Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Aprendizaje parte 3 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




3.    NATURALEZA DE LA MEMORIA



Los psicólogos usan la palabra memoria para referirse a los diversos procesos y estructuras implicados en almacenara experiencias y recuperarlas de nuevo.
Existe mucha incertidumbre con respecto a la naturaleza de la memoria; hay más de cincuenta modelos .
Un modelo es un sistema simplificado que contiene los rasgos esenciales de un sistema más grande y más complicado y supere predicciones que pueden confirmarse o refutarse. A medida que se acumula la información, los científicos mejoran acumula la información, los científicos mejoran el modelo avanzado en la comprensión del gran sistema.

Procesos De La Memoria


Se necesitan tres procedimientos para todos los sistemas de la memoria: codificación, almacenamiento y recuperación.
Codificación: Para  empezar, el material que será almacenado  debe codificarse, la codificación o adquisición se refiere a todo el proceso de preparación  de la información para el almacenaje. Durante la codificación puede traducirse el material de una forma  a otra; por otra, por ejemplo, cuando se lee, se ven “garabatos” negros sobre la página. Esta información puede codificarse como una “imagen”, sonidos o ideas significativas. La  codificación también  implica aprendizaje deliberado, proceso en el cual la gente intenta almacenar conocimientos y percepción.
Almacenamiento: una vez que se ha codificado una experiencia almacenará por cierto tiempo; al parecer, el almacenamiento se presenta de manera automática. Sin embargo la naturaleza del almacenamiento  tiene poco de obvio.
Nuestro almacén de memoria no se asemeja a una bodega, a una biblioteca o a un circuito de computadora, los elementos de información no se amontonan en hileras ordenadas, esperando hasta que se les requiera. Más bien, el almacén es un “sistema completo y dinámico” que parece cambiar con la experiencia.
Recuperación: Si queremos usar la información es necesario recuperarla o recobrarla. Como se verá la recuperación  puede ser muy fácil o complicada.

Estructuras De La Memoria



¿ Qué  estructuras permiten que se almacenen los recuerdos?  Muchos psicólogos suponen que son tres tipos: sensorial, a corto    y a largo plazo. Lo que constituye  los sistemas y la forma como se comportan e interactúan es algo más debatido inicialmente se estudiará el modelos de procedimiento de información descrito por primera vez en detalle por Richard Atkinson y Richard Shiffrin ( 1971).
Al parecer  la información que llega a nuestros órganos de los sentidos tiene una permanencia fugaz, sostenida por un sistema de almacenamiento llamado memoria sensorial (MS). Los  datos capturados por la memoria sensorial se parecen a las postimágenes; por lo general desaparecen en menos de un segundo salvo  que se transfieran de manera inmediata a un segundo sistema de memoria, la memoria a corto plazo (MCP)
Se considera que la memoria a corto plazo es el eje de la conciencia. Según Atkinson y Shiffrin, retiene todo aquello de lo cual  nos percatamos: pensamientos, información, experiencias, lo que sea, en cualquier momento en el tiempo. La parte de “almacén” de la MCP alberga en forma temporal un conjunto limitado de datos (por lo general, 15 segundos).
Además de tener un función de almacenamiento, la memoria a corto plazo trabaja como un ejecutivo central; introduce o retira materiales de un tercer sistema, más o menos permanente la memoria a largo plazo (MLP)
Para desplazar la información al almacén a largo plazo, es posible que tendría que procesarse de manera más concienzuda. Durante lo que se llama procesamiento profundo, las personas prestan bastante atención, piensan en significados o recurren a elementos relacionados que ya existen en  la memoria a largo plazo ( Craik y Tulving, 1975). Si bien el procedimiento profundo es una forma de recordar  algo, la repetición distraída puede bastar para transferir la  información al  almacén a largo plazo.
Es probable que se haya repetido el propio número  de teléfono las veces suficientes como para introducirlo a la memoria a largo plazo.
Los sistemas a corto y a largo plazo hacen que los conocimientos pasen de uno al otro de manera constante. El material en la MLP puede activarse y transmitirse al almacén  a corto plazo cuando sea relevante. El sistema a corto plazo es el que recupera tanto los recuerdos a corto como a largo plazo.

