Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Lengua quenya parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Lección 9: Los casos de localización: Alativo, Locativo y Ablativo.



En esta lección nos vamos a centrar en los tres casos nominales de localización.



Casos de localización:



Los casos de localización indican movimiento hacia, permanencia en y movimiento desde el nombre; son las respuestas a las preguntas: ¿a dónde vas?, ¿dónde estás? y ¿de donde vienes? En castellano estas relaciones se indican mediante preposiciones pero el quenya usa terminaciones de caso (en La historia de la Tierra Media se usan terminaciones distintas).

El caso alativo: Indica movimiento hacia el nombre, responde a ¿a dónde vas? Se traduce por “a” o “hacia” (algunas veces “sobre”… depende del verbo). Las terminaciones son: -nna para singular, -nnar para plural, -linna(r) (la -r final puede omitirse) para plural múltiple y -nta para plural dual. La -a final puede suprimirse, indicándolo con un apostrofo, cuando la siguiente palabra empieza con vocal.

Raíz    Ala. sing.            Ala. pl.    Ala. pl. mult.        Ala. pl. dual
falma    falmanna, “hacia la ola”    falmannar    falmalinna(r)        falmanta
lóte    lótenna, “hacia la flor”        lótennar    lótelinna(r)        lótenta

El caso locativo: Indica presencia en un lugar (espacial o temporal), responde a ¿dónde? (y a veces a ¿cuándo?). Normalmente se traduce por “en”, pero también por “sobre”, “a”… Las terminaciones son: -sse para singular, -ssen para plural, -lisse(n) (la -n final puede omitirse) para plural múltiple y -tse para plural dual.

Raíz    Loc. sing.            Loc. pl.    Loc. pl. mult.        Loc. pl. dual
falma    falmassë, “en la ola”        falmassen    falmalisse(n)        falmatsë
lóte    lótesse, “en la flor”        lótessen    lótelisse(n)        lótetse

El caso ablativo: Indica movimiento desde el nombre, responde a ¿de dónde? Se traduce por “de”, “desde”. Las terminaciones son: -llo para singular, -llon para plural, -lillo(n) (la -n final puede omitirse) para plural múltiple y -lto para plural dual.

Raíz    Abl. sing.            Abl. pl.    Abl. pl. mult.        Abl. pl. dual
falma    falmallo, “desde la ola”    falmallon    falmalillo(n)        falmalto
lóte    lótello, “desde la flor”        lótellon    lótelillo(n)        lótelto

No se conoce bien cómo afectan los sufujos que empiezan por consonante a los nombre que también acaban en consonante. En el poema “The Last Ark” aparecen dos ejemplos, ambos en plural simple, en los que una -i- se añade antes del sufijo del caso. De ello podemos deducir que existe un forma “completa” (ver más abajo) en la que -i- se añade antes de las terminaciones de caso para las fomas en plural. De igual modo -i- se añadiría para plural múltiple, y plural dual; para el singular podría ser -i- o -e-. Así de mindon, “torre (elevada)”, tendríamos *mindoninna (o *mindonenna), *mindoninnar, *mindonilinnar y  mindoninta (o *mindonenta).
En algunas ocasiones no se hace así, sino mediante contracciones (aunque sólo para singular y plural simple). Los nombres terminados en -en pierden la -n antes de añadir los sufijos de alativo y ablativo, y probablemente también lo hagan para el locativo. Los nombres terminados en otra vocal más -n, la pierden antes del alativo, y probablemente también del locativo y el ablativo (no hay ejemplos de estos dos). Prosumiblemente los nombres terminados en -l y -s las pierdan antes del ablativo y el locativo respectivamente (no hay ejemplos). Para otras terminaciones y casos habría que acudir a una vocal de conexión.

Elenna, “Hacia las estrellas”: elen + -nna
mindonnar, “a las torres”: mindon + -nnar
Rómello, “del este”: romen + -llo
*Formenosse, “en Formenos”: Formenos + -sse

Las terminaciones de caso contienen consonantes dobles, por lo que provocan un desplazamiento del acento a la sílaba precedente. Por ejemplo: FALma, falMANna, falMANnar, falmaLINnar, falMANta, etc.

Elen síla lúmenn’ omentielvo, “una estrella brilla en la hora de nuestro encuentro” [I]
Et Earello Endorenna utúlien, “desde fuera del Gran Mar hacia la Tierre Media estoy yendo” [II]
…i hárar mahalmassen, “…que están sentados en tronos” (CI)
Altariello nainie Lóriendesse, “lamento de Galadriel en Lórien” (R)
Man tiruva rácina cirya ondolisse morne…, “quién atenderá a los barcos rotos en las (muchas) piedras negras”

Las terminaciones en singular de alativo y locativo pueden usarse como elementos para la formación de nuevos nombres. Añaden significados de “hacia” y “lugar” o “tiempo”. Los nombres así formados pueden llevar nuevas terminaciones de caso. Al parecer el ablativo nunca se usaba de esta forma. En su lugar, se prefería usar la partícula et, “fuera” como prefijo. Así tenemos:

Elenna, “hacia la estrella”: la tierra hacia la estrella (un nombre de Númenor) [S]
falasse, “costa, límite de las olas (lit. lugar de las olas)” [S]
celosse, “casacada, agua cayendo rápidamente desde una fuente rocosa (lit. lugar de fluir)” [CI]
Lótesse, “el mes de mayo (lit. tiempo de flores)” [III]

Vocabulario adicional:



n    Al(a)tariel, “Galadriel (lit. doncella coronada de una guirnalda radiante)” [S]
Aman, “Bendecida, libre de maldad” [S]
colindo, “portador”
eare(n)-, “mar” (en compuestos)
Earendil, “amante del mar”
Elwinge, “rocío de estrellas” (forma quenya hipotética de Elwing) [S]
indis, “esposa”
*ciryamo, “marinero”
Lóriende, “Lórien” [R]
maiwe, “gaviota”
nis(se), plural nissi, “mujer”
quelle, “apagando” (nombre de un mes de finales de otoño)
tinwe, “destello (de estrella)”
Yavanna, “Dadora de frutas”

v    talt-, “resbalar, deslizar, derrumbar”
untúp-, “cubrir (lit. techar hacia abajo)”

Nota: lo palabra kiryamo está optenida de la forma genitiva que se encuentra en indis i-ciryamo [La esposa del marinero, CI]. El nominativo sólo puede tarminar en -a, -e y -o, por lo que hemos escogido la terminación -o que corresponde a una forma masculina.

Etimología:


De et, “fuera”, vienen et + kele, “fluir hacia fuera”, > ehtele (quenya), eithel (sindarin), “fuente”; et + sír “fluir fuera” > ethir (sind.), “desagüe, delta”; et + pel, “rodear fuera”, > ephel (sind), “defensa exterior”; y probablemente ekkaia (arcaico), “mar exterior” (sind).


Ejercicios:


1) Traduce al quenya. Un cisne nevega sobre (en) el agua, unos pájaros cantan en los árboles. Hojas caen de los árboles en “apagando”. Multitud de hojas doradas yacen bajo los árboles. Yavanna da frutos desde ambas manos. Nubes grises (se) juntan. El viento sale [tul- et] desde el este. Ahora nieve caerá.
2) traduce al castellano. Lóme untúpa i falmalinnar. Earendil círa ninque círyasse earenna. I ciryamor cenar calima tinwe i tula i círyanna. I elen talta menello! I elen caita círyanna: Earendil túva maiwe, elen-colindo. Sí nárye nisse, Elwinge, i Earendilo indis, ar i elen ná i Silmaril. Earendil ar Elwinge círuva Amaninna.

Lección 10: Más pronombres.



En esta lección vamos a continuar el estudio de los pronombres. Veremos los pronombres dativos, posesivos (pronombres y adjetivos) y demostrativos.

Pronombre personal dativo:



Sólo disponemos de un ejemplo de pronombre personal dativo, en la frase: si man i yulma nin enquantuva?, “¿quién me llenará la copa ahora”. Todo parece indicar que consiste simplemente en el pronombre acusativo ni más el sufijo dativo -n. Es probable que todas las demás formas se construyan de la misma manera; pero, como no estamos seguros de las formas acusativas, tampoco sabemos si las formas dativas llevarán -e- o -i-.

1p. sing.:        nin, “a/para mi”
2p. sing.:        *len “a/para ti”
3p. sing.:        *ren, “a/para el o ella”            ?sen, “a/para eso”
1p. pl.:        ?men, “a/para nosotros” (exc.)        ?ven, “a/para nosotros” (inc.)
2p. pl.:        ??pen, “a/para vosotros”
3p. pl.:        *ten, “a/para ellos”

No se sabe con seguridad el lugar en la frase que le corresponde. En preguntas es probable que el pronombre personal dativo preceda al nombre, y en enunciativas puede que también (lo hace en dos enunciativas sindarin y una quenya [SDLA]). No obstante, los ejemplos de los que disponemos proceden de poesías, que suelen llevar una sintaxis desordenada. No tenemos ningún tipo de indicación sobre el comportamiento del pronombre dativo cuando en la frase ya hay otros pronombres, pero como lleva terminación de caso es posible que se necesite la forma independiente.

I aiwe líre ten linduva, “el pájaro cantará una canción para ellos”.

Posesivos:



Al igual que el pronombre personal nominativo, al adjetivo posesivo es un sufijo. Pero, a defierencia del nominativo que se añade al verbo detrás del sufijo de tiempo, el posesivo se añade al nombre antes del sufijo de caso. La causa de esto es la regra de la cadena de palabreas declinables: en las series de palabras sólo se declina la última. El adjetivo posesivo es la última palabra, así que es la que toma el sufijo de caso.

