Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Agresión en adolescentes parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




2.2.1- Búsqueda de su identidad


Un sinónimo que podríamos agregar es la “socialización del adolescente” y el representante más importante es Erick H. Erickson. El nos habla de cambios que llevan consigo un nuevo sentido de identidad y continuidad (citado por Grinder, 1993 de Erickson, 1966).

La voidad o fuerza del ego exige un trueque a la sociedad, la confianza, ya que la adolecía y el joven son poseedores de energía fresca (citado por Grinder, 1993 de Erickson, 1965).

Siempre la formación de la identidad ha sido la causante de crisis llena de energía que cubre todos los aspectos (citado por Grinder, 1993 de Erickson, 1966).

Las dudas y angustias ocasionadas por la crisis, en cierta forma ayudan a volver a organizarse pero superiormente (citado por Grinder, 1993 de Mamlet, 1968).

En cierto modo la búsqueda de la identidad dura toda la vida; pero en la adolescencia acelera su rol.

Para formar la identidad, el ego prepara habilidades, necesidades y deseos, y este los adapta al medio.

En esta etapa es fundamental “¿Quién soy?”, para así dar paso al moldeamiento de yo, siempre y cuando respete su autonomía.

Según Erickson un ejemplo de búsqueda de identidad es elegir una carrera.

De la crisis de la identidad surge la fidelidad, lealtad, fe o sentido de pertenencia de seres queridos y amigos.

De aquí, se hallan cuatro niveles distintos del desarrollo del ego. Estos se relacionan con ansiedad, autoestima, razonamiento moral y patrones de comportamiento.
a)    Exclusión: (compromiso sin ninguna crisis) deja de lado sus intereses para ocuparse de otra actividad.
b)    Moratoria:(crisis sin compromisos) se consideran y evalúan alternativas para dirigirse a un compromiso.
c)    Logro de la identidad:(crisis que lleva a compromiso) las opciones se toman después del periodo de crisis.
d)    Confusión de la identidad:(sin compromiso, crisis incierta) no hay compromiso y puede seguir algunas consideraciones por alternativas.

El género en la formación de identidad es importante porque la causa radica en las diferencias anatómicas. Se sabe que se presentan distintos niveles de maduración entre ambos sexos. De ahí que, las niñas parecen madurar más rápido; pero los niños que son egocéntricos luego pasaran a ser conformistas, mientras que las niñas llegaran a ser autoconscientes.

La maduración del hombre tiene base biológica, pero es completada por la interacción psicológica entre el sujeto y su medio. Una relación muy fuerte y persistente con los padres hará muy difícil establecer una futura independencia y la formación de la propia identidad.
En la búsqueda de la identidad del adolescente, se puede retroceder hasta la infancia, época en que se apropiará de lo que quiere, transformándose el mismo en uno de sus familiares, lo que lo ayudará a adaptarse a su futura sociedad.

Las diferentes posiciones edípticas son de gran importancia para el desarrollo de la identidad ya que una vez adolescente estos fenómenos reaparecerán e influirán en la identidad del joven.

En la adolescencia se da la separación definitiva de los objetos amados, los padres. El adolescente deja de ser a través de ellos para llegar a ser él mismo, para alcanzar su propia identidad lo cual les significa algo más que una identificación con ellos.

El adolescente en su proceso de búsqueda de identidad pasa por etapas de experimentación y fragmentación. Mientras se debate en saber quien es, su cuerpo no lo ayuda, por el contrario, lo hace inseguro y lo preocupa.

Si al adolescente no le gusta lo que es, comienza el autorrechazo y se inventa o copia un yo ideal, despreciando su realidad y si perdonar los errores de esta, lo cual será un problema más agudo.

Los cambios físicos al haber dejado de ser un niño y la búsqueda de una identidad sexual conducen a la búsqueda de pareja y creatividad.

Las figuras paternales educativas están ya incorporadas en la personalidad del adolescente, el uso de esta inicia su proceso de individualización.
Si el adolescente integra correctamente el mundo adulto consigo mismo es por que logró alcanzar su identidad  e independencia.