La información necesaria estará en el almacén a corto plazo de modo que la búsqueda debe ser breve porque hay muy poco material que revisar.
Si la información se ha usado en repetidas ocasiones o, desde el  principio se aprendieron muy bien los hechos, la búsqueda en la MLP debe ser rápida y sin mucho esfuerzo; el material  se transferirá al comportamiento a corto plazo  y será utilizado. Por otro lado si los datos fueron almacenados de manera muy rápida, sin pensarlos mucho y no se les ha buscado con anterioridad, localizarlos puede llevar mucho tiempo y ser laborioso. También puede fracasarse, por una serie de motivos que serán analizados.

Mediciones De La Memoria



A pesar de que es muy fácil hablar acerca de la codificación  el almacenamiento y  la recuperación es muy difícil estudiar uno de estos procesos por si mismo. Lo que se investiga es uno de tres tipos de rememoranza: reaprendizaje , reconocimiento y recuerdo. Cada uno demuestra que las rememoranzas se codificaron y almacenaron; el recuerdo y el reconocimiento  también requieren  recuperación. Todos los tipos de rememoranza, reaprendizaje, reconocimiento y recuerdo  pueden usarse para medir la memoria sensorial, a corto y a largo plazo.

- Reaprendizaje



Las primeras investigaciones sobre la memoria humana se basaban en una medida llamada reaprendizaje.
Los primeros estudios de Herman Ebbinghaus, sostenía que la mente almacena ideas de las experiencias sensoriales pasadas, y que las ideas que se siguen  de cerca en el espacio y en el tiempo se entrelazan: por  tanto, lo sensato  era analizar la memoria en busca de asociaciones. Para estudiar la memoria asociativa en una forma de relativa pureza, Ebbinghaus diseño silabas sin sentido: combinaciones consonante-vocal-consonante sin significado, como zik, dag, pif y jum, Ebbinghaus suponía que aprender y retener las sílabas sin sentido seria de la misma dificultad. Al ser  cierto esto, podría comparar el aprendizaje de un conjunto de silabas sin sentido bajo una serie de circunstancias, con el aprendizaje de otro grupo en condiciones diferentes. El investigador pensaba que las palabras reales variarían en la característica semántica y en la facilidad para retenerse y alterarían los resultados. Dicho sea de paso, Ebbinghaus estaba equivocado, estudios posteriores mostraron que las sílabas sin sentido varían en carga semántica y en facilidad para retenerse del mismo modo en que las palabras lo hacen)
El modelo Atkinson-Shiffrin modificado. Aunque al principio el diagrama parezca confuso, es fácil de comprender. Se inicia en la parte superior. Las flechas muestran como progresa la información que entra  a través de los tres sistemas de memoria, aquí representados por medio de los cuadros. Los rombos indican puntos donde quienes aprenden realizan elecciones. Selecciónense las diferentes opciones, una a la vez y nótense los resultados.

Medición de los ahorros del reaprendizaje


La medida de ahorros es un índice muy sensible de la memoria. Es posible que nos e recuerde un fragmento de algo que alguna vez se supo, quizás un poema, es probable que ni siquiera se le reconozca. Sin embargo, cuando se pide que se reprenden  los versos, es posible  que se dominen más rápido que la primera vez. Al mismo tempo, debe decirse que se necesita más tiempo para aprender un material nuevo, peor similar que el que se requiere para reaprender un elemento que antes ha sido dominado. Este control indica si los ahorros del aprendiz se deben a rastros del material o a algún cambio general, como serían habilidades nuevas.


