Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Bajarse al moro José Luis Alonso de Santos - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Literatura española contemporánea del siglo XX. Teatro y comedia de enredo moderna. Argumento. Personajes. Sucesos y situaciones



1. Breve resumen del argumento.



Son dos primos, Chusa y Jaimito, que viven en un pequeño piso en una calle céntrica del Madrid antiguo. Más que un piso podríamos decir que son un par de habitaciones, pero la pequeñez no impide que Chusa ofrezca refugio allí a todo el que no tenga adonde ir, como hace con Elena al inicio de la obra o como se supone que hizo con Alberto algún día.

En ese piso viven todos juntos durante una temporada y Chusa pretende convencer a Elena de que la acompañe a África a comprar droga. Elena le admite que aún es virgen y que por tanto no podrá esconderla en su vagina, al menos, no tanta como ella, a lo que Chusa responde que no hay problema, que esa misma noche perderá la virginidad con uno de los dos chicos que viven con ella.

Jaimito se opone rotundamente porque aún no conoce a la chica de nada, Alberto pretende hacer lo mismo, pero acaba cediendo. Lo intentan un par de veces, pero siempre algo les interrumpe: la madre de Alberto, Abel y Nancho buscando droga,… Una vez resuelto el conflicto con los drogadictos y después de un par de tiros, Jaimito acaba en el hospital y Chusa decide irse a Marruecos sola quedándose solos Elena y Alberto.

A la vuelta cogen a Chusa y la llevan a la cárcel, pero después de unos días la dejan marchar. Cuando llega a casa, Jaimito ya está casi recuperado del balazo que le dio Alberto y tanto éste como Elena se han ido a vivir juntos a Móstoles dispuestos a casarse. Al final, Chusa le confiesa a Jaimito que sospecha que está embarazada de Alberto, pero que no le va a decir nada porque para ella es como si fuese de otro.

2. ¿Cuáles son los conflictos que se plantean entre los personajes? ¿Por qué motivos? Cita algunos fragmentos donde se reflejen dichos conflictos.



Los conflictos entre los personajes son varios. El primero que se plantea es el de cuando Chusa se presenta en casa con Elena, esto a Jaimito no le hace mucha gracia porque no la conoce y según él, en la casa ya no cabe más gente. El malhumor y la desaprobación inicial de Jaimito respecto a Elena quedan reflejados en las páginas 101-105 en sus respuestas irónicas y con mala intención lanzadas a Elena y también a Chusa por haberla traído.

“Chusa: […] ¿Quieres un bocata?
Jaimito: Ni bocata ni leches. Te llevas las pelas, y la llave, y me dejas aquí colgao, sin un duro… ¿No dijiste que ibas a por papelillo?” (Pág. 101-102)
Otros de los conflictos son las continuas enganchadas con Dña. Antonia, la madre de Alberto. Es una mujer con un carácter y un orgullo muy fuertes y todo debería ser como ella dice. También parece que a veces sobreprotege a su hijo como si fuese un crío de cinco años cuando es lo suficiente mayorcito para saber lo que hace. Los conflictos con los protagonistas suelen venir por las compañías de su hijo, la manía de sobreprotegerle, el afán de la señora por robar cosas inútiles y que según ella eso es una enfermedad, las ganas que tiene la mujer de meterles en una reunión neocatecumenal de esas que dice, etc.

” Doña Antonia: ¡No, no, de verdad que no…! ¡Dámelo ahora mismo, que es mío!
Alberto: ¡Madre! No ve que me va a comprometer si la cogen.” (Pág. 111)
Alberto también interviene en el conflicto que tiene con Chusa por no querer mantener relaciones sexuales con Elena. Chusa le pide que lo haga porque Elena es aún virgen y para poder subir la droga desde África les vendría bien que dejara de serlo, pero Alberto se niega en rotundo al principio porque al final y cuando ve que Jaimito canturrea y provoca a Elena cede y acaba haciendo lo que Chusa quería. Lo intentan un par de veces porque siempre algo les interrumpe, pero a Chusa ya no le hace tanta gracia eso de que se acuesten juntos porque cada vez lo hacen con más ganas y casi sin decirles nada. (Pág. 127-137)

