Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Arquitectura y Sociedad Inca en el periodo clásico Parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




LA FAMILIA



La unidad social básica era la familia. Normalmente vivían tres generaciones- los niños, los padres, y los abuelos. Todos trabajaban juntos para producir comida, construir casas y hacer los tejidos. Vivían cerca los unos a los otros y las tierras para cultivar también se encontraban juntas para poder ayudarse más fácil.

El jefe de la casa era el hombre casado. Él estaba encargado de la producción de comida, de los cultivos, y de la ropa y tejidos. Él era, en un nivel más bajo, como el hombre encargado de la diez familias en cuanto a sus responsabilidades, pero solamente para su familia. También distribuía las necesidades a los demás como comida y ropa.

A los niños les daban una ración para comida y ropa. Pensaban que les ayudaría a aprender responsabilidad.

Cuando se casaba una pareja no tenían que pagar impuestos por un año mientras ahorraban para empezar su propia familia con sus propios hijos. Era una forma para asegurar que se pudieran establecer bien y no pasar muchos trabajos después. Los abuelos pagaban menos impuestos cuando y a eran más viejos porque se creía que ya eras más débiles y no podían producir tanto como antes y además ya le habían dado mucho a la comunidad mientras estaban jóvenes y fuertes.
La familia era una unidad de producción muy importante.


EL MATRIMONIO



En la sociedad Inca se esperaba que todo el mundo se casara con la excepción de las Vírgenes del Sol. El “headman”, un hombre, seleccionaba las parejas que se iban a casar. Normalmente eran de la misma comunidad y de la misma clase social. No era bueno casarse con extraños porque era muy importante mantener la pureza de la raza, especialmente en los niveles sociales más altos.

El matrimonio era parte de las costumbres tradicionales. Normalmente los hombres tenían 25 años y las mujeres 18 años. También era importante que estuvieran en la misma condición física.

No había mucha opción con quien uno se casaba. Era más una unión con interés económico que una unión de amor. Había tantas cosas para preocuparse de hacer en la comunidad que no había tiempo para pensar en la compatibilidad. A veces por buena suerte las parejas encontraban amor, pero no era muy común. Su deber era producir hijos para poder tener más manos para trabajar con los cultivos y los tejidos.

Todos los matrimonios se celebraban juntos. Varias veces al año se reunían todas las parejas que se iban a casar y tenían una celebración llena de rituales. Uno muy importante era el de cambiar las tiras de los quipus. Ponían los que indicaban que la pareja estaba casada. Esto era muy importante porque era la forma de mantener registro de la sociedad. También se agregaban más tiras cuando tenían hijos.

A la pareja nueva les daban una casa y tierra para cultivar. Así podían pensar el empezar una familia nueva para trabajar en la producción de los cultivos y los tejidos.

LAS VIRGENES DEL SOL



Las vírgenes del sol eran muchachas que desde el nacimiento estaban escogidas para ser vírgenes del sol. También había algunas que se escogían antes de la pubertad para este papel en la sociedad. Normalmente eran las más bonitas y con los mejores modales.

Antes de la pubertad, se las llevaban de las familias a vivir en un convento con monjas donde eran entrenadas para producir tejidos hermosos y muy elaborados. Allí no pasaban una vida muy excitante, básicamente haciendo los tejidos.

Siempre se vestían de blanco para dar la idea de pureza y la mayoría mantenían su virginidad toda su vida. Algunas se volvían profesoras o profetas, pero muy pocas se casaban.

Las que sí se casaban normalmente eras las que eran dadas como regalos a los jefes y nobles que visitaban. En este caso se iban del convento y se casaban con ellos. Era un honor muy grande ser un Virgen de Sol y si una era regalada, podía esperar mucho respeto del resto del mundo.
Desgraciadamente, el destino de la mayoría de estas muchachas era de ser sacrificadas como víctimas en ceremonias religiosas.


