Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Ampliación de la UE Unión Europea parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




- Exposición del 14 de abril de 2004.



1.    El Proyecto de Constitución Europea.



La Constitución Europea se compone de:
I.    El Preámbulo de la constitución.
II.    Los Principios de la Unión.
III.    Las Competencias de la Unión.
IV.    El Marco Institucional de la Unión.
V.    Las Funciones de los Órganos de la Unión.
VI.    Las Relaciones Exteriores en la Unión.
VII.    Las Disposiciones Finales de la Constitución.
VIII.    Los Derechos Humanos garantizados por la Unión.

Nos centraremos en el preámbulo y los principios de la constitución de la Unión Europea, así como en las noticias de prensa aparecidas últimamente referentes a la Constitución.

El proyecto de Constitución europea se aprobó mediante resolución del Pleno del Parlamento Europeo el 10 de febrero de 1994, el cual recoge todas las Instituciones y los principios reconocidos y consolidados por los diferentes tratados que regulan la Unión.

El preámbulo de la Constitución Europea trata de recoger el acervo comunitario y en nombre de los pueblos declara:
-    La continuidad del proceso de integración.
-    Que la pertenencia a la Unión Europea de basa en la libertad, la igualdad, la solidaridad, la dignidad humana, la democracia, el respeto de los derechos humanos y la primacía del Estado de Derecho.
-    Reforzar la solidaridad entre estos pueblos en el respeto de su diversidad, su historia, su cultura, su lengua y sus estructuras institucionales y políticas.
-    Que las decisiones que afecten a los ciudadanos se adopten de la forma más cercana a los mismos.
-    Que la Unión europea pretende el desarrollo económico, el progreso social, el refuerzo de la cohesión, la participación activa de los entes regionales y locales.
-    Que se garantice a los ciudadanos y a quienes residen en la Unión europea mejores condiciones de vida.
-    Que la Unión Europea debe contribuir eficazmente a la seguridad de sus pueblos.
-    Que la Unión Europea está abierta a los Estados europeos que deseen participar en ella, que compartan los mismos valores, persigan los mismos objetivos y acepten el acervo comunitario.

Los estados miembros y el Parlamento Europeo aprobaron la Constitución de la Unión Europea con objeto de:
- precisar sus objetivos.
-    incrementar la eficacia, la transparencia y la votación democrática de sus instituciones.
-    Simplificar y hacer más comprensibles sus procedimientos decisorios.
-    Garantizar jurídicamente los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Los principios de la Unión son:
-    Garantizar en Europa la paz, el respeto a la democracia, el progreso económico y social, el pleno empleo y el respeto al medio ambiente.
-    Desarrollar un espacio jurídico y económico.
-    Ayudar a todos sus ciudadanos a adaptarse a los cambios internos y externos en el ámbito económico, político y social.
-    Favorecer el desarrollo cultural y espiritual de sus pueblos en el respeto de su diversidad.
-    Afirmar su identidad en el plano internacional.

Todos los ciudadanos que poseen la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión, es ciudadano de la Unión y en consecuencia goza de los mismos derechos dentro de los Estados miembros de la Unión. Tienen derecho a voto activo y pasivo, y a ejercer cualquier actividad política y a acceder a los cargos públicos dentro de la Unión. También tienen derecho a la protección diplomática y consular. Además, gozan de la libertas de circulación, residencia y estancia en el territorio de los Estados miembros y puede ejercer en él la actividad de su elección en las mismas condiciones de los nacionales.

Los aspectos principales del proyecto de Constitución son:
-    mejor sistematización mediante la recopilación de todos los elementos legales de la Unión en un solo documento.
-    La Unión Europea como unión de Estados y ciudadanos.
-    Catálogo de derechos fundamentales vinculante a escala de la Unión.
-    Fortalecimiento del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea como órganos comunitarios.
-    Presidente del Consejo como cargo permanente.
-    El Ministro de Relaciones Exteriores hace visible la Unión hacia el exterior.
-    Importantes avances en la materialización del espacio de libertad, seguridad y justicia.
-    Notable aumento de las decisiones por mayoría.
-    Reparto de competencias más claro y mejor control.
-    Simplificación de instrumentos y procedimientos.

