Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Institución Muchachos y Muchachas con Don Bosco parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




1.5.4. Análisis Coyuntural



El análisis de coyuntura sirve fundamentalmente para contar con elementos suficientes que nos permiten anticipar la evolución inmediata de un proceso social en el marco de su tendencia de desarrollo a largo plazo (www.monografias.com/ trabajos13/lascieso.shtml.)

Un análisis de coyuntura a nivel social o institucional, es el análisis de una escena política en donde hay distintas categorías de actores: Protagonistas, ayudantes, opositores, destinatarios, situación, dispositivos prácticos de tipo institucional y el proyecto. (Doc. III: Pautas para realizar análisis de coyuntura, Agustín Navarro).

Los objetivos del Análisis de coyuntura son:


1.    Redefinir la correlación de fuerzas de un momento y una situación social o institucional, generado por un acontecimiento.
2.    Reconstruir las prácticas sociales o institucionales de la manera como se dieron en un momento dado.
3.    Señalar la estrategia y la táctica de los actores sociales en el seno de una sociedad o de una institución, para determinar los bloques de poder que se van formando.
4.    Mostrar la presencia o el ocultamiento de las contradicciones de fondo de una sociedad o de una institución.
5.    Relacionar los momentos coyunturales con el movimiento profundo de las estructuras sociales o institucionales.

1.5.5. Gerencia



La gerencia vista como el más alto eslabón en la cadena de mando de una empresa u organización, tiene un conjunto de funciones y responsabilidades que les son inherentes.  Entre sus responsabilidades están:

- Saber tomar decisiones.
- Capacidad para asignar los recursos a cada una de las estructuras organizativas (saber dirigir).
- Controlar como se ejecutan los planes que se llevan a cabo en la institución.
- Analizar y evaluar, conjuntamente con su equipo de trabajo, los logros alcanzados, las causas de las desviaciones y las posibles medidas correctivas.
- Facilitar el trabajo de sus colaboradores y, más que ejercer control, les presta el apoyo necesario para que puedan realizar sus tareas.

La efectividad de una organización depende directamente de la eficacia y la eficiencia con que el gerente ejecute sus funciones, así como también de su habilidad para manejar a las personas que conforman su grupo de trabajo y guiarlos por el camino que conduzca hacia la efectividad de la organización. (www.monografias.com/trabajos13/lideraz.shtm·gerencia).

CAPITULO II



ORGANISMOS QUE TRABAJAN CON LA NIÑEZ EN EL PAÍS



2.1. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)


Es una organización única entre los organismos mundiales, y única también entre las entidades dedicadas a la infancia y la juventud.

La autoridad con que cuenta el UNICEF le permite ejercer su influencia sobre quienes tienen poder de decisión y sobre los aliados, para convertir en realidad las ideas más originales.

A lo largo de la historia, se ha adquirido un profundo conocimiento de lo que es el desarrollo y una comprensión de la importancia que reviste la infancia con respecto al progreso.

En el UNICEF trabajan más de 7,000 mujeres y hombres repartidos por todo el mundo con la misión de fomentar y proteger los derechos de la niñez.  Abogan por sus derechos y contribuyen al bienestar de los niños y las niñas mediante programas que les ayudan a sobrevivir y a desarrollarse plenamente hasta llegar a la edad adulta, y que suministran medicamentos esenciales, vacunas y materiales para la educación, la atención de la salud y las situaciones de emergencia.

En 158 países y territorios del mundo, el UNICEF ejerce su influencia sobre individuos e instituciones que prestan servicios a las generaciones más jóvenes.

Los comités nacionales constituyen un componente fundamental del UNICEF.  En 37 países, los comités realizan labores de promoción, educación y recaudación de fondos para llevar a cabo actividades cruciales cuyo objetivo es mejorar las vidas de los niños y las niñas.

Los comités Nacionales constituyen los órganos de divulgación del UNICEF en el mundo industrializado, son sus aliados a la hora de difundir la opinión y las preocupaciones de los niños y niñas.

La Misión del UNICEF



La Asamblea General de las Nacionales Unidas ha confiado al UNICEF el mandato de promover la protección de los derechos del niño, de ayudar a satisfacer sus necesidades básicas y de aumentar las oportunidades que se les ofrecer para que alcancen plenamente sus potencialidades.

