Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Adopción parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Ciencias sociales. Nacional. Internacional. Centros de menores. Procedimiento. Familia adoptiva. Entrevistas



REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA Y ESTADO DE LA CUESTIÓN.



El tema en el que se centra nuestro trabajo es el proceso de adopción y todo los componentes sociales y psicológicos que giran alrededor de él.
Con este trabajo pretendemos dejar claro todo lo que conlleva un proceso como este, dejando atrás los mitos que se han ido  creando a lo largo del tiempo sobre él, así como dejar claramente reflejados los requisitos del proceso en lo que se refiere a aspectos administrativos. También nos gustaría plantear los principales problemas con los que se encuentran los padres adoptivos antes, durante y después de recibir al niño adoptado.
Además, aunque el trabajo está centrado principalmente en adopción nacional, dedicaremos una parte bastante extensa a la adopción internacional, debido al auge que está experimentando últimamente, ya que hasta ahora, el número de niños destinados a la adopción en España estaba siendo cada vez más bajo (y mucho más en el caso de los bebés), por lo que se llegaron a cerrar las listas, aunque ahora parece que el número está aumentando y se volverán a abrir esas mismas listas.
Nuestro objetivo es que tras finalizar este pequeño estudio sociológico, queden bien claro los principales puntos sobre los que se basa el tema que nos ocupa: la adopción.
Para centrar un poco más el trabajo en cuanto a cifras se refiere, a continuación expondremos un par de tablas que reflejan datos, tanto de adopción nacional como internacional, referidos al año 1998 en Galicia:

Adopción nacional. Resumen 1998.



5977.gif

Como se pude ver de la tabla anterior, y teniendo en cuenta el largo tiempo que dura un proceso de adopción sobre todo en el caso de adopción nacional, los datos numéricos que podemos observar son importantes, y superan en bastante a los de adopción internacional que pasaremos a reflejar a continuación.


ADOPCIÓN INTERNACIONAL. RESUMEN 1998.



5978.gif
Como se puede observar, el número de adopciones llevadas a cabo con éxito en países extranjeros es menor, aunque hay que tener en cuenta que los datos son de 1998, y que últimamente este tipo de adopción, por ser más sencilla y por durar menos tiempo, es más elegida por los padres que tiene pensado adoptar un hijo en el extranjero.
Pasando un poco de lo que es la parte estadística del tema, pasaremos ahora a comentar lo que hizo que eligiéramos el tema de la adopción para nuestro trabajo.

Antes de empezar, nosotras queríamos centrarnos en un tema que tuviera que ver con menores, y la verdad es que la adopción nos pareció un tema interesante, ya que nuestra otra opción eran los malos tratos a menores, pero nos parecía un tema demasiado difícil para tratar con nuestra preparación.
El problema fue que no nos paramos a pensar mucho en las dificultades que tendríamos a la hora de realizar el trabajo de campo, y la verdad es que fueron muchas, porque los centros son muy reacios a recibir a estudiantes, pero estas ya se plasmarán en el apartado correspondiente. Aquí nos centraremos en el interés que el trabajo suscitó en nosotras.
Teníamos muy claro que el tema de los niños abandonados que se tienen que incorporar a una nueva familia tras ser adoptados era interesante, dado que suponía en muchos casos una especie de socialización secundaria. Por eso, hacemos más hincapié en este sentido, aunque también dejamos espacio dentro del trabajo para aquellos niños que tras ser ingresados en centros de menores son de difícil adopción debido a su carácter y la mayoría de las veces a la edad; porque pasados los seis o siete años, es difícil que un niño salga en adopción, y como ya comentamos antes, el hecho de que en España no haya casi niños en condiciones de adoptar y de que los que hay ya no son especialmente pequeños, hace que las parejas se decanten por la adopción internacional que les puede proporcionar niños más pequeños y en un menor periodo de tiempo.

