Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Adolescencia y drogadicción en Argentina parte 3 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Prevención



Hay programas que dicen que hay que intentarlo, otros que dicen que lo último que hay que hacer es intentarlo, porque en la medida que lo hacemos rompemos todo contacto con la realidad y después es muy difícil restablecerlo.
La prevención estaría dada en poder modificar las condiciones, desarrollar un trabajo preventivo trabajando con todas las redes sociales
Es muy difícil clasificar los procesos adictivos por su grado de complejidad y diversidad, también por la problemática  de identificar si la adicción es un síntoma o constituye una enfermedad central.

Tomando como referencia los factores dinámicos de la personalidad, nos permitiría ordenar las diferencias entre síntoma y enfermedad encontrando una base estructural común. Problemas conductuales del paciente drogadicto (orígenes psicodinámicos), y la estructura de su psiquismo nos presenta una comprensión más profunda y amplia que puede ser utilizada:
- para establecer el tipo de tratamiento
- para conocer y evaluar el pronóstico
- para ilustrar los métodos y oportunidades de los programas de prevención.

Hemos hablado de tener en cuenta los vínculos tempranos como condicionamientos de los problemas adictivos, podríamos dar una guía práctica general para la prevención y terapéutica clínica:
- necesidad de una correcta empatía entre padres y niño
- que los padres superen sus problemas narcisísticos
- que los padres posibiliten al niño la experiencia de sostén, protección física y afectiva a la  posibilidad de experimentar frustraciones, límites graduales y adecuados a la fase de  desarrollo que permitan y estimulen formación de estructuras
- la adaptación, la capacidad de tolerancia a la angustia y la frustración
- el reconocimiento del NO-YO y la renuncia a la omnipotencia infantil.

La orientación de los padres para la prevención en este sentido también apunta a evitar los mensajes contradictorios dado que cumplen un papel fundamental en la cura y prevención de sus hijos (principalmente adolescentes).
Para cumplir con la función de prevención es necesario informase y formarse de las características clínicas, psicológicas y sociales de la drogadicción.
Las mejores posibilidades de prevención de muchos males sociales devienen de la estructuración de una sociedad sana donde el amor, los anhelos, el fervor, la lealtad no sean vanas palabras.

Tipos de Prevención


Los planes de prevención deberán tener en cuenta cuales son las influencias nocivas que proyecta la sociedad  sobre la patogenia del adicto y que influyen en la postergación de su curación.

Deben entenderse como:

1.    1.     Prevención primaria:

Todo aquello que se efectúe con respecto a la macro comunidad en su conjunto, actuando antes que la drogadicción se manifieste. (EVITAR)

2.    2.     Prevención secundaria:

Es la que trata de limitar la enfermedad ya declarada, asistiendo terapéuticamente al adicto. (TERAPEUTICO)

3.    3.     Prevención terciaria:

Es la que trata de recuperar al máximo el potencial de la persona. (REHABILITACION)

También se puede clasificar a la prevención en:

1.    1.     Prevención específica:

Es la que se relaciona directamente con el fenómeno.

2.    2.     Prevención inespecífica:

Son las acciones generales no relacionadas directamente con el fenómeno.
Hay una interrelación permanente entre un tipo de prevención y otra. Como ejemplo podemos citar que en la medida que se esta trabajando sobre la reinserción social, se está haciendo también prevención primaria y secundaria.

Modelos de Prevención



Existen cuatro modelos tradicionales que toman en cuenta 3 elementos:
Lo hemos planteado dentro de las Causas de la Drogadicción (Pag. 22) SUSTANCIA (droga), MEDIO y PERSONA.
Los cuatro modelos representan el marco conceptual que toma quien trabaja en acciones de prevención. Al mismo tiempo representa una determinada ideología, una forma de pensar la realidad. Por eso es importante determinar el enfoque del modelo seleccionado.

I. MODELO ÉTICO-JURÍDICO



Centra el análisis en la substancia (droga). La droga es la protagonista.

Clasifica a las drogas en: a.) legales, b.) ilegales
Para este modelo la droga es activa en si misma. La persona es la víctima y también el delincuente. Que es una contradicción en este modelo. La categoría social que toma sería la del vicio. Es una categoría moral y un delito.
En cuanto al medio social, se expresa en la ley con un criterio normativo. La norma señala la barrera que separa lo ilegal de lo legal, lo prohibido de lo permitido, lo bueno de lo malo en términos absolutos.
Toxicomanías es la palabra que mejor representa esta postura, ya que el criterio que utilizan para hablar de droga es:  tóxico. Utilizado, aunque cada vez menos, en juzgados, policía, psiquiatría clásica.

Entonces aquí podemos identificar:
1. la prevención primaria estaría dada en la información de las sanciones (si la droga  te atrapa vas a la cárcel) y en la eliminación del mercado de la droga.
2.     2.   la prevención secundaria estaría en la encarcelación (aislamiento-marginación) que sería el tratamiento para la posterior reinserción social .o sea, la prevención  terciaria.

II. MODELO MÉDICO-SANITARIO



Como en el modelo anterior centra el análisis en la substancia. La droga es el agente que infecta a las personas.
Clasifica las drogas en a.) inocuas y b.) peligrosas.
Haciendo una comparación con la anterior, agregaría a las ilegales, como peligrosas al tabaco y alcohol.
Al considerar a la droga como activa en si misma, comparte con el modelo anterior el concepto de droga como flagelo. El flagelo que azota la humanidad, como en épocas anteriores fueron las plagas y pestes consideradas castigos divinos por los pecados de los hombres. La persona es el huésped en donde se aloja la droga.

