Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Lengua quenya parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Mitología tolkieniana. Lenguas fantásticas. Tolkien. Gramática. Pronunciación. Palabra. Nombre. Verbo. Formas verbales. Adjetivos. Pronombres. Nombres



Manual Básico de Quenya



Lección 1ª: Cómo reconocer el Quenya



En esta primera lección vamos a aprender a distinguir las palabras quenya entre todas las inventadas por Tolkien para los diversos idiomas de la Tierra Media. (Una discusión sobre las distintas lenguas de la Tierra Media se puede encontrar en el apéndice F del SDLA).

JRR Tolkien creó numerosas lenguas para su mundo inventado: lendarin, danian, élfico primitivo, qenya, khuzdul… muchas de ellas a partir de material procedente de las lenguas élficas. ¿Cómo podemos saber entonces si una palabra es quenya o no? Muchos “dialectos”, tales como lendarin, telerin o silvano, sólo están presentes en el vocabulario “básico” por unas pocas palabras, y generalmente se indica su procedencia. Otros, como qenya y gnómico, sólo se usan en La Historia de la Tierra Media, pero nunca en El Señor de los Anillos o El Silmarillion. El élfico primitivo o común se encuentra principalmente en discusiones lingüísticas… En la mayor parte de los casos, dentro de este vocabulario “básico” (el compuesto por SDLA y S), sólo tendremos que distinguir élfico de no élfico, y élfico quenya de élfico sindarin. ¿Cómo podemos identificar el quenya?

Por cómo es llamado:



A lo largo del texto, el quenya es llamado “alto élfico”, “alta lengua”, “lengua antigua”, etc. (mucho material lingüístico se encuentra fuera del texto, en apéndices, índices y notas a pie de texto; asegúrate de leerlas). El sindarin también es llamado “élfico gris”. La antigua lengua élfica es llamada “élfico primitivo” o “élfico común”. Jim Allan en An Introduction to Elvish lo llama *Proto-Eldarin. El quenya hablado en las Aguas del Despertar (Cuiviénen) fue élfico primitivo, no la lengua más tarde conocida como quenya.

Por el contexto:


Aunque no siempre es así, las palabras extrañas a la lengua común suelen estar impresas en cursiva, sobre todo en su primera aparición en el texto. La mayoría de los términos geográficos de la Tierra Media, y algunos nombres personales, tienen un nombre extranjero, generalmente élfico, y otro el lengua común (castellano) que con frecuencia traduce el élfico. Los nombres usados en Rohan son mayoritariamente rohirricos (de procedencia anglosajona), las palabras usadas por los orcos estan normalmente en lengua orca, etc. Los nombres dados por los elfos y los hombres de Gondor son probablemente élficos.
El élfico primitivo se encuentra generalmente en discusiones lingüísticas. Bases y raíces, impresas en mayúsculas o con el signo de raíz cuadrada, son generalmente ep. El élfico silvano se usaba en Lorién y el Bosque Oscuro, y se asocia siempre con estos lugares: ver III y en CI la “Historia de Galadriel y Celeborn”. El sindarin era el élfico hablado normalmente durante la Tercera Edad. Era utilizado en el habla normal; en la mayoría de los nombres propios de la Tercera Edad, en los nombres de los Senescales de Gondor y los Reyes y Capitanes de Arnor (aquellos que comienzan por Ar-), en la nobleza de Numenor, en los héroes y lugares de Beleriand durante la Primera Edad, y en el Himno a Elbereth. El quenya, durante la Tercera Edad, representaba una especie de latín élfico. Se usaba como lenguaje formal, para poesía o juramentos; en los nombres de los Reyes y pretendientes de Gondor; en la realeza y nombres de lugares de Numenor; en los nombres de los Valar y de lugares dentro de Valinor; en el Lamento de Galadriel; y en la última versión del poema “The Last Ark” [M].


Por evidencias internas:



Así como ciertas letras o combinaciones de ellas son usadas en castellano y otras no, lo mismo ocurre con ciertas letras en quenya. La situación de la letra también es importante: una letra o combinación de ellas puede estar permitida en el medio de la palabra, pero no al principio o al final. Así, ng no puede iniciar una palabra en castellano pero si estar en cualquier otra posición, como por ejemplo en canguro. [Nota: alguna de las afirmaciones dadas aquí no son aplicables fuera del vocabulario “básico”].
Son propias del quenya en cualquier posición dentro de la palabra: las letras q, y (como consonante); las combinaciones hl, hr, hy; y los diptongos eu, oi. La letra v es común en quenya pero no en otros lenguajes. Las letras x, z son raras en quenya e inexistentes en sindarin, pero comunes en otras lenguas. No son quenya: la letra y usada como vocal; las combinaciones dh, gh, lh, mh, rh; y los diptongos ae, oe, aw, ew, iw. No son élficas: la letra j; y las combinaciones sh, zh. El circumflejo ^ normalmente no se usa en el quenya.
Al comienzo de palabra, en quenya pueden aparecen las combinaciones hl, hr, hy; pero nunca: mb, b, nd, d, ng, g, kh, io. En quenya la letra b está siempre precedida de m, y siempre en medio de la palabra; la d está siempre precedida de n, l, r, y siempre en medio de la palabra; y la g está siempre precedida de n, y siempre en medio de la palabra. Normalmente las palabras quenya terminan en vocal. Aquellas que no lo hagan deben terminar obligatoriamente en l, n, r, s, t. Otros idiomas suelen acabar en alguna consonante.
El quenya prefiere palabras largas y polisilábicas, mientras que el sindarin prefiere palabras cortas de una o dos sílabas. Adûnaico, khuzdul y lengua negra también usan palabras largas, pero contienen letras, combinaciones o terminaciones que nos permiten diferenciarlos del quenya.

Por la gramática:



Cada lenguaje tiene su propia gramática distintiva. Estudiaremos la gramática quenya en profundidad en las próximas lecciones, pero por el momento sepamos que las terminaciones más comunes para adjetivos en quenya son -ea, plural -ie, y en sindarin -ui, -en, plural -in; y que en quenya el imperativo termina en -a, mientras que en sindarin en -o.

Algunas palabras que no son lo que parecen:


Imrahil es adûnaico [III].
Arnach, Eilenach, Umbar, Rimmon pertenecen a lenguas humanas [III].
simbelmynë, Halifirien son rohirricas [TC].
Forgoil es dunledina [CI].
Balchoth es mezcla de oestron y sindarin [CI].
Incánus es haradaica o, quizá, quenya [CI].
Boromir es mezcla de sindarin y quenya [III].
Nimrodel, Caras Galad(h)on, Legolas, Amroth son silvanas [CI, III].

