Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Comparación de los planes FUTURE y PICTE - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Turismo. Administración española. Sostenibilidad. Rentabilidad. Plan de calidad turística. Competitividad. Proyectos



COMPARACIÓN DE LOS PLANES  FUTURE Y PICTE


El Plan Future (1996-1999), es el plan marco que establece la Administración española, para potenciar un entorno de competitividad y sostenibilidad, con el fin de mejorar el panorama empresarial español, fortaleciéndolo internamente y potenciando el sector turístico en el ámbito internacional.

Para la consecución de estas metas se describen una serie de objetivos y los principios a seguir.

Los objetivos del Plan Future son principalmente, mejorar los servicios y productos turísticos  mediante la cultura de calidad, esta  calidad aplicada también al medio ambiente de los espacios turísticos. La puesta en valor del patrimonio cultural y natural, la diversificación de la oferta con el fin de la desestacionalización, el fortalecimiento empresarial, mejorar la cualificación de los recursos humanos, fomentar la investigación y el desarrollo, la incorporación de las nuevas tecnologías, y el desarrollo de todos estos objetivos mediante la coordinación de los sectores público y  el privado.

Y los principios para la consecución de estos objetivos son, la sostenibilidad, entendida como respeto al medio ambiente, al patrimonio cultural y social, y como rentabilidad sostenida de la empresa. La corresponsabilidad del sector publico, el privado y la sociedad en el fenómeno turístico. La concentración de las actuaciones geográficamente para permitir un efecto multiplicador de la rentabilidad y la imagen. Y por último la integración de las iniciativas públicas y privadas.

Por otro lado el “Plan integral de calidad del turismo español”, PICTES (2000-2006)Retomando muchos de los conceptos del plan anterior basa su actuación de un modo mas detallado en el concepto de calidad integral y del posicionamiento de turismo español como líder internacional.

La calidad integral como concepto básico sustituye al de competitividad,  abarca la calidad en los destinos turísticos tanto como a la de los productos, los sectores empresariales, y la formación de los recursos humanos.
Este concepto de calidad integral es uno de los puntos que lo diferencian del plan Future que aplicó el concepto de calidad al producto y servicio turístico de manera más concreta.

Los objetivos de este plan son, consolidación de liderazgo, incremento de la rentabilidad, sostenibilidad del turismo, diversificación de la oferta y de la demanda, mayor distribución de los flujos turísticos en el territorio español, calidad en el empleo, aumento de la presencia internacional de la empresa turística española, la consecución de unos indicadores que muestren las características del turismo, y por último la integración del sector turístico en los esquemas de financiación y exportación que ya disfrutan otros sectores económicos.

El plan marco de competitividad nació  de la difícil situación del turismo español en la década de los 80-90, por el descenso de la calidad en los productos, la concentración espacial, la fuerte estacionalidad agravada por la carencia de productos alternativos, baja calidad ambiental, escaso nivel profesional, y el deterioro de la imagen en los mercados emisores, y por ello estaba centrado en la recuperación de la competitividad.

En el plan de calidad PICTE, el panorama internacional ha cambiado, el sector turístico español es líder, y debe definir su política por delante de sus competidores, cada punto de este plan, intenta avanzarse estratégicamente a la competencia y mantener o mejorar  su posición frente al resto de países y hacer frente al nuevo reto, la adaptación a las nuevas tendencias de la oferta y la demanda, que han nacido de la globalización de los mercados. Caracterizados por la segmentación de la demanda y sus mayores exigencias de calidad y respeto al medio ambiente.
Por su parte la oferta ha evolucionado dando lugar a procesos de concentración vertical y horizontal y mayor presencia en los mercados internacionales.

Ambos planes coinciden en la necesidad de cooperación entre el sector publico y el privado, e incluso la coordinación de las distintas áreas de la administración pública.