El medio es el entorno en donde se trata de detectar la población vulnerable ante este agente peligroso, señalándose entonces los factores de riesgo.
Estos factores de riesgo son determinados grupos económicos, demográficos, sociales etc.. Existe el peligro del contagio y se considera a la adicción como una enfermedad (la droga con su acción enferma a la persona).
Se toma el criterio de nocividad.
La prevención primaria estaría basada en la información y no en las sanciones como en el modelo anterior. Apunta más al daño que causa.
También creando programas sustitutivos. La prevención secundaria estaría dada por la internación (el tratamiento), que aísla y margina al sujeto para lograr la reinserción social (prevención terciaria).

III. MODELO PSICO-SOCIAL



En este modelo se traslada el protagonismo a la persona. No interesa el tipo de droga que se consume.
Este modelo centra su atención en el vínculo que tiene el individuo con la droga, para determinar si ese vínculo es de dependencia.
La adicción sería un síntoma individual. Considera también que el adicto es un enfermo, pero con la diferencia que la adicción no es una enfermedad. La enfermedad está en una situación estructurada tapada por la droga, generalmente en la familia o grupos de pertenencia.
La prevención primaria estaría en la información y formación de grupos de orientación, por ejemplo, para madres a fin de mejorar su comunicación con los hijos, para optimizar los vínculos familiares. La prevención secundaria sería la psicoterapia, que son acciones de prevención inespecíficas ligadas al campo de la salud mental.

IV. MODELO SOCIO-CULTURAL



Aquí el protagonista es el medio.
El origen del problema es el medio macro-social, la estructura social. Este marco social operaría sobre la persona como un estímulo de tensión y para aliviar esta tensión la persona recurriría a la droga como evasión por la realidad, sin considerar otros factores.
La adicción se considera un síntoma pero la diferencia radica en que aquí se lo toma como un síntoma social como algo que nos muestra que pasa en la sociedad.
La prevención primaria estaría dada por la modificación de las condiciones sociales, por ejemplo, que no haya desocupados. Son acciones de prevención inespecíficas que están ligadas al campo político.

MODELO ETICO-SOCIAL


Los anteriores modelos dan una lectura parcial del fenómeno que nos ocupa. Se generó la necesidad de contar con un modelo más abarcativo.
Los modelos tradicionales aparecen como analíticos, analizan el fenómeno pero se queda solo con una parte de él. Se paleteó la necesidad de un modelo de síntesis que no es una sumatoria de partes (de cada parte que toman los otros modelos), sino que toma en cuenta los aspectos parciales pero los sintetiza en una nueva producción.
Así surge este modelo en el cual el trabajo se hace a partir de dos ejes:
El eje del tiempo libre considerando tiempo libre al que apunta a tener un proyecto con sentido.
El adicto aparece sin proyectos. La acción preventiva debe facilitar la aparición de proyectos personales que van a encontrar sentido en un proyecto social.
El segundo eje es la participación.
Plantea una ética que puede surgir de este proyecto común, es una ética que puede admitir las diferencias, el disenso, no es la ética del modelo ético-jurídico basada en una categoría absoluta (legal-ilegal, bueno-malo). Esto está ligado a una metodología que se diferencia de los otros modelos.

Los modelos tradicionales plantean:


Hay un EMISOR (alguien que sabe, por lo tanto tiene el saber, al tener el saber tiene el poder) que emite un MENSAJE a un RECEPTOR (alguien que no sabe, que pasivamente recibe lo que es propiedad de otro).
La metodología del modelo ético-social es la llamada metodología circular, en donde no se habla de transmisión de información.
El receptor no está en el lugar de no saber porque llega con una serie de información sobre el tema (buena o no). Es decir que existen contenidos. Estos contenidos muchas veces están arraigados en el prejuicio o en construcciones míticas como por ejemplo:  ¿se considera droga agregar una aspirina a la bebida cola?
Se pretende que estos contenidos implícitos pasen a ser explícitos, que se los manifieste, que pueda preguntarse  si es verdad lo de la mezcla mencionada.
En la medida que esto se explicite se va construyendo el mensaje que se constituye en mensaje común y puede constituirse en un proyecto (que podemos hacer todos para prevenir) y esto apunta al compromiso que es un tema de todos.
El instrumento de prevención no necesariamente puede ser la charla o el audiovisual. Estos son medios auxiliares pero no constituyen en si mismos una acción preventiva, por ejemplo una escuela solicita  a especialistas una charla sobre prevención y una vez terminada dicen, bueno ya esta, ya terminó.
Esto solo sirve para cumplir con un objetivo inmediato pero no puede considerarse una medida de prevención.
La acción preventiva consiste en ir generando modificaciones en las actitudes, en las formas de relación, en poder tolerar las diferencias.

¿Legalizar o no legalizar?



Según Durkheim, en la sociedad antigua el hombre estaba determinado por sus antepasados, en la sociedad actual, el lugar de cada uno no esta prefijado de antemano (en el mejor de los casos ante cambios tan bruscos, el hombre se adapta, no se desestabilizan los valores, cuando esto no sucede el hombre cae en un estado de ANOMIA de perplejidad). Cuando los valores se pierden la vida no tiene sentido (suicidio). Esto último está exacerbado en el adicto (suicida a largo plazo), la falta de justicia de las sociedades modernas trae aparejado este sentimiento de anomia (perplejidad), con la consecuente desorganización social. Las religiones han sido desbordadas y las sectas absorben a los que andan por el mundo anómicos.
En nuestra sociedad consumista donde se premia el éxito y no el esfuerzo, el hombre pasa a ser otro bien de consumo. Su valor está determinado por el precio que obtiene por sus servicios, entonces su valor reside en el juicio externo. Así aún cuando satisface sus necesidades y en la medida en que satisface los deseos del afuera sigue sintiéndose vacío.

