Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Austrias menores Parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Historia de España. Decadencia económica. Política exterior e interior. Felipe III. Felipe IV. Carlos II. Barroco. Velázquez



I. RASGOS DE LA DECADENCIA.



Durante los reinados de Felipe IV y Carlos II sobre todo, se destruye en un siglo, todo aquello que habían construido reyes como Felipe II y Carlos V, es decir, pasan de ser la primera potencia de Europa a ser una 2ª Potencia, a pesar de todo la decadencia española es inseparable de la crisis general europea.

a) Decadencia político - militar:



En paralelismo con los conflictos suscitados en todo l Occidente europeo, se producen en España los levantamientos de Cataluña y Portugal, instigados por los rivales de España, que a su vez revisten el triple carácter de las guerras civiles, conflictos internacionales y revoluciones sociales. Rocroi señala la primera derrota española, y entonces el desmoronamiento es rápido: Westfalia (1648), Pirineos (1659), independencia de Portugal (1668).

Al contrario que los demás países de Europa, España restablece el régimen privativo en Cataluña, y al declarar la independencia con Portugal, da el comienzo del denominado neofaralismo, que preside los días de Carlos II: al agotamiento de Castilla, invadida por el pesimismo y la amargura de la derrota, la periferia peninsular opone su propia recuperación, en marcha ascendente a partir de 1680, en consonancia con la trayectoria de la economía occidental, fertilizada por el oro brasileño, que entonces comienza a aparecer en el mercado.

b) Decadencia económica:


Comienza a manifestarse en España un cuarto de siglo antes que en el resto de Occidente (1605 - 1610).

La depresión, se dio con especial intensidad en Castilla, que experimentó una acusada despoblación y su moneda estuvo sometida a ininterrumpidas alteraciones.

Con este problema, se repiten las bancarrotas estatales (1627, 1647, 1656, 1664), y sobre todo las alteraciones monetarias. Durante la segunda mitad del siglo XVII, se da en la economía española y sobre todo en la castellana, la fase más aguda de la depresión, con una coyuntura enmascarada por nuevas oleadas inflaccionistas y deflaccionistas. EL gran periodo de inflacción de 1664 - 1680, arruina lo poco que quedaba en pie de la economía española y castellana.


c) Decadencia humana:



En el siglo XVII, la población, además de estancarse demográficamente, se va envicrando, corrompiendo, a causa de las variadas crisis que sufre España: La aristocracia es pobre y pedigüeña , se dedica a defender su inmunidad con gran ahínco, propician levantamientos; el clero pierde en calidad y aumenta en cantidad, pues la gente al ver su modo de vida tan estupendo, se enrolaban en la Iglesia, sin ninguna vocación; la clase media continúa agrupándose en gremios; y las clases modestas sufren más la crisis, y como consecuencia de ello, surgen las mayores lacras sociales: pícaros, mendigos, etc..


FELIPE III



1. BIOGRAFÍA.



Nace en 1578 en Madrid. Reina del 1598 a 1621. Es hijo de Felipe II y su cuarta esposa Ana de Austria. Se casa con Margarita de Austria en 1599.

Había sido bien educado por su padre para reinar, pero el sin voluntad alguna (rasgo principal del carácter de los Austrias Menores ) deja el reino en manos de sus validos. Con este rey se inicia la decadencia política de España, que no hay que confundir con la decadencia misma de la Nación, que aún seguía manteniendo su vigor.


2. VALIDOS.



A. Duque de Lerma: Es valido de Felipe III desde 1558 hasta aproximadamente 1618, en que para escapar del rey se convierte en cardenal, tiempo en que tuvo al rey bajo su influencia. Podemos señalar los siguientes puntos:

- Le interesaba enriquecerse. Cosa que logra en gran medida.
- Otorgar cargos importantes a su familia.
- Mantener España en paz, cosa que logra con la “Tregua de los 12 años”.
- Echa de la Corte a todos aquellos que le puedan hacer sombra, haciéndolos embajadores o virreyes en otros reinos.
- Como consecuencia de esto, la relaciones exteriores de España en este tiempo fueron excelentes.