Es difícil que este proceso culmine en la adolescencia. A veces los adultos se ven envueltos en momentos de autoagresividad originadas porque en su búsqueda de identidad en la adolescencia no llegaron a aceptarse, entonces se deduce que no consiguieron su identidad o no están satisfechos. Para poder superar sus conflictos deberá someterse aun trabajo de aceptación ya que se vuelve injusto frente a sus propias acciones.

Cuando los jóvenes tienen problemas para determinar una identidad ocupacional se hallaran en riesgo de padecer situaciones perturbadoras como el embarazo o el crimen.

Según James E. Marcia diferencia cuatro categorías:



- Exclusión:

(compromiso sin ninguna crisis) nivel de identidad descrito por Marcia, en el cual una persona que no ha dedicado tiempo a considerar alternativas, es decir, que no ha estado en crisis, se compromete con los planes de otra persona para su vida.

- Moratoria:

(crisis sin compromiso) nivel de identidad descrito por Marcia, en el cual una persona considera alternativas (está en crisis) y parece dirigirse hacia un compromiso.

- Logro de la identidad:

(crisis que lleva a compromiso) nivel de identidad descrito por Marcia, que se caracteriza por el compromiso con opciones tomadas después de un período de crisis, un tiempo delicado a pensar en alternativas.

- Confusión de la identidad:

(sin compromiso, crisis incierta) nivel de identidad descrito por Marcia, que se caracteriza por la ausencia de compromiso y al cual, puede seguir un período de consideraciones de alternativas.

Los factores étnicos nos dicen de la necesidad del contacto psicosocial por las siguientes características:


- Creciente contacto con la sociedad:



El joven pasa gran parte de la jornada fuera de la propia familia; en la escuela y en el ambiente de trabajo tiene la posibilidad de establecer interacciones sociales con sus coetáneos y con los demás cada vez más extensas y duraderas.

- Creciente adhesión a las ideologías corrientes:



La adquisición de poderes mentales más vastos, el acceso al pensamiento formal y a todas las operaciones que comporta, además de facilitar la compresión del ambiente, suscita en el adolescente el deseo de elaborar teorías, de participar activamente en las ideas de los hombres con que vive y las corrientes de pensamiento cultural de los contextos sociales en que está inserto.

- Creciente comportamiento de los demás:



Dependiendo siempre de la maduración intelectual, y también emocional y social el adolescente se hace más idóneo para ponerse en sintonía con los demás, para dialogar con sus coetáneos y con los adultos, para descubrir el significado de sus actividades, para colaborar en el plano de las ideas.

- Creciente emancipación de la familia:



A medida que las experiencias sociales del adolescente se extienden y se amplían los contactos con las personas, se separa emocionalmente de su propia familia, parcialmente de los padres. Los cambios condicionados por la pubertad tienen una incidencia fundamental en le proceso de emancipación de la familia por parte del adolescente.

- Creciente adaptación heterosexual:


La vida escolar y de grupo facilita la adaptación heterosexual del adolescente. Las investigaciones llevadas a cabo en este sentido revelan un progresivo acercamiento de los sexos en la edad de la adolescencia, según modalidades condicionadas de modo diverso por la madurez personal y por el ambiente sociocultural.
La categoría de las necesidades psicológicas, especialmente la de la conservación existencial y la de la integración universal, hallan en el período de la adolescencia su afirmación más decidida. La necesidad psicosocial es presentada como uno de los tipos de interacción que necesita la unidad vital “yo y el mundo” u “organismo y ambiente”.


2.3- Manifestaciones de agresión



Evidentemente la agresión esta presente en la vida real es un hecho que no podemos eludir. S encuentra a nuestro lado; muchas veces en el lugar menos esperado.


2.3.1- En la familia



Según una encuesta de la CNN. Interactiva 68% de los encuestados señalan como responsables de la agresión, en niños y adolescentes a los medios de comunicación y a los padres de familia por que permiten que sus hijos se plaguen de motivos agresivos, que tengan contacto con armas o nos supervisan las actividades que sus hijos realizan. Estos son factores de riesgo:

- La poca, escasa o nula comunicación en la familia. Lo que conlleva a una represión de los pensamientos y sentimientos, lo cual podría originar en el futuro conflictos agresivos en el hogar.
- El rechazo o abandono por parte de uno de los padres.
- Los problemas conyugales de los padres.
- Los extremos en las posturas de autoridad de los padres: autoritarismo o permisivismo.
- Ausencia de manifestaciones afectivas.
- Conflictos entre los padres e hijos.