El plan FUTURE lleva a cabo el plan de coordinación nacional, en el que mediante la creación de organismos de cooperación, vincula a la Administración estatal con los  distintos departamentos ministeriales implicados, con las comunidades autónomas y las locales, definiendo el nivel de actuación de cada una de ellas.

El plan PICTES retoma esta cooperación como instrumento básico del mismo y junto a los organismos de coordinación ya establecidos refuerza la integración del sector privado en el Consejo Promotor del Turismo.

Los dos planes inciden en la importancia de la coordinación y cooperación  internacional, con el fin de reforzar la presencia española en las organizaciones y organismos internacionales, para lograr una mayor influencia del turismo español en el ámbito internacional, para la captación de financiación y  la implantación tanto en otros destino como en los mercados internacionales, ya que la expansión del sector en otros destinos  generara beneficios, y equilibra en la balanza de pagos.
La cooperación internacional, mediante el asesoramiento y la asistencia técnica a los países que soliciten la cooperación español, es útil para aportar la visión del sector turístico español, defendiendo, al mismo tiempo sus intereses.

El plan Future se subdivide en diez planes que abarcan la coordinación,
la cooperación, la internacionalización, la calidad, la formación, la tecnificación, la innovación, los nuevos productos, destinos e investigación y desarrollo.

El plan PICTE diferencia sus programas del plan anterior en el tratamiento de la calidad mas a fondo, y en la introducción de la información estadística y el análisis económico como un programa  de suma importancia, ya que para la definición de la política turística es preciso partir del conocimiento de la realidad.

El plan future delega en TURESPAÑA la obligación de elaborar un programa de investigación sobre el sector turístico, para determinar las áreas de interés.

Sin embargo, el Plan Integral de Calidad del Turismo Español en su programa de información estadística y análisis económico,  establece mas mecanismos de información, mediante la colaboración con el sector de las Oficinas Centrales de Estadística, la definición del programa SINTUR (Sistema de indicadores económicos para el análisis del turismo), el diseño y gestión de FRONTUR (Movimientos turísticos en fronteras) y FAMILITUR (Movimientos turísticos de los españoles), estas estadísticas  son básicas para el análisis de la  demanda turística.
Además  uno de los compromisos importantes con la información turística que establece el PICTE, es la elaboración de la primera cuenta satélite del turismo, CST. Para la cuantificación de los impactos económicos del turismo.
También se establece la cuenta satélite regional de turismo, CSRT.

Por su parte TURESPAÑA continua la línea de estudios de mercados emisores, incidiendo en la puesta a disposición del sector de sus informes.

Otro punto de innovación en el plan integral de calidad, es la mayor distribución territorial de los flujos turísticos mediante los planes de dinamización turística para conseguir la activación económica de zonas deprimidas y la potenciación de destinos turísticos emergentes. También se ponen en marcha los planes de excelencia turística destinados a la recuperación y regeneración de los destinos maduros, que ya utilizó como herramienta el plan marco de competitividad.

Los planes de tecnificación también han evolucionado ya que  las tecnologías de la información han avanzado notablemente se hacen necesarias las redes y el intercambio de datos y sistemas de información y reservas, y debido a su creciente importancia y a la transformación empresarial que de ello se deriva, el plan PICTES retoma los proyectos de creación, aplicación y difusión de innovaciones tecnológicas.
Ambos planes proponen la creación de nuevos productos de alto contenido tecnológico como parte de una nueva oferta. También inciden en la creación de productos que mejoren la situación medio ambiental y la gestión de los consumos. El plan de calidad integral  añade a este concepto de productos tecnológicos, la aplicación del comercio electrónico y la aplicación de la tecnología a la arquitectura, ingeniería, urbanismo, robótica y domótica. Además introduce la idea de aplicar la tecnología de la calidad, como sistemas informáticos que puedan ofrecer datos de los resultados de la aplicación de la calidad al producto turístico.