Proceso de reconocimiento



Arnold Glass y sus colaboradores (1979), sugieren que el reconocimiento  es un proceso de búsqueda en dos pasos. Primero  se elaboraq una representación de lo que se busca, después  se trata de hacer corresponder la idea que nos interesa con la representación en la memoria.
La familiaridad y la identificación intervienen en la experiencia del reconocimiento; la familiaridad puede presentarse sin la identificación. El se tenga la menor idea de  quién se trata o del lugar donde se le conoció. A menudo la familiaridad y la identificación están fusionadas; se encuentra a Joel, parece conocido y se le identifica al instante.
Medición del reconocimiento; el problema de la conjeturación
El reconocimiento puede ser muy fácil. El recuerdo puede llegar de inmediato, pero quizás también sea necesario hurgar un poco.


- Recuerdo



Estas preguntas requieren el recuerdo de información, rememora el material cuando sólo se ha dado una clave   o un indicio. En el recuerdo no hay una copia de la información que se necesita encontrar, como la hay en el reconocimiento.

El proceso del recuerdo



Al igual que el reconocimeitno, puede considerarse que el recuerdo es una búsqueda controlada en la memoria, sin embargo por lo general se requieren tres pasos. Primero se captan claves de la pregunta; después  éstas se usan para generar alternativas plausibles. Por último, utilizando la información que se tiene, se selecciona el blanco. Al igual que en el reconocimiento, tanto la familiaridad como la identificación pueden esta implicadas. Al abordar la pregunta sobre quién  realizó la primera investigación de importancia referente a la memoro, es probable  que se captarán claves como “investigador”, “primero” y “memoria”
Las personas no siempre pasan por todas las etapas del recuerdo, en el caso de una pregunta sencilla, uno se salta el paso dos. Se sabe la respuesta correcta y no se tienen que generar posibles alternativas a veces incluso uno omite la etapa tres.
Es de suponer que se recordó la vieja idea pero que no se le reconoció como familiar.

Medidas del recuerdo



Los psicólogos usan varios tipos de tareas de recuerdo en sus investigaciones, las tareas de recuerdo serial piden que se  recuerde el material en orden,  y las tareas de recuerdo libre solicitan la información en cualquier secuencia. Al utilizar las medidas de recuerdo, los investigadores enfrentas a dos problemas que pueden dificultar la interpretación  de los resultados . supóngase que  se está formando parte en un experimento sobre la memoria y se pide aprender una lista de pares de palabras y se sabe que después debe reproducirse cada renglón; es probable que al principio uno esté tentado a repetirse las palabras a uno mismo. Para eliminar los efectos de la práctica a menudo se les solicita a los participantes que se ocupen en un distracción. Luego de aprenderse cada par de palabras, es posible que, por ejemplo, uno tanga que contar hacia atrás. En segundo lugar, si se aprendió una larga lista de vocablos, es probable  que se olviden palabras mientras que expresan las que se retuvieron. Para minimizar este tipo de olvido se usa una  estrategia de  informe parcial. Se le indica a los sujetos que reporten uno  o más reglones seleccionados al azar de la información que han codificado.

Recuerdo contra reconocimiento.



En el recuerdo es necesario seleccionar claves, buscar en la memoria la información requerida y aplicar la “prueba de reconocimiento”. En el reconocimiento la información está ahí, por lo que no es necesario buscarla, todo lo que se precisa es el  examen del reconocimiento. El reconocimiento también es más fácil porque las conjeturas a ciegas pueden ser útiles, incluso cuando se basan en la información son más valiosas; la suerte tiene poco  efecto sobre el recuerdo. En fin se precisa, material completo para un recuerdo correcto, mientras que puede usarse sólo información parcial  para el reconocimiento correcto. Utilizar el conocimiento de la historia de la psicología para eliminar las fechas poco probables para el primer estudio de la memoria es un ejemplo de esta ventaja.
Si bien se ha implicado que el recuerdo y el reconocimiento dependen de algunos procesos subyacentes comunes, el hecho de que a veces las personas recuerden sin reconocer sugiere que los dos tipos de memoria pueden darse de manera independientes en algunas circunstancias.

