Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Análisis psicológico de programa infantil parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




1.4    Valores



1.4.1    Definición de valor



Los valores influyen decisivamente en nuestra existencia; son nuestra autodefinición como personas.  Kluckhohn explica que un valor “…no es simplemente una preferencia, sino una preferencia que se cree y/o considera justificada - ya sea moralmente, como fruto de un razonamiento o como consecuencia de un juicio estético, aunque por lo general se compone de dos o tres de estos criterios o de la combinación de todos estos…”    Para Machotka, es “…un conjunto interiorizado de principios derivados de experiencias pasadas, que han sido analizadas en función de su moralidad”
Un valor es la convicción razonada de que algo es bueno o malo para llegar a ser más humanos.  Un disvalor es todo aquello que dificultará al hombre a llegar a ser más persona y le restara humanidad.  Todo valor lleva implícitos contravalores y es necesario conocerlos para evitarlos.
La actitud es una disposición que se debe despertar en el niño para adquirir y asimilar un valor.  Cuando la actitud llega a ser fácil de ejecutar se transforma en un hábito.  La norma es la explicación, a nivel colectivo, de un valor.
A partir de las teorías de Piaget, Dewey y Kohlberg , se entiende el desarrollo moral como un movimiento progresivo hacia la fundamentación de juicios morales.  Lo que nos va a ir marcando el nivel de desarrollo moral no es la presencia de contenidos éticos, sino la forma en que éstos se van fundamentando ante el conflicto o dilema moral.  El juicio moral es el proceso cognitivo que nos permite reflexionar sobre nuestros valores y ordenarlos en una jerarquía lógica.
Utiliza, como método, la entrevista sobre el juicio moral.  Llega a la conclusión de que el desarrollo del juicio moral se realiza en una secuencia de seis estadios, divididos en tres niveles, a través de los cuales el individuo consigue cada vez una mayor diferenciación e integración en su juicio moral y, consiguientemente, un mayor equilibrio psico - social.
Presentaré los dos primeros estadios, los cuales corresponden a las edades del público de “Chiquititas” (ocho a catorce años):

Desarrollo del Juicio Moral


101609.gif

Fuente: “Aprender a convivir.  Estrategias de educación en valores”,
Gloria Pérez Serrano, página: 111 (tomado de Piaget)

En base al tema del “Desarrollo Moral”, explicaré si los conflictos hallados en el programa son resueltos o no con prácticas tendientes a la autoridad y la justicia, prácticas en el desarrollo de valores que se corresponden con la infancia y la preadolescencia.

1.4.2     Axiología



La axiología o estimativa, es decir, la filosofía de los valores, trata de ellos en cuanto tales y de los llamados juicios de valor.  La esencia de los valores es ser valiosos.  Los valores se perciben mediante una operación no intelectual llamada estimación.  Todo valor tiene una polaridad: puede ser positivo (valor) o negativo (disvalor).  Cualquier valor está vinculado a la reacción del sujeto que lo estima.

1.4.3    Modelo de formación de valores



Raths, Harmin y Simon  , en el año 1967, construyeron un modelo de formación de valores, dividido en tres etapas de siete operaciones:


Modelo de Formación de Valores


101610.gif

Fuente: “Aprender a convivir.  Estrategias de educación en valores”,
Gloria Pérez Serrano, página 98

1.4.4    Características


Los valores se eligen libremente.  Para Jacob y Flink  , un valor es auténtico cuando la conducta se sanciona por medio del mismo y no mediante penas coactivas externas.  Shrik: “…un valor no es un mero vocablo aislado, sino una abreviatura de una relación trilateral, que engloba: aquello que se prefiere, lo cual implica asimismo aquello que se desecha; una persona que prefiere y desecha (es decir, discrimina); y el contexto en el que tiene lugar esta actividad”
Los valores tienen una jerarquía: pueden clasificarse en vitales, materiales, intelectuales, morales, estéticos y religiosos.  Pueden ser realizados, descubiertos e incorporados por el ser humano.  El término “valor” está relacionado con la propia existencia de la persona, afecta a su conducta, configura y modela sus ideas y condiciona sus sentimientos.