Sing.                Pl.
1p:    -(i)nya, “mi”            -lma, “nuestro” (exclusivo); -lva, (inclusivo)
2p:    -lya, “tu”            ??-mpa, “vuestro”
3p:    -rya, “su”            -nta, “su”

Cuando el nombre poseído acaba en consonante, se añade una vocal antes del sufijo posisivo -i- para la primera persona de singular (Atarinya, “mi padre” [CI]), y -i- o quizás -e- para las otras personas (no hay ningún ejemplo). Para las palabras acabadas en -e de la segunda declinación, todo parece indicar que la -i- de primera persona substituye a la -e.
El adjetivo posesivo acaba en -a, por lo que se declina como un nombre de la primera declinación:

Caso    Sing.        Pl.         Pl. mult.        Pl.dual
Nom.    -nya, “mi”    -nyar, “mis”    *-nyali, “mis muchos”    -nyat, “mis dos”
Acus.    -nya        -nyar        *-nyali            -nyat
Dat.    *-nyan        *-nyain        *-nyalin            *-nyant
Gen.    -nyo        -nyaron        *-nyalion        -nyato

Como el sufijo posesivo posesivo tiene una consonante doble, puede hacer que el acento se traslade a la sílaba precedente: falmanya, “mi ola” (falMANya); falmanyar, “mis olas” (falMANyar); falmanyali, “mis muchas olas” (falmanYAli); falmanyat, “mis dos olas” (falMANyat); falmanyalion, “de mis muchas olas” (falmanYAlion)…

Elen síla lúmenn’ omentielvo, “una estrella brilla en la hora de nuestro (inc.) encuentro” [I]
máryat Elentári ortane, “la Reina de las Estrellas alzó sus dos manos” [R]
Sinome maruvan, ar Hildinyar, “en este lugar moraré, y mis descendientes”  [III]

Al igual que para el pronombre personal nominativo, también podemos postular una forma independiente enfática para el adjetivo posesivo. Significaría “mio” o “incluso mi”. Al ser el pronombre enfático de la primera persona de singular inye, el de la segunda persona de singular elye, se ha sugerido que la forma independiente del adjetivo posesivo también podría empezar con i- para la primera persona del singular, y con e- para las demás. No obstante, no hay ninguna prueba que confirma la existencia de esta forma.

Sing.                Pl.
?inya, “mio”            ?elma, ?elva, “nuestro”
?elya, “tuyo”            ??empa, “vuestro”
?erya, “suyo”            ?enta, “suyo”

I parma ná inya, “el libro es mío”
I parmar nar inyar, “los libros son míos” (al igual que todos los adjetivos, debe concordar el número con el nombre)


Pronombre demostrativo:


En el Lamento de Galadriel hay un pronombre demostrativo, yassen, que se traduce por “en las que”. Parece que se trata de la forma *ya más -ssen, el sufijo locativo plural. Así pues, podemos postular un pronombre demostrativo *ya que toma sufijos de caso para crrear formas que signifiquen “al que”, “desde el que”, “en el que”, etc. En el poema Nieninque de “A Secret Vice” [M], aparece la forma yar, “a quién”. Además, ya- se cita en Etymologies como “allí, entonces, hace” y yasse como “en un tiempo pasado”. Sin embargo, se dice que provienen de la parte más antigua de la obra, que no había sido “reconstruida”. Quizá, como en castellano y a diferencia del inglés, *ya pueda utilizarse también para personas [Nota del traductor: y, por qué no, para tiempos, con lo que los ejemplos de Etymologies quedarían recogidos. De -sse se dice explicitamente que significa en un lugar espacial o temporal]. Nótese que *ya también hace de adjetivo, por lo que debe concordar en número con el nombre al que se refiere.

Nom. y acus    *ya, “que”        Ala.    *yanna, “hacia el que”
Dat.        *yan, “al que”        Loc.    *yasse, “en el que”
Gen.        ?yo, “del que”        Abl.    *yallo, “desde el que”

Vocabulario adicional:



n    formen, “norte”
*hilde, “heredero”
hín, “descendiente”
hyarmen, “sur”
lunte, “barco”
mar, “tierra, hogar, linaje” [S]
nóre, “gente” [S]
nórie, “país” [R]
númen, “oeste”
rómen, “este”
síre, “río”

mar-, “morar, vivir”

Topónimos de Númeror: Andúnie, “Ocaso” (ciudad); Andustar, “Tierras Occidentales”; Arandor, “Tierras del Rey”, Eldalonde, “Puerto Élfico” (ciudad); Forostar, “Tierras Septentrionales”; Rómenna “Hacia el Este” (ciudad). Taurendil, “Amante de los Bosques” y Fíriel “Mujer Mortal” son nombres quenya utilizados para los ejercicios; en la práctica, la realeza númenóreana utilizaba nombres quenya; la nobleza, sindarin; y la gente común adûnaicos.

Ejercicios:


1) Traduce al quenya: Al norte están las colinas de las que viene el río. Al sur está el mar hacia el que fluye el río. En el sur hay una tierra de muchas frutas. La gente del sur viene a nosotros en barcos. Los hombres nos dan sus frutas, nosotros les damos nuestros metales.
2) Traduce al castellano: Essinya ná Taurendil; maran Andúniésse, nostarinyar tular Forostarillon. Indisinyo esse ná Fíriel; atarinya mara Rómennasse, Arandoro nóriésse. Hínilmr marar Eldalondesse, Andustarissen. Tuluvalme Eldalondenna Lótessesse; linduvalve omentielvasse.

Lección 11: Formas verbales



En esta lección vamos a continuar el estudio de los verbos. Veremos las raíces verbale, y los tiempos de pretérito perfecto, pretérito imperfecto y futuro perfecto.

La raíz verbal:



A lo largo de estas lecciones los verbos han aparecido acompañados de un guión, indicando así que siempre es necesaria una terminación que lo acompañe. Sin embargo, un erudito de la Tierra Media habría escrito la raíz verbal. Mediante ella, el verbo pasa a ser una palabra completa, y así debería aparecer en todas las discusiones lingüísticas. Las raíces verbales generalmente acaban en -a, aunque también pueden hacerlo en -u y, menos frecuentemente, en -e o en las consonantes l, n, r, s, t. Las vocales se eliminan antes de añadir las terminaciones correspondientes a los distintos tiempos. Hasta la Historia de la Tierra Media la mayor parte de los verbos salen con terminaciones, por lo que conocemos muy pocas raíces. Algunas de ellas son:

hosta, “reunir” [M]    celu, “fluir” [CI]    lanta, “caer” [III]    tir, “vigilar” [S]
ita, “centellear” [S]    cúna, “torcer” [M]    tinta, “hacer brillar” [S]

La raíz verbal se usa en ciertos casos para substituir al infinitivo. No obstante, todos los ejemplos que disponemos de ello proceden de poesía, así que no sabemos si también se hacía en el habla cotidiana. Su utilidad en poesía estriba en que da una oportunidad adicional para la rima. Se puede traducir mediante un infinitivo (”hacer”) o un participio (”cayendo”), de acuerdo con el contexto. Así: lanta-ránar, que textualmente significa “caer luna-en”, podemos traducirlo como: “caer en la luna” o “cayendo en la luna” [nota: este ejemplo procede de la segunda versión del poema “The Last Ark”, que todavía usa una forma temprana de quenya, por ello las terminaciones de caso son diferentes].
Cuando la raíz se usa para substituir un infinitivo que esté acompañando a un verbo de vista u oído, y su sujeto es precisamente lo que se ve u oye, se añade el prefijo -a a la raíz verbal. Dicho de otra forma: cuando algo ve/oye a algo hacer algo, ese “hacer algo” lleva el prefijo.[Nuevamente del poema “The Last Ark”. Según Christopher Tolkien existen dos versiones casi idénticas de este poema; en la primera se usa -na y en la segunda (no reproducida) -a. Yo he optado por la segunda forma]. Los verbos de vista y oído son: cen-, “ver”; hlar-, “oír”; y probablemente tir-, “vigilar”. Es posible que otros verbos sensoriales (sentir, degustar…) también sigan esta pauta.

Man    kenuva        lumbor        ahosta?    ¿Quién verá (las) nubes reunirse? [M]
sujeto    verbo        C.D y suj.    raíz verbal

[Nota del traductor: nótese que, para este tipo de construcciones, en castellano consideraríamos a “verá reunirse” como una perífrasis verbal, y a “las nubes” como el complemento directo del conjunto. Nótese también como la preposición “a” que pondríamos en castellano para los verbos de vista y oído, “ver a Pepe”, no es necesaria en quenya.]

Pretérito perfecto:


El tiempo de pretérito perfecto se refiere a una acción puntual, que comenzó y terminó en el pasado, en castellano corresponde a “hice” o “he hecho”. El pretérito imperfecto se refiere a una acción pasada duradera, a veces coincidente con otra acción. En castellano corresponde a “hacía” o “estaba haciendo”. Al contrario que el inglés, el quenya también distingue entre estos dos tiempos. El pretérito perfecto se forma añadiendo la vocal principal del verbo como prefijo, alargando la vocal principal (mediante un acento) si es corta y añadiendo el sufijo -ie, plural -ier.(veremos como la idea del añadido de la vocal principal se repitirá más adelante).

Verbo            vocal princ.    p. perf. sing.        p.perf. pl.
van- “desaparecer”    a        *avánie         avánier
tir- “vigilar”        i        *itírie            *itírier

Cuando el único ejemplo del que disponemos de un verbo procede de un pretérito perfecto, no podemos saber si la vocal principal será larga o corta en otros tiempos. Van- podría llevar vocal corta o larga.

Et Earello Endorenna utúlien. “Desde fuera del Gran Mar a la Tierra Media vine” [III] -n = yo
Yéni ve linte yuldar avánier. “Años como rápidos tragos desaparecén” [R]

Pretérito imperfecto:



En un versión temprana del Lamento de Galadriel publicada en la carátula de J.R.R: Tolkien reads and sings his The Hobbit and The Fellowship of the Ring (Caedmon Records) aparece inyar ve linte yulme vánier (reseñado por J. Krieg en An Introduction to Elvish). Probablemente significa “Años como rápidos tragos desaparecían”. En La historia de la Tierra Media hay datos que indican que esto podría ser una versión primitiva de tiempo pasado (sin distinción entre perfecto e imperfecto, como en inglés). No obstante, sería tentador identificar esto como un pretérito imperfecto, ya que cumple el papel perfectamente. De esta forma, el pretérito imperfecto se formaría añadiendo la terminación -ie en singular y -ier en plural.

Futuro perfecto:



Siguiendo el modelo del pretérito perfecto, podríamos plantearnos la hipótesis de la existencia de un futuro perfecto, añadiendo al verbo la vocal principal como prefijo y el sufijo de futuro. Correspondería al castellano  “habrá hecho”. Sin embargo, no hay ningún testimonio escrito que avale esta suposición.