3.1.    MEMORIA SENSORIAL



Imagínese que se encuentra sobre el hecho leyendo. Se capta información visual acerca de las palabras  que se encuentran en la página y de la manta encima de la cama. Se escucha un radio a todo volumen a la distancia; el cuarto se siente sobrecalentado y ha huele a encerrado. Una pierna presiona de manera incómoda contra la otras. Los psicólogos afirman que todas la impresiones sensoriales incidentes
Los siguientes ejercicios, diseñados por Peter Lindsay y Donald Norman (1977) proporcionan un idea intuitiva de los tipos de recuerdo contenidos en los depósitos sensoriales.
Tómese un lápiz por la punta frente a uno a distancia de un brazo, si es posible, úsese una pared blanca como fondo. Mientras que se ve de frente, agitese el extremo donde está la goma por medio de movimientos laterales de la muñeca. Nótese la imagen que traza el recorrido de la goma.
Apláudase una vez y obsérvese cómo la claridad del sonido se desvanece de manera gradual
Durante un instante tóquese con suavidad el dorso de la mano con la punta de un lápiz. Concéntrese en la sensación que permanece en forma momentánea.
En cada ejercicio, una impresión sensorial, algo que se vio, un sonido, una sensación permanecieron por una fracción de segundo. Los psicólogos llaman  a estas impresiones fugaces recuerdos sensoriales.

Localización y utilización de las memorias sensoriales.



El depósito sensorial parece ser una parte de nuestros sistemas sensoriales: pero se desconoce su localización anatómica  exacta; por ejemplo la memoria visual sensorial, llamada memoria icónica ( “icono” significa imagen). Algunos hallazgos sugieren que este depósito se encuentra  las células retinianas del ojo. Otros datos de investigación  señalan hacia un sitio localizado más al centro una estación de permanencia temporal dentro del sistema nervioso que entra en operación después de que la retina ejecuta sus funciones.
Los psicólogos afirman que la memoria sensorial le proporciona a las etapas posteriores de la memoria, más tiempo para capturar  los datos fugaces. Las imágenes visuales persistentes llenan los huecos, manteniendo las  imágenes tersas frente a los ojos a pensar de que a cada segundo los ojos captan varias escenas nuevas para procesar.
La  memoria icónica llena los espacios y conecta los cuadros fijos, permitiendo observar un flujo estable de  acción. La memoria sensorial auditiva (ecoica) hace posible el recuerdo inmediato y preciso, por ejemplo, el caso de un niño que aprende español. El  estudiante pronuncia la palabra “abua”; el maestro corrige, “abua no agua”. La memoria sensorial auditiva retiene una representación fiel de ambos sonidos el tiempo suficiente como para que el niño se beneficie del consejo.

Evidencia de la memoria sensorial



Sperling diseñó las herramientas de investigación para evaluar la idea que las imágenes perduraban momentáneamente. En un estudio importante, mostró  a los sujetos tres hileras de cuatro letras durante 50 milisegundos (0.05seg) . Después  de varias demoras, les pidió a los participantes en el experimento que reportaran una hilera: la parte superior, la de en medio o al inferior. De trabajos previos. Sperling  sabía que mencionar una hilera proporcionaba un cálculo más confortable de lo que había sido visto  que los informes sobre toda la pantalla. Si era cierto que la imagen se desvanecía poco a poco , el número de elementos, identificativos debería decrementar con lentitud a medida que aumentara la demora temporal. Debido a que algunos elementos podían  permanecer en la memoria a corto polazo, no se esperaba que el número recordado cayera hasta cero. La figura 5-4 señala que los hallazgos de Sperling confirmaron sus expectativas.


Los datos de la memoria sensorial



Otros de los experimentos de Sperling (1960)m sugirió que el depósito icónico guardaba datos sensoriales  crudos; es decir “crudos” se quiere indicar que es material que no ha sido analizado en términos del significativos. La memoria sensorial visual guardaría C4A8 como el diseño de una línea y no como dos letras y dos números.
Estudio de Sperling sobre la memoria icónica,. Los participantes en la investigación veían un conjunto de letras durante 0.5 segundos. Después se les indicaba por medio de un timbre que repitieran las letras de un renglón. En el eje horizontal se indica el periodo de tiempo en el cual el conjunto de letras era visible. El timbre sonaba en diferentes momentos: de inmediato luego de que se apagaba la pantalla y 0.15 y 1.00 segundo después al memoria visual con el tiempo.


