Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Principales personajes de la mitología griega y romana Parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Dioses grecolatinos. Héroes. Ninfas. Reyes y príncipes. Monstruos



Mitología



a17497.gif

Mini-Diccionario:



- Admeto:



Rey legendario de Feras, en Tesalia, esposo Alcestis. Intervino en la expedición de los Argonautas


- Adrasto:



Rey legendario de Argos, que acogió a Polinices en su corte y le dio por esposa a su hija. Organizó la expedición de los Siete contra Tebas para restablecer a Polinices en el trono de Tebas. La expedición fue un completo fracaso y sólo Adresto salvó la vida.

- Afrodita:



Diosa del amor y de la belleza. Según unas versiones era hija de Zeus y Dione. De acuerdo con otras, de Urano. Los romanos la identificaron con Venus

- Alceo:



Hijo de Perseo y abuelo de Hercules

- Alcestis:



Hija de Pelias, esposa de Admeto, que consintió en morir en lugar de su marido. Heracles bajó a los infiernos y la restituyó entre los vivos.

- Alcides:



Sobrenombre de Heracles y sus descendientes.

- Álcimo:



Padre de Mentor, amigo de Ulises y custodio de sus interés.

- Alcínoe:



- Hija de Esténelo y Artibia y hermana de Medusa, Euristeo e Ifis.
- Esposa de Pólibo que se enamoró de Janto.


- Alcínoo:



- Rey de los feacios que acogió a Ulises. Era nieto de Posidón e hijo de Nausítoo. De su esposa Arete tuvo 5 hijos y una hija, Nausícaa, quien sería más tarde esposa de Telémaco, hijo de Ulises.
- Hermano de Crotón.

- Alcíone:



- Hija de Eolo y esposa de Ceix. Fueron convertidos en alciones después de su muerte.
- Pléyade esposa de Posidón y madre de Hirieo.
- Hija de Esténelo.
- Hija de Idas y Marpesa.

- Alcioneo:



- Gigante hijo de Urano y Gea. Es el padre de las Alciónides.
- Esposo de Corónide, hija del rey Flegias.

- Alciónides:



Hijas de Alcioneo transformadas en aves.

- Alcipe:



Hija de Ares y Aglauro.

- Alcítoe:



Miníade también conocida con el nombre de Alcátoe. Era una de las tres hijas de Orcómeno, Minia. Las otras dos Miníades eran Leucipe y Arsipe.

- Alcmena:



Esposa de Anfitrión. De su esposo tuvo a Ificles, y de Zeus a Heracles. A la muerte de su marido, contrajo nuevas nupcias con Radamantis.

- Alcmenor:



Hija de Egipto y esposo de Hipomedusa.

- Alcmeón:



- Hijo del adivino Anfiarao y de Erifila, y hermano de Anfíloco. Dio muerte al rey tebano Laodamante. Casó con Arsínoe, hija de Fegeo (según otras versiones, su esposa fue Alfesibea). Más tarde casó con Calírroe, hija del dios- río Aqueloo. De Manto, hija de Tiresias, tuvo un hijo, Anfíloco, y una hija, Tisífone.
- Hijo de Silo que fundó la familia de los Alcmeónidas.

- Alcmeónidas:



Noble familia ateniense fundada por Alcmeón.

- Alcón:



- Hijo de Erecteo. Fue el más certero arquero cretense y compañero de Heracles.
- Uno de los Argonautas y padre de Falero.
- Hijo de Cabiro y Hefestos.
- Hijo de Macaón y Anticlea y hermano de Nicómaco, Górgaso, Alexanor, Polemócrates.

- Alebión:



Hijo de Posidón. Él y su hermano Dércino fueron muertos por Heracles cuando trataron de robarle.

- Alecto:



Una de las tres Erinias nacidas de la gota de sangre con que se impregnó la tierra cuando la mutilación de Urano. Tiene dos hermanas conocidas: Tisífone y Megera.

- Alector:



- Hijo de Anaxágoras y rey de Élide. Casó con Diogenia, hija de Forbante. Fue padre de Ifis.
- Padre de Leito, jefe tebano que mandó un destacamento ante Troya derribó a Fílaco y formó parte de una expedición de los Argonautas.
- Hijo de Magnes y una náyade. Era hermano de Polidectes, Dictis, Píero, Eyoneo y Eurínomo.

- Alectrión:



- El vigilante de la aventura amorosa entre Ares y Afrodita.
- Otro nombre de Alector.