También tienen un importante conflicto con el vecino de al lado, un cura que dice misa muy pronto por la mañana y que quiere dormir tranquilo justo cuando ellos empiezan la juerga. El hombre llega a romper la pared dando golpes con la escoba, pero lo acaban solucionando con la ayuda de Alberto vestido de policía y un poco de morro. (Pág. 130-134)

Entre ellos también se establece un conflicto formando dos bandos: Jaimito y Chusa contra Alberto y Elena. Eso sucede cuando la relación entre estos dos últimos deja de ser amistosa y un simple favor para pasar a ser algo más. Chusa y Jaimito están celosos aunque no quieran admitirlo, ella, en el fondo, quiere a Alberto y Jaimito, a pesar de sus reticencias, acaba cayendo en los encantos de Elena.

Otro conflicto con gente externa al círculo de los personajes principales es el que tienen con Abel y Nancho, los dos drogadictos que se presentan en su casa en busca de droga y que no están dispuestos a marcharse sin ella. Al final todo queda solucionado porque Jaimito les amenaza con la pistola de Alberto, lo que a su vez introduce un nuevo conflicto entre ellos dos porque la pistola se dispara y luego Alberto hiere a Jaimito en el brazo izquierdo. (Pág. 146-156)

El último conflicto y el causante de la separación del grupo es cuando detienen a Chusa y Alberto y Elena se apresuran a salir del piso antes de que los metan por medio con la excusa de que van a casarse y que ahora tienen un piso en Móstoles. (Pág. 171…)

3. Explica la actitud que tiene cada personaje con respecto a los demás y expresa tu opinión o juicio personal.



Chusa: Chusa es una chica con un carácter extraño, pues es muy generosa y caritativa hasta el punto de invitar a su casa a todo aquel que lo necesite aunque tengan que estar estrechos. La relación que tiene con su primo parece que es muy buena sino, no creo que estuviesen viviendo juntos y compartiendo el “negocio” de traficar con droga. Los dos son unos buenazos aunque a él le cuesta más aceptar a los recién llegados.

Es ella también la que convence a Elena de que pierda su virginidad con Alberto para poder traer más droga de África, pero es un poco inconsciente por su parte el pensar en que puedan hacerlo y quedarse tan tranquilos. Sabiendo que Elena es más guapa que ella, no le hubiese costado mucho imaginar que Alberto acabaría enamorándose de ella y que la abandonaría y se hubiese ahorrado un disgusto. Creo que para ella Alberto es algo más que un compañero de piso y se lleva una decepción cuando descubre que él y Elena se han ido a vivir juntos y les han abandonado.

Jaimito: Jaimito es el primo de Chusa y la relación con ella creo que es bastante buena. Además, parece que se quieren mucho y se respaldan mutuamente, supongo que porque no tienen a nadie más en el mundo en quien confiar. El cariño que le tiene él a ella queda reflejado cuando ella le comenta que sospecha que está embarazada y él le dice que lo están los dos y que juntos lo solucionarán sea como sea.

En cuanto a Elena, al principio no le cayó muy bien porque era una chica que no conocía de nada y que Chusa le había metido en casa. Más adelante, cuando la va conociendo y porque es incapaz de oponerse a su prima, la acepta y empieza a caerle bien hasta que se enamora de ella; pero es demasiado tarde, para entonces, Elena ya está liada con Alberto. Para acabar, su relación con Alberto es bastante extraña porque son muy amigos y así se tratan, pero se pasan media vida peleándose y sacándose de quicio para acabar yéndose a tomar algo mientras se pegan bajando las escaleras.

Por la estrecha amistad que les une le sienta mal a Jaimito que justamente les abandone cuando detienen a Chusa y las cosas se ponen feas; puede que no lo esperase de Alberto.

Alberto: Alberto es el único que tiene una profesión decente de los cuatro habitantes del piso, pero me da la impresión de que es un interesado y que cuando las cosas pintan mal es el primero en salir corriendo. Con Chusa se ve que ha mantenido relaciones sexuales, pero dudo que él sienta algo por ella que se parezca mínimamente a lo que ella siente por él.