Algo muy  común actualmente en esta sociedad consumista y globalizada, que los padres ya no se preocupan por darle atención a sus hijos, sino que se limitan a satisfacer sus necesidades económicas. Estos niños crecen solos, educándose con la información que le brindan los medios, donde la violencia es algo natural.

Otro punto muy importante es cuando los niños son agredidos por sus padres. Por ello es necesario que los padres comprendan la magnitud de la agresión, ya que un niño agredido, cuando se desarrolle será un agresor.

2.3.2- En la escuela



En las últimas décadas el problema de agresión entre escolares está adquiriendo importantes dimensiones en todas las sociedades por ello, son motivo de gran preocupación para el profesorado, las familias y para un buen número de niños. Los estudios más divulgados sobre el tema revelan que en este tipo de conductas  están implicados más del 15 por ciento de los escolares de primaria y secundaria, como agresores o víctimas.

La agresión se da como respuesta ante determinadas situaciones límite, o como actitud a través de conductas aprendidas. Es necesario que el ser humano sea comprendido como un sistema abierto y flexible, de modo que se entiende que la conducta no viene determinada exclusivamente por factores internos sino que el ambiente va a constituir el marco idóneo para realizar aprendizajes de diversa índole.

La familia y el entorno escolar constituyen los dos primeros referentes   agentes de socialización y por tanto el marco idóneo para realizar el aprendizaje de diversas actitudes, entre ellas la conducta agresiva. Podemos afirmar que los centros escolares como todas las organizaciones humanas son sistemas abiertos que como tales tienen la capacidad de estructurar y conformar su propio clima de convivencia.

2.3.3- En los amigos (grupo)



La interacción ente amigos afecta el desarrollo de la conducta social, proporcionándole al adolescente muchas oportunidades de aprender normas sociales y las claves para diferenciar entre comportamientos adecuados e inadecuados en el ámbito social.

La presencia de amigos crea un espacio social que permite la realización de una serie de comportamientos que en otros contextos serían impropios. Crea un espacio en que el adolescente puede explorar modos de expresión de actitudes hacia el otro pero, conductas agresivas, actitudes en relación al colegio, al trabajo y a la sociedad en general.

En general, el rechazo por parte de los amigos ha asociado a distintos tipos de conducta agresiva. En contraposición los niños que son más aceptados por sus amigos presentan una mayor frecuencia de conductas de apoyo a sus amigos (Combs y Slaby, 1977).

Capitulo III: Formas de agresión en adolescentes



Existen diferentes tipos que se llevan a cabo en cualquier lugar y los adolescentes se vuelcan en un dualismo de agresor- agredido.

3.1- Agresiones cotidianas



Se define que la agresión cotidiana de tipo sexual es el ataque físico y verbal que se sufre cotidianamente en la calle y transporte público. Refieren que la agresión física se manifiesta por medio de tocamientos, exhibicionismo, masturbación, frotamientos, pellizcos, nalgadas y miradas obscenas. En tanto, la verbal se caracteriza por decir groserías, insultos, gritos con contenido sexual, piropos obscenos o agresivos referentes a alguna parte del cuerpo. La agresión cotidiana se da a cualquier hora, todos los días en lugares y transportes públicos solos o concurridos.
Encontramos  la agresión en la vida real que no se puede ocultar y se encuentra por todo nuestro alrededor.

Hay diversas formas entre las que se encuentran las más crueles como en los asesinatos, torturas, violaciones, etc. Estas son terribles expresiones  de una intensa agresión interna y por la frecuencia con la que ocurren no podemos dejar de mencionarlo en este capítulo.
Las diversas formas de agresión no se pueden intentar soslayar a  los ojos de los niños y adolescentes porque se encuentran por todos lados y es imposible que estos no la descubran. Pero tampoco uno puede permitir que esta nos invada, se convierten en parte de nuestra vida o hasta en una diversión, esperando que al solo verla pueda disminuir nuestra agresividad, como decir algunas investigaciones.

