Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Abuso sexual en niños y adolescentes parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Mitos acerca de la Violencia Intrafamiliar



“El Problema de la Violencia Familiar está muy Exagerado”


El maltrato es la causa más común de lesiones o daño en la mujer, más aún que los accidentes automovilísticos, violaciones o robos combinados. Las secuelas de la violencia doméstica producen altísimos costos al estado y a la sociedad en general. La violencia física es la causa de un cuarto de todos los intentos de suicidio realizados por la mujer. El 50% de los hogares padece de alguna forma de violencia. Debido a la proyección estadística de la violencia Intrafamiliar se irá incrementando con el paso del tiempo si no hacemos algo para detenerla.


“Hombres y Mujeres han Peleado Siempre; es Natural”


En cada familia o relación existen conflictos ocasionales o más o menos permanentes, pero no hay necesidad de resolverlos mediante la violencia. El maltrato es un crimen de abuso, poder y control. El golpeador habitualmente piensa que tiene el derecho de controlar a su pareja y/o niños por cualquier medio, aún a través de los golpes. La violencia no es una manera aceptable ni justificable para solucionar problemas, aún cuando sólo sea ocasionalmente.


“La Violencia Intrafamiliar es un Problema de las Clases Sociales Bajas y de las Poblaciones Marginales”


La violencia intrafamiliar se produce en todas las clases sociales, sin distinción de factores sociales, raciales, económicos, educativos o religiosos. Las mujeres maltratadas de menores recursos económicos son más visibles debido a que buscan ayuda en las entidades estatales y figuran en las estadísticas. Suelen tener menores inhibiciones para hablar de este problema, al que consideran “normal”. Las mujeres con mayores recursos buscan apoyo en el ámbito privado y no figuran en las estadísticas. Cuanto mayor es el nivel social y educativo de la víctima, sus dificultades para develar el problema son mayores, por diversas razones. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la carencia de recursos económicos y educativos son un factor de riesgo, ya que implican un mayor aislamiento social.

“El Maltrato Generalmente se Produce una sola vez. Debería ser un Asunto Familiar Privado, no un Crimen”


El incidente de maltrato rara vez es un hecho aislado. En realidad el maltrato generalmente se produce como una escalada en frecuencia e intensidad, con el agravante de tener un comienzo insidioso (la víctima no lo nota al principio). La incidencia posterior de la violencia es menor cuando el golpeador es denunciado o arrestado, que cuando la policía separa a las partes o actúa como mediadora. Las mujeres maltratadas se merecen la protección que, además, es su derecho, del sistema judicial y policial y necesitan de los recursos que la comunidad puede brindar. La mayor parte de las mujeres que consulta lo hace después de haber padecido un promedio de 7 años de violencia doméstica.

“Si la Mujer Maltratada Realmente quisiera, podría dejar a su Abusador”


Muchas mujeres dejan a sus parejas. Muchas mujeres que se divorcian por abuso eligen no hablar de la violencia. Sin embargo existen razones sociales, económicas, culturales, religiosas, legales y/o financieras que mantienen a las mujeres dentro de la relación. El miedo es otra de las razones que las hace permanecer en sus hogares. Los peores episodios de violencia suceden cuando intentan abandonar a su pareja. Los golpeadores tratan de evitar que las mujeres se vayan a través de amenazas de lastimarlas o matarlas, de lastimar o matar a sus hijos, de matarse ellos o de quedarse con la tenencia de los chicos.

Las actitudes sociales, tales como la creencia de que el éxito del matrimonio es responsabilidad de la mujer y que las mujeres lastiman a sus hijos si los privan de su padre, sin importar cómo actúe él, mantienen a muchas mujeres dentro de la relación violenta. Además, las mujeres con chicos que abandonan el hogar tienen el 50% de posibilidades de verse económicamente perjudicadas y terminar viviendo por debajo de niveles de pobreza.


“No Existe la Violación Conyugal”


Por lo menos una quinta parte de las mujeres maltratadas son forzadas a mantener relaciones sexuales durante el episodio de violencia o inmediatamente después. De la misma manera son forzadas a realizar actos sexuales indeseados.

“El Embarazo Detendrá la Violencia”


Frecuentemente hay un aumento de la violencia durante el embarazo y muchas veces el primer episodio de violencia física se produce durante el embarazo. Generalmente los golpes se dirigen especialmente al vientre de la mujer, produciéndole un aborto o complicaciones en el embarazo.