En la prensa han aparecido varias noticias respecto a la Constitución Europea, alguna de ellas como que Aznar no aceptaba el sistema de doble mayoría para la toma de decisiones, cosa que provocó una crisis importante, y el nuevo gobierno de Zapatero acepta este sistema de doble mayoría. Otra de las noticias aparecidas recientemente es que la Unión Europea propuso votar la Constitución en Madrid a causa de los atentados terroristas del 11 de Marzo, lo que ha sido rechazado y finalmente se hará en Roma como estaba previsto.

2.    Ampliación de la Unión Europea.


Tras la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, Europa tenía ante sí el reto de superar una división histórica. La respuesta de la Unión Europea fue apoyar a las nuevas democracias de Europa Oriental y Central ofreciéndoles una perspectiva de adhesión. La ampliación se prepara con la adhesión de 10 países: .

v Polonia            v Eslovenia
v República Checa    v Lituania
v Malta                v Estonia
v Chipre            v Letonia
v Eslovaquia        v Hungria

Esta será la 5ª ampliación de la historia de la construcción de la Unión Europea.

El procedimiento por el que un estado a la hora de querer pertenecer a la Unión Europea Debe seguir se basa en:
-    El Estado candidato dirige su solicitud al Consejo, que se pronuncia por unanimidad tras consultar a la Comisión y previo dictamen conforme del Parlamento Europeo, el cual decide por mayoría de los miembros que lo componen.
-    Las condiciones de la adhesión y las adaptaciones de los Tratados que ésta conlleva son objeto de un acuerdo entre la Unión y el Estado solicitante. Este acuerdo se somete a la ratificación de todos los Estados miembros. El núcleo del acuerdo del espacio Económico Europeo (EEE) está constituido por las 4 libertades del mercado único, que son:
mercancías
servicios
libertad de circulación de:
capitales
personas
-    Las condiciones que deben cumplir los países candidatos están establecidas en el artículo 49 (O) del TUE. Los países candidatos han de:
- Pertenecer al continente europeo.
- Respetar los principios en que se basa la Unión, enunciados en el apartado 1 del artículo 6 (F) del Tratado:
- Democracia.
- Respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales.
- Estado de Derecho.

Haciendo un breve repaso a la historia de la Ampliación,  hay que hablar de las ampliaciones anteriores, a los seis Estados fundadores se les unieron:
- Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido en 1973.
- Grecia en 1981.
- España y Portugal en 1986.
- Austria, Finlandia y Suecia en 1995.

Hay países no europeos que les hubiese gustado entrar, pero al no cumplir el principal requisito no lo han podido hacer. Sin embargo hay otros países europeos que se han quedado fuera por su propia voluntad como es el caso de Suiza, Mónaco o Noruega que ya lo intentó en 1970 y 1993, aunque el pueblo noruego desautorizó a sus gobernantes rechazando la opción en referéndum en esas dos ocasiones

Los candidatos actuales son: Turquía (abril de 1987), Chipre y Malta (julio de 1990), Hungría y Polonia (marzo y abril de 1994), Rumania, Eslovaquia, Letonia y Estonia (junio, octubre y noviembre de 1995), Lituania y Bulgaria (diciembre de 1995), la República Checa y Eslovenia (enero y junio de 1996). Para la situación de Suiza, véase el punto 5 c. Una solicitud anterior de Marruecos se rechazó en virtud de un dictamen de la Comisión, debido al carácter no europeo de dicho país.

En principio, la UE se muestra favorable a la próxima tanda de ampliaciones, que afectará principalmente a los países de la Europa Central y Oriental (PECO). La Unión considera un deber la adhesión de dichos países, como se había dicho en un debate del Parlamento Europeo es “moralmente deseable, estratégicamente necesaria y políticamente realizable”. Estima que constituye una necesidad para la consolidación de esas jóvenes democracias. Por estas razones, el Consejo Europeo, reunido en Copenhague en junio de 1987, acordó que los PECO que lo deseasen podrían adherirse a la Unión.

Al mismo tiempo, la Unión es consciente de las dificultades que presenta la operación, tanto para ella misma como para los países en cuestión. En términos de nivel económico, técnico y administrativo, estos países están mucho más alejados de la media de la Unión de lo que lo estaban los menos avanzados de los que ha acogido hasta el momento.