ORGANIZACION SOCIAL



El Imperio de los Incas fue una sociedad CLASISTA, estaba dividida por grandes diferencias entre sus clases sociales, lo que quería decir que tenían deberes y derechos desiguales. Su estructura social formaba una pirámide en cuya cúspide se encontraba el Inca y en la base los Runa u hombres del pueblo que tenían a su cargo todos los trabajos. Pero a pesar de esta desigualdad social, nunca existió desunión entre las clases, muy por el contrario, siempre colaboraron entre sí para el progreso de su sociedad.

La Sociedad Incaica estuvo dividida de la siguiente manera:



A) EL INCA



El Inca era el Jefe político y líder religioso del imperio; era el rey o emperador considerado como un personaje de origen divino (hijo del Dios Sol), comparado con los Faraones de Egipto y los Emperadores del Japón. Como máxima autoridad política, su voluntad era ley y no conocía límites, ejercía una monarquía absoluta, sus súbditos tenían que postrarse ante él y no le podían mirar a la cara. Por su origen divino era considerado el ser intermediario entre la tierra y los dioses.

El Inca constituía la cabeza de la sociedad. Vivía rodeado de una lujosa corte al lado de su esposa, la Coya, en un elegante palacio de la Ciudad del Cusco. En la Corte del Inca los nobles sólo podían aproximarse a él humildemente encorvados, llevando sobre sus espaldas alguna carga, lo cual era una señal de sumisión y respeto a la vez.

Su poder fue de carácter hereditario y divino. Cuando moría el monarca, su hijo mayor heredaba el poder siempre y cuando fuera hijo de la mujer legítima llamada “coya”. Si no hubiera este hijo legítimo, heredaba el poder uno de los hijos naturales, habidos en una concubina o “paya”.

Según se creía que gracias al Inca podía mantenerse la armonía y el bienestar del Universo, ya que a través suyo fluían sobre la Tierra las fuerzas benefactoras de los dioses.

La Familia de cada Inca formaba un Ayllu Real que recibía el nombre de Panaca. El único hijo del Inca que no formaba parte de la Panaca era su Heredero (el próximo Rey); porque esté último, cuando llegara a ser Rey, formaría su propia Panaca.

Las Panacas o Familias Reales. La familia del Inca formaba el Ayllu Real, que recibía el nombre de PANACA, conformaban el primer rango de la Alta Nobleza, a ellos les correspondía los puestos principales de mando político como religioso, vivían en un palacio donde custodiaban la momia del Inca. En el primer lugar de una Panaca, se encontraba el príncipe heredero del Inca o AUQUI, el cual no fue siempre el hijo mayor, que en algunos casos participó en el co-reinado del Tahuantinsuyo junto al Inca, como es el caso del Túpac Inca Yupanqui con Pachacútec. Esto sirvió para entrenar al Príncipe Heredero en las cuestiones de Estado así como consolidar los derechos del Auqui para ser reconocido como Inca a la muerte de su padre

En un principio no fue obligatorio que la madre del Príncipe Heredero fuese Hermana del Inca. Esta costumbre del Incesto Real se aplicó sólo cuando los Incas se convirtieron en poderosos emperadores, por la creencia, en aquel entonces, de que nadie podía ser igual a ellos y que sólo sus propias hermanas eran dignas de ser tomadas como esposas.

El Inca tenía una esposa legítima o COLLA; así mismo, podía tener otras esposas secundarias o PALLAS, cuyos hijos formaban parte de la Panaca, los cuales recibían igual trato que los otros miembros.

B) LA NOBLEZA.



Esta fue la clase más privilegiada ya que vivía estrechamente relacionada con el Inca. Se dividía de la siguiente manera:

a) La Nobleza de Sangre



Este tipo de nobleza estuvo integrado por los familiares del Inca, quienes conformaban los Ayllus Reales, denominados Panacas, que eran descendientes del Inca difunto. Estos personajes fueron llamados por los españoles como los Orejones, por sus impresionantes adornos de oro que llevaban en las orejas. Dentro de este grupo estaban considerados la Colla (mujer legítima), las Pallas (princesas casadas), las Ñustas (princesas solteras) y los hijos de los nobles.

b) La Nobleza de Privilegio.