Ejercicios:


Identifica las palabras y expresiones que están en quenya: Ainulindale, Dúnedain, Elendil, coire, Bar-en-Danwedh, Vilya, Ar-Gimilzôr, Daeron, Fëanor, Finrod, Earendil, Ninquelóte. Amon Dîn, Nen Hithoel, Elentári, hríve, Haudh-en-Ndengen, menel, Elbereth, Cuiviénen, Edoras, Amon Lhaw, Elessar, Eldamar, Thangorodrim, simbelmynë, Morgoth, athelas, yén, Adûnakhor, Eldalie, Quenta Silmarillion, lómelindi, lhûg, Azanulbizar, Carcharoth, Emyn Muil, palantír, Echuir, Narvinye, Narya, lasse-lanta, Galadriel, snaga, Valar, Narvinwe, Ulmo, éored, Ilúvatar, Eldar, Urui, Urime, tengwar, cirith, asea aranion. Cuio i Pheriain annan! Aglar´ni Pheriannath! Daur a Berhael, Conin en Annûn! A laita te, laita te! Andave laituvalmet! Cormacolindor, a laita tárienna!

Ejercicios adicionales:



Trata de identificar las palabras en quenya del apéndice de El Silmarillion.


Lección 2ª: Pronunciación



En esta lección vamos a aprender la pronunciación quenya de todas las latres, así como a acentuar correctamente las palabras de este idioma. [Nota del traductor: lógicamente este capítulo ha tenido que ser bastante adaptado del original inglés.]

Consonantes:



Las consenantes quenya son, en su mayor parte, muy parecidas a las castellanas. En particular, las d, f, l, m, n, p, s, t y x se pronuncian exactamente igual; para las demás consonantes se deben tener en cuenta los siguientes puntos.

B -        Corresponde al sonido fuerte de la primera b de “bebé”. Va siempre precedida de m.
C -        Representa siempre el sonido de “casa” (ca, que, qui, co, cu). Tolkien usó c y k como variantes ortográficas del mismo sonido. En el SDLA se usa c para crear una analogía visual con el latín; a lo largo de estas lecciones, extenderemos este convenio a todo el vocabulario.
CH -    Originalmente correspondía al sonido de la j castellana (chil); pero gradualmente fue perdiendo sonoridad hasta convertirse en una h aspirada en posición central (aha), y más tarde también al principio de palabra (hil-, harma, hwesta). Durante la Tercera Edad el sonido original sólo se conservaba delante de t, como en el alemán “acht”, “echt” aunque la ortografía a veces no lo recoja (p.e. Telumehtar). En oestron es probable que este sonido fuera pronunciado como una sh inglesa (TelumESHtar).
G -        Siempre va precedida de n, y equivale al sonido castellano de g en “gato” (ga, gue, gui, go, gu).
H -        Sordo. La h delante de l, r, representa una espiración, un sonido sordo (hlókë, hrívë). En la Tercera Edad este sonido ya no se usa (lókë). La h de hw es también corresponde al sonido sordo durante esta edad.
HY -    Debe pronunciarse como h más la i inicial de un diptongo (hyarmen).
NG -    En posición central corresponde a la ng de “canguro”. A principio de palabra, en quenya antiguo, correspondía al sonido N (la n velar de “anca”) como en Noldor. En esta última posición, durante la Tercera Edad se pronunciaba simplemente n.
QU -    En quenya la u también se pronuncia. Representa c más la u inicial de un diptongo.
R -        Siempre algo más suave que en la palabra “rata”.
TH -    Aproximadamente como el sonido castellano z. Se trataba de un sonido arcaico poco usado.
TY -    Pronunciado como t más la i inicial de un diptongo. Los hablantes de oestron solían pronunciarlo como el sonido ch de “chocolate”.
V -        Como una v inglesa o francesa. Corresponde a una f sonora, un sonido parecido a la segunda b de “bebe”.
Z     -    Representa una s sonora como la s de “desde” o la z del francés “zéro”.

Las consonantes escritas dos veces (tt, ll, ss, nn) representan consonantes largas o dobles. Mención especial merece la doble l, que en ningún caso debe pronunciarse como la elle castellana.

Vocales:



Las vocales en quenya son muy similares a las castellanas, aunque algo más breves. Las vocales largas están marcadas mediante un acento, y se pronuncian igual que las cortas pero durante más tiempo. Las únicas excepciones son la e y la o, que cuando son cortas se pronuncían algo más abiertas que sus equivalentes castellanas.La diéresis se usa para indicar que una vocal no debe ser ignorada o pronunciada como parte de un diptongo [Nota del traductor: En realidad casi todas las diéresis que aparecen en las palabras quenyas podrían eliminadarse, ya que Tolkien las introduce para recordar a los lectores ingleses las diferencias de pronunciación entre la e inglesa y la quenya. En general, esta advertencia es innecesaria en castellano, por lo que en adelante eliminaré esas diéresis de las palabras quenya. La única diferencia de pronunciación entre la e la castellana y la quenya está en la combinación  ie, que en castellano es diptongo y en quenya no. Con esta advertencia se deja al lector el trabajo de pronunciar correctamente, sin tener que añadir un elemento ajeno al idioma como son las diéresis]
En quenya existen seis diptongos: ai, oi, ui, au, eu, iu. Son diptongos ascendentes, es decir, acentuados en la primera vocal. En la Tercera Edad se tiende a hacer de iu un diptongo descendente, acentuado en la u [Nota del traductor: en castellano tambien consideraríamos como diptongos los marcadas por la grafía w. Esta letra siempre debe pronunciarse como una u aunque extrictamente, al igual que la y, se trata de una semiconsonante.]

Acento:



La situación del acento tónico viene determinada por el número de sílabas de la palabra. Si tiene dos sílabas, prácticamente siempre está acentuado en la primera. Si tiene tres o más sílabas, depende de la penúltima sílaba: si contiene una vocal larga, un diptongo, o una vocal seguida de dos o más consonantes, se acentúa en la penúltima; en caso contrario se acentúa en la antepenúltima sílaba.

elenTÁri        penúltima sílaba con vocal larga
angaMAIte    penúltima sílaba con diptongo
iSILdur        penúltima sílaba con vocal seguida de dos consonantes
Orome        penúltima sílaba con vocal corta seguida de una consonate
naMÁrie        penúltima sílaba con vocal corta seguida de otra vocal (ie no es diptongo)

En general se cumple que los nombres terminados en -dil, -dur, -ien, -ion, -iel, -ie, -ea siempre se acentúan en la sílaba anterior (iSILdur, eLENdil, naMÁrie, alaTÁriel, LÓmea). Adicionalmente existe un acento poético: la primera sílaba de una palabra, a menos que consista en una sola vocal corta, puede recibir un acento secundario. La vocal final también puede recibir una ligera acentuación, especialmente al final del verso. Puede ser una acentuación fuerte en las exclamaciones.