El adicto actualmente es considerado por nuestra sociedad como marginal (como categoría social). Cada sociedad tiene una particular visión de lo que considera dentro y fuera de ella. Tiene un marco de referencia interno conformado por todo lo que la sociedad acepta o incluye dentro de ella. Tiene una clase dirigente encargada de bajar las leyes o normas que regulan la convivencia y permiten alcanzar los ideales sociales.
Dada le ley o norma existen distanciamientos que suceden cuando la persona no puede llegar estos ideales sociales a través de la ley y cuando más se alejan de la norma más se acercan al punto de MARGINALIDAD, que se encuentra fuera del marco de referencia interno de la sociedad. Este punto de marginalidad se lo va a otorgar al adicto y a todos los que de alguna manera transgredan la norma.
La particularidad del adicto es que ese punto de marginalidad es buscado por el adicto mismo, ya que él busca evadirse y a esto se lo denomina marginalidad sumante.

A menudo nos encontramos con personas que rompen con este cuerpo social, que constituyen un emergente enfermo que trata de convertirse en el nuevo núcleo que aglutina a los demás y considera enfermo al núcleo del que salió.
Actualmente se ve al consumo como una búsqueda de inclusión en la sociedad, así que ya no hablaríamos de marginalidad sino de inclusión. Nuestra sociedad acepta sustancias como tabaco y alcohol y a las demás las margina (no se ve de la misma forma a un alcohólico que a un cocainómano). Antiguamente el adicto significaba una forma de protesta a la sociedad en la que habitaba, ahora lo hace para poder sobrevivir en la sociedad exigente, hipercompetitiva y consumista en la que está inmerso y de la que no puede salir.

Características de la legislación argentina, algunos antecedentes y la actual



Arranca en 1921 con la Ley 11309 que penaba el suministro de sustancias medicinales en calidad o cantidad distinta a la prevista (receta médica).
En 1968 la ley 17567 pena con prisión de 1 a 4 años al que traficara  ilegalmente estupefacientes.
En 1974 la ley 20771 quizás la más importante, pena con prisión de 1 a 6 años más multa, la tenencia de sustancias psicoactivas, estupefacientes, aunque la tuvieren para consumo personal. (Es criticada por contradecir el art. 19 de la Constitución).
En 1979 para salvar la controversia la Corte Suprema a través de una acordada establece que “…no es violativo de la garantía establecida por el art 19 de la Constitución la represión de la tenencia de estupefacientes aunque estuviera destinada para uso personal…” El criterio jurídico y legal ve al adicto como un vicioso y/o un delincuente.
En 1986 la Corte Suprema determina que la tenencia para consumo personal no es delito volviendo al art 19 de la Constitución como garantía.
Por último en 1989 la Ley 23737 actualmente vigente, incrimina la tenencia pero atenúa la pena  cuando por su escasa cantidad es inequívoca que está destinada a consumo personal

Así llegamos a opiniones de profesionales de distintas disciplinas que se encuentran divididas en cuanto a la LEGALIZACION / NO LEGALIZACION  de las adicciones.
Distintos autores han fundamentado sus opiniones en favor o en contra. Tomaremos para nuestro trabajo las posturas de Fernando Savater (Etica como amor propio), Eduardo Kalina (La familia del Adicto y otros temas) y Alejandro C. Molina (La drogadicción y el sistema jurídico).
Savater hace un planteamiento que lo explícita a través de 10 tesis.
La primera refiere que todas las sociedades han conocido y utilizado drogas en forma abundante, a veces ligado a rituales religiosos. Las han adorado y en muchas ocasiones han abusados de ellas. Hoy nuestra cultura como todas las demás, conoce, utiliza y busca drogas.
La segunda defiende que el derecho jurídico de habeas corpus (libertad de uso del cuerpo) hay que extenderlo a todos los actos del individuo, incluso al que lo lleve a su propia destrucción.
El tercero hace referencia a que prohibir la droga en la sociedad democrática es tan injusto como prohibir la pornografía, la heterodoxia religiosa o política. Es decir que lo que daña es la prohibición.
La cuarta dice que lo peligroso es la adulteración, la falta de información y por lo tanto no estar preparados para manejarlas.
La quinta al defender su postura dice que las drogas pueden ser tan peligrosas como el alpinismo, el automovilismo o la minería, el exceso sexual, la credulidad política  y la guerra.

La sexta se pregunta porque prohibir el placer, los drogadictos que quieren abandonar su manía deben ser ayudados por la sociedad, tal como el que desea divorciarse o cambiar de religión. Para justificar ese costo que debe soportar la sociedad hace la comparación con los accidentes de trabajo que se producen y representan costos sociales y sin embargo nadie se le ocurriría prohibir el trabajo.
La séptima dice que ninguna droga es en si misma un mal sino que puede llegar a serlo por las circunstancias de su uso. Por eso, no se la puede comparar con el crimen, la violación o el secuestro que tienen como objetivo dañar al otro. La despenalización de las drogas debe ser lo más internacional posible para ser eficaz. De hacerlo uno solo le traería aparejado dificultades.
En la octava, Savater hace una dura crítica al Estado en su falta de preocupación por el tema, diciendo que pareciera que la sociedad actual es políticamente drogadependiente, pues no sabría prescindir de este chivo expiatorio. La mayoría de las drogas no matan a nadie y muchas suprimen muchísimos más dolores de los que producen. Las que matan, matan mucho más por la adulteración o las circunstancias clandestinas de su empleo (ignorancia de dosis, jeringas contaminadas, etc.)
La novena hace referencia a la incidencia entre los jóvenes, sobre todo aquellos más desfavorecidos socialmente y la razón de su extensión es el resultado de la prohibición misma. Los males juveniles no son producidos por la droga, sino son los efectos de una determinada situación social.
La décima y última menciona que se asegura que la droga es la degradación moral de la población. Hace referencia a “El haschisch, el amor y el vino pueden dar lugar a lo mejor o lo peor” todo depende del uso que hagamos de ellos. De modo que no es la abstinencia lo que debemos enseñar sino el autodominio.

