Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Institución Muchachos y Muchachas con Don Bosco parte 4 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




El Camino hacia la Ley 136-03: Hitos y Articulación.



A pesar de la relativa juventud de la legislación nacional de niñez, adecuada a la Doctrina de Derecho que establece la Convención Internacional de los Derechos del Niño (1989), República Dominicana ha sabido renovar los espacios de movilización y debate que han permitido mejorar y ajustar, con más posición, legislación y necesidades de la niñez.

Cabe destacar, que en 1991, República Dominicana fue uno de los países que más rápidamente ratificó la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que constituye el documento de Derecho de cobertura más universal en la historia de la humanidad.  Con la misma rapidez, nuestro país actualizó su legislación sobre niñez, en 1994, para ajustarla al nuevo marco de Derecho, promulgando el Código para la protección de niños, niñas y adolescentes, o Ley 14-94.  Sin embargo, se ha reseñado, el diseño de la Ley 14-94, sumado a las dificultades institucionales ya analizadas, desaprovechó la oportunidad que el CONANI representaba para nuclear las políticas de niñez.

Simultáneamente, la aplicación de la Ley encontró dificultades que pronto fueron evidenciadas desde el Estado y la sociedad civil.  En realidad, en el contexto dominicano, la evidencia de una Ley como la 14-94, parcialmente inoperante, y con vacíos en su ejecución, no hubiese constituido una notable excepción, de no haber mediado algunas coyunturas que favorecieron un cambio de rumbo.

Un contexto internacional de esfuerzos sostenidos durante la década de los 90 para operativizar más y mejor la convención internacional de los Derechos del Niño, conduciría a la Cumbre Mundial de la Infancia celebrada en el 2002.

Antes de esta fecha, muchos Estados fueron urgidos a presentar sus informes al Comité de Derechos del Niño de Ginebra, sobre el cumplimiento de los compromisos de la Convención.  República Dominicana presentaría su informe de país en Octubre del año 2000, complementando al del Estado, el primer informe sobre la situación de la niñez dominicana redactado por las ONGs nacionales.

El esfuerzo de las ONGs que fueron parte de la movilización social que dio lugar a la Ley 14-94, aglutinaba un hondo sentir crítico acerca de la desprotección de la niñez dominicana, por las deficiencias ya comentadas en la aplicación de la Ley.  Mientras tanto, las líneas estratégicas definidas entre UNICEF y el Estado dominicano, intentaban operativizar a su vez la ejecución de la convención.

En el 2002 los Decretos 752-02 y 766-02, el Poder Ejecutivo reorganiza la Comisión de Reforma de la Ley 14-94, designando una nueva presidencia de la misma, en la figura de la presidenta del CONANI.  Esto permitirá agilizar el trabajo técnico de Reforma de la Ley, como línea estratégica básica para el desarrollo y a su vez del plan de Niñez.

La nueva Ley de Niñez dominicana, ahora conocida como Ley 136-03 (Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes) es promulgada finalmente el 7 de agosto del 2003, integrando muchas de las aspiraciones e intereses formulados como objetivos estratégicos del plan para la niñez.

La reorganización interna del CONANI se ajusta a la perspectiva de Derecho que se consolida en nuestro país, propiciándose la creación de dos nuevas instituciones.  Una, encargada de presidir el Sistema Nacional de Protección de los Derechos de NNA, que conserva las siglas y denominación de CONANI (Art. 484, de la Ley 136-03), como denominación de todo el sistema (que por tanto, incluye tanto el ámbito gubernamental como no gubernamental).  Esta constitución se encarga de diseñar, regir y administrar las políticas públicas de niñez y adolescencia, tal y como lo establece la ley.

La otra institución heredera del CONANI, es la que asume dirigir la operatividad de los centros que han mantenido viva la institución durante 25 años.  Bajo la denominación de Dirección de Atención a la Primera Infancia (DAPI), esta renovada institución de servicios, es la que primero se ha beneficiado de los resultados del desarrollo organizacional, al contribuir fuertemente a articular a su personal, por ser el equipo humano originario del CONANI.