Como objetivos de nuestro trabajo presentamos los ya expuestos en el proyecto, que eran los siguientes:
- Causas de la llegada a un centro de acogida.
- Adaptación e inadaptación en el centro.
- Proceso de adopción.
- Adaptación familiar y escolar.
- Información de la condición de adoptado.

Estos eran en un principio las metas que queríamos conseguir tratar dentro
del trabajo, pero a medida que fuimos adentrándonos más en el mundo de la adopción, nos dimos cuenta de que había muchísimos más factores destacados en el proceso, por lo que vimos necesario tratarlos también dentro de nuestro trabajo. Algunos de ellos son:
- Principales razones que llevan a una persona a decidir adoptar un hijo.
- Características de un centro de menores.
- Vida de los niños en estos centros.
- Aspectos destacados de la reinserción social o familiar de estos niños.
- Dificultades del proceso.
- Testimonios.

Con respecto a este último punto de los testimonios, queremos destacar que
dado la dificultad que nos supuso contactar con gente que hubiera adoptado algún niño, debido a que los padres que adoptan no lo van diciendo por ahí y tiene mucho miedo por el niño, y los organismos acreditados no pueden facilitar esta clase de información porque es confidencial, recurrimos a los testimonios que encontramos en las fuentes bibliográficas para que quedara plasmada la realidad que gira sobre este tema, ya que son muchos los itos y mentiras que sobre el se plantean.

1- INTRODUCCIÓN:



Adoptar un niño no es una decisión que deba tomarse a la ligera. Los padres que soliciten la adopción deben haber reflexionado conociendo los pros y los contras de este proceso. Tienen que comprometerse para toda la vida. Por esta razón no debe tratarse de un acto impulsivo que los padres decidan porque, simplemente, de repente les apetece tener un niño. Si la decisión se toma de esta forma, podría traer consigo consecuencias negativas y tristes como devolver al niño a su país de origen, en el caso de la Adopción Internacional, o incluso que el menor solicite su vuelta a un centro de menores porque no quiere estar con esa familia.
Para evitar estas situaciones que, afortunadamente, se producen pocas veces, es necesario que los padres pasen un informe de idoneidad. Mediante éste se establece si los futuros adoptantes están capacitados para su labor y si son o no adecuados.
Uno de los fallos más comunes en la decisión y proceso de adopción es que los padres estén tan ansiosos que no quieran esperar la media de dos años que se tarda en adoptar un niño, y caigan en la adopción ilegal. En este caso se pagan unos seis millones de pesetas y se consigue un niño recién nacido en un país subdesarrollado, mediante el tráfico de menores o las madres de alquiler. Si se llega a esto, no sólo se estará fomentando el tráfico de niños, sino que, además, puede acarrear serios problemas pues el niño no podrá ser registrado legalmente como hijo suyo una vez que vuelvan a España. Al no estar registrado, el menor no disfruta de los derechos que tendría si lo estuviera y que, además, son iguales a los de un hijo biológico.
En España se están incrementando el número de adopciones. Pero se incrementan de tal forma que no todos los candidatos a padres conseguirán su propósito ya que hay más solicitudes que niños en situación de ser adoptados. Por poner un ejemplo, en la comunidad autónoma de Madrid las solicitudes que hay cubren el cupo de niños para adoptar hasta el año 2010.