Ejercicios:


Pronuncia las siguientes palabras y expresiones: Cermie, unque, thúle, Telperion, anga, Aule, áze, Númenor, Númenóre, Varda, Ohtar, Tintalle, círya, Loende, Súlimo, Mahtan, Oiolosse, Turambar, Helcaraxe, leuca, hwesta, palantír, Elessar, falasse, hríve, Alqualónde, Vanyar, noldor, Teleri, Silmaril, Silmarillion, Elendili, Wilwarin, Telumehtar, Sangahyando, Hyarmendacil, Calmacil, Sauron, Feanáro, Anárion, Vaire, Hlóke, Istari, Manelmacar, tyeller, ruinya, Yavanna, Tindómerel, Earnur, nwalme, ungwe. Aiya Earendil Elenion Ancalima! Elen síla lumenn´ omentielvo. Nai hiruvalye Valimar. Namárie.

Ejercicios adicionales:


Lee en voz alta el Lamento de Galadriel [I], el Juramento de Elendil [III], el Juramento de Círion [CI] y los nombres de los reyes de Númenor y Gondor [apéndice A].

Lección 3ª: El Nombre y el Verbo



En esta lección vamos ver las dos declinaciones existentes en quenya para los nombres, el uso de los artículos, la conjunción “y” y unas primeras nociones acerca de los verbos .


El nombre:



En quenya los nombres se pueden dividir en dos grupos, de acuerdo al método que sigan para formar el plural: plurales en -r y plurales en -i. A partir de ahora los denominaremos primera y segunda declinación respectivamente. Tolkien reconoce estos dos grupos en la carta a Plotz, pero no nos da sus nombres. No hay pruebas de que cada declinación corresponda al género masculino o al femenino, al parecer el quenya no indica el género de esta manera [Nota: los plurales en La Historia de la Tierra Media difieren].

Primera Declinación: Los nombres terminados en -a , -ie, -o, -u forman el plural añadiendo -r. [Nota: un asterisco indica que una palabra está deducida según los patrones lógicos existentes, pero que no ha sido posible encontrarla en ningún texto].
.
cirya, pl. ciryar “barco”            axo, pl. axor “hueso”
Vala, pl. Valar “Poder”            Noldo, pl. Noldor “Sabio”
enquie, pl enquier “semana”        heru, pl. *herur “señor”
Valie, pl. Valier “Poder (fem.)”        Ainu, pl. Ainur “Sagrado”

Segunda Declinación: Los nombres terminados en -e, cambian la -e por -i, los nombres terminados en consonante añaden -i.

lasse, pl. lassi “hoja”                elen, pl. eleni “estrella”
Quende, pl. Quendi “[elfo] hablante”        Atan, pl. Atani “hombre”
isil, pl. *isili “luna”                anar, pl. *anari “sol”
Elendil, pl. Elendili “Amigo de los Elfos”    Teler, pl. Teleri “Los últimos llegados”

La palabra Silmaril dobla la l antes de añadir -i: Silmarilli. La razón es probablemente etimológica: -ril proviene de -rillë [LR]. Es probable que existan otras palabras compuestas que también doblen la consonante final por esta misma razón. Existen además algunos “nombres irregulares” que no siguen estas reglas. Quizás sigan reglas que nosotros no conocemos; puede que sean residuos de formas más tempranas; quizás representen dos palabras distintas, una en singular y otra en plural; puede que sean errores… no lo sabemos.

*tyelle, pl. tyeller “grado”
tari, plural desconocido “reina”
urulóke en singular, urulóki en singular y plural “serpiente de fuego, dragón”

El artículo:

El artículo definido “el, la, los, las” es i. Se usa la misma forma tanto para el singular como para el plural. No existe equivalente del artículo indefinido “un, una, unos, unas”, se puede usar también i o bien no poner nada.

i Elda “el elfo”            i Eldar “los elfos”

Conjunción:



La conjunción “y” corresponde a ar.

Eldalie ar Atanatári “el Pueblo de los Elfos y los Padres de los Hombres”.

El verbo:



Al igual que muchos idiomas europeos, el quenya posee un sistema de tiempos verbales. Cada tiempo se forman añadiendo la terminación correspondiente al verbo, (por este motivo los verbos se escriben siempre con un guión). Pero a diferencia de muchos de esos lenguaje, incluyendo al castellano, el quenya no necesita indicar la persona dentro del verbo cuando ya está presente explicitamente en el sujeto de la oración. Existen dos formas de terminaciones verbales: singular y plural. Los nombres en singular usan verbos en singular, y los nombres en plural usan verbos en plural. La terminación de plural es siempre -r.
Para conjugar el tiempo verbal presente se añade al verbo las terminaciones -a en singular y -ar en plural.

lant- “caer”         i lasse lanta “la hoja cae”    i lassi lantar “las hojas caen”

En quenya el orden de las palabras es el mismo que en el castellano, primero sujeto y luego el predicado; pero, al igual que en el castellano, el orden se puede alterar para producir efectos dramáticos.Tenemos un ejemplo de ello en: auta i lómë! “¡la noche está pasando!” (lit. “pasá la noche”) [S].

Vocabulario adicional:



n    aiwe, “pájaro (pequeño)”
alda, “árbol (que se desplegado)”
aure, “día”
círya, “barco”
Istar, “mago, sabio”
lóte, “flor (grande y simple)”
lómelinde, “ruiseñor” (lit. cantor de la noche)
lumbo, “nube”
Maia, prob. “Bueno”
nén (nen), “agua”
soron, “águila”
Vanya, “Bello”

v    cal-, “brillar”
cir-, “navegar” (lit. pasar suavemente a través)
cel- “fluir”
fir-, “morir(se), marchitar(se)”
host-, “reunir(se)”
lind-, “cantar, hacer sonidos musicales”
síl-, “brillar (con luz blanca o plateada)”
tintil-, “centellear, destellar (como una estrella)”
tir-, “vigilar, observar”
tul-, “venir”

Ejercicios:


1) Traduce al quenya: El día viene. El sol brilla. Unos pájaros cantan. ¡Cantan los Elfos y los Hombres! El día pasa. La luna brilla y las estrellas destellan. Canta el ruiseñor.
2) Traduce al castellano: I lóti firar ar i lassi lantar. Lumbor hostar. I soron tira. Nén cela. I círya círa. Lindar i Valar ar i Maiar: i Vanyar ar i Noldor tular.
3) Lleva las expresiones anteriores de singular a plural y viceversa.