La DAPI es una institución creada mediante el Decreto No. 114-04 de fecha 23 de Febrero del 2004, con el propósito de administrar, consolidar, desarrollar y expandir los servicios de atención infantil a temprana edad requeridos por los niños y niñas pertenecientes a las familias de bajos ingresos del país.

Objetivos Institucionales



Misión



Ofrecer atención a la primera infancia como resultado de una alianza entre el sector público, privado, familia y comunidad, tomando en cuenta los niveles de mayor pobreza de la República Dominicana.

Visión



Ser una institución que ejerce actitud de liderar la alianza entre el sector público, privado, familia y comunidad, contribuyendo con la reducción de la pobreza mediante el incremento en la cobertura y calidad de la oferta de servicios de atención a la primera infancia, desde un enfoque de garantía de los derechos de los niños y niñas.


Tipos de Servicios que ofrece la DAPI



Modalidad familiar, modalidad organizacional, trabajo social, psicología, educación, salud y nutrición.

Algunos programas originarios, como el de “Educación Masiva” (PEM) desaparecen, para ser redimensionados ahora, más allá de la nueva visión de IEC (información, Educación y Comunidad).  La integración de estos tres ámbitos pionero en nuestro país, pretende de una vez por todas, empezar a vincular la planificación a la organización de bases de datos institucionales, sustentados en la sistematización de la práctica de los centros.

El otro programa que desaparece, el PASN (Ayúdeme a ser Niño), llega a su momento final, fruto de la evaluación de su propia operatividad y sentido.  Las doce unidades operativas en el país habían perdido su sentido de atención a NNA de la calle y como se albergaban prácticamente a población de nivel básico en sobre edad y trazado del sistema educativo regular.
Este anclaje del CONANI en la realidad social dominicana supone la matriz de autenticidad más favorable para renovar permanente el discurso teórico que fundamenta el desempeño técnico.  En este sentido, el diálogo entre el CONANI “sistema” y el denominado CONANI “servicios” (la actual DAPI) constituye el marco permanente de renovación institucional.  La tradición del Modelo ecológico de Atención Integral contribuye a familiarizar en el CONANI el quehacer técnico con una visión sistémica de la niñez, en el que la necesaria investigación y producción teórica es hija de la práctica y retroalimenta ésta.

Objetivos Institucionales DAPI



Objetivo estratégico



Se fortalece el posicionamiento y la incidencia de la institución a través de la promoción de las nuevas definiciones y de la participación en la formulación y evaluación de políticas públicas para la primera infancia.


Objetivos Específicos



- Niños y niñas de los centros de la institución con adecuado nivel de desarrollo en las diferentes áreas que incluye la educación inicial.
- Familias y comunidades integradas en la gestión de centros de atención integral a la primera infancia y desarrollando competencias para garantizar derechos de NNA.
- Oferta básica de nutrición y atención primaria, accesible a la población atendida.
- Fomento de conocimientos y habilidades que contribuyan con el desarrollo psicosocial adecuado de la población atendida.
- Reducción del abuso infantil y otras formas de violencia intrafamiliar en las comunidades atendidas.


El CONANI trabaja priorizando cinco líneas de acción que son:



- Impulsar la reorganización y modernización de la entidad.
- Fortalecer el desarrollo de los programas y servicios, haciendo énfasis en la familia y la comunidad.
- Impulsar un proceso de desarrollo y capacitación de los recursos humanos.
- Fortalecer la participación social y desarrollar una estrategia de información, educación y comunicación, así como viabilizar y gestionar la captación de recursos económicos.