Eduardo Kalina tiene una postura opuesta a Savater, diciendo que este tema ha perdido seriedad ya que su difusión como hábito recreativo y debido a los poderosos intereses económicos que los sustentan tanto en su producción como en la comercialización, han despertado el interés de los políticos que lo utilizan durante sus campañas, para hacer promesas ante un público desesperado, que necesita ayuda y orientación.
Liga íntimamente la droga con la problemática del SIDA, lo que remite a una visión catastrófica de fin de la humanidad. Por eso se acrecienta la esperanza que los gobiernos nos salven de esta maldición. Kalina hace alusión a la improvisación de los que legislan, que no toman en cuenta las relaciones existentes con la violencia, la delincuencia, respecto a la producción ilícita como a la comercialización ilícita y a las mafias operando en medio de estos polos del espectro comercial, además de los robos, los asesinatos y los asaltos. Ante este tema central surge la idea adaptativa acerca de la legalización de la droga y adoptarla como una solución final para acabar con la violencia y la delincuencia que son producto de la ilegalidad.
Kalina dice que se insinúa que una ley cambiará el significado biológico de los efectos destructivos que ocasionan en el ser humano, tanto en el área biológica como en la psicosocial. Las drogas que se pretenden legalizar: marihuana, heroína, cocaína, anfetaminas, etc. tienen efectos directos sobre la biología humana, como lo siguen teniendo las drogas socializadas, a pesar de la magia de la ley. Para Kalina la prohibición del uso de drogas psicotóxicas es necesaria y funciona en muchos países, pero para que sea realmente efectiva el conjunto de leyes restrictivas deben ser acompañadas con profundos cambios ideológicos y por lo tanto socio-politicos-económicos. Cuba, Japón y otros países han logrado éxitos.

La pandemia de la drogadicción está directamente ligada a la deshumanización creciente, a la robotización en un mundo centrado en la carrera armamentista, que constituye el negocio más grande del mundo, le siguen la droga y el petróleo.
Cuestiona el concepto de libertad, se penaliza el tráfico pero no la tenencia para uso personal. Perece increíble que la gente no se cuestione como la elección de una esclavitud-dependecia a las drogas tan denigrante a la condición humana,  pueda tener otros orígenes que el “simple albedrío” o libertad individual del hombre.
También intervienen otras motivaciones en lprocura de las drogas, que responden a un conjunto de pactos perversos que culminan en el pacto criminoso de la familia y/o sociedad. El adicto es todo lo contrario de su ser libre. Es el prototipo del sometido.
La legalización transformará en empresarios a los que hoy son traficantes. Por último conceder la legitimidad a esta moderna versión de la esclavitud, es una claudicación inaceptable, para aquellos que como Kalina, tienen una ética humanística, que significa un profundo amor por la naturaleza, por los seres vivos y todo lo que la ciencia y la tecnología aporta a la vida.

Para enfrentar al narcotráfico, además de recurrir a todo el arsenal legal se debe trabajar sobre lo que denomina la demanda. Este criterio mira hacia la prevención, es decir las condiciones históricas psicosocioeconómicas que favorecen el desarrollo de la oferta y de los oferentes. El enfoque debe ser sistémico y no unilateral, buscando un proyecto de vida, lo cual significa humanizarnos creando vínculos solidarios.

Molina habla del cambio producido en nuestro país en los últimos años en que paso de ser país de transito a país afectado. No toma al drogadicto como un individuo aislado sino como un individuo inmerso en la sociedad. Con la que convive por su propia naturaleza humana, la cual no admite conductas que no solo ponen en peligro a quienes las ejecutan sino que llegan a ofender al orden y a la moral pública.

Debe haber un ordenamiento jurídico claro para definir la situación del drogadicto y de la drogadicción en general. Considera que el círculo del consumo, tráfico y producción de las drogas prohibidas deben ser consideradas por el régimen jurídico. La ley debe ser aplicada con vigor con resultados inmediatos y mediatos. Los primeros se refieren a expulsar a los traficantes y consumidores de las calles y los barrios a los cuales están destruyendo e intentar dar tratamiento o ayuda a quienes quizá no los busquen por cuenta propia, y los segundos se refieren a que la comunidad verifique que no existe el uso inocente de las drogas. De esta manera hay una actividad pedagógica y también de prevención. Establecer claramente que es lo lícito o lo ilícito para que el hombre común sepa que es lo prohibido y lo permitido en esta materia. La ilicitud de la conducta del adicto no debe atacarse exclusivamente desde un sistema represivo que se apoye en penas privativas de la libertad, sino que además debe hacerse con medidas alternativas que incluyan tratamientos familiares e individuales y disposiciones tutelares especialmente para menores de edad que se ejecutarán  en los diversos ámbitos donde éstos desarrollen sus actividades, muy especialmente en el área de la educación.
Molina hace una crítica al sistema judicial y a la falta de recursos humanos y de servicios adecuados para atender al drogadicto.


Ejemplos de Proyectos de Prevención



Programación Global de la Prevención y la Asistencia en las Tóxicodependencias

La prevención  y la asistencia deben partir de tres conceptos básicos:
- La región
- La red de servicios preventivos y asistenciales
- Las zonas críticas

1. LA REGION



Permite la federalización de los recursos disponibles que se implementarán según las necesidades de cada región.

