Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Historia de la imprenta Visita al diario La Nación - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




HISTORIA DE LA IMPRENTA



VISITA AL DIARIO LA NACION


QUE ES UN PERIODICO



CATEDRA: COMPUTACION APLICADA



INTRODUCCION


La visita al diario LA NACION (www.lanacion.com.ar) me remitió a pensar en dos historias. La primera, la historia de la República Argentina. La NACION es uno de los diarios mas longevos de nuestro país, (no olvidemos al diario LA PRENSA) fue fundado en el año mil ochocientos setenta por Bartolomé Mitre y ha visto a lo largo de su historia el crecimiento de la Patria.
Desde el comienzo del Modelo Agroexportador hasta nuestros días.
Por otro lado recordaba otra historia; la mía, la personal… recordaba que la primera vez que conocí un diario fue de la mano de mi padre, quien durante mas de veinte años trabajó en el diario LA RAZON. Primero en su sede de Avenida de Mayo y luego en General Hornos al seiscientos. Fue allí donde con cinco o seis años apenas sentí el olor a la tinta y al papel. Aquel día no dudé en decirle a mi padre que quería ser periodista… y aquí estoy.
Por lo que en la monografía sobre el tema de que es un periódico y la historia de la imprenta, me ha llevado a pensar en lo valioso de la comunicación humana en el uso de la lengua y la escritura, privilegio que Dios ha dado a nosotros, reyes de la creación.

CAPITULO I



QUÉ ES UN PERIÓDICO



El periódico como objeto



La prensa es originalmente la máquina que comprime lo colocado –ya sea uvas para hacer vino u hojas de papel– entre dos planchas que se aproximan, tocan y unen. El mecanismo de la prensa se incorporó al procedimiento para la impresión de textos a partir de su composición con caracteres móviles en una caja (la imprenta). Por extensión, el término prensa se utiliza para designar el conjunto de técnicas y procedimientos utilizados en la producción y distribución periódicas de textos, imágenes y sonidos, y de esta manera se habla de prensa escrita, prensa filmada, prensa oral.
La prensa escrita se refiere al conjunto de las publicaciones impresas que aparecen con un título y una periodicidad definidos y más o menos permanentes.
El término periódico se utiliza, desde mediados del siglo XVIII, para designar a toda publicación impresa en numerosos ejemplares y que aparece de manera regular y más o menos frecuente: diaria, semanal, quincenal, mensualmente.
En su acepción más general, el periódico o diario es un “sistema de difusión de masas basado en la impresión de múltiples copias de noticias, es decir, de relatos de acontecimientos”.
El periódico es un medio de comunicación, pero también una organización que sintetiza, a través de un trabajo de redacción y edición, las informaciones de todo tipo que recibe de agencias de prensa, periodistas o cualquier otra fuente de información. El equipo o departamento de redacción evalúa las informaciones y las distribuye en las páginas del objeto-periódico.
Así, de manera precisa, y para los fines de este análisis, conviene distinguir entre el objeto-periódico, el medio de comunicación-periódico, y el periódico-empresa u organización.
En la actualidad, se llama periódico o diario a un medio de comunicación de masas complejo que organiza de manera característica los elementos dispares de un lenguaje escrito-visual específico, para ofrecer cotidianamente una multiplicidad de mensajes diversos estructurados en una serie de hojas impresas de papel ligero producidas en forma industrial.
El periódico “es un conjunto de hojas de papel impreso a bajo precio, difundido a partir de un centro, mediante venta por ejemplar, distribución por concesionarios o envío postal (suscripciones), que materializa una selección de acontecimientos particulares, considerados dignos de interés para un público”.
La periodicidad es entonces una de las características esenciales del diario periódico, que lo distingue de publicaciones semejantes es un producto de elaboración cotidiana y que renueva cotidianamente su contenido.
Este carácter inmediato determina la forma de su presentación material: el periódico aparece como un documento de hojas grandes, dobladas y ordenadas secuencialmente, sin encuadernar.
La forma material del objeto periódico determina sus relaciones específicas con el universo de objetos materiales que rodean al hombre moderno, y define asimismo sus funciones y su utilización sociales.
La función primera que como medio de comunicación y especialmente como paquete de mensajes desempeña el periódico es hacer presentes hechos ausentes, mediante la reproducción de esos hechos en un relato construido y la organización de elementos escritos y visuales. El periódico como objeto, como producto, surge de una carencia o necesidad cultural, y se propone satisfacerla mediante su acción en la vida individual y colectiva, dando a conocer un inventario necesariamente esquemático de hechos ocurridos en un contexto inmediato o lejano a través de la relación establecida por la lectura. En este sentido, el periódico es un “mediador” en la relación entre el individuo y la sociedad.
Esta práctica de comunicación influye en las funciones desempeñadas por el periódico y se establece desde el momento en que el lector-consumidor entra en contacto visual y manual con el objeto periódico, guiándose por la composición y disposición de los títulos, las ilustraciones y los textos, para incorporarlo a sus actividades cotidianas como un artículo de uso personal que, además, le sirve para entrar en relación, en comunicación, con los demás individuos o grupos sociales que le rodean.
En el plano individual, el periódico es un puente que impide el aislamiento y que incorpora el hombre al mundo mediante la comprensión de las interrelaciones entre los hechos y el interés hacia esos hechos que, de una manera u otra, le afectan.
El periódico es aceptado en el grupo social, y en particular en la familia, como un objeto que implica algo más que el consumo material: un comportamiento determinado por ciertas pautas culturales. El periódico puede verse como un intruso cuando no corresponde a la idea general que el sujeto se hace de él, es decir, cuando el lector considera que no satisface adecuadamente sus necesidades (muchas veces deseos o frustraciones: prestigio, situación social): “La imagen de la mercancía crea la ilusión de que apropiándose de ella el individuo se realiza”.
El periódico es un objeto portador de signos sociales que desempeña una función mediadora entre el universo personal y el colectivo, como vehículo de experiencias sociales. El periódico, medio de comunicación, subraya su carácter primario de objeto: se manipula y utiliza como tal.
Sus cualidades materiales le permiten desplazarse en el espacio y conservarse en el tiempo: se trata de un objeto transportable y más o menos duradero. El periódico actúa en la casa, el lugar de trabajo, los centros de convivencia, yen cada una de estas esferas es la voluntad del lector consumidor la que decide sobre su utilización.
Es indudable que para algunos consumidores de periódicos, la compra (forma principal de adquisición) se justifica sólo por la razón de poseer un ejemplar, aunque no lo lean. El hecho de tenerlo, y de tenerlo presente, satisface la necesidad de requerirlo en el momento deseado, o de disponer de él. Cuando esto ocurre (y ocurre con frecuencia) el periódico desempeña, en el más amplio sentido, su función de objeto: se utiliza como un exponente más en el decorado de un complejo sistema de objetos designados para crear ambientes específicos de estancia: sala, oficina, recámara.
En cuanto al lector de periódicos, el problema principal se presenta como una elección: el nombre del diario o el tamaño pueden ser elementos importantes. A ciertos grupos no les da lo mismo comprar un periódico cuya forma y contenido se asocia con el sensacionalismo, que otro considerado como serio y prestigioso. La selección de un diario se basa entonces en un complejo sistema de criterios más o menos reconocidos que se refieren sobre todo a los aspectos connotados o de significación, aunque también a los aspectos denotados o de presencia.
El periódico aparece en diversos aspectos: como objeto en sí mismo, como objeto en relación con otros objetos y como objeto en relación con el consumidor.

