Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Adopción parte 9 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




ENTREVISTA (E5)



DIRECTORA Y EDUCADORA DEL CENTRO INFANTIL RAIOLA.



1.    FUNCIONAMIENTO DEL CENTRO.



Se trata de un centro privado que tiene un pequeño convenio con la Xunta, por lo que los niños nos llegan a través del tribunal de Menores. El proceso se realiza mediante las asistentes de base que notifican un anuario con los casos más graves como abandono, maltrato,… entonces las asistentes de base deben ponerse en contacto con Menores que son los que determinan si ese niño necesita un acogimiento, ingresar en un centro, o el tipo de ayuda que se vea que necesita. Hay que tener en cuenta que son niños con bastantes problemas como padres alcohólicos, drogadictos, maltrato físico, maltrato psicológico, abandonos,…
El procedimiento empezaría, propiamente, con un seguimiento del caso del menor, en el que el primer punto a tratar sería descartar a la familia extensa, por lo que antes de nada le dan una oportunidad a la familia, y no sólo los padres, sino cualquier familiar, aunque, en la mayoría de los casos, los padres no son recuperables. Puede haber algún caso en el que si lo sean y entonces se trabaja con ellos durante un año, más o menos, para ver si se interesan por el niño, o se rehabilitan, y si no, se les descarta. Si se ha descartado toda la familia extensa, ya se puede empezar con el procedimiento de adopción, el cual es bastante largo, principalmente si el niño ya no es un bebé, y porque también hay que estar muy seguros de haber descartado toda la familia para que no aparezca algún familiar reclamando al niño una vez que éste esté adoptado, porque, de cara a la ley, tendría derecho a llevárselo.
Cuando se inicia ya realmente el proceso de adopción, si el niño es pequeño se tramita todo a nivel anónimo, no se sabe ni a dónde va, ni quiénes son los padres… pero si el niño ya es mayor, hay que contar con él, se le hace una entrevista, preguntándole si le gustan sus padres o no , si quiere ir con ellos… Después ya depende de cada caso porque unos se quedan en la provincia, otros se van…

2.    EDADES DE LOS NIÑOS DEL CENTRO.


Nuestro convenio es de 0 a 18 años, porque es cuando ya son adultos y no pueden permanecer aquí. Pero estamos catalogados como dentro infantil, por lo que so niños de 0 a 6 años, aunque en estos momentos tenemos niños que ya rebasan los 6 porque son niños que han crecido aquí y que al cumplir siete u ocho años la adopción ya es más complicada. Ahora mismo el mayor de todos tiene once años, aunque el número de niños y las edades varía mucho porque tanto se llenan los centros como se vacían. El año pasado, entre julio y septiembre salieron nueve niños en adopción, y quedamos casi sin niños, pero al empezar el curso volvieron a entrar y ahora tenemos catorce. Tenemos plazas para acoger hasta veinte, pero lo normal es que tengamos entre doce y catorce. El centro es pequeño y lo que intentamos es no tener masificación; y la modalidad que se intenta es que sea todo tipo hogar para que el niño esté como en una casa.


3.    QUÉ TAL ES LA ADAPTACIÓN DE LOS NIÑOS AL LLEGAR AL CENTRO.



Yo en la experiencia que tengo con los pequeños se adaptan muy bien. Ellos solo quieren cariño y estabilidad que es lo que les faltaba en su familia biológica. Y en algún caso de algún niño mayor pues también muy bien ; tuvimos hace poco un niño de siete años que andaba vagabundeando y pidiendo por las calles y estuvo aquí poco tiempo pero se integró muy bien y al final volvió con su familia biológica. Cuando este niño llegó no sabía ni lo que era sentarse a una mesa a comer o hacerlo con cubiertos, pero poco a poco fue aprendiendo y fue una experiencia muy buena para el niño. Con el resto de los niños es muy fácil porque entran pequeños y ven que hay muy buen ambiente, y se llevan muy bien, se arropan entre ellos… El problema está cuando se le da una oportunidad a la familia biológica y vienen a verlos, entonces el niño se desestabiliza un poco porque ya no sabe quién es, si es su padre o no, y nos toman como referencia, se agarran a nosotras como si fuéramos sus madres, entonces el niño pierde un poco la estabilidad.
Normalmente los niños hacen una vida bastante normal: van al colegio, estudian, juegan… Pero tienen una problemática normal en estos casos, y es que no tienen el rendimiento de un niño normal en su casa, pero aquí tenemos educadoras que están siempre con ellos y los ayudan. A los pequeños también hay que estimularlos porque tienen carencias de todo tipo, la mayoría los mandan directamente desde el hospital, pero ya tienen esa carencia afectiva por la falta de contacto con la madre. Pero también hay que tener en cuenta que los bebés son los que más rápido se van porque tardan como mucho seis meses, aunque a veces consideramos que esto es demasiado tiempo porque seis meses en la vida de un bebé es mucho.