El país se halla dividido en seis regiones a saber:
a) Capital Federal y Buenos Aires
b) Centro: Córdoba y Santa Fe
c) Norte-Este: Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa
d) Norte-Oeste: Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero
e) Nuevo Cuyo: La Rioja, San Luis, San Juan y Mendoza
f) Sur: La Pampa Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

2. LA RED



Permite la instrumentación orgánica de los recursos educativos, institucionales, barriales, zonales, sanitarios públicos y privados, con la finalidad de proteger a las poblaciones no afectadas por el consumo de drogas, lícitas e ilícitas, y también a reducir el consumo en las poblaciones afectadas y brindarles el auxilio terapéutico estructurado. El principio fundamental en que se basa la red es la organización de los recursos.


La red preventiva debe tener cuatro niveles de inserción:



- EDUCACION:

La educación preventiva debe distinguir entre grupos de mayor y menor riesgo. Es decir identificar y diferenciar las dos realidades para permitir un mejor abordaje.

- MUNICIPIOS - BARRIOS:

El municipio es la célula política de contención primaria, donde los distintos representantes de la comunidad (docentes, padres, políticos, religiosos, jóvenes) se unen para organizar acciones preventivas.

- EMPRESARIOS/TRABAJADORES (SINDICATOS):

El ambiente empresarial y laboral deben estar presentes en el plan preventivo, ya que la cultura del trabajo tiene en el alcohol y la droga su mayor enemigo. Jubilaciones por incapacidad, ausentismo, accidentes de trabajo, trastornos familiares y violencia.

- ORGANIZACIONES DEPORTIVAS:

El deporte planificado se convierte en un elemento de contención, en un elemento que ayuda al desarrollo de la socialización y al desarrollo ético. Lo importante es captar, a través de torneos deportivos, clínicas deportivas, escuelas de fútbol, etc. a aquella población de niños y jóvenes que no recibe por distintos motivos educación formal.

La red asistencial debe partir del

CENTRO PREVENTIVO ASISTENCIAL

que es el primer módulo de acción terapéutica. Trabaja con el experimentador o el abusador habitual de drogas, implementando una serie de acciones destinadas a estudiar el marco familiar y mejorando la calidad de vida individual, familiar y social del paciente. Se utilizarán herramientas operativas como las psicoterapias individuales, familiares y grupales, así como grupos educativos, reflexivos de confrontación de conductas.

La red tiene luego en el

CENTRO DE DESINTOXICACION 

la siguiente unidad de complejidad asistencial. Cumple también una tarea educativa y de orientación al paciente para que pueda continuar otra etapa de tratamiento. Este centro asistencial está basado en el síndrome de abstinencia. Son los Hospitales Nacionales, Provinciales o Municipales los encargados de contener estos centros, debiendo existir por lo menos uno por cada región.

Otro nivel de complejidad pasa por organizar la estructuración de comunidades terapéuticas que deben tener tres tipos de modalidades:
- Comunidades Terapéuticas profesionales
- Comunidades Terapéuticas socio-pedagógicas
- Comunidades de Vida
El último eslabón de la red asistencial es el CENTRO DE REINSERCION SOCIAL cuya función central será posibilitar el acceso a la vida comunitaria, a través de un aprendizaje social, educativo y laboral, luego del proceso de rehabilitación.

3. ZONAS CRITICAS



Son aquellos lugares dentro de la región que tienen preeminencia de: consumo de drogas, niveles de delincuencia juvenil altos, aumento considerable de portadores asintomáticos del SIDA, grados de desorganización familiar, etc.
Estos conceptos fueron tomados para confeccionar un modelo asistencial preventivo hacia 1990 bajo la dirección de la Secretaría de Estado de Desarrollo Humano y Familia y la asesoría técnica de la Secretaría de Estado de Coordinación y Programación de la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico.

Proyecto Curricular


El proyecto curricular sobre prevención trasciende el marco institucional. De esta forma, con la intervención de todos, es posible enfrentar el flagelo de la droga, en la que el adolescente es la  persona en riesgo.
Intenta brindar conciencia social, aumentar la autoestima y lucha contra el marketing y la publicidad. Sostiene que conociendo a fondo el problema, se pueden plantear soluciones. Estas soluciones pueden aplicarse en forma organizada y operativa para evaluar los resultados obtenidos.
Dentro de los contenidos de la EGB, determinan el tratamiento del tema drogas.

Posteriormente se desarrolla una política preventiva que abarque los siguientes puntos
1.1. Aplicación de un programa para:
1.1. Adquisición de conocimientos: Brindar información al alumno.
1.2. Competencia social: Construir en el alumno habilidades sociales como forma de prevención.
1.3. Esfuerzo sostenido: sistematización y continuidad del programa.
1.4. Interacción con los compañeros: Influencia positiva o negativa con los pares.
1.5. Lazos con la realidad social:  prestar atención a los alumnos alejados de la realidad social.
2.2. Compromiso de los padres: Realización de tareas conjuntas, brindar información, mejorar la comunicación y/o conflictos familiares.
3.3. Capacitación: Del docente, utilizando metodologías especiales y procedimientos afectivos.
4.4. Colaboración: Entre instituciones, comunidades, expertos, empresas,  entidades gubernamentales y servicios comunitarios.
5.5. Culturalmente importante: Adaptado a diversidad de culturas.
6.6. Evaluación: Continua acerca de relaciones, toma de decisiones, autoestima, comunicación, responsabilidad, conciencia  sobre  drogas y alcohol, etc.
7.7. Valores: Solidaridad, disciplina, responsabilidad, honestidad, respeto, compromiso familiar.
8.8. Comunidad: Orientar al alumno en conocer situaciones de riesgo, para disminuir su vulnerabilidad.