El Consejo Europeo de Copenhague (1993) definió los criterios que deben satisfacer los candidatos además de las condiciones básicas establecidas en el Tratado. Son los llamados criterios de Coopenhague que s e basan en;
- Una economía de mercado apta.
- Capacidad de resistir la presión de la competencia y las fuerzas del mercado de la Unión.
- La aceptación del acervo de la Unión, que supone una capacidad de realizar adaptaciones legislativas, reglamentarias y administrativas considerables.
- La aceptación de los objetivos fundamentales de la Unión, es decir, la integración política, económica y monetaria.

El proceso de adhesión se inició el 30 de marzo de 1998 para los 10 países PECO y Chipre, y actualmente incluye también a Malta y Turquía. Constituye un proceso evolutivo e integrador en el cual cada candidato es juzgado por méritos propios sobre la base de unos criterios comunes. El proceso incluye una estrategia de preadhesión, negociaciones para la adhesión, análisis de la legislación comunitaria y un procedimiento de revisión. La adhesión de Chipre resulta complicada por la partición de hecho de la isla entre las poblaciones griega y turca.

La adhesión de Turquía resulta difícil debido a la situación de desarrollo económico en que se encuentra el país y a la necesidad de reformas en cuestión de democracia y respeto de los derechos humanos. El Parlamento Europeo ya ha subrayado que Turquía necesita ampliar los esfuerzos en las áreas de derechos humanos y protección de las minorías si desea cumplir los criterios políticos de Coopenhague para la adhesión.

Para la Unión Europea, la principal tarea será prepararse para absorber a los nuevos miembros manteniendo al mismo tiempo sus objetivos y sus metas, así como su capacidad para actuar con eficacia.

Para que una ampliación tan delicada, tanto por su carácter como por su alcance, no vaya en detrimento de la continuación del proceso de integración y no llegue a amenazar en la práctica la integración ya realizada, es precisa una adaptación previa de la Unión.

El sistema institucional, que ya se enfrenta a dificultades de funcionamiento con 15 Estados miembros, se ha de reformar para que resulte eficaz cuando sus miembros sean más de 20. En un “Protocolo sobre las instituciones”, el Tratado de Amsterdam definía las grandes líneas y el procedimiento de esta adaptación, que como mínimo debe afectar a la composición de la Comisión y al mecanismo de decisión del Consejo, dependiendo del número de las futuras adhesiones.

Hasta ahora el Parlamento Europeo contaba con 626 diputados y lo que había que evitar con la ampliación es que conllevase un aumento exagerado del número total de diputados. Al mismo tiempo que se debía tener en cuenta la relación entre el número de escaños por país y el número de habitantes, pero garantizando que los estados de menor población contasen con una representación política suficiente. El Tratado de Niza fijó el número de diputados en 732 para una Unión Europea de la que sean miembros los doce países con los que se han iniciado negociaciones. Lo más probable es que esta cifra ascienda finalmente a 736 ya que teniendo en cuenta su población, Hungría y la República Checa deberían obtener 22 escaños en vez de los 20 previstos en Niza, tal como ha solicitado el Parlamento Europeo.

Debido a las características económicas de los países candidatos (estado de desarrollo relativo, importancia de la agricultura…), la ampliación tendrá consecuencias en ciertas políticas comunes (política agrícola, política regional…) y en los gastos comunitarios derivados de ellas.

En 1999 el Consejo Europeo de Berlín alcanzó un acuerdo político sobre la financiación de la ampliación al fijar la dotación presupuestaria global para los presupuestos comprometidos entre 2000 y 2006. Durante estos siete años los países que son actualmente candidatos deberían recibir entre 70.000 y 80.000 millones de euros, es decir, entre el 10 y 12% del presupuesto global de la Unión Europea previsto para ese periodo (670.000 millones de euros) EL presupuesto global dela Unión Europea para el periodo 2000 y 2006 no deberá superar el límite máximo del 1,27% del PIB de la Unión. Recordemos que el presupuesto para el  2001 representó el 1,08% del PIB.

Sea cual sea la ayuda que les proporcione la Unión Europea, los candidatos habrán de realizar esfuerzos para cumplir los requisitos de la adhesión. El Parlamento Europeo les pide que refuercen la capacidad de sus administraciones para aplicar la legislación comunitaria y utilizar y controlar las ayudas, que introduzcan en los ámbitos judicial y policial.