Utúvarye i anna, “ella habrá encontrado en regalo”

Prefijos adverbiales:



Tenemos en- que significa “re-”, “de nuevo”.

entul-, “venir de nuevo, volver”        Entulesse, “Regreso” (barco de Vëantur) [CI]
enyal-, “llamar de nuevo, recordar”    enyalie, “recuerdo, conmemoración, memoria” [CI]
enquant-, “llenar de nuevo, rellenar” [R]

Vocabulario adicional:


Earnur, “Devoto al mar” (nombre de varón)
londe, “puerto cerrado por tierra” (ver Aqualondë)
tasare, “sauce”
tuile, “primavera”
yávie, “otoño” (literalmente “frutal”)
yén, ” año (largo)” (144 años)
yondo, “hijo” (-ion en compuestos)
(y)onya, “hijo (mío)” (vocativo) [LR, CI]

Ejercicios:



1) Traduce al quenya: ¿quién oirá el viento rugir? ¿Quién verá las hojas caer? Quién encontrará el oro yacer en muchas rocas, en (el) agua yaciendo; hojas doradas de sauce brillando. ¿Quién reunirá el oro para mí?
2) Traduce al castellano: Utúlien Rómennanna cen yondonya. Earnur entuluva yáviesse. Tiruvan i Earrocco círa i londenna. Círyanta icirie Endorenna tuilesse. Sí encenuvanyet.
3) Compón un poemita en quenya. Intenta escribirlo directamente en quenya, en lugar de traducirlo del castellano.

Lección 12: Los últimos tres casos del nombre



En esta lección vamos a estudiar los tres últimos casos del quenya: el instrumental, el asociativo y el caso misterioso. En la carta que envió a Dick Plotz, J. R. R. Tolkien nos dió diez casos. Estos son los tres últimos (en La Historia de la Tierra Media aparecen otras formas distintas).

Caso instrumental:



Se usa para expresar el instrumento mediante el cual se realiza la acción. Se puede traducir mediante “por medio de”, “con”, “mediante”, “por”, “en”, “a”… En “las hojas caen en el viento”, el viento es el instrumento mediante el cual caen las hojas. Sin embargo, en castellano “en” o “a” también se utilizan para expresar localización, con lo que ambas ideas pueden solaparse causando confusión. Si “las olas centellean a la luz de la luna”, ¿lo hacen en la zona iluminada por la luz de la luna o porque la luz de la luna las hace brillar? Probablemente ambas cosas sean ciertas, pero en quenya debemos optar por una y usar ese caso. Las terminaciones del caso instrumental son -nen en singular, -inen en plural, -línen en plural múltiple y -nten en plural dual.

Nom.        Sing.            Pl.            Pl. mult.    Pl. dual
1    falma        falmanen        falmainen        falmalínen    falmanten
Valie        ?Valinen o ?Valiénen    ?Valiénen o ?Valínen    *Valielínen    *Valienten
2    lasse        lassenen        lasseínen        lasselínen    lassenten
lóte        lótinen            *lótínen        *lótelínen    *lótenten
elen        *elenenen o *eleninen    *elenínen        *elenelínen    *elenenten

La adición de -inen en los plurales de la primera diclinación causa un diptongo que provoca que el acento tónico recaiga sobre esa sílaba (falMAInen). El mismo cambio en la acentuación se consigue en los nombres de la segunda declinación alargardo la -i- de -ínen (lasSInen). En esta caso la -í- larga sustituye a la -e final del nombre. Las terminaciones de plural múltiple y pluara dual también causan cambios en la acentuación (falmaLinen, falMENten). Las formas dadas para los nombres acabados en  -ie son hipotéticas, no tenemos ejemplos de como se declinan.
En la carta a Plotz, Tolkien da como terminación para singular de la segunda terminación -enen; pero nuestros dos ejemplos del Lamento de Galadriel usan -inen. Sin embargo, en esos dos casos las palabras llevan vocales largas, mientras que en el caso de Plotz no. Puede que la -e se acorte a -i despues de una vocal larga (que es lo que pasa cuando hablamos rápidamente). La distinción entre singular y plural se mantiene alargando (y acentuando) la -í- del plural. De nuevo desconocemos cóm se añade el sufijo a los nombres terminados en consonante, pero deberían seguir la pauta marcada por las terminadas en -e.
El orden dentro de la frase es el mismo que en castellano.

laurie lantar lissi súrinen, “como el oro caen las hojas en (el) viento” [R]
Man tiyuva fána cirya… rámainen elvie, “quién observará barcos blancos… en (las) velas como estrellas” [M]
A Túrin Turambar turún’ ambartanen, “Oh, Túrin Amo del Destino por el destino dominado”

Caso asociativo:


Este caso puede ser denominado: “compositivo”, “partitivo”, “ascociativo”… Aparece en la carta a Plotz. pero Tolkien no lo da ningún nombre. Disponemos de cuatro ejemplos: yuldar… lisse-miruvórera, “tragos de dulce hidromiel” (Lamento de Galadriel), donde indica que los tragos están compuestos de hidromiel; el nombre Mindon Eldalieva “Torre de los Eldalie”, donde indica que la torre está construida por, o pertenece a, los elfos [S]; Nurtale Valinóreva, “El ocultamiento de Valinór” [S] y Mar Vanwa Tyaliéva “La Casita de los Juegos Perdidos” [CPI], donde “Valinor” y “Juegos Perdidos” actuan como genitivos. El elemento común a todos los ejemplos es asociación, identificación, así que “asociativo” puede ser un buen nombre.
El asociativo se puede usar para indicar “compuesto de”, “hecho por”, “muy asociado con”, “identificado con”… La tradución más usual es “de”. A diferencia de otros casos anteriores, el asociativo sólo tiene dos formas, -va para singular y -líva para plural múltiple.

Sing.                        Pl. mult.
falmava                    falmaliva
Valiéva                    *Valielíva
lóteva                        lótelíva
*eleneva                    *elenelíva

Como siempre, añadir un sufijo puede causar un desplazamiento en el acento: eLEneva, eleneLÍva, falmaLÍva. Nótese que los nombres terminados en -ie llevan el acento a -e- en singular (porque el acento no puede recaer en una -i- corta); esto se indica alargando la vocal.

Antanyel yulma telpeva, “te doy una copa de plata (hecha de plata)”
Linduvan líre hantaleva, “cantaré una canción de gratitud (asociada con gratitud)”

El caso misterioso:



La carta a Dick Plotz da dos casos entre paréntesis, una bajo el alativo y otro bajo el locativo. ninguno lleva nombre. A partir del Juramento de Cirion [CI] sabemos que el caso que está bajo el alativo corresponde al dativo (complemento indirecto). ¿Cuál es la función del otro caso? Desafortunadamente no hay ningún ejemplo claro de su uso. Hay una frase en el poema Nieninque [M] que contiene este caso: yar i vilya anta miqilis, “a quién el aire dará besos”; pero se trata de un quenya muy primitivo que difiere en el tratamiento del sujeto y las terminiciones de caso del quenya de la época de la carta de Plotz. Por ello no podemos estar seguros. En cualquier caso, la relación entre el caso misterioso y el locativo debería ser la misma que la existente entre el dativo y el alativo.
Christopher Gilson sugiere que “así pues, lo que estamos “buscando” es una función con un sentido relacionado con el locativo, pero menos directamente desde el punto de vista funcional, que puede marcar el sujeto de una idea o un participante subjetivo, del mismo modo que el dativo puede marcar tanto el destinatario de un regalo como el sujeto de una oración intransitiva; en pocas palabras, la referencia a un participante en un acontecimiento para el cual la acción está dirigida como opuesto a un objetivo excluido en la acción. El equivalente al locativo sería un participante situado en la acción como opuesto de una posición ausente de la acción”.
Tom Loback especual que: “quizá… se use para expresar ideas como ‘por medio del cual’, ‘en el cual’, ’sobre el cual’, ‘del cual’, etc… Así ciryas ciyalve, ‘el barco en el cual nosotros navegamos’… Se le podría denominar ‘circunstanciatico’.”
Nany Martsch se pregunta si: “así como el dativo representa movimiento tanto de la acción del nombre y como del complemento directo hacia el complemeno indirecto (dativo), quizá el caso misterioso destaca tanto la acción y como el complemento directo en una punto; por ejemplo: “Fingolfin da un golpe a Morgoth (Morgoth recive tanto lo dado como el golpe).”
Nota del traductor: en mi opinión, la búsqueda de la función de este caso hay que orientarla hacia otro lado. De todos es sabido que Tolkien se inspiró en el finés para crear el quenya. Pues bien, en ese idioma el alativo también sirve como dativo (como ocurre, más o menos, en el quenya), y el locativo también tiene otro función: la del verbo tener. En finés no existe el verbo “tener”, sino que se expresa mediante la construcción “un barco está en mi” = “tengo un barco”. Esto caso misterioso, que no es más que una deformación del locativo, muy bien podría cumplir esta función. El hecho de que no se conozca ninguna forma para el verbo “tener” en quenya refuerza esta teoría. No hay ninguna forma de probarlo, pero en mi opinión es muy probable que sea cierto. Podríamos llamarle caso posesivo.
El caso misterioso sólo tiene tres formas, -s para singular, -is para plural (para la segunda declinación, la -i- de la terminción reemplaza a la -e final) y -lis para plural múltiple. No hay forma para plural dual

Sing.            Pl.            Pl. mult.
falmas            falmais        falmalis
lótes            lótis            lótelis
*elenes        *elenis            *elenelis (eLEnelis)

Vocabulario adicional:



n    alcar, “gloria, explendor”
Ambar, “el mundo” [III]
anga, “hierro”
carca, “diente, mandíbula”
*Fírima, “Mortal (aplicado a los hombres)” (lit. declinante)
(h)lóce, “serpiente” (poet. “dragón”)
mornie, “oscuridad”
nér, “hombre, varón”
ohtar, “guerrero”
ráma, “ala” (poet. “la vela de un barco”, “hoja”)
rúnya, “llama roja”
silima, la materia de los Silmarils
tie, “camino”

adj    silma, “plateado, con brillo blanco”
sina, “este, esta, esto”
únótime, “incontable, inumerable”

v    cir-, “corta, quebrar”
píca, “reducir, disminuir” (raíz verbal)
wilwa, “revolotear de un lado a otro” (?raíz verbal)

adv    tennoio, “para siempre”

prep    ilya, “todo, la totalidad de”

Ejercicios:



1) Traduce al quenya: Vengo al rio en la noche. Las aguas centellean plateadas a la luz de la luna. Los árboles son lóbregas nubes de oscuridad, el camino es de plata, las hojas revolotean en la brisa. Todo el mundo en negro y con brillo plateado. La gloria de esta noche recordaremos para siempre.
2) Traduce al castellano: I Urulóce caita harmanna; yulmar telpeva ar maltava, macili angava ar axoli Fírmalíva; ilye cala carni urulóce-súleo nárinen. Míreli únótime tintilar nu laurie rámat. I Lóce úhlara i nér. Ohtar tula. Calima macil cira, rúnya píca, fira. Sí urulokeo carcar nar ohtaro míri.