4.    EXISTE ALGÚN TIPO DE SEGUIMIENTO DE LA FAMILIA UNA VEZ QUE ADOPTA AL NIÑO.



Ahora no, pero antes sí. Ahora se eliminó porque entrañaba problemas para el niño, porque éste recordaba cosas del centro y no llegaba a adaptarse del todo a la familia. En casos muy puntuales si el niño ya no es tan pequeño y lleva mucho tiempo en el centro, normalmente los primeros días quieren ver a su educadora y eso no se lo podemos negar. Los niños piden el seguir en contacto con el centro durante un tiempo y nosotros intentamos que sea así.

5.    CÓMO SE TOMAN LOS NIÑOS MÁS MAYORES EL HECHO DE SER ADOPTADOS Y ABANDONAR EL CENTRO.



Tenemos que prepararlos. Lo primero que se suele hacer es que el equipo de menores( una psicóloga, una asistente social…) viene y le plantea el caso al niño; se le explica que con su familia biológica ya no se puede contar y se le plantea la adopción, se le pregunta si quiere que lo adopte una familia y le intentamos explicar su situación, aunque hay que tener en cuenta que los niños a partir de seis o siete años, ya se dan cuenta de que no tienen padres, porque constantemente oyen en el colegio papá o mamá y les explicamos lo que pasa. Entonces comienza ya el trabajo de las educadoras del centro, que lo apoyan afectivamente, lo estimulan para que se ilusione y lo van preparando para que no sea tan violento, porque es un cambio muy radical para los niños, que se cuestionan todo y no saben muy bien lo que hacer. También hay que tener en cuenta que los niños mayores tienen las vivencias de sus propias familias, que, en la mayoría de los casos, no han sido buenas. Además si el niño dice que no quiere ir con una familia nosotras no lo podemos mandar, porque son niños que ya tienen unos años y un fracaso con su propia familia biológica y no podemos mandarlo a la fuerza para que, a lo mejor, salga mal y el niño vuelva a pasar por lo mismo. Aunque esto no suele suceder porque los niños están deseosos de estar con una familia; aunque aquí estén bien, no es lo mismo; ellos quieren una persona que los atienda a ellos solos y aquí nos tenemos que ocupar de más niños y ellos lo notan.

6.    RECIBEN ALGÚN TIPO DE APOYO PSICOLÓGICO LOS NIÑOS QUE HAN SUFRIDO MALOS TRATOS.



Sí, tenemos el apoyo de psicólogos para casos muy puntuales, pero los niños lo suelen superar con bastante facilidad , porque llegan aquí y ven la estabilidad, el orden, el cariño,…Niños que han sido golpeados, quemados o maltratados psicológicamente, pero que llegan aquí y al ver al resto de los niños jugando, se les olvida.

7.    EXISTE ALGUNA ACTIVIDAD PROGRAMADA PARA LOS NIÑOS DENTRO DEL CENTRO.



Sí, tenemos programados talleres para que los niños hagan manualidades, cuentacuentos, organizamos salidas, excursiones… Los mayores también hacen actividades fuera, van a gimnasia, natación, fútbol, fútbol sala, hay uno que va a guitarra, intentamos que, dentro de lo que cabe, lleven una vida absolutamente normal.

8.    SE VEN LOS NIÑOS MAYORES DIFERENTES A LOS DEMÁS NIÑOS POR NO TENER UNOS PADRES.



Nosotros en eso tenemos muy poca experiencia, porque casi todos nuestros niños son muy pequeños, pero han salido tres niños un poco más mayores, pero en ese tema no hemos tenido ningún problema porque tanto los niños como su familia adoptiva se vuelcan unos en otros para darse cariño. Y el resto son niños de dos o tres años que están en una edad muy buena para adoptar y casi no notan el cambio, y además los padres se vuelcan absolutamente en ellos para darles cariño porque los niños precisamente están carentes de eso.