- Alejandra:



Otro nombre de Casandra.

- Alejandro:



- Otro nombre de París.
- Hijo de Euristeo.

- Áleo:



Hijo de Afidas. Fue rey de Tegea (Arcadia) y esposo de Neera. Es el padre de Auge, violada por Heracles.

- Aletes:



- Hijo de Hípotes.
- Hijo de Egisto y hermano de Erígone.
- Hijo de Icaro y de la náyade Peribea.

- Andrógeno:



Hijo de Minos, muerto por Egeo.

- Andrómaca:



Esposa de Hector, madre de Astianacte.

- Andrómeda:



Hija de Cefeo, rey de Etiopía y de Casiopea. Disputo a las Nereidas el premio de la hermosura, por lo cual Neptuno asoló el país. Por eso fue condenada a ser atada a una roca para que un monstruo la devorase Perseo la salvó y se desposó con ella.

- Anfión:



Rey de Tebas, cuyas murallas edificó atrayendo piedras al son de su lira.

- Hipno:



Personificación del sueño, entre los griegos. Hijo de Nix y Érebo.

- Morfeo:



Hijo de Hipno. Adoptaba apariencia de seres humanos y se presentaba a las personas dormidas.

- Hermafrodito:



Hijo de Afrodita y Hermes.

- Niké:



En la mitología griega, diosa de la victoria, hija del titán Palante y del río Éstige. Niké luchó con el dios Zeus en su batalla contra los titanes, y en el arte griego se representa a veces alada y llevando una guirnalda o palma de la victoria.

- Éter:



Hijo de Nix y Érebo.

- Aqueronte:



Entre los griegos, río de los infiernos.

- Anteo:


Gigante, hijo de Poseidón y de Gea. Heracles luchó con él, derribándole tres veces, pero al advertir que cada vez que el gigante tocaba la tierra, esto es, que s ponía en contacto con, su madre, adquiría nuevas fuerzas, lo levantó en vilo y así, oprimiéndolo, logró ahogarlo.

- Mnemosine:



Diosa griega de la memoria, hija de Urano y Gea y madre de las nueve musas

- Musa:



Hijas de Mnemosine (Memoria) y de Zeus, o según otra versión de Urano y de Gea. También llamadas piérides, a causa de un mítico Pieros, que habría introducido su culto, eran las divinas inspiradoras de los poetas y su importancia en esta función se puede medir por la posición excepcional del primitivo pota griego. Al distinguirse Apolo en esta misma función, las musas cayeron bajo la égida del dios, que tomó el nombre de musageta o “jefe de las musas”. El más celebre lugar de culto de las musas era el monte Helicón en Beocia. Con la especialización de la cultura se conocen nueve, ellas son:

1) Calíope: Poesía épica.
2) Clío: Historia
3) Polimia: mímica
4) Euterpe: Música
5) Terpsícore: la danza
6) Erato: Poesía lírica
7) Melpómene: Tragedia
8) Talía: Comedia
9) Urania: Astronomía

- Narciso:


Hermoso joven, hijo del dios del río Cefiso y de la ninfa Liríope. A causa de su gran belleza, tanto doncellas como muchachos se enamoraban de Narciso, pero él rechazaba sus insinuaciones. Entre las jóvenes heridas por su amor estaba la ninfa Eco, quien había disgustado a Hera y ésta la había condenado a repetir las últimas palabras de lo que se le dijera. Eco fue, por tanto, incapaz de hablarle a Narciso de su amor, pero un día, cuando Narciso estaba caminando por el bosque, acabó apartándose de sus compañeros. Cuando él preguntaba “¿Hay alguien aquí?”, Eco contenta respondía: “Aquí, aquí”.

Incapaz de verla oculta entre los árboles, Narciso le gritó: “¡Ven!”. Después de responder: “Ven, ven”, Eco salió de entre los árboles con los brazos abiertos. Narciso cruelmente se negó a aceptar el amor de Eco; ella estaba tan apenada que se ocultó en una cueva y allí se consumió hasta que nada quedó de ella salvo su voz. Para castigar a Narciso, Némesis, la diosa de la venganza, hizo que se apasionara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una contemplación absorta, incapaz de apartarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas. En el sitio donde su cuerpo había caído, creció una hermosa flor, que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso.