En sí mismo, el periódico es una estructura relativamente autónoma: contiene y transmite signos e imágenes reproducidos de la realidad social, registrados mediante procedimientos artesanales, técnicos e industriales característicos; es concebido y diseñado en un marco de producción en serie. Su contenido es susceptible de medición y cuantificación por lo que hace a su forma denotada: es un soporte de figuras gráficas que se ensamblan simétricamente para dar la idea de una vitrina, de un marco o pedestal en el que se exponen mercancías altamente connotadas: las noticias.
En su relación con otros objetos, el periódico establece relaciones de competencia con sus semejantes (los demás periódicos) y de complemento, exclusión o indiferencia con sus desiguales (el universo total de objetos); coexiste en espacios determinados y delimitados (el puesto, la mano, la casa, el transporte) en los que desempeña su función comunicadora, o de uso específico.
Sin tener reservado un lugar fijo o especial, el periódico se identifica y diferencia respecto de otros objetos semejantes (el puesto, la hemeroteca) o distintos (entorno y escenario de la vida cotidiana:
el periódico de días pasados como envoltura de mercancías, el periódico de hoy como paraguas).
En su relación de competencia con objetos semejantes, el periódico es dispuesto y permanece, visible en mayor o menor proporción, en la pantalla pública de los quioscos o puestos donde se expone a la venta: murales multicolores en los que se combinan portadas de revistas e historietas con los grandes titulares y fotografías de los diarios. Esta exposición pública y callejera se presenta a los espectadores consumidores que reconocen su diario entre una multitud de objetos inmóviles. La distribución tipográfica y topográfica de los titulares,las columnas y las ilustraciones identifican a cada periódico. Inclusive los no-lectores de diarios, en las grandes ciudades, no pueden evitar leer por lo menos algunos de los grandes titulares expuestos en los quioscos o mostrados por los vendedores ambulantes.

Una vez adquirido, el periódico queda sujeto al uso que cada comprador le asigne. Este uso, aunque diverso, se caracteriza por su brevedad: el periódico es recorrido más o menos rápidamente (”algunos minutos y hasta una hora”) y, una vez cumplida alguna o varias de sus funciones básicas (en principio: informar, formar o distraer), es desechado. El carácter efímero del periódico se pierde para adquirir una función documental irremplazable cuando es ordenado, clasificado, sistematizado y conservado. En casos excepcionales, en las hemerotecas y archivos, el periódico experimenta un proceso de revaluación cultural que lo transforma en documento susceptible de identificación y utilización para satisfacer necesidades de consulta de especialistas.
Los vendedores de periódicos ofrecen generalmente el producto en forma parcial que no permite su reconocimiento, manipulación o sondeo antes de su compra, como ocurre con otros artículos expuestos en mercados y almacenes. El comprador del periódico conoce sólo lo inmediatamente visible y no demanda mayor demostración de la calidad de lo que consume. El vendedor es, también en el caso de los periódicos un intermediario entre la fábrica de noticias y mensajes y el público receptor, pero en ningún momento podría suscitarse una reclamación del consumidor que responsabilizara al voceador o al encargado del puesto sobre el contenido de un diario.

A partir de esta situación de intercambio o transacción para la cual ha sido concebido y fabricado, el periódico se entiende como algo mas que un mero objeto; en efecto, se trata de un objeto producido para ser colocado en el mercado, para ser vendido: se trata de una mercancía, estado económico de un artículo que lo sujeta a la oferta y la demanda en un mercado de compraventa. Al periódico se le asigna un precio, y mediante su paga puede ser adquirido.
Este precio no corresponde, por lo general, al costo total de producción: se trata de un precio establecido con la finalidad de hacer accesible el producto a la mayor cantidad posible de consumidores y a partir de ese consumo lograr un subsidio financiero por parte de aquellos que lo utilizan como soporte del anuncio de sus productos (publicidad). Se presenta entonces una diferencia entre el criterio de venta de un diario y el de otras mercancías u objetos de consumo, en los que al costo de producción o valor real se agrega una ganancia.

El carácter mercantil del diario corresponde al carácter de la sociedad en que se produce, en la que todos los objetos están sujetos a una lógica comercial que no se restringe al ámbito de la producción económica, sino a todos los demás campos de la producción social y cultural. El periódico se ofrece como una mercancía cultural que es, simultáneamente, un bien de consumo y un servicio. Para cumplir esta doble función, adopta una forma física particular, manipulable por un público vasto y heterogéneo de lectores.
Su presentación esquemática supone que el consumidor dedica poco tiempo a la lectura, y puede apreciarse una tendencia a reducir el espacio ocupado por el texto a cambio de una mayor superficie llenada por ilustraciones, principalmente fotografías; aunque también se mantiene y desarrolla la tendencia contraria; presentar un mayor cúmulo de información seleccionada en la que se privilegia la reflexión, la explicación y la opinión acerca de los acontecimientos.
Para finalizar, el desequilibrio entre la distribución de la información noticiosa y la publicidad en la mayoría de los diarios es evidente, y merece una reflexión sobre sus causas y efectos.