B. Duque de Uceda: Es hijo del anterior y es valido hasta el final del reinado de Felipe II. Su gestión de gobierno fue pésima, y a la llegada de Felipe IV fue desterrado.

3. POLÍTICA INTERIOR.



DESASTROSA. No hubo política definida porque los validos sólo buscaban el provecho personal, y para ello entretenían al rey con actos piadosos, de tal manera que no se ocupaba del gobierno. Aún así hubo dos detalles a destacar:


A. Cambio de la capital a Valladolid:



La corte de Felipe III estaba llena de fiestas, corridas de toros, y actos semejantes, que carecían de seriedad. Se traslada la Corte a Valladolid, donde las fiestas van en aumento, con el objetivo de mantener distraído al rey. Esto es una muestra de la transitoriedad del reinado.


B. Expulsión de los moriscos:



Parece que es lo único que pudo hacer bien el Duque de Lerma, aunque es sabido que con ello aumento sus ganancias personales, más que otra cosa. Comienza la expulsión en Valencia en el 1609 y termina en Murcia en el 1614. La razón que se dio, es que ayudaban a los piratas berberiscos, pero se sabía de sobra, que practicaban en secreto su religión, y que eran un peligro para la unidad de la Nación. Esta expulsión, tuvo cosas buenas y cosas malas:

- Completa unidad religiosa.
- Decadencia agrícola, pues la mayor parte de los moriscos eran campesinos.
- Disminución de la población en España: Salieron entre 150 y 300 mil moriscos, cifra grande para aquella época.


4. POLÍTIA EXTERIOR.



En general se tendió a la paz, pero hay que destacar:

A. Intento de mantener la paz:



Heredaba la enemistad con Isabel de Inglaterra, por lo que ayudaba a los cristianos de Irlanda. Pero cuando Jacobo I toma el trono inglés, el rey firma la paz y tiene buenas relaciones con Inglaterra, gracias a su embajador el Conde de Gondomar.
Con Francia se pacta la paz a la muerte de Enrique IV con María de Medicis, y con ella se pacta la boda del “delfín” Luis y la infanta Ana de Austria y la del futuro rey Felipe con Isabel de Borbón.


B. Guerra con Holanda:



Flandes no obedecía al Archiduque Alberto. Logra Mauricio de Nassau la victoria de las Dunas (1600). Tras nueve años de guerra, los españoles capitaneados por Ambrosio Spinola, después de la rendición de la plaza de Ostende, firman la tregua de la Haya (1609).

C. Ambrosio Spinola:


Militar italiano al servicio de España, es general del Ejército de Flandes. Lucha contra Mauricio de Nassau, a quien toma las plazas de Maastrich (1625) y Breda (1626). Lucha en Italia con tropas españolas en auxilio del duque de Saboya.


D. La Tregua de los Doce Años:



En vista de las dificultades con los P. Bajos, Felipe III les otorga la autonomía bajo el mando de Isabel Clara Eugenia, casada con el Archiduque Alberto, a condición de que fueran devueltos, si no tenían descendencia. Esta tregua se hace, porque no se ve fin a las contingencias, por eso se firma la Paz de los doce años en , 1609 en La Haya.

FELIPE IV



1. BIOGRAFÍA.



Nace en Valladolid en 1605 y muere en Madrid en 1665. Es hijo de Felipe III y Margarita de Austria. Sube al trono con 16 años. Se casa primero con Isabel de Borbón, con quien tiene a sus hijos Baltasar Carlos, que muere a los 14 años y María Teresa, que se casaría luego con Luis XIV de Francia. La segunda vez se casa con su sobrina, Mariana de Austria, con quien tiene a Carlos, heredero de la corona. Se rumorea que tuvo alrededor de 40 hijos con otras mujeres.
No carece de talento, pero era vago y lo deja todo en manos de sus validos.


2. VALIDOS.



A. Conde Duque de Olivares:



Al casarse con Isabel de Velasco, recibe el nombre de gentil hombre del Príncipe de Asturias.
Es el primer valido de Felipe IV. Dura 22 años en el cargo. Su gobierno fue desastroso, tanto en el interior, como en el exterior, donde tuvo a un rival aventajado, el Cardenal Richelieu.