9.    EN EL COLEGIO, ¿ LOS COMPAÑEROS LOS RECHAZAN?


Sí, el año pasado tuvimos un problema con un niño porque se sentía rechazado por sus compañeros del colegio, porque los niños a esas edades son muy crueles, se metían con ellos porque no tenían padres y vivían con las monjas. Entonces no se sentían a gusto, no querían ir al colegio… Pero los niños tienen mucha comunicación con nosotras y nos lo contaron, y fuimos a hablar con la profesora para que estuviera atenta y los apoyara, y resultó muy bien porque los niños no volvieron a tener problemas.


10.    LA RELACIÓN DE USTEDES CON ELLOS, ¿ES MUY DIRECTA?



Sí, es muy directa, es una relación como de hijo a padre; es que si no, ellos no tienen otro tipo de apoyo. Además nuestra línea de acción es la educación individualizada, porque es necesario que sea así. Nosotros no podemos tratarlos a todos por igual, porque todos son muy diferentes y cada uno tiene su problemática, y necesita unos cuidados especiales. Nosotras tenemos que hacer un plan para cada niño, nos trazamos unos objetivos a conseguir, pocos y elementales, pero que nos sirvan para poder tener una guía, y normalmente, vamos consiguiendo todos los objetivos que nos proponemos. Los niños, al ver un ambiente de orden y agradable, se abren y así es mucho más fácil para nosotras trabajar.

11.    CUANDO LLEGA ALGÚN NIÑO NUEVO, ¿SUELEN LOS DEMÁS NIÑOS TENER CELOS DE ÉL?



Bueno, los niños tienen celos unos de otros porque aquí nos ocupamos de todos, entonces es normal. Pero cuando llega un niño nuevo, preparamos a los niños, les contamos que van a tener otro compañero, y la respuesta de ellos no podía ser mejor: se abren, se emocionan, lo reciben como a uno más de ellos. Entre todos le preparamos la habitación y todos se ofrecen: unos le quieren dejar su cama, le regalan juguetes, le adornan la habitación… La verdad es que es una cosa preciosa, y después, cuando ya llegó el niño, todos se preocupan por él, que no llore, que no esté sólo, que no se encuentre mal. Nosotras lo que intentamos es que sean como una familia.

12.    LOS PADRES QUE ADOPTAN ALGÚN NIÑO, ¿TIENEN ALGÚN CONTACTO CON VOSOTRAS?



En principio sí; tenemos entrevistas para poder decirles cómo es el niño, les damos un informe por si tienen algún tipo de problema. Pero esto lo hacemos porque ellos lo piden, porque quieren saber cómo es el niño, su carácter…

13.    ¿QUÉ ES LO QUE BUSCÁIS AL EDUCAR A ESTOS NIÑOS?



Tocamos varios puntos: a nivel afectivo pretendemos que ellos se sientan queridos, que vean que hay gente que se preocupa por ellos. Para nosotras lo principal es el estado anímico de los niños, que se sientan bien para luego poder tratar el apartado educativo. También pretendemos que el niño conozca su realidad, que se de cuenta de lo que le pasa y que lo asuma(esto, evidentemente, solo se puede hacer con los mayores porque los pequeños no se enteran). Intentamos potenciar el hecho de que al niño no le quede un trauma de lo que vivió y que pueda hacer su vida como los demás niños, que estudie, que haga una carrera…


14.    EN CASO DE QUE AL NIÑO NO LO ADOPTEN, ¿HASTA QUE EDAD PUEDE ESTAR AQUÍ?



Nosotras, en principio no tenemos límite de edad. Nuestro convenio es hasta los 18 años, pero nosotras planteamos que si el niño llega a esa edad y no tiene dónde ir, nosotras le apoyamos para hacer una carrera o lo que sea. De momento aquí nunca se ha dado el caso porque los niños son casi todos pequeños y es muy fácil que los adopten.


ENTREVISTA (E6)



DIRECTORA DE LA FUNDACIÓN MENIÑOS.



La Fundación Meniños es una ECAI, Entidad Colaboradora de Adopción Internacional. Son mediadores entre la Administración y los gobiernos respectivos de cada país para garantizar que los procedimientos sean legales y que las personas que van a adoptar tengan apoyo y preparación. Los países con los que tramitan son Perú y Ecuador.

1.    ¿Cómo es el procedimiento para llevar a cabo una adopción internacional?