La estrategia de ampliación definida por la Unión la elaboró, básicamente, el Consejo Europeo, reunido en Luxemburgo los días 12 y 13 de diciembre de 1997.
Los principios establecidos para dirigir el proceso son;
1 - Dado que la ampliación se considera un proceso global, debe desarrollarse en un marco de negociación único.
2 - No obstante, a causa de las diferencias de situación entre los candidatos, la ampliación también es un proceso evolutivo, por lo que el marco común debe permitir la celebración de negociaciones distintas por país, cada una de las cuales se iniciará en el momento adecuado, según el grado de preparación del candidato, y se desarrollará a un ritmo propio.

De ahí que se diseñara una estrategia de preadhesión que sirviera a ambas partes de guía para la integración. Se suman los “acuerdos europeos”, que seguirán constituyendo la base de las relaciones de la Unión con estos países, a los que ayudará a alcanzar una situación que les permita alinearse cuanto antes con el acervo de la Unión; en consecuencia, ésta resultará más fácil. La estrategia se basa en dos instrumentos:
-    Las asociaciones para la adhesión. Son un instrumento esencial de la estrategia y consisten en poner a disposición de los países candidatos todas las formas de asistencia de la Unión en un marco único para elaborar programas nacionales de preparación a la adhesión.
-    Las ayudas comunitarias: El Consejo Europeo de Berlín de marzo de 1999 decidió:
- Aumentar sustancialmente la ayuda de preadhesión.
- Crear dos instrumentos específicos: un instrumento de política estructural de preadhesión (ISPA), y el instrumento de preadhesión en el sector de la agricultura (SAPARD).
- Mantener el hincapié que hacía el Programa PHARE en dos objetivos prioritarios: el refuerzo de los sistemas administrativos y judiciales (hasta el 30% de la dotación) y el apoyo a las inversiones relacionadas con la asimilación del acervo comunitario (hasta el 70%).
- Permitir que los Estados candidatos tengan acceso a ciertos programas comunitarios en materia de educación e investigación.

El Consejo Europeo decidió crear la “Conferencia Europea” que proponía la Comisión. Se trata de un foro de consulta multilateral que reúne a países de la Unión y países candidatos para tratar cuestiones de interés común en materia de política exterior, seguridad, justicia e interior, cooperación regional y política económica.

La Comisión presentó el dictamen en el marco de una comunicación de junio de 1997 titulada “Agenda 2000″, concretamente en el volumen III de ésta y los documentos detallados adjuntos. La Comisión estima que, excepto Eslovaquia, los PECO candidatos satisfacen suficientemente los criterios políticos (democracia, derechos humanos…), pero que ninguno de ellos cumple los criterios económicos ni tiene capacidad para asumir las obligaciones derivadas de la adhesión, por lo que se hace necesaria su participación en las asociaciones reforzadas. La Comisión publica informes anuales sobre los progresos realizados por cada país candidato.

En cuanto a Chipre, la Comisión considera que antes de la adhesión se debería encontrar una solución satisfactoria al problema de la partición de la isla. Mientras tanto, no excluye que las negociaciones de adhesión se limiten a la parte sur (griega).

Los Quince se han decantado a favor de mantener las actuales restricciones nacionales de acceso al mercado laboral para los trabajadores de un nuevo Estado miembro durante un plazo comprendido entre dos y cinco años a partir de la fecha de la adhesión. El propósito de este plazo es evitar un posible “dumping social”.

3.    Papel del parlamento europeo



El PE considera que todos los países candidatos tienen derecho moral a la adhesión y deberían poder iniciar simultáneamente negociaciones en este sentido (véanse sus resoluciones de 4 de diciembre de 1997 sobre la Agenda 2000). Sin embargo, afirma que el marco institucional de la Unión no es suficiente para evitar que la ampliación ponga en peligro su funcionamiento, ni siquiera después de las mejoras aportadas por el Tratado de Amsterdam, y añade que, sin recursos complementarios, la ampliación conllevará reducciones en las políticas comunes, en particular en la Política Agrícola Común y las políticas estructurales. Ha conseguido que la Comisión le presente un informe sobre las reformas institucionales necesarias.

En su papel de invitado a la Conferencia Europea, se esfuerza por seguir de cerca el desarrollo de las negociaciones de adhesión, principalmente por mediación de sus comisiones parlamentarias mixtas con los países candidatos. El Parlamento Europeo dará su conformidad cuando los resultados de las negociaciones de adhesión sean incorporados en un tratado de adhesión preliminar. El Parlamento Europeo decidió mantener debates anuales sobre la ampliación, normalmente durante el período parcial de sesiones de octubre. El primero de estos debates tuvo lugar en la primera sesión parcial de octubre de 2000. El Parlamento aprobó resoluciones sobre cada uno de los países con los que se mantienen negociaciones de adhesión.