Algo muy importante que los padres deben saber, es que el proceso de adopción es un proceso largo y, en muchas ocasiones, difícil de afrontar para los adoptantes. Los profesionales que se encargan de llevarlo a cabo deben profundizar en la forma de ser, trabajo, amistades, pareja… de los posibles adoptantes. A los solicitantes muchas veces les resultan excesivas las preguntas, entrevistas o indagaciones, pero también deben comprender que la Administración tiene bajo su tutela unos niños que, normalmente, han sido abandonados, y lo único que buscan es lo mejor para ellos.
Por otra parte, los solicitantes también deben saber que los requisitos que se piden para poder adoptar un menor, no están al alcance de cualquiera. En primer lugar, hace falta tener un nivel económico bueno que pueda asegurar el buen cuidado del niño. Pero un punto sin duda más importante que el anterior es asegurarse de que el niño recibirá afectividad y amor por parte de sus padres. Tampoco es bueno un excesivo interés, pues asistentes sociales han observado solicitantes demasiado ansiosos por conseguir un hijo, llegando casi a la obsesión.
Debemos tener en cuenta que las solicitudes para adoptar un niño son muchas, por lo que los padres no deben desesperarse al comprobar que el proceso lleva mucho tiempo, y que, en muchas ocasiones, los solicitantes puede que no consigan lo que esperaban. En Galicia, por ejemplo, “en 1998 se tramitaron 63 expedientes de adopción internacional, de los que 43 se resolvieron favorablemente para las familias solicitantes. Además, 622 parejas gallegas figuran en la lista de espera para adopciones nacionales.”(VER ANEXO).
A continuación expondremos nuestro trabajo, en el que explicaremos los aspectos sociológicos que puede desencadenar la adopción, así como los trámites y requisitos necesarios para poder adoptar un niño. Intentaremos explicar también los diferentes tipos de adopciones que puede haber, acompañando estas descripciones de entrevistas y cuadros estadísticos.

La parte teórica de nuestro trabajo, que expondremos a continuación, es una síntesis de una serie de libros y folletos informativos que enumeramos a continuación:
- Audusseau - Pouchard, M. (1997): Adoptar un hijo hoy, Barcelona: Planeta.
- Suárez Sandomingo, J. M.(199 ): Centros de menores de onte a hoxe, Xunta de Galicia.
- Rodrigo, M. J. y palacios, J.(1998): Familia y desarrollo humano, Psicología y Educación: Alianza Editorial.
Estos son los principales libros que hemos utilizado para realizar la parte teórica, pero, a mayores, hemos consultado otras fuentes bibliográficas tales como folletos informativos, artículos de periódicos, revistas… La totalidad de las fuentes consultadas será expuesta en la bibliografía.

2. LA DECISIÓN DE ADOPTAR



Cuando una pareja desea adoptar a un niño  tiene que contestar a una pregunta en principio sencilla: <<¿Por qué quieren ustedes adoptar?>>
Los adoptantes tienen un difícil camino por delante, ya que serán investigados con detalle por los asistentes sociales con el fin de averiguar si detrás de sus razones por adoptar  un niño se esconden anomalías.
Por ello como dice Audusseau: “las razones que aduzcan los adoptantes deben ser claras, detalladas, reales y concretas, ya que sus motivaciones serán analizadas minuciosamente por los servicios de atención a la infancia, que actúan en interés exclusivo del niño.”
Muchas parejas deciden adoptar un niño por causas biológicas, porque uno de los dos miembros de la pareja es estéril, tras pasar por fallidos intentos como la fecundación in vitro, la pareja se resigna a la posibilidad de tener un hijo propio y por eso se animan a adoptar.
Otra parejas renuncian a tener un hijo biológico y prefieren adoptarlo. Sean cuales sean sus motivos, los adoptantes tienen que tener claro que es un proceso complejo y que hace falta mucha fuerza de voluntad para que los resultados sean satisfactorios. También es conveniente que sepan que para adoptar a un niño no se puede caer en el error de la compasión y adoptar por pena. Así pues, creemos que es digno de reflejar el comentario de  Audusseau: “la adopción no puede ser una obra de caridad. El futuro de seres humanos frágiles y sometidos a situaciones precarias está en juego, y depende de los adoptantes. Sin duda, la caridad es un sentimiento noble y denota una actitud solidaria con el sufrimiento ajeno, pero en muy pocas ocasiones se muestra compatible con el hecho de adoptar, que supone un compromiso para toda la vida.”(1)
Cuando una pareja quiere adoptar tiene que pensar en múltiples preguntas antes de actuar, así la pareja deberá reflexionar sobre si será capaz de querer a un niño que no es suyo biológicamente, si aceptarían a un niño discapacitado etc. Por otro lado consideramos que para que los adoptantes logren con éxito su propósito, primordialmente tienen que saber que el niño que van a criar es diferente a ellos porque va a tener los rasgos físicos de sus padres biológicos. De acuerdo con lo que dice Audusseau: “Es indispensable que los adoptantes vivan el duelo por el niño natural que no tendrán, es decir, que renuncien a identificarse como padres biológicos.”
Es importante saber que la persona que dese adoptar no caiga en el fallo de adoptar para compensar  una necesidad afectiva sino que deben asumir que van a dar una familia a un niño y a hacerlo feliz sin pensar solamente en llenar el vacío que sufren por no poder ser padres. Esto lo refleja muy bien el autor en el siguiente párrafo: “la pareja debe conocer sus límites y saber hasta donde esta dispuesta a llegar, los futuros padres deben entender que no son la única parte de ese asunto. La adopción compromete tanto el deseo de ser padre/madre como el deseo de ser hijo.”