Muchas jóvenes inician una relación con un hombre violento al quedar embarazadas.

“Los Chicos no se dan cuenta de que su Madre es Golpeada, por lo cual no son Afectados”


Al menos en la mitad de los hogares en los que la madre es maltratada, también lo son los niños. También pueden ser lastimados por la violencia en contra de su madre, a través de objetos voladores, o mientras están en sus brazos. Aún cuando los niños sólo sean testigos de la violencia contra la madre, las consecuencias para su salud y su supervivencia son graves. Frecuentemente son ellos quienes instan a la madre a abandonar la relación violenta o quienes se interponen entre los padres para proteger a la madre.

“Los Varones tienen más Posibilidades de Convertirse en Violentos cuando crecen. Las Niñas Aprenden que la Sociedad Acepta la Violencia hacia las Mujeres”


Los niños que viven en hogares violentos se sienten asustados y confundidos. Están en un alto riesgo de experimentar problemas de conducta, aprendizaje, problemas físicos relacionados con el stress y problemas de adicción. Los niños aprenden mientras observan y ven que la violencia funciona (se consigue lo que se busca) especialmente si se utiliza contra alguien menos poderoso. Aprenden que está bien solucionar problemas y controlar a los demás mediante la violencia, especialmente cuando no hay ninguna intervención que frene la violencia.


“Las Mujeres Maltratadas son Masoquistas y locas, Provocan y Disfrutan del Maltrato”


Las mujeres no provocan ni merecen el maltrato. Merecen una vida libre de violencia. De la misma manera que sucede con la violación, se hace el intento de acusar a la víctima del comportamiento del atacante. Los golpeadores comúnmente echan la culpa de su comportamiento a frustraciones menores, al abuso de alcohol o drogas o a lo que su pareja pudo haber dicho o hecho. La violencia, sin embargo, es su propia elección. No conocen maneras no violentas de manejar su enojo.

Las reacciones de la mujer maltratada frente a la violencia son normales y necesarias para sobrevivir, dadas las circunstancias. Ella no está loca ni disfruta del maltrato. Generalmente lo que siente es miedo, impotencia, debilidad y vergüenza. Sigue ilusionada en que su pareja va a cambiar. El muestra remordimientos o promete que va a cambiar.


“Los Hombres que Maltratan a sus Mujeres están Enfermos y no son Responsables por sus Acciones”


El maltrato es un comportamiento aprendido de las experiencias de la infancia y de los mensajes sociales justificando la violencia contra las mujeres. Los hombres que maltratan a sus mujeres o a sus hijos son, por lo general, sumamente seductores y agradables. También son excelentes vecinos y cumplidores en el trabajo. Si realmente estuvieran enfermos serían violentos no sólo dentro del hogar, sino también fuera de él. Pocos de ellos presentan alguna patología, sólo un 10% de los casos. Los golpeadores no están fuera de control y acusan a sus parejas de provocarla. Este mito permite justificar la violencia, evitando que la sociedad sancione el maltrato.


“La Violencia Familiar es Provocada por el Alcohol y las Drogas”


El alcohol y las drogas son factores de riesgo, ya que reducen los umbrales de inhibición, pero no producen la violencia. La combinación de modos violentos para la resolución de conflictos con adicciones o alcoholismo suele aumentar el grado de violencia y su frecuencia. Muchos golpeadores no abusan ni de las drogas ni del alcohol y muchos abusadores de drogas o alcohol no son violentos. Son dos problemas separados que deben ser tratados por separado.

“Los Violentos no Cambian”


Los hombres que golpean pueden aprender a ser responsables de su propio comportamiento y pueden aprender modos no violentos de actuar o comunicarse. Obviamente, los cambios sólo se producirán si el violento toma conciencia de su problema y desea solucionarlo.

“Una vez que se detienen los golpes, todo va a estar bien”


El abuso psíquico, emocional y sexual generalmente son anteriores a los golpes y continúan aún cuando éstos se hayan detenido. Estos comportamientos también deben cesar para poder comenzar el proceso de reparación. Las mujeres maltratadas sienten miedo, ansiedad, indefensión, ira y vergüenza. Se desarrolla una muy pobre autoestima debido a los constantes insultos y desvalorización de su pareja. Habitualmente es aislada por su pareja y ha perdido contacto con amigos y familia. Suele estar asustada de ser culpabilizada por ellos de la violencia. El soporte de amigos, familiares y la comunidad son necesarios para reconocer sus fuerzas y para creer que ella es una buena persona que merece una vida libre de violencia. La recuperación de la violencia es un proceso que puede llevar un tiempo muy largo.