Lección 13: Infinitivo, nombre verbal y participio presente.



En las dos próximas lecciones vamos a estudiar las formas no personales del verbo en quenya. Comenzaremos por el infinitivo, el gerundio, el participio presente y otros nombres verbales.

El infinitivo es una forma verbal sin ninguna clase de inflexiones (de tiempo o persona); en castellano se construye mediante las terminaciones -ar, -er y -ir. El nombre verbal es una forma verbal que puede usarse como un nombre, como por ejemplo el infinitivo o, en quenya, el gerundio. En castellano, el gerundio se forma con las terminaciones -ando, -iendo. El participio presente es una forma verbal sin inflexiones que indica acción en el presente; en castellano se construye para algunos verbos con las terminaciones -ante, -ente, -iente. En algunos lenguajes, estas formas son distintas tanto en su construcción como en su uso, pero generalmente se solapan. En quenya el infinitivo y la raíz verbal pueden usarse como infitinivos, infinitivo y gerundio comparten la misma forma, y gerundio y participio presente pueden usarse como nombres. En La historia de la Tierra Media hoy otras formas adicionales.


El infinitivo:



El sufijo de infinitivo es -ie. Se trata de una única forma, que no necesita de singular o de plural. Puesto que nuestro conocimiento de esta forma proviene del análisis del Juramento de Cirion (CI), no disponemos de ejemplos de su uso. Probablemente se utilizara cuando en castellano se require una forma de infinitivo (recuérdese que la raíz verbal también puede utilizarse como infinitivo). El infinitivo puede llevar un nombre como complemento directo o indirecto, en acusativo y dativo respectivamente. [Nota del traductor: probablemente, cuando el infinitivo tiene función sintáctica se usara la forma de infinitivo, y cuando no la tenga la raíz verbal. Así, en el último ejemplo de este apartado yo habría usado una ráiz verbal].

enyal-, “llamar de nuevo, recordar”        enyalie, “recordar” [CI]

Utúlan cenie i aran, “he venido a ver al rey” (acus)
Utúlan lindie aranen, “he venido a cantar para el rey (dat)”
I quetta quenyava an “vigilar” es tirie, “la palabra en quenya para “vigilar” es tirie” (inf)

El gerundio:



El sufijo de gerundio también es -ie (el equivalente sindarin es -ith, y quizás también -eth). El gerundio puede llevar nombres como complementos. Al ser un nombre verbal, se declina como un nombre de la primera declinación. [Nota: sin embargo, no todas las palabras terminadas en -ie son infinitivos o gerundios; -ie también puede usarse para otras cosas: en nombres de mujeres es un sufijo de femenino ]

enyal-,                        enyalie, “recordando, recuerdo” [CI]

Vanda sina termaruva Elenna-nóreo alcar enyalien…, “este juramento permanecerá para recuerdo de la gloria de la Tierra de la Estrella…” (lit. juramento este permanecerá hacia-estrella-tierra gloria para-recordando).

El gerundio también puede usarse para formar nombres:

Yavannie (sind. Ivanneth), “dando frutos” (septiembre) [III]
Nárie (sind. Nórui), “soleando” o “soleado” (junio) [III]

El participio presente:


El uso del participio presente cambia según el idioma. Nuestro conocimiento del participio presente quenya procede de la última versión del poema “The Lost Ark”, que aparece en el apéndice de “A Secret Vice” [M]. Allí se usa para (1) expresar acción en presente con respecto al verbo principal, (2) como un nombre; y (3) como un adjetivo. En castellano, estas formas se pueden traducir mediante el sufijo -nte (cantante) o mediante un relativo y el verbo en presente (que canta). La terminación correspondiente al participio presente es -la y se añade directamente a la raíz verbal. Para raíces terminadas en consonante, probablemente se añadiera *-ala, pero no hay ningún ejemplo de ello.

ilca, “brillar (con brillo blanco)”        ilcala, “brillante” [M]
nurru, “murmurar, susurrar”        nurrula, “murmurante” [M]
tir, “vigilar”                *tirala, “vigilante”

El participio presente se puede usar para expresar acción en el presente. En este caso, su sujeto debe ser obligatoriamente el complemento (directo o indirecto) del verbo principal. Cuando se usa de esta forma, no lleva indicador de singular o plural.

Man tiruva… ear falastala, “quién observará… el mar (suj., com.) que se levanta” [M]

El participio presente se puede usar como un nombre. Cuando se usa de esta forma se declina como un nombre de la primera declinación.

Ninqui carcar yarra / isilme ilcalasse… ve loicolícuma…, “las rocas (lit. dientes) blancas gruñendo (rz v)  en el brillo (lit. brillante) de la luz de luna como cirio de cadaver” [M] [Nota: Esta extraña construcción (isilme ilcalasse) probablemente sea un nombre compuesto luz de luna-brillo. Así, “luz de luna” es un genitivo que modifica a “brillo”, que es quien se declina por la regla de la cadena].

El participio presente se puede usar como un adjetivo. En este caso debería concordar en número con el nomre modificado.

Man cenuva lumbur ahosta / menel ckúna / ruxal’ ambonnar, “quién verá las nubes reunirse, el cielo torcerse sobre colinas que se desmoronan” [M]

Otros nombres verbales:


En “The Etymologies” [LR] aparecen nombres acabados en -(a)le que podrían ser nombres verbales. Unos pocos, en nombres propios, también se encuentran en El Silmarillion y Cuentos Inconclusos.

Ainulindale, “la música de los Ainur” (lit. Ainu-que canta) [S]
Eruhantale, “agradecimiento a Eru” (lit. Eru-que agadece) (fiesta de Otoño en Númenor) [CI]
Erulaitale, “alabanza de Eru” (lit, Eru-que alabanza) [CI]
vesta, “casarse” (o “jurar”); vestale, “boda” (o “juramento”) [LR]

Vocabulario adicional:



n    ende, “medio, centro”
ist(y)a, “conocimiento”
meneldil, “astrónomo”
metta, “fin, final”
quetta, “palabra”
yesta, “comienzo, primero”  [III]

adj    anda, “largo”
culuma, “dorado (rojizo)”
helca, “helado”
lillassea, “con muchas ojas”
meitima, “último, final”
*nísima, “aromático”
*ringa, “frio”

v    ?niena, “llorar”
quen- (quet-), “decir, hablar”


Ejercicios:



1) Traduce al quenya: el astrónomo vive en una alta torre para observar las estrellas. El hombre pasa largas noches frías observando el cielo. Quizá una estrella caerá, deslizante hacia tierra; quizá el hombre verá una nueva estrella brillante como el sol… (Los) hombres encuentran conocimientos de las estrellas mediante la observación de la región de las estrellas (altos aires).
2) Traduce al castellano:
Linda líre astaron:
I asta yesta, ninque Narvinye
Nínime nienala, Súlime laustala,
Vanim’ auri tuilie queta Viresse;
Lísse Lótesse, Nárie nísima,
Laique lillassea, calima Cermie,
Urime laurea, Yavannie culuma,
Lantala lasse, varne Narquelie
Hísime lómea, Ringare métima,
Asta helca quanta i coronar.

Lección 14: Participio pasado y adjetivo verbal.


En esta lección vamos a finalizar el estudio de las formas no personales del verbo en quenya. Estudiaremos el participio pasado y otros adjetivos verbales. Así mismo veremos más raíces verbales.

El participio pasado es una forma verbal que indica pasado, una acción pasada o un tiempo pasado, sin inflexión. Se puede usar con auxiliares para formas tiempos verbales: ha comido o hemos trepado. En castellano se forma mediante las terminaciones -ado, -ido. Un adjetivo verbal es una forma verbal que se usa como adjetivo. En castellano ambos participios son adjetivos verbales, aunque es mucho más común el participio pasado (luna brillante, billete perdido). En quenya, los don participios también se usan como adjetivos, pero también hay otros adjetivos verbales.

El participio pasado:



Nuestro conocimiento de esta forma procede también de la última versión del poema “The Last Ark”, donde se usa como adjetivo. El participio pasado se forma alargando la vocal principal del verbo (mediante una tilde), eliminando la última vocal de la raíz verbal (si hay) y añadiendo el sufijo -ina. Es interesante comprobar como la vocal principal se alrga al igual que en el pretérito perfecto.

rac-, “romper”                rácina, “roto” [M]
lanta, “caer”                 *lántina, “caído”

Nuestro único ejemplo de participio pasado usado como adjetivo está en singular. No obstante, al igual que todos los adjetivos debería concordar con el nombre al que modifique.

