Alcalá Zamora el 22 de septiembre de 1931.

El proyecto vasco-navarro de Estella fue rechazado por ser anticonstitucional, ya que las relaciones internacionales eran competencia del estado y no de la autonomía.

Tras lo acontecido, el 15 de diciembre se reúnen las 4 diputaciones vascas y preparan un nuevo estatuto, al cual se puso fin el 18 de abril del 32. Para su aprobación  se sometió a votación en una asamblea que se celebró en Pamplona un 19 de junio. Resulto aprobado por los vizcaínos y Guipuzcoanos con  un 89%  y 87% respectivamente, con un 50% de los alaveses y fue rechazado por los navarros, ya que Navarra era prácticamente región carlista, y en el nuevo proyecto se había producido una separación considerable de la iglesia.

Debido al rechazo de los navarros y el desinterés de los alaveses, el proyecto se quedó paralizado.

A finales del 32, el PSOE, encabezado por Indalecio Prieto recomendó a los nacionalistas vascos la elaboración de un nuevo proyecto , en el cual no estaría incluida Navarra.

Para este 3º proyecto, sería tomado como modelo el estatuto catalán. Así el 5 de noviembre de 1933 el proyecto fue sometido a votación, fue aprobado por abrumadora mayoría por Vizcaínos y Guipuzcoanos, y tan sólo por el 47% de los alaveses.

Por fin el proyecto ya estaba preparado para ser presentado a Cortes, pero inmediatamente el bienio social-azanista terminó para dar paso a los radicales de la CEDA, los cuales no mostraron ningún interés por el tan sufrido proyecto.

Conclusión:

Para los catalanes el periodo que duró el bienio transformador fue realmente positivo ya que consiguieron volver a gozar de una autonomía con la cual podían regir sus propias vidas. Sin embargo para los nacionalistas vascos no se puede decir que el periodo resultara positivo, más bien fue un tramo dificultoso por las continuas demoras que tuvo la elaboración de su esatuto, las cuales lo llevaron a no ser aprobado.

El problema religioso:



Situación:



- España contaba con la siguiente población religiosa
32.607 pertenecientes al clero secular.
76.413 de clero regular.
131 ministros de otras doctrinas distintas a la católica
4.378 sirvientes de culto.

El total eran 113.529 personas, lo que representaba que había un religioso por cada 493 habitantes, la proporción más elevada del mundo después de Italia.

Estos datos demuestran que el clero contaba con un gran poder cuantitativo.

- Además de esto los religiosos tenían un gran poder económico, así lo avala la orden de los jesuitas y sus innumerables propiedades. A esto se le suma el  presupuesto que recibía la iglesia del estado, unos 67 millones de pesetas, lo que equivale al 2% del presupuesto nacional.
- Probablemente el sector en el cual la iglesia tenía mayor importancia era el de la enseñanza. Controlaban la educación primaria a través de las escuelas parroquiales y la secundaria a través de la actividad de las ordenes religiosas. Incluso en el ámbito universitario contaban con la Universidad Comercial de Deusto en Bilbao y el Instituto Católico de Artes Industriales en Madrid.
- Cabe reseñar que en 1931 el analfabetismo se situaba por encima del 30% y las escolarización oficial apenas llegaba al 50%.

El 7 de mayo de 1931  antes de iniciarse la aprobación de la constitución,  el cardenal Segura publicó una pastoral contra la república, se establece desde el comienzo una lucha frontal entre la iglesia y el estado. El 11 de mayo se produjo la celebre “quema de conventos” en Madrid y luego se extendió a toda España. Las masas urbanas y campesinas saltan a la calle y destrozan más de 100 iglesias y conventos.

Medidas adoptadas durante el bienio de izquierdas:



A pasar de que los republicanos y socialistas tenían unos sentimientos anticlericales muy fuertes, fue la masonería la que trazo un programa que se asemejaba en muchos aspectos al realizado por los republicanos.

- Absoluta libertad religiosa
- Incapacitación de los religiosos para la enseñanza
- Expulsión de las comunidades religiosas extranjeras y  exclaustración de las españolas.
- Nacionalización de los bienes religiosos.
- Eliminación del presupuesto nacional hacia el clero
- Secularización de los cementerios, leyes de matrimonio civil y de divorcio.
- Se declara que todos los hijos son igual ante la ley.

Además de estas medidas tomadas por la orden secreta y anticlerical, que eran prácticamente iguales a las republicanas, nos vamos a centrar en los principales aspectos.

El 24 de enero de 1932 se publicó la disolución y la confiscación de los bienes de la Sociedad de Jesús. A pesar de esta ley los jesuitas nunca desaparecieron, tan sólo perdieron algunas propiedades ( 79 edificios urbanos, 33 escuelas y 79 residencias), a las cuales el gobierno dio fines civiles y educativos.

En enero de 1932 se pusieron en andanza las leyes de matrimonio civil y de divorcio, así como la de secularización de los cementerios. A pesar todo los españoles no hicieron mucho uso de ellas.

La medida más importante tomada por la izquierda fue a la vez la más caótica y la que le llevó a perder en parte  las elecciones de 1933; esta no era otra que la ley de 2 de junio de 1933 sobre congregaciones religiosas. A esta se le puso una fecha tope de cumplimiento, el 1 de octubre de 1933 debía cesar la actividad docente de la iglesia. Los datos de escolarización y analfabetismo en España eran muy altos, y a la administración del estado le fue imposible tener preparados los centros y maestros suficientes para cerrar el vacío dejado por las escuelas parroquiales.

Conclusión:

Como hemos visto antes el error más importante fue el cerrar las escuelas parroquiales antes de tener nuevos centros y maestros preparados.

La izquierda se precipitó, creía que los sentimientos anticlericales de gran parte de la población habían dinamitado los cimientos de la iglesia, pero eso no era cierto, esta seguía teniendo gran poder, y no podía ser vencida con unos cuantos decretos y medidas.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License