EL PERIÓDICO COMO EMPRESA



La selección y registro de acontecimientos, su tratamiento y presentación en relatos ordenados de hechos recientes (noticias), la impresión en serie de estos mensajes en hojas de papel ligero y su distribución rápida y amplia a un público diversificado de lectores, constituye una actividad compleja realizada gracias a la conjunción específica de una variedad de conocimientos, habilidades, recursos humanos, financieros y materiales en lo que se denomina una organización periodística, empresa periodística o, simplemente y por extensión del producto característico, periódico.
La actividad periodística se organiza a partir de una fina división del trabajo, de las funciones, atribuciones y responsabilidades de todos los elementos del sistema (empresas, obreros, empleados, funcionarios, accionistas) a través de criterios normativos generales y particulares.
El análisis de esta actividad productiva considera el proceso de fabricación de noticias, mensajes y objetos-periódicos en el interior de una estructura de producción determinada, de una institución social, de una empresa.
A partir de las revoluciones burguesas de los siglos XVIII y XIX, el proceso de desarrollo industrial determinó la fabricación masiva de mercancías. El periodismo, que originalmente había sido una actividad individual, artesanal, de utilización de la imprenta por su propietario, se transformó rápidamente en una empresa de mayor envergadura, en una organización que requería de la división del trabajo y de condiciones técnicas y financieras particulares para fabricar mensajes cotidianos en serie y llevarlos al mercado.

El periódico contemporáneo, que ofrece diariamente una abundante diversidad de contenidos, que asume distintas funciones de información, formación y distracción, y que pretende una difusión lo más amplia posible, requiere de un intrincado sistema técnico de maquinaria y materiales, de un aparato administrativo eficaz y, sobre todo, de profesionales en la recopilación y elaboración de noticias.
La organización periodística distingue, distribuye y asigna diferentes funciones y responsabilidades a sus miembros.
El director general del periódico es formalmente la persona que ocupa el puesto de mayor jerarquía en la empresa; asegura las relaciones internas y externas necesarias y es responsable de la política editorial.

El gerente general es el encargado de la administración de las distintas áreas de operación mercantil de la empresa.
El gerente general tiene como principales funciones la administración y el control financiero de la empresa (ingresos y egresos), al asegurar su funcionamiento mediante la obtención de recursos a través de la venta de superficie para anuncios publicitarios y la venta de ejemplares, así como el apoyo administrativo al personal técnico y profesional mediante el suministro oportuno de los recursos necesarios para la producción. De la gerencia general depende también el departamento de talleres, donde trabajan técnicos y obreros especializados en el manejo de máquinas e instrumentos, y que se divide en tres grandes secciones: composición, formación e impresión.
El gerente general, en colaboración con el gerente comercial, se ocupa de las relaciones internas de la organización, así como de aquellas con los sistemas externos, proveedores y clientes.
La dirección y la gerencia, responsables profesionales, técnicos y económicos del periódico, están directa o indirectamente controladas por el director o propietario, al que representan, y que puede ser una persona, una sociedad anónima, una cooperativa, un partido político o una dependencia estatal, y que determina a fin de cuentas los objetivos y las políticas de la publicación.

Director y gerente, para desempeñar sus funciones, se apoyan en responsables de menor jerarquía, quienes coordinan las diferentes áreas de producción.
La mayoría de los periódicos separan actualmente las funciones de dirección y de administración, y dividen a la empresa en departamentos, secciones y oficinas.
Los principales departamentos son: el editorial, el administrativo y el mecánico o de talleres.
El departamento editorial, con el director general del periódico a la cabeza, está compuesto por dos grandes cuerpos. El primero, encargado de las políticas editoriales, tiene a su cargo la presentación del punto de vista de la empresa, así como el desarrollo de la reflexión del diario acerca de los acontecimientos que se juzgan más importantes.
Este cuerpo se integra por un reducido número de periodistas y colaboradores especializados en los principales temas y problemas de la información.
El segundo cuerpo constituye la redacción, encargada de una serie de actividades tendientes a la recopilación, tratamiento, elaboración, montaje y presentación de la información. Por lo general, en el departamento de redacción se distinguen el jefe de redacción que, con el auxilio de secretarios de redacción, se encarga de dar forma y estructura a la información proporcionada por los reporteros, colaboradores, agencias, cables y otras fuentes, y de componer las planas del periódico; y el jefe de información, que controla el registro de la materia noticiosa y coordina el trabajo de los reporteros, fotógrafos y colaboradores a través de los jefes de sección (deportes, sociales y culturales, y finanzas) y de los encargados de las distintas fuentes de información que corresponden a los rubros de la información general del periódico. El jefe de información elabora un plan de trabajo diario a partir del conocimiento y evaluación de la situación actual en los diversos campos de la vida social, y ordena a los reporteros lo que habrán de registrar y entregar a la redacción como descripción y explicación de acontecimientos.

El proceso de elaboración de los mensajes informativos, de las noticias, se inicia a partir del acontecimiento: el reportero selecciona, evalúa y registra información acerca de un hecho y la organiza en un relato de lo que desde su punto de vista constituye la esencia y los elementos más importantes. Esta narración es suministrada por escrito, telefónica o verbalmente al departamento de redacción del periódico.
Generalmente, el jefe de información asigna a cada reportero una fuente de información determinada, es decir, un campo de actividad en el que se producen acontecimientos y se generan noticias, que constituye un tema de exploración, investigación, conocimiento y especialización para el periodista, y que corresponde a un rubro del periódico. Las fuentes de información son grupos e instituciones que intervienen e influyen de manera directa y decisiva en la vida social y que proporcionan información reciente y significativa, como las oficinas y dependencias del Estado, los sectores y organismos económicos, las asociaciones políticas, sindicales, culturales, deportivas.
Además de la información que proporcionan los reporteros, el periódico obtiene una cantidad apreciable de los servicios especiales de noticias que ofrecen las agencias de prensa, principalmente a través de una máquina telefacsímil que transmite a distancia y reproduce caracteres impresos de manera instantánea. “El teleimpresor o teletipo es una máquina de escribir o, mejor dicho, un sistema de dos máquinas de escribir: una emisora y otra receptora. El texto es teclado en la primera, …y transmitido a la segunda por impulsos electromagnéticos, por hilos y por radio. Según el sistema de enlace, por lo regular se habla de telex o de teletipo”.