Estaba integrado por las personas que a criterio del Inca habían realizado una acción distinguida y eran ascendidos de la clase popular a la nobleza, obteniendo tal status nobiliario. Estos nobles principalmente eran cuzqueños por lo que también se le conocía como nobleza cuzqueña.

Dentro de la clase social privilegiada de la Nobleza, se consideraban también a los miembros dedicados al culto religioso, LOS SACERDOTES, quienes vivían en los templos, palacios o lugares especiales. Según algunos historiadores es posible que los cargos sacerdotales más altos hubieran sido asignados jerárquicamente a los miembros de la nobleza según su posición. Así también es posible que los sacerdotes menores gozaran de algún privilegio social que los pudiera diferenciar del resto de la población.

c) La Nobleza Territorial o Conquistada.



Estaba integrada por los Curacas o jefes de grupos conquistados por los Incas. Estos Señores conquistados reconocieron la autoridad del Inca por lo que se les permitió conservar sus privilegios nobiliarios, siempre y cuando fueran leales. Cuando el Señor Vencido era de primer rango el Inca podía darle por esposa a una mujer de su propia familia. Para garantizar la obediencia de esta nobleza vencida los Incas dispusieron que los hijos mayores fuesen a residir al Cusco. De este modo los cuzqueñizaban y, al mismo tiempo los mantenían como rehenes.

C) EL PUEBLO



La base del sistema social del Imperio Inca, era el pueblo del Tahuantinsuyo, estaba conformada por los sectores populares o la gran masa social a quienes se les llamaban HATUN RUNA. La actividad principal que tenían era la agricultura, vivían dispersos en las zonas rurales, ocupaban los AYLLUS, su vida era controlada por la administración estatal del Inca vivían en completa igualdad de derechos. Cuando se casaban se convertían en Puric o sea padres de familia. Por lo general aprendían y continuaban el oficio o trabajo de sus progenitores.

Los Hatun Runa estaban divididos por criterios que permitían su identificación algunos historiadores refieren que existía una clasificación decimal, según el Suyo o provincia y según el sexo y edad. Según las personas pertenecían a una clasificación, vestían de modo diferente. Dentro de este grupo se encontraban los Maracunas, quienes al nacer, recibían un lote de tierra que en su juventud y madurez trabajarían. Y los Llactarunas, quienes sólo trabajaban en los centros poblados.

Dentro de esta clase social, también se encontraban otros dos sub-grupos:

Los Mitmacunas o Mitmac. que eran personas que eran trasladadas de su lugar de origen a otro sitio, con fines de colonización y asegurar el control político de las zonas conquistadas, difusión de la cultura incaica, o en caso de castigo por desobediencia. En los primeros casos gozaban de ciertos privilegios, y el imperio cuidaba que el lugar a colonizar tenga el clima parecido del lugar de origen; y los Yanacunas. que eran personas que estaban en la situación inferior a la del pueblo o HATUN RUNA, por lo general eran prisioneros de guerra a quienes se les había perdonado la vida a cambio de sus servicios personales al Inca y de la nobleza, no formaban parte de un AYLLU. Su origen se presume se inició con Tupac Inca Yupanqui, contra un grupo de rebeldes a los cuales perdonó la vida a cambio de sus servicios permanentes. Los Yanacunas eran entregados a una persona o institución, su condición era hereditaria.

EL AYLLU



El Imperio Incaico o Tahuantinsuyo tuvo como base fundamental de su sociedad al Ayllu. A pesar de que este tipo de agrupamiento data de las épocas preincaicas fue adoptado en toda la población del Imperio, la clase social fuera noble o popular estaba conformada por Ayllus, esta no fue exclusiva de los Incas, sino fue común en gran parte de la zona andina.