Lección 4ª: Adjetivos



En esta lección vamos a conocer los tres tipos de adjetivos quenya que existen y a aprender a utilizarlos. También vamos a estudiar la forma de tercera persona del verbo “ser o estar”.

El adjetivo:



En muchos idiomas europeos los adjetivos concuerdan con el nombre (cambiando de forma para ello). En castellano concuerdan en género y número. En latín, los adjetivos concuerdan con su nombre además en caso. En quenya no se indica el género, y sólo el nombre lleva el caso (existe sólo una excepción en la que un adjetivo lleva caso, en el poema “The Last Ark”, pero se trata de un quenya muy primitivo). Sin embargo, los adjetivos en quenya siempre concuerdan en número con el nombre. Los nombres en singular requieren adjetivos en singular, y los nombres en plural requieren adjetivos en plural. El plural se forma de tres formas distintas:

- Adjetivos terminados en -a cambian a -e



linta, pl. linte “rápido”                vanima, pl. vanime “bello”

- Adjetivos terminados en -e cambian a -i



carne, pl. carni “rojo”                lisse, pl. *lissi “dulce”

- Adjetivos terminados en -ea cambian a -ie



lómea, pl. lómie “lóbrego, sombrío”        laurea, pl. laurie “dorado (color)”

Normalmente, el adjetivo sigue al nombre cuando está en nominativo y le precede en los demás casos. No obstante esta norma no es muy rigida y puede romperse, sobre todo en poesía. Recuerda que el adjetivo debe concordar con el nombre cualquiera que sea su situación, tanto en el sujeto como en el predicado. [Nota: una palabra puede ser a la vez nombre y adjetivo, aunque esto es poco frecuente. Por ejemplo: losse, pl. lossi “nieve caida (nombre) o blanco (adjetivo)”]

I aiwe carne linda lisse líra “el pajaro rojo canta una canción dulce”.

Cuando un adjetivo (o cualquier otra palabra) que termina en vocal, generalmente -a, es seguido por una palabra que empieza también por vocal puede producirse un fenómeno llamado “elisión”: la primera palabra puede perder su vocal. La vocal omitida se representa por un apóstrofe, y las dos palabras son más o menos pronunciadas como una sola.

métim’ andúne “última puesta de sol”:     métima + andúne.

El verbo “ser o estar”:



Al igual que el inglés o latín, en quenya existe un único verbo que cumple las funciones de “ser” y “estar” (y en quenya incluso de “haber”). La tercera persona de presente de este verbo es ná en singular y nar en plural (la forma nar, sin acento, fue presentada por primera vez por Laurance J. Krieg en “Tolkien´s Pronunciation: Some Observations” en An Introduction to Elvish a partir de una versión primitiva del Lamento de Galadriel, grabado por Tolkien para Caedmon Records en J.R.R. Tolkien reads and sings his The Hobbit and The Fellowship of the Rings. Esta ortografía ha sido posteriomente confirmada en los papeles de Tolkien recogidos en Marquette University).

I orne laurea ná halla, “al árbol dorado es alto”
I orni laurie nar halle, “los árboles dorados son altos”

Vocabulario adicional:



n    alqua “cisne”
áre “luz del sol”
cala “luz”
calma “lámpara”
hísie “niebla”
isílme “luz de la luna”
orne “arbol (alto)”
súre “viento”
yáve “fruto”

adj    calima “brillante”
laiqua “verde”
*luine “azul”
mista “gris (pálido)”
morna “negro, oscuro”
ninque “blanco”
varne “marrón”
vinya “nuevo”

v    laust- “bramar (el viento)”

Nota: de azul sólo conocemos el plural, el singular puede ser luine o luin.

Etimología:


De la raíz KAL “brillar” proceden cala (sindarin calan, calad) “luz”, calma “lámpara”, calima “brillo”, cal- “brillar”.

Ejercicios:


1) Traduce al quenya: El cisne es blanco, el agua es azul. Hojas son verdes. Flores son blancas, azules y doradas. Los frutos son dorados y rojos. El ruiseñor y el águila son marrones. La luz del día es dorada, la luz de la luna es blanca. El dia es brillante, la noche es negra. La niebla es gris y lóbrega.
2) Lleva las expresiones anteriores de singular a plural y viceversa.
3) Traduce al castellano: I Atani tirar; i círyar halle hostar, i círyar laurie círar. I aure calim´ auta. Lumbor hostar, i cala fira. Carne ná i andúne, morna i lóme. I aure métima tula. Súri linte laustar, i néni miste celar. Númenor vanima lanta.

Lección 5ª: El Caso Nominal



En esta lección vamos a empezar a estudiar los distintos casos del nombre y sus funciones. Comenzaremos por el nominativo, el acusativo y el dativo.

El caso de un nombre indica su relación con las otras palabras de la oración. En castellano, el caso se indica mediante el orden de las palabras o mediante preposiciones. En la oración: “el chico de una flor a la chica”, el nombre “chico” está en caso nominativo (es el sujeto de la oración), “flor” está en caso acusativo (es el complemento directo), y “chica” está en caso dativo (es el complemento indirecto). Si cambiamos el orden de las palabras, el significado cambia: “la flor da la chica al chico”.    En un idioma declinativo, como el latín o el finés (o el quenya), el caso se indica mediante añadidos gramaticales al nombre (generalmente sufijos). Esto hace posible cambiar el orden de las palabras de la oración y que todavía conserve su significado. En quenya las palabras tienen un orden marcado, pero este puede ser alterado, especialmente en poesía.

Caso nominativo:



Indica el sujeto de la oración (en general, es el que realiza la acción del verbo). En quenya este caso no tiene ninguna terminación distintiva. Sus dos formas más comunes son singular y plural, pero existen otros dos plurales adicionales que serán comentados en la lección 7ª. El nominativo singular es la forma más simple del nombre, y por ello a veces se le llama raíz nominal, es decir, la forma a la cual se le añaden las terrminaciones.