Actualmente es mas aceptada por científicos, psicólogos, sociólogos y criminólogos la teoría opuesta, de la estimulación o de la excitación.

La agresión presentada cotidianamente por los medios de comunicación según las investigaciones pueden desencadenar tendencias agresivas en los receptores. Esta postura y diversos estudios han llevado a confirmar una teoría de la agresividad, siendo uno de los principales defensores el doctor Seymour Fleshbach, quien esta convencido del carácter nefasto de la violencia en los medios.

3.2     Agresión de los medios de comunicación



La violencia en la pantalla constituye un mal ejemplo que forzosamente ha de volver a los espectadores más agresivos. Indudablemente los medios de comunicación tienen una enorme influencia en el desarrollo del niño, adolescente y jóvenes.

En la televisión encontramos una enorme cantidad de violencia disfrazada de entretenimiento; que agreden a la dignidad y moral del adolescente. El adolescente ante esto pude convertirse en personas insensibles adormeciendo sus reacciones emocionales. Las escenas de violencia en los medios se han vuelto tan rutinarias que personas perfectamente “normales” yo no la reconocen.

Los medios de comunicación no sólo presentan violencia, como imágenes de asesinatos, violencia física, terror, autoridad sobre el más débil, guerras, mensajes que propugnan violencia sino utilizan a las personas, especialmente a las mujeres como objeto sexual, lo cual agrede a la dignidad.

Los estudios realizados por Bandura y Ross (1963), fueron los primeros en hacer notar la influencia que tienen los modelos agresivos transmitidos por la televisión sobre la conducta del adolescente.

La conducta agresiva ha sido tema central de muchas investigaciones por el alto contenido de violencia tanto de los dibujos animados como de los filmes transmitidos por televisión, y también debido a la correlación que se han encontrado entre conductas agresivas y violencia y desajuste social.

Los programas observados pasivamente a través de la televisión durante horas por niños y adolescentes tienen una alta dosis de agresión y violencia. Aunque muchas de las conductas agresivas o desviadas de lo socialmente aceptado son finalmente castigados en los filmes y programas de televisión.

3.3    -    Agresiones sexuales



Las agresiones sexuales son mucho más frecuentes de lo que se cree, lo que ocurre es que habitualmente se les resta importancia. En parte, esta actitud viene dada porque esta conducta se asocia a un agresor desconocido, cuando, en la mayor parte de los casos se trata de un conocido de la víctima, muchas veces su pareja.
Se ha explicado anteriormente la diferencia entre agresión sexual y violación. Esta última es el tipo de agresión que más puede traumatizar a una mujer. Hay algunas reacciones comunes en las mujeres agredidas: la sensación de suciedad y asco, aturdimiento y confusión. Hablar del tema suele ser difícil, origina miedos, a estar sola, a salir, etc. La vivencia de la sexualidad puede cambiar, se convierte en algo negativo y desagradable, se puede llegar a sentir temor por los hombres, y una especie de sensación de culpabilidad. Hay que tener claro que la culpa no es de la mujer, no hay nadie que pueda obligarla a mantener relaciones sexuales si no lo desea.

El acoso sexual:



Este tipo de agresión supone una importante discriminación para la mujer, se convierte en un obstáculo en su formación y su integración en el mercado de trabajo. Mujeres con puestos de trabajos precarios o temporales, que ocupan su primer puesto de trabajo, que son jóvenes, separadas o divorciadas, pueden ser más vulnerables. Las consecuencias de esta agresión repercuten en la salud, en el rendimiento laboral y en el equilibrio personal. Además, la mujer que sufre estas agresiones puede verse limitada en sus posibilidades de promoción y de permanencia en el puesto. También puede repercutir en su vida afectiva, tanto si su problema llega a ser conocido por su familia y pareja como si o no.