- Eco:



Ninfa de la montaña. El dios supremo, Zeus, la persuadió de entretener a su mujer, Hera, con una charla incesante, para que ésta no pudiese espiarlo. Irritada, Hera le quitó a Eco el poder de hablar, dejándole sólo la facultad de repetir la sílaba final de cada palabra que oyera. Un amor no correspondido por el bello Narciso, que amaba a su propia imagen reflejada, hizo que Eco languideciera hasta que sólo quedó de ella su voz.

- Némesis:



Personificación de la justicia divina y de la venganza de los dioses, a veces llamada hija de la noche. Representaba la legítima ira de los dioses contra la soberbia y la altivez, y contra los transgresores de la ley; distribuía la buena o mala fortuna a todos los mortales. Nadie podía escapar de su poder.

- Ate:



Hija del dios Zeus y de Eris, diosa de la discordia. Ate era la diosa de las acciones irreflexivas y sus consecuencias. Zeus la arrojó del cielo por sentirse engañado cuando tomó a la ligera un juramento hecho por el dios. Se dice que fue responsable de la amarga disputa entre los héroes griegos Agamenón y Aquiles durante la guerra de Troya.

- Caronte:



Hijo de la Noche y de Erebo, que personificaba la oscuridad bajo la tierra a través de la cual las almas de los muertos iban hacia la morada del Hades, el dios de la muerte. Caronte era el viejo barquero que transportaba las almas de los muertos por la laguna Estigia hasta las puertas del mundo subterráneo. Admitía en su barca sólo a las almas de aquellos que habían recibido los ritos sepulcrales y cuyo paso había sido pagado con un óbolo colocado bajo la lengua del cadáver. Aquellos que no habían sido sepultados y a quienes Caronte no admitía en su barca eran condenados a esperar junto a la laguna Estigia durante 100 años.

- Iris:



Diosa del arco iris, hija del titán Taumante y de Electra, hija del titán Océano. Como mensajera del dios Zeus y de su mujer, Hera, Iris abandonó el Olimpo sólo para transmitir los divinos mandatos a la humanidad, por lo que se la consideraba una consejera y una guía. Viajando a la velocidad del viento, podía ir de un extremo al otro de la tierra y también al fondo del mar o a las profundidades del submundo. Aunque era hermana de los monstruos alados, las harpías, Iris aparecía representada como una hermosa joven, con alas y con ropa de colores brillantes y un halo de luz sobre su cabeza, atravesando el cielo con un arco de donde proviene el término arco iris que formaba su estela.

- Esfinge:



Monstruo con cabeza y pechos de mujer, cuerpo de león y alas de ave. Acuclillada en una roca, abordaba a todos los que iban a entrar a la ciudad de Tebas planteándoles el siguiente enigma: “¿Qué es lo que tiene cuatro pies por la mañana, dos a mediodía y tres por la noche?”. Si los interpelados no resolvían el enigma, ella los mataba. Cuando el héroe Edipo lo resolvió respondiendo: “El hombre, que gatea al poco de nacer, camina sobre dos piernas cuando es adulto y anda con la ayuda de un bastón cuando llega a la vejez”, la esfinge se suicidó. Por haberlos librado de este monstruo terrible, los tebanos convirtieron a Edipo en su rey.

- Nudo gordiano:



Complicado nudo atado por Gordias, rey de Frigia y padre de Minos. Gordias era un campesino frigio que se convirtió en rey porque entró el primero en un pueblo y cumplía con las condiciones del oráculo, según el cual los habitantes debían elegir como gobernante a la primera persona que entrara en la plaza pública en un carro. En agradecimiento, Gordias dedicó su carro al dios Zeus y lo colocó en el bosquecillo del templo, atando la lanza del carro al yugo con una cuerda. El nudo era tan complicado que nadie podía desatarlo. Se decía que quien fuera capaz de desatar el difícil nudo se convertiría en el gobernador de Asia. Muchos lo intentaron, pero en vano. Según la leyenda, el mismo Alejandro Magno fue incapaz de desatar el nudo gordiano, así que sacó su espada y lo cortó de un tajo.

- Aracne:



Una joven tan hábil en el arte del tejido que se atrevió a desafiar a la diosa Atenea, patrona de las artes y de los oficios, a una competición. Mientras que Atenea tejía un tapiz que representaba a los dioses y las diosas en todo su esplendor, Aracne tejía uno que ilustraba sus romances. Furiosa por la perfección de la obra de la muchacha, Atenea arrancó sus hilos y Aracne quedó presa en ellos. Sin embargo, por piedad, Atenea soltó la cuerda y la transformó en telaraña e hizo lo mismo con Aracne, que la convirtó en araña, de ahí el nombre de los arácnidos y de las arañas.