Prevención en Otros países



La Rioja - España



La prevención del consumo de drogas es uno de los objetivos prioritarios del Plan Riojano de Drogodependencias. Y para ello, establece las siguientes actuaciones:

- Fomentar una política de prevención que haga posible una disminución de la oferta y de la demanda de drogas, implicando a la Administración de Justicia para que sus actuaciones complementen las de tipo policial.
- Establecer los sistemas pertinentes de información, de interés policial y judicial, sobre el tráfico de drogas, posibilitando el conocimiento real de la incidencia del fenómeno del tráfico.
- Impulsar y fomentar la puesta en marcha de programas de prevención del uso/abuso de drogas.
- Informar a la población sobre las consecuencias y causas del fenómeno de las drogodependencias para que el consumo de sustancias no sea motivo de deterioro de su salud.
- Desarrollar normativas de la legislación de ámbito estatal.
- Desarrollar la normativa y el cumplimiento de la existente sobre promoción, publicidad y venta de bebidas alcohólicas y tabaco.
- Controlar aquellas empresas que por su actividad pueden fabricar o distribuir los llamados precursores.
- Colaborar con la Administración de Justicia para localizar y desarticular las operaciones destinadas al bloqueo de dinero procedente del narcotráfico.
- Facilitar al ciudadano la posibilidad de que denuncie actividades que puedan estar relacionadas con el tráfico de drogas, garantizando en todo momento el anonimato.
- Establecer cauces de comunicación entre las Administraciones de Justicia y Hacienda para localizar actividades de blanqueo de dinero.
- Establecer los cauces necesarios para facilitar una estrecha colaboración entre la acción policial y la judicial, procurando buscar la mayor coherencia posible en sus actuaciones.
- Conocer los riesgos del llamado “uso social de las drogas”.
- Conocer qué sustancias más próximas en nuestro entorno pueden ser causa de problemas.

Lima - Perú



Ley del Sistema Nacional de Prevención y Control de Drogas


A continuación se transcriben los dos primeros capítulos sobre la Ley Nacional de Prevención y Control de Drogas de Perú, en donde se establecen los alcances y generalidades de su incumbencia.

CAPÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES



Artículo 1°.-



Créase el Sistema Nacional de Prevención y Control de Drogas con la finalidad de:
a) Mantener y preservar la unidad y organicidad de la política nacional de prevención y control de drogas;
b) Orientar adecuadamente los recursos y capacidades nacionales empleados en la lucha contra las diversas manifestaciones del fenómeo de las drogas;
c) Formular, integrar, coordinar, supervisar, ejecutar y evaluar los planes y acciones a nivel nacional sobre la materia.

Artículo 2°.-



El Sistema Nacional de Prevención y Control de Drogas está integrado por :
a) La Presidencia del Consejo de Ministros, los Ministros y los demás órganos sectoriales e instituciones públicas que formulan programas, ejecutan acciones y prestan servicios en materia de prevención y control de drogas;
b) Los Gobiernos Regionales y Locales;
c) Las Instituciones Privadas, las comunidades nativas y las organizaciones campesinas, comunales, de base y demás de la sociedad civil que desarrollan programas y acciones dirigidas al cumplimiento de los fines del Sistema.

CAPÍTULO II : DE LAS FUNCIONES DEL SISTEMA



Artículo 3°.-



Corresponde a La Presidencia Del Consejo de Ministros, a los Ministerios y demás órganos sectoriales e instituciones públicas competentes contribuir, en el ámbito de su competencia, a la formulación y ejecución de los planes nacionales de Prevención y Control de Drogas, a la definición de la Estrategia Nacional para alcanzar el objetivo general de los mismos, y la estructuración armónica de los programas nacionales en materia de:

a) Desarrollo Alternativo;
b) Participación de la Empresa Privada;
c) Investigación de los usos benéficos de La Hoja de Coca;
d) Reserva de Áreas para la producción Lícita de la Hoja de Coca;
e) Obtención de la Información Catastral y Monitoreo de Cultivos;
f) Desarrollo Alto Andino;
g) Represión del Tráfico Ilícito de Drogas y Delitos Conexos, así como de control y fiscalización de insumos químicos;
h) Prevención integral del uso indebido de drogas, tratamiento, recuperación, rehabilitación y reinserción social del consumidor;
i) Reducción de las consecuencias sociales derivadas del consumo.

Los Planes y Programas Nacionales serán aprobados por Decreto Supremo, con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros

Artículo 4°.-



Corresponde a los gobiernos regionales y las municipalidades provinciales, la gestión de las actividades y de los servicios en materia de prevención y control de drogas, en cuanto se encuentren previstos en los Planes y Programas Nacionales respecto de las áreas de la producción: Desarrollo Alternativo y Consevación del Ambiente; y del consumo indebido: prevención integral, tratamiento y rehabilitación, y consecuencias del consumo.

Artículo 5°.-



Las Instituciones privadas, comunidaes nativas, organizaciones campesinas, comunales, de base y demás de la sociedad civil, a solicitud y en coordinación con la autoridad competente, podrán prestar voluntariamente su concurso en la formulación y evaluación de los Planes y Programas Nacionales, así como en la realización de estudios e informes sobre la problemática de la prevención y control de drogas, y en la ejecución de acciones específicas y prestación de servicios sociales sobre la materia.

Trabajo de Campo



A fin de poder comprobar como se está trabajando el tema de drogadicción en la educación media actual, y obtener material para ejemplificar la hipótesis, elaboramos un modelo de encuesta, para proceder posteriormente a analizar los resultados.
El modelo de encuesta surgió como resultante de diversidad de opiniones por los autores de éste trabajo, luego de la entrevista realizada a la Sra. Sivori, Cristina, integrante del Programa de Actividades del Area de Prevención y Asistencia de las Adicciones de la Universidad Nacional de Quilmes y la Lic. Fernandez, Mirta integrante del mismo programa y a la vez docente de la citada Universidad, además participa activamente en distintos centros de Asistencia a Adictos.