La violencia emocional produce secuelas tan severas que muchas veces se diagnostican psicopatologías graves como consecuencia del maltrato.

“La Violencia Doméstica sólo es un Problema Familiar”


Es un crimen contra la sociedad agravado por el vínculo, de la misma manera que lo es la violencia entre extraños. Problemas sociales como el alcoholismo, las adicciones, la delincuencia juvenil, el suicidio y la fuga de hogar aumentan cuando hay violencia en el hogar. Las empresas pierden billones de dólares al año debido al ausentismo y la baja productividad resultante de la violencia intrafamiliar. Los costos médicos producidos por violencia intrafamiliar ascienden a millones de pesos. Las comunidades gastan millones de pesos al año en intervenciones a través de los programas de asistencia y prevención de la violencia.

Ley Contra La Violencia Intrafamiliar:



La Ley fue promulgada el 27 de enero de 1997 y publicada en la Gaceta Oficial número 9945.

Esta Ley modifica el Código Penal porque deroga algunos artículos y establece penas para castigar agresores no consideradas como tales anteriormente: Gracias a esta modificación, ya nuestro Código Penal establece como delitos las siguientes acciones:
La violencia contra la mujer.
La violencia sexual en todas sus formas.
El incesto.
El acoso sexual.
El proxenetismo.
El abandono de menores de edad.
El uso de imágenes de videos sin el permiso de las personas que aparecen en el mismo.
El uso por la vía telefónica.
La violencia a la intimidad de las personas.
Con ello la nueva ley reconoce el derecho de las personas a una vida libre de violencia por encima de cualquier circunstancia.

DEFINICIONES Y SANCIONES PARA LOS DELITOS ESTABLECIDOS POR LA LEY 24-97



Orden de Protección
Es una situación previa a la instrucción y juicio que dicta el Tribunal de Primera Instancia, que contiene una o todas las sanciones siguientes:
- Orden de abstenerse de molestar, intimidar o amenazar al cónyuge, ex-cónyuge, conviviente, ex-conviviente, o pareja consensual.
- Orden de desalojo del agresor de la residencial del cónyugue, ex-cónyuge, conviviente, ex-conviviente o pareja consensual.
- Prohibición de entrar a la residencia del cónyuge, ex- cónyuge, conviviente, ex-conviviente o pareja consensual.
- Prohibición a la víctima de trasladar u ocultar los hijos e hijas comunes.
- Orden de internar a la víctima en lugares de acogida o refugio a cargo de organismos públicos o privados.
- Orden de presentar informes financieros sobre la gestión de bienes comunes.
- Prohibición de ocultar, disponer o trasladar bienes comunes.
- Orden de reponer bienes comunes destruidos u ocultados.
- Orden de medidas conservatorias para proteger los bienes comunes y el ajuar de la casa donde se aloja la familia.
- Orden de indemnizar a la víctima ya sea para sus gastos legales, tratamiento médico, terapia psicológica, orientación profesional, alojamiento y otros gastos similares.

El cumplimiento de las órdenes de Protección es controlado por el tribunal. Art.309-6 y 309-7.