Olvido de las memorias sensoriales



El conocimiento sensorial puede guardarse intacto, al menos de manera temporal, si las personas le prestan atención y  lo interpretan; estas operaciones transfieren el material al depósito a corto plazo. Los psicólogos llaman a este tipo de transmisión recuperación de la memoria sensorial.
Por otro lado, la información sensorial puede perderse con bastante rapidez por medio de un proceso llamado enmascaramiento, cuando se presenta una nueva imagen antes de que haya decaído la anterior, la más reciente enmascara la primera. Al parecer la nueva imagen se  “escribe sobre” la más vieja, la cual se pierde (Sperling, 1963). Un gran número   de condiciones inducen el enmascaramiento en el laboratorio, entre ellas, destellos de luz, patrones nuevos y palabras. Es probable que el enmascaramiento se  presente en la vida diaria; por ejemplo tan pronto,  como se termina de hablar por teléfono, alguien más  llama de nuevo. El sonido de la campana puede borrar la conciencia de la forma como terminó la conversación previa. En el enmascaramiento opera un principio general: la  intrusión  de información nueva perturba o interfiere con la retención de los conocimientos anteriores.


3.2.    MEMORIA A CORTO PLAZO



Este conocimiento introspectivo ( que proviene del análisis de las experiencias personales) sugiere que las personas almacenan información significativa durante segundos haciendo muy poco esfuerzo.
Ya sabemos que la memoria sensorial no retiene las experiencias durante mucho tiempo;  asimismo, parece ser que los datos no se depositan en un depósito permanente. Entonces, al parecer hay un sistema de almacenamiento de duración intermedia.

Evidencia de la memoria a corto plazo



La evidencia más convincente de las existencia de la memoria a corto plazo proviene de los estudios de gente que ha sufrido daño cerebral; por ejemplo el caso clásico de H. M. un paciente a quien observó por primera vez la psicóloga Brenda Milner
A los siete años de edad H. M. sufrió una herida  en la cabeza, después empezó a experimentar convulsiones leves que se hicieron cada vez más frecuentes y severas. A los 27 años de edad, H. M.  ya no podía mantener un trabajo ni llevar algo parecido a una vida normal. Para aliviarlo de sus males, los cirujanos extirparon fragmentos de ambos lóbulos temporales (incluyendo partes de la corteza cerebral, hipocampo y amígdala).
Luego de la operación, se manifestaron problemas de memoria; H. M. no reconoció miembros del personal del hospital, salvo el cirujano a quien conocía desde hacía muchos años. No recordaba y no podía reaprender cómo llegar al baño, tampoco podía rememorar sucesos cotidianos.
Las reacciones emocionales, conducta social y el habla del H. M. emergieron intactos de la operación, su memoria permaneció casi igual al salir del hospital. Cuando la familia se  cambió a una casa nueva, no podía aprenderse el domicilio ni sabía como llegar solo al hogar. También resolvía los mismos rompecabezas y leía las mismas revistas día tras días. Cada vez que lo hacía, los materiales le eran desconocidos.
La interpretación de los problemas de H. M aún es controvertida, aunque, sin importar el déficit, es probable que su  capacidad a corto plazo no haya sido afectada, su habilidad para efectuar ciertos tipos de recuerdos a largo plazo, una capacidad asociada con el hipocampo, si se vio dañada.
Las personas que sufren la deficiencia opuesta  también existen, hay pacientes con la MCP (Warrington y Shalice, 1972). Consideradas como un todo, estas historias de caso muestran que los mecanismos que nos permiten recordar durante un tiempo corto son diferentes de los que apoyan la retención a largo plazo.
También hay evidencia de apoyo que proviene de otras fuentes. Ya que en términos anatómicos la MCP y la MLP parecen ser distintas, se les concibe separadas en términos estructurales, aunque la MCP quizás sea una parte temporalmente activa del sistema a largo plazo.