Su relación no queda muy explícita en el libro a parte del momento en que discuten por si debe acostarse con Elena o no, así que no creo que él sienta algo más por ella que no sea por ser “la prima de su amigo”; lo único que busca es sexo fácil y Chusa es una buena presa. Con Jaimito ya he comentado antes que se llevan bien a ratos aunque son bastante amigos. Lo que no entiendo es como pretendía marcharse del piso y no avisarle ni tan siquiera comentárselo antes de recoger sus cosas, me parece una falta de lealtad impresionante. Su relación con Elena es bastante distinta porque al principio el se niega a mantener relaciones con ella, pero cuando ve un pequeño interés en ella por parte de Jaimito se apresura a entrometerse y intentar ser el centro de atención. En realidad es un verdadero celoso. La primera vez que lo intentan se ve que al chaval le gusta y luego ya no opone resistencia a ningún otro intento hasta que decide marcharse con ella, casarse y compartir piso y familia con ella en Móstoles.

Elena: Elena es la chica que lleva Chusa al piso. Es una niña pija que se escapa de casa por cualquier chorrada que no le parece bien o que no sale como ella quería; es una niña consentida. Su relación con Chusa es buena hasta que se entromete por en medio Alberto y Chusa empieza a sentir celos aunque acepta que fue ella quien los lió y que debe atenerse a las consecuencias.

La relación de Elena con Jaimito tampoco es nada del otro mundo, más bien es casi inexistente. Puede que no hayan tenido suficiente tiempo para intimar o que simplemente ella esté demasiado pendiente del interesado de Alberto que no de conocer a Jaimito. Con Alberto la relación no es mala, más bien al contrario. Al principio ella muestra reticencias por su profesión, pero se le pasa rápido cuando le conoce y Chusa les lía para que ella pierda la virginidad. A partir de ahí se van a vivir juntos, pero tampoco queda muy claro si por amor o por conveniencia de sus familias.

4. ¿Cuál es tu personaje preferido? ¿Por qué? ¿Qué harías tú en su lugar?



No tengo ningún personaje preferido ni con el que me haya sentido identificada porque creo que ninguno de los que aparecen tiene un comportamiento que me llame la atención y se adecue a mi forma de ser. Primeramente Elena es una niña de buena familia acostumbrada a tener lo que quiere con sólo pedirlo y cuando esto no sucede lo arregla escapándose de casa hasta que su madre pone un anuncio en el periódico y cede a sus deseos.

Además, el estar acostumbrada a vivir bien hace que se comporte de forma extraña cuando sale el tema de ir a África a por droga, muestra ciertas reticencias ante el tema. No me siento identificada con ella por la falta de iniciativa que tiene, le cuesta decidirse y la forma que tiene de arreglar las diferencias con su madre no me gusta. No quiero decir que yo me fuese a África a por droga tan tranquila, pero tampoco armaría un drama por subir a un barco.

En cuanto a Chusa creo que es demasiado lanzada (unos por mucho y otros por poco). No se puede ir por la vida recogiendo al primero que pasa sin saber a quien te metes en casa y mucho menos irte a buscar droga a África y caer en la trampa de un policía vestido de paisano.

Todo lo tiene previsto: donde la esconderá, como lo disimulará, como hará el trayecto… pero no tiene en cuenta que la policía no es tonta y que no van a ir a pedirle droga vestidos de guardia civil. En el fondo lo que le pasa es que es demasiado ingenua, por eso la pillan y se le mete el que quiere en casa. Su primo Jaimito parece el más normalito de todos, pero aún así sigue siendo un tanto extraño. Se pasa el día haciendo sandalias, manda a la prima a por droga, permite que su prima le meta un policía y una niña pija en casa, etc. De todos modos, es una monada comparándolo con el resto de personajes.