RAÍZ            NOM.  SING            NOM. PL.
falma “ola [encrestada]”    falma                falmar
lóte “flor”        lóte                lóti
elen “estrella”        elen                eleni

Caso acusativo:



Indica el complemento directo de la oración (es quién sufre la acción del verbo). En el quenya de El Silmarillion y El Señor de los Anillos el acusativo no tiene terminación propia. Sin embargo, en la carta a Plotz, Tolkien indica que el acusativo tuvo en principio una terminación, pero que en la Tercera Edad ya se había perdido (en el material de La historia de la Tierra Media sí que aparecen terminaciones para el acusativo, pero difieren unas de otras). Para efectos prácticos consideraremos que, como pasa en el nominativo, el acusativo no tiene terminaciones de caso.

Acus. sing.        Acus. pl.
falma            falmar
lóte            lóti
elen            eleni

Al igual que en latín, la mayoría de las preposiciones van seguidas por el nombre en caso acusativo. Este es el caso de nu “bajo” y pella “más allá de los bordes de”.

I súre lausta nu aldar, “el viento brama bajo los árboles”.

Caso dativo:



Representa el complemento indirecto (es para quien está destinada la acción del verbo). En castellano este caso se indica mediante las preposiciones “a” o “para”: “el chico compra una flor para/a la chica”. Estas preposiciones son innecesarias en quenya. Sus terminaciones son -n en singular e -in en plural [CI]. Los nombre acabados en -e de la 2ª Declinación, pierden la -e antes de añadir -in. No sabemos como añaden la -n los nombres acabados en consonante. Si nos guiamos por el caso de lóte, deberían añadir una -e- antes de la -n. Al añadir -in a un nombre acabado en vocal de la primera declinación, se forma un diptongo que lleva el acento a esa sílaba (FALman, falMAIN).

Dat. sing.        Dat. pl.
“a/para la(s) ola(s)”    falman             falmain
“a/para la(s) flore(s)”    lóten            lótin
“a/ para la(s) estrella(s)”    *elenen        *elenin

[Nota del traductor: el verbo tir- tiene una construcción diferente al castellano, siguiendo la forma inglesa. El lugar dónde se mira hace el papel de complemento directo, mientras que el objeto de la observación o vigilancia hace el papel de complemento indirecto. Por ejemplo en: Elda tira nén alquain “un elfo observa/vigila cisnes en el agua” (lit. un elfo observa el agua para cisnes)].

Orden de las palabras:



Es similar al castellano: sujeto / verbo / complemento directo / complemento indirecto / complementos cincunstanciales (con proposiciones). ¡Recuerda que las terminaciones de caso también deben añadirse a los nombres propios!

I lómelinde linda líre i aranen, “el ruiseñor (nom.) canta una canción (acus.) al rey (dat.)”
I lómelindë linda líre Sindacollon, “el ruiseñor canta una canción a Sindacollo (Thingol)”

Regla de la cadena:

En una cadena de palabras declinables, sólo se declina la última [CI]. Cuando varias palabras forman parte de un nombre, sólo la última se declina (es decir, adquiere terminación de caso)

I lómelinde linda líre Elwe Sindacollon, “el ruiseñor canta una canción para Elwe Sindacollo”

La terminación recae en la última palabra de la cadena, por lo cual ésta debe ser siempre una palabra declinable (un nombre o un pronombre). Esta es la razón por la que los adjetivos y otros modificadores preceden al nombre declinable. El acusativo tuvo una vez terminaciones de caso, y por eso los adjetivos preceden al nombre. El nominativo nunca tuvo terminaciones, así que los adjetivos siguen al nombre.

I lómelinde varne linda lisse líre i sind´aranen “el ruiseñor marrón (nom.) canta una canción dulce (acus.) al rey gris (dat.)”.


Vocabulario adicional:



n    collo, “capa, manto”
Endor (Endóre), “Tierra Media”
falase, “costa, línea de mar”
falma, “ola [encrestada]”
malta, “oro”
Mar-nu-Falmar, “Tierra bajo las Olas (Númeror)”
Melyanna, “don de amor (Melian)”
menel, “cielo, los cielos”
Nauko, “enano”
Olórin, “El que tiene sueños (Gandalf)”
ondo, “piedra, roca”
Sindacollo, “Mantogris (Thingol)”
Telcontar, “Trancos”
Valinor (Valinóre), “Tierra o Pueblo de los Valar”

adj    sinda, “gris”

prep    nu “bajo”
pella “más allá de los bordes de”

v    cait- “yacer, tumbarse”
falasta- “hacer o echar espuma”
hir- “encontrar (llegar a)”
túv- “encontrar”

Etimología:



De la raíz FAL (PHAL) “espuma” vienen falma, “ola [encretada]”; falassë (sindarin falas), “costa, línea de mar”; falasta-, “hacer espuma”; las Falas (sin.), la costa occidental de Beleriand; Falathrim (sin.), los Elfos de las Falas; y Falmari, “Elfos del mar” (aquellos Teleri que navegaron hasta Aman).

Ejercicios:



1) Traduce al quenya: Eärendil descubre Valinor. Unos hombres observan el cielo por una estrella (lit. unos hombres vigilan el cielo a una estrella). Gandalf y Aragorn encuentran el árbol blanco. Los Elfos cantan canciones nuevas al rey Thingol y la reina Melian. Finwe es un Noldo, Indis es una Vanya, Thingol es un Elfo Gris. Las aguas negras yacen bajo los lóbregos árboles. El Enano encuentra oro bajo una piedra. El sol es una lámpara brillante para hombres y elfos.
2) Traduce al castellano: Númenor caita nu falmar. I círyar círar pella Mar-nu-Falmar. I súre lausta, i nén falasta. Atani tírar i falmar ondoin. I Elendili túvar i falasse. Elendil i Halla hira Endor.

Lección 6ª: “Verbos y Pronombres”



En esta lección vamos a profundizar en el estudio de los verbos: veremos la forma de futuro y las correspondientes al imperativo y al subjuntivo. También comenzaremos a ver los pronombres quenya.

Modo verbal:


Existen tres modos verbales, según expresen algo con seguridad (indicativo), con duda o deseo (subjuntivo) o mediante una orden (imperativo). El indicativo incluye varios tiempos, de los que hasta ahora sólo hemos visto el presente (los tiempos del pasado serán estudiados en la lección 16ª). El futuro se indica mediante el sufijo -uva en singular y -uvar en plural. Notese que al ser un sufijo formado por dos sílabas provoca siempre un cambio en la acentuación.

tir-, “vigilar, observar”            tiruva, pl. tiruvar
tintil-, “centellear”            tintiluva, pl. tintiluvar

El imperativo se usa para dar órdenes. Sólo tiene una forma, con el sufijo -a (el mismo que para el presente), tanto para el singular como para el plural.

tira!, “¡vigila!” (quenya)             tiro!, “¡vigila!” (sindarin)

El subjuntivo expresa que algo puede ser. Se usa para expresar deseos, suposiciones, dudas… Al contrario que el castellano, el quenya no tiene formas propias para este modo verbal. En el único ejemplo que disponemos se crea añadiendo antes del verbo la partícula nai (na “es” + i “que”) que puede traducirse por “quizá, ójala”.