Funciones de la memoria  a corto plazo


La memoria a corto plazo a menudo se considera como el centro de la conciencia humana; según este punto de vista, almacena cualesquiera pensamientos, información y experiencias que se encuentran en la mente de una persona en un momento determinado en el tiempo.
Además de la función de almacenamiento temporal tienen un papel de administración general, y se le concibe como selectora de los que se retendrá de manera temporal. Transfiere materiales a la memoria a largo plazo para tener un registro más permanente y recupera datos  de los depósitos sensoriales y a largo plazo. De hecho se considera que la MCP está implicada en todas las actividades cognoscitivas que no son automáticas. Gracias a estas funciones activas el sistema a corto plazo a veces es llamado memoria que trabaja.

Capacidad de la memoria a corto plazo



Numerosos estudios de este tipo han encontrado que la gente pocas veces retienen más de siete trozos de algo, la mayor parte de las ocasiones, los sujetos recuerdan sólo de dos a cinco trozos.
Podemos recordar varios motivos para esto o aquello.
Primero puede analizarse el ejemplo del numero telefónico; la mayoría de las personas se las arregla agrupando los números bajo diferentes rubros. En forma similar se juntan las letras en palabras y éstas en frases u oraciones, y las oraciones en ideas. Al parecer, los seres humanos convierten, de manera continua, los materiales de la memoria a corto plazo en agrupamientos significativos. Sin embargo, parece que en cualquier momento las personas están bastante limitadas en términos de la cantidad de conjuntos que pueden tener en mente.
Para mejorar la capacidad de la MCP, a veces puede usarse esta estrategia intencional natural, muchas tácticas memónicas.
La táctica es tan efectiva en este caso, que es probable que el número sea retenido de modo permanente.


Codificación y recuperación en la memoria a corto plazo.



Se dice que el depósito sensorial codifica datos crudos. El sistema a corto plazo parece ser tan polifacético como el correspondiente a largo plazo. Podemos procesar información referente al lenguaje en términos de sonido o significado al parecer las personas son capaces de retener imágenes, olores, sabores, sonidos y otro tipo de datos sensoriales en un formato de memoria paralelo o resumido, según si se practica o se percibe.
Cualquier conocimiento que se encuentre en ese momento en la conciencia consciente debe localizarse con rapidez.
La investigación confirma esta idea. Es un estudio que ratifica el concepto, Saul Stemberg, pidió a sus sujetos que recordaran series de uno  o seis dígitos ( un conjunto de memoria);  se presentaba a un grupo a la vez. Entonces, cuando los dígitos  aún se encontraban en el almacén a corto plazo, se introducía un número “blanco” y los participantes tenían que decidir si éste había formado parte del grupo de memoria. Se comunicaban operando una palanca “si” o una “no”; lo que sucedió no fue inesperado. A medida que aumentaba el tamaño del conjunto de memoria, se alargaba el tiempo de reacción; al parecer, los sujetos comparaban el número blanco con cada dato almacenado. Sterberg pensaba que estaban   buscando en la MCP, elemento por elemento; no podían solo “sacar” la información necesaria.

Olvido de la memoria a corto plazo



En un estudio clásico los psicólogos Lloyd y Margaret Peterson (1959), hicieron que unos estudiantes codificaran grupos de tres consonantes o trigramas. Después de cada uno el sujeto contaba hacia atrás de tres en tres o de cuatro en cuatro desde un número de tres dígitos de manera que no pudieran ensayar el material. Así, luego de tres, seis, nuevo, doce quince o dieciocho segundos, se les indicaba a los participantes que dejaran de contar y que recordaran el trigrama. La retención decavo en forma muy rápida en el intervalo de dieciocho segundo. Después de diez segundos sólo había un 10%  de probabilidades de acordarse del trigrama con exactitud.
Una posibilidad es que la información desaparezca del todo o que decaiga con el paso del tiempo. Una teoría más popular es la hipótesis de interferencia, la que se describirá más adelante.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License