3. CENTROS DE MENORES



En relación con los centros de menores vamos a ver las causas que llevan al menor a ser internado en un centro, las funciones de los centros, los tipos de centros que existen, y por último su nivel de adaptación al centro.


3.1  FACTORES INFLUYENTES EN EL INTERNAMIENTO DEL MENOR EN EL CENTRO.



Cuando una persona abandona a su hijo consideramos que es un hecho horrible y cruel; pero no nos paramos a pensar que tras la decisión de abandonar a un hijo puede haber innumerables razones. Hay mujeres que dan a su hijo en adopción o lo llevan a un centro de menores porque han sido víctimas de una violación y no quieren tener al hijo; otro caso es el de las prostitutas que dándose cuenta que su mundo no es bueno para el futuro de sus hijos también suelen darlos en adopción. Una de las razones más frecuentes de abandono es la miseria y la incapacidad, esta incapacidad puede darse por varias causas; por problemas de drogas y alcohol en los padres, por problemas físicos y enfermedades graves como el SIDA…
Otros motivos que hacen que un niño llegue a un centro de menores pueden ser por ejemplo el adulterio matrimonial ya que la mujer por miedo a represalias abandona al hijo; la extrema juventud de las mujeres cuando se quedan embarazadas; la desaparición del hombre ante el embarazo de la mujer que muchas veces por temor al entorno familiar y social deciden dar el niño en adopción…
A parte de las razones comentadas en otros apartados de este trabajo como el maltrato infantil; el niño que llega al centro se siente solo y lo que es peor, se siente culpable: “El hecho de ser abandonado es dramático para el niño que soporta la inmensa carga de vivir esa situación; se le amputa una parte de su historia y sobre todo se le obliga a aguantar la enorme incertidumbre sobre qué o quién es el culpable de las circunstancias que le han tocado en suerte. De hecho, la gran mayoría de niños confiesan que se torturan acusándose a si mismos de haber sido abandonados; suelen preguntarse: <<¿Qué hemos hecho de malo para que nos dejen así?>>.
Estos y otros motivos sean más o menos crueles llevan al niño a un desamparo total por eso es tan importante la figura de los centros de menores, con el fin de paliar la difícil situación que viven y conseguir así que salgan adelante y puedan llevar una vida sino igual por lo menos lo más parecida a los demás niños.


3.2. LAS FUNCIONES DE LOS CENTROS



Los centros de menores suelen atender principalmente a la situación particular en la que cada menor llega al centro; para así saber como debe ser tratado. De esta forma los centros de menores pueden servir como centros de acogida para los menores que han sufrido el abandono familiar, para los que sean huérfanos, víctimas de malos tratos o cualquier otra situación que necesite una medicación o atención urgente. Los centros de menores también se ocupan de intentar que los niños desamparados reciban una atención similar a la del hogar familiar; con el fin de que logren socializarse en comunidad y desarrollar completamente su vida. Por último cabe destacar que los centros atienden a menores con características personales, sociales, familiares… especiales, ya que al no poder ser amparados por medio de la adopción, acogimiento familiar etc. Debido a que fueron internados en el centro por orden judicial, necesitan de la atención específica de un personal altamente cualificado.