Man tiruva rácina cirya, “quién observará un barco roto” [M]
Man tiruva rácinar ciryar, “quién observará unos barcos rotos”

En castellano hay muchos tiempos verbales que se construyen mediante un verbo auxiliar y un participio (habían llegado, es fabricado…); sin embargo, otros idiomas prefieren usar siempre terminaciones. El pretérito perfecto se puede construír mediante el verbo “haber”: he cantado; pero en quenya se hace mediante afijos (ver lección 11). [Nota del traductor: todavía desconmocemos como se forman las pasivas y ciertos tiempos verbales, pueden que los hagan mediante sufijos o mediante los participios. No lo sabemos]


El adjetivo verbal:



En la frase: Sí vanwa ná… Valinor (”Ahora perdida es… Valinor”, del Lamento de Galadriel), “perdida” parece un participio pasado. Sin embargo, se trata de un adjetivo verbal. En quenya existen muchos adjetivos procedentes de verbos. Algunos aparecen en “Etymologies” [LR] junto al verbo del que derivan. Tienen las mismas formas que los adjetivos normales, y se comportan como ellos, concordando con sus nombres en número. Se traducen al castellano mediante participio presente o pasado, dependiendo del contexto.

sil-, “brillar con lus plateada”        silma, “plateado, que brilla…” [LR]
talta, “resbalar, deslizar, derrumbar”    talta, “resbalado, que se derrumba…” [LR]
atalantea, “ruinoso, caido” [M]
ulya, “manar”                úlea, “que mana, fluido…” [LR]
vanya, “ir, partir, desaparecer”        vanwa, “ido, partido, perdido, pasado” [LR]

Sí i Silmarilli nar vanwe, “ahora los Silmarils están perdidos (pl)”

Raíces verbales:



En las lecciones pasadas, los verbos aparecen mediante un guión (para indicar que hacen falta terminaciones) o con la raíz verbal. A partir de ahora siempre aparecerán en forma de ráiz verbal (siempre que sea conocida). Siguiendo el ejemplo de Tolkien, se añadirá un guión a las raíces para indicar que son verbos. A continuación se dan las raíces verbales de los verbos usados hasta ahora:

anta-, “dar”
cal-, “brillar”
celu-, “fluir”
*cen-, “ver”
*cir-, “cortar, clavar”
cúna-, “torcer(se), curvar(se)”
*enyal-, “llamar de nuevo, recordar”
falasta-, “hacer espuma, levantarse (el mar)”
fir-, “morir(se), marchitar(se)”
hosta-, “reunir(se)”
ita-, “centellear”
laita-, “alabar, bendecir”
lanta-, “caer”
*lausta,- “bramar (el viento)”
mar-, “morar, vivir”
naina-, “lamentar(se)
?niena, “llorar”
nurru-, “murmurar, susurrar”
píca-, “reducir, disminuir”
ruxa-, “desmoronar(se)”
síl-, “brillar (con luz blanca o plateada)”
talta-, “resbalar, deslizar, derrumbar”
tinta-, “hacer brillar”
wilwa-, “revolotear de un lado a otro”
yarra-, “gruñir”

Vocabulario adicional:



n    hresta, “playa”
lumbule, “sombra (pesada)”
*oromarde, “torre (alta o noble)”
quenta, “historia, relato”
ramba, “muro”
tyulma, “mastil (de un barco)”

prep    tere, ter, “a través”

adj    *melca, “grande, poderoso”
néca, “vago, débil, difícil de ver”
rávea, “rugiente”
yaimea, “que aúlla”

v    undulav-, “sumergir(se), ahogar(se)”

adv    oiale, “eternamente, por siempre”

Ejercicios:



1) Traduce al quenya: en este libro encontrarás la historia de Númeror, la tierra más allá del mar. Una tierra de salas altas, torres nobles, muros brillantes (de blanco); flores aromáticas y pájaros que cantan, playas brillantes y muchas gaviotas que aullan. Hombres altos moran en Numenor, marineros, querreros poderosos. ¡Mira! La oscuridad viene: viento que ruge, mares que se levantan; y todo esta perdido; que se desmorona, roto, que se desliza, ruinoso bajo las olas. Númenor está perdida por siempre.
2) Traduce al castellano: Tutalme Númenorello Endorenna túvie aldar; aldar tanie círyar, hall’ orni an tyulmar. Hiralme úlea síre tere lómie tauri. I síre lumbule undulava. Cenalme alquar círala nénna. Hlaralme aiwi lindala aldassen: úcenalmet. Melc’ alda caita lántina, rácina súrinen. Sinome cenalme luine menel, i nén itala árasse. Pella caita mornie; i síre néca ná vanwa alda-lómesse.
2) Compón un poema usando los participios y otras formas verbales (opcional).

Lección 15: Adverbios, comparación de adjetivos y números.



En esta lección vamos a estudiar los adverbios en quenya, la forma de los números y lo poco se deba sobre los grados adjetivales.


El adverbio:



En quenya existen varias formas de modificar el significado de un verbo: se puede hacer mediante complementos circunstanciales, creando verbos compuestos o mediante adverbios propiamente dichos. Los complementos circunstanciales se forman con preposiciones más un nombre en acusativo o mediante nombres con alguna terminación de caso Al igual que en castellano, el complemento sigue al verbo.

a laita tárienna!, “¡alabdles a las alturas!” [III, C]

Al igual que el inglés, el quenya puede convinar un adverbio (o una preposición) con el verbo para formar así un verbo compuesto. El modificador se coloca primero, dejando libre al verbo para que pueda tomar las terminaciones. No hay ningún ejemplo de cómo se añaden prefijos (como el de pretérito perfecto) a estos verbos. [Nota del traductor: aunque probablemente usen la vocal principal del verbo].

unduláve, “ahogar (de arriba a abajo)”        undu-, “hacia abajo” + lav-, “lamer”  [R]
termaruva, “seguirá en vigor”            ter-, “a través de” + mar-, “permanecer” [CI]
enyalie, “recordando”                en- “de nuevo” + yal-, “llamar” [CI]

Si el modificador y el verbo son muy similares, se pueden contraer. Notese cómo algunas veces el verbo tiene la vocal larga y otras corta. Probablemente esto se deba al acento, que debería caer en el verbo principal y no en el modificador. Cuando al añadir el modificador el acento se desplaza a este, se alarga la vocal principal del verbo para evitarlo. Aunque no haya ejemplos que lo demuestren, probablemente esto también ocurra al añadir cualquier otro modificador a un verbo (compuestos de dos verbos, añadido de pronombres…).

untúpa, “techar (de arriba a abajo)”        undu-, “hacia abajo”
tup-, “techar” [R]

Aunque hay palabras que son claramente adverbios, no parece que en quenya haya ninguna terminación específica para formarles (como en castellano -mente). No es probable que deban concordar en número con el verbo.

Andave laituvalmet!, “largamente los bendeciremos” [III, C]
hísie untúpa Calaciryo míri oiale, “niebla cubre las joyas de Calacirya eternamente” [R]

Comparación de adjetivos:



Desafotunadamente no tenemos ejemplos de comparación entre adjetivos, ni conocemos las palabras para “más” y “menos”. Tan sólo disponemos de un ejemplo de superlativo, ancalima “el más brillante”. Basándonos en este caso, podemos suponer un prefijo de superlativo an- (quizás relacionado con an(d)- “largo”).

Aiya Earendil Elenion Ancalima, “Salve, Earendil la más brillante de las estrellas” [II, C].

Númerales:



Hubo que esperar a la publicación de “Etymologies” en “The Lost Road” para poder contar hasta diez en quenya, pero todavía no conocemos cómo se forman los demás numerales ni la mayoría de  los ordinales. Al parecer, los elfos usaban tanto un sistema decimal como uno duodecimal [L].

1   mine, “uno”; minya, “primero (especialmente aislado, cosas prominentes)” [S]; esta, “primero (precedente, al inicio)” [LR]; yesta, “primero (para fechas)” [III]; er, “uno, solitario” [S]; erya, “solo” [LR].
2   atta, “dos” [S, LR]; ata-, at- “de vuelta, de nuevo, re-” [LR], “segundo” [S]; ata, -t, sufijo dual [C]; -u-, “pareja” (como en Aldúya, día de los dos árboles) [C].
3     nelde, “tres” [S]; nel-, “tri-” (prefijo) [LR].
4     kanta, kan-, “cuatro” [LR].
5     lempe, “cinco” [LR].
6     enque, “seis” [LR].
7     otso, “siete” [S].
6     tolto, “ocho” [LR].
9     nerte, “nueve” [LR].
10   cainen, “diez” [LR].
11   minque, “once” (relacionado con mine, “uno”) [LR].
12   ?rasta, “doce” (sólo se da la raíz RÁSAT-) [LR].
144 hosta, “?gruesa” (hosta se traduce como “grán número”, pero host es gruesa en noldorin).


Vocabulario adicional:



n    ?Aldu, “los Dos Árboles” (lit. pareja de árboles)
Feanáro, “Espíritu de fuego”
Laurelin, “Canción de oro” [S]
Telperion, “Dorado-?” [S]
tindóme, “crepúsculo del amanecer”
Tintalle, “la que enciende (las estrellas)” (Varda)
undóme, “crépúsculo del anochecer”
Vingilóte, “flor de espuma” (barco de Earendil)

v    orta-, “elevar”
ranya-, “apartarse, alejarse”
termar-, “perdurar”

adv    andave, “largamente”
amba, an-, “hacia arriba”
en-, “de nuevo, re-”
et-, “fuera”
oiale, “eternamente”
tenna, “mientras, durante”
tennoio, “por siempre”
ú-, “no” (con connotación maligna)
undu-, “debajo, abajo”
voro, voro-, vor-, “siempre, continuamente”

Ejercicios:



1) Traduce al quenya: Observo hacia el cielo y veo las estrellas. Varda hace las estrellas las cuales vagan: Carnil, Luinil, Nénar, Lumbar, Alcarinque y Elemmire. Alcarinque es la más brillante, Luinil y Nénar son las más débiles. La más brillante de todas es Earendil, Estrella de la Mañana y el Atardecer. Earendil el Marinero es el portador del brillante Silmaril, navegando a través del cielo en el barco Vinilóte. Elfos recuerdan los dones de Aquella que Enciende por siempre. Elevare mi voz a la altura para su alabanza (alabante).
2) Traduce al castellano: Feanáno atánie nelde míri Aldu-calava. Atta Silmarilli nar vanwe; mine kemesse, mine earesse. I Aldu nar vanwe, calanta vormárar Earendilo Silmarilesse; Telporiono cala Isilesse, Laurelino cala Anaresse.

Lección 16: El tiempo de pasado.



En esta lección vamos a ver uno de los mayores enigmas que tiene la gramática quenya: el (supuesto) tiempo de pasado.