El proceso básicamente es el siguiente: el primer paso que tiene que dar cualquier pareja es dirigirse a los servicios centrales administrativos, en este caso la Consellería de Familia, aunque hay delegaciones en todas las provincias, y lo primero que deben hacer es solicitar el certificado de idoneidad, que es el documento que les acredita para seguir adelante con el proceso. Tienen que concretar en que país quieren adoptar, porque no se puede solicitar en dos países a la vez. A partir de aquí es cuando entramos nosotros a trabajar con esa familia. Les ayudamos a preparar toda la documentación, porque para adopción internacional es bastante, a legalizarla, y conseguir que el expediente tenga las garantías de ser aceptado en el país, porque conocemos los procedimientos y además tenemos un representante en cada país que se hace cargo allí de los expedientes y nos mantiene informados en todo momento. Entonces, en España ayudamos a recoger la información, la legalizamos, hay una parte que se hace en Madrid, otra en Galicia, se envía esta información al país y allí la recoge el representante y se inicia un proceso de valoraciones: revisan que todo esté bien y si consideran que hay alguna cosa poco clara, piden ampliación del informe. Y en paralelo, aquí organizamos sesiones de preparación: se analizan posibles problemas que pueden tener los niños y las familias cuando se producen los primeros encuentros, vías de solución, se intenta dar a conocer más el país al que van a viajar, que se empapen de la cultura de ese país, ayudamos a preparar el viaje, cuando están allí siempre están acompañados de nuestro representante… Y al regreso,  hay una obligación legal de enviar informes de seguimiento cada cierto tiempo durante cuatro años. Nosotros a mayores facilitamos el apoyo que sea necesario en esos primeros momentos, problemas que pueda haber con el niño, con el colegio, porque a veces cuesta habituarse a todos esos cambios.

2.    ¿El seguimiento lo hacéis vosotros o lo hace alguien de la Consellería?



Depende de los casos y de los sitios. En los expedientes que hacemos desde Madrid, las personas pueden optar entre que los haga la Administración  o que los hagamos nosotros. Y  en Galicia depende de las delegaciones, ahora estamos haciendo los de Coruña, pero no los de Pontevedra que los hace la Administración, aunque en ese sentido, tenemos buena comunicación.


3.    ¿Quiénes son los profesionales que suelen hacer este seguimiento?



Ahora mismo la ECAI la está centralizando un psicólogo. En principio se cuenta con equipos interdisciplinarios de psicólogo, trabajador social y abogado. Aquí tenemos un equipo de ese tipo, pero es el psicólogo el que lleva esto porque es un apoyo educativo y una forma de proporcionar sosiego a la familia, para que los cambios se vivan como normales.


4.    ¿Se puede dar el caso de que, teniendo aquí todos los papeles en regla, el país del niño anule esa adopción?



Sí, puede ser que no le de vía libre, pero no es frecuente. Después de enviar todos los papeles, puede ser que por algún motivo no consideren adecuada a esa persona o pareja. En principio, lo que suelen hacer es pedir una ampliación de datos en el sentido en el que tienen dudas. Pero se dio algún caso en el que el nivel de estudios era determinante: allí consideraban que no eran personas suficientemente preparadas y eso hizo que los expedientes se retrasasen más. Esto no es habitual pero son ellos los que tienen la última palabra.


5.    ¿Se os dio alguna vez el caso de que una familia devolviera al niño?



No, y esperemos que no ocurra porque sería muy serio. De todas formas, en el momento en que se emite el certificado de idoneidad, la Consellería también emite un certificado de compromiso con ese niño, de tal manera que si, una vez que está aquí, se produce un abandono, la Consellería se haría cargo de él igual que de cualquier niño español. Además, hay un paso previo en el que las familias aún podría echarse atrás si no están seguras: cuando el país asigna un niño a una familia, ésta tiene que ratificarse por escrito de que quiere seguir adelante. Pero todavía hay otra posibilidad para evitar la devolución del niño: cuando los padres ya están en el país del niño, hay una fase que se llama de colocación familiar, después de la cual los padres deben volver a ratificarse, en el caso de Perú ante la Administración, y en el caso de Ecuador ante un juez, de que quieren continuar adelante. Entonces hay una semana o diez días en los que están solos con el niño, y después deben ratificarse de nuevo de que quieren seguir. Todo esto se hace para garantizar al máximo la estabilidad de ese niño.

6.    ¿Cuál suele ser el perfil general de los adoptantes?