- Exposición del 13 de mayo de 2004.



1.    Europa después de la ampliación del 1 de mayo de 2004.


Con la ampliación de la Unión Europea el 1 de mayo de 2004 se afronta el reto de la plena unión política.

El diferente desarrollo político y económico de los países del este europeo también se explica por la distinta evolución durante los cinco últimos siglos, pero la Segunda Guerra Mundial y la guerra fría profundizaron las diferencias.

Durante cuatro decenios el telón de acero dividió e continente entre un oeste rico y democrático y un este pobre y bajo control soviético. Pero cuando el muro de Berlín se desplomó en 1989 los países de la UE, que se comprometieron a ensanchar el “club” por su frontera oriental. Fue una decisión necesaria tanto moral como políticamente, con el objetivo de reunificar Europa y ampliar la estabilidad.

La construcción europea comenzó en los años cincuenta con una tarea inequívoca: evitar otra guerra como las tres que Alemania y Francia protagonizaron entre 1870 y 1945. La Segunda Guerra Mundial estalló en el este, con la invasión de Polonia por parte de Alemania. Y ahora el reingreso de Polonia en Europa simbolizará la culminación de un objetivo histórico. El mes de mayo será doblemente significativo para cinco de los diez países que ingresarán en la UE. Eslovaquia, Eslovenia, Lituania, Letonia y Estonia entraron el 29 de marzo en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el adversario del bloque militar soviético (Pacto de Varsovia) al que cuatro de estos países (la excepción es Eslovenia) pertenecieron durante cuatro decenios. Los países del este no solo pasarán del rublo al euro, sino de Moscú a Bruselas y del Pacto de Varsovia a la OTAN. La UE les da progreso económico y la OTAN les de seguridad.

Nace ya la Europa de los 25, que acoge a 455 millones de habitantes. Los diez países que se incorporan (Lituania, Letonia, Estonia, Polonia, Hungría, República Checa Eslovaquia, Eslovenia, Chipre y Malta) aportan el 25% de la población pero sólo el 5% de su PIB, sin embargo, las desigualdades regionales se disparan.

En política exterior y de seguridad, las divergencias se acrecientan con la llegada de países proclives al apoyo de EEUU; como prueba de su inclinación, los siete países de la Europa central y oriental que han entrado en la UE han enviado tropas a Irak, y Polonia fe la que dirigió el mando de la zona a la que fueron destinados los soldados españoles. Con estos países se van a ampliar la visión de las cosas, con nuevos puntos de vista diferentes, no incompatibles sino más bien complementarios.

Los criterios a cumplir para saldar la “deuda histórica” e incorporarse a la UE no han sido fáciles para países que han estado tanto tiempo bajo órbita soviética: instituciones estables que garantizasen la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos y el respeto a las minorías; economía de mercado viable, y capacidad de asumir las obligaciones de una unión política económica y monetaria.

Los recelos de los antiguos socios se han concretado en períodos de transición que los nuevos socios deben superar antes de acceder a los beneficios de estar en la UE. Por miedo a una oleada migratoria de mano de obra barata, ha quedado de hecho suprimida para los diez la libertad de movimiento y establecimiento de trabajadores, al menos durante tres años, prorrogables a dos o incluso cuatro años más. Otro temor concretado ya es el de la localización, traslado de fábricas y empresas al Este. El salario medio por hora en los Quince es de 22,2 euros, en Letonia 2,42. El impuesto de sociedades en los Quince ronda el 35%, en la mayoría de los Diez es inexistente para empresas no residentes, y estas grandes ventajas fiscales a las empresas no desaparecerán totalmente hasta 2011.

El flujo de las inversiones extranjeras en los países candidatos ha sido de tal magnitud que esos nuevos actores, llegados de la Europa occidental, dominan la escena económica. Más del 75% de las exportaciones de Hungría, casi el 70% de las de Eslovenia o el 50% de las polacas tienen su origen  en inversiones extranjeras que contribuyen a más del 40% de su PIB.