1.4.5    Educar moralmente



Educar en valores es educar moralmente.  La educación moral tiene por objetivo lograr nuevas formas de entender la vida, de construir la propia historia personal y colectiva.  La educación moral promueve el respeto hacia todos los valores y opciones.
No se debe olvidar que los valores tienen que ver con la organización.  Estos se adquieren a partir de su propio ejercicio, a través de las relaciones que se establecen entre las personas y a partir de los modelos de conducta que observe el niño en el entorno social, familiar y cultural donde se mueve, de las relaciones que establezca en dicho entorno, y especialmente de los medios de comunicación e información (televisión, radio, prensa, publicidad).

Los autores de “Cómo educar en valores” señalan doce valores que deberían conocer los niños.  Ellos son:

1.    Responsabilidad: es la capacidad de sentirse obligado a dar una respuesta o a cumplir un trabajo sin presión externa alguna.
2.    Sinceridad: es expresarse sin fingimiento, con sencillez y veracidad.  Se encuentra exenta de hipocresía y simulación.
3.    Diálogo: coloquio o conversación entre dos o más personas.  El dialogar con plenitud nos permite desvelar actitudes favorables en la búsqueda del interés común y de la cooperación social.
4.    Confianza: se manifiesta cuando la persona se siente respetada, comprendida, alentada y acogida, en el contexto de una relación dialogante y respetuosa.
5.    Autoestima: es la percepción personal que tiene un individuo sobre sus propios méritos y actitudes.  Es el concepto que tenemos de nuestra valía personal y de nuestra capacidad.
6.    Creatividad: es la característica principal de aquellas personas que son originales en sus ideas, hechos, producciones; tienen un pensamiento divergente; son individualistas, imaginativas, curiosas; tienen capacidad de concentración; son flexibles; tienen iniciativa.
7.    Paz: es la serenidad que posee la persona al actuar.
8.    Amistad: es el afecto personal puro y desinteresado, ordinariamente recíproco, que nace y se fortalece con el trato.
9.    Respeto: es la consideración, la atención, la deferencia y el miramiento que se debe a una persona.
10.    Justicia: es la actitud moral o voluntad decidida de dar a cada uno lo que es suyo.
11.    Cooperación: es la acción que se realiza juntamente con otro u otros individuos para conseguir un mismo fin.
12.    Compartir: es el acto de participación mutua en algo, ya sea material o inmaterial.

Por su parte, Tatiana Merlo Flores afirma que los valores estudiados por ella y  considerados por los niños, en orden de importancia para ellos, son:

1.    Familia: este valor aparece constante, en todos los niveles sociales, como básico y unificador.
2.    Realización por el trabajo.
3.    Conocimiento.
4.    Lucha por la justicia.
5.    Trabajo por la justicia.
6.    Dinero.
7.    Fama.
8.    Poder.

Véase que el dinero, la fama y el poder no son, en esta pirámide, más que remanentes para el mundo de los niños.

1.5    Violencia



Tatiana Merlo Flores afirma: “la televisión, con su carga de violencia institucionalizada, da permiso a los niños y jóvenes para ser violentos…”  .  La autora asegura que la falta de legislación adecuada permite que los responsables de los medios hagan aquello que comercialmente les conviene más, descuidando los efectos que esto pueda tener en niños, adolescentes y adultos.
La violencia presentada por la televisión es usada como un nuevo código de comunicación.  La selección e integración de la violencia se manifiesta a través de personajes con los que se hace una identificación proyectiva.  La violencia que se extrae de la televisión, cuando hay agresión manifiesta en los niños, actúa como catarsis de la misma.
La psiquiatra Graciela Peyrú sostiene que las investigaciones realizadas en todo el mundo prueban que los distintos excesos de violencia en la televisión dañan a los niños, estimulan las conductas violentas y crean un cultivo a largo plazo.  Según la médica, “…el efecto acumulativo de docenas de descripciones diarias de violencia puede crear una imagen del mundo como un lugar más hostil que lo que realmente es”.
Los pedagogos sugieren que los padres que quieran contrarrestar los efectos de la violencia televisiva, deben limitar el número de programas de televisión, supervisar cuáles son los que ven sus hijos y hablar con ellos de los mismos, animándolos a pensar sobre aquello que han visto, cuestionando la aceptación de la violencia como método para resolver las dificultades (Kaye, 1974).