Este servicio de transmisión de noticias proporciona información a los diarios en forma de boletines que contienen datos relevantes acerca de los acontecimientos. De manera semejante, la telefotografía transmite imágenes a distancia y las reproduce en una máquina que permite el uso inmediato del documento gráfico. Para reseñar acontecimientos que tienen una importancia particular, el periódico recurre a los corresponsales que se encuentran en distintos lugares del mundo, o a los enviados especiales, con el propósito no sólo de describir, sino de analizar y documentar los hechos. El jefe de redacción concentra toda la información recopilada y planea y organiza la presentación y distribución de las noticias en las planas del diario, a través de la evaluación y selección de lo que habrá de publicarse y en qué lugar será publicado. En colaboración con el departamento de publicidad, el jefe de redacción decide el espacio total disponible para la información noticiosa y la publicidad. Para mantenerse y sobrevivir, el periódico tiene necesidad de la publicidad, que tiende a ocupar un espacio cada vez mayor de la superficie del diario. La publicidad, preocupada únicamente por la eficiencia del anuncio, se interesa preferentemente en los periódicos de tiraje elevado, que son también los más prósperos, y de esta manera acentúa el fenómeno de la concentración de la prensa.
El formador o secretario de redacción diagrama la distribución equilibrada del material a imprimir. Las noticias son clasificadas, jerarquizadas, redactadas e incorporadas a las distintas secciones y rubros de acuerdo con criterios temáticos, de significación, interés e importancia. El secretario de redacción, auxiliado por los redactores adjuntos, compone las páginas del periódico en el formato previamente diseñado, distribuyendo de manera armónica los textos, los títulos, las ilustraciones y los anuncios publicitarios. La información recopilada y redactada se sujeta a una exigencia de presentación particular: se conforma y titula para ser mostrada, exhibida en el escaparate de la plana. Con los principales datos de la noticia, y de acuerdo con un muestrario de tipos, los cabeceros elaboran los títulos.
Las planas diagramadas pasan al jefe de talleres, para que se realice el proceso mecánico de impresión del objeto periódico. La redacción entrega el original, que es compuesto mecánicamente en los linotipos o en la fotocomponedora, según el sistema de impresión utilizado. La impresión tipográfica o composición en caliente utiliza una máquina llamada linotipia, que funciona de manera semejante a una máquina de escribir, pero en la acción del teclado libera una matriz (letra o signo gráfico) metálica que cae en un componedor o galerín, formando palabras de acuerdo con el tipo, tamaño y longitud deseados. La impresión en frío u offset es un sistema de reproducción fotográfica: los textos e ilustraciones impresos mediante este procedimiento sonrecortados y ensamblados para formar la página conforme a la diagramación original.
Una vez realizada la composición mecánica o fotográfica, el material informativo se compagina en una plancha metálica o en un bastidor con inserciones fotográficas, al tamaño de la plana. Se colocan entonces, en orden, primero los anuncios publicitarios, enseguida los titulares y después los textos e ilustraciones, procurando ajustar los espacios escritos y los blancos en el área disponible. Esta confección queda a cargo de los formadores. Terminada la formación mecánica o fotográfica, se graba en relieve una hoja de asbesto o se elabora un soporte fotográfico en una laminilla metálica, según el sistema de impresión, y se obtiene un clisé maniobrable que puede adoptar una forma cilíndrica e insertarse en la máquina rotativa. Antes de la impresión definitiva de la edición del diario, se hace una prueba que es revisada por el jefe de redacción, quien da la orden al jefe de talleres para que se tire el periódico.

Cuando el periódico sale de la prensa, cortado y doblado por unidades, se entrega en grandes fajos a los centros distribuidores de envío de suscripciones, puestos de venta y vendedores ambulantes. El jefe de distribución se ocupa de fomentar la venta del diario a través de la promoción publicitaria en las páginas del propio periódico o en otros medios, y vigila la distribución adecuada de los ejemplares entre los suscriptores, así como la difusión que hacen los compradores al mayoreo, los puestos y los vendedores ambulantes. La promoción y la venta constituyen elementos esenciales para la existencia de un periódico: para sobrevivir, el diario debe venderse. Si bien el producto de la venta no es suficiente para financiar la empresa, el número de lectores-compradores, traducidos en número de ejemplares consumidos (tiraje), es el criterio básico de selección publicitaria, por lo que, para obtener mayores ingresos por concepto de publicidad, el periódico debe aumentar su tiraje.

El costo elevado de la inversión necesaria para crear una empresa periodística, y los costos de producción, rebasan con mucho a los ingresos obtenidos por la venta del periódico, en la medida en que el precio del ejemplar no tiene correspondencia con su valor real: los diarios se venden a un precio menor a su costo, por lo que el monto de la inversión se recupera mediante la venta de superficie de sus páginas para publicidad. La búsqueda de financiamiento mediante la inserción de anuncios publicitarios en las páginas del periódico ejerce una influencia negativa en la calidad del diario, pues la superficie destinada a publicidad tiende a desplazar a la superficie dedicada a la información. En el marco de la producción industrial, la concentración de la prensa aparece como la consolidación de monopolios informativos (cadenas) que ofrecen mayores espacios para publicidad sin tener que diversificar en igual medida su información noticiosa. La información se centraliza y difunde por canales internos de la cadena, hasta los centros locales que se sostienen con publicidad propia.

EL PERIÓDICO COMO MEDIO DE COMUNICACIÓN



La empresa periodística produce de manera industrial un objeto-mercancía característico, el diario, que es fundamentalmente un soporte de mensajes diversos (sobre todo mensajes de información noticiosa y publicitaria) destinados a un público amplio y heterogéneo. En este sentido, el periódico constituye un importante instrumento de difusión social de mensajes: un medio de comunicación de masas. Un medio de comunicación es un intermediario entre el emisor y el receptor, instrumento para el registro, la conservación, la multiplicación, el transporte, la transmisión y la difusión de mensajes en el espacio y en el tiempo. Los medios de comunicación de masas se caracterizan por la difusión, de manera más o menos inmediata y simultánea, de mensajes diversos y renovados a públicos cuantitativamente importantes. El funcionamiento del medio de comunicación de masas denominado periódico constituye un proceso susceptible de ser analizado en tres grandes fases: producción, transmisión-conservación y emisión. La producción del mensaje periodístico se descompone en una serie de operaciones que se inicia en la captación-recepción del mensaje en bruto (asistencia al acontecimiento, presencia del hecho) o semielaborado (notas del reportero, narración telefónica) por el medio de comunicación. Esta operación implica una codificación (transcripción y fundición tipográficas, por ejemplo). Enseguida, es preciso organizar, montar y disponer los diversos elementos del mensaje en el mosaico escrito-visual característico del cuadro de la plana periodística, cualquiera que sea su formato: el tratamiento o composición busca el equilibrio o el contraste, la proporción, el ritmo o la armonía mediante procedimientos que no sean la simple adición o sucesión lineales de textos e ilustraciones, sino ante todo el producto de la proximidad o contigüidad de elementos semejantes o dispares.
La transmisión del mensaje periodístico en el espacio, su transporte a distancia y su correspondiente conservación temporal, comprenden operaciones de registro en el soporte papel y de multiplicación del conjunto de mensajes que constituyen el periódico-documento. La difusión y emisión del mensaje son las últimas operaciones en el proceso, e implican la recepción-decodificación-interpretación de los contenidos, a partir de la distribución y venta de los ejemplares.