El Ayllu se caracterizó por tener las siguientes características:



1. Su administración estaba a cargo de un Curaca, el cual se encargaba de la capacitación y educación de los integrantes, autorizaba los casamientos, organizarlos los grupos de trabajo, etc., y de la colaboración del Ayllu bajo su control en las guerras.
2. Estaba conformada por grupos de familias, las cuales tenían un parentesco basado en un antepasado común.
3. Compartían una misma área geográfica, la que aprovechaban en forma solidaria, fomentando y desarrollando un gran espíritu colectivista.
4. Constituía un sistema de gran ayuda entre sus miembros, como el cuidado de los ancianos, huérfanos e indigentes.

El Ayllu es considerada una de las instituciones Andinas más sólidas, se podían encontrar que algunas veces dentro de una misma población podían existir varios ayllus en cuyo caso era necesario establecer un orden o sistema para fijar sus obligaciones y sus derechos en los trabajos colectivos. Este tipo de sociedad sobrevivió a los Incas, la conquista y la colonización Española. Los Ayllus, dentro de una población, estaban ordenados como en el Cusco en tres categorías de Superior a Inferior:

1. Collana
2. Payan
3. Cayao


El régimen de parentesco dentro de los ayllus variaba según la región. Existe, como sabemos tres tipos fundamentales para organizar las relaciones de parentesco:



1. Parentesco patrilineal que se establece en función del padre (por línea paterna).
2. Parentesco matrilineal en función de la madre (por línea materna).
3. Parentesco dual en que las mujeres derivan su posición de la madre y los hombres del padre.

l parentesco dominante entre los Incas era patrilineal (en función del padre). Pero hay indicios de que antiguamente se practicaba tanto el sistema patrilineal como el matrilineal.

Hoy en día continúa siendo la base social en gran parte del territorio peruano

ORGANIZACION POLITICA



El gran apogeo alcanzado por el Imperio Incaico es, según los historiadores, el resultado de una magnífica organización política, social, económica y administrativa. Dicha organización forjó la gran sociedad incaica quizás la más grande y culta de América Precolombina.

La administración del Tahuantinsuyo, con tan extensos territorios, no fue una tarea fácil. Los Incas establecieron una organización que hoy se nos presenta como muy avanzada, si se tiene en cuenta la época en que ella se puso en práctica.

Los Incas para poder cumplir sus objetivos políticos tuvieron que preparar un ejército que no sólo conquistara territorio sino que además mantuviera su presencia a través de guarniciones. Estableció una lengua común como principal medio de comunicación entre todos los súbditos del Inca. Se construyó una red de caminos que sirviera para las comunicaciones y el desplazamiento de las tropas. Llevaron a una Contabilidad y un Registro Estatal sobre diferentes aspectos del Imperio.

La magnífica organización política del Imperio, estaba constituida de la siguiente manera:

EL INCA



El Inca era considerado como la máxima autoridad del Imperio, jefe político, militar y administrativo. Su poder era absoluto por ser teocrático (por ser Hijo del Sol) y nobiliario, porque asumía el poder por ascendencia familiar, en línea directa y legítima.

El Inca, por ser de origen divino, estaba investido de un poder y una autoridad ilimitados, por lo cual, sus súbditos le guardaban gran respeto y consideración. La voluntad de este personaje era ley para el Imperio. Para poder conocer cerca las necesidades de su pueblo recorría los territorios del Imperio, demostrando un gran sentido humanitario y singular bondad para con su pueblo por lo que se hallaba constantemente preocupado por su bienestar, por la felicidad de sus súbditos.

A pesar de esto ejerció una extremada severidad y rectitud en el cumplimiento de las leyes y de las costumbres. Cualquier delito cometido era severamente castigado. Tal era la disciplina que no hubo ni un ladrón, ni un hombre vicioso, ni un ocioso, ni una mujer adúltera o de mala vida.