CAPITULO III



DESCRIPCIÓN DE LA COYUNTURA MAYO-JULIO 2004



3.1. Devaluación de la Moneda


En tan solo tres meses, la República Dominicana ha tenido una devaluación del peso dominicano, llegando a niveles sin precedentes.  La inflación se ha disparado.  Las tasas de interés de los préstamos bancarios se habían colocado a niveles prohibitivos.

La devaluación fue imparable desde el colapso y la crisis bancaria que emergió en el año 2003 y que reflejó en la quiebra de tres instituciones bancarias (BANINTER, BANCREDITO y MERCANTIL), tuvo sus raíces en problema de liquidez originado por un manejo impropio de las instituciones, ante la carencia de políticas rectoras de las instituciones financieras que nunca contaron con una efectiva supervisión.

Las cifras del Banco central señalan que en el 2003 el país produjo 509,965.4 millones de pesos, por lo que de acuerdo a los datos suministrados, debieron ser 734,935.4 millones de pesos.  El año pasado la economía decreció 0.4 por ciento.

Esto no solo demuestra que cada día la moneda de curso dominicano vale menos, sino, que a la población se le hace más difícil cada día suplir sus necesidades básicas de alimentos, salud y servicios.

En adición a la disminución de la producción de riquezas, el país tiene un déficit fiscal consolidado de 56 millones de pesos, lo que equivale a la mitad del presupuesto que se ejecuta en el presente año.

Tenemos una inflación acumulada de un 60 por ciento.  Altas tasas de interés, una devaluación de la moneda nacional en más de un 50 por ciento, pérdida del poder adquisitivo, de los salarios e  ingresos, disminución del consumo, merma de empleos, reservas netas negativas, un crecimiento por debajo de cero, fuga de divisas y cierre al mercado de capitales y las dificultades de financiación externa y de nuevo flujo de inversión extranjera que enfrenta el país.

La incertidumbre que genera la moneda se concretiza en un horizonte más limitado para la planeación de las actividades; esto quiere decir, que el financiamiento, tanto para el consumo como para la inversión debe de hacerse a un mayor costo y en plazos menores.

3.2. La Crisis energética



Los problemas con la electricidad no solo afectan los hospitales, sino también en todos los sectores productivos, especialmente la industria y el comercio que ha sufrido cuantiosas pérdidas.

La crisis eléctrica se origina con la privatización del sistema eléctrico del Estado mediante la cual se transfirieron, sin pago real activo eléctrico valorados en US$2,500 millones, subvaluados en un 50% y dividido en 2 partes: una que nominalmente conservó el Estado y la otra, convertida en acciones, fue entregada sin pago a cincos compañías privadas que asumieron el control y la administración, iniciando una etapa de progresivos aumento de la tarifa, cobros indebidos, incluyendo cobros de apagones excesivos y no verificados.

Antes de la capitalización había deficiencia del servicio, pero las tarifas eran bajas y los niveles de subsidios, no mayores de RD$300 millones anuales eran tolerantes.  Desde la privatización los subsidios sobrepasan los US$180 millones anuales y los gastos de consumo del gobierno ha ido en constante aumento, al punto en que ha debido tomar préstamos externos para pagar a los acreedores de las empresas eléctricas.

La crisis eléctrica es un agravamiento de la crisis financiera, al haber comprado el gobierno dos empresas técnicamente quebradas, las llamadas EDES: EDENORTE y EDESUR de Unión FENOSA, aceptando pasivos suyos y asignándoles un valor de compra, comprometiendo indebidamente unos US$600 millones.

La realidad es que el sistema eléctrico privatizado fracasó al incrementar las tarifas y cargas diversas, al hacer aumentar los subsidios del Estado sin eliminar los apagones, constituyéndose en una carga insostenible e intolerante para la población.

La generación de electricidad era de 600 megavatios, casi mil por debajo de la demanda, y dos tercera partes del territorio nacional permanecían sin electricidad.

El pésimo servicio de electricidad no sólo afecta los hogares, las industrias y el comercio, también el tránsito de vehículos, la docencia en escuelas y universidades y el suministro de agua potable.