PERIODISMO Y COMUNICACIÓN



La noticia es conocimiento (del latín noscere: conocer) de la realidad inmediata, actual, más o menos presente, que se comunica a un público amplio. La comunicación de las noticias es, desde su origen una actividad que cumple diversas funciones, que satisface distintas necesidades del hombre y la sociedad. La posibilidad técnica del registro y multiplicación de hojas impresas facilita, históricamente, “la aparición de unos órganos de comunicación informativa, de orientación y entretenimiento que tuvieran periodicidad en su llegada a las manos del lector”. Es decir, que “el periodismo incluye comunicación por esencia; información por necesidad; formación por deseo de orientar; entretenimiento por naturaleza”. La idea de comerciar con las noticias aparece con la imprenta, y ya en el siglo XVI, los primeros impresores, que fueron también los primeros periodistas, recopilaban, imprimían y distribuían los relatos de acontecimientos que transmitían los viajeros, y en el siglo XVII, con el perfeccionamiento del proceso de impresión y de los correos, se había establecido un sistema de intercambio.


CAPITULO II



ENTREVISTA A MIGUEL CARBONARI, DEL AREA DE EXTRACCION DE SISTEMAS DEL DIARIO LA NACION



A MODO DE INTRODUCCIÓN



La visita al diario LA NACION fue guiada por Miguel Carbona, jefe del área de extracción de sistemas del diario, y docente en la Universidad de Buenos Aires, quien con mucha soltura y con mucha paciencia fue contestando nuestras preguntas y respondiendo a nuestras inquietudes. Creí conveniente redactar a continuación la mayoría de lo que se charlo durante la visita y el modo en que se fue dando esta especie de guía en forma de entrevista debido a la riqueza del material y al saber del señor Miguel, a quien agradezco su gentil colaboración en la elaboración de esta monografía.

¿CÓMO ES EL PROCESO DE LAS NOTICIAS DESDE SU REDACCION HASTA SU PUBLICACION?


Los redactores escriben las notas en sus pcs, la mandan a sus editores en jefe, quienes corrigen las notas o sugieren las correcciones, también se fijan de que las noticias sean conforme al pensamiento y la ideología del diario, las notas van y vienen y se decide su publicación de acuerdo a la prioridad de noticias pero por sobre todo tiene que ver con la cantidad de avisos que tenga el diario, ya que los diarios tienen que sostenerse y lograr dividendos. Antes el porcentaje aceptado era un cuarenta por ciento de publicidad y un sesenta por ciento de texto, hoy en día está en alrededor de un cincuenta y un cincuenta. Alrededor de las cinco de la tarde la gente de la sección de avisos publicitarios ya tiene la cantidad de publicidad que va a llevar el diario en la tirada del día siguiente. A partir de allí se decide la cantidad de páginas que el diario va a publicar en ese día. Las notas del día mas caliente obviamente que entran seguro, pero las otras notas menos importantes o las de color pueden descartarse. Luego de saberse la cantidad de paginas que van a salir, y luego de su edición, se pasa a la parte de pre prensa, en donde se arma la plancha magnética (es una pagina del diario). Para esto primeramente debe sacarse una foto de la pagina y obtener el negativo (luego se obtiene la plancha magnética). Esta es colocada en el rodillo de las rotativas y comienza la impresión del diario (offset).

¿A QUE HORA ES EL CIERRE DEL DIARIO?



Por lo general el horario de cierre del diario es a las cero horas o doce de la noche. En este sentido LA NACION es bastante estricto, no lo es CLARIN, por ejemplo, quien a veces publica hasta mas tarde. Por ejemplo LA NACION no espera a que termine un partido de fútbol para cerrar la sección de deportes, hacemos un comentario y al día siguiente se dará los motivos y se harán los comentarios pertinentes. Ahora si tenemos una noticia importante como la muerte del papa JUAN PABLO SEGUNDO o la de MENEM, luego del cierre del diario, se realiza la tirada de una SEGUNDA EDICION, pero en general se trata de no retrasar. El motivo es que si el diario no llega a horario es inútil. Hay un dicho que dice que no hay nada más inútil que el diario de ayer. Entonces es muy importante salir a horario para poder estar a horario en las localidades mas alejadas.

EN LA SECCION ARCHIVOS…



Aquí se encuentra la sección de archivos (nos indica señalandola), toda la historia del Diario LA NACION. No le permiten a nadie sacar las cosas del archivo, porque lo que sale de allí no vuelve. Si sos un periodista del diario pedís permiso, te dejan consultar todo. Lo que obtenes del archivo lo fotocopias pero el original queda adentro. Aunque el diario esta microfilmado en su totalidad: esta es una técnica por la cual todo una pagina del diario va a parar a una microficha que parece una radiografía en miniatura y que después se puede ver por un visor especial. En su totalidad, estoy hablando del año 1870 (ano de fundación del diario LA NACION) del primer diario a la fecha.
En sistema por computadora podemos tener los últimos dos anos seguro y tres o cuatro ano para atrás en otro sistema que no fue tan bueno. Es muy complejo y muy costoso los archivos en medios magnéticos. Para que tengan una idea las fotos de los últimos años están almacenadas en CDs. Hay torres de CDs en las cuales hay ochenta a cien CDs puestos y todos los periodistas pueden acceder a ellas. Solamente en dos años se ocupan cien CDs. Esto nos habla de lo costoso que es el almacenamiento magnético. Esto sumado al trabajo manual que la persona tiene para clasificar. No es solamente guardar la foto y listo, sino que hay que clasificarla para que pueda ser encontrada, de otra manera habrá que llamar a MANDRAKE el mago.

¿CON QUE PROGRAMA TRABAJAN LOS REDACTORES?