El Inca tenía como residencia un lujoso palacio en la Imperial ciudad del Cusco. Una de las características más saltantes del Inca era su bella indumentaria que consistía de un turbante multicolor ceñido a la cabeza llamado LLAUTO, que llevaba en la parte de la frente, una insignia llamada MASCAPAYCHA (borla de color rojo); encima del Llauto y a la altura de la frente se colocaban 2 plumas del ave Coraquenque, sujetas por una plancha de oro que representaba la imagen del sol. Además, el soberano se cubría con un manto de finísima tela y llevaba una especie de camisa o túnica (UNCU). Calzaba sandalias de cuero o de fibras vegetales.

El respeto a su persona era tal que “Nadie se atrevía a mirar al Inca de frente; nadie podía aproximarse a él sin tener los pies descalzos y sin llevar sobre la cabeza un fardo, en señal de sumisión”.


EL CONSEJO IMPERIAL



El Imperio Incaico se caracterizaba por ser un Estado Teocrático y Totalitario, gobernado por el Emperador (hijo del Dios Sol) cuyas ordenes eran cumplidas como deberes religiosos. El Inca, a pesar de que era un Soberano Absoluto, gobernaba el Tahuantinsuyo asesorado por un Consejo Imperial, el cual estaba constituido por la reunión de los más altos funcionarios de los cuatro suyos (los SUYUYUC-APU), así como ancianos bien ilustrados y con una gran experiencia, representantes de los dos Barrios-Dinastías (Hanan, Hurin), que aconsejaban al Soberano Inca para su mejor gobierno. Este Consejo Imperial tenía como cede la ciudad del Cusco.


GOBERNADORES



Un peldaño más abajo del Consejo del Inca, se encontraban los Gobernadores, quienes estaban a cargo de las Provincias o Guamanis. Este nombre se debía a que las dimensiones de su provincia estaban relacionadas con el vuelo del Halcón. Pero además tiene que ver con el complejo significado religioso y cultural que para los Incas tenían las aves de presa.

El Inca junto a su Consejo controlaba el desempeño de sus funcionarios a través de unos personajes que recorrían secretamente el Imperio llamados Tucuyricu. Sus funciones simplemente de supervisión.

Según el historiador Wiesse, el Inca Tupac Yupanqui durante su gobierno nombró dos Gobernadores para todo el Imperio. Uno de estos gobernadores tuvo como residencia Jauja y el otro a Tiahuanaco. Con suficientes atribuciones, como la de dos Virreyes o Capacs. Estos funcionarios podían ser cambiados o removidos, lo que no pasaba con los curacas, ya que su rango era de caracter hereditario.

Por otro lado, para participar en la vida política del Estado, según lo menciona el historiador Valcárcel, había que ser casado o jefe de familia. Solamente así se podía elegir y ser elegido y tener lo que hoy llamamos ciudadanía.


CURACAS



Eran los guías o jefes de los AYLLUS que gobernaban en sus territorios, a pesar de no haber sido nombrados por el Inca, le guardaban respeto, a la vez, que le prestaban su colaboración.

Los Curacas eran hombres que gozaban de una especie de autoridad política. Estos Curacas algunas veces eran los mismos señores conquistados por los Incas y a quienes el Imperio confirmaba en los cargos, a diferencia de otros que eran nombrados directamente por el Inca.

La importancia de estos jefes o Curacas estaba dado por el territorio donde ejercían su administración o por el número de hombres que estaban bajo su cargo.

ORGANIZACION DECIMAL



Los Incas con el objeto de poder establecer una acertada administración y facilitar las labores del gobierno incaico, en tan inmenso territorio, establecieron una organización administrativa de la población, al lado del sistema tradicional de Curacas. Tomaron como base a la familia y la cual estaba sujeta a un sistema de tipo decimal.