Torturas o Actos de Barbarie


Es todo acto que cause a las personas daños o sufrimientos físicos o mentales, incluyendo la aplicación de sustancias o métodos tendentes a anular la personalidad o la voluntad de las personas o a disminuir su capacidad física o mental, aún cuando ellos no causen dolor físico o sufrimiento psíquico. Artículo 303.
Está sancionado con reclusión de 10 a 15 años. Artículo 303-1.
Estas penas aumentan en los siguientes casos:
- Cuando precede o acompaña a una agresión sexual (prisión de 10 a 20 años de multas de 100 mil a 200 mil pesos). Art.303-2.
- Cuando precede o acompaña a cualquier otro crimen que no constituya violación (prisión de 15 a 20 años). Art. 303-3.
Las penas aumentan a 30 años de prisión:
- Cuando se cometen contra niños, niñas y adolescentes, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 126 a 129 del Código para la protección de niños, niñas y adolescentes.
- Cuando son cometidas contra una persona cuya particular vulnerabilidad debido a su edad, enfermedad, invalidez, deficiencia o discapacidad física o síquica, o estado de embarazo aparente o conocido por el agresor.
- Cuando preceden, acompañan o siguen a una violación.
- Cuando se cometen contra un ascendiente legítimo, natural o adoptivo.
- Cuando se cometen contra magistrado/a, abogado/a, un/a oficial o ministerial público/a o contra cualquier persona depositaria de la autoridad pública o encargada de una misión de servicio público en el ejercicio, o en ocasión del ejercicio de sus funciones o de su misión, cuando la calidad de la víctima fuere aparente o conocida por el agresor.
- Contra un o una testigo, una víctima o una parte civil, sea para impedirle denunciar los hechos, interponer querella o de disponer en justicia: sea en razón de su querella, denuncia o su deposición.
- Cuando son cometidas por el cónyuge, ex-cónyuge, conviviente, ex-conviviente o pareja consensual.
- Cuando las comete una persona depositaria de la autoridad o encargada de una misión de servicio público en el ejercicio de otras sanciones civiles y penales previstas en el Código Civil o en el Código Penal.
- Cuando las comete una persona depositaria de la autoridad pública o encargada de una misión de servicio público en el ejercicio o en ocasión del ejercicio de sus funciones o misión.
- Cuando son cometidos por varias personas actuando en calidad de autoras o cómplices.
- Cuando son cometidas con premeditación y/o asechanza.
- Si se cometen con uso de arma o amenaza de usarla. Art.303- 4

La Agresión Sexual:


Es toda acción sexual cometida con violencia, constreñimiento, amenaza, sorpresa o engaño. Art.330.

Este delito es castigado con 5 años de prisión y multa de 50 mil pesos: sin embargo, la sanción puede agravarse si la agresión es cometida en una de las siguientes circunstancias:
- Contra alguien que padezcas enfermedad, discapacidad, deficiencia física o embarazo.
- Con amenaza de usar un arma.
- Por un ascendente natural, legítimo o adoptivo, es decir, padre, madre, tío, tía, abuelo, abuela, hermano, hermana, primo, prima, padrastro, madrastra, etc.
- Por alguien que tenga autoridad sobre la víctima.
- Por dos o más autores o cómplices.
- Por alguien que haya abusado de la autoridad que le confieren sus funciones.
- Cuando haya ocasionado heridas y lesiones

Violación Sexual:


Consiste en todo acto de penetración sexual de cualquier naturaleza que sea cometido contra una persona mediante violencia o constreñimiento, amenaza o sorpresa.

Su sanción es de 10 a 15 años de prisión y multas de 100 mil a 200 mil pesos, la cual puede aumentar hasta 20 años si la agresión es cometida en una de las siguientes circunstancias:
- Contra una persona discapacitada física o mental
- Contra una mujer embarazada
- Contra un niño, niña o adolescente
- Con la amenaza de un arma
- Por dos o más autores o cómplices
- Por un pariente natural, legítimo de la víctima o por una persona que tenga autoridad sobre ésta
- Por una persona que haya abusado de la autoridad que le otorga sus funciones

Incesto:


Es todo acto de naturaleza sexual realizado por un adulto mediante engaño, violencia, amenaza, sorpresa o constreñimiento a un niño, niña o adolescente con el cual estuviese ligado por lazos de parentesco natural, legítimo o adoptivo, es decir, si es cometido por el padre, la madre, abuelo, tío, tía, hermano, hermana, primo o prima.
Artículo 332-1.

Está sancionado con la pena máxima de 30 años de prisión, y no tiene multa porque para este delito no hay libertad bajo fianza y los agresores no pueden acogerse a ninguna circunstancia atenuante, es decir, ningún alegato que intente justificar el delito.
Artículo 332-2.

El intento de cometer incesto se castiga como el hecho consumado. Artículo 332-3

Acoso Sexual:


Es toda, amenaza, constreñimiento u ofrecimiento destinado a obtener favores de naturaleza sexual, realizada por una persona, hombre o mujer, que abusa de la autoridad que le confieren sus funciones.