Aún el Estado haber comprado las llamadas EDES; no ha podido remediar la crisis en este sector, los precios son tan altos y por ausencia de inversiones en distribución, por cada 100 KWH, se producen, sólo 70.4 KWH llegan a ser facturados, y se cobran solamente 51.8 KWH, como consecuencia, las pérdidas para el sistema eléctrico ascienden a más de US$100 millones al año.

AES, la administradora de EDEESTE, una de las compañías privadas que sigue en el país; ha anunciado su deseo de vender su inversión en esta distribuidora porque pierde dinero todos los meses, al igual que EDENORTE y EDESUR que están en manos del gobierno.

Las tarifas eléctricas suben desmesuradamente por factores internos y externos, los apagones son arbitrarios, es decir, no programados y ascienden a las 14 horas en todo el territorio nacional, siendo el pago de la energía de la República Dominicana una de las más caras en América Latina.

3.3. Alza de los Combustibles



Otro sector influyente en la crisis económica es el alza en los precios de los combustibles donde cada fin de semana los consumidores esperaban un aumento en el precio del gasoil y la gasolina.

Esta situación conllevó a otra alza proporcional del costo de vida e incluso del dólar estadounidense.  Hace varios meses las plantas envasadoras de gas propano enfrentan dificultades porque la Refinería Dominicana de Petróleo raciona la entrega de ese carburante que es usado por vehículos del transporte público, amas de casa y la industria.

Las personas tenían que esperar varias horas y largas filas de personas y de automóviles y muchas veces tenían que volver a su casa sin el carburante.

En cambio, esto ha llevado a altos e injustificados costos de combustibles, que no se reducen al bajar los precios internacionales del barril del petróleo, ya que estos precios subvencionan las actividades públicas.  No obstante, en los primeros meses del 2004 el costo de los combustibles variaba cada semana, es decir, cada viernes se anunciaban alzas en los carburantes.


3.4. Desempleo



A pesar de la recuperación económica, el ascenso incesante del desempleo en el mundo, que alcanzó una cifra sin precedentes de 185.9 millones de hombres y mujeres en paro con especial incidencia entre los jóvenes.

El desempleo abierto creció significativamente durante los últimos dos años, debido a que la crisis económica que afecta al país ha obligado al cierre de numerosas empresas y comercios.

En muchos casos, para garantizar el sostenimiento de las empresas los ejecutivos han realizado importantes reducciones de personal que dejaron en las calles a profesionales, obreros y empleados de todos los niveles.

Según el Banco Central, la tasa oficial de desempleo era el cierre del pasado 2003 de 16.80 por ciento, superior en casi 3 por ciento a la tasa de 13.90 del año 2000.

Sin embargo, no todas las perspectivas son tan a ciegas.  El informe Tendencias Mundiales del empleo, 2004 con un pronóstico moderadamente optimista, afirma asimismo que la recuperación económica más acentuada en la segunda mitad del 2004, podría proporcionar cierto alivio.

Las esperanzas de obtener más y mejores empleos se ven postergados, muchos países no podrán reducir la pobreza a la mitad para 2015 para cumplir con los objetivos de desarrollo del milenio.

Los más perjudicados fueron los cerca de 88.2 millones de jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 24 años, grupos en el que se registró una abultada tasa de desempleo del 14.4%.

3.5. La Pobreza



En el proceso de definición de la pobreza entran las representaciones sociales, que constituyen la cristalización del sentido común en las operaciones cotidianas de la gente.  En una representación se encuentran informaciones, imágenes, opiniones, actitudes que permiten aprehender lo real y convertirlo en la realidad percibida.  De esta manera, la percepción que una persona tiene acerca de la pobreza es igual al conjunto de imágenes, opiniones, ideas, pensamientos, vivencias o sensaciones que esta persona asocia con la pobreza.