- Eaco:



Rey de Egina (ahora Aigina). Era hijo de la ninfa Egina, de quien tomó su nombre la isla en la que reinaba, y del dios Zeus. Hera, reina de los dioses, enfadada con Zeus por su amor a Egina, envió una plaga que destruyó a la mayor parte de los egitanos. Eaco suplicó a su padre que transformase a un grupo de industriosas hormigas en seres humanos para poblar su ciudad desertizada. Zeus le otorgó su deseo, creando una raza llamada mirmidones. Eaco gobernó a su pueblo con tanta justicia que después de su muerte se convirtió en uno de los tres jueces del submundo. Era padre de Peleo y abuelo de Aquiles.

Ganimedes (mitología), en la mitología griega, un joven y hermoso príncipe troyano a quien el dios Zeus, con figura de águila, raptó mientras se encontraba en medio de sus compañeros, y lo llevó al monte Olimpo. El dios supremo le otorgó la inmortalidad e hizo que sustituyera a Hebe, diosa de la juventud, como copero de los dioses. Ganimedes llegó a identificarse posteriormente con la constelación Acuario, el aguador.

Hebe, en la mitología griega, diosa de la juventud, hija de Zeus y Hera. Durante mucho tiempo, Hebe cumplía la función de copera de los dioses, a quienes les servía néctar y ambrosía. El príncipe troyano Ganimedes la sustituyó en esta tarea. De acuerdo con una versión, dejó de ser copera de los dioses cuando se casó con el héroe Hércules, que acababa de ser deificado. Según otra historia, fue apartada de su lugar a causa de una caída que sufrió mientras servía a los dioses.

Pitón (mitología), en la mitología griega, gran serpiente, hija de Gaya, la madre Tierra, nacida del barro que quedó en la tierra después del gran diluvio. El monstruo vivía en una gruta cerca de Delfos, sobre el monte Parnaso y allí custodiaba el oráculo. El dios Apolo mató a la Pitón, exigió el oráculo para sí y desde entonces fue conocido como Apolo Pitio. Se dice que el dios había establecido los Juegos Píticos para celebrar su victoria.

Príapo, en la mitología griega, dios de la fertilidad, protector de jardines y rebaños. Era hijo de Afrodita, diosa del amor, y de Dioniso, dios del vino, o, según algunos relatos, de Hermes, mensajero de los dioses. Solía representarse a Príapo como un individuo grotesco con un falo enorme. Los romanos colocaban crudas imágenes de Príapo en sus jardines, que servían como espantapájaros.

Radamanto o Radamantis, en la mitología griega, hijo de Zeus y Europa y hermano de Minos, rey de Creta. Según Homero, Radamantis vivía en los Campos Elíseos. Leyendas posteriores dicen que, respetado por su capacidad de juicio y su honradez, fue considerado uno de los tres jueces de los infiernos.

Titón, en la mitología griega, hijo de Laomedonte, rey de Troya, y hermano de Príamo, sucesor de Laomedonte. Era amado por la diosa de la aurora, Eos, quien le dio un hijo, el héroe Memnón, rey de Etiopía. Eos obtuvo de los dioses el don de la inmortalidad para Titón, pero, como olvidó pedirles la eterna juventud para su amado, Titón tuvo al final de su vida la apariencia de un anciano arrugado y decrépito mientras ella seguía siendo joven. Un relato posterior cuenta su transformación final en un saltamontes.

Tiestes, en la mitología griega, hijo de Pélope y hermano de Atreo. Rivalizó con su hermano por el trono de Micenas. Sedujo a la mujer de Atreo, Aérope, y la persuadió de que robara el vellocino de oro de un cordero que Atreo tenía en gran estima. El pueblo de Micenas decidió que su poseedor sería su rey y fue elegido Tiestes. Sin embargo, el dios Zeus intervino, y consiguió la abdicación de Tiestes, haciendo que el sol invirtiera su curso y se pusiera por el Este. Atreo se convirtió en rey y desterró a su hermano. Después descubrió la infidelidad de su mujer y, para vengarse, hizo que Tiestes volviera del exilio. En un acogedor banquete, Atreo sirvió a su hermano la carne de dos de sus hijos asesinados. Cuando le fue revelado el alimento que había tomado, Tiestes lanzó una maldición sobre Atreo y sus descendientes. El oráculo de Delfos advirtió a Tiestes que violaría a su propia hija, Pelopia. De esa unión incestuosa nació Egipto, quien posteriormente colaboró en el cumplimiento de la maldición que Tiestes había lanzado sobre La Casa de Atreo.