El Conde, pone grandes con tiendas en el exterior, pues quería renovar viejas glorias de Felipe II, pero era tarde, pues la economía no pudo hacer frente a los gastos.

Usa el gobierno en provecho propio, logrando una gran fortuna para sí y para sus familiares y amigos. Cuando logra el cargo, persigue a sus antecesores, acusándoles de sus males.

Era un hombre con talento, pero sin la suficiente talla como para hacer frente a las dificultades: tenía depresiones en las que dimitía muy a menudo.
Los asuntos catalanes, portugueses e italianos, unidos a la desastrosa marcha de las guerras, supusieron que fuera desterrado a Loeches y luego a Toro.

B. Don Luis de Haro:



Sucede al anterior, y lo único de renombre, es que negocia con Mazarino, el Tratado de los Pirineos (1659).

C. Sor María Jesús de Agreda:



Escritora española, abadesa franciscana, procesada por la Inquisición. Fue consejera secreta de Felipe IV, con quien mantiene correspondencia, a pesar de no verle en toda su vida.

3. POLÍTICA INTERIOR.



El agotamiento de España, obliga a pedir a los otros reinos en su participación en la política económica; para ello, se intenta la unificación de impuestos, y la centralización administrativa, pero ello hace levantarse al pueblo, mostrando la debilidad del poder:

a) Sublevación catalana:



Se produce por la presencia de tropas españolas e italianas, con motivo de la guerra contra Francia, en el territorio catalán. Se inicia en el día de la fiesta de Corpus de 1640, por esto se denomina la guerra del día del “corpus de sangre”. Se levantan los segadores catalanes, reclamando el reinado del rey y no de los validos.

Las tropas no pueden hacer nada, y muere el virrey Dalmau de Queralt, levantándose todo el principado en armas.

Richelieu aprovecha la situación y apoya a los catalanes, consiguiendo que éstos, nombren Conde de Barcelona al rey francés. Esta revuelta popular se convierte en una guerra, que ha de dirigir el rey en persona, debido a la incompetencia del nuevo virrey.
La sublevación termina cuando Juan de Austria bloquea el puerto de Barcelona con barcos y conquista la ciudad en 1652.

b) Separación de Portugal:



El sueño de Fernando el Católico e unir la Península, no se lleva a cabo por la torpeza de Olivares:

La imposición de una regente inepta y de un secretario sin letras, incita a la sublevación.
En Lisboa, en 1640, Pinto Ribeiro levanta en armas al pueblo, proclamando rey al Duque de Braganza con el nombre de Juan IV, que en seguida cuenta con el apoyo de Inglaterra, Francia y Holanda. La represión se hace difícil, pues los ejércitos españoles estaban diezmados y por la indecisión delos jefes a actuar. Las tropas españolas son derrotadas en Elvas (1659) y Montesclaros (1665), por lo que a los 25 años de comenzar la sublevación, se estabiliza la separación (1668).


4. POLÍTICA EXTERIOR.



1. Fin de la tregua de los 12 años. Guerra con Holanda. Toma de Breda.

La tregua de los 12 años finaliza en el año que empieza reinar Felipe IV, por lo que continúa la guerra. Los holandeses, querían la paz, porque la guerra perjudicaba al comercio, pero Olivares, reinicia las hostilidades, de este modo, los protestantes se alían con los holandeses y Alemanes, que atacan a los ejércitos españoles, que dirigidos por Ambrosio Spinola admirablemente, conservan Bruselas y además conquistan Breda, hasta entonces inexpugnable.

Richelieu, a espaldas del rey francés, que era católico, anima a Cristian IV de Dinamarca, para que intervenga ayudando a los enemigos españoles.

La corona de los P. Bajos vuelve a España, al morir Isabel Clara Eugenia sin descendencia, y va a regentar el Cardenal Infante con 18.000 hombres más. Pero el Cardenal, es requerido por el Imperio, venciendo a loa invencibles suecos en Nordlingen, lo que produce la entrada de Francia en la guerra.