1.5.1    Teoría de la Catarsis y Teoría de la Estimulación



Existen dos teorías opuestas sobre los efectos de los contenidos de los programas violentos en televisión.  La primera tiene más de mil años: es la Teoría de Catarsis y se remonta a Aristóteles.  Sostiene que las escenas de agresividad de hecho purifican los sentimientos agresivos del espectador.  Según esta teoría, una persona que ve un programa violento quizá nunca cometa un acto de ese tipo.
La segunda se denomina Teoría de Estimulación: las escenas de violencia en realidad estimulan al individuo a ser más violento en el futuro.
Por otra parte, “…experimentos del psicólogo Albert Bandura (1960) y sus colegas indicaron que las películas y la televisión podían enseñar conductas agresivas”.
Cabe destacar que las conductas violentas representadas por la televisión y las películas son estridentes y notorias.  Por su parte, los comportamientos pro-sociales son sutiles, algunas veces complicados y ampliamente verbales.  Debido a que los niños aprenden mejor de las presentaciones sencillas, directas y activas, las conductas agresivas pueden ser aprendidas más fácilmente por medio de los contenidos de los medios.
“Si me encuentro en una situación que tiende a provocar una respuesta agresiva es más probable que reaccione en tal sentido si tengo un nivel elevado de hormonas y sustancias químicas en mi cuerpo.  Entre el tipo de acontecimientos generadores de respuestas agresivas se encuentran la frustración (impedir la consumación de un comportamiento dirigido a una meta), los insultos y las evaluaciones negativas”.
La violencia será analizada en este trabajo para saber si es la causa o el medio para resolver los conflictos entre los protagonistas.  De esta manera, podría llegar a conocerse la importancia que tiene este disvalor en el programa.  ¿Existen escenas de violencia en “Chiquititas”?  ¿O tratándose de un producto para el público infantil se toman recaudos sobre este tema?
Cuando se analizan valores como en este estudio, son las situaciones de comunicación que viven los personajes de la historia narrada, las que permiten tener en cuenta el modo en el que se resuelven los conflictos planteados.
Los niños, frente a las situaciones de comunicación y los modos en los que éstas se resuelven, encontrarán satisfacción por la vía de la catarsis o de la estimulación.
En el último caso, el de la estimulación, estaríamos frente a un fenómeno de aprendizaje de estrategias tendientes a la violencia corporal y verbal, entre otros disvalores que la programación para la infancia puede promover.
La situación de comunicación, definida por Lindsay y Norman (1977), resulta una noción clave cuando se intenta estudiar la comunicación y observar la marcha del proceso y las maneras en que se establecen las relaciones entre las personas.  Puede considerarse “plena a una situación cuando es el resultado de la recíproca intencionalidad que ponen en juego los interlocutores para lograr comunicarse”  .  Una situación menos plena es aquella en la que uno de los interlocutores tiene intención de hacerlo.  Por último, sería difícil hablar de situaciones de comunicación cuando ninguno de los interlocutores tiene intención manifiesta o latente de lograr comunicarse, como sucede con frecuencia cuando las personas se ven simplemente en la obligación de mantener un intercambio por cortesía, o normas de civilidad básicas.


Capítulo 2.    Materiales y Métodos



2.1    Materiales



2.1.1    Género y Discurso



Un género es “un tipo de unidad de discurso con particulares características formales y de contenido”
Los géneros televisivos son categorías que señalan los tipos de programas de la televisión.

Gustavo Orza define tres tipos de géneros:


1.    Género del discurso referencial: noticieros, magazines, debates.
2.    Género del discurso ficcional: series, telenovelas, comedias de situación, telefilmes, series de animación.
3.    Género del discurso híbrido: talk show, reality show.

Según este autor, la programación estudiada corresponde al género del discurso ficcional: “Considérense dentro del género ´telenovela´ a…..´Chiquititas, la historia´(Telefé)….; dentro de las programaciones del año 2002″

2.1.1.1    Discurso ficcional



El discurso de ficción televisiva se define por la distancia o alejamiento en la relación que sus contenidos mantienen con referentes extradiscursivos.  Esta distancia deviene en la creación de un campo de referencia interno, propio de los discursos de ficción, que presentará un mayor o menor grado de ajuste con la realidad.
Desde el criterio de catalogación relación de los contenidos con los referentes, el discurso de ficción se define, entonces, como un grupo que evidencia diferentes grados de alejamiento / aproximación con la realidad referencial, pero que muy difícilmente llega a superponerse a ésta mediante la representación directa de acontecimientos, personas u objetos reales.
La ficción, aún cuando presente vínculos de accesibilidad que provengan desde el mundo real, siempre se propondrá como un mundo posible o imaginado que no es la realidad misma pero que puede representarla, referirla o parodiarla.