La superficie agrícola del UE ha aumentado un 30% y habrá 11 millones de europeos dedicados al sector (hasta ahora 7). Sin embargo, más de un millar de establecimientos tendrán prohibido vender productos fuera de sus propios mercados hasta que no cumplan los duros requisitos de Bruselas. La gran ventaja en el sector agrícola para los 25, para todos ellos se abre ahora un mercado de 455 millones de consumidores que tienen garantizada la seguridad alimentaria, tanto en calidad, como sobre todo, en calidad.

Los Diez tienen la obligación (no ocurrió eso con los Quince) y el derecho de acceder a la moneda única. Pasarán de cinco a siete años hasta que reúnan las condiciones. Deben transcurrir otros dos años en la “sala de espera” con variaciones en el valor de sus monedas, que no pueden superar el 2,25% frente al euro. Asimismo tendrán que respetar los principios de la Unión Económica y Monetaria (UEM): déficit públicos por debajo del 3% del PIB, inflación no superior en 1,5 puntos a la media de los tres mejores en la UE y deuda pública no superior al 60% del PIB.

2.    La religión en el Proyecto de Constitución


En la futura Constitución Europea se respetan todas las religiones, y así queda claro en el artículo 51 sobre el Estatuto de las Iglesias y de las organizaciones no confesionales:
1.    La Unión respetará y no prejuzgará el estatuto reconocido, en virtud del Derecho nacional, a las iglesias y las asociaciones religiosas en los Estados miembros.
2.    La Unión respetará asimismo el estatuto de las organizaciones filosóficas y no confesionales.
3.    reconociendo su identidad y su aportación específica, la Unión mantendrá diálogo abierto, transparente y regular con dichas iglesias y organizaciones.

Sin embargo, hay un movimiento social que aboga por la derogación de este artículo alegando que legitima el derecho de injerencia de las instituciones religiosas en el ejercicio de los poderes públicos europeos, y que por lo tanto contradice el principio de separación entre las instituciones públicas e instituciones religiosas, según este movimiento se vincula a la Unión a un dialogo regular con las Iglesias y organizaciones confesionales ratificando, asimismo, la perpetuidad de los privilegios adquiridos a nivel nacional de las instituciones religiosas.

3.    Reparto de poder


El cambio más visible de la unión Europea es su ampliación a 25 miembros. Esta ampliación afecta a las instituciones de una forma muy directa que será en la manera de tomar las decisiones.

En la Unión Europea de los 25, hay 6 países grandes(Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España y Polonia) y 19 países más pequeños. El más grande tiene 82 millones de habitantes frente a los 375.000 habitantes del país más pequeño. A lo largo de la construcción de la Unión Europea ha habido tres intentos por repartir el poder en la toma de decisiones y los tres han fracasado. Las reglas vigentes son las del Tratado de Niza hasta que entre en vigor el proyecto de Constitución, que aún se está debatiendo.

Veamos el reparto de poder por órganos de gobierno:
-    Comisión europea:
- Antes había 20 comisarios: 1 por cada país y los 5 grandes(antes que entrara Polonia) tenían 2 comisarios.
- Ahora: 30 comisarios: 1 cada país y los 5 grandes 2.
- 1 de Noviembre: 25 miembros, 1 comisario por cada país. Francia, Alemania y España pretenden controlar las carteras más importantes con sus comisarios como vicepresidentes del Ejecutivo comunitario.
-    Consejo de la unión: (anexo     )
- Antes: Las decisiones eran válidas con 62 de los 87 votos totales. El reparto de votos era ponderado, teniendo en cuanta a la población pero no de manera directamente proporcional
- Ahora: el número total de votos aumenta a 124. Los Quince mantienen sus votos y se adjudican otros a los diez en base al acuerdo del 2000.
- 1 de noviembre: 321 votos. España sale beneficiada porque tiene solo dos menos que Alemania a pesar de tener la mitad de población. Cláusula singular: Si un Estado lo pide, deberá comprobarse si una decisión adoptada está apoyada por países que representen al menos el 62% de la población, sino, será invalidada. Ventaja que se le dio a Alemania a cambio de renunciar a tener más votos que Francia.
-    Parlamento Europeo: El 13 de junio de 2004 se celebrarán elecciones en todos los países para elegir a los eurodiputados. De 626 se pasa a 735. Alemania es la única que no pierde. Todos los demás pierden a favor de los nuevos socios.