El UNICEF se guía por lo dispuesto en la convención sobre los Derechos del Niño y se esfuerza por conseguir que esos derechos se conviertan en principios éticos perdurables y normas internacionales de conducta hacia los niños.

Reitera que la supervivencia, la protección y el desarrollo de los niños son imperativos de desarrollo de carácter universal y forman parte integrante del progreso de la humanidad.

Se empeña en garantizar que se le dé protección especial a los niños más desfavorecidos: víctimas de guerra, desastres, extrema pobreza, todas las formas de violencia y explotación, y los niños con discapacidad.

Responde en las emergencias protegiendo los derechos de los niños.  En coordinación con los asociados de las Naciones Unidas y los organismos humanitarios, el UNICEF pone a disposición de las entidades que colaboran con él, sus servicios singulares de respuesta rápida para aliviar el sufrimiento de los niños y de las personas responsables de su cuidado.

No es una organización partidista y su cooperación no es discriminatoria en todo lo que hace, tienen prioridad los niños más desfavorecidos y los países más necesitados.

Por medio de sus programas por países, tiene el objetivo de promover la igualdad de derechos de la mujer y de las niñas y de apoyar sus planes de participación en el desarrollo político, social y económico de sus comunidades.

Cronología



- 1946: las Naciones Unidas crean el UNICEF para proporcionar ayuda de emergencia a los niños de Europa al finalizar la Segunda Guerra Mundial.
- 1950: se amplia el mandato del UNICEF, de manera que beneficie también a la niñez de los países en desarrollo.
- 1953: el UNICEF pasa a ser un organismo permanente del sistema de las Naciones Unidas, que ratifica y amplía su mandato por tiempo indefinido.
- 1959: la Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba la Declaración de los Derechos del Niño, que se concentra en el derecho a la educación, a la atención de la salud y a la nutrición.
- 1965: el UNICEF recibe el premio Nóbel de la Paz por sus labores de promoción de la hermandad entre las naciones.
- 1989: la Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño, que pronto pasa a ser el Tratado de Derechos Humanos más aceptado de la historia.
- 1990: en la Cumbre Mundial a favor de la infancia, una reunión de dirigentes mundiales sin precedentes se establecen metas referidas a la salud, la nutrición y la educación de la niñez.
- 2000: la Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba la Declaración del Milenio, donde se fijan una serie de objetivos de desarrollo cuya prioridad es la salud y la educación de la niñez.
- 2001: el Movimiento Mundial a favor de la Infancia comienza a movilizar a la población del mundo en pro de los derechos de la Infancia.
- 2002: Se realiza en New York la sesión especial de las Naciones Unidas a favor de la Infancia.  En la misma se reafirman los compromisos adquiridos con respecto a los derechos de la infancia y se deciden las medidas a tomar para construir “un mundo apropiado para los niños”.

UNICEF en República Dominicana


El Programa de Cooperación 2002-2006 se ha definido considerando las prioridades mundiales del milenio de las Naciones Unidas y el plan de mediano plazo de UNICEF, así como las iniciativas nacionales a favor de la niñez y la adolescencia.

El objetivo básico es que se diseñen e implementen políticas eficaces e integrales, en las que se consideran a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos, al tiempo que se desarrollan y fortalecen las capacidades nacionales.  En este contexto se han definido tres grandes áreas de trabajo: Programa de políticas públicas integrales, programa de sistemas locales para la promoción y protección de los Derechos de la Niñez y el Programa de VIA-SIDA.

El UNICEF tiene 50 años en República Dominicana ha venido colaborando con el Gobierno Dominicano desde 1952, año en que se firma el Acuerdo Básico de Cooperación.


2.2. La Organización Internacional del Trabajo (OIT)


La Organización Internacional del Trabajo (OIT) fue creada en 1919 para mejorar las condiciones de trabajo y promover la estabilidad económica - social mediante la acción conjunta de los patronos y obreros de los países representados.  Este organismo internacional cuya sede está en Ginebra, es el más antiguo de los asociados a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a la cual pertenece desde 1946.

El Trabajo de la OIT en República Dominicana



En enero de 1997 se firmo un memorando de entendimiento entre el gobierno de la República Dominicana y la OIT, el cual sirvió de punto de partida de las acciones de este organismo en el país.

El principal proyecto que desarrolla la OIT en el país es el programa para la erradicación de las peores formas de trabajo infantil (IPEC).