Su sanción es de 1 año de prisión y multas de 5 mil a 10 mil pesos. Artículo33-2

Proxenetismo:


Es la ayuda, asistencia o encubrimiento de personas (hombres o mujeres) a fin de que se dediquen a la prostitución, es decir, el reclutamiento de personas con miras a la explotación sexual.

Para castigar este delito la Ley 24-97 establece penas de 6 meses a 3 años de prisión y multa de 50 mil pesos. Artículo334.

Aquellas personas que se dediquen al proxenetismo y reciban beneficios económicos de esa actividad, la ley castiga con cárcel de 6 meses a 3 años y multas que van desde 50 mil hasta 550 mil pesos.

Aquellas personas que se dediquen al proxenetismo y reciban beneficios económicos de esa actividad, la ley le castiga con cárcel de 6 meses a 3 años y multas que van desde los 50 mil hasta 500 mil pesos.
La misma sanción se aplica a aquellas personas que:
- Consientan la prostitución de su pareja y obtengan beneficios de ello;
- contraten, entreguen o mantengan, aún con su consentimiento, a una persona menor o mayor de edad con miras a la prostitución, al desenfreno o la relajación de las costumbres
- Hagan el oficio de intermediario, a cualquier título, entre las personas que se dedican a la prostitución o al relajamiento de las costumbres de otros;
- Por medio de amenazas, presión o maniobras de cualquier tipo perturbe la acción, prevención asistencia o reeducación emprendidas por organismos calificados a favor de las personas que se dedican a la prostitución o se encuentren en riesgo de ser prostituídas.

RECOMENDACIONES



Que el Estado dominicano pueda proporcionar una ayuda efectiva a las víctimas de la Violencia Intrafamiliar.
Que se fomenten cursos de concientización y/o orientación sobre todo lo concerniente a la Violencia Intrafamiliar a través de organismos gubernamentales y no gubernamentales.
Organizar cursos incentivos, si es posible usando recursos audiovisuales acerca de la violencia doméstica y familiar a través de clubes, asociaciones comunitarias, escuelas, iglesias, etc.
Que las leyes establecidas en el código penal dominicano puedan ser efectivas a la hora de aplicársele a aquellas personas que las violen sentando precedentes en la sociedad dominicana.
Relanzar una campaña publicitaria que incluya los medios como: Radio, televisión, broshures acerca de la Violencia Intrafamiliar.

CONCLUSION



El tema sobre la Violencia Intrafamiliar sigue llamando la atención cada día más, tanto en nuestro país como en el resto del mundo. Se oye una sola voz que grita a los vientos:”Ya basta de tanta violencia”.

Todos los países a nivel internacional siguen aunando esfuerzos para poder erradicar este terrible mal social, que afecta las familias del mundo entero.

Concluimos éste trabajo muy satisfactoriamente, complacidos y con amplios conocimientos acerca de este tema tan importante para la sociedad, no sólo la nuestra, sino la sociedad universal. Ya que la Violencia Intrafamiliar siempre ha existido y se da en todos los grupos sociales sin importar cultura, raza, sexo o religión.

Para poder avanzar en el campo de la familia como la primera institución social, es preciso que conozcamos: Sus debilidades, fortalezas y amenazas, para así poder lograr el fortalecimiento de los valores y los principios de convivencia social, establecidos por leyes naturales dadas por Dios y por leyes constitucionales.

Por último queremos destacar que en la República Dominicana se han dado pasos significativos en el avance por lograr, no la total, pero por lo menos un control efectivo y eficiente en contra de todo tipo de violencia que perpetre la paz y la tranquilidad de los hogares, ya sea física, verbal o psicológicamente.

La creación y promulgación de la ley 24-97 dentro del código penal dominicano indudablemente que contribuirá de manera benevolente con las víctimas de dichos actos abusivos, dando resultados positivos, tanto a corto, mediano y largo plazo.

BIBLIOGRAFIA



- Cuauthemoc Sánchez, Carlos. Un Grito Desesperado: Novela de Superación para Padres e Hijos. Ediciones Selectas Diamante, México 1998. Primera Edición.
- Listín Diario. Edición del Martes 30 de Abril del Año 2002.
- Internet de Codetel: http://www.altavista.com.
- Enciclopedia Ilustrada Cumbre.
- Enciclopedia Interactiva Microsoft Encarta 2001.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License