Teucro, en la mitología griega, nombre de dos héroes, uno troyano y el otro griego. Teucro, el troyano, era hijo del dios del río Escamandro y de la ninfa Idea, y fue el primer rey de Troya. Se cree que era un héroe inventado por los teucros, fundadores de la ciudad. Teucro, el griego, era hijo de Telamón, rey de Salamina, y de Hesíone, hija del rey Laomedonte de Troya. Acompañó a su hermanastro Áyax a la guerra de Troya, en la que se distinguió como arquero. Después de la guerra, su padre lo desterró por no haber impedido la muerte de Áyax, así que zarpó hacia la isla de Chipre y allí fundó otra Salamina.

Tersites, en la mitología griega, miembro del ejército griego en la guerra de Troya. Homero lo describe en la Ilíada como el más feo y más indecoroso de los griegos. El héroe griego Odiseo lo golpeó por insultar al general Agamenón, con el consiguiente jolgorio de los demás griegos reunidos. Según escritores posteriores, Tersites se burló de Aquiles porque éste llevaba luto por la muerte de la reina amazona Pentesilea y el héroe, encolerizado, lo mató.

Temis, en la mitología griega, una de las titánidas, hija de Urano y Gea, el Cielo y la Tierra, y madre de las tres Parcas y de las Estaciones. Diosa de la justicia y la ley divinas, Temis era la constante compañera del dios Zeus, y se sentaba junto a él en el Olimpo. En el arte antiguo se la representa sosteniendo una balanza con un par de platillos en los cuales pesa las peticiones de las partes en conflicto.

Telamón, en la mitología griega, rey de Salamina, hijo de Eaco, rey de Egina, y padre del héroe y guerrero conocido como el Gran Áyax. Después de ser desterrado de Egina, junto con su hermano Peleo, por haber asesinado a su hermanastro, Telamón se fue a Salamina, donde se casó con la princesa Glauce y ascendió al trono. Telamón engendró a Áyax con su segunda mujer, Peribea o Eribea. Posteriormente ayudó al héroe Hércules a matar a Laomedonte, rey de Troya, y recibió a cambio a Hesíone, hija del rey; ella le dio un hijo, Teucro, que también llegó a ser un gran guerrero. Otros hechos famosos en los que Telamón tomó parte son la cacería del jabalí de Calidó y el viaje de Jasón y los argonautas en busca del vellocino de oro.

Sísifo, en la mitología griega, rey de Corinto, hijo de Eolo, rey de Tesalia. Sísifo observó cómo el dios Zeus se llevaba a la hermosa joven Egina y le contó a su padre lo que había visto. Enfurecido con Sísifo, Zeus lo condenó al Tártaro, donde estaba obligado a llevar eternamente a la cima de una colina una piedra, que siempre caía rodando y, por tanto, su esfuerzo debía recomenzar.

Sirenas (mitología), en la mitología griega, ninfas del mar, con cuerpo de ave y cabeza de mujer, hijas del dios marino Forcis. Las sirenas tenían una voz de tal dulzura que los marinos que oían sus canciones eran atraídos hacia las rocas sobre las que las ninfas cantaban. El héroe griego Odiseo fue capaz de seguir adelante al pasar frente a su isla porque, siguiendo el consejo de la hechicera Circe, tapó los oídos de sus compañeros con cera y él mismo se hizo atar al mástil de la nave para oír las canciones sin peligro. En otra leyenda, los Argonautas escaparon de las sirenas porque Orfeo, que estaba a bordo de la nave Argo, cantó tan dulcemente que consiguió anular el efecto de la canción de las ninfas. Según leyendas posteriores, las sirenas, avergonzadas por la huida de Odiseo o por la victoria de Orfeo, se arrojaron al mar y perecieron.

Sileno, en la mitología griega, el mayor de los sátiros, hijo de Hermes, mensajero de los dioses, o de Pan, dios de los bosques. Tutor del joven dios Dioniso, Sileno solía acompañarlo en sus viajes. El viejo sátiro estaba a menudo borracho y, capturado en estado de embriaguez, podían obligarlo a predecir el futuro. Como recompensa por su hospitalidad a Sileno, Dioniso concedió a Midas, rey de Frigia, la facultad de transformar en oro todo lo que tocara. El arte representa a Sileno como un pequeño anciano en estado de jovial embriaguez.