Pornografía:



Aunque algunas terapeutas prescriben ciertas formas de pornografía, en términos generales la pornografía daña el mapa sexual:
- Separa el sexo del amor y del compromiso.
- Lastima profundamente a los adolescentes que la ven.
- Estos se vuelven propenden al sexo prematuro y a la homosexualidad, además de confundirlos severamente en su autoestima.
- Minimiza la violación haciéndola común.
- Al mostrar cuerpos esculturales, provoca la sensación de tener cuerpo desagradable y, en el caso del casado, de que el cónyuge lo tiene.
- Bloquea la comunicación profunda en la pareja.
- Representa la mayor muestra de degradación del hombre, al rebajarlo a la categoría de “animal copulando”.
- Es la materia prima de la masturbación vicio en los varones.
- Induce la relajación de los principios éticos. Se ha descubierto que todos los criminales son aficionados a la pornografía.
- Refuerza el hábito de desnudar con la imaginación a la gente o de recrear fantasías sexuales mientras se charla con personas del sexo opuesto.

3.2- Agresiones de la sociedad


Es necesario prever el ambiente favorable en el que, antes de cualquier otra cosa, se aprendan los sentimientos, los valores, los ideales, las actitudes y los hábitos de significación ético social. Es ésta una responsabilidad precisa primero de la familia y después de la escuela; formar en los muchachos personalidades socialmente adaptadas de modo que, al salir del círculo familiar y escolar, puedan ocupar el lugar que les corresponden en la comunidad de los ciudadanos. Hay en las jóvenes actitudes que puedan llamarse prevalentemente sociales, porque están fundadas en necesidades que están en sí mismas orientadas socialmente a la necesidad de aprobación de conformidad, de reconocimiento y participación. Estos factores llevan a la formación de grupos sociales como: clubes, equipos, fraternidades, organizaciones juveniles, etc.
La función específica de tales grupos es la de favorecer el proceso de socialización mediante la comunicación entre los hombres. Con participación activa de estos grupos, los adolescentes pueden adquirir muchos de los conceptos fundamentales y de los procedimientos que están en la base de una prospera vida social.
Las actividades juveniles hacia la sociedad consideradas globalmente son más bien pesimistas, en el sentido que la sociedad se considere como una construcción arbitraria hacha por los adultos. Esta sociedad de adultos produce en muchos un estado de ánimo de repulsión, en las transacciones, en la astucia o en la fuerza, y muy raras veces en la honestidad. Un rasgo característico del joven es el espíritu de camaradería, que un hecho social elemental, incluso antes de ser un sentimiento. El vínculo camaradería existía ya en los años anteriores, en el ámbito de la escuela; Los jóvenes experimentan una camaradería nueva: nace el sentimiento del compromiso común. La aspiración a la libertad se identifica con la defensa de la persona humana; pero lo que se exige no es tanto el reconocimiento del derecho a ser libre. Hay que tener presente que una cosa es la necesidad de socializarse, y otra la degeneración de esas instancias primitivas en fenómenos de colectivismo que no apagan la agresiva, sino que la exacerban.
Por eso la problemática de la sociedad requiere una técnica adecuada de tipo organizativo para que puedan concretarse positivamente. Su realización descoordinado acaba por disocializar realmente al individuo en los umbrales de la madurez. Muchas actividades antisociales de los adultos se ven como productos de inadaptaciones precedentes de tipo conflictivo acaecidas en el ámbito de la vida de grupo durante la edad evolutiva.

Comentario



- La agresión es una respuesta de impulsos interiores que todo ser humano experimenta. Todas las personas son agresivas por naturaleza, ya que se da en diferentes grados.
- Las causas de la agresión son diversas, algunas dependiendo del contexto, del momento, del estado de ánimo de cada persona ya que todos no reaccionamos de la misma manera.
- Cada agresión tiene una patología distinta; la, mayoría de ellas se da por proyección, otras por impulsos y por causas psicológicas.
- Las agresiones son entendibles pero no justificables, ya que se da  en diversos estratos sociales y algunas por superioridad. Más que todo la agresión tiene que ver con el medio en que nos desenvolvemos.