Nai elyë hiruva (Valinor), “ójala tú encuentres (Valinor)” [R]

Negativo:



Las formas en negativo se forman añadiendo el prefijo ú- antes del verbo. Es conveniente separar el ú- con un guión antes de los verbos que comiencen con vocal, para no confundir con un diptongo (ú-entuluva, “no regresarán”); y en los verbos que contengan la vocal -u- para no confundir con el prefijo del pasado (ú-tuluva, “no volverán”).

I elda tiruva “los elfos vigilarán”        I elda útiruva “los elfos no vigilarán”.

Pronombres:



Desgraciadamente Tolkien no nos dejó una lista completa con todos los pronombres del quenya. Las fomas que aquí se dan son las obtenidas directamente del SDLA, S, etc… así como aquellas que han podido ser deducidas con razonable seguridad. El pronombre personal de nominativo se indica añadiendo los siguientes sufijos al verbo despues de la terminaciones verbales del singular. La adición de los pronombres causa un cambio en la acentuación excepto en la primera persona de singular, que se reduce a -n para evitarlo.

Sing.                Pl.
1p:    -nye, -n, “yo”            -lme, “nosotros” (exclusivo); *-lve, (inclusivo)
2p:    -lye, “tú”            ?
3p:    *-rye, “ella”            -nte, “ellos”

Para la primera persona del plural existen dos formas diferentes. La forma de plural exclusivo hace referencia a “nosotros: tú y yo, pero no ellos”; mientras que el plural inclusiva significa “nosotros: todos los presentes”. [Nota del traductor: desafortunadamante se desconocen las formas para él y vosotros; en la próxima lección introduciremos unas formas supuestas que ayuden a dar completitud al idioma y faciliten su uso].

tiranye, tiran, “vigilo”            tiruvanye, tiruvan, “vigilaré”
tiralye, “vigilas”                tiruvalye, “vigilarás”
tirarye, “vigila”                tiruvarye, “vigilará”
tiralme, tiralve, “vigilamos”        tiruvalme, tiruvalve, “vigilaremos”
tirante, “vigilan”                tiruvalye, “vigilarán”

Además de estos sufijos existen unos pronombres de nominativo independientes, que se usan para dar un mayor énfasis al sujeto de la frase. Son los pronombres de nominativo enfáticos. Preceden al verbo y actuan como un nombre nominativo cualquiera, eliminando la necesidad de sufijos de persona y número en el verbo. Tenemos dos ejemplos: Nai hiruvalyë Valinor. Nai elyë hiruva. “Quizá encuentres Valinor. Quizá tú [seas quien] (lo) encuentres” (Lamento de Galadriel); y inye “yo también”. La primera persona probablemente use i- y la segunda (y puede que la tercera) usan e-. No tenemos ejemplos de formas en plural, pero es probable que también usen e-.

Sing.                Pl.
inye, “yo”            ?elme, ?elve, “nosotros”
elye, “tú”                ?
*erye, “ella”            ?ente, “ellos”

tuluvan, “vendré”                inye tuluva, “yo vendré”

Vocabulario adicional:



n    ambo “colina”
anna “regalo”
corma “anillo”
harma “tesoro”
macil “espada”
míre “joya”
rocco “caballo”
t(y)elpe “plata”
tinco “metal”
urulóke “dragón”
yulda “trago”
yulma “copa”

adj    alcarin “glorioso”
t(y)elperin “plateado”

v    aiy- “aclamar”
ant- “dar”
entul- “regresar (lit. re-venir)”
quant- “llenar”

Etimología:



De la raíz KYELEP- (élfico primitivo) vienen celeb “plata” y celebrin “plateado” (sindarin); tyelep-, tyelpë (quenya); telep-, telpë y telperin (telerin). “Pero en quenya la forma telpe llegó a ser más común gracias a la influencia del telerin; por la plata tallada sobre oro teleri y su habilidad como plateros, reconocida incluso por los Noldor” [S, CI].

Ejercicios:



1) Distingue las formas en quenya de las que están en sindarin: A laita te. Eglerio! Daro! Aiya Eärendil elenion ancalima! A tiro nin, Fanuilos!
2) Traduce al quenya: Todos nosotros daremos presentes al rey. Nosotros (tú y yo) daremos al rey una espada. Ellos darán un caballo blanco. Ella dará un manto rojo. Yo llenaré la copa y tú darás un trago al rey. Quizá Líriel cantese una canción. Quizá ella cantase. Y todos nosotros cantaremos “aclamad al glorioso rey”.
3) Traduce al castellano: Harma caita nu ambo. Urulóke tira i harna. I urulóke hosta carne malta ar ninque telpe, calime míri ar morna tinco, macili, cormar ar yulmar. Nai i urulóke útiruva ar túvalme i harma. Nai entuluvalme!

Lección 7ª: “Más sobre Nombres y Pronombres”



En esta lección vamos a introducir los plurales múltiple y dual, y vamos a finalizar nuestro estudio de los prononbre quenya.

Plurales:



En quenya existen tres formas de plural: el nomal, el múltiple y el dual. Así, un nombre quenya tiene en total cuatro números: singular, para una sola cosa; plural, para más de una pero sin especificar cuantas; plural múltiple, para muchas; y plural dual para dos (nuevamente, los plurales en La Historia de la Tierra Media son diferentes). El castellano también puede hacer estas distinciones, pero, a menos que sea muy importante, no se suelen hacer. Por esta razón, estos matices frecuentemente se omiten al traducir; por ejemplo: falmalinnar, transcrita como “de las olas espumosas”, literalmente significa “de las muchas olas espumosas”. En quenya esta distinción debe hacerse siempre, sea importaante o no.

Plural mútiple: usa la partícula -li-, “muchos”. Significa muchos de, un gran número de, una multitud de… El sufijo del nominativo y del acusativo es -li, y el del dativo -lin. (Nuevamente desconocemos  como se declinan los nombres acabados en consonante. Si añadimos -e- se provocará un cambio en la acentuación. Es probable que se usaran contracciones para evitarlo en los casos que no provocara confusiones).