El IPEC enfoca sus asesorias con miras a que se excluyan de esas labores a miles de niños que son sometidos a extensas jornadas de trabajo, desde las 6:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde.  Entre las labores en las que se utiliza mano de obra infantil están: la agricultura, las actividades domésticas, recolección de café, recogida de basura, así como la explotación sexual comercial.

Según estudios realizados por la OIT, alrededor de 436 mil niños, niñas y adolescentes, cuyas edades oscilan entre 5 y 17 años, trabaja en nuestro país.

La principal rama de la actividad económica donde laboran infantes es en el servicio doméstico (41%), seguida del comercio (21%), la agricultura (19%) y la manufactura (11%).  El Distrito Nacional y la región del Cibao tienen el mayor número de niños(as) trabajadores.

La tarea de la OIT es apoyar las acciones del gobierno dominicano tendentes a eliminar el trabajo infantil, pues, el país firmó el convenio 182 de la OIT sobre la erradicación inmediata del trabajo infantil.

2.3. La Pastoral Juvenil



La Pastoral Juvenil es la acción de la iglesia para ayudar a los jóvenes a descubrir, conocer, seguir y anunciar a Cristo en las comunidades concretas, hacia una madurez que los capacite para optar vocacionalmente en la iglesia y comprometerse históricamente en la liberación integral del hombre y la sociedad, llevando una vida de comunión y participación.

Es un proceso y un proyecto que encamina al joven a la persona de Cristo, que se realiza en la iglesia y tiene y da como fruto un hombre y una sociedad evangelizados, promovidos y liberados íntegramente.

Con la iglesia latinoamericana reafirman la opción pastoral por los jóvenes, proclamada en pueblo y Santo Domingo.

Fundamentos centrales de la Pastoral Juvenil son, pues, Jesucristo, la Iglesia y el Hombre.

Objetivos



a)    Presentar a los jóvenes el Cristo vivo, como único salvador, para que evangelizados, evangelicen y contribuyan con una respuesta de amor a Cristo, a la liberación integral del hombre y de la sociedad, llevando una vida de comunión y de participación.

b)    Acompañar a los adolescentes y jóvenes en todo el proceso de formación humana y crecimiento en la fe.

c)    Presentar a los adolescentes y a los jóvenes a Jesucristo en forma atractiva y motivante, de modo tal, que sea para ellos el camino, la verdad y la vida que responde a sus ansias de realización personal y a sus necesidades de encontrar sentido a la misma vida.

d)    Presentar con fuerza y de modo atractivo y accesible a la vida de los jóvenes, los ideales evangélicos.

e)    Favorecer la creación y animación de grupos y comunidades juveniles vigorosas y evangélicas, que aseguren la continuidad y perseverancia de los procesos educativos de los adolescentes y jóvenes y los sensibilicen y comprometan a responder a los retos de la promoción humana, de la solidaridad y de la construcción de la civilización del amor.

La acción de la Pastoral Juvenil debe llevar como meta fundamental, al seguimiento de Jesús.  El mismo Jesús del evangelio que anuncia el Reino de Dios, que va al encuentro de las personas, que es hombre de libertad y de liberación, que crea vínculos de comunidad, que es auténtico, que enfrenta el conflicto, que es hombre de oración y de perdón, que es entusiasta, que da sentido y esperanza a la vida, que el Señor resucitado que promete y garantiza la resurrección.

La pastoral Juvenil será una acción de la Iglesia, en la Iglesia, con la Iglesia y para la Iglesia.

Por la Iglesia y en la Iglesia los jóvenes son evangelizadores y de ella reciben el encargo de evangelizar.  La Iglesia es comunidad misionera y es animada por el espíritu Santo.  Los jóvenes deben ser con la Iglesia responsables de su misión evangelizadora, de ahí la necesidad de su participación activa en la comunión eclesial.

La Iglesia reconoce y promueve la presencia y participación de los jóvenes en su vida y en su misión.  “Los jóvenes no deben considerarse simplemente como objeto de solicitud pastoral de la Iglesia; son de hecho y deben ser incitados a serlo, sujetos activos, protagonistas de la evangelización y artífices de la renovación social”.

Este protagonismo eclesial y juvenil tiene sus raíces en el Bautismo a través del cual entran a formar parte del pueblo de Dios.