4.    Política económica en la Europa de los 25.


La población a aumentado en un 20% y también el P.I.B. en un 5%. Ocho de los 10 países que entran provienen del área de la antigua URSS y antes de finalizar su integración política han tenido que realizar su transacción militar, lo que se llamó el Pacto de Varsovia a la OTAN, y su transición económica, el paso a la Economía de Mercado.

Los países recién llegados, ¿qué se encuentran? Se van a encontrar una Economía Comunitaria que acaba de salir del estancamiento y que se desarrolla muy poco.

Recientemente, en la Asamblea del Fondo Monetario Internacional se dio una paradójica comparación:
-    EE.UU. y Japón crecen a gran velocidad aunque con un déficit público de más del 5% del P.I.B. para EE.UU y casi un 8% del P.I.B. para Japón.
-    Europa: crecimiento inferior pero también un desequilibrio presupuestario más pequeño y que aspira a que sea aún más reducido. Con lo cual, tenemos una Unión Europea más ortodoxa en formas pero menos dinámica económicamente.

El FMI recomendó a Europa:
-    Bajar los tipos de interés
-    Políticas presupuestarias más flexibles.

Las reacciones no se hicieron esperar, así:
a)    el Presidente del Banco Central Europeo(Jean - Claude Trichet) argumentó: que en Europa, los tipos de interés están al 2%(y no se pueden bajar), el doble que en EE.UU, esto es debido al aumento del petróleo que hace que haya peligro de inflación, aumento del dinero en circulación y el aumento de los impuestos indirectos en los países de la Unión Europea.
b)    Respecto a la política presupuestaria, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Joaquín Almunia, en el mismo foro tomó la decisión de abrir distintos procedimientos contra Holanda, Reino Unido e Italia por superar el 3% del P.I.P. máximo permitido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento(PEC). Es necesario flexibilizarlo, las líneas de Solbes son las siguientes: Permitir sobrepasar el límite del 3% del P.I.B. teniendo en cuanta el ciclo económico y las circunstancias del país aunque no hay consenso.

Todo lo que son ayudas a la agricultura, la PAC y demás temas económicos se están debatiendo en el seno de la Unión.


5. La reacción de estados unidos tras la quinta ampliación de la unión europea



La ampliación de la Unión Europea del pasado 1 de Mayo pasó desapercibida en Estados Unidos. Pocos fueron los medios de comunicación que se hicieron eco de la noticia. La Prensa estadounidense pasó de puntillas sobre la ampliación de la UE. Si el sábado, las cadenas y periódicos se limitaron a tratar el ambiente festivo de las celebraciones, The New York Times ni siquiera le dio cobertura en su edición. En la versión del diario neoyorquino del 3 de Mayo se hizo eco de la dimisión del Gobierno polaco. Asimismo, con el titular “La familia de la Unión Europea unida en celebración, a la espera de problemas” explicó a sus lectores y puso de manifiesto los conflictos entre las diferentes naciones, una vez que pasase la euforia de los festejos. Asimismo, la información ponía de manifiesto “la división de las 25 naciones durante la Guerra Fría”. The Washington Post mostró a sus lectores los testimonios de diferentes europeos de los países recién llegados a la UE. El periódico explicó que estos europeos tenían que enseñar su pasaporte, explicar el motivo de su visita y demostrar su solvencia económica.

Eso si, a la Administración Bush no se le escapó que la mayoría de los diez nuevos miembros apoyaron, en su momento la invasión de Irak, detalle que parece que Donald Rumsfeld, secretario de Defensa, va a tener muy presente para el futuro. Los diferentes países europeos que se han enfrentado a Estados Unidos pueden constatar que la nación estadounidense nunca olvida.

Esta ampliación de la Unión Europea, descrita en Estados Unidos como el más grande experimento social, político y económico desde la creación de la misma, se contempla desde el otro lado del Atlántico como una oportunidad sin precedentes para el propio país estadounidense desde el punto de vista político y económico.

También es cierto, que desde diferentes sectores todavía se destaca que la mayoría de los recién llegados son “naciones ex comunistas”. Asimismo, se mira con recelo las posibilidades económicas de la nueva Unión Europea de los Veinticinco. Eso sí, ya se ha apuntado que países como Polonia, Hungría, República Checa o Lituania han aprendido las lecciones impartidas por los ejecutivos de compañías estadounidenses como Coca-Cola, General Motors, General Electric, Microssoft o Kraft Foods, a las que auguran grandes posibilidades de expansión económica.