Es muy variado, pero no suelen ser personas muy jóvenes. Muchas personas que llegan lo hacen por decepción en intentos de paternidad biológica, por inseminación artificial o algo de esto que suele traer más fracasos que éxitos. Esto sería un grupo de gente. También cada vez hay más solicitantes solteros, sobre todo mujeres, porque es una vía de maternidad que hasta hace mucho no existía. Luego hay un tercer grupo de personas que llevan mucho tiempo esperando una adopción nacional y ven aquí una vía de más agilidad entonces dan este paso. También hay familias que ya tienen hijos y les parece una forma de hacer que crezca su familia con una perspectiva más amplia que la que tendrían con otro hijo biológico. Además, a las familias que vienen de adopción nacional se les mantiene en paralelo los dos procesos. Lo que no se podría es tener dos países a la vez, pero esto sí principalmente porque los tiempos de espera en nacional son muy largos, se habla ahora de 5 o 6 años.

7.    El balance de personas que adoptan niños con enfermedades graves, ¿sería muy pequeño?



En internacional no se nos da el caso porque esos niños ya los hay aquí,  pero hay personas que sí que lo hacen, que traen niños que allí tienen algún tipo de enfermedad pero al venir a España, normalmente, se recuperan. Allí tienen una falta de estimulación y de atención en los primeros meses, enorme, entonces aquí la recuperación suele ser muy buena. Pero no es frecuente que niños más mayores vengan enfermos. Niños de más edad, no sólo bebés, sí, vinieron niños de seis o siete años, una de trece.

8.    ¿Cuáles son las mayores dificultades con las que se encuentran los padres a la hora de tramitar una adopción internacional?



Yo no creo que haya dificultades administrativas, es planteárselo con tranquilidad. Hay que buscar mucha información: certificados de nacimiento, de empadronamiento… cosas fáciles de conseguir pero que te llevan mucho tiempo. Entonces tienes que esperar entre seis meses y un año para que te llamen para hacer la primera entrevista. Son este tipo de dificultades de vivir esta espera con cierto sosiego, porque una vez que te hacen la entrevista, tampoco es inmediata la respuesta. Todos los informes para adopción internacional tienen que ir a servicios centrales a Santiago, y esto lleva un tiempo. La dificultad que la gente percibe como mayor, es la espera, porque una vez que el expediente ya se envió al país, ellos ya no pueden hacer nada, sólo esperar a que haya en abandono un niño de las características del de su solicitud.

9.    ¿Existen diferencias, en el sentido de los trámites, entre los países con los que trabajáis?



Sí, sobretodo en el estilo de trabajo. Perú tiene una Administración más estabilizada, debido a su organización, entonces están muy claros todos los pasos a dar, el procedimiento es mucho más transparente, en el sentido de que la propia administración se hace cargo de estudiar los abandonos de los niños, y sólo cuando un niño está claramente abandonado, lo asignan a una familia. En Ecuador, sin embargo, al principio presentas poca documentación, pero es un país muy inestable políticamente, por lo que no tiene un equipo de adopciones tan estabilizado como Perú. Además el estado no se hace cargo de los abandonos, sino que se hacen cargo las ECAI, de modo que a una ECAI le asignan un niño para que haga el estudio de abandono, y eso significa empezar a publicar sus fotografías en prensa por si aparece algún familiar, hacer una investigación policial… Esto lleva unos meses, por lo que es un poco más latoso. Nosotros tenemos un representante en cada país y ellos allí buscan a quien sea necesario para hacer la investigación.

10.    En el primer encuentro de los padres con el niño, ¿los acompaña algún representante vuestro o es algo íntimo?



Sí, nuestros representantes los acompañan desde el aeropuerto. Además alguien de la oficina de adopciones también está presente en ese encuentro. Se hace un seguimiento cercano de ese primer momento para ayudar, y para evitar bloqueos, porque no todo el mundo reacciona igual.

11.    ¿Suelen traer los padres una buena impresión cuando regresan del país al que han ido a buscar al niño?



Sí, hay una sensación de muy buena acogida, porque son culturas muy acogedoras, muy cálidas. Así que en ese sentido la gente viene contenta y apoyada. Hay quien tiene alguna dificultad administrativa en algún apartado, pero generalmente vuelven muy contentos.

12.    ¿Cuánto es el tiempo medio de estancia en el país?



Suele ser entre 3 y 4 semanas, que les hace falta, porque allí tienen que hacer toda la burocracia que permita que el niño salga del país como totalmente suyo. En la mayoría de los casos tienen que inscribirlo en el registro civil, porque no suelen estar inscritos en ninguna parte, hacerle la partida de nacimiento, inscribirlo en su libro de familia…


ENTREVISTA (E7)



CASO REAL DE ADOPCIÓN.