La misión de los adolescentes y jóvenes, ayudados por una pastoral especializada, dedicada a ellos de manera particular, es en último término, prepararse para ser los hombres y mujeres del futuro, responsables y activos en las estructuras sociales, culturales y eclesiales, para que movidos por el Espíritu de Cristo y por su ingenio en conseguir soluciones originales, contribuyan a lograr un desarrollo cada vez más humano y cristiano.

La Pastoral Juvenil debe ver al hombre con los ojos de la Iglesia, que proclama la altísima vocación de éste y la semilla divina que en él ha sido plantada desde el comienzo, y le propone lo que ella posee como propio: una visión global del hombre y de la humanidad.  La respuesta a los grandes cuestionamientos del ser humano es Jesucristo, su mensaje y su vida.  El ministerio del hombre se esclarece en la persona de Jesús.

La visión cristiana da origen a un hombre nuevo y a una sociedad renovada  El hombre nuevo, animado por la fe, es solidario, profético, comunitario, contemplativo, esperanzado y motivado siempre por el amor.


La Civilización del Amor



Ante la situación angustiante por la que atraviesa la humanidad, la Pastoral Juvenil se propone un gran desafío: construir la civilización del amor; cuya construcción implica decir, sí, con las palabras y con los hechos, a la comunión, a la participación, a la verdad, a la justicia, a la paz, al amor y a todos los valores e ideales positivos del ser humano.  Pero también es decir no al egoísmo, a la explotación, a la injusticia, a la violencia, al desorden moral y a todo lo que se opone al amor.

Es la construcción de una nueva sociedad sobre la base de una neocultura.  Es el ataque frontal a la injusticia social, que inspira la explotación del hombre por el hombre, y es el desafío para crear los lazos fraternos y solidarios entre los pueblos.

Líneas Operativas



Para facilitar la acción evangelizadora en el mundo juvenil, se deben seguir las siguientes líneas operativas: La evangelización de los jóvenes, los procesos de educación en la fe, la pedagogía de la acción pastoral, tener agentes de pastoral juvenil bien preparados, y una adecuada organización interna.

La evangelización de los Jóvenes



En el trabajo evangelizador de los jóvenes es necesario:

- Proclamar el Kerigma (primera evangelización) y ofrecer una catequesis sistemática que les lleve a la iniciación de su fe y a la maduración de la misma.
- Penetrar y asumir con la Buena Nueva la realidad integral de los jóvenes.
- Promover la dignidad del joven y la liberación de todas sus servidumbres e idolatrías.
- Responder a las necesidades de maduración afectiva y a la de acompañar a los adolescentes y jóvenes en todo el proceso de formación humana y de crecimiento en la fe.
- Dinamizar una espiritualidad del seguimiento de Jesús, que logre el encuentro entre fe y vida.
- Asumir las nuevas formas celebrativas de la fe, propias de la cultura de los jóvenes y fomentar la creatividad y la pedagogía de los signos.
- Anunciar, “en los compromisos asumidos y en la vida cotidiana que el Dios de la vida ama a los jóvenes y quiere para ellos un futuro distinto sin frustraciones ni marginaciones”.
- Abrir a los jóvenes espacios de participación en la Iglesia.  Que el proceso educativo se realice a través de una pedagogía que sea vivencial, participativa y transformadora.  Que promueva el protagonismo a través de la metodología del ver, juzgar, actuar, revisar y celebrar.

Los Procesos de Educación en la Fe



En la acción de la Pastoral Juvenil se distinguirán tres etapas básicas: formación de pequeños grupos, la iniciación y el compromiso.

La formación de Pequeños Grupos



Téngase en cuenta que generalmente los jóvenes llegan a los grupos de Pastoral Juvenil a través del trabajo parroquial, por invitaciones hechas en las misas o por invitación de los otros jóvenes, animadores o asesores.  Este método del contacto personal se da también en la Pastoral Juvenil de los medios específicos (obreros, universitarios, estudiantes).

Es importante el tratar de reunir a los jóvenes a través de los métodos más variados hasta el punto que consideren el grupo como algo suyo y pasen del anonimato a una presencia integradora.

Iniciación



La amistad, los problemas personales, la necesidad de ser valorado, de descubrir a Jesucristo como amigo y la búsqueda de un sentido a la vida, han de ser los enfoques importantes del primer momento de la iniciación.