Los redactores trabajan con Word. En realidad tienen plantillas de Word que se armaron aquí. Escriben allí y les justifica, les hace análisis sintáctico mas un agregado a los cortes de palabra, como para que no quede por ejemplo especta y culo abajo. Suena muy feo realmente. Semánticamente no hay ningún producto que nos asegure que la cosa va a funcionar. Incluso yo soy de extracción de sistema y en inteligencia artificial se ha tratado de hace analizadores semánticos pero es muy difícil ya que por ejemplo si te digo vino blanco de Mendoza no sabes si te estoy hablando de un vino o de si vino el Señor Blanco de Mendoza. Es muy complicado manejar semánticamente nuestro idioma.

¿QUE PORCENTAJES DE MAC Y DE PCs HAY EN EL DIARIO?



En diseño ahora estamos utilizando MAC, todo lo que es diseño, infografía, armado de publicidad… en todo eso se usa MAC. Podemos decir que hoy en día el diario tiene tecnología de punta, no solo en cuanto al hardware sino en cuanto al software.

¿PARA EDICION DE GRAFICOS QUE PROGRAMAS USAN?



No lo puedo asegurar porque no trabajo con ellos, pero para foto deben estar utilizando el PHOTOSHOP, para gráficos COREL. Concluyendo podemos decir que en la parte de redacción trabajan con PCs y en la parte de diseño trabajamos con MAC. Del total del personal de todo el diario, que suman ochocientas personas, hay solamente doscientas personas que no usan computadoras, y hay ciento cincuenta PCs.

¿TODAS LAS MAQUINAS TIENEN ACCESO A INTERNET?


Sí, todas las maquinas tienen acceso a Internet, LA NACION tiene su pagina web en INTERNET, LA NACION ON LINE, que el ano pasado fue premiado como el mejor diario en Internet fuera de los Estados Unidos, y salió antes que CLARIN. Claro que CLARIN tiene un esquema publicitario impresionante y no le podemos pisar el dedo gordo del pie a CLARIN. En marketing ellos son fenomenales. En la NACION se esta intentando hacer hincapié en ello… reconocemos que es el punto flojo del diario. Por ejemplo en ejemplares ellos venden el doble de lo que vendemos nosotros, en avisos en muchas cosas si, en otras estamos parejos. Tratamos de no ser un diario elitistas pero reconozco que el nivel de los lectores de LA NACION es ABC 1, ES SUPERIOR AL RESTO DE LOS DIARIOS, y obviamente todo tiende a eso, la publicidad tiende a eso, las ventas tienden a eso


EL PORQUE DEL TAMAÑO SABANA DEL DIARIO



Esto se debe a que todos los diarios serios del mundo son de tamaño sabana, le Fígaro de París, El País de España, el Times de Londres, el New York Times, LA NACION también, nuestro diario se quiere asemejar a eso y no a los que están asemejados a la prensa amarillísta como el tamaño tabloide. Esto no quiere decir que CLARIN sea amarillista, sino que el tamaño tabloide en el mundo esta asociado a la prensa amarillista. A esto se suma la discusión de que si LA NACION cambia el formato puede ganar lectores, pero también los puede perder si lo cambia. Mas vale pájaro en mano… lo que tenes en la mano, tenelo. Esta es una época de crisis para la venta de los diarios, pero la caída de ventas en LA NACION es muy chica. Nosotros perdimos no mas del tres por ciento en los últimos tres meses, CLARIN perdió el treinta. Contrapuesto con esto en las épocas en que no hay crisis, nosotros crecemos el tres o el cuatro por ciento y CLARIN CRECE UN TREINTA Y UN CUARENTA.
CLARIN es un diario muy importante a nivel mundial, ya que muy pocos diarios llegaron a vender un millón de ejemplares como llego a vender CLARIN en algún domingo. Son muy pocos los diarios del mundo que llegan a superar los quinientos mil o seiscientos mil de ejemplares vendidos. Nosotros creemos que somos los mejores, pero ellos venden mas.

¿SE PODRIA PUBLICAR TODO EL DIARIO, DESDE SUS COMIENZOS EN 1870 HASTA NUESTROS DIAS EN INTERNET?



Se podría, pero es prácticamente imposible debido a los altos costos que tendría el diario. En toda actividad se buscan los réditos económicos, los beneficios, y la publicación del diario desde sus comienzos hasta ahora no sería para nada rentable. Hacer eso significa hablar de muchos servidores funcionando, y mucho espacio en disco. La mayoría de las empresas que tienen venta directa en Internet, como Amazonas, están perdiendo de dos a tres millones de dólares por año. Esto se debe a que la gente de nuestra idiosincrasia no esta acostumbrada a comprar por INTERNET. Yo como argentino no les veo futuro, no es nuestra costumbre. Si yo quiero comprar una camisa no lo voy a hacer por INTERNET, seguramente me la voy a querer probar o al contratar un seguro quiero que el vendedor quiero que me diga lo que me va a asegurar. El diario NACION posee su pagina en INTERNET y lo hizo antes que CLARIN, en el año noventa y seis era la pagina número uno en ser consultadas, el año noventa y siete ocupó el quinto lugar y en el año noventa y nueva estaba ocupando casi el puesto número mil. Las paginas mas buscadas actualmente en INTERNET son las que ofrecen sexo. De hecho las primeras novecientas posiciones son páginas de sexo.


LA NACION Y UNA NUEVA PLANTA DE IMPRESIÓN



El diario va a suplantar esta planta por una nueva. En una inversión de mas de ochenta millones de dólares. Vamos a tener las mejores impresoras de diarios del país y el mejor sistema de expedición de diarios del país. Todo eso obviamente va a ser que todas las maquinas y todo el proceso de pre prensa se realizan en esta nueva planta y la información viaje de aquí hasta allá vía satélite. La redacción va a seguir estando acá, las notas se van a seguir realizando acá. Probablemente el armado y el diseño de la pagina se haga acá, viaje la pagina completa hacia la otra planta y se imprima. Toda esa experiencia se hizo en Francia 98. Se armó un estudio en donde estaban los periodistas, la gente de sistema y la gente de diseño, viajaban completar hasta aquí, donde lo único que se hacia era imprimir, armar el negativo aquí e imprimir.