1. El Purec (Puric) o jefe de una Familia.
2. El Pisca Camayoc o jefe de Cinco Familias (Pisca).
3. El Chunca Camayoc o jefe de Diez Familias (Chunca).
4. El Pisca Chunca Camayoc o jefe de Cincuenta Familias.
5. El Pachaca Camayoc o jefe de Cien Familias (Pachaca) (10 Chuncas).
6. El Pisca Pachaca Camayoc o jefe de Quinientas Familias.
7. El Huaranca Camayoc o jefe de Mil Familias.(Huaranca) (10 Pachacas)
8. El Pisca Huaranca Camayoc o jefe de Cinco mil Familias.
9. El Huno Camayoc o jefe de Diez mil Familias. (Huno) (10 Huarankas)
10. Varios Hunos formaban un Suyo, cuyo jefe era el Suyuyuc-Apu.
11. 4 Suyos constituían el Imperio.

Sobre el origen de esta división decimal no se sabe mucho pues se encuentra bajo estudio. Según algunos estudios este sistema no habría sido aplicada con la misma intensidad en todo el Imperio. Se presume habría sido una especie de Reforma Administrativa de los últimos tiempos del Imperio.

También podemos distinguir la RUNA-RUNA, donde vivían ayllus de una misma procedencia. A los territorios de estos ayllus o naciones se le denominaban Marcas, de aquí provienen los nombres de: Ayamarca, Cajamarca, Pampamarca, etc. Al caserío principal de una marca se le llamaba Llacta, la cual estaba a cargo del Llacta-Camayoc (Orejones), quienes eran nombrados por el Inca para supervigilar a los Curacas o sea los nobles sometidos a la autoridad imperial.

Así como los Llacta-Camayoc supervigilaba a los Curacas, habían unos funcionarios que estaban encargados de controlar a todos los anteriores funcionarios. Este personaje era TUCUYRICU que era nombrado por el Inca. El Tucuyricu (”el que todo lo ve”), que recorría el Imperio secretamente, con el propósito de informarse del comportamiento de las autoridades, así como hacer cumplir las leyes, recibir las iniciativas y quejas del pueblo, así como administrar justicia.
Todo este trabajo realizado era informado directamente al soberano Inca.


LOS QUIPUS



Los Incas no conocieron un tipo de escritura, uno de los factores que hace difícil conocer más acerca de nuestro pasado. Pero inventaron un ingenioso sistema, que facilitó las labores administrativas y políticas del Tahuantinsuyo. Este sistema de recuento es conocido como el sistema de los Quipus.

Quipus estaban constituidos de un conjunto de cordones, con nudos espaciados, de diversos tamaños, que en algunas ocasiones servían para llevar las cuentas y en otras servían para recordar hechos pasados o recientes. Según algunos estudios realizados los Quipus habrían tenido un carácter estadístico, como sistema de numeración, para llevar la contabilidad de la población, de los nacimientos, de las tierras, del ganado, de las cosechas, de las reservas del Inca, etc.; y en otros casos, se les utilizaba para recordar, con cierto carácter histórico.

Los Quipus, estaba destinados al uso de una cierta élite, ya que solamente podían ser interpretados por unos funcionarios especializados llamados Quipucamayocs.

EL QUIPU



El Inca Garcilaso de la Vega, en sus crónicas describía a los QUIPUS, como instrumentos de REGISTRO Y CONTABILIDAD, que en un principio era únicamente dominado y conocido por la clase alta o noble, para saber exactamente sobre la población a controlar.

Los Quipus contienen además relaciones matemáticas muy complejas. El quipu consistía de una cuerda principal horizontal de la cual colgaban otras cuerdas y de estas otras, cada uno de estos cordeles tenía una longitud diferente. Los quipus, variaban de tamaños, de color, de tipos de nudos, de distancia entre los nudos, estas diferencias registraban los valores.

El Quipu fue un instrumento muy importante, ya que sirvió para la continuidad de la tradición histórica del Imperio, pero sólo estuvo en manos de élites. La interpretación de los quipus estuvo a cargo de personas especialmente preparadas en los Yachayhuasi que se llamaban Quipucamayocs.