-¿Nos podría decir la edad de su marido y la suya?.


Sí, mi marido va a cumplir 48 años, yo tengo 46, y mi hijo Joaquín cumple 7 años el 6 de febrero. Cuando adoptamos al niño yo tenía 38 años y mi marido 40; el niño tenía cuando nos lo dieron 12 días de vida.

-¿Os animó alguien a adoptar o fue por propia iniciativa?.



La iniciativa fue nuestra, nosotros queríamos tener hijos, pero como teníamos problemas para ello decidimos adoptar. Además pensábamos que a pesar de haber comenzado un trámite de adopción, si al final lográbamos tener algún hijo de forma natural, seguiríamos igual con el proceso de adopción.
El problema es que yo no pude tener familia y por ello, a los 25 años solicitamos una adopción, pero fue una solicitud a largo plazo por si con el tiempo lográbamos tener hijos biológicos. Lo que no queríamos era que nos dieran el niño en un corto espacio de tiempo desde la solicitud, aunque tampoco te lo dan tan pronto, ya que recuerdo que delante de nosotros había mucha gente y cada vez que íbamos a mirar nuestro papel estábamos al final de todo, y pensábamos que nunca nos iba a tocar, porque había muchísimos montones, pero al final nos lo dieron. ¡Aquello era de miedo!.

-¿A dónde recurristeis para hacer la adopción?.



Fuimos a la Xunta de Galicia en A Coruña, Allí nos tramitaron ellos todo y nos llamaron para las entrevistas. Fuimos dos veces a Coruña y después fuimos al centro de la Xunta de Galicia que está junto al Hospital de Labaca; en ese hospital fue donde me lo dieron.

-¿Cuánto duró el proceso de adopción?.



Fue un proceso largo, aunque como ya te dije nosotros solicitamos la adopción a largo plazo, por eso el proceso duró varios años.

-¿La adopción fue nacional?.



Sí, fue una adopción nacional, él es español; aunque no soy racista, prefería un niño de raza blanca y a ser posible español, porque creemos que aunque en países como Colombia o Perú se necesitan que adopten niños, nosotros somos conscientes de que no hay que ir tan lejos, porque tenemos el problema a la vuelta de la esquina, ya que en España también hay muchos niños que necesitan cariño.


-¿Piensas decirle algún día que fue adoptado?.



Él ya lo sabe, lo tomó de maravilla.

Yo se lo dije porque cuando empezó en el colegio con tres años, un día me dijo: “Mamá, ¿yo tengo dos madres?”. Supongo que algún niño en el colegio al oír a sus padres se lo dijo. Entonces yo pensé: “Alto ahí, antes de que alguien te diga algo te vas a enterar por mí”, y de la manera en que creía que podía entenderme, se lo expliqué.
Le dije que había nacido de la barriga de otra mamá y que por diversas circunstancias que él aún no podía entender, su verdadera madre no pudo hacerse cargo de él; así que nos habían llamado por teléfono para que lo fuéramos a buscar. Él me dijo: “¿me fuiste a buscar tú?”, a lo que le respondí que habíamos ido su papaíto y yo.
Creo que es esencial decirle la verdad al niño, desde muy temprana edad para que pueda ir asimilándolo y no lo descubra pasados muchos años porque en mi opinión es peor.
Cuando vi bajar a la asistenta social con el niño en brazos, lo cogí y me quedé más contenta que un cuco.
A parte de la de Joaquín, nosotros tramitamos otra adopción. Fuimos al sitio de la otra vez y casualmente estaba allí la misma mujer que nos habías dado a Joaquín, pero yo no me acordaba de ella.
Volviendo a lo que estábamos, Joaquín tomó la noticia muy bien. Él me dice a menudo que le hable de su vida, e insiste en que no le cambie de tema y yo no lo hago, es más, contesto a sus preguntas con toda naturalidad.

-¿Tuvisteis algún problema con la reacción del entorno?.



La familia lo acogió muy bien, tanto por mi parte como por la de mi marido, pero ya sabes como son los pueblos, siempre hay quien te quiere mal, si fuera en una ciudad sería distinto, pero aquí todos miran lo que haces o dejas de hacer. La verdad es que en este aspecto sí tuvimos bastantes problemas

-¿Tuvisteis algún problema con respecto a los trámites?.