Raíz            Nom. y acus.            Dat.
falma            falmali                falmalin
lóte            lóteli                lótelin
elen            *eleneli            *elenelin

Plural dual: emplea el sufijo -t, probablemente de at(t)a, “dos”. En un principio el plural dual se utilizaba para cualquier pareja de elementos; pero en la Tercera Edad sólo era usado para parejas de origen natural, como por ejemplo las manos [C]. Se puede traducir como dos, ambos, pareja… (Según se dice en las Cartas, como partícula dual se usaba tanto -u como -t, aunque -u se solía reservar para raíces terminados en -t, -d para evitar cacofonías. En Plotz sólo aparece la terminación -t). El sufijo para nominativo y acusativo era -t, y el del dativo -nt.

Nom. y acus.            Dat.
falmat                falmant
lótet                lótent
*elenet                *elenent

Los adjetivos y los verbos no distinguen entre plural, plural múltiple y plural dual; una única forma servía para todo. Los nombres en singular usan adjetivos y verbos en singular, y los nombres en plural, plural múltiple o plural dual usan adjetivos y verbos en plural.

Má ninque tana collo (sing), “una mano blanca fabrica una capa”
Már ninqui tanar collo (pl.), “unas manos blancas fabrican una capa”
Máli ninqui tanar collo (pl. mult.), “muchas manos blancas fabircan una capa”
Mát ninqúi tanar collor (pl. dual), “un par de manos blancas fabrican una capa”

Pronombres personales:



Cada persona y número tiene asociada una consonante distintiva, que serve para identificar la persona en los diferentes casos.

1p. sing.:        n            1p. pl.:        ?m (exc.)  ?v (inc.)
2p. sing:        l            2p. pl.:        ?
3p. sing.  masc.:    ?            3p. pl.:        t
3p. sing.  fem.:    r
3p. sing. neut.:    s

Los pronombres personales de acusativo se expresan mediante sufijos, pero sólo en aquellos verbos en los que el sujeto también esté incluido en forma de sufijo. El complemento directo (el pronombre de acusativo) se convierte en un segundo sufijo, que es añadido después del sufijo correspondiente al pronombre de nominativo. El sufijo a añadir esta formado únicamente por la consonante característica de cada persona y tiempo. [Nota: al no poder terminar en quenya una  palabra en -m o -v, las formas dadas a la 1p. pl. son hipotéticas].

*-n, “me”                ?-me, “nos (exc.)”  ?-ve “nos (inc.)”
*-l, “te”                ?
*-r, “la”                -t, “los”
-s, “lo (de cosas)”

Andane Laituvalmet, “largo tiempo alabaremoslos”
lait- “alabar” + -uva “futuro” + -lme “nosotros (exc).” + -t “los”

Yë! Utúvienyes!, “¡bien!, lo encontre”
u- “pref. pasado.” + túv- “encontrar” + -ie “suf. pasado” + -nye “yo” + -s “lo”

Sólo disponemos de un ejemplo de complemento directo para formas imperativas: A laita te, “Oh, alabadlos”. A partir aquí, se puede pensar que debe existir una forma diferente de acusativo para los verbos en imperativo, que se formaría añadiendo una vocal a la consonante identificativa. La vocal debería ser la -e excepto para la 1p. pl. que, según todos los indicios, usaría -i. Esta forma también podría ser la usada cuando el sujeto es un nombre, o para objetos de preposiciones.

*ni, “me”                ?me, “nos (exc.)”   ?ve “nos (inc.)”
*le, “te”                ?
*re, “la”                te, “los”
?se, “lo (de cosas”

I aiwe tira i eldar nu i aldar “el pájaro observa los elfos bajo los árboles”
Tirarye i eldar nu i aldar “ella observa los elfos bajo los árrboles”
I aiwë tira te nu i eldar “el pajaro los observa bajo los árboles”
Tiraryet nu te “ella los observa bajo ellos”

Nota del Traductor: Al ser -n, -l, -r, -s y -t todas las terminaciones posibles de palabra en consonante, podremos suponer que la forma para la 3p. sing. es la misma tanto en masculino como en femenino, aunque sólo dispongamos de ejemplos del femenino. La no distinción entre masculino y femenino del quenya en ninguna otra ocasión refuerza esta teoría. Otra teoría posble es que lo que se ha tomado por neutro sea en realidad formas en masculino, y que al igual que el castellano en quenya todas las palabras sean o masculinas o femeninas. Si esto fuera así, nos encontraríamos con el problema adicional de saber cual es el género de todos los nombres. Para la 2p. pl. hay dos posibilidades, o bien usa l (inspirados por el finés), al igual que la forma de singular; o usa una combinación de una consonante cualquiera más -e, como las formas de la 1p. En este caso, las únicas que quedan libres son c, f, p. Una vez escogida la vocal representativa, las posibilidades de formar las formas de nominativo son también múltiples. Como una posible opción (tan válida como cualquier otra) doy la siguente: -mpe, empe, p, -pe y pe. De esta forma los pronombres quedarían:

nom        nom. enf.    vocal        acus.        acus. indep.
1p. sing.        -nye, -n    inye        n        *-n        *ni
2p. sing.        -lye        elye        l        *-l        *le
3p. sing. masc./fem.    *-rye        *erye        *r        *-r        *re
3p. sing. neut        –        –        s        -s        ?se
1p. pl.            -lme / *-lve    ?elme / ?elve    ?m / ?v    ?-me / ?-ve    me / ?ve
2p. pl.            ??-mpe    ??empe    ??p        ??-pe        ??pe
3p. pl.            -nte        *ente        t        -t        te

Vocabulario Adicional:



n    hwesta “brisa”
má “mano”
óma “voz” (se pronuncia ÓHma)
rimbe “gran número, hueste”
taure “bosque”
Undómiel “Estrella de la Tarde (Arwen)”

adj    maite “hábil, diestro”
yesta “primero”
intj    a “oh (invocación)”

prep    an “porque, pues”

adv    palan “(a lo) lejos”
sí “ahora”

v    *entir- “revisar, ver de nuevo”
hlar- “oír”
cen- “ver”
lait- “alabar”
tan- “fabricar, adaptar”


Ejercicios:



1) Traduce al quenya: Varda farbrica las estrellas. (Ella) las fabrica. (Nosotros, inc.) la alabaremos. Guárdalo. Lo encontraré. No me verán. (Nosotros, exc.) los veremos.
2) Traduce al castellano: A Soron, Soron, tiralye palan: cenalyer? Cenan i tauri, i luini néni, i laurea hísie; úcenanyer. A Hwesta, Hwesta hlaralyet? Hlaran i lassi, i linte néni, i rocceli nu aldar ar lissi ómali. A Soron, entira! Sí cenayet! Sinde rocceli ar vanim´Eldali, sinde collor ar ninque tári. I rimbe tula. A laita le, Soron! Linduvalve Undómiélen. Laituvalver!