Alberto me cayó bien hasta que aceptó acostarse con Elena porque sí. Era el más ordenado, el que tenía un trabajo normal y legal, parecía el más responsable de todos… Pero cuando aparece Elena y se lía con ella, las cosas cambian. Tampoco me gustó nada cuando decidió que se iban justo cuando arrestaron a Chusa. No creo que sea nada noble, pues fue ella quien les ofreció a ambos una casa donde vivir y se lo pagan así, abandonándola. Es más, desde que deciden que se casan y que se van a Móstoles a vivir, renuncian a Chusa y Jaimito de una forma muy poco correcta yéndose muy precipitadamente.

Finalmente, tanto a Doña Antonia como a Nancho y Abel les considero más como personajes secundarios, aunque ellos tampoco me han gustado demasiado. Dña. Antonia porque es una mujer muy rara, se mete en todo, roba grandes chorradas e intenta convencer a todos de que vayan a las reuniones neocatecumenales. Nancho y Abel aún salen menos que ella y por lo que he leído tienen una actitud violenta que no me gusta para nada, así que ninguno de ellos me ha gustado o caído lo suficientemente bien como para que sea mi preferido.

5. ¿Qué te parece el final de la obra? ¿Te gusta como acaba? Si no te gusta, ¿qué final te habría parecido mejor?. Si te gusta el final, imagina que eres el autor y que tienes que explicar al público por qué acaba como acaba.



El final de la obra me ha parecido muy extraño, realmente, esperaba otro tipo de final y este no me ha acabado de gustar. Probablemente esperaba un final más bonito o no tan “trágico”. No es que sea una tragedia, pero esto de que se queden Chusa y Jaimito solos, sin más explicación por parte de Alberto y Elena que la de que se casan y se van a vivir a Móstoles, y el supuesto embarazo de Chusa es una situación lamentable y sobretodo muy dura.

No es que esperara un final feliz para todos viviendo juntos y felices para siempre porque la vida real no es así, pero por ese mismo motivo creo que la lectura debería servir para rehuir la realidad y evadirse un poco. Y, si por algún motivo, el autor sigue queriendo reflejar historias reales, no me gusta demasiado que las cosas terminen tal y como empezaron que es lo que sucede en esta historia.

Si te fijas, tanto Alberto como Elena tenían una posición social mejor que Jaimito y Chusa. Él con un puesto en el cuerpo de policía y ella procedente de buena familia y con posibilidad de cursar unos estudios. Además las madres de ambos son nombradas en la historia lo cual significa que existen, la de Chusa y Jaimito no sabemos ni si existe. Resumiendo, Chusa y Jaimito acaban igual de solo que empezaron y con un problema más sobre ellos: su embarazo; en cambio Alberto y Elena, no sólo siguen en la misma posición social si no que tienen la oportunidad de casarse, comprar un piso y formar una familia.

6. Valoración personal de la obra.



La obra en sí no está mal y puede que escenificada mejore mucho, pero leída no ha acabado de gustarme. No he encontrado ningún argumento sólido o capaz de interesarme porque empieza muy bruscamente sin casi explicar nada sobre los personajes y termina casi con la misma brusquedad y sin dar un final o una solución. No veo que siga mucho la estructura de introducción, nudo y desenlace, porque los problemas se suceden continuamente de forma que aún no han salido del último que ya se meten en otro.

La introducción y el nudo puede que estén un poco más claras, pero lo que es el desenlace, no lo veo; tengo la impresión de que la obra ha sido cortada y que le falta un trozo o que, simplemente, el autor se ha reservado para una posible segunda parte.

También me ha parecido que no era un gran argumento. Las cosas que les suceden son de lo más estrambóticas y, aunque es divertido y el libro engancha para ver que pasará después, cuando lo pienso me quedo con la sensación de que me están enredando o algo por el estilo; todo eso no es posible y en caso de que lo sea, es muy poco probable.

A parte de parecer una farsa, no todo es malo en el hilo de la historia. Por ejemplo ya he dicho que engancha y te hace seguir leyendo para ver que pasará luego y también tiene la ventaja de que es muy corto, ligero y fácil de leer. El vocabulario es muy comprensible y hasta hay palabras que podrían no ser del todo correctas, pero que son muy utilizadas entre los jóvenes y no tan jóvenes.

Bibliografía:



- “Bajarse al moro” José Luis Alonso de Santos

Autor:

Aina





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License