- Sémele:



Hija de Cadmo y Harmonía, rey y reina de Tebas, y madre del dios Dioniso. Hera, la celosa mujer de Zeus, cuando se dio cuenta de que su marido estaba locamente enamorado de la princesa tebana, engañó a Sémele diciéndole que le pidiera a Zeus que se mostrara en su divina majestad. Obligado por la promesa hecha a Sémele de concederle sus deseos, Zeus se apareció ante la desdichada mujer en la plenitud de su gloria divina. Cuando ella se acercó a él, acabó carbonizada por los rayos de luz que el dios irradiaba. Zeus pudo rescatar a su hijo nonato, Dioniso, de las cenizas; no obstante, tuvo que ocultar al feto en su muslo hasta que pudiera nacer. Después, el joven dios rescató a Sémele de los Infiernos y la llevó al Olimpo.

- Selene:



Diosa de la luna, hija del titán Hiperión y de la titánide , y hermana de Helios, dios del sol. Selene se enamoró del joven y apuesto pastor Endimión, a quien sumió en un sueño eterno para que nunca pudiera abandonarla. En el arte, Selene aparece conduciendo un carro tirado por dos caballos o, a veces, por dos bueyes. Se la identifica a menudo con la diosa olímpica de la luna, Ártemis.

- Sátiros:



Divinidades de los bosques y montañas, con cuernos y colas y a veces con piernas de macho cabrío. Los sátiros eran los compañeros de Dioniso, dios del vino, y pasaban su tiempo persiguiendo a las ninfas, bebiendo vino, danzando y tocando la siringa, la flauta o la gaita.

- Quimera:



Un monstruo que echaba fuego por la boca, con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de dragón. Aterrorizó a Licia, una región de Asia Menor, pero finalmente el héroe griego Belerofonte logró matarlo.

- Protésilas:



Rey de Filacas, en Tesalia, que murió durante la guerra de Troya. Un oráculo había proclamado que el primer griego que pisara suelo troyano sería el primero en morir. Consciente de ello, Protésilas saltó valientemente a tierra y fue asesinado. Su mujer, Laodamia, quedó tan apenada que los dioses permitieron que la visitara durante tres horas.

- Proteo:



Hijo de Poseidón, dios del mar, o su sirviente y cuidador de sus focas. Proteo conocía todas las cosas pasadas, presentes y futuras pero era capaz de cambiar voluntariamente su aspecto para evitar a los que requerían de su facultad profética. Todos los días, a mediodía, Proteo surgía del mar y dormía a la sombra de las rocas en la isla de Faros, en Egipto, con sus focas tendidas a su alrededor. Todo aquel que deseara saber el futuro tenía que retenerlo en ese momento e intentar no soltarlo cuando asumía apariencias horribles, como animales salvajes y monstruos terribles. Si ninguna de sus artimañas prosperaba, Proteo recuperaba su forma habitual y decía la verdad. Entre los que lucharon con Proteo para conocer la verdad se encontraba Menelao, rey de Esparta.

- Procrustes:



Ladrón que vivió cerca de Eleusis, en Ática. Originalmente llamado Damastes o Polipemón, recibió el sobrenombre Procrustes (el estirador), porque torturaba a sus víctimas haciéndolos acostarse en camas diferentes: a los altos, en camas cortas, a los bajos, en camas largas. A los primeros les cortaba los pies, a los segundos los estiraba hasta conseguir que ocuparan el espacio debido. El héroe Teseo lo capturó y le infligió la misma clase de tortura que él había impuesto a sus víctimas.

- Príamo:



Rey de Troya. Fue padre de 50 hijos, entre los que sobresale el gran guerrero Héctor, y de 50 hijas, entre ellas la profeta Casandra. Cuando era joven, Príamo luchó con los frigios contra las amazonas, pero en la época de la guerra de Troya era demasiado viejo para guerrear. El conflicto comenzó cuando los griegos se propusieron rescatar a Helena, que había sido raptada por Paris, el hijo de Príamo. Durante los diez años de combate, Príamo asistió ansiosamente al desarrollo de la batalla desde los muros de Troya con su mujer, la reina Hécuba. Después de la muerte de su hijo Héctor a manos del héroe griego Aquiles, Príamo se dirigió al campo griego para recuperar el cuerpo de Héctor. Aquiles perdonó la vida a Príamo y le entregó el cadáver de su hijo para que recibiese sepultura, pero durante el saqueo de Troya, Neoptolemo, hijo de Aquiles lo mató.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License