EL SISTEMA DE IMPRESIÓN OFFSET



La impresión hoy en día es offset, esto es que la plancha se pone en la rotativa, es plancha (que es magnética), la maquina impresora tira un chorro de tinta, y el mismo magnetismo de la plancha hace que se pegue al papel la parte que solo queremos que se pegue. La nueva planta va a tener tecnología de punta y las rotativas nuevas van a tener lo que se llama frame impage lo que va a permitir cambiar las paginas sin parar las rotativas, bajando un poco la velocidad de impresión se cambian las paginas y se va a seguir imprimiendo. Es algo que nos va a permitir realizar los diarios personalizados por zona, es decir, yo quiero que a Córdoba viaje la tapa de LA NACION de córdoba, sumado a toda la tecnología esta la parte de expedición, que va a permitir que el diario salga armado. Hoy en día el diario sale en partes, el canillita es quien arma el diario. Nosotros le vamos a dar al canillita el diario entero. Es una maquina que compagina las distintas secciones del diario, de acuerdo a aquello que nosotros le pidamos, es decir con los suplementos.

DIVISION ACTUAL DEL EDIFICIO DEL DIARIO LA NACION



Primer piso: Almacenes, artesanos y expedición.
Tercer piso: gerente de recursos humanos, gerentes de sistemas y desarrollo informativo, gravado, sala de capacitación, asociación mutual y gimnasio.
Cuarto piso: secretario general de redacción, redacción general, fotografía, revista, jefe de editoriales, editorialistas, archivo de redacción, bibliotecas circulantes, suplemento cultural.
Quinto piso: Gerente de circulación, gerente de Marketing, gerente de comercialización, gerente de Finanzas.
Sexto peso: presidente honorario, presidente de directorio, vicepresidente del directorio, director periodístico, vicepresidente ejecutivo, subdirector del desarrollo organizacional, control, director corporativo, gerente de producción, gerente de nuevos medios


¿EXISTEN PASANTES EN LA UNIVERSIDAD?


Sí, existen pasantes en el DIARIO NACION, generalmente por convenios que se realizan con universidades (privadas y estatales). De que universidades no puedo asegurarles bien de cual son, pero sí estoy seguro que hay pasantes de la UNIVERSIDAD DEL SALVADOR, DE LA UNIVERSIDAD CATOLICA ARGENTINA. Por lo general tienen un muy buen nivel, los hacen trabajar mucho, y responden. Allí se notan las ganas que tienen de aprender y de superarse. Trabajan una cantidad de horas exageradas, hasta doce horas algunos.


CAPITULO III



HISTORIA DE LA IMPRENTA



El periodo inicial de la invención de la imprenta e todavía algo misterioso, las investigaciones de los sabios no han podido aclarar los puntos capitales de tal problema histórico. Y es enorme el caudal de libros que se han publicado acerca del invento y sus inventores, pero ante la duda, siguen siendo objeto de suposiciones y controversia las cosas más interesantes que a los orígenes se refieren Gracias a conservarse en nuestra época ejemplares del arte primitivo, anónimos algunos de los más interesantes, otros con su fecha, localidad y nombre del tipógrafo, se alcanzó a formular la cronología de las primitivas ediciones y nomenclaturas de impresores con auxilio de conjeturas que, no obstante la deficiencia de tales datos y elementos de juicio, permiten trazar el cuadro general de la invención. Pudo esta atribuirse a varios sujetos, y por consiguiente algunas poblaciones pretendieron haber sido la cuna del maravilloso arte.
Las noticias indudables referentes a Gutemberg se hallan en documentos que revelan la carencia de dinero con que proseguir ciertos trabajos y a través de cuyas cláusulas, por asociación de ideas, se a divina un inventor, se transparenta la idea que guiaba al hombre y su perseverancia tenaz Estas circunstancias y alguna afirmación contemporánea son la base en que se apoya el convencimiento general de haber sido Gutemberg el gran inventor de la TIPOGRAFIA. No hay otro que tenga en su favor análoga documentación, más no consta el nombre de Gutemberg en ningún impreso conocido, aunque algunos se le hayan atribuido


BIOGRAFIA DE GUTEMBERG



Juan Guttemberg fue un impresor alemán, del siglo XV, a quien se atribuye, con gran fundamento, la invención del arte tipográfico, generalmente llamado imprenta. Es desconocida la fecha de su nacimiento, aunque se sabe la de s u muerte, acaecida en Maguncia, su ciudad natal, en 1468, por la cual sus biógrafos conceptúan debió nacer en los albores del siglo XV y se afirma que fue en 1400 Son muy escasas las noticias de su vida, la mayor parte, sino las únicas, corresponden al periodo del trascendental invento. Los datos anteriores, de carácter documental, comprueban que fue descendiente de una familia de patricios, y que en 1420 Guttemberg hubo de cambiar de residencia, como otros muchos ciudadanos, a causa de los trastornos políticos surgidos en aquella fecha, y nada se sabe del inventor hasta el 14 de marzo de 1434, fecha a la que se presenta al alcalde de Estrasburgo. Cinco años mas tarde Guttemberg ejercía de impresor(probablemente xilórgano), pues consta que poseía varios moldes y una prensa, en lo que cual no debía ser el único en tal época. En el registro de contribuyentes de Estrasburgo, correspondiente a 1444 esta incluido nuestro personaje, quien entonces pertenecía al Gremio de plateros y batidores de oro., circunstancia que permite deducir fundadamente que Gutemberg debió de ensayarse grabando textos e ilustraciones sobre láminas de metal, cuyo sistema ya era practicado por otros.
Se hallaba de nuevo en maguncia en 1448 cuando recibió de un pariente suyo la cantidad de 150 ducados de oro a titulo de préstamo, que tal vez invirtiera en la instalación de un taller para imprimir. La Fecha más cercana al hecho precedente es la de 1455, muy trascendental para el inventor y en la historia de la imprenta, pus por una acta judicial que todavía se conserva, consta que Guttemberg formaba compañía con otro maguntino, Juan Fust, y de su contenido se deduce haberse asociado a fin de dar impulso a la impresión de libros mediante tipos sueltos que pudiesen combinarse o componerse a voluntad del impresor. Guttemberg, en dos ocasiones, había recibido de JUAN FUST la cantidad de 800 ducados en concepto de préstamo con que hipotecó su obrador o imprenta, añadiéndose la garantía de los trabajos hechos en ocasión en que se esperaba una prosperidad inmediata en la empresa.
Como no resultaba el negocio, Fust exigía la devolución del capital con los intereses, cuyo total eran 2000 ducados en ocasión que a Guttemberg le era imposible devolver el dinero. En virtud del auto judicial el taller de Gutemberg pasó a ser propiedad de JUAN FUST .
Los persistentes estudios e investigaciones de eruditos y de los biógrafos de Gutemberg permiten afirmar que é, al cabo de uno años, otra vez se dedicó al arte de la imprenta, aunque no en taller propio, y que a ese periodo de su vida corresponde la famosa obra titulada CATHOLICON, de JUAN DE GANUA, dirigida por el mismo inventor, obra insigne de la imprenta primitiva, que se publico en 1460. Como aparece hombre desgraciado en sus empresas y falto de recursos para rehabilitarse, Gutemberg se acogió a la protección del arzobispo de MAGUNCIA, Adolfo, de que poco disfrutó, pues el inventor de la imprenta fallecía en 26 de febrero de 1468, mas en aquellos momentos el síndico de la ciudad, doctor Humery, publicaba un edicto en virtud del cual iban a serle devueltas a Gutemberg algunas formas (o moldes), letras y varios utensilios. No existe libro, ni otra clase de impreso que lleve el nombre de Gutemberg, pero se le atribuyen algunos, siendo el trabajo más importante la BIBLIA llamada DE CUARENTA Y DOS LINEAS, numero de que constan las columnas, empresa magna y obra admirable, compuesta de dos tomos de gran folio, de 324 y 319 páginas, respectivamente. A Gutemberg se debe también la mayor parte de la composición del famosísimo salterio, estampado con iniciales a dos tintas, obra que antes se atribuía exclusivamente a Fust y a su yerno Schoeffer, de Gernsheim. Entre los monumentos a él dedicados, se mencionan: El de Estrasburgo, por David Dangers, el de Maguncia, por Thorwaldsen (1837), el de Francfort del Main, por Fust y Schoeffer (1857), y el de Viena, por Bitterlich.


