Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Enrique VI William Shakespeare - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Literatura universal del siglo XVII. Teatro barroco isabelino. Drama histórico. Poder militar o político inglés



Incluye análisis de la obra



BACKGROUND



Henry VI (1ª parte) fue probablemente escrita en 1592. Es una de las obras de carácter histórico que Shakespeare escribió, en la que nos cuenta los hechos que siguieron después de la muerte de Henry V, pasando por los orígenes de la Guerra de las Rosas y de la pérdida por parte de Inglaterra de los territorios que tenían en Francia. Este género de representaciones teatrales con carácter histórico supuso una fascinante aceptación por parte del público en los años 1590’s y ayudó a crear un sentimiento de memoria nacional colectiva.

Probablemente este sentimiento patriótico se desarrolló en los años que siguieron a 1588, después de que los ingleses rechazaran el ataque de la Armada Invencible española. En Henry VI, más particularmente, se hace referencia a la campaña que llevaron a cabo los ingleses dentro del territorio francés, llevada a cabo por los nobles del condado de Essex que estaban bajo las órdenes de la carismática Reina Elizabeth.

Shakespeare escribió otras dos segundas partes de Henry VI. Curiosamente estas fueron publicadas primero y se cree que también fueron escritas antes que la primera parte, aunque nadie sabe con exactitud si el orden de publicación de la obra refleja el orden en el que fueron escritas por su autor.

Las tres obras de Henry VI figuran como la primera incursión de Shakespeare en el género de obra histórica y a éstas le siguieron otras obras que contaban los hechos que acontecieron tras la muerte de Henry VI y la guerra civil que resultó tras su sucesión. Fue más tarde cuando Shakespeare se informó sobre los hechos que precedieron al reinado de Henry VI y decidió escribir sobre su padre; como resultado nació “Henry V”, obra histórica teatral.

Probablemente William Shakespeare hizo uso de las crónicas contemporáneas del siglo XV y de las luchas de aquellos años entre los York y los Lancaster en la Guerra de las Rosas.

Algunos eruditos mantienen la teoría de que el escritor Thomas Nashe fue el autor de algunas partes de Henry VI; otros piensan que Shakespeare tan sólo escribió la escena del Templo del Jardín y las escenas de la batalla en las que Talbot conoce la muerte junto a su hijo; otros creen que Shakespeare escribió la obra entera y añaden la idea de que William no colaboró con otros escritores hasta más tarde en su carrera.


ANÁLISIS



Henry VI es una obra histórica escrita por William Shakespeare que trata sobre la lucha del imperio Inglés por mantener su poder militar y político, sobre los territorios que había obtenido anteriormente el rey Enrique V en Francia. Esta obra representa, con algún que otro trastoque en el orden lineal, los hechos acontecidos en este temprano reinado de Enrique VI, incluyendo algunas de las luchas internas entre los Lores ingleses y la consecuente pérdida de la mitad de sus territorios franceses.

Es una de las obras principales de Shakespeare. Thomas Nashe, otro escritor de obras de teatro del siglo XVI, escribió sobre la importancia que tiene el hecho de escribir obras de género histórico, ya que éstas ayudan a preservar las memorias de los héroes ingleses, como el Lord Talbot, caballero que aparece en esta obra. Nashe dijo que la obra histórica crea una memoria colectiva del pasado nacional, celebrando momentos patrióticos de la historia de Inglaterra.

En los tiempos modernos de hoy en día, las obras de teatro con carácter histórico escritas por William, han quedado ocultas por sus tragedias y comedias, género más entretenido y que por lo general gusta más a la gente. Esto no ocurrió en su tiempo. En su época batió record de ventas con sus representaciones históricas: él condensaba hechos y fechas, reorganizaba escenas para crear una mayor tensión dramática y una extraordinaria trama, y explicaba más claramente todo lo que la gente no sabía sobre la historia de su país.

En esta obra, Shakespeare creó un Henry VI mayor de lo que en realidad era cuando subió al trono. Realmente tenía 9 meses cuando le nombraron rey, pero en la obra de William, Henry es un joven en edad casadera. Además muchas de las escenas de mayor relevancia son de invención propia del autor, no están basada en los hechos reales, como por ejemplo aquella que transcurre en el Templo del Jardín en donde los seguidores de Richard Plantagenet y Somerset recogen rosas blancas y rojas como emblemas de su oposición ante la ley. Esta escena proporciona una explicación a los orígenes de la Guerra de las Rosas.

Así pues, las obras históricas de Shakespeare adoptan forma de drama. Sin desarrollar ninguna teoría filosófica histórica, el autor da la misma voz de importancia a las dos teorías existentes sobre las causas del caos británico acontecido en el siglo XV: una teoría desarrolla la idea de que fue el resultado de las acciones y decisiones tomadas por los seres humanos. La segunda teoría apunta a que todo se debió al injusto destronamiento de Ricardo II por parte de las autoridades inglesas de la época.