Conclusiones



- La agresión tendrá cosas positivas y negativas. Ente las positivas está el afirmar el carácter, proteger a la familia y territorio.
- La agresión es innata y adquirida.
- El medio circundante influye en la conducta agresiva.
- El adolescente producto de su desarrollo adquiere conductas agresivas, las que va corrigiendo en su posterior desarrollo.
- Los adolescentes de ambos sexos deberán poner en juego toda su capacidad intelectual para afrontar y resolver los inevitables conflictos que conlleva la adolescencia.
- Aunque los jóvenes procuran ser más independientes y autónomos día tras día, son capaces sin embargo, de someterse voluntariamente a los dictados del grupo de compañeros o amigos.
- La agresión humana es el producto de un impulso interno que podía desencadenarse independientemente de que existiera o no un estímulo externo, capaz de provocar dicha conducta.
- La agresión existe y ha existido en la mayoría de las culturas, tanto en la realidad como reproducida o incorporada.

Recomendaciones



- Reorientar a la familia hacia los valores que considera el tiempo invertido en la compañía y educación del niño  es lo mejor que se la puede dar.
- Dar al adolescente valores, espiritualidad, cultura y lo mejor de nosotros mismos.
- Ser amorosos pero inflexibles en cuanto al comportamiento aberrante, oírle sus problemas, acompañarlos en sus sufrimientos pero orientarlos en una solución moral y social de sus conflictos.
- Se deben cultivar los valores, practicarlos,  para que el adolescente de hoy que será el hombre del mañana no sea agresivo dentro de su personalidad.
- Es necesario que se deje de comercializar la agresión a través de programas y video juegos.

Abstract



Aggression is an innate- conduct form and once was acquired with the thought of harming direct or indirectly, by means of hostile acts, obstructions or a healthy attempt to obtain dominion.

His origin this one whereon he can learn the aggressive behaviour for the violent- programs influence of television, the self-assertion’s successful consequence. it happens  to me that They can not discard than one the aggression causes in our society be the infantile needs’s nonstop frustration hinting at Dollard’s and Miller’s theory.

The interaction of the adolescent with his equals can back up aggression, specially when the adolescent attacks to other and put salt in successfully. But the victim sometimes when he counterattacks, this aggression can become to repeat if he gets stronger.

Bibliografía



- Becerra, G. Modificación de Conducta. México: Trillas.
- McCary, J. (1983) Sexualidad Humana De McCary. México, D.F.: El Manual Moderno, S. A. de C. V.
- Dot, O. (1988) Agresión y Violencia en el Niño y el Adolescente. Barcelona: Ediciones Grijalbo S.A.
- Saco, G. (1952) Elementos de la Psicología de la Adolescencia. Guatemala: Ministerio de Educación Pública.
- Laplantine, F. El Filósofo y la Violencia. Madrid: EDAF Universitaria.
- Gesell, A. (1963) El Adolescente de 10 a 16 años. Buenos Aires: Paidós.
- Tiravanti, F. (1944) Psicología del Púber y del Adolescente. Lima: D. Miranda.
- Grinder, R. (1993) Adolescencia. México: Limus S. A.
- Hurlock, E. (1994) Psicología de la Adolescencia. México: Paidós.
- Maturana, H. y Coddou, F. (1997) Violencia en sus Distintos Ámbitos de expresión. Santiago de Chile: Dolmen S. A.
- Blumenfeld, W. (1936) La Juventud como Situación Conflictiva. Lima: UNMSM
- Buss, A. (1961) Psicología de la Agresión. Argentina: Troquel.
- Miro, G. (1980) Agresividad y Sociabilidad. Revista de Psicología Nº 1, Año1, pp. 5
- ¿? (1999) Estudio Epidemiológico sobre la Violencia y Comportamiento Asociados en Lima y Callao. UNFV: Cristo Salvador S.A.
- ¿? Violencia Cotidiana de la Niñez y Juventud. PROMUDEH.
- ¿? (1998) Violencia Cotidiana en Niños y Jóvenes del Perú.
- ¿? Informe sobre la Violencia Cotidiana de la Niñez y Juventud.
- Bandura, A. Modificación de Conducta. Análisis de la Agresión y Delincuencia
- ¿? (1985) Consultor de Psicología Infantil y Juvenil. La adolescencia. Barcelona: Océano.
- Cuauhtémoc, C. (1997) Juventud en Éxtasis 2. México: Diamante
- www.google.com
- www.monografias.com
- Información del Psilaics

Autor:

Diego Goñi





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License