Se acordó, practicar la encuesta a alumnos de 4º y 5º años exclusivamente, por ser los que transcurren la adolescencia propiamente tal.
En esta etapa se pueden definir a los adolescentes como los  que se encuentran en un momento  de  búsqueda, en  donde están transitando  períodos de definiciones sexuales irreversibles,  estableciendo nuevas relaciones vinculares, atravesando los duelos por la pérdida de su cuerpo infantil, y definiendo el duelo por los padres de la infancia.
Trabajamos las encuestas en cuatro zonas: Capital Federal, Sur (Berazategui, Monte Grande), Norte (San Isidro) y Oeste (Moreno, Matanza). Se obtuvieron 307 respuestas.

Se adjuntan, como Anexo III, modelos de encuesta. Los resultados de las mismas expresados en gráficos, acompañados de sus respectivos datos numéricos y porcentajes se detallan  más abajo.
El estudio analítico de los datos graficados se podrán observar en la Conclusión.
Se trabajó también en el ámbito institucional, realizando una encuesta a directivos, cuyo modelo adjuntamos, como Anexo IV.
Con respecto a este tema, nos encontramos con dificultades concretas. Las encuestas por distintos motivos eran demoradas, no acudía la persona que debía completarla, se debatían internamente que sector debía confeccionar las respuestas, los rectores no autorizaban la entrega de la información requerida,  etc.

Solamente 8 instituciones respondieron a las preguntas de las cuales cinco, coinciden con las encuestas practicadas a los alumnos.
De las  encuestas surge que:
- Todas las instituciones comparten el tratamiento del tema, dentro de las asignaturas curriculares específicas (Educación para la Salud, Biología, Educación Cívica, etc.) por el docente a cargo y algunas instituciones tratan el tema transversalmente.
- En ocasiones concurren especialistas para dar conferencias o charlas  que se apoyan habitualmente en videos, afiches, etc.; otras instituciones brindan talleres o trabajos de investigación  que debe realizar el alumno.
- Los alumnos que reciben esta formación pertenecen a los cursos superiores del nivel medio (desde 3º año o 1º de Polimodal) y en algunos casos se hace extensivo al resto de los niveles.
- Los directivos de éstas instituciones consideran que las propagandas de prevención del estado son insuficientes y de carácter informativo.
- La mayoría de las instituciones estiman que entre su población estudiantil, hay una gran probabilidad de adictos a drogas.
- Ante la alternativa de la existencia de posibles alumnos adictos, en todas las instituciones los directivos recurrirían a los gabinetes especializados, a reuniones con los padres y/o aconsejarían consultar a entidades o especialistas externos.

Interpretación de los datos estadísticos



A continuación se detallará en forma gráfica los resultados de las encuestas realizadas a los alumnos. Esta información se presenta en forma global y la misma información se presenta en forma sectorizada geográficamente a fin de detectar posibles diferencias estadísticas derivadas de los distintos niveles socio-económico-culturales.


GRÁFICOS GLOBALES



A.- Total de alumnos encuestados



5954.gif 5955.gif

B.- Datos discriminados por sexo y edades



5956.gif  5957.gif

5958.gif  5959.gif

C.- ¿Qué entendés por adicción?



5960.gif

5961.gif

D.- Desde donde recibís la información sobre prevención contra las drogas.



5962.gif

5963.gif

E.- Correcta definición de prevención



5964.gif

5965.gif

F.- Elementos y/o actividades preventivas realizadas en los colegios.



5966.gif
5967.gif

G.- Respecto a la prevención es un tema tratado:



5968.gif

H.- Reacción que tendrían si supieran que una persona cercana a ellos se droga



5969.gif

I.- La información es un elemento preventivo



5970.gif

J.- ¿Cómo se considera a las propagandas de prevención de drogas?



5971.gif

5972.gif

Gráficos Zonales



Para la realización tomamos como colegios representativos 1 de Capital, 1 de zona Norte y 1 de zona Oeste. Tomamos en cada serie de datos los valores más representativos obtenidos en los gráficos globales.
5973.gif

Se muestran a continuación los gráficos comparativos de las 3 zonas:



5974.gif

Conclusión



Según lo expuesto en el capítulo La Droga, sabemos que desde épocas remotas se utilizaron sustancias que permitían alejar al individuo de la realidad.
No tenemos ninguna duda sobre la importancia económica que genera la comercialización de la droga, y es por ello la limitación internacional de su regulación.
Intentamos brevemente explicar la obtención de las drogas más comunes, explicar sus formas de administración, sus dependencias y sus consecuencias.
Determinamos en el capítulo Drogadicción, las causas que llevan al individuo a su uso y abuso. Definimos de la mano de Kalina, el perfil de identidad que adquiere un drogadicto, trabajamos los factores que influyen en el desarrollo de la drogadicción, la falta de una buena contención familiar, la baja autoestima, el no poder identificar una autoridad, los modelos familiares adictivos, los procesos depresivos, la búsqueda de riesgos y nuevas sensaciones, las presiones grupales y sociales, etc.
En cuanto a la Prevención, clasificamos los distintos tipos y modelos existentes, expusimos  la necesidad, o no de legalizar y ejemplificamos situaciones.
Nuestra preocupación está orientada hacia los adolescentes.
La adolescencia es una etapa de cambios físicos, familiares y sociales, es el caldo de cultivo ideal para la incorporación de nuevos hábitos. Se sienten megalómanos, presentan dificultades en sus vínculos, les importa mucho ser aceptados por sus pares, que como transitan por sus mismos caminos “son los únicos capaces de entenderlos”. La pérdida de la bisexualidad de la infancia, y la  incorporación de las primeras pulsiones sexuales, los lleva primero al narcisismo corporal, a la admiración homosexual y los estados de enamoramiento, y luego a la consolidación del YO y la posterior resolución de situaciones traumáticas.