No, todo fue muy bien. Tuvimos que ir al Juzgado a Coruña y allí preguntamos si nos podía atender un chico que es de cerca de nuestro pueblo, más que nada para no tener que estar yendo y viniendo de un sitio a otro. Así que los papeles vinieron al Juzgado de Padrón, que es donde vive el chico que nos ayudó; tuvimos que llevar dos testigos que no fueran de la familia.
Nosotros no tuvimos demasiadas investigaciones, de hecho la primera vez que vino una asistenta social a casa, Joaquín ya llevaba cuatro meses con nosotros.
El proceso no fue demasiado agobiante,  aunque sí en algunos momentos en los que te preguntan lo que ganas, lo que entra, lo que sale…


-¿Crees que se puede querer igual a un hijo adoptado?.


¿Querer?, lo quiero con locura, creo que si tuviera uno propio no le podría querer más que a este, por él sería capaz de todo. Además, lo quieres porque estás con esa ilusión, no vas simplemente buscando un hijo por decir que lo tienes, yo lo fui a buscar para tener un hijo propio porque es mi hijo, es mío.
La gente cree que no es lo mismo querer a un hijo biológico y a uno adoptado, pero creo que está equivocada, porque ¿cuántas mujeres paren a sus hijos y los maltratan?, ¿eso es querer, es parir?. Tener un hijo es cuidarlo, criarlo, quererlo, porque yo no lo parí pero paso los mismos trabajos que los que tiene un hijo biológico. Cuando él está mal tengo que cuidarlo, le llevo al médico, le doy de comer…

-Cuando decidisteis adoptar a Joaquín, ¿no pensasteis en adoptar un niño con alguna enfermedad?.



Cuando me llamaron por teléfono y me dijeron que había un niño y que necesitaban que le pusiéramos un nombre, me puse tan nerviosa que no me importaba cual fuera el nombre, me parecían todos bonitos, al final le pusimos el nombre de mi marido.
Yo creo que hay personas maravillosas dignas de admirar, porque para hacerse cargo de un niño con problemas graves hay que ser muy especial. Nosotros pusimos la condición de que estuviera sano porque ya lo pasáramos muy mal anteriormente y seguramente el adoptar un niño enfermo fuera una situación que nos desbordase.
El único problema de Joaquín, es que es alérgico, pero no tiene muchas dificultades para hacerle frente a la alergia.

-¿En algún momento se ha sentido desplazada por haber adoptado un niño?.



Estoy muy orgullosa de haberlo hacho, y además he animado a una vecina a que lo haga porque le he argumentado que lo va a querer igual. Ella también había estado en varios médicos, como yo lo estuve, porque las pasé muy gordas, luché hasta el último  momento por tener un hijo, y ahora tiene a su niño, se lo dieron un año después que a mí.

La gente del pueblo se portó muy mal ,aunque supongo que por envidia, incluso me llamaban por teléfono de madrugada burlándose de nosotros, ¿acaso esa gente iba a cuidar de mi hijo?, ¿ qué le importaba lo que yo hiciera con mi vida?.

A mí nunca me dijeron nada a la cara, pero no hace mucho, a mi sobrina cuando iba paseando con Joaquín se le acercó una mujer y le dijo que si el hijo era nuestro, y después de eso le preguntó si lo queríamos como si fuera de la familia, Ella le respondió que por qué no lo íbamos a querer igual, y que de hecho lo queríamos mucho.
Ella nunca me quiso decir quien fue esa mujer porque sabía cual podía ser mi reacción.
En cuanto a mi hijo, me gustaría volverte a decir que yo le contesto cualquier pregunta que me haga, ya que creo que es un gran error no decirle la verdad, yo le hablo claramente.
En nuestro caso no hay problemas, de hecho, si el día de mañana quiere saber quien es su madre biológica, no va a tener ningún impedimento, al contrario, le ayudaremos en lo que sea.

Yo a veces le pregunto: “¿Piensas que porque no te tuve en la barriga no te queremos?”.