3.3. TIPOS DE CENTROS DE MENORES.


Debido a que esta información la hemos obtenido de un artículo de un Diario Oficial de Galicia que data del 20 de marzo de 1996 en el que la Conserjería de Familia, Mujer y Juventud habla sobre los derechos de los menores consideramos transcribir la siguiente documentación:


1.- Centros residenciales:



Los centros residenciales de menores se clasifican en los siguientes tipos: casas de acogida, casas de familia, minirresidencias, residencias, centros, centros de reeducación y viviendas tutueladas.

- Casas de acogida:


Son establecimientos de carácter residencial no permanente, destinados a acoger en situaciones de urgencia a menores de los dos sexos en los casos en que se vean privados de su domicilio debido a situaciones extremas causadas por problemas familiares, malos tratos, abandono y otros supuestos análogos.

- Casas de familia:


Son equipamientos residenciales destinados a menores, con unas dimensiones reducidas y instalados en viviendas normalizadas sin distinción de las de su entorno, y una capacidad máxima de 8 plazas para la atención de menores de ambos sexos. Están atendidas por educadores especializados y en ellas se intenta obtener un tipo de convivencia análoga a la de una familia natural.

- Minirresidencias:


Son minirresidencias de menores los equipamientos residenciales de dimensiones reducidas, instalados en viviendas normalizadas, con una capacidad máxima de 15 plazas para la atención de menores de ambos sexos, y que están al cuidado de un equipo de educadores especializados.

- Residencias:


Son residencias de menores los establecimientos de carácter asistencial y educativo destinados a la atención de menores de ambos sexos, con una capacidad de entre 15 y 25 plazas y que cuentan con un equipo de educadores especializados.

- Centros:


Son centros de menores los equipamientos residenciales de carácter educativo y asistencial destinados a la atención de menores de ambos sexos y distintas edades y que tienen una capacidad máxima de 40 plazas distribuidas  en unidades de convivencia de dimensiones reducidas (10 plazas) con espacios y ritmos de vida autónomos dentro de la organización general. La atención de los menores estará a cargo de un equipo de educadores especializados.

- Centros de reproducción:


Son centros de reeducación de menores los equipamientos residenciales de carácter educativo destinados a menores de ambos sexos y de más de 12 años que presentan problemáticas de conducta o están sometidos a medidas judiciales de internamiento y requieren un apoyo especial.

El régimen de atención de estes centros puede ser:

-    Régimen abierto:

la atención en régimen abierto supone la obligación del menor a residir en el centro, participando en la vida cotidiana de este y realizando las actividades escolares o laborales fuera de él. Los menores y jóvenes en régimen abierto podrán, además, salir todos los fines de semana y períodos vacacionales en la medida de lo posible.

-    Régimen semiabierto:

la atención en régimen semiabierto supone la obligación del menor de residir en el centro, participando en la vida cotidiana de él y realizando las actividades escolares o prelaborales fuera de él, excepto en los casos que se considere que su realización fuera del centro no perjudica la aplicación de la medida.
Los menores en régimen semiabierto podrán disfrutar de permisos de fines de semana y vacaciones, excepto las limitaciones que se puedan establecer por resolución judicial o decisión del equipo educativo del centro en aplicación del reglamento de régimen interno.

-    Régimen cerrado:

la atención en régimen cerrado supone la obligación del menor o joven de residir en el centro permanentemente, realizando todas las actividades en el interior de él.
Los menores en régimen cerrado solamente podrán salir del centro con autorización judicial y, en esos casos, lo harán acompañados de un educador.