LOS CONOCIMIENTOS CIENTIFICOS



Los conocimientos científicos que tuvieron un carácter eminentemente práctico, utilitario, lograron gran desarrollo en muchos aspectos del saber humano. Así:


1. En Ingeniería



Los grandiosos monumentos dejados por los antiguos peruanos: Palacios, templos, fortalezas, acueductos, caminos, etc.; ponen de manifiesto que aquellos poseyeron grandes conocimientos de ingeniería y de matemáticas. “Las principales máquinas simples que conocieron y utilizaron los antiguos peruanos fueron la palanca, la balanza, el plano inclinado, el nivel y la plomada”.

2. En Astronomía



Observaron los movimientos del Sol y de la Luna, y de ellos extrajeron provechosas enseñanzas, las mismas que fueron aplicadas, preferentemente, en agricultura. El año comenzaba en Diciembre (estación Lluviosa).

3. En Medicina


Lograron notables avances. Supieron combatir las enfermedades, generalmente, a base del uso de hierbas medicinales y de otros productos vegetales (retama, resina de molle, matico, hierba santa, coca, tabaco, quina, etc.). Pero en lo que han conquistado celebridad es en las trepanaciones craneanas.

Algunos de los Hatunrunas aprendían conocimientos médicos avanzados para la época. Se conocieron las propiedades curativas de muchas plantas y su empleo estaba generalizado. La coca se usaba como analgésico contra el dolor, las hojas dela quina, para las fiebres “tercianas”. El llantén y el matico servían para otras dolencias y, en materia de Cirugía, sabían los indios peruanos hacer trepanaciones craneanas, detener las hemorragias y amputar miembros gangrenados.

Con la educación impartida en las escuelas de la nobleza y las transmitidas de padres a hijos en las clases inferiores, los miembros del Tahuantinsuyo recibían también una educación sobre las normas morales que mantuvieran la disciplina social en todo el imperio. El Inca Garcilaso de la Vega, en sus crónicas menciona la gran severidad de las sanciones, en la mayoría de los casos se castigaba con la muerte, por apedreamiento o en la horca que era la más corriente, la muerte por arrastre destinada a los asesinos de Curacas y Nobles, la muerte por descuartizamiento por graves faltas militares o contra la Casa Real, y la más cruel de todas que era la muerte en la hoguera en casos de sacrilegio y atentados contra el Inca. Existían penas menores como los azotes y golpes, el corte de cabellos, la vergüenza pública, trabajos forzados, degradación social, etc.


LEGISLACION INCA



En el mundo antiguo pocos pueblos alcanzaron tal adelanto moral como el que lograron los hombres del Imperio Incaico. La sociedad incaica se distinguió por el espíritu laborioso de sus gentes, el respeto mutuo y el bienestar común, pese a que no contaban con una educación Formalizada, lograron fortalecer sus normas Morales y Jurídicas, que consiguió establecer una disciplina férrea, dejando de lado el robo, los crímenes, la ociosidad, la mentira, la pobreza y la mendicidad.

Este gran desarrollo moral alcanzado por el pueblo incaico, fue el resultado de sabias enseñanzas morales, de consejos y normas de conducta que el Estado Incaico los había convertido en leyes.

El Inca era considerado como Juez Supremo, quien junto al Consejo Imperial eran los que se encargaban de dictar las leyes, y como el Emperador no podía ocuparse todo el tiempo de esta función tuvo que delegar su autoridad en numerosos funcionarios.

Dentro de la jerarquía administrativa del control judicial, los jefes de las aldeas, ejercían alguna potestad judicial pero en forma muy limitada. En los Ayllus la administración judicial recaía sobre los CURACAS, pero siempre con algunas restricciones. Los Curacas podían castigar el robo, el homicidio, la pereza, el adulterio, etc., pero siempre bajo la vigilancia de los TUCUYRICUS.

Dentro de la legislación Incaica habían juicios especiales, en las que el Inca se encargaba de juzgar a los Curacas y Orejones, mientras el Sumo Sacerdote se encargaba en los casos de los Templos y Oráculos. El Código Moral de los Incas estuvo constituido por normas legales, las cuales eran consideradas como mandatos divinos, cuyo cumplimiento era obligatorio en todo el Imperio.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License