Familiarmente la mayoría de los adolescentes están contenidos. Pero no siempre esta contención es la óptima. Hay familias saludables, familias doble mensaje, familias autoritarias, familias inmaduras, familias incompletas familias narcisistas.
Comunitaria y socialmente los adolescentes se encuentran con una diversidad muy amplia, como para poder centrarse en la búsqueda de apoyo para resolver críticamente tantos cambios que están operando en ellos.
La escuela, termina siendo el ámbito ideal para poder compartir y canalizar sus vivencias, angustias y ansiedades,   pero ¿Qué pasa en la escuela?
Según las encuestas realizadas a nuestros alumnos obtuvimos que solamente 45 alumnos sobre 307 (14.66%), pudieron definir a la drogadicción como una enfermedad social, la mayoría la considera un Desorden mental (80,46%).
El 64,50% de éstos adolescentes obtiene información  sobre prevención de drogas de sus familias, por lo que podemos demostrar que la falta de información y el desconocimiento excede a los adolescentes, y sería muy necesario abarcar en el tratamiento de prevención de drogas, a todo el grupo familiar.

Nuestros alumnos dicen:



36,15% no registran actividad escolar sobre prevención
34%  declaran Charlas o clases programáticas de tratamiento del tema
23% ha visto carteles informativos.
Pero dentro del período escolar el tiempo dedicado al tratamiento del tema para el 56% de los alumnos ha sido en algunas ocasiones.
El 82% de los alumnos considera que tener información sobre drogas, obra como un elemento preventivo, y solo un 2,93% considera a la actual propaganda como efectiva, les parece Informativa al 40,72%, Insuficiente al 35,50% y Preventiva al 34,20%.
La escuela no está haciendo lo suficiente. Se puede observar en la falta de cooperación por parte del nivel directivo en responder a sus encuestas. También se puede detectar que mientras los directivos detallan en que materia curricular se trata el tema de drogadicción, los alumnos responden mayoritariamente NO recibir NINGUNA actividad escolar sobre prevención -entendiendo un 82% que la prevención es información- lo cual llevaría a concluír que no consideran la información sobre drogadicción brindada en la curricula actual, como elemento preventivo.
Es necesario un tratamiento más serio del tema, más sistematizado, más amplio, es necesario un plan que pueda aplicarse en la comunidad educativa, implicando a los docentes, padres y principalmente a los adolescentes. La educación es el mejor instrumento de prevención y el marco escolar es el que más posibilidades y potencial ofrece.
Es necesario disminuir los factores de riesgo, y buscar que los alumnos a través de la educación, obtengan criterios para mantener un estilo de vida más saludable.
Brindar programas de prevención del consumo de drogas, que se incorporen obligatoriamente a la currícula escolar, informando y apoyando al adolescente en un marco de contención, a sus padres y a los docentes, es la alternativa que modestamente sugerimos.
Si la droga no es atacada con conciencia social y desde todos los ámbitos no tendremos alumnos para formar en el transcurso del tercer milenio.
Por consiguiente a nuestra hipótesis planteada: “La escuela orientaría y educaría a los alumnos adolescentes en la prevención” correspondería decir que la escuela NO orientaría NI educaría a los alumnos adolescentes en la prevención.

Bibliografía



- Aberastury A.; Knobel M. - La adolescencia normal
- Behr, Hans-Georg - La Droga, potencia mundial
- Kalina, Eduardo - La familia del Adicto y otros temas, Adolescencia y drogadicción, De la práctica a la teoría
- Musacchio de Zan, Amelia; Ortíz, Alfredo; Frágola, Alejandro; Molina C.  y otros  - Drogadicción
- Newman, Elías -  La Sociedad de la droga
- Savater, Fernando - Etica como amor propio
- Yaría, Juan A. -  Toxicodependencias: Asistencia y Prevención

Material adicional obtenido de:
- Apuntes dados por la cátedra.
- Internet


ANEXO I



TIPOS DE DROGAS



5975.gif
5976.gif

 NEXO III - ENCUESTA A ALUMNOS



1.- Edad: ____________                 Sexo:         Femenino          Masculino

2.- ¿Qué entendés por adicción ?

Es una enfermedad contemporánea social.
Es un cuadro de dependencia que te lleva a un desorden mental.
Es una epidemia.
Es una nueva cultura del éxito .
Otros …………….  .

3.- Desde donde recibís la información sobre prevención contra las drogas.

De tus amigos/as .
Del grupo al que perteneces en tu parroquia o iglesia.
Del club al que concurrís.
De la escuela.
De tus padres y/o familiares.
Otros ………………..  .

4.- ¿A qué se llama prevención? Explicar.

5.- ¿Qué elementos y/o actividades preventivas sobre adicciones se realizaron en tu colegio?
Charlas con alumnos y docentes.
Talleres con especialistas, docentes, padres y alumnos.
Encuentros con otros colegios.
Clases extraprogramáticas.
Tema dentro de alguna asignatura .
Carteles y afiches.
Videos   .
Otras actividades ……………………………. .
Ninguna

6.- Respecto a la prevención es un tema tratado :

a lo largo de todo el ciclo escolar.
en solo algunas ocasiones.
en una clase a nivel informativo.
en un tema de investigación y exposición del alumno.
otros …………………………….. .

7.- ¿Qué reacción tendrías si supieras que una persona cercana a vos se droga?

8.- Consideras que tener información sobre la droga es un elemento preventivo contra ellas             Si             No           ¿Por qué?

9.- ¿Cómo consideras a las propagandas de prevención de drogas realizadas por el estado?

Efectiva            Suficientes            Insuficientes            Informativas
Desinformativas         Preventivas

Autor:

Cuenda





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License