2. España en la Guerra de los Treinta Años.



Se inicia en 1618 en el territorio alemán. Luchan dos ideologías que luchaban sobre la forma de ver Europa:

- Teocentrista (católica) que es la que tiene el Emperador alemán, al que ayuda España.
- Antropocentrista: que es el bando opuesto.

La guerra con Flandes se complica en este momento por el empeño de España en la Guerra de los Treinta Años.
Hasta 1643 España vence, pero a partir de ahí, las tropas dirigidas por Fontaine, son destrozadas por las de Condé, sobre todo en la batalla de Rocroi, tumba de la infantería española.

A partir de 1635, que Francia entra en lucha particular con Alemania, la lucha de ja de ser ideológica y pasa a ser de supremacía en Europa.


3. Paz de Westfalia.



El agotamiento de las potencias obliga a firmar un trata do de paz en 1648, en el que se reconoce la independencia de la Provincias Unidas (Holanda), creyendo así los españoles que dominarían a Francia, Cataluña y Portugal, pero se equivocan, tan sólo es el fin de la Guerra de los Treinta Años.


4. Paz de los Pirineos.



Con Westfalia termina la guerra de los 30 años, pero sigue en los Pirineos la Guerra contra Francia, que a su vez está en la guerra de la Fronda, y España no sabe aprovechar esto, por lo que Francia es más fuerte. Pero los generales franceses colaboran con España, ganando ésta la batalla de Valenciennes en 1656, pero son derrotados en las Dunas de Newport (1658). El cansancio de la guerra, lleva ala paz de los Pirineos en 1659, por la que se decidía el matrimonio de María Teresa de España con Luis XIV, renunciando a sus derechos al trono, y además, perdía España casi todos sus terrenos en Francia (Rosellon, Cerdaña y plazas en Flandes).

CARLOS II.



1. BIOGRAFÍA.



Nace y muere en Madrid (1661 - 1700).

Es hijo de Felipe IV y Mariana de Austria, reina desde los cinco años de edad, por lo que regenta su madre. Es de naturaleza débil y enfermiza, le llaman “el Hechizado”. Se casa dos veces: la primera con Mariana de Neoburgo y María Luisa de Orleans, con las que no tuvo hijos. Testa a favor de Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia.

2. VALIDOS.



1. Padre Everardo de Nithard:



Fue jesuita alemán, consejero de Ana de Austria y consejero durante la regencia de Mariana. Fracasó en la política exterior y tras la Paz de Aguisgrán, y el testimonio de Juan de Austria, fue destituido y enviado a Roma como embajador.

2. Juan José de Austria:



Hijo bastardo de Felipe IV e Inés Calderón. Consigue la pacificación de Nápoles, pero fracasa en Flandes y Portugal. Se subleva contra Carlos II, y logra la destitución de Nithard y de Valenzuela, al que envía a Filipinas, tras lo cual se hace valido en 1677 y es destituido al tiempo que la paz de Nimega.

3. Fernando de Valenzuela:



Político español, que fue valido de la regente de Mariana de Austria, la cual le nombre Conde de España. Su ambición y osadía le llevan a enfrentarse a los nobles, que obligan al monarca a sustituirlo por Juan José de Austria, mientras Fernando, era desterrado primero a Filipinas y luego a Nueva España.

3. POLÍTICA INTERIOR.



Francia y Austria, al ver que no había sucesión, se esmeraban en conseguir el trono. Los austríacos tienen a favor a la reina, por su parte el Emperador Leopoldo, propone a su segundo hijo Carlos, los franceses por su parte, proponen al segundo nieto de Luis XIV, Felipe, su derecho provenía por su matrimonio María Teresa, hermana de Carlos II. A pesar de que España ya no es lo que era, todavía sigue teniendo vital importancia la herencia de sus vastos territorios, teniendo en cuenta que cualquiera de los países favorecidos por esta herencia recibiría un elemento desequilibrador a su favor, en contra de la hegemonía continental de Luis XIV.