En un segundo momento, debe producirse una visión más amplia de la realidad, descubrir la Iglesia como comunidad, donde surjan las inquietudes vocacionales en sentido amplio y se comience a superar el divorcio entre fe y vida y crezca la conciencia de discernimiento y de sana crítica, ampliándose la visión de fe.

Compromiso



El proceso de iniciación debe llevar necesariamente al compromiso dentro de la comunidad eclesial (coordinación de grupos, catequesis, pastoral social, consejos pastorales, presencia en los medios de comunicación social, etc.).

En la Pastoral de Grupos Juveniles habrá que orientar y cultivar las vocaciones sacerdotales, diaconales, religiosas y misioneras.

Aspectos y Metas para la Formación de Jóvenes
El trabajo de Pastoral Juvenil, como labor evangelizadora, debe llevar a que los jóvenes sean evangelizados, para que también ellos mismos se conviertan en evangelizadores de los otros jóvenes.  Esto exige por tanto, una formación humana integral y cristiana.

Deben distinguirse los siguientes aspectos en la formación de los jóvenes: cualidades humanas, su vida de fe, su vida moral y su vida de apostolado.

La Comisión Nacional de Pastoral Juvenil


En la República Dominicana la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil, dependencia de la Conferencia del Episcopado Dominicano y presidida por un Obispo, asiste y orienta el trabajo juvenil, sin menoscabo de la autonomía de cada diócesis.

Esta Comisión será un organismo de servicio, promoción, coordinación y animación de la Pastoral Juvenil a nivel nacional, a fin de convocar a una tarea común a los responsables diocesanos, responsables de movimientos, asociaciones y congregaciones religiosas que trabajan en el campo juvenil.

Este organismo debe motivar la presencia y la participación de todos en una pastoral orgánica.

El Programa “Yo También” de la Pastoral Juvenil, va dirigido a los menores de la calle para servir a los muchachos más pobres, los llamados “Palomos” o “Huele Cementos”.

En efecto, el de los muchachos de la calle es un fenómeno social.  Es muy difícil encontrar un “Palomo” solitario.  El “Palomo” nace en pandilla y vive en pandilla, sin descartar la posibilidad de la excepción, lo cual vendría a confirmar la regla, como generalmente se dice.

La Pastoral Juvenil se inserta dentro de la problemática de los muchachos de la calle, presionada por los mismos muchachos y por el deseo de buscar una solución a problema tan frustrante.

¿Cómo no sentir dolor al ver a niños y adolescentes vivir en medio de la calle como si estuviesen en una pocilga, sin que encuentren a nadie que se sienta interpelado por esa situación?

El programa Yo También es el fruto sacrificado de un esfuerzo de jóvenes por construir la civilización del Amor, precisamente en una de las expresiones sociales donde más deteriorada está la dignidad humana.

A principios de 1990 la Pastoral Juvenil movida por las circunstancias, inició una experiencia de trabajo ambulatorio con estos muchachos.  Se les ofrecían algunos servicios básicos y se hacia un esfuerzo de alfabetización.

En la Casa de la Juventud Colonial se llegó hasta a albergar a algunos de estos muchachos, en medio de limitaciones, pero con un inmenso deseo de servir.

A raíz de la puesta en vigencia del Código para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 14-94), el 1 de Enero de 1995, se decidió abrir una casa de acogida, al tiempo que se había iniciado una experiencia de campamento diurno diario en un área del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, cedida para esos fines por la Secretaría de Estado de Deportes.

Desde el 13 de Abril de 1996, en efecto, la Pastoral Juvenil ofrece servicio de acogida a los menores de la calle con la finalidad de que logren su integración familiar y educativa.

En ese entonces, la Pastoral formaba también parte del organismo para la protección de niños, niñas y adolescentes, creado por el artículo 320 de la Ley 14-94, para trazar las políticas y estrategias de protección a los menores.

Este organismo rector, después de un primer esfuerzo de algo más de dos años de trabajo entusiasta, para implementar lo establecido en el Código para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de acuerdo a lo establecido en el Art. 320 de la Ley 14-94 se fue enfermando, hasta agonizar y morir.  Le sobrevivió la Dirección técnica Ejecutiva, que adoptó programàticamente el nombre de organismo rector y que tuvo sus méritos hasta el día de hoy.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License