El tiempo de pasado:



Se dice que un hombre que mira una vez siempre sabe qué hora es, pero uno que mira dos veces ya nunca está seguro. Hasta la publicación de La Historia de la Tierra Media se penseba que el tiempo de pasado se formaba mediante sus sufijos -e en singular y -er en plural. Sin embargo, ahora ya no estamos seguros. ¿Por qué? Porque hay muchas formas que se traducen por el past tense inglés. [Nota del traductor: en el análisis que se hace a continuación, la autora está hablando del pasado inglés que no distingue entre perfecto o imperfecto: comí o comía. He dejado las referencias a “inglés” ya que a ese idioma se han traducido originariamente todos los textos quenya, y a partir de esas “traduciones” tenemos que trabajar].
Alguna de esas formas podría representar otros tiempos distintos. El inglés frecuentemente usa el past tense para traducir tiempos que en otros idiomas habrían requerido tiempos diferentes (como el imprefecto castellano). Sabemos que el quenya posee al menos un pasado, un pretérito perfecto y, quizás, un pretérito imperfecto; así pues, alguna forma temprana podría ser una precursora de alguno de estos. Tolkien podría haber canviado la forma del pasado - alguno de los ejemplos procede de poemas con terminaciones de caso distintas. Finalmente, existe la posibilidad de errores y fallos de imprenta (por ejemplo, el verbo del lamento de Níniel es distinto en el Silmarillion y en los Cuentos Inconclusos). A pesar de todo, aún quedan diferentes formas traducidas por el past tense. El analisis siguiente es una interpretación personal para intentar dar algo de sentido a esta situación. No sé si será la correcta.
El tiempo de pasado en Etymologies [LR] se forma añadiendo -ne, más exactamente -nasal + e. La nasal se añade a la última consonante de la raíz verbal, nasalizándola (normalmente, se omite la vocal final de la raíz). En Etymologies no se da la forma de plural, pero siguiendo la pauta marcada por otros verbos debería ser: -nasal + er. Veamos ahora algunas normas para su formación:

Si el verbo (o su última sílaba) consiste en consonante-vocal-consonante (omitiendo la vocal final), y la última consonante es m, n, r (y probablemente s) se añade simplemente -ne;

*tam-, “golpear (ligeramente)”    tampe, “golpeó” [LR]
tir-, “vigilar”            tirne, “vigiló” [LR]

si la última consonante es l se cambia la nasal por otra l y se añade -e;

*vil- “volar”            ville, “voló” [LR]

si la última consonanate es c, t (y probablemente qu) se cambia la consonante por nc, nt (y probablemente nqu) y se añade -e;

*tac-, “sujetar, atar”        tance, “ató” [LR]
hat-, “partir (por la mitad)”    hante, “partió” [LR]

si la última consonanate es p, (y probablemente f) se cambia la consonante por mp, (y probablemente mf) y se añade -e. [Nota: no tenemos ejemplos de palabras terminadas en f, h, w y v]

top-, “cubrir”            tompe, “cubrió” [LR]

Si el verbo (o su última sílaba) consiste en c-v-c-c, y la última consonante es y o bien se omiten la y  y la última vocal ce la ráiz y se procede como antes, o bien se añade simplemente -ne;

farya-, “bastar”            farne, “bastó” [LR]

si las últimas dos consonantes son una combinación de nasal más consonante, o bien se elimina la vocal final de la raíz y se añade -e o bien se conserva la vocal final y se añade -ne;

vinta-, “desvanecerse”        vintane, “se desvaneció” [al final esta entrada fue rechazada]

si las dos consonanate son lt, st, rt (y probablemente cualquier otra combinación que no sea una de las dos anteriores)  se añade -ne.

atalta-, “colapsar, caer en”    ataltane, “colapsó, se hundió” [LR]

Si el verbo comienza por vocal, consiste en dos o tres letras de la forma v-c o v-c-c, y las consonantes no son nasales, se procede como en el caso anterior;

ulya-, “verter”            ulle, “vertió” (transitivo), “se vertió” (intransitivo) [LR]
orta-, “elevar”            ortane, “elevó” [S]

si la consonante es nasal, o bien se añade directamente -ne a la vocal final de la raíz verbal, o bien se alarga la vocal inicial (añadiendo una tilde), se omite la vocal final y se añade -e;

onta-, “crear”            ortane, óne, “creo” [LR]
*umu, “no ser”            úme, “no fue” [LR]

Estas son las formas regulares del tiempo de pasado en “Etymologies” (existen unas pocas más pero son irregulares). Sin embargo, en pasajes de la historia de “The Lost Road”, que es ligeremante anterior a la composición de “Etymologies”, aparecen las formas que ya hemos visto y otras formas terminadas en -e, -ie y -a, (las formas de -e y -ie podrían ser perfectos, o posiblemente imperfectos, pero para la forma en -a no hay ninguna posible explicación) todas ellas traducidas mediante el past tense. Esto ha llevado a conjeturar que las formas en -e y -nasal + e están relacionadas, con un especial significado para las formas en nasal. Las dos formas de ulya- han llevado a pensar que la nasal podría ser una marca de transitivo: en efecto, muchos de los verbos que usan nasal son transitivos, pero no todos. “Etymologies” también da formas de pasado para en noldorin (que corresponde a las primeras formas del sindarin usado en el SDLA: el término sindarin no existia cuando “Etymologies” fue escrito). En esos casos ambién se usa nasal. Algunos han sugerido que la nasal es una señal de primera persona (la primera persona siempre usa -n en “Etymologies”, aunque puede ser ligeramente distinta de la forma usada en el SDLA). Sin embargo, la inscripción en sindarin de la puerta de Moria, cuyo lenguaje corresponde al noldorin de “Etymologies”, usa la nasal para primera y tercera persona. La inscripción de Moria también contrarresta la idea de que la nasal en tercera persona pueda ser una marca de pasiva.
La mayor parte de “Etymologies” fue escrito antes del Señor de los Anillos. Así, sólo hay dos ejemplos de este tiempo de pasado en el SDLA, ambos en el lamento de Galadriel: ortane, “levantó”; y unduláve “abajo-lamer, ahogar”. En un caso aparece nasal y en el otro no. En “The Road goes ever on and on”, Tolkien explica que “ortane es un tiempo pasado que se refiere a acontecimientos del pasado lejano… Un método quenya de decir lo que en castellano sería: ahora, varda habiendo elevado sus manos…”. Pero no hay indicaciones en ningún otro sitio de nasal refiéndose a acontecimientos en el pasado distante. Desafortunadamente, “Etymologies” no da ningún ejemplo de pasado de verbos terminados en v para comparar. [Nota del traductor: En mi opinión, existe un único tiempo que normalmente se forma mediante -e si la raíz verbal acaba en consonante y -ne si acaba en vocal. Sin embargo, existen muchas excepciones a esta norma, que son las que acabamos de estudiar. Es pesible que se use para narrar acontecimiento en un pasado muy lejano (como indica Tolkien) y como pretérito pluscuamperfecto (había comido)].
En el pasado pensábamos que el tiempo de pasado era -e, plural -er. Hay verbos que siguen esa construcción. Hay más que usan -nasal + e. No sabemos cuál es la diferencia. Puede ser que material de futuros volúmenes de la Historia de la Tierra Media clarifique este asunto, o puede que lo haga aún más difícil. Por el momento, uno puede usar cualquiera de las dos opciones para el tiempo de pasado y ser entendido; el material de “Etymologies” favorese el uso de nasal.

Vocabulario adicional:


n    Eldamar, “Hogar de los Elfos”
tal, “pié”
wende, -wen, “doncella”
yende, yen, -ien, “hija” [LR]

intj    namarie, “adiós”

adj    quanta, “lleno”

v    hilya-, “seguir”
núta-, “declinar (el sol o la luna)”

Ejercicios:



1) Traduce al quenya (usar el tiempo de pasado): Fíriel vino al río en el crepúsculo de la mañana. Sauce-hojas brillaban, agua  centelleaba. Oyó un cantante: cisnes navegaban sobre el rio, un barco blanco flotante. El pueblo de los elfos cantaba sobre el barco: “las hojas son verdes”, cantaban, “y unos pájaros cantan, nuchos días brillaran dorados, ¿un refugio hacia el cual nevegamos? Más alla del mar hacia el Hogar de los Elfos navegamos; ¡Adios, Tierra Media! Aquí los hojas caerán, y el sol y la luna se desvanecerán”.
2) Traduce al castellano: “Fíriel!, Fíriel! lindente. “Hlaralye i, yalie? Tula! Cemen-wende Elda-vanima ú-quanta ná ciryalma!” Fíriel tulle; tálirya núnte nénenna. “Ú-tulan! Ú-tulan! An inye ná cemeno yende!” I círya vanne, i lire firne. Fíriel entulle mariryanna nienala.

Lección 17: El frecuentivo. El verbo “ser o estar”



Con esta lección vamos a terminar el estudio de la gramática quenya. En ella veremos los verbos frecuentivos y daremos un vistazo sobre el problema causado por el verbo “ser o estar”.

El frecuentivo:


Un verbo frecuentivo es aquel que expresa una acción continua o repetida. En castellano no hay ninguna forma especial para el frecuentivo, pero puede expresarse mediante: canta todo el día, solía hacerlo, navega sin parar… En quenya existe una forma específica para verbos frecuentivos, que se construye a partir de la forma regular del verbo. Es importante remarcar que el frecuentivo es una forma, no un tiempo; en principio debería conjugarse como cualquier otro verbo (nuestros ejemplos están todos en participio presente).
El frecuentivo se forma añadiendo a la forma normal del verbo la consonante inicial y la vocal del propio verbo como un prefijo; en otras palabras: repitiendo la primera parte del verbo. La vocal del prefijo siempre es corta. El acento debe recaer en la parte principal del verbo (no en el prefijo), por lo que se alarga la vocal si es necesario (añadiendo una tilde). No disponemos de ejemplos de frecuentivo con verbos de dos sílabas, verbos compuestos o verbos que comiencen por vocal.

verbo                    frecuentivo
fir-, “morir, marchitar(se)”        fifíru- “desvanecerse lentamente” [M]
síl-, “brillar”                sisíla-, “brillar continuamenete” [M]

Man tiruva fána cirya… rámar sisíla, kále fifírula?, “quién observará un barco blanco, las alas brillantes, la luz desvaneciente” [M]

El verbo ser o estar:



La situación es muy confusa. A continuación sigue un resumen de las formas conocidas:

ANA- Cf. NA. ser, existir [añadido] anwa, real, verdadero [Etymologies, LR]
NA- [Cf. ANA] ser o estar. Raíz del verbo en quenya. Cf. nat cosa [Etymologies, LR]
ná, “es” [R]; nar, “son” [Lamento de Galadriel, IE]
nai, “sea que, quizás” [R], “puede que sea” [Juramento de Cirion, CI]
falastanéro “estaba fuerte con olas” [primera versión de The Last Ark, M]
UMU- raíz negativa: Umin, “no soy”; pas. úme. Prefijo quenya ú- (< ugu, o gu) "no, in-" [LR]
aen (sindarin). "ser o estar"? [epílogo a SDLA, Sauron Defeated]
Ea, "ello es", "sea" [S]; ea, "es" [CI]
Man-ie, "qué es" [The Lost Road, LR]
ye, "es"; úye "no es" [The Lost Road, LR]
yeva, "será"; úva "no será" [The Lost Road, LR]

Los ejemplos de los que disponemos parecen distribuirse en dos grupos, aquellos que comienzan por n y aquellos que comienzan por y o vocal. En cualquier caso el verbo "ser o estar" es muy irregular; o podría ser que en quenya hubiese dos formas para este verbo, como en castellano ser y estar. Se sabe que Tolkien admiraba el castellano. Del contexto se desprende que ea parece más absoluto (¿ser?) y ná más relativo (¿estar?), aunque las formas con y no concuerdan mucho. [Nota del traductor: en cualquier caso, intentar hacer una identificación de este tipo es muy difícil, ya que dentro de los idiomas que tienen formas separadas para ser y estar, cada uno las aplica en unos casos diferentes]. Na y ea aparecen en el SDLA y escritos posteriores, Etymologies es en su mayar parte anterior y -néro (si en realidad significa "estaba") es de un poema muy temprano, sin fecha. UMU-, en el caso de que sea una forma verbal, y no una simple negación, se encuadraría en el grupo de n. Las formas en -ie y y pertenecen de la historia de The Lost Road, que es contemporánea con el comienzo de Etymologies. Las formas de n pueden asociarse a ANA-, NA-; pero ¿qué pasa con las otras? Se debería esperar una raíz para ellas. E, i y y están etimológicamente relacionadas (esta y yesta signifacan "primero", yondo y -ion "hijo"). Pero en sus fuentes Tolkien no dica nada. ¿Puede que las  formas ye representen una concepción anterior del quenya para lo que luego fue na? No lo sabemos. En el rechazado epílogo al SDLA (publicado el fin) aparece la frase en sindarin: i sennui Panthael estathar aen, traducida por "que sería llamado Panthael". Si aen sisginfica también "ser o estar" tenemos otra forma más, ¡que podría pertenecer a cualquiera de los dos grupos! ¿Será el nexo de unión perdido? De cualquier forma no aclara nada.
Esto no ayuda mucho a las personas que están intentando aprender a usar el idioma. Desesperados, la gente ha tomado *né, plural *ner, para pasado y *núva, plural nuvar, para futuro. Sin embargo no hay ninguna prueba de que esto sea lo correcto. No sabemos cuál podría haber sido el pasado de ye.

Vocabulario adicional:



n    helce, “hielo”
*marde, “sala”
rondo, “cueva” (sind. rond, “techo abovedado o arqueado, o una gran sala o cámara techada”, también la bóveda celeste) [S]
tol, “isla (que se eleva con orillas verticales en mar o rio)” [S]
Ungolíante, “tejedora de penumbra” [LR]
ungwe, “tela de araña” [III], “penumbra” [LR]

adj    quelle, “marchitante”

v    mak-, “luchar (con espada), clavar”


Ejercicios:



1) Traduce al quenya: Navegante (frec.), navegante (frec.), Earendil sobre el mar. Ahora hacia las tierras del norte, ahora hacia sur. En el sur el Marinero lucho con Ungoliant (acus.) en sus telas negras. Islas, países bellos y sombrios. Bajo estrellas brillantes (frec.) en el viento que brama (frec.), Earendil navegante (frec.), por siempre navegante (frec.)
2) Traduce al castellano: I auri nar quelli, i súri ringe laustar. Lassi avánier aldallon. Losse caita ninque cemenna. Helce tupa i síri. Eldar, Atani ar Naukor marar mardentassen. Mi telumnar ar rondor rúnya cala, nóre lindar. Nai cenuvalye vanima vinya-coronar.

Lección 18: Nombres y otras cosas.



En esta lección vamos a ver diversos sufijos característicos en los nombres quenya, así como afijos que nos permiten crear palabras de un tipo a partir de otro y modificar su significado.


Nombres de personas:



El quenya no posee género gramatical, pero es capaz de indicar de indicar el sexo mediante sufijos. Muchos nombres de persona llevan sufijos que significan “persona” o “hacedor”. En estos casos las vocales -a, -ie son femeninas y -o masculina. -e puede pertenecer a ambos géneros, pero es más frecuente para femenino (no hay equivalentes de estos sufijos en sindarin). El sufijo -we, “persona, el” puede aplicarse a los dos sexos, pero es más común para masculino. Sólo aparece en nombres antiguos. Su equivalente en sindarin antiguo es -u.

Fem.                    Masc.
Varda, “La exaltada, La elevada” [S]    Ulmo, “El vertedor, El que hace llover” [S]
Amarie [S]                Námo, “El que ordena, Juez” [S]
Isilme, prob. “la de la luna” [CI]        Isilmo, prob. “El de la luna” [CI]
Vaire, “Tejedora” [S]            Osse, “Terror” [S]
Elenwe, “la de la estrella” [S]        Manwe, “El bendecido” [S]

Algunos nombres pueden ser masculinos y femeninos, dependiendo del sufijo que lleven. Algunos se pueden encontrar en el Señor de los Anillos o el Silmarillion, pero hay más en Etymologies. En estos nombres -i, -e, -ie son femeninos, y -o, -u masculinos.

tári, “reina”                táro, “rey” (tar para ambos sexos y comp.) [LR]
heri, “señora”                heru, -her, “señor, amo” [LR, S]
ante, “dadora”                anto, “dador” [LR]
Valie, “Reina de los Valar”        Vala, “Poder” (sin género expecificado) [S]

Son sufijos femeninos para nombres propios: -wen, “doncella; -ndis, -nis, quizás -isse, “mujer”; -ien, “doncella, hija”; -iel, “hija, doncella, mujer”; -rien, -riel, “doncella o hija engalanada” (igual en sindarin); -rel, -sel, “hija” (poco frecuente, en sindarin -iel, sel); -(i)me, “persona, la” (sin equivalente en sindarin).

Earwen, “Doncella de mar” [S]        Lindisse, prob. “Mujer cantora” [CI]
Artanis, “Mujer noble” [CI]        Erendis, prob. “Mujer solitaria” [CI]
Silmarien, “Doncella engalanada de Silma” [CI]
Al(a)tariel, “Doncella coronada con una girnalda radiante”  [S]
Undomiel, “Hija de la oscuridad” (estrella de la tarde) [I]
Ancalima, prob. “La más brillante” [III]    Tindómerel, “hija del crepúsculo” [S]

Son sufijos masculinos para nombres propios: -ion, “hijo, hombre” (igual que en sindarin); -ndil, -ndur, “amante (devoto, con amor desinteresado)” (sin equivalente en sindarin); -(i)mo, “persona” y -on, “el” son normalmente masculinos (sin equivalente en sindarin). Los sufijos -heru, “señor”; -tur, “amo, señor” ; -ndacil, “vencedor”; -macil, “espada”; -mir, “joya” son frecuentes en nombres de reyes. Heru- aparece a veces al principio por eufonía.

Anarion, “Hijo del sol” [S]        Elendil, “Amigo de Elfos” o “Amante de estrellas” [S]
Elendur, “Amante de estrellas” [S]    Ancalimon, prob. “El más brillante” [III]
Súlimo, “El del aliento” (señor del aliento de Arda) [S]
Herunúmen, “Señor del Oeste”  [S]    Ondoher, “Señor de piedra” [III]
Falastur, “Señor delas costas” [III]    Romendacil, “Vencedor del este” [III]
Calmacil, “Espada de luz” [III]        Aldamir, “Juya de árbol” [III]

Más concretamente, -ndil significa “amar, ser devoto a” y -ndur “servir”; así tenemos arandil, “amigo del rey, realista”; y arandur, “sirviente del rey, ministro” [C]. Pero las dos formas adquieren el significado de “devoción, amor desinteresado” [S]. Los sufijos que comienzan por -nd (-ndil, -ndur, -ndis) pueden acortarse a -n (-nil, -nur, -nis), o cambiar la -n- por -l- o -r- (-rdil, -ldil). El femenino de -ndil puede ser -ndilme, el femenino de -ndur es desconocido. Estos dos sufijos sólo tienen sentido como tales, y siempre necesitan la -n- (o las -l-, -r-) antes de la d. Las palabras no son dil y dur.

Earendil, “Amante del mar” [S]        Earendur, “Marinero, Amante del mar” [C, S]
Earnil, “Amante del mar” [S]        Earnur, “Amante del mar” [S]
Meneldil, “Astrónomo, Amante del cielo” [C] Meneldul, “Astrónomo, Amante del cielo” [CI]
Mardil, “Devoto a la casa” [S]        Vardilme, “Amante de Varda” (fem.) [CI]

Otros afijos de interés:



Para hacer un nombre de un adjetivo: sufijo -ie.

morma, “negro, oscuro”            mornie, “oscuridad”

Para hacer un nombre de un verbo: sufijo -(n)tar.

Telcontar, “Que anda a zancadas”    Envinyatar, “Reinstaurador”

Para hacer un adjetivo de un nombre: sufijos -(e)a, -vea (como), -ina (de).

lóme, “noche, oscuridad”            lómea, “sombrío”
el(en), “estrella”                elvea, “como estrella” [M]
telpe, “plata”                telpina, “de plata” [LR]

Para hacer un adjetivo de un verbo: sufijo -ima (-able)

nót-, “contar, computar”            *nótima, “contable, numerable” [R]

Modificador para adjetivos “muy, muchos”, prefijo li(l)-.

lillassea, “con muchas hojas” [M]     Taurelilómea, “Bosque muy sombrío” [III]

Para negar un nombre o un adjetivo: prefijo ú-, “no, in-, sin”

Únar, “no hombre” [CI]            únótime (pl), “incontable” [R, I]

Vocabulario adicional:



n    curu, “habilidad”
nóle, “largo estudio, conocimiento, sabiduría”
táro, “rey (de toda la tribu)” [LR]
turo, -tur, “amo, vencedor, señor” [LR]

adj    cul-, “dorado (rojizo)” (en compuestos)

v    *tur(u), “controlar, gobernar, dominar” [LR, CI]

Ejercicios:

1) Traduce al quenya (puede haber más de una traducción posible): Amo del mar, Servidor del bosque, Amante de la Tierra Media, Doncella engalanada de flores, Vencedor del mar, Señora blanca, Hijo de la noche, Mujer del agua, Amante del conocimiento, Espada negra, Señor de la nieve, Elfa bella, Amante del sol (fem), Amo de las olas, Servidor de los libros (¿Bibliotecario?), Servidor del fuego, Señor de hierro, Servidor de la reina, El de Silima (masc).
2) Traduce al castellano: Cementári, Elwe, Míriel, Aiwendil, Herumor, Sorontar, Culúrien, Curumo, Ciryaher, Narmacil, Calion, Aldarion, Hyarmendacil, Aldamir, Cemendur, Ornendil, Vardilme, Tindómerel, Nerwen, Feantur.
3) Donde sea posible, lleva los nombres anteriores de masculino a femenino y viceversa.