En un principio, se quiere dar la herencia al príncipe José Fernando de Baviera, pero este intento se frustra por la muerte de éste. En sus últimos días, preocupado por mantener la unidad de la monarquía, lega en favor de Felipe de Anjou ( también fue presionado por Inocencio IX ), con la condición de que nunca se unieran la corona de Francia y España.

4. POLÍTICA EXTERIOR.



1. Guerras con Francia: La tradición de las guerras, continúa en este reinado, pero no por iniciativa española.

En la primera guerra, Luis XIV invade los P. Bajos españoles, con la excusa de que no había pagado la dote de su esposa, por ello, se le llama la guerra de “la devolución”. El rey francés, además de vencer en numerosas batallas, busca alianzas con otros países con el fin de aislar a España. En 1668, se firma la paz de Aguisgrán, por lo que Luis XIV devolvía el Franco Condado.

Luis XIV ofrece el Rosellón y la Cerdaña, a cambio de los P. Bajos, que le interesaban para su guerra particular con Holanda, pero España, se niega, y empieza la segunda guerra. Luis invade Holanda, que se alía con España, y el rey francés les aplasta de nuevo. Se firma la paz de Nimega en 1678, por la que España pierde el Franco Condado y plazas en los P. Bajos.

Los franceses, atacan Cataluña, y España se alía con Inglaterra, Holanda y Suecia, por lo que el rey francés firma la paz de Reysmick, devolviendo muchos terrenos, pero no le importaba, porque su hijo Felipe, había de reinar en España, con esto termina la tercera guerra.


2. Guerras de sucesión:



Hay tres bandos:



La coalición antifrancesa, que estaba en La Haya, los franceses y los alEmanes. Comienzan ganando los franceses, pero las tropas austrobritánicas, dirigidas por Malborough, derrotan al rey Sol en Blenheim, pierden también los franceses en el Danubio, y en Ramillies (Flandes), y Eugenio de Saboya los vencía en Turín.

Pero la resistencia de los franceses, en cierto modo debida al apoyo de Castilla, logran contener la alianza borbónica. En 1704, el archiduque Carlos desembarca en Lisboa y el inglés Rooke lo hace en Gibraltar.

En junio del 1705 los catalanes firman con los aliados el pacto de colaboración de Génova, por lo que el archiduque Carlos establece su corte en Barcelona, hay que señalar, que no todos lo catalanes, estaban a favor de el. Carlos conquista Zaragoza y las tropas anglo-portuguesas conquistan Madrid, que luego cae en manos de Felipe V, mientras el archiduque era nombrado rey de España en Valencia. Felipe vence en Almansa, pero ganan los aliados en Flandes, de nuevo.

La guerra se decide en la Península desde 1710: Los aliados ganan las importantes batallas de Almenara y Zaragoza, por lo que Carlos conquista Madrid por segunda vez. La situación militar se invierte en favor de Felipe V, que vence en Brihuega y Villaviciosa, por lo que poco después, a Carlos ya sólo le quedan algunos territorios en Cataluña.

Luis XIV vence en la Península, pero lo tiene mucho más crudo en los otros frentes, donde perdía claramente. Pero para su suerte muere el Emperador José I, por lo que su hijo el archiduque ha de heredar los territorios de Alemania y España, lo cual no aceptan los ingleses, pues los alemanes, serían claramente superiores.

Carlos sale de Barcelona en 1771 dejando de regenta a su mujer Isabel, y sus ejércitos reaniman el poder del futuro Emperador. Finalmente, en un esfuerzo de los Borbones, cae heroicamente Barcelona, a pesar de su patriotismo español.

La paz se restaura en Utrech (1713) y Rastatt (1714), por las que Felipe es proclamado rey de España y de las Indias, pero pierde territorios en Italia, Gibraltar, Menorca, el sur de los P. Bajos, y lo más costoso, la corona de Francia. Por ellas cede Francia a Inglaterra la isla de San Cristóbal en las Antillas y sus territorios en la Bahía de Hudson, por lo que los ingleses son los grandes beneficiados de esta guerra.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License