Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Antonio Machado Contexto historico y social Parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




ESTRUCTURA MÉTRICA Y RIMA:



14 A 14 F
14 A 14 F
14 B 14 G
14 B 14 G
13 C 14 H
13 C 14 H
14 D 14 I
14 D 14 I
14 E 14 J
14 E 14 J

Rima asonante en todos los versos, agrupados en pares y con rima independiente de las posteriores parejas. Estrofas de número variable de versos. Se repite la estructura descrita una y otra vez hasta el final del poema.

TEMA:



Análisis y crítica de la postura individualista y conservadora de Castilla.

ESTRUCTURA:



- Versos 1-33: realiza una descripción detallada del paisaje soriano de una forma relativamente objetiva.

- Versos 33-76: describe su visión subjetiva de la forma que ve la forma de actuar de las personas autóctonas, denigrantes, tristes, solas, retrata el egoísmo de aquellas gentes, el individualismo y la ignorancia.

RECURSOS:



- En el verso 34 y en el 74 se utiliza un apóstrofe, para dirigirse con vehemencia a alguien.

- En el verso 12 se produce un asíndeton entre los guiones, ya que suprime los enlaces cuando enumera diversos tipos de plantas.

- Utiliza además preguntas retóricas sin intención de obtener respuesta alguna, por ejemplo en los versos 44 y 43.

- En el verso 14 utiliza un epíteto, al nombrar el azul cielo.

- En el verso 28 se produce otro epíteto al nombrar el verde de los álamos.

- Se suceden a lo largo de todo el poema una gran cantidad hiperbatos, para poder lograr la rima precisa.

EL DIOS IBERO (CI)



Igual que el ballestero
tahúr de la cantiga,
tuviera una saeta el hombre ibero
para el Señor que apedreó la espiga
y malogró los frutos otoñales, 5
y un “gloria a ti” para el Señor que grana
centenos y trigales
que el pan bendito le darán mañana.

“Señor de la ruina,
adoro porque aguardo y porque temo: 10
con mi oración se inclina
hacia la tierra un corazón blasfemo.

¡Señor, por quien arranco el pan con pena,
sé tu poder, conozco mi cadena!
¡Oh dueño de la nube del estío 15
que la campiña arrasa,
del seco otoño, del helar tardío,
y del bochorno que la mies abrasa!

¡Señor del iris, sobre el campo verde
donde la oveja pace, 20
Señor del fruto que el gusano muerde
y de la choza que el turbión deshace,
tu soplo el fuego del hogar aviva,
tu lumbre da sazón al rubio grano,
y cuaja el hueso de la verde oliva, 25
la noche de San Juan, tu santa mano!

¡Oh dueño de fortuna y de pobreza,
ventura y malandanza,
que al rico das favores y pereza
y al pobre su fatiga y su esperanza! 30

¡Señor, Señor: en la voltaria rueda
del año he visto mi simiente echada,
corriendo igual albur que la moneda
del jugador en el azar sembrada!

¡Señor, hoy paternal, ayer cruento, 35
con doble faz de amor y de venganza,
a ti, en un dado de tahúr al viento
va mi oración, blasfemia y alabanza!”

Este que insulta a Dios en los altares,
no más atento al ceño del destino, 40
también soñó caminos en los mares
y dijo: es Dios sobre la mar camino.

¿No es él quien puso a Dios sobre la guerra,
más allá de la suerte,
más allá de la tierra, 45
más allá de la mar y de la muerte?

¿No dio la encina ibera
para el fuego de Dios la buena rama,
que fue en la santa hoguera
de amor una con Dios en pura llama? 50

Mas hoy… ¡Qué importa un día!
Para los nuevos lares
estepas hay en la floresta umbría,
leña verde en los viejos encinares.

Aún larga patria espera 55
abrir al corvo arado sus besanas;
para el grano de Dios hay sementera
bajo cardos y abrojos y bardanas.

¡Qué importa un día! Está el ayer alerto
al mañana, mañana al infinito, 60
hombres de España, ni el pasado ha muerto,
ni esta el mañana -ni el ayer- escrito.

¿Quién ha visto la faz al Dios hispano?
Mi corazón aguarda
al hombre ibero de la recia mano, 65
que tallará en el roble castellano
el Dios adusto de la tierra parda.

ESTRUCTURA MÉTRICA Y RIMA:



a17377.gif

Riman los versos primero con tercero y segundo con cuarto en asonante en la mayor parte del poema, donde se dan estrofas de cuatro versos. Debido a que el número de versos por estrofa es variable también existen excepciones a la hora de rimar unos versos con otros.

TEMA:



Inoperancia de Dios ante las injusticias existenciales, lo que desemboca en el ateísmo del autor.

ESTRUCTURA:



- Versos 1-28: enumera todas y cada una de los poderes que tiene Dios y venera su omnipotencia.

- Versos 28-50: critica la injusticia en el modo de actuar del Señor al repartir de manera poc0o lícita y magnánima los bienes, y su apatismo para recompensar los buenos actos de la gente humilde.

- Versos 50-67: refleja su manera de pensar respecto a Dios en función de las experiencias vividas, rechaza los fundamentalismos y promueve el empirismo; es decir basarse en la experimentación para sus creencias.

RECURSOS:



- Se van sucediendo gran cantidad de apóstrofes a partir del verso 9 hasta el 38; cada una de las veces que aclama a Dios adorándole o pidiéndole una explicación a sus actos.

- Se produce dos epítetos en el verso 17 y 19 cuando menciona el seco otoño y el verde del campo, respectivamente.

- Se dan dos epítetos en el verso 24 y 25 cuando nombra al rubio grano y a la verde oliva, respectivamente.

- Se suceden a lo largo de todo el poema varios hiperbatos para lograr la concordancia en las rimas del poema.

UN LOCO (CVI)



Es una tarde mustia y desabrida
de un otoño sin frutos, en la tierra
estéril y raída
donde la sombra de un centauro yerra.

Por un camino en la árida llanura, 5
entre álamos marchitos,
a solas con su sombra y su locura,
va el loco, hablando a gritos.

Lejos se ven sombríos estepares,
colinas con malezas y cambrones, 10
y ruinas de viejos encinares,
coronando los agrios serrijones.

El loco vocifera
a solas con su sombra y su quimera.
Es horrible y grotesca su figura; 15
flaco, sucio, maltrecho y mal rapado,
ojos de calentura
iluminan su rostro demacrado.

Huye de la ciudad… Pobres maldades,
misérrimas virtudes y quehaceres 20
de chulos aburridos, y ruindades
de ociosos mercaderes.

Por los campos de Dios el loco avanza.
Tras la tierra esquelética y sequiza
-rojo de herrumbe y pardo de ceniza- 25
hay un sueño de lirio en lontananza.

Huye de la ciudad. ¡El tedio urbano!
-¡Carne triste y espíritu villano!

No fue por una trágica amargura
esta alma errante desgajada y rota; 30
purga un pecado ajeno: la cordura,
la terrible cordura del idiota.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License