Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Consumo y consumismo - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Márketing. Publicidad. Consumidor. Estrategias: hipermercados. Sociedad. Masas. Caso Nike



El consumo y consumismo



Conceptos sobre el tema



La publicidad:



Conjunto de técnicas de comunicación de masas orientadas a fomentar el uso o el consumo de un producto o un servicio determinado. En los últimos años, las empresas han aumentado los gastos publicitarios. En ocasiones, las cifras manejadas son la causa de que el precio final del producto sea más elevado, con lo que el cliente acaba pagando el precio del producto mismo, y además, lo que la empresa ha gastado en convencerle para que lo compre.

El consumo:



Hecho inevitable que consiste en el gasto racionalizado de los bienes.

Consumismo:


Forma de estimulación al consumo no necesario, propio del capitalismo destinada a actuar como mecanismo de sostenimiento de una actividad productiva creciente.

Sociedad de consumo:



Modelo de organización económica y social característico de los países avanzados, en el cual el consumo individual constituye el núcleo de la actividad económica (Fue iniciado en el siglo XX).

Consumo de masas:



Fase del desarrollo de la economía que se caracteriza por que se eleva el nivel de vida y el aumento del sueldo de los trabajadores. Un factor muy importante en el consumo de masas fue el “fordismo” (producción en cadena).

Producción en cadena:



Proceso que se sigue en la fabricación de una elevada cantidad de unidades de un mismo articulo.

Estrategias de los Hipermercados



Los hipermercados utilizan numerosos estímulos para aumentar las ventas. Estos son los siguientes:


Zonas calientes y zonas frías:



Las zonas calientes son zonas de gran atracción y también son de este tipo la entrada y el pasillo (donde se sitúan las grandes ofertas). Una zona fría se puede calentar mediante ofertas, iluminaciones especiales, etc.


Nos vigilan:



En un hipermercado nuestro comportamiento es vigilado e investigado ante cada producto.

Más lento, más rápido:



La estancia de un hipermercado puede incrementarse o reducirse mediante el uso de música. Cuando la tienda está saturada ponen ritmos rápidos como el rock para disminuir el tiempo de estancia. Mientras que en las horas flojas utilizan ritmos más lentos y tranquilos.

Siempre se gasta más:



El 55% de la compra en los hipermercados de decide in situ. Cuanto más se visite el supermercado menor es el porcentaje de venta irreflexiva.

La sección de hombres:



Son las secciones de bricolaje, carpintería, automóvil, etc. En un principio se crearon con el fin de entretener a los hombres mientras las mujeres compraban, hoy han alcanzado un fuerte número de ventas.

Los productos de primera necesidad:



Los productos de primera necesidad siempre se encontraran lo más separados posible entre sí, y casi siempre se colocan al fondo o a las esquinas. De esta manera consiguen que los compradores se detengan a mirar los productos intermedios.

Los carros parecen estar rotos:



Todos los carros se desvían levemente hacia el lado izquierdo, obligándonos a sujetarlo con la mano izquierda, con lo cual la derecha queda libre para coger cómodamente los productos de las estanterías.

Comprar con los ojos:



Está estudiado que un producto puede aumentar sus ventas hasta un 78% si pasa del nivel de los pies al de los ojos, y que puede disminuir un 40% de su facturación si pasa del nivel de las manos al del suelo.


Los precios:



Los estudios demuestran los precios terminados en 5, 7, y 9 atraen más al comprador porque empequeñecen el precio.

Los colores:



También utilizan los colores para atraer a los compradores, los utilizados en la mayoría de los casos son: Rojo más amarillo, rosa más azul cielo y rojo más amarillo verdoso.


El caso “Nike”



La famosa marca Nike a sido acusada por a niños en los países pobres. Esta empresa ha ido cerrando y trasladando sus fabricas para pagar los salarios más bajos posibles a los trabajadores. A mi me parece un verdadero crimen que se puedan pagar cientos de millones de dólares a los deportista para que lleven una prenda que fabrica cualquier marca o para hacer un simple anuncio y después a la gente que fabrica esa ropa no se le pueda pagar ni siquiera el salario mínimo.

La verdad es que también me parece una verdadera vergüenza que contraten a niños y niñas que rondan entre once y dieciocho años y que solamente les paguen 18 pesetas la hora, que al mes deben ser alrededor de trescientas sesenta pesetas al mes.

El salario de publicidad a algunos de los deportistas que llevan sus marcas son mucho mayores a los 20 millones de dólares del sueldo total de todos los trabajadores. Por ejemplo: André Agassi o Michael Jordan, Tigre Woods.

Comentarios sobre el consumismo



Una mirada a nuestro mundo nos descubre que la otra cara al súper lujo es la miseria: Consumismo del Norte, miseria del Sur.
Si miramos más a fondo vemos que también al Norte llega el paro y la discriminación.

Reducido a animal consumidor, el hombre y la mujer de hoy son hoy objetos de mercado. Y recibe como pago su sometimiento al mercado. Quieren soñar, jugar, trabajar, aprender, … pero la ley castiga todo lo que vaya más allá de CONSUMIR. Dedican horas para producir un dinero, que luego gastará en horas de consumo
Pocas veces nos paramos a pensar que el Norte quiere al Sur exclusivamente como mercado, y así nacen los supermercados e hipermercados de todo el mundo. Para el capitalismo no existe Norte y Sur. Sólo existen demandas y pedidos.

Los sueños de los ricos y de los pobres siempre será el de poseer más. Una economía humana es la que hace del consumo un acto humano, no un negocio, pero las personas de hoy somos más consumidores que ciudadanos, no significa que seamos buenos consumidores, al contrario, hay un gran desconocimiento de los derechos y deberes que -tal como los ciudadanos- tienen los consumidores. Esa ignorancia favorece a las empresas multinacionales.

No sería mejor que el dinero que gastamos en compras objetos inútiles lo empleásemos en proporcionar a los países del tercer mundo salud, alimentos, vivienda, agua, energía, empleo, educación, etc. u otros servicios básicos de una sociedad.

Es que no nos damos cuenta de que mientras unos pasan hambre un tercio del mundo vive rodeado de lujos que los otros dos tercios no se pueden permitir. Creo que los países del norte somos demasiado acaparadores e insolidarios pues podríamos ayudar a los países del sur.

Estamos en un mundo dominado por las grandes empresas, las cuales actúan en las bolsas mundiales sin pagar ningún tipo de impuesto, mientras que cualquier persona que compra cualquier bien o servicio esta pagando hasta un 16% de IVA. Por que no se impone ya un impuesto aunque sea mínimo para frenar esta especulación o por lo menos conseguir fondos para un mundo más igual. Por otra parte los países industrializados vivimos en la cultura del consumismo, esto es a costa de la explotación de la mano de obra en los países del Sur y del Este. Esta situación requiere nuevas iniciativas para conseguir un mundo más igualitario.

Autor:

Dani

 







Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License