Soy una madre como otra cualquiera, cuando tiene alergia lo cuido, me siento con él en su cama… estoy tan pendiente de él como si lo pariera, si veo que mi hijo está mal tengo que estar a su lado.
Él me quiere mucho, cuando falto diez minutos ya se pone todo loco a preguntar donde estoy, no es que sea posesiva, pero tengo que tenerlo siempre cerca.
Es un niño muy activo, va a clases de guitarra, natación, pero a la vez es muy casero, puede pasarse horas con el ordenador en su habitación o jugando a la video-consola. Tiene de todo, creo que su padre a veces se pasa demasiado trayéndole cosas. Es muy educado, no se va a ningún sitio sin permiso, siempre dice a donde va, así yo me quedo más tranquila. Siempre le cuento cuentos, le enseñé a leer en el ordenador…
Un día viendo un programa sobre niños abandonados me dijo que por que no traíamos un niño de aquellos.
Mi marido y yo nos animamos a adoptar otro niño, pero nos lo daban de 8 años y teníamos miedo de que hubiera celos o de que no se entendieran.
Así que decidimos quedarnos solo con Joaquín y estamos muy contentos.


ENTREVISTA (E8)



EDUCADORA SOCIAL.



-FUNCIÓN QUE DESEMPEÑAS EN EL CENTRO.



Soy educadora en la Residencia Infantil de Aldeas Infantiles SOS en Redondela (Vigo).
Mi trabajo consiste en establecer relaciones con las familias biológicas cuando se suceden las visitas familiares.
Por otro lado, me encargo de hacer un seguimiento educativo en donde se realizan tutorías con profesores- tutores, personal sanitario y también familiares, valorando las visitas que las chicas hacen a sus familias.
En este momento tenemos 6 chicas en nuestra aldea de entre 14 y 18 años. Tratamos de orientarlas hacia una salida laboral, gestionando y facilitando información de cara a su profesión laboral, utilizando recursos internos como la propia residencia y externos como el Servicio Galego de Colocación, Programa Mentor que es un proyecto de inserción laboral a través del ayuntamiento, escuelas- taller…
También me ocupo de colaborar con otras instituciones a la hora de proporcionar talleres o cursos de cocina, diseño… Contamos con la colaboración de Cruz Roja en temas como drogodependencias, salud, consumo, habilidades sociales…
Además activamos asambleas con las jóvenes, clases de refuerzo educativo, ocio y tiempo libre.
Convivimos con las chicas procurando que adquieran la máxima autonomía posible en la realización de las tareas de la vida cotidiana y sirviendo de mediadores en los posibles conflictos que surgen durante la convivencia.
También participo en las reuniones semanales con el resto de educadores y con el director y equipo técnico para informar sobre la evolución de las chicas, haciendo especial mención sobre las incidencias y las expectativas de futuro.
Por último, hacemos reuniones con el PEI (Proyecto Educativo Individual) y también mantenemos reuniones con el equipo técnico de menores para informar sobre la evolución de las jóvenes.


-¿Cómo es la adaptación de las jóvenes al centro?.


En general la adaptación es buena y se muestran encantadas al llegar a la residencia, porque en este centro se encuentran con que tienen más libertad, ya que tenemos horarios de llegada amplios, y una ayuda económica mayor que en otros centros por los que han pasado (pagas semanales, dinero para ropa, artículos de droguería, etc.).
La integración en el grupo depende de las características personales de cada joven, y los problemas que surgen son los típicos de la adolescencia y de la convivencia.
Cuando consideramos que las chicas son lo suficientemente maduras para afrontar los problemas de la vida, pasan a un piso tutelado, siempre que no haya ningún familiar que quiera hacerse cargo de ellas.

-¿Suelen ver a sus familias en el periodo de estancia en el centro?.



Sí, ven a las familias durante los fines de semana y en el periodo de vacaciones. Estos permisos son regulados por Menores, una vez que le informamos de si las visitas son positivas para el menor, cómo vuelven de estas, si es conveniente aumentarlas…

-¿Alguna de estas chicas puede ser adoptada?.



Nuestro centro es un centro de acogida, el tema de adopciones lo lleva Menores. Nosotros procuramos siempre en la medida de lo posible el retorno familiar. Además estas chicas son adolescentes, por lo que es muy difícil que sean adoptadas, puesto que normalmente los adoptantes requieren niños de más corta edad.


-¿Contáis con algún tipo de seguimiento especializado en el centro?

.

Sí, en la aldea además de los educadores que como yo mantenemos contacto con ellas, a través del PEI, por ejemplo, contamos con un equipo de apoyo (psicólogo- pedagogo), con el que estamos coordinados para hacer un seguimiento minucioso de su evolución y conducta, con el fin de determinar su posible salida del centro a un piso tutelado para que así tengan mayor independencia y puedan enfrentarse a la vida.

Autor:

Patry





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License