Lección 8: El Genitivo y los Pronombres Personales


En esta lección vamos a estudiar el caso genitivo del nombre, que nos permitirá expresar posesión. Estudiaremos también las formas de los pronombres impersonales.

El caso genitivo:



El caso genitivo tiene lugar cuando un nombre modifica a otro. Se usa para expresar posesión, asociación, características, lugar de origen, etc. En castellano se indica mediante la preposición “de”, como en “el Señor de los Anillos”, “Señor de Moria” o “Celebrimbor de Eregion”. En quenya se puede expresar de dos formas, mediante una palabra compuesta (como en inglés “witch-king”, “rey de los brujos”) o mediante un sufijo que hace las funciones de nuestros “de”, “desde”. El sufijo es -o para singular, -on para plural simple, -lion para plural múltiple y -to para plural dual (en Lost Road estas formas difieren).

Dec    Raíz        Gen. sing.    Gen. pl.    Gen. pl. mult.    Gen. pl. dual
1        falma        falmo        falmaron    falmalion    falmato
Valie        *Valio        *Valiéron    *Valiélion    *Valiéto
Noldo        Noldo        Noldoron    *Noldolion    *Noldoto
Ainu        *Aino        *Ainuron    *Ainulion    *Ainuto
2        lóte        lóteo        lótion        lótelion    lóteto
elen        *eleno        elenion    *elenelion    *eleneto

Nótese como en el singular de la primera declinación, y los plurales de ambas, el sufijo no se añade directamente al tronco. En la primera declinación, los nombres terminados en -a, -o y, probablemente, en -u pierden la vocal antes de añadir -o; los nombres terminados en -ie posiblemente sólo pierdan la -e (aunque no hay ejemplos de ello). Para los singulares de la segunda declinación simplemente se añade la -o. Para los plurales simples se añade la terminación -on a la forma en plural del nombre. En los plurales múltiple y dual se añade la terminación correspondiente, -lion y -to,  directamente al tronco del nombre.
Siempre que un sufijo añade dos sílabas a una palabra se produce un desplazamiento en el acento, como en el caso del plural múltiple que vimos antes. Algunas veces se añade un acento agudo sobre la vocal acentuada para dar cuenta de ello. Esto ocurre si la vocal final era larga en élfico primitivo, pero se carto en el quenya. Cuando un sufijo provoca que el acento caíga en esa vocal, esta vuelve a alargarse, y por ello adquiere el acento. No obstante, la ortografía no es coherente en este aspecto.

a vanimar, vanimálion nostari!, “¡oh hermosos, padres de hermosos niños! (lit. ¡oh hermosos, de-muchos-hermosos niños!) ” [C].

Añadir un sufijo también causa un cambio en el acento en los nombres terminados en -ie. Como la sílaba corta -i- (de -ie) nunca puede ser acentuada, es la siguiente (-e-) la que toma el acento en su lugar. Este se puede indicar de dos formas: alargando la -e- (añadiendo el acento agudo) o doblando la siguiente consonante, pero de nuevo la ortografía vuelve a no ser coherente.

*Valiéron (valiEron), “de las Valier”     Altariello (altariElo), “de Altariel” [R]

Para construir una expresión con un genitivo, normalmente (pero no siempre), el nombre en genitivo precede al nombre al que modifica, justo al contrario que en castellano. Pero cuendo el genitivo se usa para indicar origen o procedencia, especialmente cuando se trata sólo de identificar y no implica un movimiento desde ese origen, suele seguir al nombre o frase modificada. En poesía el orden se intercambia con frecuencia. En estas construcciones el artículo i se omite con frecuencia.

hísi untúpa Calaciryo míri, “una niebla cubre (lit. techa hacia abajo) las joyas de Calacirya” [R]
Vardo nu luini tellumar, “bajo la cúpula azul de Varda (lit. de-Varda bajo la cúpula azul)” [R]
Aiya Eärendil Elenion Ancalima!, “Salve Eärendil la más brillante de las estrellas (lit. salve Eärendil de-las-estrallas la más brillante)” [II, C]. En este caso, el adjetivo ancalima califica a Eärendil.
An sí Varda… ortane máryat Oiolossëo ve fanyar, “por ahora Varda… ha elevado sus manos como nubes desde el Monte Siempreblanco (lit. por ahora Varda… elevó manos-sus-dos Siempre-blanco-desde como nubes) [R]


Pronombres impersonales:



Los pronombres impersonales “que”, “quien” se expresan de dos formas: mediante man (para preguntas) y mediante i (cuando hacen referencia al sujeto).

sí man yulma nin enquantuva?, “ahora quien me (para mi) rellenará la copa” [I, R]
…i Eru i or ilye mahalmar eä tennoio, “el Único que está encima de todos los tronos por siempre” [CI]

Vocabulario adicional:


n    ear, “mar”
ehtele, “fuente, salida de agua”
ilmen, “altos aires” (”la región por encima del aire donde se encuentran las estrellas”, S)
cemen, “tierra” (”como el suelo plano bajo los cielos”, S)
nár, “fuego”
nuru, “muerte”
olor, “sueño, visión” (en CI aparece olos, pl. olozi, olori)
tano “artesano, herrero, hacedor”
Vanima, “(elfo) bello, hermoso”

v    enquant- “rellenar”
nain- “lamentar(se)”
van- “partir, fallecer, desaparecer, disiparse”

prep    ara, “junto a”
thara, “através de”

Etimología:



La z del élfico primitivo pasó a ser una r en quenya. Así, la forma arcaica para la letra áre (”luz del sol”) era áze. Como ya había otra letra para representar el sonido r (ore) frecuentemente esta se usó para una doble s (esse, “nombre”). De esta forma olos (oloz), plural olozi, paso a ser olor, plural olori.

Ejercicios:


1) traduce al quenya. Los nombres de los Valar son: Manwe, señor de los altos aires; Varda, reina de las estrellas; Ulmo, señor de las aguas y rey del mar; Aule, hacedor de los enanos, y Yavanna, reina de la tierra; Námo, el señor de la muerte, y Vaire; Irmo, el señor de los sueños, y Este; Nienna que se lamenta por hombres y elfos; Orome y Vána; Tulkas y Nessa.
2) traduce al castellano. Sí man i líre linduva nu aldar? Ar man i yulma quantuva ara nár? An i vanimar vánar thar’ear. I lómelinde linduva i líre. I ehtele enquantuva i yulma. An i vanimar ú-entuluvar.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License