En esta obra, ciertos hechos son consecuencia directa de decisiones humanas y rivalidades entre ellos, así como del papel que adopta Talbot y de cómo utiliza su poder, y de la habilidad de Juana de comunicarse con el más allá.

El argumento en Henry VI es dirigido a través del conflicto continuo. Por un lado está el conflicto entre las fuerzas de Henry y las fuerzas de Dauphin Charles. Por otro lado, la trama entre York y Somerset hace eco de la lucha entre Winchester y Glouchester dentro de la Corte de Henry y de las causas que llevaron a Talbot a tener un inadecuado soporte militar en el campo de batalla, por parte de los nobles ingleses. Todo esto nos hace pensar que las rivalidades existentes entre los nobles de la corona eran casi tan peligrosas como su propio enemigo, los soldados franceses. Henry parece reconocer esta verdad cuando habla sobre la su oposición a todas estas rivalidades, aunque él no es capaz de poner punto y final a esta crisis.

La cultura guerrera de la época cambia en torno a Henry. Después de la muerte de Henry V, los lores dejaron de luchar unidos para hacer frente a los continuos saqueos de su reino y nación, y se dividieron, luchando solamente a favor de sus propios ascensos dentro de la Corona. Incluso la guerra perdió su carácter caballeroso.

Talbot representa el final de la época de los caballeros gloriosos y valientes, cuyo único objetivo era luchar por la salvación de su reino y nación y por la gloria de su tierra. Talbot es un hombre de un mundo perdido donde los caballeros compartían su honor y se trasmitían los ideales masculinos de padres a hijos. Al final de esta obra, Talbot y su hijo mueren, y el futuro de la caballerosidad inglesa muere también con ellos.

La armada inglesa sufre importantes derrotas en esta obra debido a las luchas internas y al error de cientos de soldados por querer mantener viva la ideología de Talbot, pero también derrotados por la fuerza de la carismática Juana de Arco.

Aunque Juana de Arco exigía ser considerada una simple criada francesa, los ingleses no dejaron de calificarla de prostituta y le atribuyeron poderes de bruja. Mujer vestida con armadura de hombre y desempeñando el papel más varonil en el campo de batalla; este personaje rompe por completo con los cánones anteriormente asignados a la mujer.

Las gentes injustas normalmente respondían a este tipo de anomalías en el carácter de las mujeres, tachándolas de prostitutas o de brujas. Al igual que muchas otras mujeres, la identidad de Juana de Arco se deslizaba entre dos polaridades: la de “virgen inocente” y “prostituta inmoral” ya que la gente creía que las mujeres eran capaces de mal influenciar a los hombres con sus armas sexuales.

La Reina Elizabeth también fue una mujer que le tocó vivir y desempeñar un rol de hombre durante toda su vida y así fue pues bautizada por las gentes como “La Reina Virgen” y corrieron rumores sobre su posible infertilidad, atribuyéndole defectos sexuales.

Ambas, tanto Juana de Arco como la Reina Isabel, fueron figuras únicas que podían ser interpretadas como personas excepcionales o, por el contrario, como horribles diablos.

Juana de Arco es interesante, ya no por como fue recibida por la gente, sino por su propia personalidad: en primer lugar ella es decisiva y pragmática, prometiendo el final del sito de Orleáns y diciéndole a Talbot que aun no había llegado el final de sus días. No está interesada en hacer extensas elegías sobre los cuerpos muertos de los nobles, prefiere verlos como meros cadáveres.

Aunque más tarde, en el transcurso de la obra, veremos como es incapaz de comunicarse con los demonios que ella misma invoca, y hacia el quinto acto queda reducida a una figura temerosa, asustada y tan desesperada por escapar de la muerte que primero cita su virginidad y luego su embarazo como excusas para que prescindan de ella en la batalla. Finalmente derrota a Talbot y termina sus días habiendo perdido toda dignidad.

El resto de las mujeres de esta obra son también peligrosas en diferentes grados: La Condesa de Auvergne atrae con engaños a Talbot hacia su castillo con la intención de tenderle una trampa, y Margaret de la misma manera encanta a Suffolk para que convenza al Rey de que se case con ella para así poder ejercer influencia sobre el trono.

Mientras estas tres mujeres son una amenaza para los ingleses, los hombres son aun más complicados. Vemos como Suffolk sufre un incontrolable deseo de convertir a Margaret en algo más que en un peón para su acuerdo internacional y vemos como por otro lado los franceses son incapaces de ganar sin la extraordinaria ayuda de una mujer.

El papel del hombre queda devaluado en esta obra: vemos como los reyes poderosos como Henry V necesariamente no han de procrear y traer al mundo sucesores fuertes y valientes. Esta obra crea héroes de un mundo masculino, pero también hace referencia constante a la debilidad potencial de los hombres.

William Shakespeare’s HENRY VI


Autor:

Jijonax





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License