La pobreza es percibida como falta de recursos para sembrar, no tener una casa, no tener una cama, falta de alimentos para comer, falta de agua, etc.

En este sentido, se percibe la pobreza como falta de asistencia técnica para trabajar la tierra, ausencia de infraestructuras de salud adecuadas, desempleo, la pobreza es aquella en la que solo en temporadas electorales la gente consigue algo, etc.

El término pobreza se asume como la escasez de medios para cubrir las necesidades básicas de alimentación, educación, salud y otras condiciones que están asociadas estrechamente a la vida digna del ser humano.

La medición de la pobreza es una tarea que conlleva graves riesgos y dificultades, derivados de la multiplicidad y complejidad de los factores que la conforman y a la subjetividad.

Las cifras hablan de que más de mil millones de los más pobres del mundo, la mayoría de los cuales son mujeres y niños, subsisten con menos de un dólar diario; y que los 50 países más pobres del mundo albergan al 20% de la población mundial, y sin embargo, solo cuentan con algo menos del 2% de los ingresos mundiales.

Las causas de la pobreza en República Dominicana como en la mayoría de países de América Latina hay que buscarlas en sus matrices históricas, en las relaciones que se dieron desde el principio entre los colonizadores e indígenas, donde la desigualdad en el intercambio entre ambas civilizaciones fue uno de los rasgos más característicos.

La pobreza que se usa como principal tema en las campañas políticas y en las cumbres mundiales, es la causante de que a diario mueran millones de niños y niñas en el mundo.  Muchos han muerto ya, y otros más continuaran falleciendo, a pesar de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el período que va de 1997 al 2006 como la “Década Internacional para la Erradicación de la Pobreza”.

En nuestro país, el número de pobres aumentó entre el 2003 y principios del 2004, y según datos suministrados por el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), como resultado de la crisis económica que padece el país, ahora hay un millón más de dominicanos sumidos en la pobreza.

Para erradicar la pobreza en el mundo, no ha sido suficiente la firma de tratados internacionales que versan sobre la materia, ni los programas mundiales para su erradicación, pues, es notoria la falta de políticas desarrollistas, que le permitan a los países pobres ser entes de su propio desarrollo.  En ese sentido, una buena parte de las inversiones tienen que estar destinadas a la creación de fuentes de empleo, así como dotar a los hombres y mujeres de las herramientas básicas para obtener una fuente segura, permanente y digna de ganarse el sustento propio y el de sus dependientes.

3.6. Sistema Salud



El Centro de Investigaciones Económicas del Caribe (CIECA), planteó para conjurar la crisis que comenzó a principio del 2003 en el aspecto salud y seguridad social; como una de la más alta prioridad.

El incremento del gasto en salud a través del Sistema de Seguridad Social es la traba fundamental para el inicio de las operaciones de los planes de salud en el sistema, los cuales han estado paralizados en parte por la falta de los recursos públicos.  Se refiere que entre todas las propuestas adelantadas para incrementar las recaudaciones fiscales, se confrontan muchas dificultades para su aprobación.

Desde hace meses, según los médicos, los laboratorios no tienen insumos para las pruebas; frente a la insuficiencia de material gastable en los hospitales, falta de medicamentos, infraestructuras dañadas, deterioro progresivo, falta de equipos, agravado por el detonante de los apagones.

Desde hace meses, los trabajadores del sector salud, realizan protestas que incluyen paros de servicios, en demanda de aumento salarial, y de que mejoren las condiciones de los hospitales.

Paros escalonados, que se prolongaban hasta por 72 horas mantuvieron en vilo a la mayoría de los hospitales públicos del país, siendo los más pobres los perjudicados por tal situación.  Era notorio el gran número de enfermos que se aglomeraban en las salas de esperas del Moscoso Puello, el Morgan, el Salvador B. Gautier, por citar algunos, quienes impotentes observaban como solo eran atendidas las emergencias.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License