Tipo discursivo ficcional



101611.gif

Fuente: “Programación Televisiva”, Gustavo Orza, página 141

2.1.1.2    Género ficcional


La ficción televisiva comprende una variedad genérica muy amplia en la que se destacan las series, las comedias de situación, los telefilmes y las clásicas telenovelas.
En los géneros de ficción televisiva se verán determinados una serie de factores asociados a la frecuencia de emisión (diaria o semanal) que diferencian a un género del otro.
“Al establecer los aspectos conceptuales, observaremos que no existen grandes diferencias y que, en casi todos ellos, la presencia de una estructura básica de función esencialmente dramática y narrativa funciona como determinante”
La serialidad televisiva implica una continuidad de programa a programa en las historias narradas pero, además, está vinculada con la frecuencia de emisión de los programas -diaria o semanal- y la necesidad de captar la atención de los espectadores para posteriores capítulos de los programas.

Existen dos tipos de ficción, el primero de ellos corresponde al programa analizado:

1.    Ficción seriada: programas cuya estructura narrativa depende de más de una emisión concreta de programa.
2.    Ficción autónoma: géneros que ofrecen relatos -con final abierto o cerrado- pero con conclusividad en una única emisión de programa.

“Chiquititas”, en esta clasificación, es un género de ficción seriada diaria, lo que incrementa la exposición a los contenidos dramáticos presentados.


2.1.1.2.1    Telenovela



La telenovela es el exponente más acabado de la ficción seriada para televisión; con una frecuencia de emisión diaria, ha sabido asentarse fuertemente en horarios de sobremesa o vespertinos y su orientación está dirigida al consumo en un ámbito doméstico y preferentemente femenino.
Temáticamente, la telenovela se asienta en la construcción del universo de relaciones que se producen entre personajes que atraviesan por los conflictos propios del noviazgo, la pareja, el matrimonio, la familia; en síntesis, el “corazón”.
Estructuralmente, se destaca el modo de emisión seriado, diario y secuencial.  Desde su estructura interna, el género emerge como una articulación de secuencias narrativas (situación inicial, conflicto y desenlace) con personajes, hábitats, objetos y procesos.
Estilísticamente, sobresalen los recursos propios de la ficción seriada para televisión acentuándose el uso del registro dramático en la interpretación, los decorados, el vestuario, la música, el maquillaje, las luces.  Los recursos de estilo empleados evidencian un tratamiento en el que prevalece el sentido romántico y novelado.


Características de la Telenovela


101612.gif

Fuente: “Programación Televisiva”, Gustavo Orza, página 163

2.1.1.2.1.1    Chiquititas



Este programa se emite de lunes a viernes en el horario de 18 a 19.  De esta manera, cumple con dos de los requisitos de la telenovela: su ubicación horaria es por la tarde y su modo de emisión es la frecuencia de emisión diaria.
Dentro de su temática, se puede reconocer el bien (con sus “héroes”) y el mal (con sus “villanos”).  Se trata de un programa grabado con continuidad.  Esto quiere decir que los conflictos se desarrollan a través de varios capítulos.  En cuanto a la organización espacial,  se pueden apreciar lugares fingidos, que pueden ser posibles: un orfanato y varias casas.
Se pueden encontrar sujetos ficcionales, tanto posibles (todos los actores) como imaginados (los protagonistas de sus cuentos).  El estilo es narrativo y el registro estilístico, novelado.
Cada uno de los programas está compuesto por cinco bloques, que tienen una duración aproximada entre seis y trece minutos.
La publicidad que acompaña a “Chiquititas” está dirigida, principalmente, a las madres o sustitutos adultos. La mayoría son programas de Telefé, creados para toda la familia.
Para los niños podemos encontrar: El Legado Kids, Coca Cola, Los Simpsons, Vida de Perros, El Show del Chavo, Tarzán y la ciudad perdida, Figuritas del Mundial de Fútbol, Revista Genios y Disney Channel.
Para las madres o sustitutos potenciales en el horario de emisión, Tejido práctico para chicos, Abtronic, Franco Buenaventura, Pedro, el escamoso, Desfile de Giordano 2002, Tintura Koleston de Wella, Kachorra, Revista Pañolensi, CD de Alejandro Lerner, Campaña de vacunación contra el sarampión, Reduce Fat - Fast, Maru a la Tarde, Shampú Head & Shoulders, Jabón en Polvo Ace, Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, Dadyvertido, Productos Bimbo, Megaticket y Betty, la fea.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License