Lección 19: Palabras compuestas.



En esta lección vamos a dar una quía sobre la formación de palabras compuestas. No son normas fijas: lo importante es la eufonía y el sentido. En caso de duda es mejor usar las palabras sueltas.

Orden de las palabras

:

Generalmente el modificador va primero: adjetivo-nombre, genitivo-nombre, adverbio-verbo, etc. De esta forma la palabra principal queda libre para tomar terminaciones de caso o tiempo. Sin embargo, el orden puede variarse por razones de eufonía, especialmente en nombres (por ejmplo en Herumor, “Señor negro”). El modificador suele estar en su forma más simple, sin añadidos gramaticales. Normalmente está en singular, inclusu cuando se refiere a un sujeto plural (ejemplo: Noldolante, “La caída de los Noldor”, “Noldo-caída”). Los plurales y otros sufijos se añaden al compuesto como un todo.

Cambios ortográficos:



Las palabras pueden cambiar cuando se unen en compuestos, normalmente para evitar combinaciones de sonidos incómodas o para conservar el significado. En nombres, aquellos que tengan un significado menos importante pueden ser comprimidos (por ejemplo: Narsilion, “Canción del sol y la luna”, lit. “fuego-brilloblanco-de” pl.). Sin embargo, los cambios suelen ocurrir en el punto de contacto, al final de la primera palabra o al comienzo de la segunda.


Primera palabra:



Si la primera palabra termina en vocal y la segunda empieza en vocal: la primera vocal generalmente se omite. Si la primera palabra termina en dos vocales, la vocal posterior usualmente se omite y, sólo algunas veces, la inicial también. La primera vocal puede mantenerse si no forma diptongo o una combinación no permitida (las combinaciones posibles son ea, eo, ia, ie, io, iu).

Undómiel, “Hija de la oscuridad”            undóme + iel
Yavanna, “Dadora de frutos”            yáve + anna

Si la primera palabra termina en vocal y la segunda empieza en consonante: normalmente se unen las dos palabras sin más. La vocal puede tomar el acento, incluso alrgándose (mediante la tilde). Algunas veces la vocal cambia, probablemente por eufonía: una e pasa a ser i, y quizás haya otros cambios (aunque algunos supuestos cambios puedan deberse a que la palabra está usada en una forma distinta). Si la primera palabra termina en dos vocales, pueden mantenerse una o las dos. La vocal posterior puede llevar el acento, pero nunca la inicial. Si es necesario se alarga la vocal posterior para impedirlo.

Calaquendi, “elfos de la luz”            cala + quendi
tuilére, “día de primavera”                         tuile + re
Vingilóte, “Flor de espuma”            vinge + lóte
Valimar, “Ciudad de los valar”            Vali + mar
Lómeanor, “Tierra sombría”            lómea + nor
Hísilóme, “Sombras de niebla (tierra de)”        Hísie + lóme

Si la primera palabra termina en consonante y la segunda empieza en vocal: normalmente se unen las dos palabras sin cambios.

Formenos, “Fortaleza del norte”            formen + os

Si la primera palabra termina en consonante y la segunda empieza en consonante: pueden ocurrir varias cosas, dependiendo de cuáles sean las consonantes. Si las dos son iguales, se unen sin cambios, o se elimina una de ellas. Algunas veces se inserta entre ellas una vocal o una n, quizás por razones de eufonía. La consonante n cambia mucho, especialmente cuando está el final de una sílaba no acentuada (como el -en de elen); puede cambiar a l antes de l, a r antes de r,a s antes de s, a m antes de m, p o f, o desaparecer. Cuando dos consonantes se unen, pueden causar un cambio en la acentuación (por ejemplo: paLANtir < PAlan + tir).

Earráme, "Ala del mar"                ear + ráme
Atanamir, prob. "Joya de los hombres"        atan + mir
Elendilmir, "Joya de Elendil (estrella de)"              Elendil + mir
Númenore, "Tierra del oeste"            númen + nóre
Valanya, "El de los Valar"                         prob. valaina + ya
Palantir, "El que mira o lo lejos"            palan + tir
Númellóte, "Flor del oeste"            númen + lóte
Elemmíre, "Joya de estrellas"            elen + míre
Númerramar, "Alas del oeste"            númen + rámar
Elessar, "Piedra de elfo"                elen + sar

Contracciones: si el final de la primera palabra y el final de la segunda contienen grupos de palabras similares, al unirse puede quedar sólo uno.

Parmaite, "diestro en libros"            parma + maite
untúpa, "techar hacia abajo"            undu + túpa
Endor, "Tierra Media"                ende + ndor

Segunda palabra:



Los cambios al principio de la segundo palabra normalmente se deben a razones etimológicas. El élfico primitivo tenía sonidos que se perdieron en quenya, una palabra que comenzara unos sonidos en elfico primitivo, puede comenzar con otros en quenya. Algunas veces, esos sonidos primitivos pueden mantenerse, en la forma original o en la modificada, en el medio de la palabra. Cuando una palabra que comenzara con uno de esos sonidos se usa en el segundo lugar de un compuesto, puede volver a tener su forma original. Esto no es normal, pero a veces ocurre, especialmente en compuestos antiguos. Como los sonidos afectados son todos nasales, esto sólo ocurre detras de n o m.

MBÁR, “casa” en ep. >> mar en q.: Eambar, “Morador del mar” (ear + mar) [CI]

Los sonidos primitivos b, d, g no se usan en quenya. Pasan a ser mb, nd, ng en el interior de la palabra y m, l, - al comienzo. Palabras que comienzan por estos sonidos pueden pasar a ser mb, nd, ng al formar los compuestos.

DÓMÉ, “noche” en ep. >> lóme en q.: tindóme, “prenumbra estrellada” [S]
DUI “fluir” en ep. >> luine, “rio” (poco usado) [TC] en q: Nunduine, “rio del oeste” [CI]

Vocabulario adicional:



Formas usadas en compuestos:



andu-, “puesta de sol, oeste”
cal-, “luz”
el(en), “estrella” o “elfo”
for(o)-, “norte”
hyar-, “sur”
-ian(de), -ien(de), ion(de), “tierra”
-n(d)er, “hombre (masc.)”
nu-, “oeste”
(or)ro-, “este”
-star, “tierra”
-tir, “que mira a lo lejos”
Vali- “Valar (pl.)”

lóre, “dorado (color)”
malina, malin-, “amarillo, dorado”
*more, -mor-, “orcuro, negro”
telem-, “plateado”

Ejercicios:



1) Traduce al quenya: Hogar de los elfos, Doncella mortal, Portador del anillo, Tierra (pueblo) de los Valar, Diestro en el hierro, Amante de los barcos, Dia frutal (calendario), Espada plateada, Casa nueva, Reina de la tierra, Refugio (puerto) de los cisnes, Historia de los Valar, Flor blanca, Tierras del norte, Espada de luz, Amo de los barcos, Hombre-elfo, Hombre alto, Nieve de verano, Árboles aromáticos.
2) Traduce al castellano: Lassemista, Oiolosse, Vardamir, malinorne, Hyarmentir, Lóriende, Cemendur, Arantar, Eldarion, Telemnar, Falassion, Orrostar, Vinyalonde, Turambar, Minyatur, Valandil, Sorontar, Hyarnustar, Morequendi, Annatar.


QUENYA ELEMENTAL



por:

Nancy Martsch (edición original inglesa)
Luis Glez. Baixauli (adaptación castelllana)

Abreviaturas



1p        primera persona
2p        segunda persona
3p        tercera persona
acus        acusativo
abl        ablativo
adj        adjetivo
adv        adverbio
ala        alativo
art        artículo
c        consonante
cas        castellano
CI        Cuentos inconclusos
comp        compuesto
com        complemento
conj        conjunción
CP I        El Libro de los Cuentos Perdidos, vol I
CP II        El Libro de los Cuentos Perdidos, vol II
C        Cartas de J.R.R. Tolkien
dat        dativo
dec        declinación
enf        enfático
ep        élfico primitivo
exc        exclusivo
for comp    forma compuesta
for vb        forma verbal
fem        femenino
frec        frecuentivo
gen        genitivo
I        La Compañía del Anillo
II        Las Dos Torres
III        El Retorno del Rey
IE        An Introduction to Elvish, ed. Jim Allan, Bran’s Head, Somerset.
ilk        ilkorin
indep        independiente
inc        inclusivo
inf        infinitivo
ing        inglés
intj        interjeción
lit        literalmente
ln        lengua negra
loc        locativo
LR        The Lost Road
M        The Monster and the Critics and Otrer Essays
masc        masculino

mult        múltiple
n        nombre
neut        neutro
nold        noldorin
nom        nominativo
part pas    participio pasado
part pre    participio presente
pas        tiempo de pasado
pl        plural
Plotz        carta de Tolkien a Dick Plotz
pos        posesivo
poet        en poesía
p. perf        pretérito perfecto
prep        preposición
pref        prefijo
prob        probablemente
q        quenya
R        The road Goes Ever On
rel        relativo
rz v        raíz verbal
sind        sindarin
S        El Silmarillion
SDLA        El Señor de los Anillos
silv        silvano
sing        singular
suf        sufijo
sup        superlativo
TC        A Tolkien Compass
v        verbo
v        vocal
voc        vocativo

Autor:

Tower





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License