-    Viviendas tuteladas los equipamientos residenciales instalados en   viviendas normalizadas dirigidos a jóvenes de edades en torno a la mayoría de edad que debido a su situación socio-familiar necesitan apoyos para que alcancen su autonomía definitiva, funcionando en régimen de autogestión bajo supervisión técnica.

2. Centros diurnos:



- Centros de atención de día.



Son centros de atención de día los equipamientos que les proporcionan durante el día a menores que pertenecen a familias en situación de necesidad, una serie de servicios de apoyo socio-educativo y familiar, con el objetivo de  favorecer su proceso de normalización. Pueden funcionar como centros específicos de atención de día o como unidades de atención de día integradas en centros residenciales de menores.

- Pretalleres:


Son pretalleres los equipamientos que ofrecen durante el día un servicio de actividades y diversos apoyos dirigidos a jóvenes, con el objetivo de prevenir situaciones de marginación derivadas del fracaso o absentismo escolar y proporcionarles una asistencia orientada al desenvolvimiento de la autonomía personal y a la adquisición de las habilidades necesarias para su incorporación en el mundo laboral, compensando sus déficits formativos a través del aprendizaje teórico-prática de un oficio que les facilite la dicha corporación
Estos equipamientos pueden ser autónomos o estar integrados en centros de atención de día o centros residenciales.
Cabe decir que todos los centros de menores deben contar con un personal que tenga la titulación mínima de grado medio en áreas de psicología, pedagogía.


3.4. ADAPTACIÓN DEL MENOR AL CENTRO.


Para que un niño pueda adaptarse al centro además de recibir los cuidados higiénicos y alimenticios necesarios debe recibir muestras de cariño u apoyo; ya que por unos motivos o otros no se le han dado. Cuando el menor llega al centro se comporta de forma reacia a sus nuevos cuidadores y el proceso de adaptación no le es fácil; el niño que normalmente se encuentra indefenso tanto física como psíquicamente necesita de una continua dedicación con el fin de conseguir que se integre en el centro y recobre las ganas de luchar y salir adelante.
Cabe decir que algunos niños no llegan adaptarse al centro, bien por la gravedad de su situación debido a las terribles experiencias a las que fueron sometidos, bien porque el centro no cumpla los requisitos apropiados y no esté en condiciones de darle a los niños la ayuda y protección que necesitan.

4- LA ADOPCIÓN NACIONAL

:

Una de las principales quejas de las familias que desean adoptar un niño, es precisamente la falta de éstos. Es cierto que faltan recién nacidos en situación de ser más edad, enfermos o con algún tipo de minusvalía que pueden ser adoptados. El problema está en que casi ninguna familia se atreve a afrontar el reto de adoptar un niño que tenga alguna enfermedad, pues, en la mayoría de los casos, son niños con SIDA o alguna enfermedad terminal y los adoptantes no quieren correr el riesgo de perder al niño.
La adopción nacional está regulada por una serie de requisitos que son obligatorios en todas las comunidades autónomas sin posibilidad de cambio. Aún así, cada comunidad puede restringir o especificar un poco más estos requisitos, respetando siempre los estatales.  La adopción siempre debe ser dictaminada por un juez un juez y crea entre los adoptantes y el niño los mismos derechos y deberes que entre unos padres y su hijo biológico.
Debemos tener en cuenta que no todos los menores que se encuentren en un centro de acogida, pueden ser adoptados. Antes de que una familia pueda acceder a adoptar un niño, se intenta por todos los medios que el niño permanezca con sus padres biológicos. En la mayoría de los casos, esto no es posible pues el niño puede haber sido abandonado y no se tienen noticias de sus padres, o éstos están en la cárcel. Aún así, en Galicia, por ejemplo, “se llevan a cabo numerosos programas de ayuda, entre los que destaca el dirigido a la integración del menor, mediante el cual se presta apoyo económico a los padres necesitados para que éstos puedan mantener a sus hijos. Una norma similar se aplica a las subvenciones que se otorgan a los ayuntamientos para que ofrezcan una atención directa a estos pequeños.”
El Ministerio de Asuntos Sociales promovió en 1994 una campaña “para fomentar la adopción de minusválidos y enfermos, pero ésta tuvo un efecto moderado: en La Coruña se registraron cuatro peticiones de este tipo.” Esto demuestra lo comentado anteriormente, y es que los solicitantes siguen prefiriendo bebés sanos a niños enfermos, sin tener en cuenta que el resto de los solicitantes piensan como ellos y, por lo tanto, los niños enfermos se quedarán en los centros de acogida.