Tampoco, ha escapado para los analistas estadounidenses que, según las previsiones, los nuevos miembros utilizarán la misma moneda, el euro a finales de esta década, que ahora está vigente en doce naciones. La moneda única es vista con recelo por economistas y ciudadanos de a pie en Estados Unidos, que reconocen que “la situación de la moneda europea nos perjudica bastante. Ya no es económico viajar a España porque el euro está muy alto, por no hablar de la libra en Londres”.

Esta expansión no deja lugar a dudas en Estados Unidos de que la Unión Europea de los Veinticinco se hace más fuerte en materia de política y mercados. Ya lo ha demostrado con una multa de más de 600 millones de dólares a Miscrosoft por abuso de poder en el mercado.

En general, la visión de los Estados Unidos hacia la nueva Unión Europea de los Veinticinco es de desconfianza. Opinan que naciones que han estado enfrentadas en la historia pasada no podrán convivir juntas y que pronto empezarán a surgir los problemas entre ellas.

Si bien es cierto que los Diez de la ampliación presentan una renta inferior a la media y un mercado con grandes oportunidades de negocio, también es cierto que estos diez países que ingresaron el pasado 1 de Mayo en la Unión Europea comparten algunos problemas y características, pero presentan también numerosas diferencias entre sí. Desde el “gigante” Polonia hasta la diminuta Malta, los nuevos socios harán llegar las fronteras de la Unión a Rusia y el Mediterráneo, aportarán nuevas tradiciones culturales y 75 millones de habitantes más que hablarán nueve lenguas oficiales adicionales a las 11 ya existentes. Los diez países que protagonizan la mayor ampliación de la UE requerirán el apoyo de los quince países actuales para aumentar su nivel de desarrollo económico. A cambio ofrecen nuevas oportunidades de negocio, mano de obra cualificada y, en general, una población ilusionada con el proyecto europeo.

Considero que esto es lo que, precisamente, preocupa a Estados Unidos, que la Unión Europea siga ampliándose y haciéndose fuerte y llegue a poder competir en igualdad de condiciones con la super - potencia estadounidense. Estados Unidos siempre ha buscado tener la hegemonía del mundo, y ahora ésta se ve peligrar. De momento Europa se está haciendo muy fuerte y está empezando a ocupar el lugar de preeminencia que siempre ha tenido en la historia. La moneda europea, el euro, compite en igualdad de condiciones con el dólar. Todo esto nos hace ver que Estados Unidos ya no es la dueña del mundo y por eso espera con anhelo que la aventura europea fracase.

- Anexos.



Anexo 1. Tratados hasta llegar a la Unión Europea:



TRATADO DE LA CECA. (PARÍS, 18 DE ABRIL DE 1951)
TRATADO DE ROMA. (25 DE MARZO DE 1957)
TRATADO DEL ACTA ÚNICA EUROPEA. (LUXEMBURGO Y LA HAYA, 17 Y 18 DE FEBRERO DE 1986)
TRATADO DE LA UNIÓN EUROPEA(MAASTRICHT, 7 DE FEBRERO DE 1992)
TRATADO DE AMSTERDAM(2 DE OCTUBRE DE 1997)
TRATADO DE NIZA(26 DE FEBRERO DE 2001)
TRATADO CONSTITUYENTE

Anexo 2. Ampliaciones de la UE.



PRIMERA AMPLIACIÓN: GRAN BRETAÑA, DINAMARCA, IRLANDA, NORUEGA(QUE DIJO QUE NO)
SEGUNDA AMPLIACIÓN: GRECIA (1980)
TERCERA AMPLIACIÓN: ESPAÑA Y P9ORTUGAL(1986)
CUARTA AMPLIACIÓN: SUECIA, FINLANDIA, AUSTRIA (1995)
QUINTA AMPLIACIÓN: POLONIA, REP. CHECA, HUNGRÍA, ESTONIA, LETONIA, LITUANIA, ESLOVAQUIA, ESLOVENIA, CHIPRE, MALTA. (2003/2004)
SEXTA AMPLIACIÓN: PREVISTA PARA EL 2007 INCORPORANDO A RUMANÍA Y A BULGARIA
FUTURO: TURQUÍA, CROACIA, OTROS PAÍSES BALCÁNICOS., RUSIA Y ANTIGUOS COMPONENTES

Autor:

Lira





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License