IMPRESIÓN OFFSET



UN POCO DE HISTORIA



Esta disciplina corresponde a las artes gráficas y consiste en un sistema de maquinas rotativas para imprimir en litografía. Existen dos tipos: la maquina sencilla, para una sola tinta, y la doble que por medio de planchas metálicas estampa dos colores en una sola evolución con notable rapidez.
Comenzó su fabricación en Londres hacia mil novecientos nueve, se extendió prontamente por Inglaterra y América del Norte, también por Europa, fabricándose en Francia y Alemania desde poco antes de la guerra mundial. Su invento es hijo de la observación casual de un operario. Sustituye las maquinas litográficas rápidas para la estampación a base de zinc o de aluminio, con la ventaja de poder prescindirse de la calidad del papel, sea fino, áspero o de o cartulina gofrada. Por delicados que sean, los rasgos del dibujo o los tonos del original. La impresión queda siempre de un aspecto mate, no toma el brillo de las tintas grasas usadas en tipolitografia. Es susceptible de producir cromos desde cuatro hasta doce o más colores, imprimiendo dos tintas por tirada. El primer tipo fabricado de estas máquinas estampaba en planchas de setenta y cuatro por ciento diez y de ochenta y cuatro por ciento trece cm. , dos colores a la vez, y con la velocidad de mil cien que puede elevarse a mil seiscientos ejemplares por hora, siendo la fuerza necesaria para ponerla en marcha de cinco a seis caballos.

VARIANTES DE TRABAJO DE LA OFFSET



Las variantes que permite la offset son estas: La impresión de una sola tinta en una cara del papel se efectúa por medio de una plancha con imagen positiva, para estampar dos tintas a la vez se aplican dos planchas positivas a la maquina, para imprimir el pliego por ambas caras (impresión y retiración al mismo tiempo), también dos planchas, una positiva y otra negativa. Todo lo cual puede obtenerse con facilidad, no siendo necesario mucho arreglo de maquina ni gran perdida de tiempo.
La impresión no se efectúa directamente desde la plancha al papel, sino por medio de un cilindro de caucho, sobre la cual automáticamente se transporta la imagen por negativo, debidamente entintada, que enseguida se decalca en la superficie el pliego, con la natural rotación de la maquina. Debido a la elasticidad del caucho, la presión del cilindro salva las asperezas o irregularidades del papel, estampándose con gran delicadeza aunque la superficie sea fuertemente graneada.
Cuando se imprime en dos colores da el pliego dos vueltas sobre el tambor impresor, de modo que se pone en contacto con los dos paños de goma que han tomado tinta de cada una de las respectivas planchas. En cambio, cuando se efectúa la impresión y retiración a la vez, el paño de goma del cilindro impresor en su primera vuelta se pone en contacto con uno de los dos paños del cilindro transportador del cual recibe la copia, y en su segunda vuelta toma el pliego, el que, al ponerse en contacto con el segundo paño del tambor transportador y recibir de éste la presión de frente, queda estampado también al dorso. Para imprimir una sola tinta y una cara del pliego en las máquinas dobles, se retira un paño caucho transportador y se impone una plancha solamente.
El consumo de tinta es mínimo, efectuándose la distribución en forma piramidal entre varios rodillos o cilindros, todos ellos de gran diámetro. La plancha matriz que transporta la imagen al cilindro de caucho se impresiona fotográficamente por medio de un clisé reticulado, pero antes será sensibilizada la lámina de aluminio con cola esmalte, sin que sea necesario que el punteado cuba toda la superficie de la imagen. Casos hay en que se prescinde de la retícula, impresionando una plancha de aluminio graneada con un clisé ordinario, sin que deba invertirse la imagen, ya que al pasar de la plancha al cilindro de caucho se efectúa la inversión y queda estampada sobre el pliego en su sentido natural. El transporte litográfico usual se acomoda también a la máquina OFFSET, pero en todos los casos debe ser vigoroso.
La resistencia del transporte sobre el aluminio es notable, aunque no constante es su duración, pero puede alcanzar mas allá de diez mil ejemplares. El resultado técnico, nítido y suave, le comunica algún parecido a la estampación de la talla dulce, pero no su vigor, cuando se imprimen cuatro tintas o más, la Reproducción toma caracteres de acuarela, separándose algo del vulgar aspecto mecánico de los modernos sistemas de reproducciones mas en uso. En Austria se aplico la impresión OFFSET para estampar los billetes del banco, y el Instituto Geográfico Militar de la misma capital emplea igual sistema en la impresión de mapas iluminados. Las más importantes revistas americanas usan tal procedimiento también en la reproducción de originales pintados al pasteles y a la aguada. En España como en Francia se efectúan trabajos artísticos con la OFFSET, ante la expectativa de mayores resultados.

Autor:

Marta González





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License