4.1-REQUISITOS PARA LA ADOPCIÓN NACIONAL:



Cualquier persona o familia puede solicitar una adopción siempre y cuando reúna los siguientes requisitos regulados por el artículo 175.1 del Código civil:
- No pueden tener expedientes penales y deben gozar de todos sus derechos civiles.
- Tener como mínimo veinticinco años. En el caso de que se trate de una pareja, bastará con que uno de ellos tenga esta edad. En todo caso deben tener, por lo menos, catorce años más que el adoptado.
- Para evitar que el niño tenga abuelos en vez de padres, los adoptantes no pueden tener más de cincuenta y cinco años, y el mayor, cuando son dos, no puede tener cuarenta años más que el adoptado.
Así mismo, también los adoptados deben cumplir una serie de requisitos para que su adopción se pueda llevar a cabo:
- Sólo pueden ser adoptados los menores no emancipados y sólo en situaciones excepcionales es posible la adopción de un mayor de edad o de un menor emancipado.

-  Los menores no emancipados sólo pueden ser adoptados cuando se da alguna de las siguientes circunstancias:
1.    Que los padres fueran privados de la patria potestad.
2.    Que los padres dieran el consentimiento para la adopción. En el caso de recién nacidos deben haber transcurrido 30 días desde el nacimiento para que la madre pueda dar su consentimiento.
3.    Que fueran abandonados desde el día que nacieron sin ser reconocidos por sus padres. En este caso, también deben haber transcurrido 30 días.
4.    En caso de que el menor a adoptar tenga más de 12 años, éste debe dar su consentimiento para su adopción.

Documentación necesaria para el inicio del trámite:



Después de cumplir todos los requisitos legales, los solicitantes deben mandar un escrito a la Dirección General de Atención a la Infancia de la comunidad en la que residan. Si, por ejemplo, se trata de Galicia, los padres deben enviar este impreso a la Consellería de Familia, Muller e Xuventude.

En este escrito deben figurar los motivos por los cuales se quiere adoptar y las preferencias con respecto al niño. Así mismo, junto con la solicitud, deben adjuntarse los siguientes documentos:
- Fotocopia compulsada del D. N. I de cada solicitante.
- Dos fotografías tamaño carné de cada solicitante.
- En el caso de parejas, certificado literal de matrimonio o certificado oficial de convivencia.
- Certificado de empadronamiento.
- Libro de familia de los solicitantes y páginas en las que figuran los hijos (si se tienen).
- Actas judiciales de separación, divorcio o nulidad del matrimonio, si procede.
- Certificado de antecedentes penales de cada solicitante.
- Fotocopia de la última declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas.
- Documentación acreditada de ingresos.
- Informe médico sobre los antecedentes de los solicitantes y el estado actual de salud de cada uno y, si procede, tratamientos que reciben
- En el caso de presentar una minusvalía, certificado del Centro de Atención a los Minusválidos (CAD) correspondiente al territorio.

Los solicitantes no deben caer en el error de pensar que al enviar todos los documentos ya tiene todo resuelto. En realidad, el proceso es mucho más largo y complejo. Todavía transcurrirá bastante tiempo hasta que la Administración convoque a los solicitantes para comenzar con las entrevistas.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License