En cuanto a los conceptos de calidad, el plan FUTURE,  comienza diferentes programas para obtener unos estándares de prestación de servicios por las empresas turísticas, concibiéndolos en un continuo temporal de adaptación constante y mejora continua, para dar respuesta a la mejora de la competitividad empresarial.
Estos estándares se aplican a los procesos de gestión empresarial mediante la auditoria de los procedimientos de producción con el  fin de incrementar su eficacia. Los sistemas de calidad son de adopción voluntaria  con vistas a la obtención de una marca, e implican también la sensibilización y formación del personal.

El plan PICTE distingue cuatro programas de calidad, destinos, productos, sectores empresariales y formación.

El plan de calidad de los destinos turísticos  se basa en el concepto de sostenibilidad entendida como preocupación por el mantenimiento de unos beneficios económicos mediante la preservación del medio y la cultura. Para ello implica a la totalidad de miembros del sistema turístico, las empresas turísticas, los agentes públicos y el resto de agentes privados, y por ello se puede hablar de sistema integral.

La calidad en los productos turísticos respondiendo al cambio en la demanda,  pasa por la diversificación del turismo, y aquí la participación del sector privado es decisiva, para desarrollar productos como el turismo de golf, el turismo náutico,  de aventura, rural, cultural y  termal.

Calidad en los sectores empresariales, aquí el protagonismo claro también es de la empresa, este plan propone la creación de una marca única basada un  instituto para es sector, homologado y reconocido internacionalmente. Para ello es necesaria la creación de una cultura empresarial adecuada, una calidad de servicio y un personal cualificado, este plan coincide con los estándares de calidad que propuso el plan FUTURE. La creación de la marca española de calidad se ve reforzada por la creación del Instituto de la Calidad Turística Española (ICTE), constituido por el sector privado, que se encarga de avalar el resultado y asegurar el nivel de calidad de los productos turísticos españoles.

La formación de calidad abarca la formación ocupacional y la formación de formadores, basa su importancia en que los servicios no se pueden separar de sus prestadores y de ahí de la importancia de unos recursos humanos eficientes, e introduce el Observatorio de Turismo, como órgano dedicado al análisis y asesoramiento, una diferencia que introduce con respecto al plan FUTURES, es la formación de formadores, la puesta en marcha de un centro de formación especializada en gestión medioambiental, nuevas tecnologías y procesos de producción, marketing y comercialización, la planificación y ordenación sectorial o la evaluación de proyectos y planes de viabilidad.
Además se fomenta la especialización y la formación de investigadores.
Esta formación también se aplica a los empresarios, altos funcionarios de otros países y  funcionarios españoles.

Otro  programa del plan PICTES que no aparecía en el plan FUTURE es   el programa de promoción y calidad.
Este plan  pretende promocionar España como destino de calidad, difundiendo una imagen de marca que lo distinga de otros, y que lo aleje de la tradicional visión de destino “barato” de sol y playa.
Este programa además de encargarse de las campañas de publicidad, en colaboración con las comunidades autónomas y las cámaras de comercio, también  recoge la necesidad de proveer de información turística, mediante Internet y centros de información telefónica.
Otra campaña de imagen es la de la Q de calidad y el apoyo a la internacionalización.

En el último programa del plan PICTE se desarrolla la estrategia de apoyo a la comercialización turística, mediante la participación en ferias, congresos, asambleas y conferencias de carácter profesional, y desarrollo de jornadas profesionales en destino y en los países emisores.
También apunta a los viajes de familiarización para touroperadores  y agentes, y los seminarios, como herramientas para la comercialización, debido a la necesidad de adecuar la oferta y la demanda, apoyándola siempre bajo el paraguas de una misma imagen de marca.

Como conclusión se puede extraer que el plan PICTE viene a seguir con la tarea del plan FUTURE para recuperar la competitividad y la calidad, reforzándola con nuevos conceptos y  adaptándolo a la nueva situación.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License